PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

miércoles, 12 de agosto de 2020

 Blog de Rafael Argullol

La amenaza

Rafael Argullol: Hablando de las amenazas de nuestra época esta mañana he recibido un curioso email que me ha remitido una amiga, una información sobre México que ella recibió a su vez de un corresponsal en este país, en la que se vincula  la actual situación de epidemia con supuestas conspiraciones. Algunos de los aspectos del email, éste que te he dejado leer,  parecen bastante verosímiles mientras otros producen una cierta sensación de perplejidad o incertidumbre. Para que nuestros amigos lectores y amigos lo comprendan, en el mail de origen mexicano se vincula la crisis económica mundial, la pandemia, la reciente reunión del G7 y al mismo tiempo se interroga acerca de algunos aspectos del desarrollo de la pandemia sobre todo en México, como la invisibilidad de los muertos, determinadas entradas en acción previas a la noticia como la dosificación de la información, etc.

Delfín Agudelo: Si bien nunca he sido un ferviente seguidor de las teorías de la conspiración, debo admitir que, tal como dices, encuentro algunas ideas del correo bastante verosímiles. Me llama la atención la conexión que el autor, quien quiera que haya sido, ha podido encontrar entre la crisis mundial, el G7, el estado de emergencia y la falta de imágenes de los enfermos y aquellos que han lastimosamente muerto.

R.A.: Lo curioso es que evidentemente por un lado no podemos caer en la irresponsabilidad de negar la evidencia científica de lo que está sucediendo, pero por otro lado no deja de ser curioso esta especie de impulsión cíclica en la amenaza que se produce en el mundo en los últimos decenios. Hoy se habla de la gripe porcina, hace unos pocos meses se hablaba de la gripa aviar, hace un poco más se hablaba de las vacas locas, del Sars, etc. Se va reproduciendo cíclicamente la amenaza, ante la cual siempre estamos desconcertados: por un lado podríamos mostrarnos escépticos pero el ciclo de la amenaza difundido por los medios de comunicación globales es tan poderoso que viene a decirte, si te muestras escéptico, que finalmente puede pasar como en el cuento en que el lobo viene de verdad. Cada vez que se presenta el nuevo ciclo de amenaza evidentemente entramos en una situación de duda y de contradicción. En ese caso, aunque a mí las teorías conspiratorias nunca me han gustado y a veces me parecen algo infantiles, no deja de ser relevante la cierta coincidencia entre esa pandemia y una necesidad de ocultamiento de las consecuencias de la crisis económica.

 
 

[Publicado el 04/5/2009 a las 07:49]

[Etiquetas: Gripe porcina, crisis mundial, G7, amenaza]

Compartir:

Comentarios (21)

  • Mi nombre, es Marìa de los Angeles Medina
    Creo que la crisis económica mundial se inserte dentro de un sistema de crisis que abarca, desde el comienzo a otras estructuras y esferas de acciòn humana y su entorno como son, crisis alimentaria, ambiental, estamos hablando de una crisis sistemica y prueba de ello, es lo que sucede en nuestro paìs a diario, desaparecidos, reformas absurdas.

    Comentado por: maria de los angeles medina hernandez el 14/4/2015 a las 21:44

  • Hablando de crisis, esta afecta diversas áreas de acción humana, económica, política, crisis sistemica todo se afecta prueba de ello es lo que sucede en nuestro querido México, desaparición de los estudiantes normalistas, la reforma educativa, donde el gobierno se quiere deshacer del derecho de educación gratuita, otorgando un subsidio a ella, mientras los paìses industrializados: Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia y otros conocidos estàn pensando en la reserva internacional ante la crisis económica mundial siempre pensando en el propio bienestar.

    Comentado por: Marìa de los Àngeles Medina el 14/4/2015 a las 21:31

  • Señor Argullol:
    Yo no lo estimo en nada, más después de leer el mencionado artículo que lleva su firma en El Pais. Por tanto lo saludo simplemente, por una cuestión de cortesía.
    Le adjunto el correo que he enviado a dicho diario. Supongo que lo tirarán a la basura, pero quiero que aquí conste mi opinión, en público, para que al menos Usted sienta un poco de verguenza por su ignoracia y falta de sensibilidad.

    Aquí va el correo:

    "Buenos días.

    Soy madre de un niño maravilloso de 7 años. Su nombre es Mario, es un niño guapo, inteligente, cariñoso, pero con una gran dificultad social: tene autismo.
    Su dificultad no radica solo en él, sino en personas que, como Ustedes, se atreven a utilizar sus dificultades como un insulto, como un sinónimo de gilipollez extrema. Esa actitud, basada en la ignorancia y impiedad extrema de ciertas personas, hace que mi hijo, y muchos hijos de otros padres en este país, se vean relegados como parias fuera del círculo de niños de su entorno. Esa actitud, que gente ignorante como Argullol, al que Ustedes pagan para que escriba barbaridades en un medio público, está haciendo un daño inmenso a nuestros hijos.

    No estoy dispuesta a consentirles este tipo de ignominias. Les exijo una disculpa pública en su periódico, por parte de este señor Argullol, "experto" por la punta de atrás en trastornos del desarrollo, y además por parte del director del periódico "El pais".

    Un saludo."

    Comentado por: Carmen Encinas el 06/6/2009 a las 16:52

  • Mi nombre es Esther Cuadrado. Soy la madre de un niño de cuatro años, diagnosticado con autismo.
    El objeto de este correo es el artículo publicado en su periódico por el señor Argullol, titulado "La culpa del otro"
    Como madre de un menor con autismo, les exigo respeto, ética, profesionalidad y un conocimiento y uso adecuado del lenguaje.
    Respeto: porque el uso perpetran de la palabra autismo incide de manera directa en la consideración social de niños como mi hijo, en aumentar el desconocimiento y prejuicios sociales existentes sobre este síndrome y en la discriminación que niños como mi hijo sufren todos los días. Respeto a la legislación vigente en este país.
    Ética: Aténganse a los propios códigos deontólogicos de los que ustedes se dotan como colectivo profesional.
    Profesionalidad: Conciencia de la repercusión social de las palabras que se escriben y publican en su periódico. Documentación y rigor a la hora de escribir.
    Conocimiento y uso adecuado del lenguaje, ya que la Real Academia de la Lengua española en ningún momento referencia el término "autismo" como sinónimo o tipo de barbarismo.

    Por otra parte, estoy a su disposición para ayudarles en el proceso de documentación, si tienen interés en hablar de autismo, y de la situación educativa y sanitaria que padecen estos menores.
    Atentamente
    Esther Cuadrado Barbería
    Mamá de Arturo.

    Comentado por: Esther Cuadrado el 04/6/2009 a las 13:40

  • He leído su curriculum señor Argullol, y para lo extenso que es me asombra la tremenda ignorancia con la que se atreve a usar la palabra "autismo". Sea usted un caballero y pida disculpas, por favor.

    Comentado por: una madre cualquiera el 03/6/2009 a las 09:41

  • lei el articulo sobre la barbarie de la juventud, donde se usa la palabra autismo para referirse a estos adolecentes. quisiera dejar aqui escrito mi descontento por este hecho ya que el autismo es un trastorno que lamentablemente a algunos nos toca enfrentar y nada tiene que ver con adolecentes o niños mal enseñados o infractores. mas me preocupa que este termino sea empleado con tanta soltura por alguien que segun lei por aqui es una persona "CULTA" Y UN CATEDRATICO que segun puedo ver no tiene ni idea que es el autismo, estoy segura que no fue su intencion la de ofender a nadie pero creo que deberia tener cuidado a la hora de emplear terminos que no sabe lo que significan. saludos desde uruguay, lourdes, mama de flor de 5 ños con autismo

    Comentado por: lourdes el 02/6/2009 a las 20:57

  • “Estimado Sr. Argullol:
    En su tribuna “La culpa del otro”, publicada en el periódico El País, habla del “preocupante barbarismo (de la juventud) que se detecta en forma de ignorancia, apatía, autismo y violencia”.
    El autismo no es barbarismo, sr. Argullol. Es un síndrome que afecta a más de 200.000 personas en España. Y son personas que luchan por ser una más en este mundo donde hay cabida para la diversidad. Por favor, no mezcle ni líe conceptos.
    Sr. Algullol, dejemos de utilizar la palabra “autismo” como descalificación o como sinónimo de personas indiferentes que viven aisladas en su mundo porque son incapaces de sentir o asociada a connotaciones negativas, como usted ha hecho en su artículo. Conozca su realidad y no haga más daño. Infórmese, por favor, pues en esta ocasión digamos que también le ha estallado a usted la burbuja de la ignorancia”.

    Comentado por: Eusebio Freire Bargados el 02/6/2009 a las 17:14

  • Estimado Sr. Argullol.
    En artículo de opinión escrito por usted en el diario El País, titulado "La culpa del otro", y asumiendo y respetando la existencia de la libertad del expresión me niego a aceptar que, entre los rasgos negativos que, según usted, caracterizan a los jóvenes de hoy en día se encuentran la ingnorancia, la apatía, la violencia y...........¡¡¡¡¡¡¡¡¡el autismo!!!!!!!!!!.
    ¿Usted sabe lo que es el autismo?. Me imagino que, dado la utilización que hace del termino en su artículo, se ha dejado llevar por un absoluto desconocimiento de lo que significa ser autista.
    El desconocimiento sobre esta enfermedad permite que se utilice con la ligereza con la que la usa usted pero, por favor, busque por favor en google o en un diccionario el significado de autismo y se percatará de que fué un grave error utilizarlo como uno de los rasgos que caracterizan a nuestra juventud.
    Soy madre de una niña autista no oral y me parece vergonzoso que se utilicen plataformas como el diario "El País" para desvirtuar de esa manera una enfermedad que cada vez afecta a más niños.
    Me gustaría que se retractara......aunque sin lo hace, estará adoptando la postura de los jóvenes que usted tanto critica, sobre todo, la apatía.
    Un saludo

    Comentado por: Maria Alvarez Menéndez el 02/6/2009 a las 13:51

  • Buenos días, le escribo desde Córdoba de Argentina.
    En su artículo "La culpa del otro", en el que analiza la educación, los medios...eso de andar mirando hacia afuera y no en la propia casa, ha vertido la palabra 'Autismo' quizás no de manera peyorativa. Palabra que muchos comunicadores utilizan para decir: distraídos, no visualizan. Quizás debiéramos enviar a todas las universidades, a las academias de letras??? una carta advirtiendo del mal uso de la misma???.
    Le saludo atentamente.

    Comentado por: Graciela Roth el 02/6/2009 a las 13:08

  • Estimado Sr. Argullol:
    En su tribuna “La culpa del otro”, publicada en el periódico El País, habla del “preocupante barbarismo (de la juventud) que se detecta en forma de ignorancia, apatía, autismo y violencia”.
    El autismo no es barbarismo, sr. Argullol. Es un síndrome que afecta a más de 200.000 personas en España, entre ellas mi hija.
    Sr. Algullol, ya sé que se ha convertido en un tópico usar la palabra "autista" en sentido peyorativo pero debe considerar que son personas diferentes, no peores. Usted, al ser un intelectual que escribe en un medio de comunicación de gran prestigio, tiene una gran responsabilidad para conseguir que esto cambie.
    Cuide en adelante este aspecto, por favor.

    Comentado por: Pedro López el 02/6/2009 a las 10:49

  • Sólo quería sumarme a lo que tan bien han expresado otras personas como Anabel, David, o Manuel. Sr. Argullol, le tenía en alta estima como ensayista, pero qué gran decepción al leer su artículo en El País. Cada frase como la que usted ha escrito significa un paso atrás en este complicado mundo de la diversidad funcional y la inclusión en la sociedad de aquellos que son diferentes.
    Personalmente, agradecería una rectificación.

    Comentado por: Rocio el 02/6/2009 a las 10:37

  • Me parece un comentario lamentable, tira a la basura muchos dias, meses y años de trabajo de profesionales y familiares de personas con autismo para informar e incluir en nuestra sociedad un trastorno denominado autismo y que no tiene nada que ver con el barbarismo de la juventud.
    Mas lamentable si procede de un escritor:
    “preocupante barbarismo (de la juventud) que se detecta en forma de ignorancia, apatía, autismo y violencia”.

    Comentado por: Vicente el 02/6/2009 a las 08:51

  • “Estimado Sr. Argullol:

    En su tribuna “La culpa del otro”, publicada en el periódico El País, habla del “preocupante barbarismo (de la juventud) que se detecta en forma de ignorancia, apatía, autismo y violencia”.

    El autismo no es barbarismo, sr. Argullol. Es un síndrome que afecta a más de 200.000 personas en España. Y son personas que luchan por ser una más en este mundo donde hay cabida para la diversidad. Por favor, no mezcle ni líe conceptos.

    Sr. Algullol, dejemos de utilizar la palabra “autismo” como descalificación o como sinónimo de personas indiferentes que viven aisladas en su mundo porque son incapaces de sentir o asociada a connotaciones negativas, como usted ha hecho en su artículo. Conozca su realidad y no haga más daño. Le invito a que se informe de este trastorno que afecta de forma muy distinta a distintos niños.

    Muchas gracias por sumar vuestras voces.

    Saludos,

    David (padre de un niño de 3 años con autismo)

    Comentado por: David el 02/6/2009 a las 06:34

  • Nunca he entendido cómo es posible que alguien que vive del lenguaje utilice la palabra "autismo" en sentido peyorativo. El gesto demuestra una gran falta de sensibilidad y poca capacidad para el uso de las palabras.
    Me parece impropio de un profesional de la literatura.

    Comentado por: Eva el 01/6/2009 a las 23:58

  • Soy madre de un niño con autismo, no la madre de un bárbaro

    Comentado por: mamiago el 01/6/2009 a las 21:17

  • En apoyo de Anabel Cornago y demás compañeros:

    Estimado Sr. Argullol:
    En su tribuna “La culpa del otro”, publicada en el periódico El País, habla del “preocupante barbarismo (de la juventud) que se detecta en forma de ignorancia, apatía, autismo y violencia”.
    El autismo no es barbarismo, sr. Argullol. Es un síndrome que afecta a más de 200.000 personas en España. Y son personas que luchan por ser una más en este mundo donde hay cabida para la diversidad. Por favor, no mezcle ni líe conceptos.
    Sr. Algullol, dejemos de utilizar la palabra “autismo” como descalificación o como sinónimo de personas indiferentes que viven aisladas en su mundo porque son incapaces de sentir o asociada a connotaciones negativas, como usted ha hecho en su artículo. Conozca su realidad y no haga más daño. Infórmese, por favor, pues en esta ocasión digamos que también le ha estallado a usted la burbuja de la ignorancia.
    Atentamente,
    Anabel Cornago
    (madre de un niño de cuatro años y medio con autismo)

    Comentado por: Henar el 01/6/2009 a las 18:59

  • Estimado Sr. Argullol:
    En su tribuna “La culpa del otro”, publicada en el periódico El País, habla del “preocupante barbarismo (de la juventud) que se detecta en forma de ignorancia, apatía, autismo y violencia”.
    El autismo no es barbarismo, sr. Argullol. Es un síndrome que afecta a más de 200.000 personas en España. Y son personas que luchan por ser una más en este mundo donde hay cabida para la diversidad. Por favor, no mezcle ni líe conceptos.
    Sr. Algullol, dejemos de utilizar la palabra “autismo” como descalificación o como sinónimo de personas indiferentes que viven aisladas en su mundo porque son incapaces de sentir o asociada a connotaciones negativas, como usted ha hecho en su artículo. Conozca su realidad y no haga más daño. Infórmese, por favor, pues en esta ocasión digamos que también le ha estallado a usted la burbuja de la ignorancia.
    Atentamente,
    Anabel Cornago
    (madre de un niño de cuatro años y medio con autismo)

    Comentado por: anabel cornago el 01/6/2009 a las 18:35

  • "Si bien nunca he sido un ferviente seguidor de las teorías de la conspiración, debo admitir...", "infantil..." Bien, pues cuando llegue el momento y sea demasiado tarde, también lo será para abrir los ojos y darse cuenta de que has sido víctima de una gran estafa "conspiradora". "Despierten, coño", burgueses de caca.

    Comentado por: siete el 11/5/2009 a las 18:29

  • Todo “sistema” tiende a defenderse de los elementos que puedan perturbarle. Es un principio básico teorizado por los expertos de la “Teoría general de los sistemas”. El sistema capitalista se depura interiormente y se defiende ante las agresiones externa como cualquiera otro. Las conspiraciones parecen pertenecer a mundos más pequeños, menos complejos. El miedo y la fuerza constituyen las defensas de ete sistema, una vez desaparecido la posibilidad de cualquier otro modelo de producción. Ante terceros paíes, la fuerza;en el interior del sistema, el miedo generalizado a través de diversos registros más o menos subliminales, o la amenaza directa….!os quedais sin pensiones, sin servicios publicos sanitarios..etcetra!

    Comentado por: Pablo el 07/5/2009 a las 08:11

  • si llueve y hay inundaciones, la culpa la tiene el gobierno
    si no llueve y hay sequía, la culpa la tiene el gobierno

    Comentado por: jbv el 05/5/2009 a las 20:26

  • Y haciendo memoria llegaríamos hasta la constante amenaza nuclear en los años de la "guerra fría". Siempre bajo o-presión.

    Comentado por: Eric El Rojo el 04/5/2009 a las 21:16

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Rafael Argullol Murgadas (Barcelona, 1949), narrador, poeta y ensayista, es catedrático de Estética y Teoría de las Artes en la Facultad de Humanidades de la Universidad Pompeu Fabra. Es autor de treinta libros en distintos ámbitos literarios. Entre ellos: poesía (Disturbios del conocimiento, Duelo en el Valle de la Muerte, El afilador de cuchillos), novela (Lampedusa, El asalto del cielo, Desciende, río invisible, La razón del mal, Transeuropa, Davalú o el dolor) y ensayo (La atracción del abismo, El Héroe y el Único, El fin del mundo como obra de arte, Aventura: Una filosofía nómada, Manifiesto contra la servidumbre). Como escritura transversal más allá de los géneros literarios ha publicado: Cazador de instantes, El puente del fuego, Enciclopedia del crepúsculo, Breviario de la aurora, Visión desde el fondo del mar. Recientemente, ha publicado Moisès Broggi, cirurgià, l'any 104 de la seva vida (2013) y Maldita perfección. Escritos sobre el sacrificio y la celebración de la belleza (2013).

Ha estudiado Filosofía, Economía y Ciencias de la Información en la Universidad de Barcelona. Estudió también en la Universidad de Roma, en el Warburg Institute de Londres y en la Universidad Libre de Berlín, doctorándose en Filosofía (1979) en su ciudad natal. Fue profesor visitante en la Universidad de Berkeley. Ha impartido docencia en universidades europeas y americanas y ha dado conferencias en ciudades de Europa, América y Asia. Colaborador habitual de diarios y revistas, ha vinculado con frecuencia su faceta de viajero y su estética literaria. Ha intervenido en diversos proyectos teatrales y cinematográficos. Ha ganado el Premio Nadal con su novela La razón del mal (1993), el Premio Ensayo de Fondo de Cultura Económica con Una educación sensorial (2002), y los premios Cálamo (2010) y Ciudad de Barcelona (2010) con Visión desde el fondo del mar. 

Bibliografía

Maldita perfección. Escritos sobre el sacrificio
y la celebración de la belleza
(Acantilado, 2013)

 
Una educación sensorial. Historia personal del desnudo
femenino en la pintura
(Acantilado 2012)
Visiones desde el fonde del mar (Acantilado, 2010).
MICROSITE DEL LIBRO

 

Publicaciones principales

POESÍA
- Disturbios del conocimiento. Barcelona: Icaria Editorial, 1980.
- Duelo en el Valle de la Muerte. Madrid: Editorial Ayuso, 1986.
- El afilador de cuchillos. Barcelona: El Acantilado. Quaderns Crema, 1999.
- El poema de la serpiente. Badajoz: Asociación Cultural Littera Villanueva, 2010.
- Cantos del Naumon. Libros del Aire. Colección Jardín Cerrado, núm. 5, 2010.

NARRATIVA
- Lampedusa. Barcelona: Editorial Montesinos, 1981.
- El asalto del cielo. Barcelona: Editorial Plaza & Janés, 1986.
- Desciende, río invisible. Barcelona: Editorial Destino, 1989.
- La razón del mal. Premio Nadal 1993. Barcelona: Editorial Destino, 1994.
- Transeuropa. Madrid: Alfaguara Ediciones, 1998.
- Davalú o el dolor. Madrid: RBA, 2001.
- Moisès Broggi, cirurgià, l'any 104 de la seva vida. Barcelona: Quaderns Crema, 2013.

ENSAYO
- El Quattrocento. Barcelona: Editorial Montesinos, 1982.
- La atracción del abismo. Barcelona: Editorial Bruguera, 1983. Reeditado 2006.
- El Héroe y el Único. Madrid: Taurus Editorial, 1984.
- Tres miradas sobre el arte. Barcelona: Icaria Editorial, 1985.
- Leopardi. Infelicidad y titanismo. Barcelona, 1986
- Territorio del nómada. Barcelona: Ediciones Destino, 1986.
- El fin del mundo como obra de arte. Barcelona: Ediciones Destino, 1990. Reeditado 2007.
- El cansancio de Occidente (en colaboración con Eugenio Trías). Barcelona: Ediciones Destino, 1994.
- Sabiduría de la ilusión. Madrid: Taurus Editorial, 1994.
- Aventura. Una filosofía nómada. Barcelona: Nuevas Ediciones Debolsillo, 2000.
- Una educación sensorial. Historia personal del desnudo femenino en la pintura. Madrid-México: Fondo de Cultura Económica, 2002. Barcelona: Editorial Acantilado, 2012.
- Manifiesto contra la servidumbre. Escritos frente a la guerra. Barcelona: Ediciones Destino, 2003.
- Del Ganges al Mediterráneo: un diálogo entre las culturas de India y Europa (en colaboración con Vidya Nivas Mishra). Madrid: Siruela, 2004.
- Maldita perfección. Escritos sobre el sacrificio y la celebración de la belleza. Barcelona: Editorial Acantilado 2013.

ESCRITURA TRANSVERSAL
- El cazador de instantes. Barcelona: Ediciones Destino, 1996. Reeditado 2007.
- El Puente de Fuego. Cuaderno de Travesía, 1996-2002. Barcelona: Ediciones Destino, 2004.
- Enciclopedia del crepúsculo. Madrid: El Acantilado, 2006.
- Breviario de la aurora. Barcelona: El Acantilado, 2006.
- Visión desde el fondo del Mar. Barcelona: Editorial Acantilado, 2010. Premio Cálamo 2010. Premio Ciudad de Barcelona 2010.

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres