PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

martes, 28 de marzo de 2017

 Blog de Rafael Argullol

Galería de espectros: Carlos V

Rafael Argullol: Hoy en mi galería de espectros he vislumbrado el de Carlos V.
Delfín Agudelo: Te refieres al retrato realizado por Tiziano.
R.A.: Sí, al famoso retrato ecuestre de Tiziano que para mí muestra de manera exquisita la culminación, la dureza y la soledad del máximo poder. Si un hombre ha sido poderoso en el mundo moderno, quizá junto con Napoleón, ha sido Carlos V. Tiziano quiere pintarlo con la máxima dignidad, por eso recurre a la tradición del retrato ecuestre, que en el siglo XV habían ya trabajado escultores como Verrochio, siempre siguiendo el modelo del retrato ecuestre de Marco Aurelio que se encuentra en Roma, en el que el emperador filósofo se mostraba con una máxima dignidad. Siguiendo esa tradición, Tiziano hace la que podría ser considerada la obra maestra en la pintura del retrato ecuestre. Pero al mismo tiempo advertimos ya en el rostro del emperador una sensación de cansancio, casi agotamiento, que parece preludiar la decisión que tomará ya no muy lejos del momento en que Tiziano hizo ese retrato, que es esa decisión de abandonar el poder en vida, de retirarse a un monasterio y dedicarse a los engranajes de relojes y a  la construcción de éstos. Creo que ahí Tiziano, como maravilloso pintor que era, sabe captar el punto máximo de un poder que quiere exteriorizar la dignidad, pero de un poder que está ya demacrado, cansado y agotado. 

[Publicado el 16/1/2009 a las 09:00]

[Etiquetas: galería, espectros, Carlos V, Tiziano]

Compartir:

Comentarios (6)

  • Es curioso que la única estatua ecuestre que se nos ha conservado de época romana sea la de Marco Aurelio. Según algunos, se debe a que se creyó que en lugar de Marco Aurelio representaba al emperador Constantino (el gran baluarte del Cristianismo en el imperio), y la estatua ecuestre en cuestión se libró de ser fundida para otros menesteres. Si en las Fallas de Valencia hay un "ninot indultat", eso mismo le pasó a la escultura de Marco Aurelio, que sirvió de modelo a Donatello siglos más tarde.
    Me alegro de reencontrarme con ustedes después de un tiempo de ausencia.
    Salud para todos.

    Comentado por: escoin el 17/1/2009 a las 14:32

  • Claro que debe faltar algo. Seguro, pero estamos aquí por que nos atrae, generalmente, los que nos muestra Argullol y, especialmente, su interpretación; aquello que nos cuenta y cómo nos lo cuenta. Aunque es verdad, también hay que decirlo, que en "algunos casos" (como el presente) nos puedan decepcionar los descuidos o la desatención. Pero “también Homero bostezaba y distraía en ocasiones”, cuenta Horacio a los exquisitos hermanos Pisones en su Epístola, y no por ello nos enfurecemos. Hay que ser tolerante. Pienso.

    El cuadro de Carlos V en su caballo ( me gustan más los caballos de Rubens ) me parece “de los más propio”. En absoluto veo soledad por ninguna parte; todo lo contrario. Veo prepotencia y arrogancia representada magistralmente con todos los símbolos de la época, no en balde acababa el Gran Emperador de vencer nada menos que a los luteranos en una batalla. Carlos V no estaba sólo, ¡en absoluto!, estaba acompañado, y así quería ser pintado, de toda la corte celestial y de sus representantes en la tierra, la iglesia católica, que se oponía furibundamente a la Reforma y lo que ella representaba, para desgracia de esta España nuestra, que desde entonces se separo del resto de países que más tarde constituirían la Europa moderna.

    La verdad es que hubiera preferido que en lugar de ese cuadro de un emperador reaccionario (sus razones tenía, por supuesto) y ultra católico, con un comentario “manco”, hubiéramos podido contemplar, una vez más, y sin comentario si no podía ser, ese otro cuadro de Tiziano titulado la “Venus de Urbino”. Para disfrutar, o pensar sobre e este cuadro no es necesario comentario alguno.

    Hay que ser tolerantes siempre, y especialmente, en los “lapsus”.

    Comentado por: Pablo el 16/1/2009 a las 17:19

  • Gracias Delfin.
    Don Rafa yo no veo ese cansancio - en el retrato - que lo debía de haber en la realidad, a lo mas se podría decir que estaría agotado de posar, y ese pobre caballo a medio trote a punto de embestir… Pero que bien hizo en retirarse a la paz del monasterio.

    Comentado por: me el 16/1/2009 a las 17:03

  • Buenas tardes,
    Pedimos disculpas por el problema con la entrada de hoy.
    Esperamos que hayan tenido unas felices fiestas.
    Un saludo,
    Delfín Agudelo

    Comentado por: Delfín Agudelo el 16/1/2009 a las 16:28

  • Pero bueno, ¿Es que están de huelga, o hay un premio para aquel que escriba menos?

    Comentado por: !!! el 16/1/2009 a las 15:30

  • Hey, ¿no ven que falta algo?.

    Comentado por: llamando a los tres tristes tigres el 16/1/2009 a las 13:13

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Rafael Argullol Murgadas (Barcelona, 1949), narrador, poeta y ensayista, es catedrático de Estética y Teoría de las Artes en la Facultad de Humanidades de la Universidad Pompeu Fabra. Es autor de treinta libros en distintos ámbitos literarios. Entre ellos: poesía (Disturbios del conocimiento, Duelo en el Valle de la Muerte, El afilador de cuchillos), novela (Lampedusa, El asalto del cielo, Desciende, río invisible, La razón del mal, Transeuropa, Davalú o el dolor) y ensayo (La atracción del abismo, El Héroe y el Único, El fin del mundo como obra de arte, Aventura: Una filosofía nómada, Manifiesto contra la servidumbre). Como escritura transversal más allá de los géneros literarios ha publicado: Cazador de instantes, El puente del fuego, Enciclopedia del crepúsculo, Breviario de la aurora, Visión desde el fondo del mar. Recientemente, ha publicado Moisès Broggi, cirurgià, l'any 104 de la seva vida (2013) y Maldita perfección. Escritos sobre el sacrificio y la celebración de la belleza (2013).

Ha estudiado Filosofía, Economía y Ciencias de la Información en la Universidad de Barcelona. Estudió también en la Universidad de Roma, en el Warburg Institute de Londres y en la Universidad Libre de Berlín, doctorándose en Filosofía (1979) en su ciudad natal. Fue profesor visitante en la Universidad de Berkeley. Ha impartido docencia en universidades europeas y americanas y ha dado conferencias en ciudades de Europa, América y Asia. Colaborador habitual de diarios y revistas, ha vinculado con frecuencia su faceta de viajero y su estética literaria. Ha intervenido en diversos proyectos teatrales y cinematográficos. Ha ganado el Premio Nadal con su novela La razón del mal (1993), el Premio Ensayo de Fondo de Cultura Económica con Una educación sensorial (2002), y los premios Cálamo (2010) y Ciudad de Barcelona (2010) con Visión desde el fondo del mar. 

Bibliografía

Maldita perfección. Escritos sobre el sacrificio
y la celebración de la belleza
(Acantilado, 2013)

 
Una educación sensorial. Historia personal del desnudo
femenino en la pintura
(Acantilado 2012)
Visiones desde el fonde del mar (Acantilado, 2010).
MICROSITE DEL LIBRO

 

Publicaciones principales

POESÍA
- Disturbios del conocimiento. Barcelona: Icaria Editorial, 1980.
- Duelo en el Valle de la Muerte. Madrid: Editorial Ayuso, 1986.
- El afilador de cuchillos. Barcelona: El Acantilado. Quaderns Crema, 1999.
- El poema de la serpiente. Badajoz: Asociación Cultural Littera Villanueva, 2010.
- Cantos del Naumon. Libros del Aire. Colección Jardín Cerrado, núm. 5, 2010.

NARRATIVA
- Lampedusa. Barcelona: Editorial Montesinos, 1981.
- El asalto del cielo. Barcelona: Editorial Plaza & Janés, 1986.
- Desciende, río invisible. Barcelona: Editorial Destino, 1989.
- La razón del mal. Premio Nadal 1993. Barcelona: Editorial Destino, 1994.
- Transeuropa. Madrid: Alfaguara Ediciones, 1998.
- Davalú o el dolor. Madrid: RBA, 2001.
- Moisès Broggi, cirurgià, l'any 104 de la seva vida. Barcelona: Quaderns Crema, 2013.

ENSAYO
- El Quattrocento. Barcelona: Editorial Montesinos, 1982.
- La atracción del abismo. Barcelona: Editorial Bruguera, 1983. Reeditado 2006.
- El Héroe y el Único. Madrid: Taurus Editorial, 1984.
- Tres miradas sobre el arte. Barcelona: Icaria Editorial, 1985.
- Leopardi. Infelicidad y titanismo. Barcelona, 1986
- Territorio del nómada. Barcelona: Ediciones Destino, 1986.
- El fin del mundo como obra de arte. Barcelona: Ediciones Destino, 1990. Reeditado 2007.
- El cansancio de Occidente (en colaboración con Eugenio Trías). Barcelona: Ediciones Destino, 1994.
- Sabiduría de la ilusión. Madrid: Taurus Editorial, 1994.
- Aventura. Una filosofía nómada. Barcelona: Nuevas Ediciones Debolsillo, 2000.
- Una educación sensorial. Historia personal del desnudo femenino en la pintura. Madrid-México: Fondo de Cultura Económica, 2002. Barcelona: Editorial Acantilado, 2012.
- Manifiesto contra la servidumbre. Escritos frente a la guerra. Barcelona: Ediciones Destino, 2003.
- Del Ganges al Mediterráneo: un diálogo entre las culturas de India y Europa (en colaboración con Vidya Nivas Mishra). Madrid: Siruela, 2004.
- Maldita perfección. Escritos sobre el sacrificio y la celebración de la belleza. Barcelona: Editorial Acantilado 2013.

ESCRITURA TRANSVERSAL
- El cazador de instantes. Barcelona: Ediciones Destino, 1996. Reeditado 2007.
- El Puente de Fuego. Cuaderno de Travesía, 1996-2002. Barcelona: Ediciones Destino, 2004.
- Enciclopedia del crepúsculo. Madrid: El Acantilado, 2006.
- Breviario de la aurora. Barcelona: El Acantilado, 2006.
- Visión desde el fondo del Mar. Barcelona: Editorial Acantilado, 2010. Premio Cálamo 2010. Premio Ciudad de Barcelona 2010.

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2017 | c/ Méndez Núñez, 17 - 28014 Madrid | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres