PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

lunes, 26 de agosto de 2019

 Blog de Rafael Argullol

El que está en el suelo

Tengo un amigo, historiador del arte, al que hace poco sucedió lo que hacía largo tiempo estaba temiendo. Especialmente en el Renacimiento, mostraba a los alumnos del último curso de la facultad una reproducción de El descendimiento, una obra de Correggio que se halla en la Galería Nacional de Parma. Tras explicar algunos detalles del cuadro, como el juego entre los rostros de María Magdalena, la Virgen María y el fallecido hijo de ésta, recostado ya en el suelo, sobre una sábana, en lugar de ser sostenido por quienes lo bajan de la cruz, la iconografía más extendida en los descendimientos, el profesor aludió a la luz que emanaba del cadáver, una luz que parecía surgir del interior del cuerpo, preludio por tanto de Caravaggio y de los pintores barrocos.

Movido por su entusiasmo, el historiador de arte olvidó momentáneamente el tema del lienzo para lanzarse a explicar la influencia de Leonardo da Vinci en Correggio y que éste no tenía la fama que merecía a causa de la imbatible competencia de Rafael Sanzio. En medio de las entusiastas explicaciones del profesor, entró en el aula un alumno que se sentó en primera fila, muy atento a la reproducción que tenía delante y con cara de preocupación, tal vez un intento de compensar su retraso. Cuando hubo terminado su rodeo por la época, el profesor se propuso volver al motivo de la pintura, pero antes quiso saber si los oyentes querían formular alguna pregunta. Como es habitual en estos casos, un espeso silencio se apoderó de la sala, hasta que el recién llegado levantó decididamente el índice. El profesor interrogó con la mirada, esperanzado, y el estudiante pudo expresar públicamente lo que le preocupaba: "¿Por qué el que está en el suelo tiene los dedos crispados si ya esta muerto?". Incrédulo, el profesor le preguntó a quién se refería. No hubo manera. Únicamente oyó repetir: "El que está en el suelo".

Mi amigo, que unos días es ateo y otros sólo agnóstico, y que defiende fervorosamente el Estado laico, propondrá para el curso próximo la Biblia como el primer libro de la bibliografía de su asignatura. "Si han olvidado quién es Cristo, ¿cómo van a reconocer al 90% del arte occidental?".

El País,  16/05/2009

[Publicado el 01/6/2009 a las 09:00]

Compartir:

Comentarios (19)

  • Si volviera a nacer o fuera un gurú, diría a todos :LEED . Hay que leer. Es lo mejor para sentirse libre, íntegro y capaz de comunicar-ser con las personas y relacionarse mejor con el entorno, además de con nosotros mismos, nos ayuda a reflexionar y meditar, a valorar y decidir. La imaginación y la fantasía crecen, se desarrolla el espíritu y cambia la visión de todo, día a día. Conocemos, descubrimos, crecemos y compartimos. Nos enriquecemos. Una voz nos diría ¡¡Leed.........................

    Comentado por: azul el 30/6/2010 a las 18:57

  • Sí, sí, se confunden tantas cosas. No tenemos tiempo para pensar. Deberíamos pensar más o por lo menos, pensar;reflexionar y dar vueltas a las cosas, pararnos a observar, escuchar, etc.
    Tenemos una vida un poco loca, ¡desquiciada!. Todo compulsivo y convulsivo; además de inmediato, exitoso, fantástico... y todo lleno de estridencias.
    Es muy cansado, se necesita tiempo para aprender, cierta calma, y no, esta locura.
    Me encanta leerte Rafael Argullol. Espero tu nuevo blog pronto, y tu nuevo libro, y más libros y más charlas.
    Eres diferente, poco común como escritor, dicen que un sabio también. No sé, pero no cansas y tus aforismos o como quieras llamarlos, son geniales (agua fresca ); por poner un ejemplo rápido, otra vez la rapidez.

    Comentado por: Africa el 29/6/2010 a las 17:26

  • hace unos veinte años Argullol escribió un ensayo que tituló IMAGEN Y MITO DEL MEDITERRANEO, en la revista Artifex,quisiera saber si es posible obtener copia de dicho escrito

    Comentado por: diego lopez el 09/6/2009 a las 05:44

  • perdón,

    donde dice "aprovar" léase "aprobar", coas de andar con dos lenguas a lo largo del día.

    Comentado por: escoin el 08/6/2009 a las 19:40

  • Sophrosyne,

    en algunos aspectos estoy de acuerdo con usted, pero en otros no. Me explicaré.
    En primer lugar, la reforma educativa ha sido ampliamente criticada por mí, en este blog, en el mío propio y en centros en los que he trabajado, y no ahora, sino desde hace mucho tiempo. La LOGSE ha sido el mayor fiasco de la educación durante nuestra etapa democrática, y todavía sufrimos sus consecuencias.Más no puedo hacer, y únicamente me queda el derecho a pataleta.
    En segundo lugar, si bien es cierto que la ley educativa no ayuda, si los estudiantes van a clases de Historia del Arte de la manera que usted comenta, creo que se han equivocado de lugar. Es un lujo demasiado importante para desperdiciarlo de esa manera. Ya ve usted, yo desearía cursar un máster y no puedo : después de aprobar unas oposiciones de latín, me han enviado a una ciudad penosamente comunicada,y me siento como Ovidio en Tomis. Ni solicitando media jornada llegaría a tiempo a las clases, y los concursos de traslado no funcionan. Así que ya ve : unos que tienen la posibilidad, la desaprovechan; y otros que desean seguir formándose, no pueden hacerlo.
    En tercer lugar, el llamado plan Boloña (plan que en origen no ocupa más de dos páginas de un documento pdf) sí que es cierto que se está aplicando penosamente en nuestro país. Lo siento, pero no se puede aprovar una asignatura con trabajos en grupo, por ejemplo. Ni en la universidad ni en secundaria. Y sé de lo que hablo.
    En tercer lugar, yo también sufrí muy malos comunicadores ( y arrogantes) en mi etapa universitaria, y también tuve la posibilidad de aprender de otros muy buenos. Lo peor del caso es que los mejores profesores que recuerdo enviaban a las clases a los becarios, porque estaban asistiendo a congresos, y eso tampoco me parece bien.
    Ya ve , sophrosyne, aquí en la trinchera de la educación.

    Comentado por: escoin el 08/6/2009 a las 19:31

  • Me hacen todos mucha gracia: al final, el estudiante es el que siempre tiene la culpa de todo cuando, en realidad, el que se debería hacer auto-crítica es el sistema educativo, y ya no hace falta decir algunos profesores universitarios ineptos en el campo de la pedagogía (que no se de por aludido el sr. Argullol puesto que no le he tenido nunca como profesor). Como estudiante de Historia del Arte veo con tristeza como muchos de mis compañeros asisten a clase no por vocación, por inquietud o para aprender un oficio en el cual ser eficientes, sinó que pasan por ahí como quien se da un paseo. Aún así, no sé si la culpa es 100% suya cuando se está aprobando un plan, el de Boloña, que baja todavía más el nivel académico. Lo digo porque yo este año he estudiado en base a este plan y, la verdad, es de risa. A parte de los estudiantes ¿1uién de todos ustedes se ha quejado o almenos informado sobre la reforma educativa? Creo que más bien pocos.
    En segungo lugar, vivimos en un país donde la cultura se menosprecia descaradamente. Ser artista en España es, todavía, ser un farandulero, muerto de hambre, etc, etc., No se invierte en investigación (claro, la ciencia y la tecnología es SIEMPRE muchísimo más importante), las subvenciones siempre van a esos pocos con proyectos trillados, y y en tiempos de crisis.... la cultura es lo úlitmo, es "ocio", es un "lujo" de viene después de todas las muchisísimas cosas importantes de la vida.
    ¿Quién de ustedes hace algo para remediarlo?
    Si sus hijos no saben de religión, explíquensela, que no cuesta tanto.

    Comentado por: sophrosyne_ el 08/6/2009 a las 08:59

  • "Historia de las Religiones" sí que se imparte en centros públicos de secundaria (desconozco si se imparte en todos, porque ya me pierdo con tantas variaciones que se han hecho en los currícula de centro). Supongo que en centros privados o concertados también se impartirá ( a no ser que sea confesional).
    Pero bueno, ustedes ya saben que soy muy crítico con el sistema educativo de este país. Ahora lo que "vende" son las pizarras digitales y un ordenador para cada alumno, pero.....¿y el contenido? Señores, en Finlandia ( ya sé que acabará siendo un tópico poner a Finlandia como ejemplo) los alumnos no tienen, ni mucho menos, un ordenador para cada uno de ellos en el aula. También podríamos decir que la labor docente está muy valorada, o que los profesores de secundaria tienen unos magníficos expedientes académicos, o que la educación es pública en un 95%. Vamos, como aquí, en España, país en el que lo privado se considera mejor que lo público por el mero hecho de ser privado, país en el que la inspección educativa en la privada concertada es casi inexistente o, cuando existe, es para alabar su labor porque no conviene enemistarse con el director o el gerente de un centro donde van a estudiar los hijos de algún exministro , país en el que los docentes tienen que soportar al alumno que revienta las clases porque las medidas disciplinarias son para echarse a reír (bueno, para echarse a llorar). No hablo de los alumnos con dificultades, no, hablo de los gamberros que algunos docentes tienen que soportar. Pero este mal también está presente en la enseñanza privada, pero no se comenta, no se sabe. En diarios como La Vanguardia siempre sale a relucir el sector público de la educación, nunca el privado. Es curioso. Y encima en los centros privados el docente es poco más que "la chacha". Las cosas como son, señores, duela a quien duela. En el centro educativo donde trabajo (público), el próximo curso tendremos una matrícula importante de alumnos procedentes de la privada concertada para cursar el bachillerato. Bueno, pues ya me está bien, qué quieren que les diga.
    Saludos a todos ustedes.

    Comentado por: escoin el 07/6/2009 a las 19:42

  • No se trata sólo de poder apreciar el arte, sino la literatura, el cine y prácticamente todos los ámbitos de la vida. Soy atea, convencida y hasta beligerante, mis hijos no estudian Religión, porque esa asignatura, en este país, sólo enseña el Catolicismo, sus dogmas y sus ritos. Pero desearía que, como asignatura alternativa, en lugar de la nada absoluta que hay ahora, se impartiera una Historia de las Religiones que aporte eso que se llama Cultura General.

    No podemos dejar a nuestros hijos sin el importante bagaje que la cultura judeocristiana nos ha legado. No podemos permitir que no sepan lo que significa 'venderse por 30 monedas', el 'beso del traidor', 'tener más paciencia que el santo Job', 'el que esté libre de pecado'... Tantas y tantas frases vinculadas a la Biblia y a la tradición cristiana.

    El día que uno de mis hijos, de 4 años, llamó Tarzán a la figura de un Niño Jesús en su cuna, empecé a hablarles de religiones y de creencias.

    Comentado por: Velda Rae el 05/6/2009 a las 00:37

  • Me parece genial. Aquí el tema creo que va más allá de la ignorancia y nos deposita de lleno en el cinismo actual. Que un estudiante, de quien me gustaría saber la edad, se atreva a semejante desfachatez, me parece, sencillamente, genial. Yo he sido estuiante de arte y en mi generación (nacida en los 70s) todavía reinaba el pánico al ridículo ante las eminencias, ni siquiera los más underground se atrevían a levantar el dedo para formular una pregunta que no llevara, por lo menos una vez, la palabra episteme entre los interrogantes. Los nuevos estuiantes de arte están más preparados que nosotros para afrontar lo que el arte está empezando a ser: un simple escaparate sólo apreciable desde el más puro cinismo.

    Comentado por: sonia el 04/6/2009 a las 23:13

  • Pienso que el punto Lourdes no es el arte sino que quien lo analiza no sólo pierde de vista la historia y hasta cultura de la que se compone esa pintura específicamente, sino su propia cultura e historia que en este caso son occidentales, si eludes ese conocimiento como primero, de pronto básico, como pretendes que se enfrente a la historia universal del arte, ¿cuáles son sus referentes?

    Comentado por: evelina el 04/6/2009 a las 22:06

  • Hace falta saber quién es Cristo para apreciar el juego de los rostros, la luz, la composición...?
    Conocemos todos los mitos que aparecen en pinturas del Renacimiento (o nos los explican, si acaso, al mirar las pinturas)?
    Necesitamos conocer mitología hindú para apreciar la belleza de una escultura Chola? Nos impacta Hokusai porque entendemos el contexto del ukiyo-e?
    Creo que damos demasiada importancia a la religión (católica, precisémoslo) por cómo hemos sido educados. Sin olvidar que la "historia del arte" de que hablamos aquí es fundamentalmente del arte occidental. Si el alumno necesita saber los fundamentos del cristianismo para entender el arte, también debería conocer los del resto de religiones, e historia universal.

    Comentado por: Lourdes el 04/6/2009 a las 13:27

  • En el examen de Arte del Renacimiento de la licenciatura de Humanidades (UPF) que el Sr. Argullol impartía hace unos 3 ó 4 años asistí atónita a la indignación generalizada de los estudiantes por tener que elegir y comentar obras de arte pertenecientes al Antiguo y Nuevo Testamento. La frase más repetida fue: "Pero es que yo no tengo que saber donde acaba uno y empieza otro". Y esto lo decían sin ningún tipo de pudor estudiantes de Humanidades.

    Comentado por: Nuria el 04/6/2009 a las 10:38

  • jajaja.
    Brillante

    Comentado por: evelina el 04/6/2009 a las 01:26

  • En el año 93 empecé la Licenciatura en Historia en la Universidad de Deusto (Sede San Sebastián).
    Una gran profesora de Historia del Arte nos dijo lo mismo. Nadie entenderá el arte si no lee esos dos libros: la Biblia y Los mitos griegos de Robert Graves

    Comentado por: Abeltxo el 03/6/2009 a las 16:19

  • Tengo una anécdota parecida. En una clase de literatura de 3º de Eso explico las características generales del arte del Renacimiento: armonía, belleza, equilibrio, etc. y aprovechando una ilustración del libro de texto digo a mis alumnos: "Todo esto lo podéis ver reflejado en esta hermosa pintura, La última cena, de Juan de Juanes". Un alumno levanta la mano y pregunta: "¿La última cena de quién?". Con supina inocencia me digo a mí mismo "Este chico no estaba atento a mis explicaciones o no estaba mirando el libro", entonces le repito la información muy despacio: "La última cena, de Juan de Juanes". El alumno en cuestión, con gesto impaciente, me contesta: "no, que quién cenó por última vez". Todavía hoy me dura la impresión. Antaño el ateísmo era militante, viril, tenía algo de prometeico, era vitalidad y energía desafiante, responsable. En cambio esto otro es una triste y amorfa carencia de inquietudes muy preocupante.

    Comentado por: Josep LLuís Santonja i Ricart el 03/6/2009 a las 10:44

  • Creo quer no se trata de confrontar progresía con religión, ni historia del arte con catolicismo. Se trata de denunciar la estofa educativa que nos proporcionó la LOGSE en su momento. Esto ya lo he denunciado en más de una ocasión aquí, con ustedes. Y me duele reconerlo, porque fue una ley educativa socialista. Eso sí que feu una progresía mal entendida. Quisimos ser "más chulos que nadie" con todo aquello de los créditos en la educación secundaria y resultó ser un desastre sin paliativos. Pero lo que hay ahora es peor, porque se quiere esconder el fracaso educativo a base de hacer innumerables recuperaciones. Y así llegará gente a la universidad : cada vez peor preparados. Como la mediocridad será tan brutal, tan extensa, los mismos profesores universitarios tendrán que aprobar a alumnos que años atrás no se lo merecerían. Pero bueno, como no hay intelectuales de prestigio que presentan batalla (deben creer que es demasiado complicado), pues así seguiremos. Que nadie se extrañe pues si un alumno de primero de filología no sabe quién es Quevedo, o qué escribió Homero. Señor Argullol, se le necesita oir más alto en este sentido. A usted se le escucha. Es una suerte, pero también una responsabilidad.

    Comentado por: escoin el 02/6/2009 a las 19:24

  • Encontrar un estudiante que no sepa quién es Jesucristo es una ocasión que un profesor de ARte no debería desaprovechar para estudiar la obra desde la visión de alguien sin condicionantes, virgen, que pueda valorar con total libertad.
    Pero es que no me lo creo (me ha extrañado no encontrar una crítica a la ESO)
    No hay que buscar explicaciones para un despiste o para la ignorancia de alguien concreto, pero es que no hay ninguna persona que no conozca las cuatro cosas de religión que se necesitan para poder acercarse a cualquier obra de arte de temática religiosa, que tampoco hace falta ser teólogo.
    Pero además no creo que sea necesario estudiar arte como la "ilustración" de hechos históricos o culturales. Supongo que el Arte va mucho más allá y es más trascendente (aunque entiendo que es obligatorio estudiar y conocer el origen el contexto y la temática de las obras)
    Pero si el objetivo es que se estudie religión, que no se preocupen, que ya se hace desde los 3 años en todos los colegios, salvo para los hijos de algunos "progres desfasados" que estaremos poniendo en peligro la futura formación artística de nuestros hijos, pero pensamos que podrán disfrutar del arte (si les apetece) sin ser expertos en crucifixiones, llagas, traiciones, resurrecciones, Madonnas y Espíritus Santos.
    Porque ¿qué haremos si tienen la osadía de interesarse en el Arte Budista? En ese caso estamos todos perdidos, a ver como incluimos en el sistema educativo la historia de todas las religiones. ¡Ah! Se me olvidaba que el único Arte importante es el occidental y la única religión la católica.

    Comentado por: Enrique el 02/6/2009 a las 11:32

  • Como estudiante de historia del arte me parece terrible que intenten generalizar a partir de un caso tan aislado como este. Estoy segura de que semejante comentario de un compañero también causó estupefacción entre el resto de compañeros de la clase (podría citar anecdotas semejantes de amigos mios en sus respectivas carreras universitarias). Por otra parte, todos mis compañeros tanto de mi universidad como de otras universidades han tenido que estudiar, que no leer, la Biblia y otros libros básicos de la iconografia cristiana. Este profesor no debería pensar en incluir este documento en el próximo curso, debería estar incluido en los planes de estudio de esa universidad desde hace años.

    Comentado por: syromon el 02/6/2009 a las 09:13

  • Enhorabuena por la columna, me ha parecido brillante.
    La religión, y en concreto el catolicismo, es una parte demasiado importante de nuestra cultura, como para querer hacerla desaparecer de golpe.
    Un abrazo

    Comentado por: Bassilio el 01/6/2009 a las 19:59

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Rafael Argullol Murgadas (Barcelona, 1949), narrador, poeta y ensayista, es catedrático de Estética y Teoría de las Artes en la Facultad de Humanidades de la Universidad Pompeu Fabra. Es autor de treinta libros en distintos ámbitos literarios. Entre ellos: poesía (Disturbios del conocimiento, Duelo en el Valle de la Muerte, El afilador de cuchillos), novela (Lampedusa, El asalto del cielo, Desciende, río invisible, La razón del mal, Transeuropa, Davalú o el dolor) y ensayo (La atracción del abismo, El Héroe y el Único, El fin del mundo como obra de arte, Aventura: Una filosofía nómada, Manifiesto contra la servidumbre). Como escritura transversal más allá de los géneros literarios ha publicado: Cazador de instantes, El puente del fuego, Enciclopedia del crepúsculo, Breviario de la aurora, Visión desde el fondo del mar. Recientemente, ha publicado Moisès Broggi, cirurgià, l'any 104 de la seva vida (2013) y Maldita perfección. Escritos sobre el sacrificio y la celebración de la belleza (2013).

Ha estudiado Filosofía, Economía y Ciencias de la Información en la Universidad de Barcelona. Estudió también en la Universidad de Roma, en el Warburg Institute de Londres y en la Universidad Libre de Berlín, doctorándose en Filosofía (1979) en su ciudad natal. Fue profesor visitante en la Universidad de Berkeley. Ha impartido docencia en universidades europeas y americanas y ha dado conferencias en ciudades de Europa, América y Asia. Colaborador habitual de diarios y revistas, ha vinculado con frecuencia su faceta de viajero y su estética literaria. Ha intervenido en diversos proyectos teatrales y cinematográficos. Ha ganado el Premio Nadal con su novela La razón del mal (1993), el Premio Ensayo de Fondo de Cultura Económica con Una educación sensorial (2002), y los premios Cálamo (2010) y Ciudad de Barcelona (2010) con Visión desde el fondo del mar. 

Bibliografía

Maldita perfección. Escritos sobre el sacrificio
y la celebración de la belleza
(Acantilado, 2013)

 
Una educación sensorial. Historia personal del desnudo
femenino en la pintura
(Acantilado 2012)
Visiones desde el fonde del mar (Acantilado, 2010).
MICROSITE DEL LIBRO

 

Publicaciones principales

POESÍA
- Disturbios del conocimiento. Barcelona: Icaria Editorial, 1980.
- Duelo en el Valle de la Muerte. Madrid: Editorial Ayuso, 1986.
- El afilador de cuchillos. Barcelona: El Acantilado. Quaderns Crema, 1999.
- El poema de la serpiente. Badajoz: Asociación Cultural Littera Villanueva, 2010.
- Cantos del Naumon. Libros del Aire. Colección Jardín Cerrado, núm. 5, 2010.

NARRATIVA
- Lampedusa. Barcelona: Editorial Montesinos, 1981.
- El asalto del cielo. Barcelona: Editorial Plaza & Janés, 1986.
- Desciende, río invisible. Barcelona: Editorial Destino, 1989.
- La razón del mal. Premio Nadal 1993. Barcelona: Editorial Destino, 1994.
- Transeuropa. Madrid: Alfaguara Ediciones, 1998.
- Davalú o el dolor. Madrid: RBA, 2001.
- Moisès Broggi, cirurgià, l'any 104 de la seva vida. Barcelona: Quaderns Crema, 2013.

ENSAYO
- El Quattrocento. Barcelona: Editorial Montesinos, 1982.
- La atracción del abismo. Barcelona: Editorial Bruguera, 1983. Reeditado 2006.
- El Héroe y el Único. Madrid: Taurus Editorial, 1984.
- Tres miradas sobre el arte. Barcelona: Icaria Editorial, 1985.
- Leopardi. Infelicidad y titanismo. Barcelona, 1986
- Territorio del nómada. Barcelona: Ediciones Destino, 1986.
- El fin del mundo como obra de arte. Barcelona: Ediciones Destino, 1990. Reeditado 2007.
- El cansancio de Occidente (en colaboración con Eugenio Trías). Barcelona: Ediciones Destino, 1994.
- Sabiduría de la ilusión. Madrid: Taurus Editorial, 1994.
- Aventura. Una filosofía nómada. Barcelona: Nuevas Ediciones Debolsillo, 2000.
- Una educación sensorial. Historia personal del desnudo femenino en la pintura. Madrid-México: Fondo de Cultura Económica, 2002. Barcelona: Editorial Acantilado, 2012.
- Manifiesto contra la servidumbre. Escritos frente a la guerra. Barcelona: Ediciones Destino, 2003.
- Del Ganges al Mediterráneo: un diálogo entre las culturas de India y Europa (en colaboración con Vidya Nivas Mishra). Madrid: Siruela, 2004.
- Maldita perfección. Escritos sobre el sacrificio y la celebración de la belleza. Barcelona: Editorial Acantilado 2013.

ESCRITURA TRANSVERSAL
- El cazador de instantes. Barcelona: Ediciones Destino, 1996. Reeditado 2007.
- El Puente de Fuego. Cuaderno de Travesía, 1996-2002. Barcelona: Ediciones Destino, 2004.
- Enciclopedia del crepúsculo. Madrid: El Acantilado, 2006.
- Breviario de la aurora. Barcelona: El Acantilado, 2006.
- Visión desde el fondo del Mar. Barcelona: Editorial Acantilado, 2010. Premio Cálamo 2010. Premio Ciudad de Barcelona 2010.

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2019 | c/ Méndez Núñez, 17 - 28014 Madrid | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres