PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

lunes, 17 de junio de 2019

 Blog de Sergio Ramírez

ESTOS OTROS

Quiero contar una historia no tan famosa, ni mucho menos,  pero más real, por desgracia, que la que cuenta Alejandro Amenábar en su película Los otros, bendecida por la gracia de Nicole Kidman.  La mía no ocurre en ninguna antigua mansión propia para fantasmas, sino en la aldea de Diyahil,  cercana a la comunidad minera de Rosita, en las perdidas regiones de la costa del Caribe de Nicaragua, donde cuatro  niños hijos de un matrimonio de indígenas misquitos, Solano y Andrea Paterson, están condenados a no ver nunca la luz del sol, que los mata. La mayor, Elisa, que tiene 9 años, ya se ha quedado ciega, y Saint Clair, de apenas un mes de nacido, tiene ya el cuerpecito lleno de costras y excoriaciones, igual que sus otros dos hermanos, Marlon de 5 años, y Niesel, de 3.

Se trata de una enfermedad de origen genético, e incurable, que se llama xerodermia pigmentosa, una lotería fatal que toca a uno por cada millón de niños nacidos en el mundo. Aquí vino a tocar en los últimos confines de la miseria y el abandono. El padre, que fabrica cal en un horno doméstico, y la madre, que cuida de sus niños en la oscuridad, no son visitados por los fantasmas,  sino por el desamparo, ni son fantasmas ellos mismos, a no ser por lo famélico que se ven en las fotografías.

Han hecho esfuerzos por cerrar los resquicios de las paredes de caña del rancho en que viven para que no penetre la luz, pero como poco lo consiguen, los niños deben refugiarse bajo uno de los camastros que llenan la pequeña habitación, la única de la casa, para huir de la fatalidad de la luz. No juegan, no tienen con quien. Su infancia se disuelve en la oscuridad. Prisioneros para siempre, reos de cadena perpetua.

La vida, cobra otra vez su precio injusto a la imaginación.

[Publicado el 05/2/2007 a las 09:35]

Compartir:

Comentarios (8)

  • Valga la aclaración que Jacinta Escudos, a pesar de la gran simpatía que sentimos por ella, no es Premio Alfaguara, aunque su libro A-B-Sudario sí fue publicado por dicha editorial.

    Comentado por: Ulises Juárez Polanco el 06/2/2007 a las 07:43


  • Franz Galich es un gran narrador centroamericano, especificamente guatemalteco y nicaraguense.
    Las letras centroamericanas están de luto por la triste muerte, acontecida haces unos días de este notable escritor, ganador del premio centroamericano Rogelio Sinan en Novela.
    Galich no tuvo la dicha de ser comercial, no conoció la fama, ni la arrogancia.
    Es un gran compilador de la jerga centroamericana, un rescatador del lenguaje popular.
    Vean el blog de Jacinta Escudos (premio alfaguara) y conocerán más a Franz Galich.

    Comentado por: Luciana Mejía el 06/2/2007 a las 02:26

  • ¿Quién es Franz Galich? ¿Podrían ampliar?

    Comentado por: Julieta el 06/2/2007 a las 02:21

  • ay mi estimado Sergio, la vida está llena de heroísmo (como dicen en desiderata). ciertamente esta es una de las historias terribles que se dan en el mundo. y gracias por presentarla. solemos quejarnos de pendejadas (perdona mi francés, como dice un apreciado amigo ;) que leer sobre esto, no nos consuela, solamente nos pone ante realidades terribles que ni lejanamente sospechamos, y csai casi que vivimos en el paraíso.

    Comentado por: lolichka el 05/2/2007 a las 21:44

  • Lo dijo el presidente de Brasil ( qué misería más alta la de las...favelas... inhumano no llega ni a eso)Hay que entender a Chávez... Vamos antes de que Chávez elucubre más... la historia fue...
    fue asi..
    ahora el presente...
    es el momento una mesa para la Paz... es el momento piénsenlo y verá como sí...

    bien bello su escrito ... uno a uno no se puede


    Comentado por: A. el 05/2/2007 a las 16:21

  • Un mesa por la Paz de todos ustedes... eso es... no contra EEUU o Oriente o África... no una mesa por la Paz, es el momento sin más discursos bélicos...discursos para generar condiciones humnas dignas ... se puede es el momento... Ya no hay Novechento... ya no pueden es el momento
    Una mesa para la Paz todos ustedes es el momento...de verdad piénselo

    "si me declaran la Guerra, yo declaro la Paz" A. García...
    eso es y esperemos que sea así... entonces es imposible otra vezNovechento!!

    venga una mesa para la Paz... es el momento, contra nadie... para la Paz, se les desarma... vamos... ahora que vuelven a pensar en la Constitución europea... que no es la mejor pero es un arma sin balas... y después a andar

    Comentado por: A. el 05/2/2007 a las 16:16

  • Prisioneros para siempre, reos de cadena perpetua.
    .....
    quite para siempre ( antes a los hombres les llevaban a las galeras, ahora no...)...será más hermoso... no es para siempre si alguien denuncia la miseria.

    hace unos años, no sé..tres o cuatro alguien se preguntó en los periódicos porqué no había atentados como el 11- S o el de España en Atocha; porqué no habia atentados en África o en sudamérica de ese estilo.
    y es misma persona se contestó en ese artículo que me deshizo pensando que el sol y la luna nunca coinciden...
    no hay atentados de ess características en África o en América porque ya llevan muchos de atentados y son peor que dos torres cayendo del cielo...
    recuerde... la ceguera puede ser genética en toda la Tierra

    salud y educación sin pizarras vamos..se puede... se puede, una familia... miles...miles...lamentan la suerte... bueno pues...
    .....

    La vida, cobra otra vez su precio injusto a la imaginación.

    no, no hay imaginación.. algo sucedió para que no crecieran... algo sucedió !, no dependen de otros...piense en eso... uno a uno es muy lento

    mueren miles de niños de hambre, uno a uno es muy lento, democracia dura, autoritarismo democrático para acabar con eso... significa... una economía abierta no cerrada a los intereses del dinero negro...

    se puede, hay que cambiar de pensamiento, ni izquierda ni derecha... Derechos humanos, se puede invertir el dinero de otra manera se puede parar a las grandes potencias, se puede....
    hermoso, pues...

    Hay un núcleo importante actualmente y es pensar: por qué la guerra...

    los fundamentalistas son pocos,en la guerra del Líbano e Israel ( más de dos mil años que nació el Mesías y aún en guerra (que sin sentido) se preguntaba la gente ( no los soldados)por qué... se puede entonces,.... ante esa pregunta y esa respuesta civil... se puede..

    se puede... la pregunta es... porque no quiere EEUU decir los nombres de quienes mataron a Couso?

    se puede aislar la plítica de EEUU ( y lo está viendo) es fácil... qué haría EEUU incitando a la guerra en Oriente ( ahora que no puede colocar dictadores en su otra américa) qué hará, en presente, cuando los demás prefieran sentarse en la mesa, aunque sea con Chávez-Irán, qué hará... (decir que va a invadir Irán?, ya no... no puede... ya no puede...Iraq está en guerra civil... ya no puede, y es magnífico a pesar de tantas muertes...) así ... en la mesa por la Paz

    Comentado por: A. el 05/2/2007 a las 16:06

  • Yo esperaba que comentaras sobre Franz Galich. Preferiste a Nicole Kidman.

    Comentado por: Rodrigo Peñalba el 05/2/2007 a las 09:47

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Sergio Ramírez nació en Nicaragua en 1942. Publicó su primer libro Cuentos, a los veinte años. Participó en la lucha para derrocar la dictadura Somoza y formó parte del gobierno revolucionario, del que llegó a ser vicepresidente en 1985. En su obra literaria figuran, entre más de una treintena de libros, Castigo divino (1988), Premio Internacional Dashiel Hammett de Novela; Un baile de máscaras (1995), Premio Laure Bataillon a la mejor novela extranjera en Francia en 1998; Margarita está linda la mar,  Premio Alfaguara de Novela 1998, y Premio Latinoamericano José María Arguedas en el 2000. Así también Cuentos completos (1998), con prólogo de Mario Benedetti; Adiós Muchachos, memoria de la revolución sandinista, (1999); el libro de cuentos Catalina y Catalina (2001); Mentiras Verdaderas (2001) y El viejo arte de mentir (2004), ambos sobre la creación literaria (2001); las novelas Sombras nada más (2002) y Mil y una muertes (2004); Señor de los Tristes, ensayos sobre escritores y escritura (2006), El reino animal, cuentos (2006), Tambor olvidado, ensayos (2007), El cielo llora por mí (2009) y La fugitiva (2011). En 2014 ha sido galardonado con el Premio Internacional Carlos Fuentes a la Creación Literaria.

Su web oficial es: http://www.sergioramirez.com y su página oficial en Facebook: www.facebook.com/escritorsergioramirez.

Foto Copyright: Daniel Mordzinski 

 

 


Bibliografía

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2019 | c/ Méndez Núñez, 17 - 28014 Madrid | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres