PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

miércoles, 28 de octubre de 2020

 Blog de Julio Ortega

Próximo Congreso de la Lengua


 

Estoy releyendo La Araucana de Ercilla para estar en forma y remontar el Congreso de la Lengua Española que se reunirá en Santiago de Chile.

Recuerdo que para el primer Congreso  me quedé con la sesión puesta: el congreso tuvo que ser cancelado debido a la insurrección Zapatista, que fue la primera guerrilla posmoderna, porque empuñó las armas para reclamar un lugar en la mesa. Habíamos pasado, en las izquierdas relevadas, del modelo de la resistencia (forjado por el fervor de los años 60) al modelo de la negociación (debido a la noción de que la vida pública demanda consensos). El debate sobre el congreso que no se produjo reveló el vasto substrato linguístico del español americano. Imaginar un Congreso de todas las lenguas, esa Utopía plural bien valía las penas.

Del segundo Congreso, en Zacatecas, leí que Gabriel Garcia Marquez había pedido la abolición de la ortografía a nombre del habla oral, y que un delegado catalán se declaró silenciado por el español. Las voces de los márgenes, que prologan el presente, se hacían escuchar. El tercer Congreso, en Valladolid, fue interrumpido por el ataque a las Torres Gemelas. Una sesión a mi cargo, sobre la literatura latina en EEUU, fue diezmada por el miedo al terrorismo, que es peor que el terrorismo. El tema fue luego recuperado, gracias a Víctor García de la Concha, en un número de la revista Insula.  

Al Congreso de la Lengua en Rosario, Argentina, le nació un contra-congreso, dedicado a las lenguas indígenas. Precisamente, me había tocado organizar una mesa de escritores y críticos sobre el español como lengua de contacto, para demostrar que lo que tienen en común el catalán, el quechua, el zapoteco, y el aymara, es el español, que promedia entre ellas y nos hace, con suerte, bilngues. Le sugerí a César Antonio Molina que desde el Instituto Cervantes iniciara una Escuela de Verano donde todos aprendiéramos quechua y catalán gracias al español. Me respondió que ya empezaba una para las lenguas de la península.

Y en el último congreso, en Cartagena de Indias,  en una mesa propiciada por el Fondo de Cultura Económica en torno a las comunicaciones y el libro, Juan Luis Cebrián y Carlos Monsiváis dieron las primeras voces de alarma sobre la disparidad de la tecnología digital y la lectura en español. Estos congresos han estado recargados de futuro, y no es casual que sea así;  el español es la lengua con más horizonte y, por ello, un debate permanente.

En todo caso, aunque no conviene fundar otra superstición, parecería que estos congresos del español universal coinciden con la urgencia de ocupar su plaza para interrogar su lugar en un tiempo contrario y muchas veces contrariado. Es claro que se precisa ampliar la mesa y compartir las otras voces. 

El congreso en Chile ha empezado más temprano. Arrancó con la polémica entre Pablo Neruda y Gabriela Mistral como figuras tutelares. Los últimos congresos le han dedicado un libro clásico al país huésped (el Quijote en Valladolid, Cien años de soledad en Cartagena), pero en el caso de Chile se han exigido dos, porque Neruda y la Mistral ya no son sólo escritores sino alegorías nacionales, y es mejor un empate que una derrota.  Si alguna vez le toca a mi país, tendrán que ser cuatro libros: el Inca Garcilaso, César Vallejo, José María Arguedas y Mario Vargas Llosa, porque la agonía de los empates nos sabe a triunfo.

La buena noticia es que la literatura Mapuche es de muy alta calidad. Y en Chile, uno de los países más modernos de América Latina, será cabalmente moderno tener a ese pueblo pleno de identidad como interlocutor del mundo a través del español.

Por lo demás, éste será el primer congreso de la lengua en la era posglobal. Ahora que caen las ilusiones economicistas de la globalización, el español puede ser también una lengua de las regiones y las particularidades, que la globalidad no pudo acallar.

No está nada mal que dejemos de polemizar sobre el Mercado, que exageró las validaciones y confundió los valores, y volvamos a la literatura y la conversación.

 

[Publicado el 24/10/2009 a las 14:20]

Compartir:

Comentarios (5)

  • Ostia Tío!! ha sido todo un movimiento de fuerzas oscuras que han impedido la ejecución de los C. anteriores!! pero vale, en buena hora que lograsteis el de Chile!! En el próximo propongo que aborden "el intervencionismo inglés en las lenguas españolas centroamericanas a partir de los años 90", ya con ese estudio se podrían anexar más palabras (por cierto ya pronto sale el diccionario de americanismos, tengo entendido). El punto sería establecer el intervencionismo ya no como categoría militar, sino linguística (típica consecuencia), sea impuesta o como recurso de sobrevivencia, mutación, mimetización, adaptación, emulación, o simplemente "no hay de otra". Con eso ya tengo para una novela, la primera del género(creo)!!

    Comentado por: eunice shade el 26/10/2009 a las 16:46

  • guán
    con tantos percances en los congresos anteriores... a ver qué va a ocurrir en el próximo
    dos
    a propósito de ercilla
    se comprenderá que yo llame, entre otros nombres, al país del fin del mundo, donde se acaba el planeta, donde terminan los mapas, precisamente, fértilprovinciaseñalada

    Comentado por: jbv a 10.710 km el 26/10/2009 a las 14:44

  • es curioso: Próximo Congreso de la Lengua, para estar en forma esa es la frase que me gustó, pues...
    no sé bien si fue Francisco Rico que hablando del Quiote dijo que hacia siglos y esa lengua ya no era nuestra ( no es literal pero no falto a mensaje que dijo) y si no recuerdo mal, otro autor hablando de Cervantes dijo... a medida que pasa el tiempo, tenemos el deber de corregir el lenguaje, la lengua enla que escribió Cerv antes, ya que la mayoría de las palabras no sabrán que significan las generaciones próximas, ya que no exite lo que ellas nombraban,
    al leer eso, pensé... m
    pero no importa si dice que azada era ... o si cuando hablan de estable Cervantes utilizaba otro vocablo...
    si resguarda el valor de ... no entiendo esa locura de luchar por los valores iendo a la guerra
    así me pareció de bello, pues...

    La lengua , formal o informal... qué más da eso cuando es literatura.. m
    a mí me fascinan un montón de escritores que no hablan de eso y crean situaciones donde entra el pensameinto de ... como se lo ocurrió eso.
    m

    es que creo que son cosas diferentes, resguardar un idioma, sea cual sea y dejar que la gente cotidiana invente, para entenderse, seguramente para saberse no distinto... entiendo genial que la técnica cree un lenguaje nuevo, es caro el mercado del móvil.. asi que
    "pq", "?" me parece un gran invento, un invento cotidiano para no gastar tanto.

    Comentado por: Enea el 25/10/2009 a las 12:44

  • no hay literatura sin mercado ( en minúscula) y no hay libros sin Mercado, en mayúscula. conversar
    Ok!
    en quechua o en filandés... eso no importa para la pequeña colectividad que debe pedir agua a sus acompañentes de a casa y puede hacerlo como quiera, eso .. es correcto, porque igual si pide agua en inglés y está en las montañas de... pues no se la dan, m
    es fascinante conversar sobre los libros que se llaman literatura, es fascinante preguntar comoe ra la imagen cuando escribió que el desierto era una unos paises entre ...
    me fascina pensar que alguien que escribió El quijote estuvo en la guerra
    pero eso no es literatura, me fascina pensar que escribió ese cuento porque era como un brote blanco donde el mismo Quijote se perdía diciendo que sí que tenía que ir a la guerra y luchar por los valores
    eso es lo más fascinante del Quijote, ir a la guerra y luchar por los valres
    me pareció así una parodia de valroes, pues.
    m o cuando Skaespeare hace que los demás se pregunten por qué matan al Rey
    es como preguntar porqué denegar unidioma aunque sea de dos personas.
    Eso es lo que me fascina de la literatura, conversar sus pensameintos cuando escriben ellos

    Comentado por: Enea el 25/10/2009 a las 12:15

  • " volvamos a la literatura "

    Comentado por: juan-andres el 25/10/2009 a las 01:18

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Perú, 1942. Después de estudiar Literatura en la Universidad Católica, en Lima,  y publicar su primer libro de crítica,  La contemplación y la fiesta (1968), dedicado al "boom" de la novela latinoamericana, emigró a Estados Unidos invitado como profesor visitante por las Universidades de Pittsburgh y Yale. Vivió en Barcelona (1971-73) como traductor y editor. Volvió de profesor a la Universidad de Texas, Austin, donde en 1978 fue nombrado catedrático de literatura latinoamericana. Lo fue también en la Universidad de Brandeis y desde 1989 lo es en la Universidad de Brown, donde ha sido director del Departamento de Estudios Hispánico y actualmente es director del Proyecto Transatlántico. Ha sido profesor visitante en Harvard, NYU,  Granada y Las Palmas, y ocupó la cátedra Simón Bolívar de la Universidad de Cambridge. Es miembro de las academias de la lengua de Perú, Venezuela, Puerto Rico y Nicaragua. Ha recibido la condecoración Andrés Bello del gobierno de Venezuela en 1998 y es doctor honorario por las universidades del Santa y Los Angeles, Perú, y la Universidad Americana de Nicaragua. Consejero de las cátedras Julio Cortázar (Guadajara, México), Alfonso Reyes (TEC, Monterrey), Roberto Bolaño (Universidad Diego Portales, Chile) y Jesús de Polanco (Universidad Autónoma de Madrid/Fundación Santillana). Dirije las series Aula Atlántica en el Fondo de Cultura Económica, EntreMares en la Editorial Veracruzana, y Nuevos Hispanismos en Iberoamericana-Vervuert.  Ha obtenido los premios Rulfo de cuento (París), Bizoc de novela breve (Mallorca), Casa de América de ensayo (Madrid) y el COPE de cuento (Lima). De su crítica ha dicho Octavio Paz:"Ortega practica el mejor rigor crítico: el rigor generoso."

Bibliografía

Crítica

 

Transatlantic Translations. Londres: Reaktion Books 2006

 

Rubén Darío y la lectura mutua. Barcelona: Omega 2004

 

Caja de herramientas. Prácticas culturales para el nuevo siglo chileno. Santiago: LOM 2000

 

El principio radical de lo nuevo. Lima: FCE 1997

 

Retrato de Carlos Fuentes. Madrid: Circulo de Lectores 1995

 

Arte de innovar. Mexico: UNAM 1994

 

El discurso de la abundancia. Caracas: Monte Ávila 1992

 

Una poética del cambio. Prólogo de José Lezama Lima. Caracas: Biblioteca Ayacucho 1992

 

Reapropiaciones: Cultura y literatura en Puerto Rico. San Juan: EUPR 1991

 

Gabriel García Márquez and the Powers of Fiction. Austin: Texas Press 1988

 

Crítica de la Identidad. México: Fondo de Cultura Económica 1988

 

Cultura y modernidad en la Lima del 900. Lima: CEDEP 1987

 

Poetics of Change, The New Spanish-American Narrative. Austin: Texas Press 1986

 

Figuración de la persona. Barcelona: Edhasa 1971

 

La contemplación y la fiesta. Caracas: Monte Ávila 1969

 

 

Ficción

 

Teoria del viaje y otras prosas. Madrid: Ediciones del Centro 2009

 

Adiós Ayacucho. Lima: U de San Marcos 2007

 

Puerta Sechin. Tres novelas breves. México: Jorale Ed. 2005

 

Habanera. Palma de Mallorca: Bitzoc, 1999; Lima: Fondo PUC 2001

 

Emotions. Poems. New York: 2000

 

La mesa del padre. Cuentos. Caracas: Monte Ávila 1995

 

Ayacucho, Good Bye. Pittsburgh: Latin American Review Press 1994

 

 

Ediciones

 

México Transatlántico. Con Celia del Palacio. México: FCE 2008

 

Rubén Darío: Poesía. Barcelona: Círculo de Lectores 2007

 

Carlos Fuentes: Obra reunida. México: FCE 2006

 

Gaborio. Arte de Releer a Gabriel García Márquez. México: Jorale 2004

 

"El Aleph" de Jorge Luis Borges, ed. Critica. Con E. del Río Parra. México: El Colegio de México 2008

 

The Picador Book of Latin American Stories. Con Carlos Fuentes. London: Picador 1998; New York: Viking 2000

 

Alfredo Bryce Echenique: La vida exagerada de Martín Romaña. Con M.F. Lander. Madrid: Cátedra 2002

 

Antología del cuento latinoamericano del siglo XXI. México: Siglo XXI 1997

 

La Cervantiada. Madrid: Libertarias 1994

 

César Vallejo: Trilce. Madrid: Cátedra 1996

 

Julio Cortázar: Rayuela. Con Saúl Yurkievich. París: Archivos 1993

 

America Latina in its Literature. Con César Fernández Moreno. New York 1984

Enlaces

Página web de Julio Ortega

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres