PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

martes, 4 de agosto de 2020

 Blog de Rafael Argullol

Stanley Kubrick, artista del siglo XX

Rafael Argullol: En el décimo aniversario de la muerte de Stanley Kubrick creo que valdría la pena dedicarle toda una serie de recuerdos y reflexiones alrededor de una obra que me parece única en la cinematografía contemporánea. Creo que Stanley Kubrick se ajusta muy bien a una definición del cineasta en la cual todavía es absolutamente importante el vínculo con la creación artística. En ese sentido Kubrick siempre fue muy riguroso al entender que él formaba parte de la tradición europea, que continuaba la tradición europea, y de la misma manera que había habido expresiones de esa tradición en la pintura, escultura, en la arquitectura, en la literatura, en la música, siendo uno de los soportes lingüísticos y tecnológicos del siglo XX el cine debía ser una continuidad de la tradición artística. Por tanto Kubrick en todas sus películas a través de este perfeccionismo y de ese rigorismo que le caracteriza en realidad revindicó siempre la función del cineasta como artista. Eso evidentemente le hizo enfrentarse con los devaneos del mercado, con las condiciones de producción, siempre defendiendo lo que podríamos llamar el rigor intelectual y artístico.

Delfín Agudelo: Quizás una de sus más grandes características reside en su ya valiosa y famosa afirmación: "Cualquier idea que pueda ser leída o pensada también puede ser filmada."

R.A.: Exacto. Es muy necesario remarcarlo en una época en la que el cine tantas veces se convierte en un mero entretenimiento y en fuegos de artificio, valdría la pena citar aquí como un caso quizás único en toda la historia del cine un director que abordó los distintos géneros del cine, casi me atrevería a decir que hizo una obra maestra sobre cada uno de los géneros. En Senderos de gloria creo que es una de las obras más desgarradoras de la primera guerra mundial, por tanto cine bélico; en El atraco perfecto es el cine negro; en El resplandor el cine de terror; en Doctor Strangelove, que en España se tradujo como El teléfono rojo, ¿volamos hacia Moscú?, una comedia de tipo negro; en Lolita una muy peculiar historia de amor; en 2001: odisea al espacio una de los grandes referentes de la ciencia ficción; en la Naranja mecánica el tema de la violencia en la metrópolis; Barry Lyndon es una novela histórica al igual que Espartaco; y finalmente su última película, Eyes Wide Shut, que es una traslación de la novela de Schnitzler, El sueño, sería lo que podríamos llamar el género onírico. Kubrick no se encalló en ninguna de los géneros, sino que fue trasladándose de uno a otro y en cada uno intentó en cierto modo legar una obra definitiva.

[Publicado el 19/3/2009 a las 08:00]

[Etiquetas: Stanley Kubrick, filmografía]

Compartir:

Comentarios (6)

  • Por favor ¿Cómo se pronuncia "Kubrick"?

    Comentado por: Francesc Roda el 14/1/2010 a las 13:30

  • sr Argullol,
    completamente de acuerdo con su veredicto acerca de kubrik:UNO DE LOS GIGANTES.
    jamas nominado a un Oscar:se la tenian guardada, era demasiado indepediente.

    The killing:PERFECTA(Sublime)
    Senderos de Gloria:PERFECTA(qué final, qué trincheras, q GENERALES MAS PERVERSOS)
    Lolita:PERFECTA(Mason:la mejor interpretacion de la Hª)
    Barry Lindon:PERFECTA(q reconstruccion, q critica a los trepas)
    Naranja mecanica:PERFECTA(el FUTURO)
    2001:PERFECTA(MESIANICO)
    Wide shut eyes:MUY BUENA(la unica pelicula q mi mare ha visto 2 veces)

    y se le olvido Born to kill, con 2 perfectos D'Onofrio y Modine, el "bufon":PERFECTA. esa escena de la francotiraora es MARAVILLOSA

    Mr-Strangelove no me gusta, con momentos pero NO
    El replandor esta bien:REDRUM, REDRUM

    Spartacus es muy buena, sobresalen los batallones moviendose en la guerra, MUY BUENA, es un hito en el Peplum.
    me gusta mas Quo Vadis.

    En fin, pese a q me llamo una vez Conde-Dracula e imbecil y pese a su apreciacion sobre Archipielago Gulag, me aprecio sus comentarios.

    Comentado por: michele corleone el 13/4/2009 a las 23:54

  • Hoy, 21 de marzo, da comienzo esa Primavera “hija del calendario”, cómo la llamó Pedro Salinas en un poema que leíamos junto a los amigos hace ya algún tiempo. Entonces, en aquel tiempo, nos parecía que ese poema, que Salinas titulaba “Contra esa primavera..” poseía algo de rebelde romanticismo.

    Con ocasión de este “ acontecimiento” - la Primavera es siempre un acontecimiento -, mi amigo Natanael, que sigue escribiendo, pese a los años, poesía, me hizo llegar anoche, tímidamente, la que a continuación transcribo, invadiendo con ello este espacio que no me pertenece y perturbando seriamente dada su extensión, las visitas legítimamente interesadas por los intelectualmente estimulantes temas propuestos por Argullol. Pido sinceras disculpas por esta intromisión; de verdad que lo lamento. Pero Natanael es “un amigo”, y aunque él sabe, pues es persona leída, que el destino de su poema es la absoluta indiferencia, y por supuesto, el total olvido, me ha sugerido tímidamente, como ya he dicho, la posibilidad de “colocarlo” por una horas en este blog del que hemos hablado él y yo en muchas ocasiones, porque nos gusta tanto su autor como la mayoría de las personas que lo frecuentan. Yo le perdono y entiendo esa pequeña vanidad.


    El poema dice:




    Tiene prisa la Primavera. Grita.
    El almendro y el cerezo se sorprenden
    Y también los ojos que miran el misterio
    De los cuerpos altivos en que amanece.
    En esta naturaleza en llamas
    Despierta la memoria el oscuro corredor del deseo
    Junto a la rosa, alba adelantada,
    Cuando ya su forma obliga al cuerpo.
    Pero tras sus pétalos enardecidos
    Vive el Tiempo habitado de los sucesos,
    Mudos y sin aliento como todo suceso
    En el camino del transcurrir sin ecos.
    ¿Qué dirán, si dicen, de esta primavera
    Y sus hechos? Qué palabra nombrará
    El lirio prematuro que hoy amanece
    Ignorando el agua turbia de la lluvia?
    No se pretenda saber, pues esta velado,
    Que viento inicuo en esta primavera
    Remueve y aviva la memoria
    Junto al deseo, las plantas y los árboles
    Para recuperar espectrales espacios olvidados.
    Los poetas, en antologías cada día renovadas,
    Cantan las gestas secretas de los hombres
    Rescatadas entre los ecos que perduraron.
    Será quizá que todo el tiempo es el mismo,
    Y que esta flor que hoy disipa el vacío
    Es ella todas las flores de la primavera primera,
    Que nunca dio paso al verano
    Que no dio nunca paso al otoño
    Que no dio nunca paso al invierno.
    Flor eternamente ensimismada en el Tiempo
    Que regresa en el ala de la golondrina,
    En el grano de trigo que dora los campos,
    Y también, en la clara luz de este mar
    Siempre el mismo y distinto mar,
    Que recoge las miradas desasosegadas
    Vueltas un día de espaldas a la tierra
    Buscando un lugar donde amparar su naufragio.
    Porque todo suceso permanece en el Tiempo
    Prendido en el aroma inagotable
    Que trasciende todas las primaveras,
    Y también en esta que hoy despierta el deseo.
    No han callado los dioses y su misterio,
    Ni ha enmudecido el hombre y sus designios,
    Ni tampoco la historia deja de alabar. No.
    Nada cae en el olvido para quien guarda memoria,
    Esa flor que sí hay que cuidar atentamente
    y alentarla en cada flor de esta primavera.
    Porque allí donde la memoria se retira
    Acaece el olvido del hombre
    Y su presencia en los días.
    Por eso, la Primavera, que es todo el Tiempo,
    No es su manifestación más alta
    Sino una de tantas.
    Las estrellas, sí las miras, dicen más,
    Y el mar en su inagotable permanencia, también,
    Y la noche inmensa del desierto
    Y el rocío que se desliza en la hoja
    Y el arco iris en la gota de agua suspendida
    Y la llama de un ocaso en el horizonte
    Y el despertar del día festejado en el pájaro,
    Todo canta en esta primavera al hombre y su historia.
    No llegó a contar Ulises el canto de las sirenas
    Ni el lamento de Eco consiguió su deseo
    Ni el grito de Euridice tampoco alcanzó su destino,
    Pero también ellos se unen a este tiempo agitado
    Del desierto, del rocío, y del arco iris
    Para manifestarse en todas las primaveras
    Junto a la rosa, al cerezo y al almendro
    Y a todas la voces refugiadas en el mar.
    Pues todo suceso permanece en ese tiempo
    Que toda primavera recuerda.
    Porque siempre existe un límite que apurar
    Porque siempre existe un límite que trascender
    Nada termina nunca,
    Ni aún dentro de la gran sombra
    Que constituye la muerte.
    Por eso, ellos que habitaron el Tiempo,
    No sólo Virgilio y demás visitadores de la palabra
    Ni sólo los de tu sangre recordada
    Sino todos aquellos que ya partieron
    Y no poseen palabras ni gestos con que mirar
    Viven en el Tiempo que todo lo recoge
    Junto a cada primavera, que es todas las primaveras
    Y tienen hoy eco, murmullo y voces
    En el recuerdo que ocupa los insomnios
    Excitados también en esta primavera
    Por un resplandor que ilumina la memoria
    En el límite donde moran las ausencias.
    Porque nada termina nunca y todo permanece
    En cada instante de esta Primavera
    Que enardece junto al deseo la memoria,
    Nos sentimos habitados sin palabras,
    Pero más cercanos.

    Comentado por: Pablo el 21/3/2009 a las 08:33

  • Ante todo, gracias a Natael.
    De "Senderos de Gloria", nada es superfluo. Una película que deberían ver todos los estudiantes de historia, después de leer la lección correspondiente a la Primera Guerra Mundial. La escena de los soldados saliendo de las trincheras a una muerte segura y la escena del fusilamiento (enormemente patética, en su sentido etimológico) con el sacerdote en segundo plano son de una gran crudeza. Esta segunda escena en particular me devolvió a la memoria "El Verdugo", de Berlanga.
    Y también me impresionó "La Naranja Mecánica" : tampoco nada es accesorio (la jerga, Beethoven, el cúmulo de coincidencias trágicas, el desarraigo...) No quiero extenderme más. Kubrick parecía "tocado por las musas".

    Comentado por: escoin el 19/3/2009 a las 21:31

  • guán
    dr. strangelove o cómo aprendí a olvidar el miedo y amar la bomba es el título, el nombre de la película
    teléfono rojo volamos hacia moscú no es ninguna traducción; es una redenominación, un nuevo nombre, una nueva designación
    esta es una costumbre lamentablemente extendida, y en algunos casos, penosa

    dos
    todas las pelis mencionadas, magníficas
    algunas, alcanzando la categoría de obras maestras

    trois
    sorryconperdón : estoy escribiendo mi (mini) historia personal del cine, desde hace más de 15 años (que no cunda el pánico, este año, the end)
    hacer un listado de las 100 más grandes, ó 200... tras haber visto muuuuuchas miles (en mi caso, ex-clu-si-va-men-te en el cine), trabajo arduo, casi imposible
    y aparecerán solamente aquellas, que como decía un personaje de una peli, hay que ver con respiración asistida
    y allí aparecerán varias de s. k.

    Comentado por: jbv el 19/3/2009 a las 15:16

  • Se han pintado muchos cuadros, muchísimos; se han compuesto muchas canciones, muchísimas; se han escrito infinidad de sinfonías, cuartetos, baladas..etc, sorprendería su enumeración; se han escrito millones de novelas y cuentos, millones; ¿ Poesías ? …casi tantas como personas hay en el mundo; … ¿ Películas?... cientos. Todos estos empeños, en su mayoría, confesado o no, pretendían transcender el momento donde fueron realizados; ser una parte pequeña o grande de ese mundo que se llama arte y quedar dentro de él como una manifestación de lo bello, de lo indecible, y, por supuesto, del dominio del medio escogido para expresarlo. Pocos, muy pocos lo han conseguido. Stanley Kubrick es uno de ellos. Fuera de la clasificación en géneros, Kubrick perdurará en la Historia con mayúscula, cómo un gran artista, como un “creador”, al que se puede volver una y otra vez como un clásico que siempre nos dirá algo nuevo y del que siempre podremos gozar narrativa y estéticamente. No hay muchos.

    Comentado por: Pablo el 19/3/2009 a las 09:30

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Rafael Argullol Murgadas (Barcelona, 1949), narrador, poeta y ensayista, es catedrático de Estética y Teoría de las Artes en la Facultad de Humanidades de la Universidad Pompeu Fabra. Es autor de treinta libros en distintos ámbitos literarios. Entre ellos: poesía (Disturbios del conocimiento, Duelo en el Valle de la Muerte, El afilador de cuchillos), novela (Lampedusa, El asalto del cielo, Desciende, río invisible, La razón del mal, Transeuropa, Davalú o el dolor) y ensayo (La atracción del abismo, El Héroe y el Único, El fin del mundo como obra de arte, Aventura: Una filosofía nómada, Manifiesto contra la servidumbre). Como escritura transversal más allá de los géneros literarios ha publicado: Cazador de instantes, El puente del fuego, Enciclopedia del crepúsculo, Breviario de la aurora, Visión desde el fondo del mar. Recientemente, ha publicado Moisès Broggi, cirurgià, l'any 104 de la seva vida (2013) y Maldita perfección. Escritos sobre el sacrificio y la celebración de la belleza (2013).

Ha estudiado Filosofía, Economía y Ciencias de la Información en la Universidad de Barcelona. Estudió también en la Universidad de Roma, en el Warburg Institute de Londres y en la Universidad Libre de Berlín, doctorándose en Filosofía (1979) en su ciudad natal. Fue profesor visitante en la Universidad de Berkeley. Ha impartido docencia en universidades europeas y americanas y ha dado conferencias en ciudades de Europa, América y Asia. Colaborador habitual de diarios y revistas, ha vinculado con frecuencia su faceta de viajero y su estética literaria. Ha intervenido en diversos proyectos teatrales y cinematográficos. Ha ganado el Premio Nadal con su novela La razón del mal (1993), el Premio Ensayo de Fondo de Cultura Económica con Una educación sensorial (2002), y los premios Cálamo (2010) y Ciudad de Barcelona (2010) con Visión desde el fondo del mar. 

Bibliografía

Maldita perfección. Escritos sobre el sacrificio
y la celebración de la belleza
(Acantilado, 2013)

 
Una educación sensorial. Historia personal del desnudo
femenino en la pintura
(Acantilado 2012)
Visiones desde el fonde del mar (Acantilado, 2010).
MICROSITE DEL LIBRO

 

Publicaciones principales

POESÍA
- Disturbios del conocimiento. Barcelona: Icaria Editorial, 1980.
- Duelo en el Valle de la Muerte. Madrid: Editorial Ayuso, 1986.
- El afilador de cuchillos. Barcelona: El Acantilado. Quaderns Crema, 1999.
- El poema de la serpiente. Badajoz: Asociación Cultural Littera Villanueva, 2010.
- Cantos del Naumon. Libros del Aire. Colección Jardín Cerrado, núm. 5, 2010.

NARRATIVA
- Lampedusa. Barcelona: Editorial Montesinos, 1981.
- El asalto del cielo. Barcelona: Editorial Plaza & Janés, 1986.
- Desciende, río invisible. Barcelona: Editorial Destino, 1989.
- La razón del mal. Premio Nadal 1993. Barcelona: Editorial Destino, 1994.
- Transeuropa. Madrid: Alfaguara Ediciones, 1998.
- Davalú o el dolor. Madrid: RBA, 2001.
- Moisès Broggi, cirurgià, l'any 104 de la seva vida. Barcelona: Quaderns Crema, 2013.

ENSAYO
- El Quattrocento. Barcelona: Editorial Montesinos, 1982.
- La atracción del abismo. Barcelona: Editorial Bruguera, 1983. Reeditado 2006.
- El Héroe y el Único. Madrid: Taurus Editorial, 1984.
- Tres miradas sobre el arte. Barcelona: Icaria Editorial, 1985.
- Leopardi. Infelicidad y titanismo. Barcelona, 1986
- Territorio del nómada. Barcelona: Ediciones Destino, 1986.
- El fin del mundo como obra de arte. Barcelona: Ediciones Destino, 1990. Reeditado 2007.
- El cansancio de Occidente (en colaboración con Eugenio Trías). Barcelona: Ediciones Destino, 1994.
- Sabiduría de la ilusión. Madrid: Taurus Editorial, 1994.
- Aventura. Una filosofía nómada. Barcelona: Nuevas Ediciones Debolsillo, 2000.
- Una educación sensorial. Historia personal del desnudo femenino en la pintura. Madrid-México: Fondo de Cultura Económica, 2002. Barcelona: Editorial Acantilado, 2012.
- Manifiesto contra la servidumbre. Escritos frente a la guerra. Barcelona: Ediciones Destino, 2003.
- Del Ganges al Mediterráneo: un diálogo entre las culturas de India y Europa (en colaboración con Vidya Nivas Mishra). Madrid: Siruela, 2004.
- Maldita perfección. Escritos sobre el sacrificio y la celebración de la belleza. Barcelona: Editorial Acantilado 2013.

ESCRITURA TRANSVERSAL
- El cazador de instantes. Barcelona: Ediciones Destino, 1996. Reeditado 2007.
- El Puente de Fuego. Cuaderno de Travesía, 1996-2002. Barcelona: Ediciones Destino, 2004.
- Enciclopedia del crepúsculo. Madrid: El Acantilado, 2006.
- Breviario de la aurora. Barcelona: El Acantilado, 2006.
- Visión desde el fondo del Mar. Barcelona: Editorial Acantilado, 2010. Premio Cálamo 2010. Premio Ciudad de Barcelona 2010.

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres