PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

miércoles, 16 de octubre de 2019

 Blog de Rafael Argullol

La inmediatez de la confesión

Rafael Argullol: Es un mensaje en la botella lanzado al mar pero lanzado a un mar en la cual hay una multitud de destinatarios que pueden acusar recepción de manera casi inmediata.

Delfín Agudelo: Siento que la idea de la botella es muy útil en este caso. Siempre me ha llamado mucho la atención la delgada línea que separa al blog literario del diario. Pienso así en la relación entre botella e interioridad del blog. Pero lo que también tiene es que, a diferencia del diario que se queda cerrado y guardado, es algo que haciendo clic ya tiene una puesta en escena que me parece magnífica de parte de aquél que está escribiendo y exteriorizando. Hay gente que escribe para ser leída; otra para crear un personaje propio; sin embargo, hay un choque entre lo público y esa interioridad de la botella que rompe las barreras del lector.

R.A.: La relación del blog con los diversos géneros autobiográficos es evidente, y fundamentalmente con el diario. A este respecto creo que ha alterado también lo que eran los ritmos tradicionales de la escritura autobiográfica. En los ritmos habituales, desde las Confesiones de San Agustín o antes hasta nuestros días, creo que se podría buscar toda una serie de tipologías. El escritor que escribía el diario como una especie de vómito visceral inmediato y escasamente preocupado con la idea que esto viera la luz. Digamos que crudamente verdadero hasta las propias entrañas; se trataba del que escribía desde esas entrañas pero entendiendo que era posible que en su momento lo escrito viera la luz. Y así distintas gradaciones hasta el escritor que escribía el diario con la clara voluntad de que en el futuro eso viera la luz. En esta gradación incluiría las anotaciones autobiográficas de Antonin Artaud como unas muy vinculadas a una visceralidad en la que te puedes preguntar claramente si Artaud pensaba que eso vería la luz en algún momento. Y en el extremo final de esa gradación nos encontraríamos con lo diarios de Thomas Mann, a los cuales él mismo, en los sellos que acompañaban a los paquetes, indicaba que tendrían que abrirse y publicarse veinte años después de su muerte, teniendo así una clara voluntad de que vieran la luz.

 El blog ha introducido toda una serie de matices en esa gradación, porque el que escribe el blog puede alterar su propio ritmo, su propio estado de ánimo; puede, por ejemplo, llegar a una especie de inmediatez de tipo muy emotivo y sensitivo, o puede hacer algo muy planificado desde el punto de vista literario. En el momento en que tú aplicas el clic, modificas claramente estas gradaciones tradicionales; puedes enviar algo de una emotividad inmediata; por así decirlo, puedes enviar algo estilo Antonin Artaud o algo estilo Thomas Mann. En ambos casos -aunque evidentemente la escenificación íntima es distinta- la significación pública es la misma porque te sometes a ese público que va a ver tu escrito de manera inmediata. Ni hay la prevención de los veinte años de Mann, ni hay esa especie de incertidumbre de los escritos a lo Artaud en que alguien luego recupera lo que no sabes si efectivamente estaba pensado para ser publicado. Se produce esa escenificación inmediata.

[Publicado el 17/6/2008 a las 09:00]

[Etiquetas: inmediatez, blog literario, autobiografía]

Compartir:

Comentarios (18)

  • Un poco feroz, un poco tenso para mi por estos sitios, pero los días malos son otra cosa. En realidad sólo si la vida es sueño esto es vida. Ay qué sueño.

    Comentado por: escarola el 18/6/2008 a las 00:12

  • Cae la noche y espero que a pesar de lo duro y complicado que puede convertirse cada jornada, podamos decir que hoy ha sido un buen dia!!!

    Comentado por: Sheila el 17/6/2008 a las 22:24

  • Y en cuanto a Teresa, espero que a nadie con problemas de oído se le ocurra atribuirme sus palabras porque esos no son ni mis sentimientos ni mis experiencias, ni, sobre todo, mis palabras.

    Comentado por: escarola el 17/6/2008 a las 21:22

  • En fín, Sheila, como verás cuando yo aparezco la escena cambia del Rey Lear a la brujas de Macbeth (aunque las hermanas de Cordelia también lo fueran). Si, nadie peor que yo para representar el papel de Cordelia en este blog. Vosotras seguid a vuestro aire, que ibais bien, y yo ya iré por mi ladoM; es preferible que interaccione poco, más que cordialidad transmito electricidad. No veas las tormentas que están cayendo por esta zona. Y mi zona sensible es que me confundan con otros, entonces caigo como un trueno sobre el culpable. De hecho, si no fuera por las alusiones de ayer hubiera podido sostener la cordialidad un par de días más. Tú me caes bien, pero con Chiqui tengo problemas -son míos, ella no me ha hecho nada, es buena-.

    Comentado por: cordelia el 17/6/2008 a las 20:37

  • Cocinas limpias, anuncios de Wernel.. real o imaginario. Está claro que nadie es lo suficientemente perfecto como para gustar o ser aceptado universalmente.Por hábito, no hay que tomarla contra el otro para así divertirnos o animar nuestros espacios vacios, si hoy eres genial, lo sabras y si eres lo contrario tambien te lo haré llegar. Ni se es extrovertido constantemente ni tampoco introvertido, todos tenemos nuestros momentos de derrota y de gloria. Lo importante es que no vamos a decaer, no nos venceran..... adelante mis 4!!!!

    Comentado por: Sheila el 17/6/2008 a las 17:55

  • No, no espero que se le vaya a pasar.Así que la que se va soy yo. Bis bald.

    Comentado por: escarola el 17/6/2008 a las 16:54

  • Supongo que la memoria también flojea:

    "Cordelia, no me despites…

    Comentado por: me el 16/6/2008 a las 23:45 "

    Comentado por: cordelia el 17/6/2008 a las 16:53

  • Ay, por dios!. Cordelia, ni le había hecho caso…no la había leído hasta ahora, así que no sé cómo la pude confundir; o la debí leer y no mirar la firma. Mis más sinceras disculpas.
    Sí, soy un poco sorda…ojala fuera cera. Como el borracho le dice a la fea le digo yo: “eso se quita” lo suyo no!

    Comentado por: chiqui el 17/6/2008 a las 16:50

  • Ni sí, ni no, ni todo lo contrario..

    Comentado por: Sheila el 17/6/2008 a las 16:48

  • Nunca tuve un diario. No tanto por mí sino por consideración a las personas que tendría que haber implicado al hablar de lo que más me afectaba emocionalmente. De ahí que algunos no publiquen sus cosas hasta 20 años después de su muerte. Calculan que para entonces los inocentes, o pecadores, conectados con esos secretos que guardamos habrán muerto. Un acto de caridad, de vergüenza ajena?
    Es el caso, entre otros, de la correspondencia del poeta Pedro Salina con su musa, más que amante, Catherine Whitmore. Fue ella la que no quiso que se publicará hasta que la familia más inmediata al poeta – calcularía- hubiera muerto. Pero esos secretos –irónicamente- se acaban conociendo mucho antes de su publicación. No vivimos en un vacío y, si no las palabras, nuestros actos nos delatan.

    Comentado por: me el 17/6/2008 a las 16:44

  • Ud también con las mismas, ¿acaso no insistió ayer dos veces en que yo era Sheila? ¿no cogería ese vuelo con cierto retraso? Y por su coementario anterior imagino que también me confundirá con Teresa. Las manos las tendrá limpias pero los oidos quizá debería afinarlos.

    Comentado por: cordelia el 17/6/2008 a las 16:42

  • Querido diario:
    Escarola con las mismas.
    Detecto los afectos al vuelo, los de Sheila, los suyos y los de muchos otros. Soy una ilusa, siempre creo que la gente me quiere bien; incluida ella. No se explicaría, de otra forma, el derroche de interés y atención hacia mí. Me encantaría leer su diario.
    Y los sueños, sueños son. Duermo muy bien últimamente.Sera la conciencia limpita, más limpia que mi cocina!

    Comentado por: chiqui el 17/6/2008 a las 16:39

  • Por cierto, Chiqui, creo que Sheila le tiene mucho más simpatía que yo. Aunque sólo sea por eso, sería preferible que no nos confundiera.

    Comentado por: Cordelia el 17/6/2008 a las 16:10

  • Vaya, el cruzaito. Lo anterior, iba por la pregunta de Teresa, naturalmente.

    Comentado por: escarola el 17/6/2008 a las 16:03

  • Pues una de tres, o el paraiso, o el manicomio o un anuncio de Wernel.

    Comentado por: escarola el 17/6/2008 a las 15:59

  • Si no quieres que nadie lo lea, que nadie se entere, no lo escribas.

    Comentado por: chiqui el 17/6/2008 a las 15:57

  • Un día cualquiera

    De noche. El coche duerme cansado. Cerró sus ojos cuando se lo dije. Obediente

    Entro en mi casa silenciosa, la puerta no cruje cuando me recibe. Muda. No hay risas ni llantos. Sola.

    ¿Quién me mira? ¿Dónde están esos ojos que se me clavan? Entro, entro… Ahora música, mi música para mi, solo mi gusto es ahora.

    El ordenador está ahí, aburrido. Ni me mira ni me habla. Lo abro. Destellos en los ojos, pestañeo, escuecen. Me rasco
    Voces… mudas voces, música…¿¡Música!?¡Mi Música! ¿¡Sale del ordenador mi música!? ¿La mía? Casualidad…tranquila. No, voces mudas insisten, no es casual. Y una risa sardónica resuena en la pantalla ¿Lo ves? No, no lo veo, lo siento ¿Esto es cierto? Grito en silencio, grito pidiendo socorro. Nadie acude en mi ayuda, no oigo mi voz. Estoy muda. ¡Policía, policía!

    Nadie oye mis voces… estoy muda

    Despierto ¿El coche aún duerme? ¿Qué ha sido todo esto? Policía… No, esto no es la cárcel…¿Donde estoy? ¿Por qué van de blanco?

    Comentado por: Teresa solita el 17/6/2008 a las 14:41

  • Es curiosa la interacción entre uds y los comentaristas. Algunos de nosotros les tenemos verdadero cariño –como se dan también los sentimientos contrarios-, este tipo de comunicación crea muchos espejismos. Me pregunto cómo lo vive ud, qué sentimientos le inspiramos. Se lo pregunto porque uno de los privilegios de los comentaristas es el descaro. Hace no mucho creé un blog, y supe que resultaría imposible escribir en él como lo haría en un diario, pese al anonimato. Cuando el otro día hablé de jugarse el alma, no me refería a contar experiencias biográficas, sino dejar aquí las opiniones más íntimas, más arriesgadas, a tratar de sus preocupaciones más personales, todo aquello que estuviera excluido de una clase convencional. Muchas veces he tenido la sensación de que su blog, era una especie de libro de filosofía en marcha, que nos iba suministrando en pequeñas dosis- , con el que resultaba un poco difícil interactuar.

    Comentado por: Cordelia el 17/6/2008 a las 09:54

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Rafael Argullol Murgadas (Barcelona, 1949), narrador, poeta y ensayista, es catedrático de Estética y Teoría de las Artes en la Facultad de Humanidades de la Universidad Pompeu Fabra. Es autor de treinta libros en distintos ámbitos literarios. Entre ellos: poesía (Disturbios del conocimiento, Duelo en el Valle de la Muerte, El afilador de cuchillos), novela (Lampedusa, El asalto del cielo, Desciende, río invisible, La razón del mal, Transeuropa, Davalú o el dolor) y ensayo (La atracción del abismo, El Héroe y el Único, El fin del mundo como obra de arte, Aventura: Una filosofía nómada, Manifiesto contra la servidumbre). Como escritura transversal más allá de los géneros literarios ha publicado: Cazador de instantes, El puente del fuego, Enciclopedia del crepúsculo, Breviario de la aurora, Visión desde el fondo del mar. Recientemente, ha publicado Moisès Broggi, cirurgià, l'any 104 de la seva vida (2013) y Maldita perfección. Escritos sobre el sacrificio y la celebración de la belleza (2013).

Ha estudiado Filosofía, Economía y Ciencias de la Información en la Universidad de Barcelona. Estudió también en la Universidad de Roma, en el Warburg Institute de Londres y en la Universidad Libre de Berlín, doctorándose en Filosofía (1979) en su ciudad natal. Fue profesor visitante en la Universidad de Berkeley. Ha impartido docencia en universidades europeas y americanas y ha dado conferencias en ciudades de Europa, América y Asia. Colaborador habitual de diarios y revistas, ha vinculado con frecuencia su faceta de viajero y su estética literaria. Ha intervenido en diversos proyectos teatrales y cinematográficos. Ha ganado el Premio Nadal con su novela La razón del mal (1993), el Premio Ensayo de Fondo de Cultura Económica con Una educación sensorial (2002), y los premios Cálamo (2010) y Ciudad de Barcelona (2010) con Visión desde el fondo del mar. 

Bibliografía

Maldita perfección. Escritos sobre el sacrificio
y la celebración de la belleza
(Acantilado, 2013)

 
Una educación sensorial. Historia personal del desnudo
femenino en la pintura
(Acantilado 2012)
Visiones desde el fonde del mar (Acantilado, 2010).
MICROSITE DEL LIBRO

 

Publicaciones principales

POESÍA
- Disturbios del conocimiento. Barcelona: Icaria Editorial, 1980.
- Duelo en el Valle de la Muerte. Madrid: Editorial Ayuso, 1986.
- El afilador de cuchillos. Barcelona: El Acantilado. Quaderns Crema, 1999.
- El poema de la serpiente. Badajoz: Asociación Cultural Littera Villanueva, 2010.
- Cantos del Naumon. Libros del Aire. Colección Jardín Cerrado, núm. 5, 2010.

NARRATIVA
- Lampedusa. Barcelona: Editorial Montesinos, 1981.
- El asalto del cielo. Barcelona: Editorial Plaza & Janés, 1986.
- Desciende, río invisible. Barcelona: Editorial Destino, 1989.
- La razón del mal. Premio Nadal 1993. Barcelona: Editorial Destino, 1994.
- Transeuropa. Madrid: Alfaguara Ediciones, 1998.
- Davalú o el dolor. Madrid: RBA, 2001.
- Moisès Broggi, cirurgià, l'any 104 de la seva vida. Barcelona: Quaderns Crema, 2013.

ENSAYO
- El Quattrocento. Barcelona: Editorial Montesinos, 1982.
- La atracción del abismo. Barcelona: Editorial Bruguera, 1983. Reeditado 2006.
- El Héroe y el Único. Madrid: Taurus Editorial, 1984.
- Tres miradas sobre el arte. Barcelona: Icaria Editorial, 1985.
- Leopardi. Infelicidad y titanismo. Barcelona, 1986
- Territorio del nómada. Barcelona: Ediciones Destino, 1986.
- El fin del mundo como obra de arte. Barcelona: Ediciones Destino, 1990. Reeditado 2007.
- El cansancio de Occidente (en colaboración con Eugenio Trías). Barcelona: Ediciones Destino, 1994.
- Sabiduría de la ilusión. Madrid: Taurus Editorial, 1994.
- Aventura. Una filosofía nómada. Barcelona: Nuevas Ediciones Debolsillo, 2000.
- Una educación sensorial. Historia personal del desnudo femenino en la pintura. Madrid-México: Fondo de Cultura Económica, 2002. Barcelona: Editorial Acantilado, 2012.
- Manifiesto contra la servidumbre. Escritos frente a la guerra. Barcelona: Ediciones Destino, 2003.
- Del Ganges al Mediterráneo: un diálogo entre las culturas de India y Europa (en colaboración con Vidya Nivas Mishra). Madrid: Siruela, 2004.
- Maldita perfección. Escritos sobre el sacrificio y la celebración de la belleza. Barcelona: Editorial Acantilado 2013.

ESCRITURA TRANSVERSAL
- El cazador de instantes. Barcelona: Ediciones Destino, 1996. Reeditado 2007.
- El Puente de Fuego. Cuaderno de Travesía, 1996-2002. Barcelona: Ediciones Destino, 2004.
- Enciclopedia del crepúsculo. Madrid: El Acantilado, 2006.
- Breviario de la aurora. Barcelona: El Acantilado, 2006.
- Visión desde el fondo del Mar. Barcelona: Editorial Acantilado, 2010. Premio Cálamo 2010. Premio Ciudad de Barcelona 2010.

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2019 | c/ Méndez Núñez, 17 - 28014 Madrid | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres