PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

miércoles, 11 de diciembre de 2019

 Blog de Rafael Argullol

¿Tiene lugar en Troya la guerra de Irak?

"La Colère d'Achille", Giovanni Battista Tiepolo, 1757Rafael Argullol: Es fascinante ver este entrelazamiento entre lo que es la calidad literaria y el impacto, porque hay muchas leyes distintas.

Delfín Agudelo: Pienso también en ese impacto en términos de las obras que maduran estando en un estado desconocido. Siempre he pensado que uno de los sueños de la labor del estudiante de literatura es encontrar libros perdidos, olvidados, que por cualquier motivo han quedado ensombrecidos en depósitos de bibliotecas públicas. En esa medida, hay algo latente en la escritura, sobre todo de un clásico, y es cómo volviendo sobre esos viejos textos que todos llaman "ladrillos" -que son aquellos que sólo lee el estudiante cuando tiene que responder un examen- podemos encontrar características actuales de la condición humana más claros de los que se pueden escribir en este momento. No digo con esto que son más o menos buenos, pero que pueden ser equivalentes. Se me ocurre el sentimiento de la guerra en la Ilíada. O la sensación de extravío de la Odisea. Hay algo en la literatura actual que le teme a los clásicos: su propia inserción en una tradición literaria.

Rafael Argullol: Lo que creo que es completamente esencial en la literatura y en el arte es que sus obras sean al mismo tiempo actuales y atemporales. Hemos dicho miles de definiciones de arte y literatura, pero ninguna me parece tan sólida como la que nos llevaría a concluir que las obras literarias o artísticas tienen como exigencia ser al mismo tiempo actuales y atemporales. Con esto quiero decir que lo que diferencia una doctrina científica de una obra artística es que la científica queda obsoleta con el tiempo: la doctrina cosmológica de hace dos mil años ha quedado obsoleta por la actual. En cambio, lo que para mí es imprescindible en una obra literaria es que siempre sea actual. La Ilíada no se puede leer con ojos arqueológicos, y sucede lo mismo con una tragedia griega, el Mahabarata o Shakespeare; hay que leerlos como si fueran interlocutores del presente.

Partiendo de esta idea, que es la mejor definición que se haya dado nunca, es indudable que en el mundo de la guerra que se refleja en la Ilíada, en la confrontación de aqueos y troyanos, hay mucho vinculado con el marco antropológico de aquella época. Eso es lo propio de los arqueólogos o antropólogos. Pero lo propio de la lectura literaria es lo mucho de atemporal que se expresa allí. En definitiva lo que sucede en una guerra actual sucedía ya en la guerra de la Ilíada. Por eso me ha parecido pertinente esa lectura que ha venido haciendo Alessandro Baricco de la Ilíada en estos dos últimos años, porque él trataba de buscar paralelismos y equiparaciones entre lo que se expresaba en la obra y lo que podía ser una guerra como la de Irak o Vietnam. Y efectivamente es que siempre encontraremos esa actualidad de lo atemporal.

[Publicado el 03/6/2008 a las 09:00]

[Etiquetas: Guerra, Iliada, Irak, Troya]

Compartir:

Comentarios (20)

  • Yo tampoco sé porqué me confunden con ud pero sucede. Será que hay gente tan ciega como ud misma.

    Comentado por: escarola el 05/6/2008 a las 09:10

  • Lo de los callos lo mencionó en el blog de Verdú y por supuesto, no soy hombre. Ud no tiene remedio ¿verdad?

    Comentado por: escarola el 05/6/2008 a las 09:09

  • Conozco el boomerang desde los 36 años de abril del 2007 a los 38 de junio del 2008. Adivine en qué mes es mi cumpleaños.

    Comentado por: escarola el 05/6/2008 a las 09:07

  • Pero, escarolita, si tan superior eres a mi –evidente- quién te confundiría conmigo? La neurosis es otra diferencia, yo paso de todo y se me nota. No te obsesiones: mira que ya debes andar por los 40 (llevas mucho diciendo que tienes 37!) no vas a conseguir llegar a mi edad sin, por lo menos, una ulcera…!Ay! como caigo en las redes. Tienes que ser hombre, son los únicos que me hacen tropezar en la misma piedra una y otra vez… ¡Qué quede claro que hablo figurativamente!
    Lo de los callos? Pues no leas mi blog si tanta alergia me tienes…

    Comentado por: chiqui el 05/6/2008 a las 00:39

  • Simplemente sra Espe, evito que me confundan con uno de sus nicks, que ud misma el otro día reconoció que le correspondían y me atribuyan comentarios tan finos como el de los callos (o cualquier fragmento de su personalidad).

    Comentado por: escarola el 04/6/2008 a las 22:24

  • Escarola, parece ser que sabe usted mucho de mí (mas que yo misma). No sé cómo y por qué...¡no me dé explicaciones!por favor. Unas veces acierta y otras se da contra la pantalla. Le agradecería que no me mezclara en sus controversias con otros. Le dije hace unas semanas que no me volvería a dirigir a usted y así lo he hecho. Qué poca dignidad venir a este blog a discutir como mujeres de antiguo lavandero.
    Lo siento, Don Rafael.

    Comentado por: chiqui el 04/6/2008 a las 21:22

  • Catfight!!

    Comentado por: pelea! el 04/6/2008 a las 15:22

  • Es a ud a quien falta u mínimo de sentido de la realidad al confundirme con Chiqui (alias –“me” “espe”), a juzgar por sus elucubraciones acerca de los callos, reunirme con mis amigas y hablar con Amalia. ¿Se puede atacar a alguien con semejante confusión respecto a su personalidad? Mi sentido de la realidad me decía que era alguien con rencor hacia mí acumulado desde hace tiempo –por lo que dice, al menos desde noviembre-, puesto que no atacaba a mis argumentos –podría haberle dado la vuelta a su vez a los suyos pero no tenía ninguna gana- sino a la persona. Con toda seguridad –mi sentido de la realidad me informa de que es ud A. Mi propuesta de que escribiera ud más aquí no suponía en ningún modo que lo hiciera ya habitualmente, sólo le invitaba a que continuara, porque sin duda, objetivamente, sabe ud hacerlo bien. Y soy capaz de distanciarme lo suficiente de mi misma –sin perder de vista el ombligo, lo reconozco- para saber cuando lo que escribo no merece la pena, cuando es un conjunto de palabras muertas que puede con toda justicia parecerle feo a alguien. Por eso ayer, en ese sentido, sí, le dí la razón- Se notaba que estaba escrito por una zombie, de hecho escribir ayer fue un intento de reconstruir el ego a partir del vacío total. ¿Victimismo? He intentado sinceramente irme en muchas ocasiones. Se trata de una obsesión ¿no lo ve? Vuelvo a mi pesar, pero no gritando “una de callos", eso se lo dejo a otras.”Será ud mi enemiga, pero gracias.

    Comentado por: escarola el 04/6/2008 a las 09:20

  • Hace un tiempo leí acerca de la Ilíada de Baricco Él contaba que lo concibió para ser leído en voz alta, tipo narración oral, homérica.Me entusiasmó la idea.
    Pero me pasó algo muy tonto.Un amigo me dijo que Barrico es una especie de P.Coehlo de los Apeninos, y me mató las ganas de leerlo.
    "Seda" sin embargo me había gustado.

    Comentado por: amalia el 04/6/2008 a las 07:55

  • La próxima vez será mejor que ud sea quien escriba aquí.
    Comentado por: escarola el 03/6/2008 a las 23:18

    el victimismo no la ayudará a salir de su obsesión por vender constantemente cierta imagen.

    usted no tiene el más mínimo sentido de la realidad: este es el tercer comentario que escribo aquí desde noviembre de 2007.

    "a partir de ahora terra es amalia", que lo sepan hasta los griegos (incluída la reina de españa)

    tómese un cafetito o un té con amalia o con sus amigas íntimas cuando se cruce con ellas y vuelva a trotar y cincerelar como si escribir fuera algo irresponsable y sin consecuencias. Escriba 33 comentarios, si lo desea, trote, y piense desde ahora en Trento o en el doctor Trueta.

    Hace mucho tiempo alguien respondió a sus aspavientos al considerar que en el boomerang se la maltrataba con la frase: usted se va con bombos y vuelve con platillos: unaaaa de caaaaallos!!!

    pd: dígale a amalia (cuando la vea) que algunos griegos se preguntaban lo que usted no osa preguntarse (a pesar de haberse tragado eso de la "piscología del personaje")

    saludos

    Comentado por: practique con la memoria histórica el 04/6/2008 a las 00:26

  • Tiene toda la razón no eran más que una serie de frases convencionales puestas en fila. La próxima vez será mejor que ud sea quien escriba aquí.

    Comentado por: escarola el 03/6/2008 a las 23:18

  • "Necesariamente"... etc

    disculpe, esto ya se sabe: no se construyen teorías a partir o contra las personas o libros que una se encuentra, sino que las personas o libros que se encuentran desmontan cualquier teoría. La teoría es una cuestión de práctica. Si no una se repite y se repite sin saberlo.

    Para decir "meramente allí" hay que haber estado en su allí.

    No "lo hace más rico", sino que nos enriquece.

    La vida no se "devuelve". Eso implicaría que no la tenía. Un "muerto en vida" sólo lo sabe si vive su muerte.

    No es una condición necesaria pero sí aconsejable partir de lo que se tiene más a mano: el amor propio, el dolor propio.

    Ser un zombi sucede. Lo que se me hace extraño es que cuando alguien está mal no se contagie de los que están mejor.

    Será que somos diferentes porque nuestras maletas (vacías-llenas-vacías-llenas) son diferentes. Sansonite cerradas con llave y forradas de plástico o maletas de cartón llenas de experiencias de siglos.

    La "actualidad" no me parece algo interesante, un vocablo nada poético. Somos acumulación: de cicatrices y de proyectos. La literatura es un viaje a través del tiempo. El cerebro humano se busca a través de códigos descifrables atemporales. Del tiempo.

    Cuando llueve en Troya y en Irak.

    Comentado por: ¿Y si reivindicamos lo temporal en lo atemporal? el 03/6/2008 a las 22:56

  • Necesariamente comprendemos el pasado desde el presente y sus esquemas (no hay pasajes para Troya) : si a su vez el pasado no iluminara nuestra actualidad, si nos situara meramente allí, no nos interesaría. Pasa hasta con los fósiles. A su vez nuestra mirada arranca de él nuevas significaciones, lo hace más rico, al re-presentarlo con nuevas lecturas, se le devuelve a la vida.

    Comentado por: escarola el 03/6/2008 a las 21:50

  • Lei hace un tiempo el libro de Baricco. Me gustó mucho. Resuena. Casi ve uno a los héroes cayendo al suelo o el polvo levantarse en el campo de batalla. Los sudores de los hombres. También es interesante el epílogo.

    Comentado por: rubén el 03/6/2008 a las 21:31

  • Claro

    Comentado por: escarola el 03/6/2008 a las 18:57

  • Eso es porque te estás mirando el ombligo!

    Comentado por: jav el 03/6/2008 a las 18:46

  • Prefiero no dispersarme.

    Comentado por: escarola el 03/6/2008 a las 18:28

  • No, para que una obra de arte sea atemporal hay que mirar muchos ombligos, si más mejor. Si miramos mucho el nuestro acabaremos bizcos!

    Comentado por: me el 03/6/2008 a las 16:50

  • ¿Mirándose el ombligo?

    Comentado por: escarola el 03/6/2008 a las 16:41

  • Me pregunto cómo pudieron los griegos saberlo todo acerca de la esencia humana.

    Comentado por: amalia el 03/6/2008 a las 12:27

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Rafael Argullol Murgadas (Barcelona, 1949), narrador, poeta y ensayista, es catedrático de Estética y Teoría de las Artes en la Facultad de Humanidades de la Universidad Pompeu Fabra. Es autor de treinta libros en distintos ámbitos literarios. Entre ellos: poesía (Disturbios del conocimiento, Duelo en el Valle de la Muerte, El afilador de cuchillos), novela (Lampedusa, El asalto del cielo, Desciende, río invisible, La razón del mal, Transeuropa, Davalú o el dolor) y ensayo (La atracción del abismo, El Héroe y el Único, El fin del mundo como obra de arte, Aventura: Una filosofía nómada, Manifiesto contra la servidumbre). Como escritura transversal más allá de los géneros literarios ha publicado: Cazador de instantes, El puente del fuego, Enciclopedia del crepúsculo, Breviario de la aurora, Visión desde el fondo del mar. Recientemente, ha publicado Moisès Broggi, cirurgià, l'any 104 de la seva vida (2013) y Maldita perfección. Escritos sobre el sacrificio y la celebración de la belleza (2013).

Ha estudiado Filosofía, Economía y Ciencias de la Información en la Universidad de Barcelona. Estudió también en la Universidad de Roma, en el Warburg Institute de Londres y en la Universidad Libre de Berlín, doctorándose en Filosofía (1979) en su ciudad natal. Fue profesor visitante en la Universidad de Berkeley. Ha impartido docencia en universidades europeas y americanas y ha dado conferencias en ciudades de Europa, América y Asia. Colaborador habitual de diarios y revistas, ha vinculado con frecuencia su faceta de viajero y su estética literaria. Ha intervenido en diversos proyectos teatrales y cinematográficos. Ha ganado el Premio Nadal con su novela La razón del mal (1993), el Premio Ensayo de Fondo de Cultura Económica con Una educación sensorial (2002), y los premios Cálamo (2010) y Ciudad de Barcelona (2010) con Visión desde el fondo del mar. 

Bibliografía

Maldita perfección. Escritos sobre el sacrificio
y la celebración de la belleza
(Acantilado, 2013)

 
Una educación sensorial. Historia personal del desnudo
femenino en la pintura
(Acantilado 2012)
Visiones desde el fonde del mar (Acantilado, 2010).
MICROSITE DEL LIBRO

 

Publicaciones principales

POESÍA
- Disturbios del conocimiento. Barcelona: Icaria Editorial, 1980.
- Duelo en el Valle de la Muerte. Madrid: Editorial Ayuso, 1986.
- El afilador de cuchillos. Barcelona: El Acantilado. Quaderns Crema, 1999.
- El poema de la serpiente. Badajoz: Asociación Cultural Littera Villanueva, 2010.
- Cantos del Naumon. Libros del Aire. Colección Jardín Cerrado, núm. 5, 2010.

NARRATIVA
- Lampedusa. Barcelona: Editorial Montesinos, 1981.
- El asalto del cielo. Barcelona: Editorial Plaza & Janés, 1986.
- Desciende, río invisible. Barcelona: Editorial Destino, 1989.
- La razón del mal. Premio Nadal 1993. Barcelona: Editorial Destino, 1994.
- Transeuropa. Madrid: Alfaguara Ediciones, 1998.
- Davalú o el dolor. Madrid: RBA, 2001.
- Moisès Broggi, cirurgià, l'any 104 de la seva vida. Barcelona: Quaderns Crema, 2013.

ENSAYO
- El Quattrocento. Barcelona: Editorial Montesinos, 1982.
- La atracción del abismo. Barcelona: Editorial Bruguera, 1983. Reeditado 2006.
- El Héroe y el Único. Madrid: Taurus Editorial, 1984.
- Tres miradas sobre el arte. Barcelona: Icaria Editorial, 1985.
- Leopardi. Infelicidad y titanismo. Barcelona, 1986
- Territorio del nómada. Barcelona: Ediciones Destino, 1986.
- El fin del mundo como obra de arte. Barcelona: Ediciones Destino, 1990. Reeditado 2007.
- El cansancio de Occidente (en colaboración con Eugenio Trías). Barcelona: Ediciones Destino, 1994.
- Sabiduría de la ilusión. Madrid: Taurus Editorial, 1994.
- Aventura. Una filosofía nómada. Barcelona: Nuevas Ediciones Debolsillo, 2000.
- Una educación sensorial. Historia personal del desnudo femenino en la pintura. Madrid-México: Fondo de Cultura Económica, 2002. Barcelona: Editorial Acantilado, 2012.
- Manifiesto contra la servidumbre. Escritos frente a la guerra. Barcelona: Ediciones Destino, 2003.
- Del Ganges al Mediterráneo: un diálogo entre las culturas de India y Europa (en colaboración con Vidya Nivas Mishra). Madrid: Siruela, 2004.
- Maldita perfección. Escritos sobre el sacrificio y la celebración de la belleza. Barcelona: Editorial Acantilado 2013.

ESCRITURA TRANSVERSAL
- El cazador de instantes. Barcelona: Ediciones Destino, 1996. Reeditado 2007.
- El Puente de Fuego. Cuaderno de Travesía, 1996-2002. Barcelona: Ediciones Destino, 2004.
- Enciclopedia del crepúsculo. Madrid: El Acantilado, 2006.
- Breviario de la aurora. Barcelona: El Acantilado, 2006.
- Visión desde el fondo del Mar. Barcelona: Editorial Acantilado, 2010. Premio Cálamo 2010. Premio Ciudad de Barcelona 2010.

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2019 | c/ Méndez Núñez, 17 - 28014 Madrid | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres