PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

sábado, 19 de septiembre de 2020

 Víctor Gómez Pin

Colapso de principios básicos y transformación del espíritu

Confrontado a algún aspecto que (por poner en tela de juicio alguno de los pilares de nuestra representación del mundo) produce estupefacción, el pensamiento humano no cesa hasta encontrar una razón explicativa y caso de encontrarla la estupefacción cambia entonces de signo. Un ejemplo:

El pensamiento pitagórico  hacía de los números hoy llamados racionales (fracciones de la forma p/q  con p y q números enteros) la base de todo orden, el soporte tanto de la realidad física como espiritual. En consecuencia, cuando el pitagorismo  se encontró confrontado a la irracionalidad de la diagonal del triángulo rectángulo de catetos unidad (no hay fracción ordinaria a la que esta diagonal sea reductible), la perplejidad fue absoluta (aquello que debería dar cuenta de todo ni siquiera daba cuenta de lo enunciado en el teorema de Pitágoras). Sin embargo, tras la racional contemplación del  hecho y consecuente asunción del mismo(que supuso quizás una de las crisis más fructíferas en el desarrollo del pensamiento matemático-búsqueda de  números no reductibles a fracciones racionales) , la transformación del espíritu es tal que, como  señala Aristóteles,  que la causa de estupor sería ahora  la mostración de un triángulo rectángulo de catetos unidad en el que la diagonal fuera conmensurable.

Muchos son los casos que podrían ser evocados. El  triunfo de la Revolución Cpopérnica supuso una derrota no sólo para las creencias religiosas entonces imperantes  sino sobre todo para la inmediata percepción de los fenómenos. Sin embargo cuando la nueva teorización marca las convicciones filosóficas nada dejaría más estupefacto que la emergencia por ejemplo de un eclipse que la nueva astronomía no llegara a explicar. Es de señalar que la teoría no sólo reemplaza la explicación sustentada en la anclada percepción fenoménica sino que da cuenta de la misma. Por así decirlo, explica no sólo la tierra gira entorno al sol, sino también porque parece a nuestros ojos lo contrario. Pues bien:

Se da en la teoría cuántica una modalidad de estupefacción que no responde al esquema que acabo de sintetizar. Como en muchos otros casos la Mecánica Cuántica nos ofrece fórmulas matemáticas explicativas del comportamiento de los fenómenos físicos que contradicen las observciones de un sentido común reflejo de arraigados principios. Tales fórmulas no sólo tienen una capacidad previsora y descriptiva sino potencialmente transformadora (de tal forma que, por ejemplo, el ordenador cuántico que se perfila en el horizonte constituiría un momento extraordinario en la historia de la tecnología ). Y sin embargo, en el caso al que me estoy refiriendo, un vacío insondable separa lo así descrito y los fenómenos que observamos.  ejemplificando el caso en uno de los apólogos más famosos de la disciplina y  dejando para un desarrollo  ulterior una mayor precisión conceptual, cabría decir: lo inteligible en  la situación descrita por el apólogo es que  el animal tenga  un entrelazamiento de vida  y muerte, no que al abrir la caja en el que se hallaba encerrado lo encontremos o bien vivo o bien muerto.

Conflicto de interpretaciones...financiero

En los días que precedentes  a las elecciones portuguesas, mientras las bolsas subían o bajaban al albur de los rumores sobre el destino final de esas economías PIGS,  a cuya pertenencia España intenta con poco éxito escapar, tenía lugar en Sitges  un  tradicional debate organizado por el barcelonés Cercle d' Economía.  No faltaban los mandatarios y ex-mandatarios, como Jordi Pujol, Montilla, Mas o el actual presidente de la institución, el ex-ministro de Aznar Josep Piqué (quien por cierto presentaba muy sonriente y complacido a su antiguo correligionario en la administración catalana Artur Mas; prueba de que tras muchos años de desencuentros, quizás no sólo políticos, ambos han encontrado un "lugar en el sol").

Las  páginas  económicas repararon  sin embargo en el diálogo no público mantenido entre dos personajes que salen menos en la foto: José Viñals y José Manuel González Páramo, altos ejecutivos respectivamente del Fondo Monetario Internacional y del Banco Central Europeo.

Algún comentarista sugiere que los contertulios habrían evocado el estado de la cuestión ( es decir la relación  de fuerzas) en lo concerniente a si Grecia ha de reestructurar su deuda (eventualmente con la modalidad radical del impago de la misma)  o si debe seguir apostando por la "ayuda",  en  las condiciones draconianas que se saben,  del Banco Europeo y el Fondo. Lo curioso del asunto es que la disyuntiva no lo es sólo para los griegos. En las esferas supranacionales habría un durísimo enfrentamiento entre los partidarios de una u otra solución. El que fuera presidente del Bundesbank, Alex Weiber, uno de los que consideraba que más valdría impago que artificial ayuda,  no carecería de aliados frente a los que  (Trichet y Páramo entre ellos) consideran que permitir la  indisciplina consistente en salirse del sistema  sería el principio del colapso.

 En el vecino Portugal la disyuntiva también divide al país. Si el Partido Comunista opta por abandonar la galera (salida del euro y renegocición drástica de  la deuda, y ello casi por cuestión de dignidad) otros sienten que nadie te recogería en alta mar y el país iría al  averno.

Para los afectados  griegos, portugueses u otros,  el conflicto de interpretaciones entre los grandes de la finanza se reduce a elegir entre el ricino o la bazofia. Y no estoy sugiriendo que los segundos sean indiferentes al destino de los primeros, sino que realmente su propia discrepancia encierra una alteridad en el estado de cosas  que llega a la oposición y a la contradicción. No hay acuerdo teórico porque el sistema económico mundial no lo permite. Sólo se alivia un mal aquí generando un mal allí. Y ya se sabe: "un clavo desaloja otro clavo, pero cuatro clavos hacen una cruz". 

[Publicado el 13/6/2011 a las 07:00]

Compartir:

Foto autor

Biografía

Victor Gómez Pin se trasladó muy joven a París, iniciando en la Sorbona  estudios de Filosofía hasta el grado de  Doctor de Estado, con una tesis sobre el orden aristotélico.  Tras años de docencia en la universidad  de Dijon,  la Universidad del País Vasco (UPV- EHU) le  confió la cátedra de Filosofía.  Desde 1993 es Catedrático de la Universitat Autònoma de Barcelona ( UAB), actualmente con estatuto de Emérito. Autor de más de treinta  libros y multiplicidad de artículos, intenta desde hace largos años replantear los viejos problemas ontológicos de los pensadores griegos a la luz del pensamiento actual, interrogándose en concreto  sobre las implicaciones que para el concepto heredado de naturaleza tienen ciertas disciplinas científicas contemporáneas. Esta preocupación le llevó a promover la creación del International Ontology Congress, en cuyo comité científico figuran, junto a filósofos, eminentes científicos y cuyas ediciones bienales han venido realizándose, desde hace un cuarto de siglo, bajo el Patrocinio de la UNESCO.

Ha sido Visiting Professor, investigador  y conferenciante en diferentes universidades, entre otras la Venice International University, la Universidad Federal de Rio de Janeiro, la ENS de París, la Université Paris-Diderot, el Queen's College de la CUNY o la Universidad de Santiago. Ha recibido los premios Anagrama y Espasa de Ensayo  y  en 2009 el "Premio Internazionale Per Venezia" del Istituto Veneto di Scienze, Lettere ed Arti. Es miembro numerario de Jakiunde (Academia  de  las Ciencias, de las Artes y de las Letras). En junio de 2015 fue investido Doctor Honoris Causa por la Universidad del País Vasco.

Bibliografía

  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Enlaces

Información sobre el Congreso Internacional de Ontología.

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres