PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

miércoles, 5 de agosto de 2020

 Sergio Ramírez

II. Sacarle el agua al pez

De alguna manera muchos de esos asuntos fueron tocados en la discusión, pero donde el debate se concretó mejor fue en el asunto del narcotráfico.  Siempre he tenido presente mi aleccionadora participación como miembro de la Comisión Latinoamericana sobre Drogas y Democracia que encabezaron los ex presidentes Fernando Henrique Cardoso de Brasil y César Gaviria de Colombia, que resultó para mí en un verdadero curso de altos estudios sobre la red criminal de estupefacientes que se extiende por todo el mundo, y de donde salí convencido de que no hay otro remedio para poner fin al poder clandestino de los carteles y su brutalidad despiadada, que la despenalización de las drogas. Y fue lo que sostuve.

Le dije al presidente Santos, amigo de muchos años, que seguramente él, dada su investidura, no podía expresar esa opinión que yo, como escritor, y ciudadano común y corriente no tenía ningún impedimento en dar; y él respondió que claro que podía hacerlo, estaba de acuerdo en la despenalización, siempre que se tratara de una medida adoptada por todos los gobiernos sin excepción, algo en que todos en el panel estuvimos de acuerdo. La despenalización significaría sacarle el agua al pez venenoso que es el narcotráfico, la empresa financiera y comercial global más poderosa que ha conocido la historia de la humanidad, con innumerables tentáculos y absoluto desprecio a la vida.

[Publicado el 03/2/2012 a las 08:00]

Compartir:

Comentarios (2)

  • El crimen organizado no cesó en USA después de la prohibición: sólo se diversificó. La violencia siguió y sigue, aunque no tan glamorosa, porque se limita casi exclusivamente a los barrios pobres, que lucen mal en los noticieros. El número de borrachos creció exponencialmente, con la diferencia de que ahora lucran empresas que pagan impuestos. Trasladamos esto al ámbito de las drogas y la proyección es peor, porque los usuarios de drogas "suaves" se pasan rápidamente a drogas "duras" en porcentajes elevadísimos y entonces tendremos al crimen organizado diversificado como ya lo viene haciendo (extorsiones, asaltos, cooptación del Estado para compras con sobreprecios monstruosos, etc.) acompañado del crimen al menudeo, perpetrado por los drogadictos que no pueden ni quieren trabajar pero necesitan bastante dinero para comprar sus drogas (legales o ilegales) y que andarán robando en casa, en la calle, prostituyéndose si es necesario, etc. A los desempleados sumémosles una población cada vez mayor de personas idiotizadas por la droga, improductivos e irresponsables, y entonces le podremos decir al señor Ramírez que piense mejor las cosas antes de decirlas. Si tiene dificultad en visualizar la trayectoria del drogadicto, puede ver la película "Candy", imaginándose a sus hijos, sobrinos, vecinos y demás conocidos metidos en ese infierno porque acuerpó un análisis financiero sin tomar en cuenta a las personas que forman o formarán parte del fenómeno.

    Comentado por: Hans Thiel el 09/2/2012 a las 20:21

  • ¡Enhorabuena!
    autocultivo y consumo responsable; algo que debería enseñarse en las escuelas…

    Comentado por: JAVIER el 07/2/2012 a las 17:48

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Sergio Ramírez nació en Nicaragua en 1942. Publicó su primer libro Cuentos, a los veinte años. Participó en la lucha para derrocar la dictadura Somoza y formó parte del gobierno revolucionario, del que llegó a ser vicepresidente en 1985. En su obra literaria figuran, entre más de una treintena de libros, Castigo divino (1988), Premio Internacional Dashiel Hammett de Novela; Un baile de máscaras (1995), Premio Laure Bataillon a la mejor novela extranjera en Francia en 1998; Margarita está linda la mar,  Premio Alfaguara de Novela 1998, y Premio Latinoamericano José María Arguedas en el 2000. Así también Cuentos completos (1998), con prólogo de Mario Benedetti; Adiós Muchachos, memoria de la revolución sandinista, (1999); el libro de cuentos Catalina y Catalina (2001); Mentiras Verdaderas (2001) y El viejo arte de mentir (2004), ambos sobre la creación literaria (2001); las novelas Sombras nada más (2002) y Mil y una muertes (2004); Señor de los Tristes, ensayos sobre escritores y escritura (2006), El reino animal, cuentos (2006), Tambor olvidado, ensayos (2007), El cielo llora por mí (2009) y La fugitiva (2011). En 2014 ha sido galardonado con el Premio Internacional Carlos Fuentes a la Creación Literaria.

Su web oficial es: http://www.sergioramirez.com y su página oficial en Facebook: www.facebook.com/escritorsergioramirez.

Foto Copyright: Daniel Mordzinski 

 

 


Bibliografía

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres