PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

miércoles, 5 de agosto de 2020

 Sergio Ramírez

Comer, un asunto de talento

Desde la primera mitad del siglo diecinueve empezaron a aparecer en Francia libros capitales sobre la cocina, con lo que se la consagró como una de las bellas artes, nada menos que declarada "la décima musa", y se le dio así una categoría cultural. La más efímera y suculenta de las artes, destinada a desaparecer en los estómagos.

Entre esos libros, que no fueron pocos, hay que citar el Manual de anfitriones y golosos de Grimod de La Reynière, aparecido en 1808; El arte del cocinero de Antoine Beauvilliers de 1814; o la Fisiología del gusto, de Brillat-Savarin de 1826. Es él quien, entre las musas, da a la cocina el nombre de Gasterea, la que "preside los deleites del gusto".

Y siguen El arte de la cocina francesa del siglo XIX de Marie-Antoine Carême, en 5 volúmenes, publicados entre 1833 y 1834; allí manifiesta con aplomo: "las Bellas Artes son cinco a saber: la pintura, la escultura, la poesía, la música y la arquitectura, la cual tiene como rama principalísima la pastelería", pues para crear la estructura de sus pasteles estudiaba los principios de espacio y volumen de Tertio y Paladio.

También están La cocina francesa, el arte del buen comer, de Edmond Richardin; y Gastronomía, relatos de mesa, de Charles Monselet, de 1874; un poeta de las sartenes y peroles este último, quien fue capaz de decir en el prólogo de ese libro que contiene en sus páginas sus sonetos gastronómicos: "A falta de renombre poético, tan difícil de conquistar, me conformo con un poco de gloria culinaria".

Son libros escritos con estilo literario por cocineros de oficio, como el mismo Carême, que estuvo al servicio de Talleyrand, y de reyes y príncipes en diversas capitales de Europa; o por gourmets  consumados como La Reynière y Brillat-Savarin, capaces de extraer toda una filosofía del gusto por comer; o por profesionales de categoría, como Beauvilliers, el primero en abrir un restaurante de gran cocina en París; y en fin, el de un cronista como el barón de Brisse, que en su Calendario Gastronómica apunta 365 menús, uno por cada día del año, y fue tanto su amor al arte que terminó casándose con la cocinera del compositor Rossini.

Pero los grandes escritores mismos se ocupan de este asunto tan disminuido en otras culturas, y allí está el Gran Diccionario de Cocina de Alejandro Dumas padre, quien imponía su presencia en las cocinas. "Se cuenta que cuando se alojaba en un hotel sobornaba a los empleados para que le dejaran entrar en la cocina par trastear entre fogones y tomar nota de los trucos de los grandes maestros",  dice Javier Coria; y agrega: "Nieto de un maître del duque de Orleans, en su ilimitada curiosidad, la cocina y la gastronomía ocuparon un lugar destacado...en camisa, mete mano a la masa, hace una tortilla fantástica, dora la pularda...Corta la cebolla, remueve las ollas, y les da 20 francos a los pinches".

O las reflexiones de Balzac, admirador de Brillat-Savarin, entre ellas su Fisiología gastronómica, donde define sus sabios Principios generales: "Todos los hombres comen; pero son pocos los que saben comer. Todos los hombres beben; pero menos aún son los que saben beber. Hay que distinguir los hombres que comen y beben para vivir de los que viven para comer y beber. Hay infinidad de matices delicados, profundos, admirables entre estos dos extremos..." Es un homenaje al dictum supremo ya antes pronunciado por Brillat-Savarin: "Los animales pacen, el hombre come; pero únicamente sabe hacerlo quien tiene talento".

[Publicado el 03/12/2014 a las 08:00]

Compartir:

Comentarios (15)

  • Comer...solo una necesidad fisiológica????....claro que sí lo es, pero no por ser solo una necesidad dejemos de disfrutar lo que comemos, cada ingrediente y sus diferentes combinaciones y hacer la diferencia así como bien dijo el Sr. Luis Antonio, "hay que diferenciar entre quien come y quien sabe comer"

    Comentado por: PATY el 14/1/2015 a las 03:28

  • Considero que el tema es de suma importancia, comer debe ser todo un arte, disfrutar con todos los sentidos, desde la preparación.
    En algunas ciudades se ha perdido ese gusto y solo se ve como una mera satisfacción de necesidades.
    Por eso es que felicito a Sergio Ramírez, ya que nos hace reflexionar sobre el tema.

    Comentado por: Rocío Cruz el 13/12/2014 a las 05:12

  • Buen día su blog me puso a reflexionar ya que muchas veces comemos solo por una necesidad fisiológica y no disfrutamos realmente lo que estamos comiendo, nosotros estamos acostumbrados a escuchar y ver arte, pero no todos desarrollamos la capacidad de oler y degustar el arte y eso es lo que hace la diferencia. Somos muchos los que todavía no descubrimos el arte detrás de un platillo que es elaborado por manos llenas de rituales de preparación transmitidos a lo largo de muchas generaciones, de nuestra cultura, nuestra tierra, y que además todavía son soporte y manifestación de alguna posición religiosa y hasta política, es por ello que los invito a que la próxima vez que consuman un platillo no únicamente lo coman si no lo degusten.

    Comentado por: Astrid Fernanda Juárez Ortiz el 11/12/2014 a las 16:40

  • Hola Sergio, me parece verdaderamente un deleite tu artículo. Uno de mis placeres es la comida, pero uno más es la cocina, ya que coincido totalmente contigo al compartir que existe una gran diferencia entre quien come y quien sabe comer. Me parece que el buen comensal es aquel que sabe apreciar de manera meticulosa cada ingrediente de la comida y mejor aún la sinergia que generan en conjunto, claro; además de saber disfrutar cada bocado.

    Comentado por: Luis Antonio Villagrán el 11/12/2014 a las 05:40

  • Este tema que abarca es de suma importancia, porque tanto el proceso de cocinar es un arte como lo es el arte de comer y percibir la verdadera esencia que se impregna en la comida.

    Ademas la comida es algo vital y a la vez un placer para algunos.

    Comentado por: Carmen el 10/12/2014 a las 06:26

  • Hola Sergio...mi nombre es Hector Espinoza,
    me encanta el tema para una mesa de discusión y critica, con un gran manjar estipulado en una elegante carta, donde se te ofrecen las verdaderas obras de arte, acompañada de un buen vino de mesa como foro donde expresamos las delicias de la vida, recordando el tipico sabor de la abuela, el ambiente de una galeria transformado en un lugar lleno de sabores, convinacion de colores y olores que despiertan ese apetito por el arte del buen comer.
    A todo esto un buen provecho. saludos a todos.

    Comentado por: Hector Espinoza Zepeda el 09/12/2014 a las 03:04

  • Me encanta este tema, ya que sin duda alguna, la comida es una necesidad básica para la vida cotidiana, y por el otro lado es todo un arte desde la elaboración hasta el como se consume....
    Recordemos que los grandes banquetes de los primeros gobernantes, la comida ha sido un ingrediente principal para cualquier tipo de evento....por ejemplo...
    NACES y celebras con una buena comida..
    Te desarrollas en la vida y celebras todos tus éxitos con una buena comida..
    MUERES... y te recuerdan con una buena comida.....BUEN PROVECHO Y RECUERDEN QUE LA MEJOR OBRA DE ARTE....ES UNA BUENA COMIDA.

    Comentado por: Hector Espinoza zepeda el 08/12/2014 a las 21:51

  • Sergio,comparto tu sentir, es importante, al grado que se tienen ciertas comidas consideradas, Patrimonio inmaterial de la humanidad, por la Unesco, y así a lo largo de la Historia podemos encontrar asuntos importante sobre la Gastronomía.

    Comentado por: Elizabeth Miranda Garcia el 08/12/2014 a las 17:43

  • Estimado, Sergio Ramirez.
    Me quedo gratamente con la fisiología gastronómica, "Todos los hombres comen; pero son pocos los que saben comer. Todos los hombres beben; pero menos aún son los que saben beber. Hay que distinguir los hombres que comen y beben para vivir de los que viven para comer y beber.
    El distinguir esta enorme diferencia, te convierte en un hombre con talento.

    Comentado por: Karla F. Gonzalez el 08/12/2014 a las 04:00

  • Completamente de acuerdo con el autor de este artículo, pues yo creo que para la mayoría, comer es un arte. Gracias por este artículo tan interesante porque nunca hubiese imaginado que había este tipo de libros desde principios del siglo XIX y menos que había un diccionario de cocina de Alejandro Dumas.

    Comentado por: Tania el 08/12/2014 a las 01:36

  • Sergio Ramírez, el tema de la cocina es muy importante y coincido con usted en que es un arte. Actualmente han proliferado instituciones sobre nutrición, pero deberían tomar en cuenta que un alimento debe ser ante todo sabroso para ser consumido y gozado. Muchas gracias Valentín Uviña Rubio

    Comentado por: Valentín Uviña Rubio el 07/12/2014 a las 02:58

  • Con grata sorpresa descubrí este artículo de Sergio Ramírez, sobre la cocina, ya que no sabía que era la décima musa, y en verdad, aunque es efímero, es todo un arte, como dice por ahí un chef, que complace a los cinco sentidos.
    Este blog me mostró artículos variados e insólitos,

    Comentado por: pilar aloma mejia villegas el 06/12/2014 a las 21:17

  • Buen día sr. Sergio, mi nombre es Elizabeth Monroy y me permito expresarle desde mi amor hacia la gastronomía lo maravilloso que me han parecido las referencias que ha dado en su artículo. No me cabe duda de que la buena mesa ha sido apreciada desde mucho tiempo atrás y ha seguido evolucionando(para gusto de propios y extraños) de una manera sublime y particular, siempre a la par de la necesidad de los seres humanos por recrearnos con uno de los placeres más grandes que hay: el buen comer. El que disfruta plenamente de las delicadezas y deleites que le ofrece la comida tiende a hacerlo a detalle, apasionadamente, convirtiendo este gusto en parte de su personalidad.

    Comentado por: Elizabeth Monroy el 06/12/2014 a las 14:48

  • Estoy totalmente de acuerdo con lo que cita Sergio Ramirez, el autor de este articulo.
    La gastronomía se considera todo un arte, no solo en preparar los alimentos, sino en quien los consume. Es una interacción entre ambas partes, es amar y dar ese amor en la comida que se sirve, es sentir que parte de la persona, se da al comensal.
    Es crear a cada momento, innovar y disfrutar!!!

    Comentado por: marcia medina el 06/12/2014 a las 01:44

  • De acuerdo con lo que escribe Sergio Ramírez, que desde siglos atrás principalmente en Francia es donde se considera a la gastronomía un arte, yo interpretaría la última parte del texto diciendo que quien sabe o considera la comida un arte, disfruta del comer y beber.

    Comentado por: Ana Dorado el 04/12/2014 a las 01:02

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Sergio Ramírez nació en Nicaragua en 1942. Publicó su primer libro Cuentos, a los veinte años. Participó en la lucha para derrocar la dictadura Somoza y formó parte del gobierno revolucionario, del que llegó a ser vicepresidente en 1985. En su obra literaria figuran, entre más de una treintena de libros, Castigo divino (1988), Premio Internacional Dashiel Hammett de Novela; Un baile de máscaras (1995), Premio Laure Bataillon a la mejor novela extranjera en Francia en 1998; Margarita está linda la mar,  Premio Alfaguara de Novela 1998, y Premio Latinoamericano José María Arguedas en el 2000. Así también Cuentos completos (1998), con prólogo de Mario Benedetti; Adiós Muchachos, memoria de la revolución sandinista, (1999); el libro de cuentos Catalina y Catalina (2001); Mentiras Verdaderas (2001) y El viejo arte de mentir (2004), ambos sobre la creación literaria (2001); las novelas Sombras nada más (2002) y Mil y una muertes (2004); Señor de los Tristes, ensayos sobre escritores y escritura (2006), El reino animal, cuentos (2006), Tambor olvidado, ensayos (2007), El cielo llora por mí (2009) y La fugitiva (2011). En 2014 ha sido galardonado con el Premio Internacional Carlos Fuentes a la Creación Literaria.

Su web oficial es: http://www.sergioramirez.com y su página oficial en Facebook: www.facebook.com/escritorsergioramirez.

Foto Copyright: Daniel Mordzinski 

 

 


Bibliografía

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres