PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

lunes, 23 de octubre de 2017

 Blog de Rafael Argullol

Galería de espectros: Ulises

Rafael Argullol: Hoy en mi galería de espectros he visto el de Ulises justo antes de llegar a Ítaca.

Delfín Agudelo: Sería muy difícil que hubieras visto uno solo, debido a la gran variedad de representaciones.

R.A.: Estoy seguro de que en esta galería aparecerán varios espectros de Ulises. Ahora me refiero fundamentalmente a un espectro o situación de Ulises sobre la cual he dado varias veces vuelta. ¿Qué ocurre con un hombre después de veinte años de ausencia -en la guerra de Troya y la errancia por el mediterráneo-llega por fin a Ítaca, su patria, a la meta que se había trazado? ¿Qué ocurre en el momento justamente anterior a esa llegada?  Esa es una situación de Ulises que me interesa particularmente, porque a veces he pensado que Ulises tiene precisamente miedo a dar el último paso y volver de nuevo a Ítaca al lado de Penélope. La razón fundamental es que él mismo viene así a cerrar un círculo. Cuando se cierra el propio aprendizaje queda cerrado y también cerradas las grandes justificaciones del aprendizaje, que es la continua provisionalidad. Mientras que uno está en una situación provisional, sin tener que decidir definitivamente entre una y otra opción, se siente con una mayor libertad que cuando finalmente elige aquel acto que le hace cerrar el círculo, que es lo que le ocurrirá a Ulises cuando pise tierra firma de Ítaca. Sobre todo, creo yo, cuando vuelva a hacerse con el poder, circunstancia que no relata Homero pero sobre la cual podríamos preguntarnos. ¿Qué le ocurre a Ulises cuando de nuevo rehace la rutina del poder, rey otra vez de Ítaca? A veces he sospechado que la errancia de Ulises tiene algo quizá de voluntario e involuntario. Es una errancia a través de la cual va retrasando su propia llegada al hogar, como el aventurero retraza el retorno a la patria, como quizás el padre de familia retrazaba el retorno al hogar, porque en la medida en que se produce el aplazamiento, se van configurando una serie de situaciones en las que Ulises es realmente el Ulises que ha conocido la historia y han leído decenas de generaciones: aquél que se encuentra continuamente en unas arenas movedizas que supera. Esas arenas movedizas tienen enorme riquezas en sí mismas: vencer al cíclope Polifemo significa un conocimiento personal, estar con Calipso supone una gran aventura e la sexualidad, y así sucesivamente. Para mí el retorno a Ítaca -el ansiado retorno a Ítaca- me parece que es la gran paradoja humana del cumplimiento final de la meta, de cerrar el círculo, anulando así la posibilidad de estar a la aventura, que es, como el propio nombre indica, sometido a la ventura, al azar, a la fortuna, que es lo que hace Ulises a lo largo de sus años de errancia. Como una parte de esa errancia debió ser voluntaria, el espectro de Ulises justo ya mirando a Ítaca tiene que ser la sombra de alguien que está en una actitud como mínimo dubitativa.



[Publicado el 23/6/2008 a las 09:00]

[Etiquetas: galería, espectros, ulises]

Compartir:

Comentarios (9)

  • Sobre el tema de Penélope, creo recordar que en la mitología griega el devenir de sus personajes está relacionado con la moira, el destino que los dioses imponen a los humanos y que estos deben acatar: como reina de una Ítaca sin rey, se debe a su destino, preservar su estirpe y asegurar el futuro Ítaca. Hablar de libertad extemporalmente es extraño.

    Comentado por: destino el 23/6/2008 a las 20:56

  • Vista así, la experiencia vital reducida al cumplimiento de una única meta, cerrada, la pregunta deviene hacia la muerte: muerte metafísica, del yo que ha cerrado la esencia de su existencia. Me recuerda a la entrada del otro día sobre Calígula.

    Sin embargo, la experiencia vital no está marcada por una única meta, sino por varias, incontables, indeterminadas: culminada una, se abren otros caminos, otras expectativas, mientras estás vivo. Algo así como el ser "en potencia".

    También me recordó al poema de Kavafis.

    Comentado por: mi primer comentario el 23/6/2008 a las 20:46

  • Algo falla y fallaba en la época de Ulises...al menos eso me consuela pues, a veces pienso que esto es causa de un factor social de nuestra era y una vez envueltos es esta dinámica, dificil modificar. Bajo mi punto de vista- realista- es algo totalmente natural como individuos que somos, necesitamos lebertad , ser como el gato en celo que sale por la noche en busca de las gatas que de madrugada regresa a casa sin piel y duerme dos dias hasta que se recupera, nadie le pide explicaciones pues de un animal se trata y tan solo sigue sus instintos de gato juerguista. Nosotros tenemos instintos básicos sin duda alguna y la cabra tira al monte pero, tenemos que saber como seres humanos que somos que, todos somos cabras pero nuestra condición debe poner control sobre nosotros. Uno de los más graves problemas del ser humano es el miedo al aburrimiento o el aburrimiento en sí,tener esa fóbia y repelús a lo que sabemos que nos espera.. temerlo antes de tiempo y pensar negativo, nosotros generamos cualquier situación que nos propongamos.

    Comentado por: Sheila el 23/6/2008 a las 19:36

  • Y Penélope? Ella ya tiene su rutina, hasta esa lista de pretendientes que la entretienen y la hacen sentir deseada. Cómo volver a ser la esposa fiel y recogida que era antes. Penélope tiene mucha más libertad sin marido que con la vuelta del mismo. Quizás es por eso que espera a Ulises y no se casa.
    Pero después de la muerte de Ulises acaba casándose con su hijo. Por motivos de sucesión al trono? Qué dicen ustedes a eso? (por muy normal que fuera en la mitología).

    Comentado por: pregunto el 23/6/2008 a las 18:00

  • Tiene razón Sheila. Yo, desde que me casé he pertenecido a equipos de futbol, equipos de ciclismo (de carretera y ahora de montaña). Carreras, paseos, museos... lo que sea menos permanecer en el hogar y bregar con unas y otras.
    Ojo, no pido que se queden, también quiero para ellas sus viajes a Itaca. Pido para ellas mis aficiones, sus paseos... que se pierdan un rato.
    Esto es de Richard Burton:

    "Uno de los momentos de mayor alborozo en la vida del hombre, creo yo, es el momento de emprender un largo viaje hacia tierras ignotas. Desperezándose, despojándose con un poderoso esfuerzo de todas las trabas que nos impone el hábito, el plúmbeo peso de la rutina, el manto de tantas cuitas y la esclavitud del hogar, uno vuelve a sentirse de nuevo mucho más feliz. Fluye la sangre por las venas con el ritmo vivaz de la infancia... Un viaje, de hecho, atrae a la imaginación, a la memoria y a la esperanza; las tres gracias de nuestra esencia moral”
    saludos.

    Comentado por: hermann el 23/6/2008 a las 17:51

  • Estoy de acuerdo con usted Don Rafa: muchas vueltas debió dar Ulises antes de definitivamente regresar. Qué duro regresar después de 20 años, sobre todo si pensamos que los años de Ulises se percibían más largos que los que vivimos hoy. Se consideraría casi un viejo, de hecho muere pronto después de su vuelta.
    No es bueno cerrar el círculo...soy un poco supersticiosa. Qué bien aquellos que nunca salieron del círculo, todo más fácil.

    Comentado por: me el 23/6/2008 a las 17:49

  • A veces, todos tenemos momentos en los que nos identificamos con Ulises.

    Cuantas veces no nos hemos rezagado o aplazado una situación, especialmente
    Si de algo personal se trata. No querer dar la cara a la realidad y alargar el
    momento para encontrarnos con el hogar que en realidad puede suponer para nosotros el infierno, regresar cada día al mismo puesto de trabajo que llevamos desempeñando montones de años seguidos y que no nos motiva absolutamente nada.

    Personas que su vida social se desarrolla en el trabajo: comidas , cenas de negocio, tennis, padel con los compañeros y brevemente cada día y cuanto más tarde mejor a casa, a la rutina del matrimonio, los hijos, el perro.. y los fines de semana bicicleta
    por la Casa de Campo o buscar actividades individuales para no permanecer en la
    rutina que hemos creado para los que dejamos atrás. Regresar es duro, el miedo
    a no poder superar encontrarse consigo mismo y aceptarse, es lo peor que nos puedepasar. El circulo Ulises se pueden diversificar y asociar a muchas
    situaciones cotidianas.. saber lo que posees y lo que puedes perder con el regreso no es fácilmente digestible

    Comentado por: Sheila el 23/6/2008 a las 12:04

  • Hay tanto por hacer en Ítaca... pero antes las zapatillas.

    Comentado por: De entre las voces una el 23/6/2008 a las 10:05

  • Ulises no sabe qué va a encontrar en Ítaca sólo lo supone y tiene conciencia de la precariedad de su suposición después de tanto tiempo fuera. No sabe si va a cerrar un círculo, aunque lo espera, o si va a abrir algunos más. Creo que soñará con descansar, porque debe estar cansado y que tendrá en la cabeza dejar de una vez el tabaco; ya que ha salvado la vida ¿Va a seguir matándose? Y si tiene la suerte de pillar a Penélope terminando de tejer en lugar de destejiendo a lo mejor se plantea construir una vitrina para preservar la paciencia.

    Comentado por: De entre las voces una el 23/6/2008 a las 10:03

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Rafael Argullol Murgadas (Barcelona, 1949), narrador, poeta y ensayista, es catedrático de Estética y Teoría de las Artes en la Facultad de Humanidades de la Universidad Pompeu Fabra. Es autor de treinta libros en distintos ámbitos literarios. Entre ellos: poesía (Disturbios del conocimiento, Duelo en el Valle de la Muerte, El afilador de cuchillos), novela (Lampedusa, El asalto del cielo, Desciende, río invisible, La razón del mal, Transeuropa, Davalú o el dolor) y ensayo (La atracción del abismo, El Héroe y el Único, El fin del mundo como obra de arte, Aventura: Una filosofía nómada, Manifiesto contra la servidumbre). Como escritura transversal más allá de los géneros literarios ha publicado: Cazador de instantes, El puente del fuego, Enciclopedia del crepúsculo, Breviario de la aurora, Visión desde el fondo del mar. Recientemente, ha publicado Moisès Broggi, cirurgià, l'any 104 de la seva vida (2013) y Maldita perfección. Escritos sobre el sacrificio y la celebración de la belleza (2013).

Ha estudiado Filosofía, Economía y Ciencias de la Información en la Universidad de Barcelona. Estudió también en la Universidad de Roma, en el Warburg Institute de Londres y en la Universidad Libre de Berlín, doctorándose en Filosofía (1979) en su ciudad natal. Fue profesor visitante en la Universidad de Berkeley. Ha impartido docencia en universidades europeas y americanas y ha dado conferencias en ciudades de Europa, América y Asia. Colaborador habitual de diarios y revistas, ha vinculado con frecuencia su faceta de viajero y su estética literaria. Ha intervenido en diversos proyectos teatrales y cinematográficos. Ha ganado el Premio Nadal con su novela La razón del mal (1993), el Premio Ensayo de Fondo de Cultura Económica con Una educación sensorial (2002), y los premios Cálamo (2010) y Ciudad de Barcelona (2010) con Visión desde el fondo del mar. 

Bibliografía

Maldita perfección. Escritos sobre el sacrificio
y la celebración de la belleza
(Acantilado, 2013)

 
Una educación sensorial. Historia personal del desnudo
femenino en la pintura
(Acantilado 2012)
Visiones desde el fonde del mar (Acantilado, 2010).
MICROSITE DEL LIBRO

 

Publicaciones principales

POESÍA
- Disturbios del conocimiento. Barcelona: Icaria Editorial, 1980.
- Duelo en el Valle de la Muerte. Madrid: Editorial Ayuso, 1986.
- El afilador de cuchillos. Barcelona: El Acantilado. Quaderns Crema, 1999.
- El poema de la serpiente. Badajoz: Asociación Cultural Littera Villanueva, 2010.
- Cantos del Naumon. Libros del Aire. Colección Jardín Cerrado, núm. 5, 2010.

NARRATIVA
- Lampedusa. Barcelona: Editorial Montesinos, 1981.
- El asalto del cielo. Barcelona: Editorial Plaza & Janés, 1986.
- Desciende, río invisible. Barcelona: Editorial Destino, 1989.
- La razón del mal. Premio Nadal 1993. Barcelona: Editorial Destino, 1994.
- Transeuropa. Madrid: Alfaguara Ediciones, 1998.
- Davalú o el dolor. Madrid: RBA, 2001.
- Moisès Broggi, cirurgià, l'any 104 de la seva vida. Barcelona: Quaderns Crema, 2013.

ENSAYO
- El Quattrocento. Barcelona: Editorial Montesinos, 1982.
- La atracción del abismo. Barcelona: Editorial Bruguera, 1983. Reeditado 2006.
- El Héroe y el Único. Madrid: Taurus Editorial, 1984.
- Tres miradas sobre el arte. Barcelona: Icaria Editorial, 1985.
- Leopardi. Infelicidad y titanismo. Barcelona, 1986
- Territorio del nómada. Barcelona: Ediciones Destino, 1986.
- El fin del mundo como obra de arte. Barcelona: Ediciones Destino, 1990. Reeditado 2007.
- El cansancio de Occidente (en colaboración con Eugenio Trías). Barcelona: Ediciones Destino, 1994.
- Sabiduría de la ilusión. Madrid: Taurus Editorial, 1994.
- Aventura. Una filosofía nómada. Barcelona: Nuevas Ediciones Debolsillo, 2000.
- Una educación sensorial. Historia personal del desnudo femenino en la pintura. Madrid-México: Fondo de Cultura Económica, 2002. Barcelona: Editorial Acantilado, 2012.
- Manifiesto contra la servidumbre. Escritos frente a la guerra. Barcelona: Ediciones Destino, 2003.
- Del Ganges al Mediterráneo: un diálogo entre las culturas de India y Europa (en colaboración con Vidya Nivas Mishra). Madrid: Siruela, 2004.
- Maldita perfección. Escritos sobre el sacrificio y la celebración de la belleza. Barcelona: Editorial Acantilado 2013.

ESCRITURA TRANSVERSAL
- El cazador de instantes. Barcelona: Ediciones Destino, 1996. Reeditado 2007.
- El Puente de Fuego. Cuaderno de Travesía, 1996-2002. Barcelona: Ediciones Destino, 2004.
- Enciclopedia del crepúsculo. Madrid: El Acantilado, 2006.
- Breviario de la aurora. Barcelona: El Acantilado, 2006.
- Visión desde el fondo del Mar. Barcelona: Editorial Acantilado, 2010. Premio Cálamo 2010. Premio Ciudad de Barcelona 2010.

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2017 | c/ Méndez Núñez, 17 - 28014 Madrid | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres