PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

sábado, 24 de agosto de 2019

 Blog de Rafael Argullol

Bram Stoker reescribe "Drácula"

Rafael Argullol: Hubiera sido muy interesante que un Kafka de finales del siglo XX o comienzos del XXI hubiera recogido la materia prima de Orson Welles: que hubiéramos pasado de Praga a Nueva York y ahora volviéramos a recoger esto kafkianamente pero con toda la experiencia del siglo XX.

Delfín Agudelo: Creo que hay un gesto de valentía absoluta cuando el director toma el libro y decide hacer a partir de él no digamos una libre traslación en la que sencillamente toma un personaje y lo sitúa, sino tomar la historia y otorgarle un elemento que no forma parte del libro, ya sea porque no forma parte del libro mismo o porque decide sencillamente cambiar directamente la novela y hacer la versión a su gusto. Es un tema que está ahí sobre la mesa por cuestiones de grandes productoras que no les gusta la historia y piden el cambio para así tener más público. Sin embargo, hay casos ejemplares, como el Drácula de Coppola -de hecho ya lcomentado alguna vez- que incluye el episodio de cómo y por qué Drácula se convierte en Drácula: luego de la muerte de Elisabeta, clava la espada en la cruz, y bebe de la sangre que de allí emana. Aquello no está en Drácula de Stoker; pero la manera como lo lleva a cabo permite pensar, en el imaginario vampiresco, que ése es precisamente el nacimiento de Drácula.

Rafael Argullol: Creo que los grandes trasladadores al cine de obras literarias son aquellos que siguen el proceso de Orson Welles; es decir, toman la materia prima, la recrean, y la convierten no solo en una obra acabada sino en una nueva  materia prima. Es decir: también ahí sería muy interesante ver cómo escribiría actualmente Drácula Bram Stoker, después de haber visto todos los Dráculas del siglo XX. Éste sería un juego intelectual de primera categoría: ver cómo el propio literato podría recoger la experiencia cinematográfica y en qué se convertiría. El caso que estábamos comentando de Orwell en 1984: lo que sería muy interesante es que él fuera capaz de construir su anti-utopía a partir de lo que ha ocurrido desde 1984 hasta ahora, este doble juego. Esto pasaba en la relación más tradicional de pintor-literato, por ejemplo en el renacmineto o en el barroco. Ocurría muchas veces que el pintor trasladaba al héroe antiguo y entonces el cuadro llegaba a incluir todas las representaciones literarias que se podían hacer. Por ejemplo en el teatro es evidente: Shakespeare lo que hace es trasladar toda una materia prima anterior, la convierte en visualidad -porque no podemos olvidar que Shakespeare fue visualidad-, y esto repercutió de nuevo en textos antiguos.

Todo allí lo vemos de una manera que encuentro clave en nuestra época: en lugar de contraponer, como a veces se hace tópica y fácilmente, la cultura de la imagen con la cultura de la palabra, lo realmente interesante es que actuara este circuito: cómo de la palabra se pasa a la imagen y cómo desde la imagen se vuelve a pasar a la palabra. En ese sentido creo que es obligación de un escritor de nuestra época estar al tanto de todo lo que es el bagaje visual, la sensibilidad visual de nuestro tiempo. Si un escritor de nuestra época estuviera solo encerrado en bibliotecas, encerrado exclusivamente con lo textual y aislado de lo visual, necesariamente sería un escritor incapaz de captar el espíritu de nuestra época. De la misma manera que, al contrario, todos los que desde la supuesta cultura visual se desvinculan radicalmente de la palabra, del anclaje de la palabra, acaban perdiéndose, que es lo que ocurre actualmente con tantísimas películas en las cuales los efectos visuales o especiales son espectaculares pero están totalmente mutilados por falta de gravedad en el guión, por falta de peso en el guión, por falta del peso de la palabra.

[Publicado el 23/4/2009 a las 12:31]

[Etiquetas: Imagen, texto, autor, director, cine, literatura, reescritura, Coppola, Stoker, Drácula]

Compartir:

Comentarios (8)

  • No se me enfade usted, señor Corleone. ¡Imagínese la viuda de Stoker en manos de la SGAE! No nos hubiera quedado ni una copia de Nosferatu, por muy escondida que estuviera. Y que conste que estoy en desacuerdo con muchas de las críticas a la SGAE, pero lo del gravamen a los cd´s.....
    Venha, no se lo tome a mal, hombre, que no es para tanto.

    Comentado por: escoin el 26/4/2009 a las 22:29

  • Dracula de Coppola no es cursi, ES MUY CURSI
    aun asi es la mejor con la de la Hammer

    Comentado por: michele corleone el 25/4/2009 a las 23:45

  • Nosferatu es tan mala q incluso en su epoca fue polemica.
    esta hecha ademas a toda prisa con un guion pesimo, pues la mujé de Stoker les estaba echando el aliento judicial.
    cierto, Max Schreck se hace inolvidable en 3 escenas.
    NOSFERATU = KK

    menuda decepcion tuve!

    ah, y la version de Herzog con Kinski como Nosferatu, esa esta algo mejor ambientada pero el final, PATETICO

    el verdadero film Dracula esta aun por hacer

    Comentado por: michele corleone el 25/4/2009 a las 23:43

  • Totalmente de acuerdo Omar. Una salida de tono por mi parte. El comentario de Argullol es excelente y lleno de ideas, como siempre. Pero es que ese trasvase, esa osmosis, simbiosis, o como quiera llamarse, entre lo visual y la palabra y/o viceversa, como obra que capte ambos medios para decir en lo actual, sería creo signo de genialidad..!algo tan ficil y escaso! Ademas, el predominio de lo visual, es evidente. Renoir, quizá.

    Comentado por: Pablo el 25/4/2009 a las 19:13

  • ¡Hombre, Nosferatu una bazofia! Eso sí, la música que han introducido los de Divisa (no sé si habrán sido los de Divisa, dudo que en Alemania se hayan atrevido a ello) es horrorosa.
    Nosferatu tiene detalles simpáticos, como cuando Hutter se detiene en la posada, o cuando le recoge el funesto cochero que le conducirá hasta el castillo de Orlok ( a una velocidad endiablada, nunca mejor dicho, que ahora nos provoca la risa). Y el actor Max Schreck en su papel de Nosferatu, creo que tampoco está nada mal. Acuérdense de la cara que pone Hutter cuando se hace un corte en el dedo y ve de qué manera reacciona Nosferatu.....
    Ciertamente, el papel de la mujer de Hutter es lacrimógeno. Parece que sufre una depresión nerviosa desde el inicio de la película.No sé el nombre de la actriz, pero supongo que haría mejores interpretaciones a lo largo de su carrera.
    Seamos un poco indulgentes con estas películas de la década de los veinte. Murnau se lo merece.

    Comentado por: escoin el 25/4/2009 a las 13:33

  • sí, es verdad.
    hay una especie de compos de diferentes campos q pueden servir como nueva fuente de inspiracion para recrear el mito

    esto viene de lejos
    Lucrecio cogio las ideas de Epicuro y las restauro:"yo les insuflaré nueva vida"

    el Dracula de Coppola esta bien, tiene fallos, es cursi, pero algunas escenas son maravillosas:
    el final con el sol en un decorado, dracula andando por los muros o las draculinas andando juntas o la misma escena de la navaja ensangrentada

    Nosferatu es una BAZOFIA; la de Bela Lugosi, solo el principio; la de la Hammer esta bien con Dracula en los hielos. con la de Coppola es la mejor.

    aun asi, el film de Dracula esta aun por hacer.
    muy buen mito, es el Anticristo, la Supersticion y VanHelsing la pequeña luz de la razon:"siempre quiero mantener la mente abierta".
    el 1er capitulo es de lo mejor de la Hª. o el relato del barco Carpatos ES MARAVILLOSO: fatalista, macabro, malsano.

    el mito de chupasangre viene de cuando Stoker supo o vio q en las hambrunas de irlanda, la gente desenterraba a los muertos y les chupaba la sangre para poder sobrevivir.

    Comentado por: michele corleone el 25/4/2009 a las 01:54

  • No creo que haya que recurrir a Hegel o a Trías para comprender la afirmación, Pablo. Sería agregar una nota a pie de página innecesaria.

    Comentado por: omar el 24/4/2009 a las 10:30

  • ¿Captar el espíritu de nuestra época ?.....¿ el espíritu de nuestra época ?... época, ¿ qué época ?... espíritu, ¿ qué espíritu ? Me he perdido. Tendré que leer a Hegel de nuevo ? o quizá mejor a Eugenio Trías ? No sé, no sé. Ya veremos.

    Comentado por: Pablo el 23/4/2009 a las 18:19

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Rafael Argullol Murgadas (Barcelona, 1949), narrador, poeta y ensayista, es catedrático de Estética y Teoría de las Artes en la Facultad de Humanidades de la Universidad Pompeu Fabra. Es autor de treinta libros en distintos ámbitos literarios. Entre ellos: poesía (Disturbios del conocimiento, Duelo en el Valle de la Muerte, El afilador de cuchillos), novela (Lampedusa, El asalto del cielo, Desciende, río invisible, La razón del mal, Transeuropa, Davalú o el dolor) y ensayo (La atracción del abismo, El Héroe y el Único, El fin del mundo como obra de arte, Aventura: Una filosofía nómada, Manifiesto contra la servidumbre). Como escritura transversal más allá de los géneros literarios ha publicado: Cazador de instantes, El puente del fuego, Enciclopedia del crepúsculo, Breviario de la aurora, Visión desde el fondo del mar. Recientemente, ha publicado Moisès Broggi, cirurgià, l'any 104 de la seva vida (2013) y Maldita perfección. Escritos sobre el sacrificio y la celebración de la belleza (2013).

Ha estudiado Filosofía, Economía y Ciencias de la Información en la Universidad de Barcelona. Estudió también en la Universidad de Roma, en el Warburg Institute de Londres y en la Universidad Libre de Berlín, doctorándose en Filosofía (1979) en su ciudad natal. Fue profesor visitante en la Universidad de Berkeley. Ha impartido docencia en universidades europeas y americanas y ha dado conferencias en ciudades de Europa, América y Asia. Colaborador habitual de diarios y revistas, ha vinculado con frecuencia su faceta de viajero y su estética literaria. Ha intervenido en diversos proyectos teatrales y cinematográficos. Ha ganado el Premio Nadal con su novela La razón del mal (1993), el Premio Ensayo de Fondo de Cultura Económica con Una educación sensorial (2002), y los premios Cálamo (2010) y Ciudad de Barcelona (2010) con Visión desde el fondo del mar. 

Bibliografía

Maldita perfección. Escritos sobre el sacrificio
y la celebración de la belleza
(Acantilado, 2013)

 
Una educación sensorial. Historia personal del desnudo
femenino en la pintura
(Acantilado 2012)
Visiones desde el fonde del mar (Acantilado, 2010).
MICROSITE DEL LIBRO

 

Publicaciones principales

POESÍA
- Disturbios del conocimiento. Barcelona: Icaria Editorial, 1980.
- Duelo en el Valle de la Muerte. Madrid: Editorial Ayuso, 1986.
- El afilador de cuchillos. Barcelona: El Acantilado. Quaderns Crema, 1999.
- El poema de la serpiente. Badajoz: Asociación Cultural Littera Villanueva, 2010.
- Cantos del Naumon. Libros del Aire. Colección Jardín Cerrado, núm. 5, 2010.

NARRATIVA
- Lampedusa. Barcelona: Editorial Montesinos, 1981.
- El asalto del cielo. Barcelona: Editorial Plaza & Janés, 1986.
- Desciende, río invisible. Barcelona: Editorial Destino, 1989.
- La razón del mal. Premio Nadal 1993. Barcelona: Editorial Destino, 1994.
- Transeuropa. Madrid: Alfaguara Ediciones, 1998.
- Davalú o el dolor. Madrid: RBA, 2001.
- Moisès Broggi, cirurgià, l'any 104 de la seva vida. Barcelona: Quaderns Crema, 2013.

ENSAYO
- El Quattrocento. Barcelona: Editorial Montesinos, 1982.
- La atracción del abismo. Barcelona: Editorial Bruguera, 1983. Reeditado 2006.
- El Héroe y el Único. Madrid: Taurus Editorial, 1984.
- Tres miradas sobre el arte. Barcelona: Icaria Editorial, 1985.
- Leopardi. Infelicidad y titanismo. Barcelona, 1986
- Territorio del nómada. Barcelona: Ediciones Destino, 1986.
- El fin del mundo como obra de arte. Barcelona: Ediciones Destino, 1990. Reeditado 2007.
- El cansancio de Occidente (en colaboración con Eugenio Trías). Barcelona: Ediciones Destino, 1994.
- Sabiduría de la ilusión. Madrid: Taurus Editorial, 1994.
- Aventura. Una filosofía nómada. Barcelona: Nuevas Ediciones Debolsillo, 2000.
- Una educación sensorial. Historia personal del desnudo femenino en la pintura. Madrid-México: Fondo de Cultura Económica, 2002. Barcelona: Editorial Acantilado, 2012.
- Manifiesto contra la servidumbre. Escritos frente a la guerra. Barcelona: Ediciones Destino, 2003.
- Del Ganges al Mediterráneo: un diálogo entre las culturas de India y Europa (en colaboración con Vidya Nivas Mishra). Madrid: Siruela, 2004.
- Maldita perfección. Escritos sobre el sacrificio y la celebración de la belleza. Barcelona: Editorial Acantilado 2013.

ESCRITURA TRANSVERSAL
- El cazador de instantes. Barcelona: Ediciones Destino, 1996. Reeditado 2007.
- El Puente de Fuego. Cuaderno de Travesía, 1996-2002. Barcelona: Ediciones Destino, 2004.
- Enciclopedia del crepúsculo. Madrid: El Acantilado, 2006.
- Breviario de la aurora. Barcelona: El Acantilado, 2006.
- Visión desde el fondo del Mar. Barcelona: Editorial Acantilado, 2010. Premio Cálamo 2010. Premio Ciudad de Barcelona 2010.

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2019 | c/ Méndez Núñez, 17 - 28014 Madrid | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres