PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

lunes, 29 de mayo de 2017

 Blog de Patricio Pron

Un lenguaje nuevo y plausible

Nunca he comprendido el desdén de algunos de mis colegas ante tareas editoriales como la de informar libros; en primer lugar, debido a lo inevitable que resulta comentar (por escrito u oralmente, poco importa) lo que leemos, pero también a raíz de que la lectura para una editorial (pésimamente pagada por lo general, pero ¿alguien creyó alguna vez que se haría rico leyendo y escribiendo?) supone la posibilidad de ejercer una influencia directa o indirecta en un catálogo editorial: quien considere que esos catálogos han bajado el listón en España en los últimos años (lo cual, desde luego, es cierto, así como es cierto que el listón ha bajado en casi todos los aspectos de la vida en este país) debería considerar las posibilidades que ofrece la lectura editorial como espacio de intervención en ellos y en lo que se lee; es decir, de ámbito para el ejercicio de una cierta ética de la lectura uno de cuyos mejores representantes fue Roberto Bazlen, cuyos Informes de lectura publica ahora la magnífica editorial argentina La Bestia Equilátera.
 
Bazlen nació en Trieste en 1902 y murió en Milán en 1965; a excepción de los apuntes para una novela titulada El capitán de altura, su única obra fueron los informes de lectura que escribió para editoriales como Bompiani, Einaudi y Adelphi. Que esa obra haya tenido un carácter confidencial y clandestino no le resta importancia, ya que Bazlen (al igual que Gabriel Ferrater en Seix Barral y Rowohlt) fue uno de los responsables de la creación de uno de los catálogos más brillantes de la edición europea de posguerra.
 
Los Informes de lectura reunidos aquí lo muestran como alguien que comprendía que sus opiniones como lector (aun aquellas de las que estaba completamente seguro) eran circunstanciales, y que su juicio literario era limitado y caprichoso. Así, en varios pasajes de estas cartas advierte a su empleador: "Quizá soy patológicamente sensible a esas cosas, y por cautela convendría que se lo hicieras leer a otro" (39), pero la precaución parece innecesaria, ya que sus juicios son contundentes pero nunca carecen de fundamento. Quien lee estos Informes de lectura (a los que siguen unas Cartas a Montale probablemente innecesarias) se ve obligado a darle la razón en todas las ocasiones (por ejemplo cuando dice cosas como que "de Neruda no esperaba mucho, pero me ofendió más de lo que esperaba", cuando acusa a Federico García Lorca de "imbecilidad y bovarismo", 21, y a Georges Bataille de ser "un pequeño ‘neurótico' estetizante y rebosante de autocompasión", 81; cuando sentencia que el único mérito de la obra de Alain Robbe-Grillet es una "impura habilidad cinematográfica", 24, y que El Gatopardo es "apresurado, casi un políptico con espacios desiguales y nada armoniosos", 30; o cuando, refiriéndose al nouveau roman sostiene que es "horrible" que alguien se pase "un año entero sentado frente a un escritorio, no sé cuántas horas por día, rompiéndose la cabeza para ‘crear' a un peluquero atormentado porque se siente inferior al dueño de un garaje", 50), a veces (incluso) con dolor, como cuando acusa de banalidad a Los demonios de Heimito von Doderer (25), afirma que Los reconocimientos de William Gaddis "es un enorme guiso de la misma clase que, digamos, el cuarteto de Alejandría de Durrell" (60) o cuestiona el maniqueísmo de la obra de Nelly Sachs (68).
 
Resulta evidente que el gusto literario no puede ser discutido, y Balzen no lo intenta; sin embargo, ofrece una importante lección al respecto al mostrar que ese juicio literario no puede componerse sólo de opiniones sino también de argumentos (una de las enseñanzas más importantes que arroja la práctica de la lectura para editores); también, que ese juicio literario no puede detenerse ante las consideraciones de índole comercial que son las responsables de que el negocio editorial haya bajado el listón y (paradójicamente) haya perdido ventas, ya que (como dice Balzen a su editor)
 
"No puedes alegrarte porque una persona inventa un lenguaje nuevo y plausible, y luego, de pronto, enojarte porque lo habla. Así como tampoco se puede reconocer, por un lado [...] que es un libro importante y estimulante, y por el otro, dudar en publicarlo. Libros importantes y estimulantes nacen pocos. ¿Y por qué, si nos ha estimulado a nosotros, evitar que estimule a los demás? Los demás [...] lo necesitan más que nosotros" (43).
 
 
Roberto Bazlen
Informes de lectura. Cartas a Montale
Trad. Ernesto Montequin
Buenos Aires: La Bestia Equilátera, 2012

[Publicado el 23/10/2012 a las 12:15]

[Etiquetas: Roberto Bazlen, Miscelánea, La Bestia Equilátera]

Compartir:

Comentarios (1)

  • Un famoso director de cine declara sin pudor que siempre que hace una película tiene presente "que la pueda entender su padre".

    Comentado por: gómez el 24/10/2012 a las 11:20

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Patricio Pron (1975) es doctor en filología románica por la Universidad Georg-August de Göttingen, Alemania. Su trabajo ha sido premiado en numerosas ocasiones, entre otros con el Premio Juan Rulfo de Relato, y traducido a diez idiomas. Entre sus obras más recientes se encuentran el libros de relatos La vida interior de las plantas de interior (2013), así como el ensayo El libro tachado: Prácticas de la negación y el silencio en la crisis de la literatura (2014) y las novelas El comienzo de la primavera (2008), El espíritu de mis padres sigue subiendo en la lluvia (2011), Nosotros caminamos en sueños (2014) y No derrames tus lágrimas por nadie que viva en estas calles (2016). En 2010 la revista inglesa Granta lo escogió como uno de los veintidós mejores escritores jóvenes en español. 

 

Fotografía: Javier de Agustín

Bibliografía

 
 
 
 

 
 

 

Ficción

No derrames tus lágrimas por nadie que viva en estas calles. Barcelona: Literatura Random House, 2016. 

Nosotros caminamos en sueños. Barcelona: Literatura Random House, 2014. 

La vida interior de las plantas de interior. Barcelona: Mondadori, 2013.

Trayéndolo todo de regreso a casa. Relatos 1990-2010. La Paz (Bolivia): El Cuervo, 2011.

El espíritu de mis padres sigue subiendo en la lluvia. Barcelona: Mondadori, 2011.

El mundo sin las personas que lo afean y lo arruinan. Barcelona: Mondadori, 2010.

El comienzo de la primavera. Barcelona: Mondadori, 2008.

Una puta mierda. Buenos Aires: El cuenco de Plata, 2007.

El vuelo magnífico de la noche. Buenos Aires: Colihue, 2001.

Nadadores muertos. Rosario: Editorial Municipal de Rosario, 2001.

Hombres infames. Rosario: Bajo la luna nueva, 1999.

Formas de morir. Rosario: Universidad Nacional de Rosario Editora, 1998.

 

No ficción:

El libro tachado. Madrid: Turner. 2014. 

 

Edición

Zerfurchtes Land. Neue Erzählungen aus Argentinien [Tierra devastada: Nuevos relatos de Argentina]. Coed. con Burkhard Pohl. Göttingen: Hainholz Verlag, 2002.

Crítica

"Aquí me río de las modas": Procedimientos transgresivos en la narrativa de Copi y su importancia para la constitución de una nueva poética en la literatura argentina. Göttingen: Niedersächsische Staats- und Universitätsbibliothek Göttingen, 2007.

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2017 | c/ Méndez Núñez, 17 - 28014 Madrid | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres