PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

miércoles, 5 de agosto de 2020

 Sergio Ramírez

ELEGANCIA INOCENTE

El inmenso consorcio industrial y comercial que es la compañía Disney —juguetes, libros y revistas, cadenas de tiendas, juegos de video, discos y videodiscos, estudios de cine, cadenas de televisión, parques de diversiones, hoteles— es hijo de la fantasía del sueño americano. Un muchacho pobre armado de un lápiz puede edificar un imperio empezando por dibujar unos trazos en una hoja de papel. El arte de transformar un ratón y un pato en símbolos de toda una civilización. Dar a las princesas postergadas y engañadas categoría de heroínas de masas, al punto de que sus trajes y atuendos se vuelven deseables, no para los niños, el supuesto mercado de Disney, sino para los adultos, su verdadero mercado.

Es por eso que ahora se anuncia que la compañía Disney, en sociedad con la modista Kirstie Kelly, ha puesto en las tiendas una línea de vestidos de novia que copian los modelos de los trajes de Blancanieves, la Cenicienta, la Bella Durmiente, y demás princesas de fantasía. El reino de los niños grandes. Como la maestra de alta costura anuncia, los vestidos vienen “en satín brillante con faldas amplias y generosos bordados de plata y cristales”. Y dice que el vestido de Blancanieves tiene un toque más conservador que los otros, lo que ella llama “elegancia inocente”.

Estos trajes nupciales cuestan entre mil  tres mil dólares a las novias que quieran lucirlos para comparecer delante del altar, aunque se trate, a lo mejor, de la bella casándose con la bestia.

[Publicado el 14/3/2007 a las 09:47]

Compartir:

Comentarios (7)

  • @tuc cacherito leal: si, tienes toda la razon, pero que Evangelion (la cual estoy bajando via torrent) saque una serie de vestidos de novia a lo Rei Ayanami no me parece justificable

    ves lo que digo?

    Comentado por: Rodrigo Peñalba el 16/3/2007 a las 02:13

  • que no se convierta este blog en un antro de ignorancia y de prejuicios de gente anciana que no sabe valorar el ARTE que se puede y que se encuentra muchas veces en formatos como la animacion, los comics, los cartoons, el manga, el rock etc.
    simplemente son nuevos formatos, el ARTE es el mismo, se le puede dar el mismo valor a la serie ''EVANGELION' de hideako anno , que a un cuento de dostoyevski, una sinfonia de mozart o una cancion de the killers, sobre heroes y tumbas de sabato o sin city de frank miller, condorito , mafalda o herbert marcuse, carlos marx o el chavo del ocho, etc. etc.

    Comentado por: tuc cacherito leal el 15/3/2007 a las 02:09

  • A mi particularmente me parece una solemne tonteria, como casi todas esas historias que solo hacen que manipular las mentes inocentes de los niños y ahora de los mayores. Aunque en este caso, los mayores que se dejan influenciar deben ser algo ilusos, por no decir otro témino que podria rayar en el insulto directo.

    Comentado por: Antonio Larrosa Diaz el 14/3/2007 a las 20:02

  • Bueno... sí... Dinsney es un consorcio industrial. Pero... qué tiene que ver con el tema de la fantasía y la imaginación en la literatura (que creo que es el tema de este blog).

    ¿Podríamos citar algunos otros ejemplos en la literatura (no en las películas de Dinsney) en los cuales se manifiesten las exageraciones fantásticas en lugar de la imaginación?

    Lo sugiero sólo para retomar el tema que me parece bastante interesante.

    Gracias.

    Comentado por: Martha el 14/3/2007 a las 18:34

  • ¿No tienen el vestido de novia de Fiona, la novia de Shrek?

    No, esa película no es de Disney. No podré cumplir mi sueño :-(

    Comentado por: Fátima el 14/3/2007 a las 17:32

  • Eso unicamente puede ser llamado Kitsh, era de esperarse, aunque la noticia ya tiene algunos (varios) meses de haber sucedido

    Comentado por: Rodrigo Peñalba el 14/3/2007 a las 17:17

  • Lolichka tenía razón, dos anotaciones atrás, el tema de imaginación y fantasía lo planteó el Gabo en El olor de la Guayaba, en los mismos términos que lo ha propuesto aquí el señor Ramírez, incluido el "mal ejemplo" de Disney. Ahora, para monopolios mediáticos, no habrá que considerar también al grupo PRISA?
    Digo, ¿no?

    Comentado por: María Muesca el 14/3/2007 a las 15:16

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Sergio Ramírez nació en Nicaragua en 1942. Publicó su primer libro Cuentos, a los veinte años. Participó en la lucha para derrocar la dictadura Somoza y formó parte del gobierno revolucionario, del que llegó a ser vicepresidente en 1985. En su obra literaria figuran, entre más de una treintena de libros, Castigo divino (1988), Premio Internacional Dashiel Hammett de Novela; Un baile de máscaras (1995), Premio Laure Bataillon a la mejor novela extranjera en Francia en 1998; Margarita está linda la mar,  Premio Alfaguara de Novela 1998, y Premio Latinoamericano José María Arguedas en el 2000. Así también Cuentos completos (1998), con prólogo de Mario Benedetti; Adiós Muchachos, memoria de la revolución sandinista, (1999); el libro de cuentos Catalina y Catalina (2001); Mentiras Verdaderas (2001) y El viejo arte de mentir (2004), ambos sobre la creación literaria (2001); las novelas Sombras nada más (2002) y Mil y una muertes (2004); Señor de los Tristes, ensayos sobre escritores y escritura (2006), El reino animal, cuentos (2006), Tambor olvidado, ensayos (2007), El cielo llora por mí (2009) y La fugitiva (2011). En 2014 ha sido galardonado con el Premio Internacional Carlos Fuentes a la Creación Literaria.

Su web oficial es: http://www.sergioramirez.com y su página oficial en Facebook: www.facebook.com/escritorsergioramirez.

Foto Copyright: Daniel Mordzinski 

 

 


Bibliografía

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres