PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

miércoles, 30 de septiembre de 2020

 Víctor Gómez Pin

Asuntos metafísicos 62: En la frontera de la cuestión del ser del hombre

Cabe preguntarse: ¿en qué disciplinas como la mecánica cuántica pueden aportar a nuestro intelecto un enriquecimiento de tal magnitud que sea posible hablar de promesa filosófica? Basta quizás recordar que somos seres naturales y que en consecuencia una trasformación relativa a nuestra percepción de las estructuras básicas de la naturaleza implica una modificación de las representaciones que nos hacemos de nosotros mismos. La mecánica cuántica se ocupa del comportamiento de las partículas elementales, y si tal comportamiento se revelara no obedecer a reglas que habíamos supuesto  inviolables tendríamos todo el derecho a interrogarnos críticamente sobre el  peso que ha tenido en la configuración de nuestra subjetividad el conjunto de las mismas. Hay incluso razones para pensar que nuestra subjetividad ha sido algo más que sobredeterminada por la   interiorización de tales reglas,  y  que en realidad no habría sujeto fuera de las reglas mismas.

Obviamente hay ya un animal humano ante de que, por ejemplo, el sentimiento de alguna forma de localidad  haga a un niño renunciar a la esperanza de tener influencia sobre lo que no está a su alcance. Mas es difícil considerar que ese animal humano para el cual la localidad aun no impera  es ya un ser humano plenamente actualizado. Ya he señalado que los principios  son equivalentes a las orteguianas ideas que somos y no a las ideas que, como seres ya previamente constituidos,  podríamos eventualmente llegar  a tener.

Por eso confrontarse al problema de la prioridad ontológica entre los postulados cuánticos y  los principios que han determinado nuestras  concepciones de la naturaleza  (en un espectro que va cuando menos de Aristóteles a Einstein) supone literalmente confrontarse a lo que somos. Extremo en el cual el problema de la metafísica se revela indisociable del problema fundamental, el problema antropológico, la cuestión del ser del hombre.

[Publicado el 12/8/2014 a las 07:15]

Compartir:

Comentarios (1)

  • También hay que tener en cuenta la intencionalidad de la percepción, así como las características de las abstracciones particulares que utilizamos como herramientas capaces de “objetivar”, así como la historicidad de los conceptos físico-matemáticos que permiten tales descripciones objetivas que, a su vez, nos permiten manejar la realidad, pero no como evidencia, sino como interpretación.

    Por ejemplo, a veces es posible pensar que las descripciones de las cualidades físicas a través del tamiz galileano de combinatoria finita, [materia]-[espacio]-[tiempo], no agotaba la riqueza de lo real y que era necesario cambiar la geometría de dicha red, por ejemplo por el gaussiano de [materia sensible]-[campo]-[tiempo] para así captar percepciones de lo real distintas y atrapar representaciones que escapaban a aquella red.

    Yo creo que para una resolución de los problemas de la física actual se hace inevitable un ejercicio hermenéutico de los conceptos físicos y matemáticos. Una historia de la definición de dichos conceptos y de los paradigmas que posibilitaron las posteriores redefiniciones.

    Un ejemplo de ello es la conceptualización de masa desde Newton a Higgs.

    Supongo que se obtienen distintas versiones del mundo en función de qué sujeto ‒aristotélico, cartesiano, hegeliano, heideggeriano, deleuziano‒ interioriza las reglas del juego. Ello debe conllevar diferentes descripciones e interpretaciones de dichas reglas. E, incluso, del propio sujeto. Hasta el punto de que, a través de dichas reglas, las tensiones entre dicho sujeto y su propia reflexividad proponen, como usted dice, una determinada relación con el mundo.

    ¡¡Quién tuviera capacidades y pudiese echar una mano en tan prometeo-protagórica tarea!!

    Comentado por: Odarbil el 20/8/2014 a las 16:50

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Victor Gómez Pin se trasladó muy joven a París, iniciando en la Sorbona  estudios de Filosofía hasta el grado de  Doctor de Estado, con una tesis sobre el orden aristotélico.  Tras años de docencia en la universidad  de Dijon,  la Universidad del País Vasco (UPV- EHU) le  confió la cátedra de Filosofía.  Desde 1993 es Catedrático de la Universitat Autònoma de Barcelona ( UAB), actualmente con estatuto de Emérito. Autor de más de treinta  libros y multiplicidad de artículos, intenta desde hace largos años replantear los viejos problemas ontológicos de los pensadores griegos a la luz del pensamiento actual, interrogándose en concreto  sobre las implicaciones que para el concepto heredado de naturaleza tienen ciertas disciplinas científicas contemporáneas. Esta preocupación le llevó a promover la creación del International Ontology Congress, en cuyo comité científico figuran, junto a filósofos, eminentes científicos y cuyas ediciones bienales han venido realizándose, desde hace un cuarto de siglo, bajo el Patrocinio de la UNESCO.

Ha sido Visiting Professor, investigador  y conferenciante en diferentes universidades, entre otras la Venice International University, la Universidad Federal de Rio de Janeiro, la ENS de París, la Université Paris-Diderot, el Queen's College de la CUNY o la Universidad de Santiago. Ha recibido los premios Anagrama y Espasa de Ensayo  y  en 2009 el "Premio Internazionale Per Venezia" del Istituto Veneto di Scienze, Lettere ed Arti. Es miembro numerario de Jakiunde (Academia  de  las Ciencias, de las Artes y de las Letras). En junio de 2015 fue investido Doctor Honoris Causa por la Universidad del País Vasco.

Bibliografía

  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Enlaces

Información sobre el Congreso Internacional de Ontología.

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres