PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

lunes, 19 de agosto de 2019

 Blog de Sergio Ramírez

II. LA BOLSA O LA VIDA

            Tiene razón Miriam cuando dice que estamos rodeados de estereotipos de ganadores, y de eso no se salvan los escritores, desde luego, que deben jugar con las reglas del implacable mercado, pues producen una mercancía que debe ir a las manos de los consumidores. Vender. Ése es el nombre que la gloria tiene hoy día. Un ganador es el que escribe best sellers.  Un perdedor a medias, el que al fin publica, y pasa desapercibido. Un perdedor, el que trabajó tanto y sufrió desvelos por consumar su libro, y va en medio de la selva con sus manuscritos debajo del brazo, buscando la sombra de un árbol protector, el editor que lo catapulte a la gloria, y a la fama, que son ambas hermanas gemelas. Pablo Coello es un ganador. Kafka es un perdedor.

            En el cine, al menos, se utiliza hoy en día el término “cine de autor”, lo que quiere decir cine de calidad artística, que no llena las salas ni rompe los récords de taquilla pero representa una búsqueda estética y, antes que con la taquilla, se compromete con la calidad. Ustedes sabrán que la gran película de todos los tiempos, Citizen Kane, fue un rotundo fracaso comercial, y pasó embodegada mucho tiempo porque los productores no le daban la más mínima oportunidad frente al público. Y hasta su muerte, Orson Welles siguió siendo una especie de admirado perdedor. Un cineasta para cineastas, así como Jorge Luis Borges fue mucho tiempo sólo un escritor para escritores.

[Publicado el 28/2/2007 a las 10:30]

Compartir:

Comentarios (6)

  • Qué pena no han leído a Paulo Coelho, de saber algo de su persona sabrían que no está, ni ahí, de que lo consideren o no un ganador.
    He leído todos sus libros y los de muchos escritores más y, por supuesto sólo puedo leer los libros que han sido publicados los que no, no los encuentro en ninguna parte. Imagino que habrán estupendos aún sin publicarse!!!!
    Y más GANAR quienes creen en esa palabra, eso dece mucho de quien la utiliza, yo me cuidaría de las personas que lo hacen.
    Suerte a todos, sean mejores que ustedes mismos, cada día

    Comentado por: gabriela el 09/2/2009 a las 21:08

  • Los últimos que pueden quejarse de esa supuesta dictadura del mercado son los propios escritores. Una vez que logran entrar en ese grupo de elegidos adoran ver el sello de Best Seller en la pasta de sus libros. Llenan las contraportadas con cifras de ventas y números de ediciones. Ellos quieren ser vendidos... digo... leídos... pero el punto es que sólo serán leídos por aquellos que puedan comprar la obra y estos serán los que decidan si son buenos o no. A su vez esta decisión estará influenciada por comentarios del New York Times que se citarán en las ya mencionadas contraportadas. Bendito sea el que sepa dar en el clavo de lo que el mercado quiere hoy, y además cuente con un equipo de mercadotecnistas y publicistas que logren convencer a los lectores de que si no leen este libro quedarán abstraídos del las últimas revelaciones del pensamiento postmoderno.

    Comentado por: Christian el 01/3/2007 a las 00:48

  • Excelente su artículo titulado "Nombres de la melancolía" publicado el día de hoy en LJ de México.

    Cordiales saludos

    Comentado por: Apostillas literarias el 28/2/2007 a las 22:36

  • a mí lo que me duele es eso de que Paulo Coelho es un ganador, Kafka un perdedor. no quiero entrar a decir que es lo contrario, pues no lo es la verdad (tengo mis respetos para el señor Coelho aunque sólo he leído un libro suyo, y no quisiera descalificarlo solo porque es un best seller, bueno, en este tema hay más tela que cortar ;)
    ¿Kafka un ganador? tampoco!. a simple vista. pero él sí tiene gloria, trascendencia, originalidad a toda prueba. uhm? qué difícil tema! no lo parecía!.

    Comentado por: lolichka el 28/2/2007 a las 22:34


  • debe ser porque detesto a Paulo Cohelo, pero hay que recordar que Cristobal Colón descubrió America cuando estaba muerto, antes nadie le tomó importancia.
    el éxito de un libro, creo yo, es pura suerte, cuestión de estar en el lugar correcto en el momento correcto. Es hacer caso a la tierna viejecita de nuestras pesadillas que nos dice "donde está la editorial que nos hará famosos".
    no sé todavía si uno debe escribir aquello que quiere y siente o escribir lo que el público desea leer, y no obedecer a la razón o intuición

    Comentado por: Fátima el 28/2/2007 a las 17:42

  • Señor Ramirez: Acaba usted de herirme en lo más profundo de mi ser con este tema. deberia existir una máquina del exito y el fracaso literario que, como la máquina de la verdad, te dijera si eres un mal o buen escritor y asi, los que no lo tenemos muy claro, si el resultado era negativo dejariamos de estrujarnos los sesos como ahora hacemos millones de escritores en la maraña en la que nos encontramos inmersos. Yo soy uno de ellos ,
    que lucho y lucho y aún nadie se ha atrevido a decirme abiertamente que soy terrible escribiendo. si no le importa a usted le invito a leer algo de lo que tengo en la Web que estoy construyendo. WWW.antoniolarrosa.com

    Comentado por: Antonio Larrosa Diaz el 28/2/2007 a las 11:32

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Sergio Ramírez nació en Nicaragua en 1942. Publicó su primer libro Cuentos, a los veinte años. Participó en la lucha para derrocar la dictadura Somoza y formó parte del gobierno revolucionario, del que llegó a ser vicepresidente en 1985. En su obra literaria figuran, entre más de una treintena de libros, Castigo divino (1988), Premio Internacional Dashiel Hammett de Novela; Un baile de máscaras (1995), Premio Laure Bataillon a la mejor novela extranjera en Francia en 1998; Margarita está linda la mar,  Premio Alfaguara de Novela 1998, y Premio Latinoamericano José María Arguedas en el 2000. Así también Cuentos completos (1998), con prólogo de Mario Benedetti; Adiós Muchachos, memoria de la revolución sandinista, (1999); el libro de cuentos Catalina y Catalina (2001); Mentiras Verdaderas (2001) y El viejo arte de mentir (2004), ambos sobre la creación literaria (2001); las novelas Sombras nada más (2002) y Mil y una muertes (2004); Señor de los Tristes, ensayos sobre escritores y escritura (2006), El reino animal, cuentos (2006), Tambor olvidado, ensayos (2007), El cielo llora por mí (2009) y La fugitiva (2011). En 2014 ha sido galardonado con el Premio Internacional Carlos Fuentes a la Creación Literaria.

Su web oficial es: http://www.sergioramirez.com y su página oficial en Facebook: www.facebook.com/escritorsergioramirez.

Foto Copyright: Daniel Mordzinski 

 

 


Bibliografía

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2019 | c/ Méndez Núñez, 17 - 28014 Madrid | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres