PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

lunes, 21 de septiembre de 2020

 Blog de Rafael Argullol

El lenguaje de la crítica

Retrato de John Keats poco después de su muerte, realizado por su amigo Joseph Severn Rafael Argullol: A raíz de la polémica que se ha suscitado entre determinados cineastas hace unos meses, tales como Víctor Erice o Guerin, y recientemente Pedro Almodóvar y algunos críticos, en concreto el crítico de El País, Carlos Boyero, creo que no estaría de más hablar sobre el lenguaje de la crítica actualmente. Estamos en un momento en que precisamente se está hablando de la crisis de los medios de comunicación escritos, de la crisis de la prensa, de la sustitución de la prensa tradicional por un nuevo tipo de medios de comunicación, algo que sin duda está influyendo en el lenguaje mismo de la crítica. Creo que sería interesante repasar cuál es la situación de la crítica en distintos ámbitos artísticos.

 

Delfín Agudelo: Me gustaría comenzar con una idea de Wilde, del prefacio a Dorian Gray: "Cuando los críticos difieren, el artista está de acuerdo consigo mismo." A partir de allí me pregunto acerca de la función de la crítica. ¿Está la crítica destinada al autor o al creador, o está destinada a los espectadores o lectores?

R.A.: Creo que en principio la función de la crítica en los medios de comunicación, en el sentido tradicional del término, estaba fundamentalmente destinada a informar, valga la redundancia, críticamente al lector,  a informar críticamente al espectador. En ese sentido la polémica sobre la crítica, y la polémica entre autores y críticos, es una polémica que viene de muy lejos; incluso hay algunos textos clásicos, como el de T.S. Eliot "Criticar al crítico", en el cual evidentemente no es la primera vez que algunos autores dan una especie de vuelta de tuerca y se ponen en la situación del crítico para criticar las críticas que se realizan. De hecho la influencia de la crítica para bien y para mal ha sido muy importante: desde el siglo XVIII y sobre todo desde el momento en que determinados periódicos o medios adquieren un carácter masivo. Incluso legendariamente, o no tan legendariamente, tenemos anécdotas más o menos suntuosas, como la fama que en su momento hubo de que John Keats, que en realidad murió de tuberculosis, había muerto por la tristeza que le había provocado una crítica que se realizó de su poesía, y de cómo los compañeros de Keats, Shelley, Byron, etc.,  acusaron al crítico toda la vida de haber sido uno de los causantes de su muerte. Por tanto la natural tensión entre crítica y arte, entre crítica y autor, viene de muy lejos; lo que me parece importante indicar sobre lo que está surgiendo en la actualidad es que de alguna manera parece ser que el lenguaje crítico en muchos momentos haya olvidado esa necesidad de informar críticamente al lector y al espectador para convertirse muchas veces o bien en un ajuste de cuentas personal, o bien en un tipo de lenguaje más bien vinculado al propio gremio, más bien dirigido al propio gremio. En ese sentido aspectos fundamentales de la crítica, que es contextualizar el texto y contextualizar la obra,  muchas veces se olvidan

[Publicado el 29/6/2009 a las 17:02]

[Etiquetas: crítica, autor, T.S. Eliot, Keats]

Compartir:

Comentarios (13)

  • Todo se echa a perder cuando el nombre del crítico pesa más que la película o el autor sobre el que basa su crítica.

    Comentado por: Gemedet el 08/8/2009 a las 16:10

  • ¿Está la crítica destinada al autor o al creador, o está destinada a los espectadores o lectores? En nada de esto directamente. La crítica está en función ¡DE LA OBRA!

    Comentado por: María el 11/7/2009 a las 22:12

  • Una cosa es informar, y la otra es hacer una crítica. Si la crítica cultural se limita a informar, no es crítica. Puedo, por ejemplo, saber que se ha escrito un libro sobre la guerra civil española escrito por un tal Pío Moa. Pero cuando leo la crítica que justifica los motivos por los cuales es una obra que falta a la verdad, decido no leerla.
    Es un ejemplo. Es mi opinión.

    Comentado por: escoin el 07/7/2009 a las 08:58

  • El problema radica en que se entiende por "crítica" en general, y que por "crítica cultural" en un medio que se consume a diario generalmente tomando cafe. Libros de pensamiento, peliculas, obras de arte..etc, se comentan más que se critican en los medios con el fin de INFORMAR lo que en ese momento ofrece el mercado. Son como "guias" y juicios personales del firmante que ni tan siquiera constituyen una forma "debil" de critica. Solo es un opinión de un señor que esta en nomina. Otra cosa es que de las actitudes de esos criticos periodisticos se quiera hacer en algun momento comentario o polemica similar a los espacios del corazon televisivo. A mi eso no me interesa. No hay que darle más vueltas e ir directamente a las cosas (libros, peliculas, exposiciones..etc) que en nuestra trayectoria personal han creado nuestros espacionsde interes, y disfrutarlas o padecerlas. Como siempre.

    Comentado por: Pablo el 07/7/2009 a las 08:37

  • nunca hay que olvidar que el objeto de la crítica es siempre "la obra" nunca el autor o el contexto. Los críticos deben ser como científicos que ponen la obra en el ojo del microcoscopio crítico y analizan con todos los cristales posible, la obra, autotélica, nunca somática

    Comentado por: maria moreno el 05/7/2009 a las 14:43

  • *El problema, creo yo, es que la crítica "sobre aspectos estéticos" es siempre subjetiva, y realizada sobre "aspectos técnicos" no interesaría a nadie (por desgracia).

    Comentado por: Alicia el 04/7/2009 a las 14:31

  • Lo de Boyero en el festival de Cannes fué... patético? Recuerdo, ya un poco sin querer, leer la crítica a la pelicula de Lars Von Trier, contandonos escena por escena el asco que le daba: no me cuentes la peli y encima descalificando. Y los vídeos, tararí tarará... Utilizando una expresión que bién podria ser de él: cállate cara de amargado! Y toma crítica que acabo de hacer... puagh!

    Comentado por: Joan el 01/7/2009 a las 15:46

  • Lo de Boyero en el festival de Cannes fué... patético? Recuerdo, ya un poco sin querer, leer la crítica a la pelicula de Lars Von Trier, contandonos escena por escena el asco que le daba: no me cuentes la peli y encima descalificando. Y los vídeos, tararí tarará... Utilizando una expresión que bién podria ser de él: cállate cara de amargado! Y toma crítica que acabo de hacer... puagh!

    Comentado por: Joan el 01/7/2009 a las 15:45

  • Aplaudo su visión de la crítica. Sólo me gustaría remarcar una cosa: que Boyero sea un mal crítico no es importante ni relevante, lo grave es que EL PAIS lo tenga como crítico estrella, lo que indica su escasa consideración tanto hacia el cine como hacia la crítica cinematográfica.

    Comentado por: Juan el 01/7/2009 a las 08:47

  • El problema de Boyero es que no argumenta. Me parece genial un crítico ácido, pero un crítico. Boyero se dedica a un ejercicio de descalificación que sin una justificación mínimamente objetiva se convierte en gratuita. El mismo Boyero afirmaba, con un tono un tanto arrogante, que no cambiaría su estilo, que tenía sus lectores y el que no gustara de sus artículos que no los leyera; esto me conduce a otro punto y es que el público de Carlos muchas veces lo sigue como a Risto Mejide (o su precedente en House, mucho más inteligente, por cierto), para escuchar cuál será la próxima barbaridad que dirá, con lo cual creo que se pierde la intención de la crítica cinematográfica, aunque tal vez aumente la venta de periódicos, pero esto es demasiado suponer.
    En cualquier caso, dudo que lo toquen, ya se quemaron con Ignacio Echeverría.

    Comentado por: Belanov el 30/6/2009 a las 14:47

  • Yo dejé leer la crítica cinematográfica de El País cuando se hizo cargo de ella el señor Boyero. Coincido en su visión crítica y desesperanza del cine actual (y de la vida), pero como crítico espero algo más que simples comentarios de "barra de bar".

    Comentado por: Txomin el 30/6/2009 a las 12:04

  • Si la crítica se reduce a un ajuste de cuentas, es un mal crítico. ¿Quién puede estar interesado en leer las críticas? El gran, o pequeño, público que quiere saber algo de un libro, de una película o de un cuadro; y quiere saberlo mediante la ayuda de una voz de autoridad, alguien entendido en la materia, no un simple "amateur". El poeta latino Catulo ya fue muy duro con sus críticos : pedicabo ego et irrumabo, vamos, una lindeza de Catulo para con sus críticos.Y es que también hay quien se toma muy a la tremenda las críticas. Lo importante de una buena crítica es que se justifique en sus apreciaciones.Los ajustes de cuentas son legítimos, pero no en una crítica.
    Es mi opinión.
    Saludos a todos ustedes.

    Comentado por: escoin el 29/6/2009 a las 19:00

  • La "crítica" no es más que una particular lectura de la obra de arte: la del crítico.
    Un crítico puede hacer una lectura de la corrección política, de la perfección formal, de la innovación o extrañeza, de su profundidad psicológica o abstracción racional. ¡Qué más da!
    El autor o artista necesita la admiración del "técnico", no le es suficiente el reconocimiento del espectador sin graduación. Por esa causa, el autor se siente defraudado si el técnico, el crítico, le ignora o evalúa negativamente su obra.
    Para un consumidor de arte, lo que diga un crítico no le afecta a su placer.
    Macarena.

    Comentado por: Macarena el 29/6/2009 a las 17:41

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Rafael Argullol Murgadas (Barcelona, 1949), narrador, poeta y ensayista, es catedrático de Estética y Teoría de las Artes en la Facultad de Humanidades de la Universidad Pompeu Fabra. Es autor de treinta libros en distintos ámbitos literarios. Entre ellos: poesía (Disturbios del conocimiento, Duelo en el Valle de la Muerte, El afilador de cuchillos), novela (Lampedusa, El asalto del cielo, Desciende, río invisible, La razón del mal, Transeuropa, Davalú o el dolor) y ensayo (La atracción del abismo, El Héroe y el Único, El fin del mundo como obra de arte, Aventura: Una filosofía nómada, Manifiesto contra la servidumbre). Como escritura transversal más allá de los géneros literarios ha publicado: Cazador de instantes, El puente del fuego, Enciclopedia del crepúsculo, Breviario de la aurora, Visión desde el fondo del mar. Recientemente, ha publicado Moisès Broggi, cirurgià, l'any 104 de la seva vida (2013) y Maldita perfección. Escritos sobre el sacrificio y la celebración de la belleza (2013).

Ha estudiado Filosofía, Economía y Ciencias de la Información en la Universidad de Barcelona. Estudió también en la Universidad de Roma, en el Warburg Institute de Londres y en la Universidad Libre de Berlín, doctorándose en Filosofía (1979) en su ciudad natal. Fue profesor visitante en la Universidad de Berkeley. Ha impartido docencia en universidades europeas y americanas y ha dado conferencias en ciudades de Europa, América y Asia. Colaborador habitual de diarios y revistas, ha vinculado con frecuencia su faceta de viajero y su estética literaria. Ha intervenido en diversos proyectos teatrales y cinematográficos. Ha ganado el Premio Nadal con su novela La razón del mal (1993), el Premio Ensayo de Fondo de Cultura Económica con Una educación sensorial (2002), y los premios Cálamo (2010) y Ciudad de Barcelona (2010) con Visión desde el fondo del mar. 

Bibliografía

Maldita perfección. Escritos sobre el sacrificio
y la celebración de la belleza
(Acantilado, 2013)

 
Una educación sensorial. Historia personal del desnudo
femenino en la pintura
(Acantilado 2012)
Visiones desde el fonde del mar (Acantilado, 2010).
MICROSITE DEL LIBRO

 

Publicaciones principales

POESÍA
- Disturbios del conocimiento. Barcelona: Icaria Editorial, 1980.
- Duelo en el Valle de la Muerte. Madrid: Editorial Ayuso, 1986.
- El afilador de cuchillos. Barcelona: El Acantilado. Quaderns Crema, 1999.
- El poema de la serpiente. Badajoz: Asociación Cultural Littera Villanueva, 2010.
- Cantos del Naumon. Libros del Aire. Colección Jardín Cerrado, núm. 5, 2010.

NARRATIVA
- Lampedusa. Barcelona: Editorial Montesinos, 1981.
- El asalto del cielo. Barcelona: Editorial Plaza & Janés, 1986.
- Desciende, río invisible. Barcelona: Editorial Destino, 1989.
- La razón del mal. Premio Nadal 1993. Barcelona: Editorial Destino, 1994.
- Transeuropa. Madrid: Alfaguara Ediciones, 1998.
- Davalú o el dolor. Madrid: RBA, 2001.
- Moisès Broggi, cirurgià, l'any 104 de la seva vida. Barcelona: Quaderns Crema, 2013.

ENSAYO
- El Quattrocento. Barcelona: Editorial Montesinos, 1982.
- La atracción del abismo. Barcelona: Editorial Bruguera, 1983. Reeditado 2006.
- El Héroe y el Único. Madrid: Taurus Editorial, 1984.
- Tres miradas sobre el arte. Barcelona: Icaria Editorial, 1985.
- Leopardi. Infelicidad y titanismo. Barcelona, 1986
- Territorio del nómada. Barcelona: Ediciones Destino, 1986.
- El fin del mundo como obra de arte. Barcelona: Ediciones Destino, 1990. Reeditado 2007.
- El cansancio de Occidente (en colaboración con Eugenio Trías). Barcelona: Ediciones Destino, 1994.
- Sabiduría de la ilusión. Madrid: Taurus Editorial, 1994.
- Aventura. Una filosofía nómada. Barcelona: Nuevas Ediciones Debolsillo, 2000.
- Una educación sensorial. Historia personal del desnudo femenino en la pintura. Madrid-México: Fondo de Cultura Económica, 2002. Barcelona: Editorial Acantilado, 2012.
- Manifiesto contra la servidumbre. Escritos frente a la guerra. Barcelona: Ediciones Destino, 2003.
- Del Ganges al Mediterráneo: un diálogo entre las culturas de India y Europa (en colaboración con Vidya Nivas Mishra). Madrid: Siruela, 2004.
- Maldita perfección. Escritos sobre el sacrificio y la celebración de la belleza. Barcelona: Editorial Acantilado 2013.

ESCRITURA TRANSVERSAL
- El cazador de instantes. Barcelona: Ediciones Destino, 1996. Reeditado 2007.
- El Puente de Fuego. Cuaderno de Travesía, 1996-2002. Barcelona: Ediciones Destino, 2004.
- Enciclopedia del crepúsculo. Madrid: El Acantilado, 2006.
- Breviario de la aurora. Barcelona: El Acantilado, 2006.
- Visión desde el fondo del Mar. Barcelona: Editorial Acantilado, 2010. Premio Cálamo 2010. Premio Ciudad de Barcelona 2010.

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres