PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

domingo, 22 de septiembre de 2019

 Blog de Rafael Argullol

Ciegas esperanzas

Rafael Argullol: Si tuviera que quedarme con un único fragmento de la historia de la literatura en el que se define la esencia de la condición humana me quedaría con el verso de Esquilo del Prometeo encadenado, en el cual Prometeo explica que ha insuflado en los hombres ciegas esperanzas.
Delfín Agudelo: A Esquilo lo podríamos catalogar, con muchos de los otros autores que contemplaremos, como un pensador antiguo del siglo XXI. En esta medida, ¿consideras que dicho verso define la esencia humana del siglo XXI?
R.A.: Diría que sí. El hecho de que el hombre haya hecho frente al absurdo y al sinsentido a través de esas ciegas esperanzas a las que alude Esquilo es algo que define lo que fue la tragedia griega, el intento de llegar al núcleo mismo del conflicto humano en la existencia, y eso le da una dimensión ahistórica, aparte de histórica; es decir, es evidente que nosotros podemos leer el Prometeo encadenado de Esquilo como una tragedia griega situada en el contexto mental griego, pero al mismo tiempo lo podemos leer dentro de un escenario abierto, ahistórico y atemporal, que cruza los siglos y llega a nosotros. En nuestra propia época cuando nos preguntamos acerca del porvenir inmediato de la humanidad, tanto colectivamente como en nuestras vidas personales, nos preguntamos por el futuro inmediato de nuestra existencia. Evidentemente estas ciegas esperanzas dominan nuestras expectativas. Por un lado esperamos, pero por otro lado lo hacemos dentro de una gran incertidumbre. 
El siglo XXI refleja eso de una manera particularmente clara. Por un lado es un siglo en el cual el hombre parece que ha desarrollado grandes elementos pronosticados a través del mito prometeico en el terreno del conocimiento y la tecnología, pero al mismo tiempo el hombre se mueve en un horizonte de miedo, en un horizonte de temor, de incertidumbre agudísima respecto a lo que le rodea. Por tanto no es de extrañar que muchas manifestaciones artísticas o cinematográficas, o incluso videográficas, de nuestra época incidan en esa cuestión, y también la literatura de los últimos lustros es una literatura dominada por este claroscuro de las ciegas esperanzas.

[Publicado el 19/11/2009 a las 12:46]

[Etiquetas: Esquilo, Prometeo]

Compartir:

Comentarios (7)

  • "La lechuza de Minerva levanta el vuelo al atardecer". No recuerdo si era lechuza o buho, pero es igual, Hegel supo resumir en esa frase lo que seguro pasa a los hombres individualmente, en su efimera vida... Lo más seguro es que lo "copiara" de Esquilo. No me cansaré de repetirlo, los griegos, AQUELLOS GRIEGOS, lo dijeron todo.... el resto son variaciones u olvidos. !Habría que escucharlos más para que no nos suceda lo que a las lecchuza o buhos!....

    Comentado por: Pablo el 24/11/2009 a las 19:38

  • absolutamente de acuero "al hombre le es
    dado conocer poco ,tarde y en vano"
    como dice Esquilo ana

    Comentado por: ana el 23/11/2009 a las 21:43

  • absolutamente de acuero "al hombre le es
    dado conocer poco ,tarde y en vano"
    como dice Esquilo ana

    Comentado por: ana el 23/11/2009 a las 21:41

  • Estoy de acuerdo con su comentario, Pablo. El problema es que, siguiendo su cita de Heiddeger, la vida es brumosa para unos, pero para otros es de un negro absoluto.Ayer vi en la televisión un reportaje sobre la situación de los niños y niñas en muchos lugares de la África subsahariana. Espantoso, horrible ("el horror", como leemos en la famosa obra de Conrad).
    Habla usted de condición humana, y duda de su existencia. Pues puede ser que tenga toda la razón, o buena parte de ella. Yo más bien hablaría de especie humana. Una especia tan rara que permite tener en el mismo saco humano a Bush, Teresa de Calcuta, Stalin, Vicente Ferrer, Pinochet, Tierno Galván.....
    ¿Presentan una variedad tal las otras especies? Yo creo que no....

    Comentado por: escoin el 23/11/2009 a las 10:04

  • La condición humana – sí es que realmente existe ese universal, que lo dudo- la vería reflejada de forma rotunda en Sísifo. No sube la piedra desesperado en ningún momento, siempre cuando vuelve a recogerla e iniciar la nueva subida “espera” que sea la última y así poder descansar y realizar su proyecto. La incertidumbre de no poder realizarlo no lo paraliza, de lo contrario se detendría en un tramo de la ladera y a la sombra de la piedra se dormiría.

    No sólo Esquilo. Todo lo griego nos llega directamente. Ya se ha dicho: el alfabeto de nuestras emociones, sentimientos e inquietudes intelectuales y existenciales, no sólo personales, tienen su lectura más pura, y sus inicios, en ese tiempo griego que se dio cinco siglos antes del cristianismo.

    Hoy, la tecnología y al ciencia, si se “medita” con tranquilidad y se “mira” el entorno, se podría concluir que poco añaden a esa naturaleza sísifica del hombre y de eso que llaman la humanidad.

    “La vida sigue siendo brumosa”, como dijo Heidegger.

    Comentado por: Pablo el 21/11/2009 a las 11:07

  • Yo también me alegro, porque Delfín Agudelo parece anunciarnos que los diálogos sobre obras literarias tendrán continuidad.
    Efectivamente, la tragedia de Esquilo forma parte de ese canon que se ha olvidado casi por completo en la educación secundaria de este país. De todas mis lecturas de mis años juveniles, recuerdo la impresión que me produjo "Edipo Rey" de Sófocles : las vanas esperanzas de Esquilo y el destino en Edipo. Estamos idiotizando a nuestra juventud, pero no basta con quejarnos, debemos actuar cada uno desde nuestra humilde tarea diaria. Yo ya lo intento, pero no es fácil.
    La soledad del hombre, su inseguridad...a pesar de haber desarrollado un poder tecnológico enorme. Este poder ni ha conseguido hacernos más felices, ni ha conseguido acabar con la hambruna y las desigualdades. ¿No les parece una paradoja? Un rey, o un ídolo, con los pies de barro. Se tambalea, se ayuda de un bastón con mirada en ocasiones altiva, pero se sigue tambaleando. Posiblemente haya quien piense que el castigo de Prometeo fuera merecido..no sé. Sin él, sin el fuego robado, no nos hubiera sido posible saber que la moneda tenía dos caras. Como mínimo, somos un poco menos ignorantes.

    Comentado por: escoin el 19/11/2009 a las 21:43

  • Bienvenidas de regreso las conversaciones: os echábamos de menos...

    Comentado por: Omar el 19/11/2009 a las 16:09

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Rafael Argullol Murgadas (Barcelona, 1949), narrador, poeta y ensayista, es catedrático de Estética y Teoría de las Artes en la Facultad de Humanidades de la Universidad Pompeu Fabra. Es autor de treinta libros en distintos ámbitos literarios. Entre ellos: poesía (Disturbios del conocimiento, Duelo en el Valle de la Muerte, El afilador de cuchillos), novela (Lampedusa, El asalto del cielo, Desciende, río invisible, La razón del mal, Transeuropa, Davalú o el dolor) y ensayo (La atracción del abismo, El Héroe y el Único, El fin del mundo como obra de arte, Aventura: Una filosofía nómada, Manifiesto contra la servidumbre). Como escritura transversal más allá de los géneros literarios ha publicado: Cazador de instantes, El puente del fuego, Enciclopedia del crepúsculo, Breviario de la aurora, Visión desde el fondo del mar. Recientemente, ha publicado Moisès Broggi, cirurgià, l'any 104 de la seva vida (2013) y Maldita perfección. Escritos sobre el sacrificio y la celebración de la belleza (2013).

Ha estudiado Filosofía, Economía y Ciencias de la Información en la Universidad de Barcelona. Estudió también en la Universidad de Roma, en el Warburg Institute de Londres y en la Universidad Libre de Berlín, doctorándose en Filosofía (1979) en su ciudad natal. Fue profesor visitante en la Universidad de Berkeley. Ha impartido docencia en universidades europeas y americanas y ha dado conferencias en ciudades de Europa, América y Asia. Colaborador habitual de diarios y revistas, ha vinculado con frecuencia su faceta de viajero y su estética literaria. Ha intervenido en diversos proyectos teatrales y cinematográficos. Ha ganado el Premio Nadal con su novela La razón del mal (1993), el Premio Ensayo de Fondo de Cultura Económica con Una educación sensorial (2002), y los premios Cálamo (2010) y Ciudad de Barcelona (2010) con Visión desde el fondo del mar. 

Bibliografía

Maldita perfección. Escritos sobre el sacrificio
y la celebración de la belleza
(Acantilado, 2013)

 
Una educación sensorial. Historia personal del desnudo
femenino en la pintura
(Acantilado 2012)
Visiones desde el fonde del mar (Acantilado, 2010).
MICROSITE DEL LIBRO

 

Publicaciones principales

POESÍA
- Disturbios del conocimiento. Barcelona: Icaria Editorial, 1980.
- Duelo en el Valle de la Muerte. Madrid: Editorial Ayuso, 1986.
- El afilador de cuchillos. Barcelona: El Acantilado. Quaderns Crema, 1999.
- El poema de la serpiente. Badajoz: Asociación Cultural Littera Villanueva, 2010.
- Cantos del Naumon. Libros del Aire. Colección Jardín Cerrado, núm. 5, 2010.

NARRATIVA
- Lampedusa. Barcelona: Editorial Montesinos, 1981.
- El asalto del cielo. Barcelona: Editorial Plaza & Janés, 1986.
- Desciende, río invisible. Barcelona: Editorial Destino, 1989.
- La razón del mal. Premio Nadal 1993. Barcelona: Editorial Destino, 1994.
- Transeuropa. Madrid: Alfaguara Ediciones, 1998.
- Davalú o el dolor. Madrid: RBA, 2001.
- Moisès Broggi, cirurgià, l'any 104 de la seva vida. Barcelona: Quaderns Crema, 2013.

ENSAYO
- El Quattrocento. Barcelona: Editorial Montesinos, 1982.
- La atracción del abismo. Barcelona: Editorial Bruguera, 1983. Reeditado 2006.
- El Héroe y el Único. Madrid: Taurus Editorial, 1984.
- Tres miradas sobre el arte. Barcelona: Icaria Editorial, 1985.
- Leopardi. Infelicidad y titanismo. Barcelona, 1986
- Territorio del nómada. Barcelona: Ediciones Destino, 1986.
- El fin del mundo como obra de arte. Barcelona: Ediciones Destino, 1990. Reeditado 2007.
- El cansancio de Occidente (en colaboración con Eugenio Trías). Barcelona: Ediciones Destino, 1994.
- Sabiduría de la ilusión. Madrid: Taurus Editorial, 1994.
- Aventura. Una filosofía nómada. Barcelona: Nuevas Ediciones Debolsillo, 2000.
- Una educación sensorial. Historia personal del desnudo femenino en la pintura. Madrid-México: Fondo de Cultura Económica, 2002. Barcelona: Editorial Acantilado, 2012.
- Manifiesto contra la servidumbre. Escritos frente a la guerra. Barcelona: Ediciones Destino, 2003.
- Del Ganges al Mediterráneo: un diálogo entre las culturas de India y Europa (en colaboración con Vidya Nivas Mishra). Madrid: Siruela, 2004.
- Maldita perfección. Escritos sobre el sacrificio y la celebración de la belleza. Barcelona: Editorial Acantilado 2013.

ESCRITURA TRANSVERSAL
- El cazador de instantes. Barcelona: Ediciones Destino, 1996. Reeditado 2007.
- El Puente de Fuego. Cuaderno de Travesía, 1996-2002. Barcelona: Ediciones Destino, 2004.
- Enciclopedia del crepúsculo. Madrid: El Acantilado, 2006.
- Breviario de la aurora. Barcelona: El Acantilado, 2006.
- Visión desde el fondo del Mar. Barcelona: Editorial Acantilado, 2010. Premio Cálamo 2010. Premio Ciudad de Barcelona 2010.

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2019 | c/ Méndez Núñez, 17 - 28014 Madrid | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres