PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

miércoles, 5 de agosto de 2020

 Sergio Ramírez

Morará el lobo con el cordero

El año que empieza verá una gran cosecha electoral en América Latina. Siete países votarán para elegir a sus gobernantes; y si es cierto que cada una de estas elecciones tiene sus propias
particularidades, en cuanto a la naturaleza de las fuerzas que disputan el poder, hay un denominador común que hoy puede parecer irrelevante pero en verdad no lo es: la transparencia con que se cuentan los votos. Los alegatos de fraude vienen a ser esporádicos; unos, de poca fuerza, como ocurrió en las recién pasadas elecciones presidenciales de Honduras; otros, pasmosamente reales, como en Nicaragua. 

Sin la institucionalidad electoral la viabilidad democrática no sería posible, en un panorama cambiante donde se presentan novedades notables, la primera de ellas que el monopolio político, compartido habitualmente entre dos partidos tradicionales, no pocos de ellos nacidos con la independencia en el siglo diecinueve, ha sido roto, como en Uruguay. Otros de esos partidos surgieron de
profundos cambios políticos pero les llegó su caducidad, como en Venezuela, o han entrado en crisis, como en Costa Rica.

Esas fuerzas se volvieron obsoletas, y mientras algunas han logrado entender los nuevos tiempos, otras han envejecido sin poder percibir que las sociedades cambian dinámicamente, y que  la población  se ha vuelto estadísticamente cada vez más joven, con nuevos reclamos. Por tanto, la democracia es una entidad viva que debe saber responder a los retos de la modernidad. A fin y al cabo vivimos en el siglo veintiuno. 

Mientras algunos viejos partidos sucumben y se descalabran, surgen otros nuevos que representan a fuerzas sociales emergentes, y sobre todo, he aquí la novedad más acusada, agrupaciones que un día empuñaron las armas y hoy han encontrado espacios de representación en el sistema democrático, y aún han alcanzado a gobernar, como en El Salvador o en Uruguay. La dictadura del proletariado no es hoy sino una pieza de museo delante de la cual nadie se detiene.

Esta participación común, debidamente garantizada, anula la polarización ideológica que un día llevó a la violencia, y ha significado una moderación mutua, que abre un espacio de convivencia como el que reclama el libro de Isaías: "Morará el lobo con el cordero". Estoy usando un símil que puede parecer utópico; pero que derecha e izquierda conviven es una realidad; y conviven porque se alejan de los extremos y se acercan al centro, que viene a ser una especie de plaza pública donde resuenan las voces y no las armas.

Sólo los sistemas electorales confiables serán capaces de neutralizar la polarización política, y atajar la violencia. Es una paradoja necesaria que frente a la desconfianza de las nuevas generaciones de votantes en el viejo sistema, que tarda en traer bienestar, o se empantana no pocas veces en la corrupción, la transparencia electoral sea la única capaz de ofrecer salidas, porque da cauce a las esperanzas de cambio.  

La reelección presidencial no es un mal en sí misma, ya lo hemos visto en Colombia, Brasil, o Chile. Es la corrupción del sistema electoral la que hace de la reelección una negación de la democracia, como en Nicaragua; y si agregamos que esa reelección anula la independencia de los poderes del estado y los concentra en una sola persona, entonces todo el sistema democrático sucumbe.

Lula da Silva ha dicho sabiamente que la falta de participación política es la puerta del fascismo, y más ancha será esa puerta sin un sistema de alternancia, con la posibilidad garantizada de que quien tiene más votos es el que gana el derecho de gobernar.

Llegará un momento en que veremos más claramente que sin democracia efectiva no habrá posibilidad de desarrollo económico, que no es lo mismo que populismo económico. Uno de los espejismos de esta época latinoamericana ha sido la creencia de que un sistema que se aleja del pluralismo puede redimir a nuestros países de la miseria y del atraso. No hay otra falacia moderna, y a la vez tan antigua, que se le asemeje en tamaño y contumacia.

[Publicado el 15/1/2014 a las 08:00]

Compartir:

Comentarios (9)

  • Es muy interesante este tema nos da un enfoque diferente de la política, ciertamente necesitamos valores como la honestidad y transparencia y el valor de reconocer la derrota y el triunfo, pero el orgullo, el poder y el dinero ciegan a cualquier ser humano por lo cual lo hace corrupto, si como ciudadanos deseamos que nuestros gobernantes sean transparentes que la corrupción no sea líder en las siguientes selecciones pero hay una gran inquietud si iniciamos en nuestras casa estos valores traerán los beneficios que deseamos.

    Comentado por: Rosalina Rojas Reyes el 17/1/2014 a las 15:57

  • En las elecciones electorales para elegir un gobernante pasan por un proceso arduo, donde se encuentra corrupción, lucha de poderes, ya que lo que más se ambiciona estar en la cima del poder sin importar si hay un beneficio económico, social y desarrollo para su país, por lo que la ciudadanía debería ser más crítica y elegir bien para que haya una mejora.

    Comentado por: sonia el 17/1/2014 a las 01:25

  • Sistemas Electorales Confiables!? Tristemente corruptible,para el beneficio de monopolios. De ahi que muchos ciudadanos nos reservamos el derecho a elegir quien nos gobierne, ya que todo se determina en lo oscurito y a veces pienso que la realizaciòn de una elecciòn, simplemente es protocolo para llamarlo "Democracia" y asì nadie tenga derecho a reclamar.

    Comentado por: Lorena Vargas Barona. el 16/1/2014 a las 18:19

  • Estoy de acuerdo, en la actualidad son grandes los cambios que se generan dentro de la población de Latinoamérica y con ello sus necesidades son cada vez mayores por lo que los que aspiran a ser gobernantes o ya lo son tienen que ver que si no se realizan los ajustes necesarios a tiempo, las consecuencias retrasaran el desarrollo y crearan caos.
    La transparencia y legalidad van de la mano, y eso es parte fundamental de una verdadera democracia.

    Comentado por: Abigail Becerra Adams el 16/1/2014 a las 08:24

  • como bien se menciona en el 2014 se darán sucesos importantes políticamente hablando para américa latina, mismos que tendrán que ser observados con lupa, mas sin embargo estamos en el siglo XXI como bien se dice, donde la "vox populi" debe ser levantada en alto para que así los partidos políticos puedan escuchar el cambio que urgentemente se necesita, solo los sistemas electorales con transparencia lograran neutralizar la polarización política y hacer que el pueblo este en total acuerdo y así poder atajar la violencia que se presenta tras estas elecciones.

    Comentado por: Karina Meza Higuera el 16/1/2014 a las 05:28

  • En las elecciones electorales para elegir gobernante, sucede mucha corrupción por los que ambicionan el poder, que lo único que les interesa es su propio beneficio por lo que muchas veces no hay desarrollo económico para los países, yo pienso que es necesario mas transparencia en las elecciones y que seamos los ciudadanos quienes elijamos a quienes llevaran las riendas de nuestro país

    Comentado por: Florinda Garcia Gonzalez el 16/1/2014 a las 05:26

  • El análisis de la política en Latino América es Muy complejo,pero estoy de a cuerdo que los modelos democráticos no hay fallado,lo que ha fallado es el lograr erradicar la corrupción de los sistemas electorales,donde en todos ellos impera el obtener beneficios personales dejando a un lado el interés social,es decir el beneficiar realmente al pueblo.

    Comentado por: Maria de Lourdes Anaya Buendia el 16/1/2014 a las 00:32

  • La democracia efectiva, nos lleva a un desarrollo económico favorable, pero el espejismo de america latina ha sido creer que un sistema que se aleja del pluralismo puede redimir a nuestros países de miserias y atrasos debido a la negligencia del sistema electoral que no son capaces de neutralizar la polarización política y atajar la violencia, por ello la desconfianza de las nuevas generaciones de votantes debido a la falta de transparencia electoral.

    Comentado por: Guillermina Zarate Hernandez el 15/1/2014 a las 18:06

  • Yo opino que ya que el año 2014 será de grandes elecciones, de grandes campañas electorales en amèrica latina y en la cual habrá una disputa del poder,ojalà que nuestros personajes de la política permitan una gran transparencia de votos, solo así podremos parar tantos reclamos, violencia, y darnos una nueva esperanza de paz para nuestras familias.

    Comentado por: patricia lopez perez el 15/1/2014 a las 17:49

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Sergio Ramírez nació en Nicaragua en 1942. Publicó su primer libro Cuentos, a los veinte años. Participó en la lucha para derrocar la dictadura Somoza y formó parte del gobierno revolucionario, del que llegó a ser vicepresidente en 1985. En su obra literaria figuran, entre más de una treintena de libros, Castigo divino (1988), Premio Internacional Dashiel Hammett de Novela; Un baile de máscaras (1995), Premio Laure Bataillon a la mejor novela extranjera en Francia en 1998; Margarita está linda la mar,  Premio Alfaguara de Novela 1998, y Premio Latinoamericano José María Arguedas en el 2000. Así también Cuentos completos (1998), con prólogo de Mario Benedetti; Adiós Muchachos, memoria de la revolución sandinista, (1999); el libro de cuentos Catalina y Catalina (2001); Mentiras Verdaderas (2001) y El viejo arte de mentir (2004), ambos sobre la creación literaria (2001); las novelas Sombras nada más (2002) y Mil y una muertes (2004); Señor de los Tristes, ensayos sobre escritores y escritura (2006), El reino animal, cuentos (2006), Tambor olvidado, ensayos (2007), El cielo llora por mí (2009) y La fugitiva (2011). En 2014 ha sido galardonado con el Premio Internacional Carlos Fuentes a la Creación Literaria.

Su web oficial es: http://www.sergioramirez.com y su página oficial en Facebook: www.facebook.com/escritorsergioramirez.

Foto Copyright: Daniel Mordzinski 

 

 


Bibliografía

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres