PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

lunes, 29 de mayo de 2017

 Blog de Patricio Pron

El arte de la injuria

Marcelo Mellado (Concepción, 1955) ha publicado El huidor (1992), El objetor (1996), La provincia (2001), Informe Tapia (2004) y Ciudadanos de baja intensidad (2007), libros que le han permitido gozar de cierto reconocimiento crítico y una fama probablemente deseada de enfant terrible pero no han contribuido a que su obra saliese de las fronteras chilenas. La excelente editorial santiaguina Metales Pesados publicó el año pasado una selección realizada por el crítico Vicente Undurraga de quince relatos provenientes principalmente de El objetor y de Ciudadanos de baja intensidad y, aunque es probable que la misma tampoco contribuya a dar a conocer su obra fuera de Chile, parece una oportunidad bienvenida y necesaria para revisar su obra.
 
Esta se caracteriza por un uso desconcertante del lenguaje que, en palabras del crítico chileno Juan Manuel Vial, alterna "la corrección del estilo con aquello que en buen chileno entendemos por chuchada" y que podríamos traducir como decir tonterías; esa alternancia entre un registro alto y uno bajo de lengua parece venir a dar cuenta en el plano de la forma del que es el tema central de muchos de esos relatos: la imposibilidad de tener una "vocación vital" en un país caracterizado por los contrastes socioeconómicos como Chile. Los relatos de Armas arrojadizas están ordenados de forma rigurosamente cronológica, y los primeros todavía aspiran a incorporarse a una lengua alta vinculada estrechamente a la teoría literaria posestructuralista, a la retórica burocrática y al análisis marxista, pero los últimos desconfían ya abierta y definitivamente de su contexto de recepción y expresan un desagrado visceral hacia lo que uno de sus personajes llama "un país insular como este [donde] la palabra traición no tiene el sentido de quiebre moral que posee en otras culturas, [sino que] es casi un modo de relación social". A manera de manifestación de ese desagrado, uno de los personajes del relato "Vocación docente" afirma:
 
"Puta que me caen mal los chilenos, Mondaca. ¿Por qué no renunciamos a nuestra nacionalidad, Mondaca? ¿Eso se podrá hacer? Me refiero a la cosa jurídica. Es una fantasía de antiidentidad que tengo. No sé si hay algún precedente jurídico al respecto. Incluso he estado tentado a presentar mi caso a la ONU, que existiera la posibilidad de declararnos apátridas. Yo lo haría, Mondaca, créeme que sí lo haría. Podríamos dar entrevistas sobre el tema, saldríamos en el diario, nos harían algún reportaje televisivo. En una de esas es una solución, al menos psicológica, de nuestra miseria vital, incluso te puede servir para un proyecto de poesía maldita".
 
A pesar de esa voluntad explícita de despojarse de todos sus rasgos de identidad, los personajes de Mellado nunca dejan de ser chilenos, sin embargo; no lo hacen porque hacerlo significaría lograr un propósito abandonando su cómoda posición de perdedores que juzgan a los arribistas y a los triunfadores, pero también porque su parálisis (como la del narrador del extraordinario relato "No iré a Madrid", que no quiere visitar la capital española y no lo hace pese a todas las oportunidades que se le presentan) sirve de metáfora de la parálisis intelectual de todo un país y de unos sujetos acorralados por las instituciones.
 
Aunque profunda y amargamente crítica, la narrativa de Mellado también tiene un humorismo sarcástico y oscuro que la destaca entre la de sus contemporáneos y que es el resultado de lo que la ensayista chilena Patricia Espinosa H. llamó "el arte de la injuria o [...] la injuria como una de las bellas artes". En la práctica de esa disciplina, Mellado continúa a Roberto Bolaño, con la salvedad de que, a diferencia del autor de Los detectives salvajes, realiza su crítica desde el interior de Chile y es explícito en la voluntad política de su trabajo:
 
"Cuando vives en provincia, descubres que Chile es una gran impostura. Imagínate la impostura que significa ser escritor. Yo no soy un escritor. Soy más bien una especie de operador discursivo y el modo en que hago circular esos discursos es la literatura" afirmó el autor en varias entrevistas; en otra sostuvo que su "misión" es curar a Chile "de la impostura", una tarea ímproba pero que Mellado se propone desde la minúscula localidad de Llolleo (lo que equivale a decir, desde la periferia de la periferia) mediante la producción de una de las obras más sólidas de la literatura chilena; va siendo hora de que la larga injuria que es la obra de Mellado abandone las fronteras del país que tanto desagrada a sus personajes.
 
 
Marcelo Mellado
Armas arrojadizas
Santiago de Chile: Metales Pesados, 2009

[Publicado el 02/2/2011 a las 11:40]

[Etiquetas: Marcelo Mellado, Metales Pesados, Cuentos]

Compartir:

Comentarios (0)

No hay comentarios

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Patricio Pron (1975) es doctor en filología románica por la Universidad Georg-August de Göttingen, Alemania. Su trabajo ha sido premiado en numerosas ocasiones, entre otros con el Premio Juan Rulfo de Relato, y traducido a diez idiomas. Entre sus obras más recientes se encuentran el libros de relatos La vida interior de las plantas de interior (2013), así como el ensayo El libro tachado: Prácticas de la negación y el silencio en la crisis de la literatura (2014) y las novelas El comienzo de la primavera (2008), El espíritu de mis padres sigue subiendo en la lluvia (2011), Nosotros caminamos en sueños (2014) y No derrames tus lágrimas por nadie que viva en estas calles (2016). En 2010 la revista inglesa Granta lo escogió como uno de los veintidós mejores escritores jóvenes en español. 

 

Fotografía: Javier de Agustín

Bibliografía

 
 
 
 

 
 

 

Ficción

No derrames tus lágrimas por nadie que viva en estas calles. Barcelona: Literatura Random House, 2016. 

Nosotros caminamos en sueños. Barcelona: Literatura Random House, 2014. 

La vida interior de las plantas de interior. Barcelona: Mondadori, 2013.

Trayéndolo todo de regreso a casa. Relatos 1990-2010. La Paz (Bolivia): El Cuervo, 2011.

El espíritu de mis padres sigue subiendo en la lluvia. Barcelona: Mondadori, 2011.

El mundo sin las personas que lo afean y lo arruinan. Barcelona: Mondadori, 2010.

El comienzo de la primavera. Barcelona: Mondadori, 2008.

Una puta mierda. Buenos Aires: El cuenco de Plata, 2007.

El vuelo magnífico de la noche. Buenos Aires: Colihue, 2001.

Nadadores muertos. Rosario: Editorial Municipal de Rosario, 2001.

Hombres infames. Rosario: Bajo la luna nueva, 1999.

Formas de morir. Rosario: Universidad Nacional de Rosario Editora, 1998.

 

No ficción:

El libro tachado. Madrid: Turner. 2014. 

 

Edición

Zerfurchtes Land. Neue Erzählungen aus Argentinien [Tierra devastada: Nuevos relatos de Argentina]. Coed. con Burkhard Pohl. Göttingen: Hainholz Verlag, 2002.

Crítica

"Aquí me río de las modas": Procedimientos transgresivos en la narrativa de Copi y su importancia para la constitución de una nueva poética en la literatura argentina. Göttingen: Niedersächsische Staats- und Universitätsbibliothek Göttingen, 2007.

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2017 | c/ Méndez Núñez, 17 - 28014 Madrid | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres