PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

domingo, 12 de julio de 2020

 Blog de Rafael Argullol

La cabeza bajo el ala

El verano, propicios siempre para ser informados de noticias que olvidamos durante el invierno, ha dejado constancia de que, según las últimas valoraciones, ninguna universidad española está entre las 200 más importantes del mundo. En la anterior lista había una -la Universidad de Barcelona-, pero en la actualidad también ha desaparecido. Hubo unos cuantos comentarios en los periódicos, aunque no creo que esta información haya amargado las vacaciones a demasiada gente. Unos días después de esa noticia La Vanguardia dedicaba una doble página al negocio de la prostitución en España y, además de indicar las fabulosas ganancias que implicaba para las mafias, ofrecía, no sé bien a través de qué medios, un cálculo de las prestaciones anuales requeridas por los varones españoles: 15 millones, un récord en Europa y todo un índice de la salud sexual, y no sexual, de la sociedad española.

En la misma doble página, en un recuadro, los periodistas advertían que la prostitución era el segundo negocio con más volumen de beneficios, únicamente por detrás del de las armas, pero por delante del de las drogas. No me quedó claro si por "armas" se entendía la fabricación y exportación legal o directamente el tráfico ilegal de armamento; de ser esto último la capacidad recaudatoria del pobre Estado quedaría aún más mermada, tras no sacar provecho alguno del dinero negro procedente de las drogas y la prostitución. De todos modos no hay ningún indicio de que la alarma suscitada en la comunidad sea particularmente grave. Negocios tan rentables, al fin y al cabo, no son fruto de un verano, sino la consecuencia de delitos perpetrados a lo largo de años y a la vista de todos. Nadie puede escandalizarse, más allá de cuatro comentarios fugaces.

Sin embargo, como pueden comprobar, el panorama es bastante coherente. Un país que asiste impávido a la sedimentación del delito, como ocurrió también, durante décadas, con la especulación inmobiliaria, ¿para qué necesita buenas universidades? Si lo que prevalece es la corrupción y la ganancia fácil por encima del mérito, ¿a qué viene rasgarse las vestiduras cuando las estadísticas incordian con sus fríos números señalando a tantos jóvenes predispuestos a la apatía a falta de otras posibilidades? ¿Cuántos españoles se sienten responsables del desastre educativo?

Creo que necesitaríamos muy pocas manos para contarlos con los dedos. Evidentemente, los culpables son siempre los otros. En especial hay dos figuras que son vistas como monigotes del pim-pam-pum sobre los que lanzar las reacciones airadas cuando emerge un problema: el maestro y el político. Esteúltimo, protagonista de un paisaje utilitarista y sin ideas, incorpora a su profesión el riesgo de ser señalado constantemente; los italianos, que saben bastante de estas cosas, ya hace mucho que han asociado el mal tiempo con el porco governo. Por su parte, el maestro, como está en la primera línea del frente, es el depositario directo del colapso educativo.

Lo grave, e hipócrita, de esta concepción es ignorar que, en realidad, se trata de un fracaso ciudadano que implica la entera percepción de la democracia. Treinta y cinco años después de la muerte de Franco, y con la octava economía del mundo -según se ha alardeado-, España es incapaz de tener una universidad de prestigio mundial. Y hay algo peor. A casi nadie parece importarle. O bien se trata de un fracaso de la democracia, tal como históricamente se ha entendido este modelo político, o bien hemos instaurado una democracia de otro tipo, innovadora y vanguardista, para la cual es mucho más decisivo tener una selección de fútbol campeona del mundo que una universidad entre las primeras del planeta. Si se hacen encuestas a este respecto es casi mejor no saber los resultados. Aunque también podría ser que nos estuviéramos adelantando a todos al ensalzar la ignorancia y despreciar el conocimiento, y constituyamos la vanguardia del siglo XXI.

Pero si hay que entender la democracia tal y como la entendieron humanistas e ilustrados el fracaso es evidente, y no atañe solo a los políticos y a los maestros, sino a todos los ciudadanos. Hay unanimidad en que el sistema educativo es un desastre, pero lo insólito sería que tuviéramos buenas escuelas y universidades en medio de la indiferencia general. Es cierto que gran parte de la Universidad española se halla en caída libre como consecuencia de sucesivas reformas ineficaces y de una burocratización sin límites que acaba premiando a los mediocres, pero no es menos cierto que los buenos -o excelentes- profesores que sobreviven lo hacen en un ambiente descorazonador en el que la falta de estímulos procede, en primer lugar, del escaso interés y prestigio del conocimiento en el seno de la comunidad.

A través de la sempiterna pantalla de televisión -con un consumo medio de tres horas diarias por habitante- los adolescentes son informados puntualmente de que los héroes son deportistas multimillonarios, los especuladores, los tertulianos gritones, las prostitutas de lujo y toda esa chusma que se pasa el día juzgando y sentenciando a los demás. Este esperpento permanente transmite un mensaje claro: ¿para qué sirve la cultura?; para nada, pues lo que sirve es la palabra hueca, la neurona lenta y la rapiña veloz. Y frente a esa invasión la resistencia de los ciudadanos, hay que reconocerlo, es escasa. La conciencia crítica disminuye hasta casi anularse, empezando por la que atañe a la vida política, pero con repercusiones en todos los estratos de la sociedad. Con estar atentos a la pobreza del lenguaje utilizado por los españoles, desde el que se usa en los Parlamentos hasta el que se puede escuchar en los restaurantes, uno puede formarse una idea bastante nítida de la situación.

No nos engañemos. Políticos sin grandeza y profesores desorientados solo son responsables secundarios de la escasísima formación media de los jóvenes; el responsable directo es el ciudadano-avestruz, el protagonista de una democracia fraudulenta en la que se enfatizan los derechos y se rehúyen los deberes, siempre mirando hacia otro lado o con la cabeza bajo el ala. El ciudadano-avestruz nada quiere saber de la destrucción del litoral mientras esto no vulnere sus intereses; nada le afecta la corrupción mientras no se grave su bolsillo; en nada le concierne el asentamiento de las mafias mientras él pueda ir tirando; le importa un comino tener o no tener buenas universidades mientras la diversión esté asegurada. Siempre podrá acusar a los políticos -reclutados a su imagen y semejanza- de sus errores. Porco governo. El espantapájaros.

Lo malo es que finalmente se consigue una democracia de avestruces; todos con la cabeza bajo el ala y, por supuesto, sin mirar nunca de frente.

  El País, 17/09/2010 

[Publicado el 24/9/2010 a las 11:23]

Compartir:

Comentarios (26)

  • Bien......
    Vamos a ver..¿cuánto tiempo ha tardado nuestra sociedad occidental en tener una educación que no sea exclusiva de unos pocos? Mucho, muchísimo tiempo. ¿Por qué no se pueden expulsar a 14 pre-delincuentes o delincuentes de un centro escolar? Por lo que veo, hay razones más que suficientes.....Eso sí es esconder la cabeza bajo el ala.Sé, por propia experiencia, que no es fácil, pero visto el lamentable comportamiento de esos chavales.....seguro que con un poco de rigor ya deberían haber tenido algún correctivo disciplinar hace tiempo. Hace usted bien en lamentarse, Sila,pero no se quede aquí. Diríjase a inspección educativa, diga que su hijo está sufriendo un acoso intolerable por parte de algunos alumnos y que la dirección no hace nada al respecto, y si no le hacen caso, siga con su queja hasta donde haga falta. Tolerancia cero con tipos mafiosos, y todos los recursos posibles para el alumnado, para el aventajado y para el que tiene dificultades de aprendizaje. Lo demás, no nos vale, es demagogia y cobardía.
    No debemos tolerar que unos pocos acaben con lo que ha costado tanto tiempo conseguir. Lo siento (no, no lo siento), pero umn colegio o un instituto no es un párquing. ¿Qué partido político dice esto tan simple? Ninguno. La enseñanza privada, o privado-concertada es más barata para las arcas públicas. Así de simple, y así de lamentable.

    Comentado por: escoin el 05/12/2010 a las 13:22

  • Lo siento,SILA. Sí es bastante lamentable y hasta peligroso, lo que se va cociendo dentro de los centros de enseñanzas, a todos los niveles.La dejadez y la deseperanza llegan a todas partes.

    Comentado por: lectora el 04/12/2010 a las 13:57

  • Vuelvo por aquí para RECONFIRMAR que, (sin llegar a generalizar , pero casi sí) los centros de enseñanza hoy día son prácticamente CENTROS DE ACOGIDA. Como continuación a mi anterior cometario y , transucrridad unas semanas puedo afirmar que al PCPI llegan chavales que ya están dejados de la mano de ¨dios ? ¨
    que no tienen un hogar ni unos padres (aunque los tengan) que no reciben atención de nadie y que debido a esto, hacen lo que sea para llamar la atención de quien sea y de la manera que sea(palabras textuales del profesorado) Hace algo más de 2 semanas, cuando mi hijo se disponía a hacer los deberes un Sábado, me dijo que le faltaba el libro de matemáticas, que creia que se lo habian robado en clase, yo le llevaba preguntando cada día que me tiene que decir si le va bien, para celebrarlo y si mal, para solucionarlo, al final, me confesó que desde el primer día de llegada al PCPI, aquello le pareció un horror, que las conversaciones entre los chavales le ponia los pelos de punta ya que hablaban de drogas, de puñaladas, de pistolas, de la Cañada Real, etc etc.. no solo hablaban, sino que mi hijo era la ¨diana¨ perfecta para ellos y no dejaban de acosarle, amenazarle, provocarle para pelearse. El, dice que, uno a uno, no hubiera tenido problema en pelear, pero que no contra 7 a la vez que era lo que hubiera sucedido si el se hace el valiente (como yo le digo, el cementerio esta lleno de valientes, o es más bien de tontos? ) él mide 1'93 y 85 kilos, tiene su propio estilo,no sigue la moda, pelo a su aire, es tranquilo, pensador, amigo, y ante todo, odia la agresividad. Todo lo contrario a lo que esos chavales son y por ello, mi hijo es el raro, el acosado, el maltratado. Unos chavales llevaron una tijera a clase y por detras le cortaron un mechon de pelo, en otra ocasión llevaba algunas chucherias en la mochila y por no querer darselas a uno de estos, le pusieron un portaminas en el cuello marcandole, le querían obligar a fumar porros, le empujaban, insultaban, reian de él. Podría seguir con otras ¨insignificancias¨ pero con estas que menciono, es suficiente para justificar minimamente lo que relato en el anterior comentario. Así me he ido encontrando casi en la misma situación en cada centro, parece ser que el ser ¨normal, distinto, sencillo, tranquilo, ser uno mismo... ¨no vale hoy en día, hay que ser y formar parte de un patron y si no quieres serlo, como no lo quiere ser mi hijo, ya la has cagado. Hace 2 semanas que dejó de asistir a clase y no volverá... los profesores me dicen , que ellos desearían que al menos un 20% de los chavales fuesen como mi hijo , y que él no deberia irse, sino los otros, pero claro, los otros son 14 y no van a expulsar a la casi totalidad de la clase. En fin, así nos encontramos, a estas alturas del curso. Se que vamos a salir de esta, que lo importante es que él tiene personalidad, templanza y cree en sí mismo, con lo cual, tardará más en llegar, pero lo hará siendo él, no lo que quieran los demás que sea. Creo que la sociedad está llegando al límite, que esta era está a punto de acabar y que la tortilla se dará la vuelta de nuevo para volver a obtener ese ligero equilibrio que se ha perdido en las últimas. Yo le digo, que siga como hasta ahora, que no pierda la paciencia, que algun dia, muchos se identificaran con él.

    Comentado por: sila el 03/12/2010 a las 22:01

  • ¡Qué antiguo, este Argullol! Todavía no se ha enterado de que ese esperpento del que habla es también cultura, y, precisamente, nuestra cultura, y esa chusma a la que parece despreciar no son sino los modernos intelectuales; todo es caricatura, y él mismo no es sino la caricatura de una vieja intelligentsia decadente, una dama muy fina, encantadora, pero que no se entera.

    Comentado por: nuevos tiempos el 07/10/2010 a las 11:53

  • ¿Pero cómo hablan ustedes con tanta tranquilidad, con tanta suficiencia de eso de la educación? ¿A nadie más se le pone la carne de gallina cuando oye esa palabreja? ¿Ningún educador de los que por aquí al parecer abundan pone siquiera bajo sospecha su siniestra actividad? ¿Nadie se da cuenta de que es precisamente el oficio de educador lo que envenena las relaciones entre padres e hijos, entre maestros y alumnos? ¿Nadie es consciente de la casi ininterrumpida exposición que padecemos a innumerables campañas educativas? ¿Qué atrocidad, qué ensañamiento contra cualquier atisbo de libertad es eso de hacer de la Lengua, las Matemáticas, la Música... instrumentos, medios para educar? Y los profesores, ¿se quedan tan campantes viendo como la ilustración y la ciencia son traicionadas para ponerlas al servicio de una educación como Dios manda?

    Comentado por: no me extraña que no os quieran el 07/10/2010 a las 11:04

  • ¡Ay!, pobres, todos esos profesores tan autocompadecidos de sí mismos, tan yo "no he sido, ha sido él"; olvídense, hombre, no esperen nada de esta sociedad encanallada, más que la intromisión, el desprecio y la amenaza. Que nos dejen trabajar. Si algo hay que hacer, en términos sociales, es defender las escuelas de la sociedad, ofrecer a los chicos un espacio de libertad alternativo a esa sociedad asfixiante que los condena al embrutecimiento y los empuja a la desidia y el botellón. ¡Que nos jodan más con eso de la educación, directivas, consejos escolares, orientadores, que no, hombre, que no, que ya están bastante educaditos los alumnos, no hay más que verlos, y así nos va!

    Comentado por: agripa el 07/10/2010 a las 10:41

  • Cuidadín con las avestruces cuando sacan la cabeza: no siempre se comportan como Dios manda. ¿O no eran avestruces descocadas esa chusma lumpen proletaria que le estropeó a usted su pacífica vuelta a casa el 29-S, don Rafael?

    Comentado por: menudo pájaro el 07/10/2010 a las 10:23

  • Yo,también de acuerdo,pero no sólo en la enseñanza de cuatro y cinco años en la escuela o con las técnicas educativas actuales.Me gustaría saber,cuántos padres leen a sus hijos, y con sus hijos.

    Comentado por: yedra el 04/10/2010 a las 14:23

  • Totalmente de acuerdo con usted, escriba sentado. Es también un tópico, pero sin buenos cimientos, el edificio se derrumba. Si todos podemos estar de acuerdo en esto, ¿por qué se sigue perdiendo un tiempo valioso? No lo entiendo.

    Comentado por: escoin el 04/10/2010 a las 14:11

  • Algunos intentaron poner punto y final a la historia y a las utopías desde el neoconservadurismo. Con el triunfo del capitalismo, se había llegado a un punto sin retorno. Aunque sabemos que esto no es cierto fue, además, en su día, un insulto hacia tres cuartas partes del planeta. Muchas personas de los llamados países ricos lo están pasando mal....pero muchísimas otras lo están pasando peor, y desde hace tiempo.
    ¿Se puede vivir sin utopías? Yo creo que son muy sanas.

    Comentado por: escoin el 04/10/2010 a las 12:41

  • Sila,

    afirma que existe una falta de estética.....yo más bien diría que existe una falta de sentido crítico...y esto vale para todos (padres, profesores, alumnos, políticos, intelectuales....) Sin lecturas, sin desarrollo y alimento del pensamiento no puede existir un sentido crítico capaz de dinstinguir entre el gato y la liebre. Cierto es que se ha atendido poco(o más bien nada)a alumnos con algún tipo de dificultad de aprendizaje (no sé si es su caso). Pero también es cierto que la falta de educación se ha generalizado....y maestros y profesores se quejan amargamente de tener que soportar faltas graves de educación por parte de algunos alumnos. En demasiadas ocasiones, las faltas graves de educación quedan impunes, o casi impunes, y esto es intolerable, se mire por donde se mire. Por eso mismo muchos docentes se sienten un tanto abandonados, y algunos creen que están llevando a cabo una función no docente, sino más propia de una guardería.....pero con jóvenes adolescentes a quienes ya les queda lejos cambiarles los pañales o limpiarles los mocos. Y también en la universidad tienen que llamar la atención a alumnos que no dejan de hablar en las clases. Esto también es intolerable, y propio (entre otras cosas) de un excesivo paternalismo y "buenismo" originado por un sistema educativo totalmente equivocado de raiz que ocasiona, como usted dice, ahora sí, una falta de educación estética: por ejemplo, los alumnos de bachillerato ya no traducen versos de Virgilio, y el griego está a punto de extinguirse totalmente en el bachillerato por falta de alumnos. Esto, aunque no lo parezca, es grave (desde mi punto de vista, claro).
    No nos engañemos, señores. Nuestros jóvenes científicos viven en unas condiciones económicas lamentables, la endogamia universitaria es un mal secular en nuestro país, y somos un país que no genera conocimiento, o muy escaso. Generamos, eso sí, ladrillo (hasta hace bien poco), cubalitros en la costa para gamberros llegados de otras latitudes, esperpentos en la prensa llamada del corazón (yo la llamaría más bien de los higadillos) y una inmensa red de contactos para lograr un puesto de trabajo ( o sea, "enchufismo" generalizado). Por no hablar de políticos corruptos, chulescos y demás fauna.
    Bueno, a algunos siempre nos quedará la música, la pintura o la literatura, o el ejercicio físico como alternativa para evitar un encefalograma plano.
    Señores....muchos docentes, a pesar de todo, siguen ahí ejerciendo su labor lo más dignamente posible.

    Comentado por: escoin el 04/10/2010 a las 11:27

  • Señor Argullol , no podía estar vd. más acertado. Lo triste es que no se atisba ninguna esperanza de solución , bien al contrario las alternativas políticas rozan la demagogia populista por la derecha y la guerrilla antisistema por la izquierda.
    Otro cantar es el mundo cultural , preocupados unicamente por sus derechos de autor y de mantener a toda costa sus privilegios.

    Comentado por: Manel el 03/10/2010 a las 18:34

  • Señor Argullol , no podía estar vd. más acertado. Lo triste es que no se atisba ninguna esperanza de solución , bien al contrario las alternativas políticas rozan la demagogia populista por la derecha y la guerrilla antisistema por la izquierda.
    Otro cantar es el mundo cultural , preocupados unicamente por sus derechos de autor y de mantener a toda costa sus privilegios.

    Comentado por: Manel el 03/10/2010 a las 18:31

  • Lo he leído y me ha gustado mucho. Gracias C.H.G.

    Comentado por: Carmina B el 02/10/2010 a las 06:32

  • la médula estructural falla en algún sitio, o en muchos…en la enseñanza
    en nuestro país, o más bien en el “crecimiento” en sí…

    He ido huyendo de colegio en colegio desde que mi hijo cursó quinto
    de E.G.B (sí, huyendo) pero no solo de los alumnos , también de los profesores, de la falta de iniciativa/dedicación a alumnos que no son lumbreras y que se les abandona en la ultima fila de clase… de la dejadez/pasotismo ante situaciones que se crean entre alumnos en los
    pasillos y áreas de recreo… entre los propios padres y profesores, entre
    profesores, padres y alumnos… puede que lo que ocurra es que predomina el pasotismo, y reina la irresponsabilidad que al parecer nos hace sentir LIBRES y liberales, pero que en realidad nos conduce a lo contrario a no ser libres
    para elegir si queremos hacerlo. En mi opinión, el mundo se está convirtiendo
    en un gran “instituto” y la enfermedad que nos lleva a la destrucción es
    la falta de estética en el más amplio sentido de la palabra. Parece ser que
    de un tiempo a esta parte, cuesta a cada uno asumir su función, a padres,
    profesores, políticos, alumnos… y demás.

    Sin generalizar...

    Comentado por: sila el 01/10/2010 a las 15:10

  • Ya decía Saramago que los padres han desertado de su labor de educadores(no todos, por supuesto). Eso hace mucho daño. Llegan a la escuela, ya no digo en secundaria, sino que a veces, hasta en primaria, sin "domar" mínimamente, de modo que el "educador-enseñante", tiene que ser de todo, y claro, somos humanos, tenemos nuestras carencias, nuestras limitaciones y sobre todo, carecemos de apoyo desde distintos frentes, entre ellos: la dañina, lamentable y penosa TV, internet...; omnipresente ventana desde la que la gente(también los adolescentes) ven la realidad impuesta, la basura general.

    Comentado por: yedra el 01/10/2010 a las 14:55

  • Sila,
    la casuística es variada, tanto en la enseñanza pública como en la privada. Ejemplos de mala praxis, tanto en centros públicos como en privados, pero afirmar que los centros públicos son lugares de acogida....me parece un poco arriesgada la generalización. Pero admitiendo que ello fuera así en un porcentaje respetable, ¿ello no valdría tampoco para determinados centros privados? Siempre la misma cantinela....que se va repitiendo hasta la saciedad....
    Bueno, usted, en su propia carne, ha sufrido la curiosa forma de actuar de los MERCADERES de la educación. La desamortización de Mendizábal debería haber tenido más calado...........ustedes ya me entienden......

    Comentado por: escoin el 01/10/2010 a las 08:07

  • Quise decir BABEL..

    Comentado por: sila el 30/9/2010 a las 21:02

  • Hola,
    havent sentit l´entrevista que li va fer la periodista Sílvia Còppulo a Catalunya Ràdio li voldria recomanar, si encara no el coneix, el llibre Diario de duelo, de Roland Barthes.´
    També el va escriure a mà, encara que és breu, però intens. El va escriure quan es va morir la seva mare, a la qual estava molt unit.
    Gràcies

    Comentado por: Imma C. el 29/9/2010 a las 23:30

  • Eso, lo doy por hecho,...

    Comentado por: yedra el 28/9/2010 a las 15:38

  • Yedra, se te ha olvidado una cosa. Lo que hay que tener para escribir esto es "co....."!

    Comentado por: ... el 27/9/2010 a las 17:58

  • Tremendo su artículo. Me ha dejado acongojada. A finales de los 70, cuando salí de España, la Universidad Complutense era un desastre. La enseñanza se centraba en la memorización de las notas de los profesores. El catedrático era sustituido por su 'ayudante' en más de la mitad de las clases, y las huelgas...
    Llevo media vida en EE.UU. donde el profesor es un servidor (por no decir esclavo) del estudiante, como debe ser. Nada de viajes y conferencias durante el año escolar, nada de sustituciones y nada de dar los mismos temas y apuntes hasta que el papel se desmorona. Seguro que los cambios en la Universidad Española, en estos 30 años, han sido muchos; pero el hecho de que ninguna universidad se encuentre entre la primeras 200 del mundo es alarmante.

    Comentado por: me el 27/9/2010 a las 17:54

  • Me encanta como piensa,escribe y habla.
    Lo que más me gusta de Argullol es su humanismo ,su sensibilidad y su espiritualidad.Estamos muy faltos de seres así. De bondad, generosidad, compasión, ayuda, cercanía,sinceridad,valor,fuerza, etc. Vaya valores!!! sin valor.
    Cómo era aquello de: "vivimos en un mundo en el que impera el pragmatismo..." No lo recuerdo bien y no sé donde lo escribió. En "El cazador de instantes "??

    Comentado por: yedra el 27/9/2010 a las 15:34

  • La gente es cobarde, no se atreve a señalar a los culpables con el dedo, antes pregunta qué hay de lo suyo.

    Comentado por: Néstor el 26/9/2010 a las 19:10

  • F423E
    Qué útil es sentirse identificado a través de una lectura como la de un artículo como el suyo.

    Gracias Sr Argullol.

    Comentado por: Juan Carlos el 26/9/2010 a las 11:41

  • Amén. Grande Rafael.

    Comentado por: Fernando el 24/9/2010 a las 13:05

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Rafael Argullol Murgadas (Barcelona, 1949), narrador, poeta y ensayista, es catedrático de Estética y Teoría de las Artes en la Facultad de Humanidades de la Universidad Pompeu Fabra. Es autor de treinta libros en distintos ámbitos literarios. Entre ellos: poesía (Disturbios del conocimiento, Duelo en el Valle de la Muerte, El afilador de cuchillos), novela (Lampedusa, El asalto del cielo, Desciende, río invisible, La razón del mal, Transeuropa, Davalú o el dolor) y ensayo (La atracción del abismo, El Héroe y el Único, El fin del mundo como obra de arte, Aventura: Una filosofía nómada, Manifiesto contra la servidumbre). Como escritura transversal más allá de los géneros literarios ha publicado: Cazador de instantes, El puente del fuego, Enciclopedia del crepúsculo, Breviario de la aurora, Visión desde el fondo del mar. Recientemente, ha publicado Moisès Broggi, cirurgià, l'any 104 de la seva vida (2013) y Maldita perfección. Escritos sobre el sacrificio y la celebración de la belleza (2013).

Ha estudiado Filosofía, Economía y Ciencias de la Información en la Universidad de Barcelona. Estudió también en la Universidad de Roma, en el Warburg Institute de Londres y en la Universidad Libre de Berlín, doctorándose en Filosofía (1979) en su ciudad natal. Fue profesor visitante en la Universidad de Berkeley. Ha impartido docencia en universidades europeas y americanas y ha dado conferencias en ciudades de Europa, América y Asia. Colaborador habitual de diarios y revistas, ha vinculado con frecuencia su faceta de viajero y su estética literaria. Ha intervenido en diversos proyectos teatrales y cinematográficos. Ha ganado el Premio Nadal con su novela La razón del mal (1993), el Premio Ensayo de Fondo de Cultura Económica con Una educación sensorial (2002), y los premios Cálamo (2010) y Ciudad de Barcelona (2010) con Visión desde el fondo del mar. 

Bibliografía

Maldita perfección. Escritos sobre el sacrificio
y la celebración de la belleza
(Acantilado, 2013)

 
Una educación sensorial. Historia personal del desnudo
femenino en la pintura
(Acantilado 2012)
Visiones desde el fonde del mar (Acantilado, 2010).
MICROSITE DEL LIBRO

 

Publicaciones principales

POESÍA
- Disturbios del conocimiento. Barcelona: Icaria Editorial, 1980.
- Duelo en el Valle de la Muerte. Madrid: Editorial Ayuso, 1986.
- El afilador de cuchillos. Barcelona: El Acantilado. Quaderns Crema, 1999.
- El poema de la serpiente. Badajoz: Asociación Cultural Littera Villanueva, 2010.
- Cantos del Naumon. Libros del Aire. Colección Jardín Cerrado, núm. 5, 2010.

NARRATIVA
- Lampedusa. Barcelona: Editorial Montesinos, 1981.
- El asalto del cielo. Barcelona: Editorial Plaza & Janés, 1986.
- Desciende, río invisible. Barcelona: Editorial Destino, 1989.
- La razón del mal. Premio Nadal 1993. Barcelona: Editorial Destino, 1994.
- Transeuropa. Madrid: Alfaguara Ediciones, 1998.
- Davalú o el dolor. Madrid: RBA, 2001.
- Moisès Broggi, cirurgià, l'any 104 de la seva vida. Barcelona: Quaderns Crema, 2013.

ENSAYO
- El Quattrocento. Barcelona: Editorial Montesinos, 1982.
- La atracción del abismo. Barcelona: Editorial Bruguera, 1983. Reeditado 2006.
- El Héroe y el Único. Madrid: Taurus Editorial, 1984.
- Tres miradas sobre el arte. Barcelona: Icaria Editorial, 1985.
- Leopardi. Infelicidad y titanismo. Barcelona, 1986
- Territorio del nómada. Barcelona: Ediciones Destino, 1986.
- El fin del mundo como obra de arte. Barcelona: Ediciones Destino, 1990. Reeditado 2007.
- El cansancio de Occidente (en colaboración con Eugenio Trías). Barcelona: Ediciones Destino, 1994.
- Sabiduría de la ilusión. Madrid: Taurus Editorial, 1994.
- Aventura. Una filosofía nómada. Barcelona: Nuevas Ediciones Debolsillo, 2000.
- Una educación sensorial. Historia personal del desnudo femenino en la pintura. Madrid-México: Fondo de Cultura Económica, 2002. Barcelona: Editorial Acantilado, 2012.
- Manifiesto contra la servidumbre. Escritos frente a la guerra. Barcelona: Ediciones Destino, 2003.
- Del Ganges al Mediterráneo: un diálogo entre las culturas de India y Europa (en colaboración con Vidya Nivas Mishra). Madrid: Siruela, 2004.
- Maldita perfección. Escritos sobre el sacrificio y la celebración de la belleza. Barcelona: Editorial Acantilado 2013.

ESCRITURA TRANSVERSAL
- El cazador de instantes. Barcelona: Ediciones Destino, 1996. Reeditado 2007.
- El Puente de Fuego. Cuaderno de Travesía, 1996-2002. Barcelona: Ediciones Destino, 2004.
- Enciclopedia del crepúsculo. Madrid: El Acantilado, 2006.
- Breviario de la aurora. Barcelona: El Acantilado, 2006.
- Visión desde el fondo del Mar. Barcelona: Editorial Acantilado, 2010. Premio Cálamo 2010. Premio Ciudad de Barcelona 2010.

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres