PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

viernes, 25 de septiembre de 2020

 Víctor Gómez Pin

Cuando lo que no se entiende es el orden clásico

El apólogo del gato de Schrödinger, apunta a hacer perceptible una situación en la que las leyes de la naturaleza posibilitan que una entidad (en razón de su  esencial correlación con una segunda) se halle escindida entre un polo digamos positivo  (correlativo del positivo de la segunda entidad) y un polo negativo (correlativo del negativo de la segunda): fracción de vida y fracción de muerte  en el caso del gato.

Siguiendo el apólogo, al abrir la caja   encontramos   al gato sea  vivo, sea muerto y nunca en la evocada situación de escisión entre una parte viva y una parte muerta. Pues bien:

Si por inteligibilidad del orden natural entendemos  aquello que la Mecánica Cuántica ha alcanzado a archivar y consignar en el registro matemático y en este caso concreto en la evolución de un sistema constituido por dos entidades que interfieren (evolución en conformidad a la ecuación de Schrödinger dependiente del tiempo), entonces inteligible es la situación de interna polaridad y no la situación en la que el gato tiene sólo vida o tiene sólo muerte.

Y ni siquiera hay paralelismo con la superación de la visión fenoménica por la física clásica pues la afirmación de que hay entrelazamiento no da cuenta de la situación que realmente se muestra a nosotros. Esta última no es análoga a la apariencia de que la superficie de la tierra es plana, o el sol parece girar, ambas perfectamente compatibles con la verdad de la cosa. La apariencia de que el animal esta vivo entra en contradicción con lo avanzado por la ecuación que sintetiza matemáticamente el entrelazamiento, y ello hasta el punto de que para explicarla se habla de colapso, colapso del estado que escapa a nuestra percepción pero determina el mundo. Para referirse a tal colapso algunos autores (entre los grandes de la física)  resucitan la vieja polaridad aristotélica potencia-acto. Dramático paso al acto cabría decir, pues una de las polaridades queda sacrificada... a menos de realizarse en otro mundo: asunto que me ocupará  en la próxima columna.

Poscriptum sobre las condiciones sociales: la causa de Jack Kevorkian

Mientras esbozaba esta columna leo la noticia de la desaparición e Jack Kevorkian, repudiado en 1995 por la American  Medical Association en razón de su valiente militancia en favor de la causa de la muerte digna, y condenado por ello en 19995 a una tenebrosa pena de prisión que creo no llegó a cumplir integramente. En un foro como éste, en el que se reivindica la tesis aristotélica de un deseo de lucidez como rasgo singular de la condición humana, y se cita al Max Born que veía tras las revoluciones del conocimiento "el ardiente deseo de toda mente pensante", no puede olvidarse que Jack Kevorkian tuvo la valentía de ayudar a morir a personas que percibían la progresiva pérdida de sus capacidades  mentales y lingüísticas, y juzgaban que   es impropio  de la condición humana aferrarse a la vida a cualquier precio.

Cierto es que la sociedad que impide la asunción por cada ser humano de su propio destino (en ocasiones rozando la crueldad sino el sadismo) es la misma que obliga a la inmensa mayoría de los ciudadanos a hacer de su vida un ganapán y canaliza la energía espiritual hacia objetivos miríficos y falsas querellas

[Publicado el 15/6/2011 a las 08:00]

Compartir:

Foto autor

Biografía

Victor Gómez Pin se trasladó muy joven a París, iniciando en la Sorbona  estudios de Filosofía hasta el grado de  Doctor de Estado, con una tesis sobre el orden aristotélico.  Tras años de docencia en la universidad  de Dijon,  la Universidad del País Vasco (UPV- EHU) le  confió la cátedra de Filosofía.  Desde 1993 es Catedrático de la Universitat Autònoma de Barcelona ( UAB), actualmente con estatuto de Emérito. Autor de más de treinta  libros y multiplicidad de artículos, intenta desde hace largos años replantear los viejos problemas ontológicos de los pensadores griegos a la luz del pensamiento actual, interrogándose en concreto  sobre las implicaciones que para el concepto heredado de naturaleza tienen ciertas disciplinas científicas contemporáneas. Esta preocupación le llevó a promover la creación del International Ontology Congress, en cuyo comité científico figuran, junto a filósofos, eminentes científicos y cuyas ediciones bienales han venido realizándose, desde hace un cuarto de siglo, bajo el Patrocinio de la UNESCO.

Ha sido Visiting Professor, investigador  y conferenciante en diferentes universidades, entre otras la Venice International University, la Universidad Federal de Rio de Janeiro, la ENS de París, la Université Paris-Diderot, el Queen's College de la CUNY o la Universidad de Santiago. Ha recibido los premios Anagrama y Espasa de Ensayo  y  en 2009 el "Premio Internazionale Per Venezia" del Istituto Veneto di Scienze, Lettere ed Arti. Es miembro numerario de Jakiunde (Academia  de  las Ciencias, de las Artes y de las Letras). En junio de 2015 fue investido Doctor Honoris Causa por la Universidad del País Vasco.

Bibliografía

  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Enlaces

Información sobre el Congreso Internacional de Ontología.

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres