PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

jueves, 22 de agosto de 2019

 Blog de Julio Ortega

¡No, Calatrava no!


 
 
Preferiría no hacerlo, pero tengo que compartir contigo, lector incrédulo, la  atroz noticia de que Calatrava también.
 

Sí, Santiago Calatrava, la figura estelar de la arquitectura española de este siglo, cuya carrera fulgurante fue hace poco destacada por el New Yorker;  y cuyas edificaciones en Valencia son un capítulo reciente de la constelación arquitectónica  que se despliega a lo largo de nuestras vidas.  La torre de apartamentos de lujo, todos vendidos antes de construirse, y el proyecto de la nueva Central Station, en Manhattan, son obras maestras de diseño audaz, aun si estos edificios calatraveños no están pensados para morar.  ¿Cómo entender que Calatrava haya cobrado, según las denuncias, 5,8 millones de euros por proyectos que no ha hecho?

La Fiscalía de Valencia ha abierto investigación penal por delitos de prevaricación, malversación y fraude fiscal por las Torres de Calatrava, de las que sólo se conoce la maqueta, que el mismo arquitecto presentó como de “trascendencia mundial.” Cobró 2,5 millones de euros pero el proyecto nunca se ejecutó. ¿Alguien, por favor, podría explicarlo, excusarlo?

Según informa EFE, Calatrava y  su equipo técnico de Valencia están condenados a abonar 3,5 millones de euros por el derrumbe sufrido en el Palacio de Congresos de Oviedo durante su construcción, el 9 de agosto de 2006. La sentencia es del Juzgado de Instrucción número 2 de Oviedo. La aseguradora Allianz espera recobrar 3.510,000 euros.  Se diría que  Salvador Dali (Avida Dollars según Bretón) había fatigado la infamia. ¿No hay al menos un abogado capaz de desmentirlo?

La administración valenciana encargó decenas de proyectos arquitectónicos a Calatrava, informa Lucas Marcos en Público (28 de mayo, pag. 21). “Izquierda Unida (del País Valenciano) pide revisar todos los contratos de Calatrava con Francisco Camps,” titula su denuncia. El diputado Ignacio Blanco, portavoz de EUPV, sostiene que el Palau de les Arts de Valencia, inaugurado en 2005, tiene problemas de inundaciones y de acústica, lo que ha sobregirado su coste en seis millones de euros. El contrato de la Generalitat con el arquitecto es un ejemplo de avaricia:  cobra un porcentaje del coste total pero también de los sobrecostes. De modo que sus errores técnicos perjudican al erario valenciano pero favorecen a la firma de Calatrava, situada en Suiza. ¡Alguien, por favor, que demuestre una conspiración anarquista!

Blanco le ha pedido a Camps que le reclame el dinero indebido. Esperemos que Camps haya firmado recibos esta vez y que no nos pase, además, factura. 

Revisando El País en línea compruebo que el affaire Calatrava-Camps ha tenido amplia cobertura, incluso sobre el proyecto gigantesco y millonario de nuevas torres, que tuvo que cancelarse. No he podido verificar si el arquitecto ha respondido a los cargos. Me sorprendió, sin embargo, leer que Calatrava ha sido nombrado embajador honorario de la Marca España en el mundo...

Estas noticias ensombrecen la vida pública (he aquí un "understatement"); corrompen el ejemplo debido a los buenos oficios (¿cómo podrá un joven creer en el Arquitecto o en el Político?); y hacen dudar de la capacidad de cambio que tienen las victorias electorales (¿para arropar a líderes como los de la Generalitat valenciana, adelantar las elecciones?).

Pero no se trata sólo de esta bárbara comedia  y su lugar en  la corrupción. Se trata de la corrupción misma del lenguaje.  Las palabras, se diría, mienten para encubrir la distorsión. Orwell no había imaginado este lenguaje que sustituye no sólo a la realidad sino al lenguaje mismo.

¿Cómo no darle razón a los jóvenes  acampados en las plazas de España?

La incredulidad, la resaca de mala fe que revelan algunos comentaristas al negarle el pan y el agua al M-15, demuestran, precisamente, la pobreza del habla pública. Es notable que cada cronista que ha tratado de descalificarlos, lo ha hecho con un lenguaje tan mezquino como amargo. Nos redime, de esa miseria, la indignación de los dignos.

El término clave “des-crecer” refuta el modelo de crecimiento de un capitalismo con más deudas que capital. “No nos representan,” cuestiona el abuso partidista de la representación. “Lo llaman democracia y no lo es” separa el lenguaje público de la comunidad posible. No son eslogans: son la crítica de un lenguaje cuyo intercambio se ha hecho clandestino y de tahúres.

Manuel Castells lo ha visto bien: “aquellos que minimizan las wikiacampadas no entienden todavía su profundidad. Podrían salir de las plazas para volver periódicamente a ellas, pero no saldrán de las redes sociales y de las mentes de quienes participan...Partidos e instituciones tendrán que aprender a vivir con esta sociedad civil emergente” (La vanguardia, 28 de mayo).

En la misma Vanguardia, se lee: “La pregunta es: ¿por qué tan tarde? El operativo empezó a la luz del día, a las siete de la mañana. Esas operaciones policiales se hacen de madrugada....¿Por qué no se hizo de este modo, para evitar el alud de personas contrarias a la intervención policial?” (Albert Gimeno).  Otro cronista tiene mejor olfato: “En la plaza Catalunya hay mucha escoria: es decir “cosa vil y de ninguna estimación”... La plaza huele a sudor, a orina, a incienso, a las flores. Apesta a calor, rabia y revuelta ¨(Felip Vivanco).

¿Para qué seguir?

Recobremos el valor sin precio del lenguaje en este célebre poema de Pound:

Con usura no tiene el hombre casa de buena piedra

Con bien cortados bloques y dispuestos

de modo que el diseño lo cobije,

con usura no hay paraíso pintado para el hombre en los muros de su iglesia

harpes et lutz (arpas y laúdes)

o lugar donde la virgen reciba el mensaje

y su halo se proyecte por la grieta,

con usura

no se ve el hombre Gonzaga,

ni a su gente ni a sus concubinas

no se pinta un cuadro para que perdure ni para tenerlo en casa

sino para venderlo y pronto

con usura,

pecado contra la naturaleza,

es tu pan para siempre harapiento,

seco como papel, sin trigo de montaña,

sin la fuerte harina.

Con usura se hincha la línea

con usura nada está en su sitio (no hay límites precisos)

y nadie encuentra un lugar para su casa.

El picapedrero es apartado de la piedra

el tejedor es apartado del telar

con usura

no llega lana al mercado

no vale nada la oveja con usura.

Usura es un parásito

mella la aguja en manos de la doncella

y paraliza el talento del que hila. Pietro Lombardo

no vino por usura

Duccio no vino por usura

ni Pier della Francesca; no por usura Zuan Bellini

ni se pintó "La Calunnia”

No vino por usura Angélico; no vino Ambrogio Praedis,

no hubo iglesia de piedra con la firma: Adamo me fecit.

No por usura St. Trophime

no por usura St. Hilaire.

Usura oxida el cincel

Oxida la obra y al artesano

Corroe el hilo en el telar

Nadie hubiese aprendido a poner oro en su diseño;

Y el azur tiene una llaga con usura;

se queda sin bordar la tela.

No encuentra el esmeralda un Memling

Usura mata al niño en el útero

No deja que el joven corteje

Ha llevado la sequedad hasta la cama, y yace

entre la joven novia y su marido

Contra naturam

Ellos trajeron putas a Eleusis

Sientan cadáveres a su banquete

por mandato de usura.

 

(Versión de Javier Calvo)

 

 

 

 

 

[Publicado el 03/6/2011 a las 06:21]

Compartir:

Comentarios (2)

  • mientras sepamos ver la corrupcion no estaria el jodido problema Pero lamentablemente parece ser que mas y mas ...

    Comentado por: juan-andres el 05/6/2011 a las 01:22

  • Calatrava me parece un arquitecto de lo más mediocre. Lo que ha hecho en Valencia es realmente feo. No me sorprende que también sea corrupto. Respecto a la corrupción en Valencia, yo creo que los políticos valencianos desean estar imputados en cuantos más casos mejor, porque así les votan más. Forma parte de la campaña electoral.

    Comentado por: p el 04/6/2011 a las 00:59

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Perú, 1942. Después de estudiar Literatura en la Universidad Católica, en Lima,  y publicar su primer libro de crítica,  La contemplación y la fiesta (1968), dedicado al "boom" de la novela latinoamericana, emigró a Estados Unidos invitado como profesor visitante por las Universidades de Pittsburgh y Yale. Vivió en Barcelona (1971-73) como traductor y editor. Volvió de profesor a la Universidad de Texas, Austin, donde en 1978 fue nombrado catedrático de literatura latinoamericana. Lo fue también en la Universidad de Brandeis y desde 1989 lo es en la Universidad de Brown, donde ha sido director del Departamento de Estudios Hispánico y actualmente es director del Proyecto Transatlántico. Ha sido profesor visitante en Harvard, NYU,  Granada y Las Palmas, y ocupó la cátedra Simón Bolívar de la Universidad de Cambridge. Es miembro de las academias de la lengua de Perú, Venezuela, Puerto Rico y Nicaragua. Ha recibido la condecoración Andrés Bello del gobierno de Venezuela en 1998 y es doctor honorario por las universidades del Santa y Los Angeles, Perú, y la Universidad Americana de Nicaragua. Consejero de las cátedras Julio Cortázar (Guadajara, México), Alfonso Reyes (TEC, Monterrey), Roberto Bolaño (Universidad Diego Portales, Chile) y Jesús de Polanco (Universidad Autónoma de Madrid/Fundación Santillana). Dirije las series Aula Atlántica en el Fondo de Cultura Económica, EntreMares en la Editorial Veracruzana, y Nuevos Hispanismos en Iberoamericana-Vervuert.  Ha obtenido los premios Rulfo de cuento (París), Bizoc de novela breve (Mallorca), Casa de América de ensayo (Madrid) y el COPE de cuento (Lima). De su crítica ha dicho Octavio Paz:"Ortega practica el mejor rigor crítico: el rigor generoso."

Bibliografía

Crítica

 

Transatlantic Translations. Londres: Reaktion Books 2006

 

Rubén Darío y la lectura mutua. Barcelona: Omega 2004

 

Caja de herramientas. Prácticas culturales para el nuevo siglo chileno. Santiago: LOM 2000

 

El principio radical de lo nuevo. Lima: FCE 1997

 

Retrato de Carlos Fuentes. Madrid: Circulo de Lectores 1995

 

Arte de innovar. Mexico: UNAM 1994

 

El discurso de la abundancia. Caracas: Monte Ávila 1992

 

Una poética del cambio. Prólogo de José Lezama Lima. Caracas: Biblioteca Ayacucho 1992

 

Reapropiaciones: Cultura y literatura en Puerto Rico. San Juan: EUPR 1991

 

Gabriel García Márquez and the Powers of Fiction. Austin: Texas Press 1988

 

Crítica de la Identidad. México: Fondo de Cultura Económica 1988

 

Cultura y modernidad en la Lima del 900. Lima: CEDEP 1987

 

Poetics of Change, The New Spanish-American Narrative. Austin: Texas Press 1986

 

Figuración de la persona. Barcelona: Edhasa 1971

 

La contemplación y la fiesta. Caracas: Monte Ávila 1969

 

 

Ficción

 

Teoria del viaje y otras prosas. Madrid: Ediciones del Centro 2009

 

Adiós Ayacucho. Lima: U de San Marcos 2007

 

Puerta Sechin. Tres novelas breves. México: Jorale Ed. 2005

 

Habanera. Palma de Mallorca: Bitzoc, 1999; Lima: Fondo PUC 2001

 

Emotions. Poems. New York: 2000

 

La mesa del padre. Cuentos. Caracas: Monte Ávila 1995

 

Ayacucho, Good Bye. Pittsburgh: Latin American Review Press 1994

 

 

Ediciones

 

México Transatlántico. Con Celia del Palacio. México: FCE 2008

 

Rubén Darío: Poesía. Barcelona: Círculo de Lectores 2007

 

Carlos Fuentes: Obra reunida. México: FCE 2006

 

Gaborio. Arte de Releer a Gabriel García Márquez. México: Jorale 2004

 

"El Aleph" de Jorge Luis Borges, ed. Critica. Con E. del Río Parra. México: El Colegio de México 2008

 

The Picador Book of Latin American Stories. Con Carlos Fuentes. London: Picador 1998; New York: Viking 2000

 

Alfredo Bryce Echenique: La vida exagerada de Martín Romaña. Con M.F. Lander. Madrid: Cátedra 2002

 

Antología del cuento latinoamericano del siglo XXI. México: Siglo XXI 1997

 

La Cervantiada. Madrid: Libertarias 1994

 

César Vallejo: Trilce. Madrid: Cátedra 1996

 

Julio Cortázar: Rayuela. Con Saúl Yurkievich. París: Archivos 1993

 

America Latina in its Literature. Con César Fernández Moreno. New York 1984

Enlaces

Página web de Julio Ortega

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2019 | c/ Méndez Núñez, 17 - 28014 Madrid | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres