PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

miércoles, 5 de agosto de 2020

 Blog de Rafael Argullol

Un hurto decisivo

Rafael Argullol: De alguna manera retornaba a la imagen de lo que era antiguamente el viajero, que era alguien que como máximo estaba conectado a través de carta, y tenía que transcurrir sus días sin estar en una especie de conexión permanente o de estar continuamente desfilando por los hilos de la telaraña.
Delfín Agudelo: Las barcas de nuestros tiempos son aún más frágiles que las de antaño. De perderse un móvil, o un simple ordenador, nos encontraríamos ya en el océano de la desinformación e incomunicación.  
R.A.: Había salido de la telaraña, al principio estuvo con su pavor, después le encontró ciertas ventajas, no puedo decirte en qué estado de ánimo o cuál es el balance de su estado de ánimo respecto a las dos situaciones. Pero a mí me parece algo sumamente interesante porque es una sensación de naufragio por un lado, pero por el otro de libertad. Y eso me lleva a pensar que vivimos en un mundo en el que se han producido tan aceleradamente la construcción de esos hilos de la telaraña, a través del ordenador, teléfono móvil que nos acompañan a cualquier lado, que nos cuesta mucho sobrevivir sin estos hilos de la telaraña. Yo mismo que he procurado hacer muchos viajes en mi, y la mayoría los he hecho sin ningún tipo de conexión directa y permanente, reconozco que en los últimos al llevar el teléfono móvil ha cambiado la percepción misma de lo que es el viaje. El hecho de que sabes que en cualquier en todo  tiempo instantáneamente conectas con un mundo que antes dejabas atrás a centenares de kilómetros. Eso nos lleva a este especie de figura rara, bifronte, un poco esquizofrenia que somos todos nosotros, que por un lado nos movemos temiendo el naufragio pero quizá ocultamente a veces deseamos el naufragio para camuflarnos respecto a nosotros mismos o respecto a esas telarañas que nos protegen pero también nos atrapan.

[Publicado el 04/12/2008 a las 07:43]

[Etiquetas: naufragio, comunicación, libertad]

Compartir:

Comentarios (7)

  • En un futuro no muy lejano todo estará en internet. Será noticia que algo no lo esté, con lo cuál, ya estará.
    Se juntarán dos abuelos nacidos a finales de este siglo y se verán en escenas de su niñez, de su adolescencia, de su juventud, y se sorprenderán llorando como si contemplaran la película más trite.

    Comentado por: arthur el 05/12/2008 a las 09:51

  • Ya ven ustedes, hace cuatro años leí el artículo de la revista pensando que se lo dedicaban debido a su jubilación,y hoy sé que el artículo respondía a su fallecimiento, y lo he sabido por un artículo en un blog de un crítico de la revista "Qué leer", antiguo alumno suyo. Menuda mezquindad hacia un hombre que nunca tuvo ansias de "vedette". ¡Qué mediocridad tan grande y que ruines que son algunos!

    Comentado por: escoin el 05/12/2008 a las 01:35

  • Estimados contertulios cibernéticos, permítanme un pequeño homenaje emocionado.
    Gracias a internet, esta noche he conocido la noticia de la muerte de un compañero docente, un gran pedagogo y un magnífico profesor de literatura española : se llamaba Joan Brescó. Hace ya años que tuve el placer de compartir con él la docencia en una escuela de esas que llaman de "élite" en Barcelona. Bueno, se refiere a la élite económica y a nada más. Vergonzoso el artículo que le dedicaron en la revista de este centro (de cuyo nombre no querría ya acordarme por más tiempo) a raíz de su muerte : no está a la altura de Joan. Pero Joan tenía una virtud: no era políticamente correcto con la dirección tecnócrata, mediocre y chulesca del centro educativo. En realidad,Joan añoraba la época en que personas de la talla de Emili Teixidor dirigían la escuela. Ni una palabra de recuerdo por parte del director, ni una mención institucional de la escuela. ¡Qué tiempos tan duros! Una edad de hierro. Ya ven ustedes...gracias a las nuevas tecnologías me he enterado de la triste noticia y he leído el infame artículo.
    Amigo Joan, siempre te llevaré en mi memoria, al igual que muchos, muchísimos de tus alumnos que gracias a tu saber leyeron a Borges, Cernuda, Marsé, Neruda y tantos otros.
    Al "establishment" del centro educativo donde trabajó Joan durante tantos años (más de 25), sólo una cosa : váyanse ustedes, mercachifles de la educación, gente "exclusiva" de una gigantesca operación de márqueting sin fondo (pero con mucha forma) A LA MIERDA.

    Comentado por: escoin el 05/12/2008 a las 00:39

  • "¿Tan pronto olvidaste los años
    del fuerte espíritu, de las arquitecturas
    que indomablen parecían? Oh tú, que mi amigo fuiste,.....
    De pequeñas posesiones
    y despreciables conquistas te has rodeado......
    Feliz pareces -oh tú, que mi amigo fuiste. Satisfecho, mientras despectivamente
    la libertad de tu casa se aleja..."
    De "Disturbios del conocimiento"

    Comentado por: Natanael el 04/12/2008 a las 15:25

  • Tampoco es tan bifronte. Si uno está en Paris viene bien averiguar en Internet que el Louvre está cerrado los martes y no clavarte enterándote al llegar.Si tienes un móvil hacer una cita con algún amigo. Y luego a flanear.
    El naufragio total es una figura casi imposible hoy. A menos que sea algo que uno se proponga expresamente.

    Comentado por: amalia el 04/12/2008 a las 09:40

  • Aquí podía traerse a colación aquello de que el hombre se convierte en esclavo de sus propias creaciones. Porque a veces ocurre eso con los aparatos, y nos volvemos dependientes y sobreviene la ansiedad.

    Comentado por: Rubén el 04/12/2008 a las 09:37

  • El naufragio deseado(?) inconscientemente para camuflarnos respecto a nostros mismos, puede producirse, o bién dando un salto, también insconciente, a lo "mágico","desvaneciendo" el mundo que nos rodea porque nos sobrepasa en su demanda útil o injusta, o bién devaneciendonos nosotros mismos en la melancolía. "Lo importante no es interpretar el mundo sino trasformarlo", podrìa decir el primero,y se hace misionero (ONG, hoy día) o politico honesto. "Nada hay que cambiar; el mundo es misterio; mi intimidad es el universo", podría decir el segundo,y se hace poeta, filósofo o se marcha al Tibet. Lo más normal y lógico es irse de cañas con los amigos y disolverer al mundo o a nostros mismo en el banal comentario de lo cotidiano periodistico, o como mucho, hablar ante una pantalla sin rostro y sin destino.Esto último creo es una nueva patología que estan estudiando. Ya veremos.

    Comentado por: Pablo el 04/12/2008 a las 09:33

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Rafael Argullol Murgadas (Barcelona, 1949), narrador, poeta y ensayista, es catedrático de Estética y Teoría de las Artes en la Facultad de Humanidades de la Universidad Pompeu Fabra. Es autor de treinta libros en distintos ámbitos literarios. Entre ellos: poesía (Disturbios del conocimiento, Duelo en el Valle de la Muerte, El afilador de cuchillos), novela (Lampedusa, El asalto del cielo, Desciende, río invisible, La razón del mal, Transeuropa, Davalú o el dolor) y ensayo (La atracción del abismo, El Héroe y el Único, El fin del mundo como obra de arte, Aventura: Una filosofía nómada, Manifiesto contra la servidumbre). Como escritura transversal más allá de los géneros literarios ha publicado: Cazador de instantes, El puente del fuego, Enciclopedia del crepúsculo, Breviario de la aurora, Visión desde el fondo del mar. Recientemente, ha publicado Moisès Broggi, cirurgià, l'any 104 de la seva vida (2013) y Maldita perfección. Escritos sobre el sacrificio y la celebración de la belleza (2013).

Ha estudiado Filosofía, Economía y Ciencias de la Información en la Universidad de Barcelona. Estudió también en la Universidad de Roma, en el Warburg Institute de Londres y en la Universidad Libre de Berlín, doctorándose en Filosofía (1979) en su ciudad natal. Fue profesor visitante en la Universidad de Berkeley. Ha impartido docencia en universidades europeas y americanas y ha dado conferencias en ciudades de Europa, América y Asia. Colaborador habitual de diarios y revistas, ha vinculado con frecuencia su faceta de viajero y su estética literaria. Ha intervenido en diversos proyectos teatrales y cinematográficos. Ha ganado el Premio Nadal con su novela La razón del mal (1993), el Premio Ensayo de Fondo de Cultura Económica con Una educación sensorial (2002), y los premios Cálamo (2010) y Ciudad de Barcelona (2010) con Visión desde el fondo del mar. 

Bibliografía

Maldita perfección. Escritos sobre el sacrificio
y la celebración de la belleza
(Acantilado, 2013)

 
Una educación sensorial. Historia personal del desnudo
femenino en la pintura
(Acantilado 2012)
Visiones desde el fonde del mar (Acantilado, 2010).
MICROSITE DEL LIBRO

 

Publicaciones principales

POESÍA
- Disturbios del conocimiento. Barcelona: Icaria Editorial, 1980.
- Duelo en el Valle de la Muerte. Madrid: Editorial Ayuso, 1986.
- El afilador de cuchillos. Barcelona: El Acantilado. Quaderns Crema, 1999.
- El poema de la serpiente. Badajoz: Asociación Cultural Littera Villanueva, 2010.
- Cantos del Naumon. Libros del Aire. Colección Jardín Cerrado, núm. 5, 2010.

NARRATIVA
- Lampedusa. Barcelona: Editorial Montesinos, 1981.
- El asalto del cielo. Barcelona: Editorial Plaza & Janés, 1986.
- Desciende, río invisible. Barcelona: Editorial Destino, 1989.
- La razón del mal. Premio Nadal 1993. Barcelona: Editorial Destino, 1994.
- Transeuropa. Madrid: Alfaguara Ediciones, 1998.
- Davalú o el dolor. Madrid: RBA, 2001.
- Moisès Broggi, cirurgià, l'any 104 de la seva vida. Barcelona: Quaderns Crema, 2013.

ENSAYO
- El Quattrocento. Barcelona: Editorial Montesinos, 1982.
- La atracción del abismo. Barcelona: Editorial Bruguera, 1983. Reeditado 2006.
- El Héroe y el Único. Madrid: Taurus Editorial, 1984.
- Tres miradas sobre el arte. Barcelona: Icaria Editorial, 1985.
- Leopardi. Infelicidad y titanismo. Barcelona, 1986
- Territorio del nómada. Barcelona: Ediciones Destino, 1986.
- El fin del mundo como obra de arte. Barcelona: Ediciones Destino, 1990. Reeditado 2007.
- El cansancio de Occidente (en colaboración con Eugenio Trías). Barcelona: Ediciones Destino, 1994.
- Sabiduría de la ilusión. Madrid: Taurus Editorial, 1994.
- Aventura. Una filosofía nómada. Barcelona: Nuevas Ediciones Debolsillo, 2000.
- Una educación sensorial. Historia personal del desnudo femenino en la pintura. Madrid-México: Fondo de Cultura Económica, 2002. Barcelona: Editorial Acantilado, 2012.
- Manifiesto contra la servidumbre. Escritos frente a la guerra. Barcelona: Ediciones Destino, 2003.
- Del Ganges al Mediterráneo: un diálogo entre las culturas de India y Europa (en colaboración con Vidya Nivas Mishra). Madrid: Siruela, 2004.
- Maldita perfección. Escritos sobre el sacrificio y la celebración de la belleza. Barcelona: Editorial Acantilado 2013.

ESCRITURA TRANSVERSAL
- El cazador de instantes. Barcelona: Ediciones Destino, 1996. Reeditado 2007.
- El Puente de Fuego. Cuaderno de Travesía, 1996-2002. Barcelona: Ediciones Destino, 2004.
- Enciclopedia del crepúsculo. Madrid: El Acantilado, 2006.
- Breviario de la aurora. Barcelona: El Acantilado, 2006.
- Visión desde el fondo del Mar. Barcelona: Editorial Acantilado, 2010. Premio Cálamo 2010. Premio Ciudad de Barcelona 2010.

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres