PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

miércoles, 12 de agosto de 2020

 Blog de Basilio Baltasar

A vueltas con Carlos Monsivais

En el semisótano de la Casa de América.

La conversación fluye, alegremente inconsecuente. Se nos aparecen las caras de los escritores ausentes -impávidas-, el verbo florido de los diletantes -inquietos-, el genio burlón de los maliciosos -expectantes-, el ímpetu erótico de algunas cantantes -tacaño-, las mejores e inolvidables anécdotas del ingenio popular -admirables.

Son menciones que surgen por azar. Las hay que se extinguen por si solas. Otras sin embargo, nos hacen dudar. ¿No habrá detrás de esta charla de restaurante una intención, después de todo?
¡Ah, si entre los hombres fuera tan sencillo! Comentar los hechos, o los libros, como si no nos importaran. ¡Cuánta prudencia!

El que delibera sin ánimo de convencer merece agradecimiento. ¡Quién se resiste a charlar con estos hombres! A escucharlos, sobre todo.

Como la predisposición de Monsivais es la misma, a veces se incurre en un benefactor silencio. La pausa que la conciencia necesita para comprender la escena en la que se ha metido. Cuando las palabras no surgen abrasadas por la exaltada pasión de los arrebatados, ¡cuánta complacencia se respira!

Monsivais, al menos el Monsivais que ahora trato, se limita a mencionar, aludir, sugerir. No sólo una pedagogía de la conversación, sino una filosofía de la resignación. ¿Vale la pena hablar tanto? Si de vez en cuando nos hiciéramos esta pregunta, nos salvaríamos de un inútil despilfarro.

Monsivais no agota los asuntos que cita. Los deja discurrir, como si fueran parte de nosotros, comensales en tránsito hacia quién sabe dónde.

[Publicado el 21/5/2007 a las 08:49]

Compartir:

Comentarios (6)

  • CARLOS MONDRIGAIS, UN FENOMENO INSUFRIBLE

    Mondrigáis, por aquello de lo "móndrigo"... es un vulgar lame botas del sistema, que se ha beneficiado sistemáticamente con abundantes recursos materiales, viajes y premios... haciéndole al juego de atacar al gobierno.

    Es un "patiño" que juega el papel de crítico, mientras el Estado le surte de buenas cantidades de dinero, para que las siga despilfarrando en sus maravillosas colecciones... que después son dignas de un Museo.

    Es un verdadero vulgar naco, superficial, que escribe demasiado... y demasiado mal.

    ¿Hasta cuándo vamos a participar de estos teatros y dejar que un vulgar lame botas, cuerpo de almohada, nalgas cuadradas.... reciba tanto dinero, que deba comprar la casa vecina, porque no le alcanza el espacio para seguir llenando de porquerías la que tiene?

    Hay mucha gente talentosa y realmente crítica del sistema, que no obtiene nada.

    Simple, porque son personas éticas... y no vulgares cronistas vendidos, que comen en la misma mesa con quienes critican y supuestamente desdeñan.

    Siempre y cuando le pagan el mole, come con quien lo pague. Si no observen el cúmulo de “hermosas y éticas” amistades que ha cultivado a lo largo de su insufrible carrera literaría, se sienta a la mesa con presidentes, gobernadores, burócratas corruptos en el fondo, como él mismo. Y con esa misma sonrisita hipócrita recibe el dinero, eso es lo que lo hace un corrupto, lame botas.

    Y exhibe su fealdad con su sonrisa espantosa, su cara fruncida y sobre todo, su maquillaje de ética.

    La muy NACA regordeta!


    Qué hipócrita, horrible y espantoso nalgas chatas!

    Comentado por: Anonima el 25/8/2008 a las 05:03

  • www.antoniolarrosa.com

    Comentado por: gorrion el 22/5/2007 a las 14:28

  • Quand tout s'embrouille
    j'écoute
    Ecoute quand le soleil
    traverse l'arbre
    quand traverse mon âme
    et quand il traverse mon ombre

    Comentado por: Enea el 21/5/2007 a las 19:05

  • ESe señor debia ser una persona muy inteligente que dijo voy a hacer com el tal Larrosa, asi que me limitaré a dejar que otros se estrujenla mollera y yo les dejo con la miel en la voca com hace Larrosa que si quieres saber como piensa has de ir a su web WWW.antoniolarrosa.com. el peor escritor mundial.

    Comentado por: Antonio Larrosa Diaz el 21/5/2007 a las 15:11

  • Monsivais no agota los asuntos que cita.

    no, cierto. bellísimo. qué bello pues

    Comentado por: Enea el 21/5/2007 a las 15:08

  • Como la predisposición de Monsivais es la misma, a veces se incurre en un benefactor silencio

    ( ... pues)

    Comentado por: Enea el 21/5/2007 a las 15:04

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Basilio Baltasar, es escritor, editor y periodista. Presidente del Premio Formentor y director de la Fundación Formentor. Fue director de la Fundación Santillana desde donde inició la organización de las Conversaciones de Formentor. Ha sido editor fundador de la revista literaria Bitzoc; como director editorial de Seix Barral recuperó el Premio Biblioteca Breve. Entre 1989 y 1996 dirigió el programa de exposiciones dedicado al arte de las sociedades sin escritura (Culturas del Mundo. Arte y Antropología). Fue patrono de la fundación musical Área de Creación Acústica, director de la Fundación Bartolomé March, vicepresidente de la Fundación Jakober y dirigió el periódico El Día del Mundo. Miembro correspondiente de la Reial Acadèmia de Bones Lletres de Barcelona. Autor de la novela Pastoral iraquí (Alfaguara, 2013).

 

 

 

 

 

Bibliografía

 

 

 

     Basilio Baltasar, editor

Obras asociadas

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres