PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

viernes, 23 de octubre de 2020

 Blog de Rafael Argullol

La muerte en claroscuro

Rafael Argullol: Es un gran laboratorio en el que se experimentan lo que luego serán distintas actitudes del hombre delante de la muerte y la inmortalidad, de la memoria y del propio arte.

Delfín Agudelo: En relación a su idea de la muerte, recordé que en la tragedia griega, si no me equivoco, nunca se escenificaba la muerte violenta. Sin embargo si bien está esta ausencia visual, igual acarrea esta cantidad de elementos. ¿Habría algún sentido que iría a más por no estar escenificada?

R.A.: La muerte como acto no se presentaba porque todo acto con violencia era considerado obsceno. La violencia se narraba. Ahora, no sabría decir si en el conjunto de las tragedias nunca hay una muerte en directo, no lo sé. Lo que no hay es actos de brutalidad en directo, sino narrados. Se explicaba la muerte y al explicar efectivamente se incurría en ese claroscuro, en esa ambigüedad, en la cual nunca tenemos una clara certidumbre de que se mantenga la idea anterior del Hades, o bien la muerte esté conectada a ideas de trascendencia, y por tanto de la posibilidad de que haya una psiqué inmortal  o un alma inmortal, lo que cambiaría por completo la actitud. El momento en que tú varías tu relación con la muerte y tu relación con una posible ulterioridad tras ésta, como antes decía, todas las piezas de una arquitectura se desencajan o cambian. Tú estás variando muchísimas cosas: pasas del valor absoluto de la vida como un hecho único e irrepetible en sí mismo, a un valor quizá relativo de la vida, a un valor mayor que la psiqué sobre lo físico. Entran en viraje, en giro, muchos elementos.

Me inclino por creer que no chocaban solo dos concepciones: era un momento en que por influencia de un cosmopolitismo que ya en la época de Alejandro hacía que las concepciones acerca de la vida y de la muerte de distintos pueblos y culturas estuvieran penetrando en el acervo griego.

[Publicado el 19/3/2010 a las 16:24]

[Etiquetas: muerte, claroscuro, Atenas, psiqué, alma]

Compartir:

Comentarios (7)

  • El destino de Hades.
    Hades y su destino.
    El Hades y su destino.
    El claroscuro de la muerte.
    La muerte en claroscuro.
    El crepúsculo de los dioses.
    Los dioses en su crepúsculo.
    La aurora.
    La muerte de la aurora.
    El crepúsculo del día.
    El crepúsculo.
    Abrazos.

    Comentado por: Fede Joel el 30/3/2010 a las 12:35

  • Este blog es diferente; quien lo ponga en duda, que hable ahora, o calle (no caye), para siempre.
    Es tan diferente, que AQUí nadie se atreve a ejercer la violència GRATUITAMENTE.
    La violencia de
    la MUERTE.
    No hay de qué disculparse.
    Eso siempre es de agradecer.
    DE que no haya de qué disculparse.
    L ade la muerte
    l DEL AMOR
    LA DEL OLVIDO.
    Lo escribió M. Hernández, con
    el permiso
    de
    ......
    Abrazos (¿quieren que a todos?)
    Nico

    Comentado por: Nicolas el 29/3/2010 a las 19:25

  • Y no olvidemos tampoco la lírica griega. Háganme caso y lean lo que nos queda de Safo (poco y fragmentario, desgraciadamente). Una mujer de extraordinaria sensibilidad. "Llegaste, te estaba esperando; refrescante mis sentidos, que ardían de añoranza".
    Si se animan, Acantilado tiene unas muy buenas ediciones de Safo (que conste que no cobro comisión ni tengo nada que ver con la editorial, no sean ustedes malpensados).
    Saludos a todos ustedes.

    Comentado por: escoin el 27/3/2010 a las 11:02

  • Me pregunto si los griegos clásicos vivían más felices que nosotros.
    De remitirnos únicamente a sus escritos se diría que sí.
    Recomendaban la mesura, el camino de en medio, la templanza de las pasiones.
    Hablo de los filósofos.
    Las grandes pasiones se las "dejaban" a los "literatos" (¡y vaya literatos: Sófocles, Eurípides, Esquilo..).
    Ahora -a los aprendices- sólo queda, en el mejor de los casos, soñar con ellos.

    Porque ya se sabe como está el patio


    Eustaqui0

    Chao

    Comentado por: E. Mora el 26/3/2010 a las 15:13

  • ¿Se podría decir que se produce una mayor orientalización de lo griego? ¿Una profundización en los rastros ya detectados en Tales y Pitágoras?

    Comentado por: Tioteo el 25/3/2010 a las 10:40

  • Nunca he entendido, lo confieso con toda ingenuidad, la visión obscena de la muerte

    "La muerte como acto no se presentaba porque todo acto con violencia era considerado obsceno."
    Es menos obsceno, menos pornográfico, narrar la violencia (narrarla por ejemplo oralmente) que escenificarla,
    pero no estoy segura del todo por ello sea menos desagradable.

    En todo caso los antiguos no la desproveían de su sacralidad
    a la muerte
    al amor
    etcétera
    ¿Para que especificar?
    En todo caso no debe chocar que a menos sensibilidad, más necesidad de evidencia, de sabores fuertes.
    ¡¡¡Pero que nadie se llame a engaño!!!

    No digo que se prohiba el cine porno.

    ¡¡Estamos en democracias avanzadas!!, ¿no?

    Comentado por: Iván el 23/3/2010 a las 00:05

  • COMENTARIO CENSURADO por IVAN THAYS en "Moleskine Literario":

    "Iván, no he tenido hasta ahora el honor de leer ninguna de tus novelas, pero veo que eres muy poco elegante en tus críticas a Javier Marías, y sobre todo que son infundadas, más bien la pataleta de un niño malo que quiere llamar la atención de los mayores metiendo la cara en la tarta de cumpleaños.
    Lo de que tiene "pensamientos imperialistas y nobiliarios sobre el idioma" es un disparate del quince, además de una injuria que no creo que te atrevas a insinuar, por ejemplo, en una mesa redonda con escritores o simplemente con ciudadanos que tengan más de dos dedos de frente (porque sencillamente se reirán de ti, basta con acudir a los artículos de Marías en EPS para sacarte los colores cosiéndote a citas).
    Sobre el Reino de Redonda, en fin, qué decir, si no entiendes que es un simple juego literario como tantos que se han dado en la historia de la literatura... allá tú con tus problemas de autoestima y tu amargura, pero si todos fuésemos como tú lo que no existiría sería la poesía. (Por cierto, de "auto coronado" nada, el reino ya existía antes que él, lo ha "heredado").
    Y ya que vas de libertador, a ver si das ejemplo y no me censuras el comentario, como ya has hecho anteriormente.

    Javier Ruiz Parada
    DNI 70519525 V

    (Insólito que haya que poner nombre, apellidos y DNI para que dejes deslizar alguna crítica en internet)."

    Te pido perdón por esta intromisión, Rafael, pero no hay manera de que tu compañero de web publique un comentario crítico con alguno de sus post, y ya me he cansado de tanta censura. En ningún momento se le insulta, simplemente se le dicen las verdades cuando él vomita sobre otros injustificadamente. Échale un vistazo a sus dos post sobre Marías y entenderás la calaña del personaje.

    Lo siento de verdad, ¡un saludo!

    Comentado por: Javier el 20/3/2010 a las 08:53

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Rafael Argullol Murgadas (Barcelona, 1949), narrador, poeta y ensayista, es catedrático de Estética y Teoría de las Artes en la Facultad de Humanidades de la Universidad Pompeu Fabra. Es autor de treinta libros en distintos ámbitos literarios. Entre ellos: poesía (Disturbios del conocimiento, Duelo en el Valle de la Muerte, El afilador de cuchillos), novela (Lampedusa, El asalto del cielo, Desciende, río invisible, La razón del mal, Transeuropa, Davalú o el dolor) y ensayo (La atracción del abismo, El Héroe y el Único, El fin del mundo como obra de arte, Aventura: Una filosofía nómada, Manifiesto contra la servidumbre). Como escritura transversal más allá de los géneros literarios ha publicado: Cazador de instantes, El puente del fuego, Enciclopedia del crepúsculo, Breviario de la aurora, Visión desde el fondo del mar. Recientemente, ha publicado Moisès Broggi, cirurgià, l'any 104 de la seva vida (2013) y Maldita perfección. Escritos sobre el sacrificio y la celebración de la belleza (2013).

Ha estudiado Filosofía, Economía y Ciencias de la Información en la Universidad de Barcelona. Estudió también en la Universidad de Roma, en el Warburg Institute de Londres y en la Universidad Libre de Berlín, doctorándose en Filosofía (1979) en su ciudad natal. Fue profesor visitante en la Universidad de Berkeley. Ha impartido docencia en universidades europeas y americanas y ha dado conferencias en ciudades de Europa, América y Asia. Colaborador habitual de diarios y revistas, ha vinculado con frecuencia su faceta de viajero y su estética literaria. Ha intervenido en diversos proyectos teatrales y cinematográficos. Ha ganado el Premio Nadal con su novela La razón del mal (1993), el Premio Ensayo de Fondo de Cultura Económica con Una educación sensorial (2002), y los premios Cálamo (2010) y Ciudad de Barcelona (2010) con Visión desde el fondo del mar. 

Bibliografía

Maldita perfección. Escritos sobre el sacrificio
y la celebración de la belleza
(Acantilado, 2013)

 
Una educación sensorial. Historia personal del desnudo
femenino en la pintura
(Acantilado 2012)
Visiones desde el fonde del mar (Acantilado, 2010).
MICROSITE DEL LIBRO

 

Publicaciones principales

POESÍA
- Disturbios del conocimiento. Barcelona: Icaria Editorial, 1980.
- Duelo en el Valle de la Muerte. Madrid: Editorial Ayuso, 1986.
- El afilador de cuchillos. Barcelona: El Acantilado. Quaderns Crema, 1999.
- El poema de la serpiente. Badajoz: Asociación Cultural Littera Villanueva, 2010.
- Cantos del Naumon. Libros del Aire. Colección Jardín Cerrado, núm. 5, 2010.

NARRATIVA
- Lampedusa. Barcelona: Editorial Montesinos, 1981.
- El asalto del cielo. Barcelona: Editorial Plaza & Janés, 1986.
- Desciende, río invisible. Barcelona: Editorial Destino, 1989.
- La razón del mal. Premio Nadal 1993. Barcelona: Editorial Destino, 1994.
- Transeuropa. Madrid: Alfaguara Ediciones, 1998.
- Davalú o el dolor. Madrid: RBA, 2001.
- Moisès Broggi, cirurgià, l'any 104 de la seva vida. Barcelona: Quaderns Crema, 2013.

ENSAYO
- El Quattrocento. Barcelona: Editorial Montesinos, 1982.
- La atracción del abismo. Barcelona: Editorial Bruguera, 1983. Reeditado 2006.
- El Héroe y el Único. Madrid: Taurus Editorial, 1984.
- Tres miradas sobre el arte. Barcelona: Icaria Editorial, 1985.
- Leopardi. Infelicidad y titanismo. Barcelona, 1986
- Territorio del nómada. Barcelona: Ediciones Destino, 1986.
- El fin del mundo como obra de arte. Barcelona: Ediciones Destino, 1990. Reeditado 2007.
- El cansancio de Occidente (en colaboración con Eugenio Trías). Barcelona: Ediciones Destino, 1994.
- Sabiduría de la ilusión. Madrid: Taurus Editorial, 1994.
- Aventura. Una filosofía nómada. Barcelona: Nuevas Ediciones Debolsillo, 2000.
- Una educación sensorial. Historia personal del desnudo femenino en la pintura. Madrid-México: Fondo de Cultura Económica, 2002. Barcelona: Editorial Acantilado, 2012.
- Manifiesto contra la servidumbre. Escritos frente a la guerra. Barcelona: Ediciones Destino, 2003.
- Del Ganges al Mediterráneo: un diálogo entre las culturas de India y Europa (en colaboración con Vidya Nivas Mishra). Madrid: Siruela, 2004.
- Maldita perfección. Escritos sobre el sacrificio y la celebración de la belleza. Barcelona: Editorial Acantilado 2013.

ESCRITURA TRANSVERSAL
- El cazador de instantes. Barcelona: Ediciones Destino, 1996. Reeditado 2007.
- El Puente de Fuego. Cuaderno de Travesía, 1996-2002. Barcelona: Ediciones Destino, 2004.
- Enciclopedia del crepúsculo. Madrid: El Acantilado, 2006.
- Breviario de la aurora. Barcelona: El Acantilado, 2006.
- Visión desde el fondo del Mar. Barcelona: Editorial Acantilado, 2010. Premio Cálamo 2010. Premio Ciudad de Barcelona 2010.

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres