PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

lunes, 21 de septiembre de 2020

 Blog de Rafael Argullol

Naufragio moderno

Rafael Argullol: Hay un tipo de naufragio distinto en nuestra época sobre el cual creo que vale la pena hablar con cierta profundidad.
Delfín Agudelo: Pensaría que al recurrir a la imagen del naufragio de nuestra época te refieres al vasto océano de información que se maneja en un ordenador o de aquello a  lo que uno puede llegar a través de éste.
R.A.: Mira, te voy a contar algo que le sucedió a una amiga mía recientemente, por cierto una amiga compatriota tuya, que viajaba de Colombia a Nueva York, y posteriormente tenía que venir a España. Hizo una escala por cuestiones de trabajo en Puerto Rico. En el hotel le robaron el portátil, un portátil además recién adquirido, y en ese portátil ella concentraba todos los datos de su trabajo, gran parte de lo que eran sus conexiones cotidianas de tipo personal, e incluso tenía todos los mecanismos que incluían la posibilidad de telefonear a larga distancia, como era su propósito hacerlo, imagino, desde Estados Unidos y España. Ella me contó que la sensación que tuvo en el momento en que había desaparecido el ordenador del cuarto de su hotel fue una sensación muy traumática. En primer lugar, por lo que ya es evidente, y es que siempre supone una violación de la intimidad todo robo y es algo sumamente desagradable que te entren en la casa o habitación de un hotel. A eso se le sumaba en esta ocasión el hecho de que ella de repente se sintió desprotegida de toda la red de conexiones que de alguna manera la mantenían en unión con su mundo, estuviera donde estuviera. Eso le llevó a sentirse tan desamparada que en un momento determinado incluso pensó en interrumpir el viaje que tenía que hacer, y volver a Colombia. Luego, con posterioridad, una vez ha pasado el trauma y cuando me contó la anécdota aquí en Barcelona, evidentemente le había dado ya la vuelta, que es también una cuestión interesante, y de pronto se sentía en cierto modo como liberada: había pasado del estado de desamparo por verse como desnudada de todas las defensas que habitualmente tenemos y que nos permiten al día de hoy estar en cualquier lugar del mundo, y estar permanentemente conectados, pero superado ese trauma, le había encontrado las ventajas al darle la vuelta porque se encontraba precisamente desconectada y de alguna manera retornaba a la imagen de lo que era antiguamente el viajero, que era alguien que como máximo estaba conectado a través de carta, y tenía que transcurrir sus días sin estar en una especie de conexión permanente o de estar continuamente desfilando por los hilos de la telaraña.

[Publicado el 03/12/2008 a las 08:49]

[Etiquetas: naufragio]

Compartir:

Comentarios (8)

  • Pues sí, para el verano Feng Shui y a cambiar de vida. "Menos es más" (¿para qué se utilizó publicitariamente?)esta frase que venía creo de las concepciones minimalistas de arquitectura y diseño¿no?

    Comentado por: P.C. el 12/6/2010 a las 17:02

  • De niña , vivía en Australia-1972- por entonces las cartas tardaban en llegar a España, unas 2 semanas y otras 2 en dirección opuesta. Una vez enviadas, calculaba con gran exactitud cuando debería llegar la respuesta desde España y tal era mi ansiedad que nadie tocaba el mail box y siempre me dejaban la sorpresa para mi. A veces y, si veía una mariposa blanca , a mi entender quería decir que tendría carta, cosas de la niñez, aunque a veces realmente coincidían una cosa con la otra. Yo era la que siempre escribía las cartas y la que las leía en voz alta para mis padres, era lo mejor que me podía pasar ese día y lo disfrutaba enormemente. Mi padre decía, que letra tan bonita tiene la niña , y que bien escribe, yo me estiraba sentada en mi sillita como toda una señorita orgullosa de si misma. En las cartas, mi abuelo materno le enviaba un cigarrillo desliado de tabaco negro a mi padre pues, a este le gustaba yen Australia solo había tabaco rubio. Mi madre le mandaba a mi tía unos cuantos dólares de vez en cuando y así sucesivamente intercambiábamos pequeños objetos que camuflábamos entre los folios escritos. Recuerdo aquellas sensaciones como algo tan constructivo y gratificante para mí. Todo un ritual el escribir la carta, doblar el folio , meterlo cuidadosamente en el sobre, cerrar el mismo mojándolo con la lengua que esta se quedaba con ese sabor amargo durante un rato, lo mismo con su sello y el toque final, ir al buzón a depositar la carta que una vez se desliza de tus manos sabes que será manipulada repetidas veces hasta llegar al destino final, las manos de tu ser querido al otro lado del océano... e igual emoción al abrir la remitida por el otro bando. Que suerte he tenido por haber podido experimentar tantas sensaciones a través de unos folios y un espectacular sello en un sobre.

    Nada habrías sido lo mismo de haber existido entonces internet, para nada
    estimulante, cómo lo era la espera...

    Hoy en día no se sabe vivir sin estar mirando el móvil cada 10 minutos por si acaso no nos hemos dado cuenta y nos han llamado.... el que nos llamen constantemente pierde el encanto..si se nos olvida de la lista de la compra un artículo,no me llames, ya iré a comprarlo otro dia..si llego tarde a la cita, no me llames, ya llegaré...usa ese
    tiempo de espera para deléite y observa
    lo que te rodea...no te sientas sólo
    despues de toda una vida sin esta tecnología... puede que en realidad, es simplemente una manipulación extraterreste para de esta manera, llegar a conquistarnos...pero qué peliculera soy!!!

    Comentado por: Sheila el 10/12/2008 a las 21:28

  • El naufragio como salvación inconssciente.

    Comentado por: B. el 03/12/2008 a las 20:48

  • El ordenador se ha convertido en una prolongación de nuestra personalidad, de nuestro cerebro e intimidad.

    A mí me pasó hace poco algo parecido a lo que comenta escoin, por un simple fallo de corriente en el momento en que se cargaba el sistema, estuve a punto de perderlo todo. Puede ser recuperado a través del disco "drives et utilities" de windows, pero no siempre funciona.

    Comentado por: Shakira Kurosawa el 03/12/2008 a las 17:50

  • El hombre de hoy se encuentra vacío. La red hace que las personas puedan interrelacionarse. Por un problema técnico de "reseteo" mi operadora ha cortado mi línea hasta ayer. Tres días sin estar "informado". Sin leerles a ustedes.
    Sin internet no me sentiría más liberado. Salvo de vez en cuando las fotos; lo demás, no me importaría perderlo, no vale para nada.

    Comentado por: arthur el 03/12/2008 a las 15:53

  • Estimados contertulios cibernéticos, un consejo práctico : a mi cuñado una subida de tensión en la red eléctrica le ha dañado irremediablemente el disco duro del ordenador . Se ha puesto en contacto con una empresa que recupera datos de los discos duros dañados : le han pedido 600 euros por el trabajo, pero no le aseguran la recuperación de los datos.
    No almacenéis datos importantes sin hacer una copia de seguridad en un disco duro externo.
    No puede ser únicamente un naufragio, sino también una pérdida de los recuerdos vividos.
    Aviso a navegantes.

    Comentado por: escoin el 03/12/2008 a las 14:38

  • No están los sticks para tener todo registrado?
    Desconectarse está muy bien, pero mejor aún es no vivir tan conectado (informáticamente hablando)

    Comentado por: amalia el 03/12/2008 a las 14:22

  • Perder el portátil puede constituir una situación personal de real y verdadero naufragio. No hace falta el mar para naufragar. Volver a puerto, comprarse otro ordenador, no sería una buena alternativa despues de haber esperimentado la libertad de la "desconexión"; se esfumaría esa cierta felicidad que ha experimentado al verse como espectadora de su mundo y sujeto de su libertad. Eso, quedar desconectada, observadora, no lo va "poder" hacer...!!seguro!!...Pero al menos, ha tenido una experiencia enriquecedora, que durante un poco de tiempo, !solo un poco!, le hara sentirse mejor.

    Comentado por: Pablo el 03/12/2008 a las 10:05

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Rafael Argullol Murgadas (Barcelona, 1949), narrador, poeta y ensayista, es catedrático de Estética y Teoría de las Artes en la Facultad de Humanidades de la Universidad Pompeu Fabra. Es autor de treinta libros en distintos ámbitos literarios. Entre ellos: poesía (Disturbios del conocimiento, Duelo en el Valle de la Muerte, El afilador de cuchillos), novela (Lampedusa, El asalto del cielo, Desciende, río invisible, La razón del mal, Transeuropa, Davalú o el dolor) y ensayo (La atracción del abismo, El Héroe y el Único, El fin del mundo como obra de arte, Aventura: Una filosofía nómada, Manifiesto contra la servidumbre). Como escritura transversal más allá de los géneros literarios ha publicado: Cazador de instantes, El puente del fuego, Enciclopedia del crepúsculo, Breviario de la aurora, Visión desde el fondo del mar. Recientemente, ha publicado Moisès Broggi, cirurgià, l'any 104 de la seva vida (2013) y Maldita perfección. Escritos sobre el sacrificio y la celebración de la belleza (2013).

Ha estudiado Filosofía, Economía y Ciencias de la Información en la Universidad de Barcelona. Estudió también en la Universidad de Roma, en el Warburg Institute de Londres y en la Universidad Libre de Berlín, doctorándose en Filosofía (1979) en su ciudad natal. Fue profesor visitante en la Universidad de Berkeley. Ha impartido docencia en universidades europeas y americanas y ha dado conferencias en ciudades de Europa, América y Asia. Colaborador habitual de diarios y revistas, ha vinculado con frecuencia su faceta de viajero y su estética literaria. Ha intervenido en diversos proyectos teatrales y cinematográficos. Ha ganado el Premio Nadal con su novela La razón del mal (1993), el Premio Ensayo de Fondo de Cultura Económica con Una educación sensorial (2002), y los premios Cálamo (2010) y Ciudad de Barcelona (2010) con Visión desde el fondo del mar. 

Bibliografía

Maldita perfección. Escritos sobre el sacrificio
y la celebración de la belleza
(Acantilado, 2013)

 
Una educación sensorial. Historia personal del desnudo
femenino en la pintura
(Acantilado 2012)
Visiones desde el fonde del mar (Acantilado, 2010).
MICROSITE DEL LIBRO

 

Publicaciones principales

POESÍA
- Disturbios del conocimiento. Barcelona: Icaria Editorial, 1980.
- Duelo en el Valle de la Muerte. Madrid: Editorial Ayuso, 1986.
- El afilador de cuchillos. Barcelona: El Acantilado. Quaderns Crema, 1999.
- El poema de la serpiente. Badajoz: Asociación Cultural Littera Villanueva, 2010.
- Cantos del Naumon. Libros del Aire. Colección Jardín Cerrado, núm. 5, 2010.

NARRATIVA
- Lampedusa. Barcelona: Editorial Montesinos, 1981.
- El asalto del cielo. Barcelona: Editorial Plaza & Janés, 1986.
- Desciende, río invisible. Barcelona: Editorial Destino, 1989.
- La razón del mal. Premio Nadal 1993. Barcelona: Editorial Destino, 1994.
- Transeuropa. Madrid: Alfaguara Ediciones, 1998.
- Davalú o el dolor. Madrid: RBA, 2001.
- Moisès Broggi, cirurgià, l'any 104 de la seva vida. Barcelona: Quaderns Crema, 2013.

ENSAYO
- El Quattrocento. Barcelona: Editorial Montesinos, 1982.
- La atracción del abismo. Barcelona: Editorial Bruguera, 1983. Reeditado 2006.
- El Héroe y el Único. Madrid: Taurus Editorial, 1984.
- Tres miradas sobre el arte. Barcelona: Icaria Editorial, 1985.
- Leopardi. Infelicidad y titanismo. Barcelona, 1986
- Territorio del nómada. Barcelona: Ediciones Destino, 1986.
- El fin del mundo como obra de arte. Barcelona: Ediciones Destino, 1990. Reeditado 2007.
- El cansancio de Occidente (en colaboración con Eugenio Trías). Barcelona: Ediciones Destino, 1994.
- Sabiduría de la ilusión. Madrid: Taurus Editorial, 1994.
- Aventura. Una filosofía nómada. Barcelona: Nuevas Ediciones Debolsillo, 2000.
- Una educación sensorial. Historia personal del desnudo femenino en la pintura. Madrid-México: Fondo de Cultura Económica, 2002. Barcelona: Editorial Acantilado, 2012.
- Manifiesto contra la servidumbre. Escritos frente a la guerra. Barcelona: Ediciones Destino, 2003.
- Del Ganges al Mediterráneo: un diálogo entre las culturas de India y Europa (en colaboración con Vidya Nivas Mishra). Madrid: Siruela, 2004.
- Maldita perfección. Escritos sobre el sacrificio y la celebración de la belleza. Barcelona: Editorial Acantilado 2013.

ESCRITURA TRANSVERSAL
- El cazador de instantes. Barcelona: Ediciones Destino, 1996. Reeditado 2007.
- El Puente de Fuego. Cuaderno de Travesía, 1996-2002. Barcelona: Ediciones Destino, 2004.
- Enciclopedia del crepúsculo. Madrid: El Acantilado, 2006.
- Breviario de la aurora. Barcelona: El Acantilado, 2006.
- Visión desde el fondo del Mar. Barcelona: Editorial Acantilado, 2010. Premio Cálamo 2010. Premio Ciudad de Barcelona 2010.

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres