PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

sábado, 19 de septiembre de 2020

 Víctor Gómez Pin

Asuntos metafísicos 22. Los principios rigen nuestro cotidiano lazo con el mundo

Es posible que durante un tiempo vivamos en la ilusión de que alguno de estos principios no rige, o no rige en todos los casos, pero hay razones para creer que su interiorización más o menos progresiva constituye el proceso por el cual llegamos a mantener  un lazo ordenado con el entorno. En cualquier caso el presuponerlos   constituye  un requisito  en  la disposición de espíritu que caracteriza al que  se dedica a la física, y  su eventual  puesta en tela de juicio a partir del trabajo de los propios físicos, supondría desde luego  una radical revolución.

 Y como hemos visto, a los  principios propiamente dichos se asocian conceptos sin  los cuales ni siquiera serían enunciables. Así, al  referirnos a cosas que no se hallan en relación de contigüidad estamos hablando de que mantienen una distancia espacial, y al hablar de causa y efecto estamos presuponiendo una dirección en la secuencia (de la causa al efecto y no a la inversa) que responde a  la irreversibilidad que denominamos tiempo. Además todo lo que acontece se lo atribuimos a lo que es substancial o subsistente, es decir, a lo susceptible de movimiento o de reposo, susceptible de cantidad de movimiento, substancias aristotélicas o materiales y no meras abstracciones.  El conjunto de todo ello operando de manera subyacente en nuestros juicios y razonamientos posibilita   nuestras representaciones y relatos sobre los acontecimientos en el mundo

 

Los principios expuestos son como los nutrientes que, sin reparar en ellos, posibilitan el funcionamiento de nuestro organismo. Un dispositivo que opera al menos de manera  implícita tanto en la actividad ordinaria como en el trabajo del científico volcado sobre  el orden natural. Sin embargo la física no explora este bagaje.  No lo incluye en su inventario temático porque lo considera algo preliminar  y hasta, en cierto modo, una obviedad; considera,  por utilizar los términos de Einstein, que si nuestra razón dejara de asumir tales presupuestos "la ciencia física en el sentido usual del término" sería imposible. Por ello será necesario retomar más adelante la cuestión, en especial por lo que se refiere  al principio de realismo,  que merecerá capítulo aparte, preguntándonos qué se ha hecho de estos principios, qué lugar ocupan en la jerarquía del conocimiento, dada la auténtica conmoción que para nuestras representaciones de la Physis han supuesto la física del siglo XX y en particular la Mecánica Cuántica.

 

[Publicado el 05/11/2013 a las 08:00]

Compartir:

Comentarios (5)

  • La metafísica ,los principios rigen nuestro cotidiano lazo con el mundo.Me parece interesante ya que el principio no rige lazos con el entorno,presupone acerca de la disposición del espíritu al que se dedica la física y se deberá trabajar más en la revolución para los conceptos enunciados,que proponen "causa y efecto,y no a la inversa".
    Es un enigma que se tiene que seguir luchando e investigando para la creencia y los conocimientos.

    Comentado por: Aurelia el 18/1/2014 a las 22:25

  • Creo que la pregunta metafísica básica es: ¿qué es la realidad? La semántica de marcos cognitivos es la última especialidad nos ha hecho ver que la realidad no es sino una construcción social. Decir que algo es A o B no es en el fondo sino dibujar diferencias en el mundo amorfo de la percepción. La físca clásica incluye como una "obviedad" el realismo aristotélico, pero la mecánica cuántica nos ha enseñado que otro modo de ver (= dibujar diferencias) es posible. Espero con placer tu anunciado post sobre el principio de realismo. sueromniax.blogspot.com

    Comentado por: SuperOmniax el 20/11/2013 a las 19:51

  • Sí. Podría ser que nos hubiésemos atascado en un camino. Podría ser también que nuestra inteligencia fuera capaz de dar un salto en el vacío y regresar. Eso que llaman desaprender, pero, yo añadiría sin abandonar lo útil. Es verdad que atacando por la divisibilidad podemos de nuevo quedarnos en blanco.
    Es cierto también que la flecha que se mueve, que si se mueve, indudablemente se mueve, puede quedar detenida en nuestra inteligencia. Eso es tanto como decir que la inteligencia (y nuestra irrenunciable manía de medir) es capaz de ver más allá de la evidencia. Y eso es, al menos, una esperanza.

    Comentado por: ana el 06/11/2013 a las 14:22

  • Otras conmociones hubo, de las que seguimos sin recuperarnos:

    Si existe la pluralidad, entonces necesariamente tiene que haber exactamente la cantidad de cosas que hay, ni más, ni menos, Pero si hay tantas cosas como hay, entonces están [en cuanto a su número] limitadas.
    Si existe la pluralidad, entonces el ser [en cuanto a su número] es ilimitado. Porque entre las cosas individuales siempre hay otras cosas y entre ellas a su vez, nuevamente otras. Así, el ser es ilimitado.
    (Aplicado a la divisibilidad de la materia:
    Si la materia es divisible en partes, estas han de ser tantas cuantas sean, y, por lo tanto, en número determinado.
    Si la materia es divisible en partes, cualquiera de sus partes ha de poder ser divisible, con lo que la división no tiene fin y la materia carece de un número de partes determinado).


    La flecha que se mueve no se mueve, ni donde está ni donde no está.

    Comentado por: viejos maestros el 05/11/2013 a las 22:54

  • En el fondo, aceptar la física y la posibilidad de medición es la única postura racional que puede mantener la inteligencia. Al leer el post he pensado que el científico que niega el valor a todo lo que no sea susceptible de ser encerrado en medidas está haciendo alarde de una profunda humildad humana.
    También he sospechado de pronto que quizá sea cierto que todos los caminos conducen a Roma, de modo que, quién sabe.
    Tal vez midiendo y midiendo y sobreponiéndonos a los errores y midiendo otra vez, podamos dar, si la Tierra no revienta antes, con una explicación.
    Hay otra cosa: la pregunta. Nuestra inteligencia es un saco de curiosidad y preguntas. Nadie pregunta acerca de lo que no puede concebir.
    Pudiera ocurrir que, mal que bien, estuviésemos en camino de entender algo.

    Comentado por: ana el 05/11/2013 a las 14:03

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Victor Gómez Pin se trasladó muy joven a París, iniciando en la Sorbona  estudios de Filosofía hasta el grado de  Doctor de Estado, con una tesis sobre el orden aristotélico.  Tras años de docencia en la universidad  de Dijon,  la Universidad del País Vasco (UPV- EHU) le  confió la cátedra de Filosofía.  Desde 1993 es Catedrático de la Universitat Autònoma de Barcelona ( UAB), actualmente con estatuto de Emérito. Autor de más de treinta  libros y multiplicidad de artículos, intenta desde hace largos años replantear los viejos problemas ontológicos de los pensadores griegos a la luz del pensamiento actual, interrogándose en concreto  sobre las implicaciones que para el concepto heredado de naturaleza tienen ciertas disciplinas científicas contemporáneas. Esta preocupación le llevó a promover la creación del International Ontology Congress, en cuyo comité científico figuran, junto a filósofos, eminentes científicos y cuyas ediciones bienales han venido realizándose, desde hace un cuarto de siglo, bajo el Patrocinio de la UNESCO.

Ha sido Visiting Professor, investigador  y conferenciante en diferentes universidades, entre otras la Venice International University, la Universidad Federal de Rio de Janeiro, la ENS de París, la Université Paris-Diderot, el Queen's College de la CUNY o la Universidad de Santiago. Ha recibido los premios Anagrama y Espasa de Ensayo  y  en 2009 el "Premio Internazionale Per Venezia" del Istituto Veneto di Scienze, Lettere ed Arti. Es miembro numerario de Jakiunde (Academia  de  las Ciencias, de las Artes y de las Letras). En junio de 2015 fue investido Doctor Honoris Causa por la Universidad del País Vasco.

Bibliografía

  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Enlaces

Información sobre el Congreso Internacional de Ontología.

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres