PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

sábado, 26 de septiembre de 2020

 Blog de Rafael Argullol

Caída y unión

Rafael Argullol: Pero en cambio Dios, en cuanto a ser autosuficiente, es incapaz de amar: para que haya amor tiene que haber caída, y tiene que haber castigo.

Delfín Agudelo: En este sentido, quien ama busca librarse así sea momentáneamente del castigo, pero lo hace sabiendo que el acto que depura puede traer consigo mismo otro castigo monstruoso: el del desamor.

Rafael Argullol: Eso me recuerda una maravillosa frase al final de la película de Bergman El ojo del diablo— cuyo título en realidad debería ser El orzuelo del diablo— que es una versión magnifica del mito de Don Juan. Se inicia con un lema o proverbio irlandés: “Toda doncella casta es un orzuelo en el ojo del diablo.” Esto es lo que da el título a la película. En ésta, don Juan está en el infierno, y Satanás, que tiene un orzuelo en el ojo porque han descubierto una chica casta— la última que queda en la faz de la tierra— ,envía a Don Juan a seducirla. Cuando va a seducirla, se produce una gran catástrofe, y es que la chica finalmente se deja seducir por don Juan pero no porque éste la cautive, sino por compasión, que es la patada más grande que puede recibir un amante. Hacia el final de la película, cuando Don Juan se le queja a Satanás—al cual, por cierto, ya le ha desaparecido el orzuelo— de que ha hecho su misión y sin embargo tiene que volver a la tristeza del infierno, y que además en cierto modo ha sufrido ese máximo castigo de seducirla no por sus encantos sino por compasión de la chica , Satanás le dice una frase genial: “Nunca hay castigo suficiente para quien ama.” Por tanto, el amor, que evidentemente siempre está vinculado al castigo, no deja de ser el fruto de un castigo inicial. Sin ese castigo, sin esa caída, en la vida de sonámbulo del andrógino, o en esa especie de blancura sideral del mundo de las ideas platónico, ahí no hay posibilidad de amor. El amor místico mismo, que casi siempre es un amor—en la tradición cristiana— que pasa por un cuerpo que se ha sentido escindido del dios padre como vía unitiva, como unión, es así precisamente porque es la más alta conciencia de separación y de nostalgia.

 

[Publicado el 19/3/2008 a las 08:00]

[Etiquetas: Bergman, El ojo del diablo, amor, desamor]

Compartir:

Comentarios (56)

  • Ay mari cruz, mari cruz... que sería de la i sin el puntito... ¿Van juntos para darle vida a la sonrisa? o ¿sonrisa a la vida?

    El uno para el otro... ¡Me pido el otro!

    Comentado por: Punto de cruz el 26/3/2008 a las 00:55

  • punto de vista, escarola, chiqui, la madre que no es madre, hablad y hablad, que yo solo leo a D. Rafa, tan lleno de nostalgia, de amor, desamor y blleza

    Comentado por: cruz el 25/3/2008 a las 01:29

  • bueno y cambiando de tema como ven el articulo, ja... lbavlablalbla ?

    Comentado por: otro chateador el 24/3/2008 a las 21:36

  • Tampoco es habitual oir eso de un no-nacido. Me pareció oir sus reproches, por eso le contesté

    Comentado por: la madre fría el 24/3/2008 a las 00:46

  • ¡Madre mía!

    Comentado por: ¿donde me he metido? el 23/3/2008 a las 23:22

  • No es habitual oir decir a una madre que su sensación, cuando el hijo está dentro de ella, es de competitividad.

    Comentado por: con mis orejas el 23/3/2008 a las 23:20

  • Si soy atípica no será por sentir distinto tanto como por atreverme a expresar lo que siento. Pero me pregunto porqué me considera atípica

    Comentado por: desde su punto de vista? el 23/3/2008 a las 22:58

  • Aquí granizó y el granizo horadó las hojas del año anterior. Por los agujeros asoman las yemas de primavera. Los frutos maculados maduran su futuro dulzor.

    Comentado por: no es esta tierra de nieves perpetuas el 23/3/2008 a las 22:47

  • Tiene razón, el prejuicio habló y expresé como certeza lo que solo supuse. También puedo pensar que es usted una madre atípica desde mi

    Comentado por: punto de vista el 23/3/2008 a las 22:39

  • El niño no sabe nada, el niño siente, siente, siente, ni sabe que necesita, necesita. El adulto es el que razona sobre el niño que fue, el niño también pero tiene tan pocos datos... unas referencias tan próximas, tan íntimas, tan calientes todas... aún no sabe que razona. Qué difícil, después, aunque no de la misma manera para todos, la armonía entre la razón y la intuición cuando el parásito prejuicioso nos invade.

    El niño fue parte de la madre, la madre lo sabe y lo sentirá siempre y se aterrará cuando una parte suya le haga daño sin piedad. ¿Que el niño quiere absorber a la madre? El niño no quiere perder a la madre, y la madre le enseña que la perderá y cuando es adulto comprende lo que ha de comprender y tolera y ama. La pasión es ciega y manipuladora, el amor tolerante.

    Y sí le digo que la madre muerta es cálida y sigue haciendo dulce el amargor de su ausencia

    Comentado por: Punto de vista el 23/3/2008 a las 22:36

  • Construya su mundo ideal por sí mismo

    Comentado por: y luego tírelo a la basura el 23/3/2008 a las 21:53

  • Si los hombres y las mujeres en lo que son las prácticas sexuales se limitasen a la sodomía no habríamos de lamentar tantos problemas en el mundo en un orden causal y moral.

    Comentado por: Por otro lado matar a una madre es algo absolutamente lógico. el 23/3/2008 a las 21:18

  • ¿Y qué le hace suponer que no he tenido experiencia como madre? ¿los prejuicios? Precisamente le hablo de mi experiencia de ahora mismo.

    Comentado por: la madre carterista el 23/3/2008 a las 17:01

  • No creo que con la muerte de su madre se haya perdido ninguna experiencia de amor infinito por la sencilla razón que como experiencia el amor infinito es inexistente. Existe el amor infinito como exigencia del niño a la madre que ella no podría satisfacer aunque sólo fuera por mera supervivencia. El niño por su parte ama y demanda amor de manera profundamente egoísta, trata de negar mentalmente la herida que le separa de la madre, pero porque desea sentir la madre como parte de él, no sentirse parte de su madre. De ahí que la mirada materna, que el niño reclama para hacerla testigo de su existencia –no porque le conozca peor o mejor- sea la mirada que complete su identidad, la que dé significado a su vida y sus actos. Y es esa misma mirada la que luego, se busca en el ser amado, esa que nos complementa, que nos devuelve como un espejo nuestra identidad, -aunque lo de encontrarla ya es otra cosa. ¿Prejuicios? Supuse por lo que decía que hablaba de la frialdad materna, pero no me diga que una madre muerta no es un caso extremo de frialdad. Al final nevó y los niños y los mayores jugaron con la nieve, Amalia.

    Comentado por: la madre que no te parió el 23/3/2008 a las 16:47

  • Uno empieza a construir la sociedad en el punto exacto en el que coloca una semillita en la vagina de una mujer y luego empuja y etcétera

    Comentado por: S.A el 21/3/2008 a las 22:24

  • Y también puede que la mirada de la madre se parezca a la mirada de Dios, y es que te conoce como si te hubiera parido

    Comentado por: Punto de vista el 21/3/2008 a las 22:21

  • No se que es un amor infinito, será porque mi madre murió, y puede que comprender que ningún amor es infinito quiebre un paraiso y abra las puertas de otro y quien sabe si el retorno al primero que... Sorpresas te da la vida, ay Dios. El prejuicio está bien en el bolsillo de atrás del pantalón a ver si a algún carterista se le ocurre llevárselo.

    Comentado por: Punto de vista el 21/3/2008 a las 22:17

  • Sobra bebé y algo más, pero espero que se entienda

    Comentado por: Punto de vista el 21/3/2008 a las 21:48

  • uno empieza a destruir una sociedad desde un punto exacto

    Comentado por: sólo hace falta encontra el punto el 21/3/2008 a las 21:45

  • ¿Si la madre muere que pasa con el bebé no nato?, y aún sin morir, si se anemiza lo suficiente, aún sin morir, ¿Qué pasará con él?

    No todo es competición en esta vida, la colaboración es un hecho y dentro de poco espero que sea más que una realidad porque va a ser una necesidad.


    Mejor no vestirsae la piel de madre si no se ha tenido ni el vislumbre de la experiencia

    Saludos

    Comentado por: Punto de vista el 21/3/2008 a las 21:45

  • ¿... y qué decir del amor místico como añoranza de la unión con el padre, colegiremos de todo ello que los sacerdotes querían estar desnudos con sus respectivos papás y que estos les enseñaran la cosa tan gorda que tienen entre las piernas en vez de abducir y destrozar las vidas de los creyentes desde su palabrería (fascismo, nacionalcatolicismo, feixisme, nacional-catolicisme) etcétera?

    Comentado por: ¿...y ustedes señoritas quieren o desearían tener algo duro entre las piernas (duro como una roca, quiero decir) en vez de lo que tienen? el 21/3/2008 a las 21:41

  • Escarola, hágame una visitilla, se va a reir. Se echan de menos sus agudos comentarios. ; )

    Comentado por: Catik el 21/3/2008 a las 14:38

  • Ex madre no existe, lo siento.
    Ya sé que no eres Chiqui, y por la alusión a tu juventud y al psicoanálisis ya me imagino...
    De todas maneras, aquí nieva!!!!!!!!!!!

    Comentado por: amalia el 21/3/2008 a las 12:25

  • Gracias, Amalia. Mira venía a decirle a mi hijo que se le acabó el plazo:te quedaste sin madre, Napoleón. Por cierto, que yo no era Chiqui si es lo que pensabas, que si no tengo edad es porque soy demasiado joven no por lo contrario. Pero hoy hace un día demasiado estupendo para quedarse encerrada en la blogsfera.

    Comentado por: tu ex-mamá el 21/3/2008 a las 09:59

  • Tu madre,me gustó esa interpretación del paraíso.Se ve que es un hit universal de todos los tiempos esto de "per aspera ad astram".Me gusta también la interpretación de Mozart (o Schikaneder)en la Flauta Mágica":Tamino pasa las pruebas del silencio, del fuego, del agua.Papageno en vez elige una vida simple.Nunca sabré por qué se asocia esa simpleza con la falta de inteligencia.Por cierto es excelente la versión de Bergman.

    Comentado por: amalia el 21/3/2008 a las 09:48

  • Bueno, me he referido a la sra. Alumna, debí decir sra. Chiqui, que ayer se desdobló (impresionante).

    Comentado por: escarola el 20/3/2008 a las 21:42

  • no la madre que te parió, bonaparte, sino tu madre en el boomerang

    Comentado por: y sólo por un día, que no tengo edad para estas cosas el 20/3/2008 a las 19:21

  • La vida es sórdida e insoportable vista de frente, comenzando por el mismo principio, el nacimiento, el parto, un amasijo de sangre, suciedad y llanto. Esa es la herida original, la puerta de salida del paraíso, del útero. El bebé sigue mentalmente unido a su madre durante un tiempo. Ya dentro de la barriga bebé y madre luchan entre sí por el territorio y la comida, fuera lucharán por su identidad. La madre es la mesita auxiliar de su hijo, un apéndice, le alimenta, le lava, le da calor, le arropa, le mira. La madre siente que el amor de su hijo le devora y no se presta a ser devorada, se guardará para sí un trocito. La mirada de la madre es la mirada de dios. Pero la madre no le podrá ofrecer el amor infinito al que el niño aspira, las leyes, los códigos, los límites de la identidad los separan. Comprenderlo es una segunda y lenta expulsión del paraíso.

    Comentado por: tu madre el 20/3/2008 a las 19:15

  • Por cierto, sra. Doña alumna, me pregunto dónde colocar su comentario de las combinaciones matemáticas, si en la categoría de plagio, homenaje o copia. Para su información el matemático demente no tiene nada que ver conmigo. Ese número rosa que ud homenajea plagia o copia lo hice en alusión a él y fue interpretado por una persona que no tiene la menor noción de su existencia. Como no tengo relación con ninguna otra persona que escriba en el boomerang (a Teresilla tampoco la conozco de nada).

    Comentado por: escarola el 20/3/2008 a las 16:25

  • Yo aterrizo de extraño modo esto, con lo recién descubierto multidiciplinariamente, expuesto en canales de documentales ( the history chanel) donde el castigo que cayo sobre el imperio Egipto en la época donde Moisés libero de la esclavitud a su pueblo, si sucedió, talvez no tal cual esta descrito en la Biblia, pero si ocurrió por causas de un volcán, entonces un amor místico ocurrió? Como fuese, esa extraña coincidencia de Moisés, con las plagas, fue tal vez una sincronía con algo omnipresente y omnipotente, ya en la práctica, tal vez las caídas fuera de paraísos perdidos, o blancura sideral, pueden en su dimensión temporal, un estar tanto cayendo, como sujetos, talvez no a una velocidad rápida, tal vez valdría metaforizar con la física quántica donde dos moléculas separadas a dimensiones tremendamente considerables, pueda una saber que hace la otra, sin desplazarse, encerradas en su mística quántica.

    Comentado por: www.netartologia.blogspot.com el 20/3/2008 a las 07:11

  • etcétera

    Comentado por: . el 20/3/2008 a las 02:38

  • tomada la palabra amor en un sentido más o menos "tradicional"

    Comentado por: ya que también hay un tipo de amor que consiste en poner bombas el 20/3/2008 a las 02:37

  • En cuanto al amor creo que uno/una queda predeterminado para la posibilidad de ello o no en la primerísima infancia

    Comentado por: En tanto en cuanto al cuerpo infantil se le dote o no también de "alma" el 20/3/2008 a las 02:29

  • como si el juego fuese precisamente el de mentir y la inteligencia como realidad no hubiese de tener ningún valor

    Comentado por: y así pues el destino como clasismo, etcétera el 20/3/2008 a las 02:20

  • con personajes enfermizos que llaman a sus enfermedades cosas sofisticadas

    Comentado por: y saben en todo momento que están mintiendo el 20/3/2008 a las 02:13

  • como catedrales erigidas sobre un cáncer de pulmón

    Comentado por: un compendio de bajos instintos que toman el ascensor el 20/3/2008 a las 02:10

  • Pues a mí las películas de Bergman me parecen de una sordidez reprochable

    Comentado por: e insoportable el 20/3/2008 a las 02:08

  • Mejor para la tortilla de patatas.

    Comentado por: escarola el 19/3/2008 a las 21:35

  • Gracias…ahoramismito me pongo a pelar una cebolla!

    Comentado por: alumna el 19/3/2008 a las 21:22

  • No es necesario llorar para ser ñoño y se puede llorar mucho sin serlo. Lo cursi es la ausencia de sentimientos profundos sustituidos por una sensiblería superficial.

    Comentado por: escarola el 19/3/2008 a las 21:18

  • Alumna, pienso que las lágrimas son intemporales y producto, entre otras cosas de la conciencia y la sensibilidad. Puede interpretar conciencia como quiera, puede que todas la interpretaciones sean válidas

    Comentado por: Dispar el 19/3/2008 a las 21:01

  • Dispar…mire que me atrae lo bello, para cada cual algo distinto, verdad? pero asocio las lagrimas –como reacción - con los sentimentaloides. Supongo que estos existían en la época de Poe…o cree usted que son un producto del siglo XX?

    Comentado por: alumna el 19/3/2008 a las 20:14

  • Amalia, lo de la caída y el castigo debe de venir de alguna experiencia por la que nunca hemos pasado. Supuestamente el castigado, en el ejemplo de Argullol, es Don Juan…o es la doncella casta? Pero ninguno ama, ni antes ni después.
    Otra cosa, quién es el que ama: el castigado o el caído. El amor tiene dos componentes el amante y el amado…el que ama y el que odia…el que ama y el indiferente…el que ama y el que pretende…el que ama y el que siente (quién sabe qué)…el que no ama ni siente…y así. Qué venga un matemático y haga otras combinaciones!
    Amalia, creo que somos muy ‘normalitas’. La manía de buscar tres pies al gato. En mi caso tengo que admitir que –posiblemente- mi cinismo no me deje entender esto…

    Comentado por: chiqui el 19/3/2008 a las 20:04

  • Fin de la exposición.

    Comentado por: escarola el 19/3/2008 a las 19:46

  • No consiguió perderlo todo, pero, Florblanca a la que sólo conozco, todo hay que decirlo, por cuatro poemas parece más inclinada al fatalismo. De hecho, se mató.

    Comentado por: escarola el 19/3/2008 a las 19:43

  • La influencia es evidente, en esta y las demás poesías que he leído.Pero plagio es una cosa muy distinta y una acusación seria.

    Comentado por: escarola el 19/3/2008 a las 19:35

  • Alumna, al hilo de tu pregunta y porque me despierta preguntas que podrían estar relacionadas con la caida, pego este texto de Edgar Allan Poe.

    ..."En consecuencia, considerando lo bello como mi terreno propio, me pregunté entonces: ¿cuál es el tono para su manifestación más alta? Éste había de ser el tema de mi siguiente meditación. Ahora bien, toda la experiencia humana coincide en que ese tono es el de la tristeza. Cualquiera que sea su parentesco, la belleza, en su desarrollo supremo, induce a las lágrimas, inevitablemente, a las almas sensibles"...

    Comentado por: Dispar el 19/3/2008 a las 19:31

  • Ay Chiqui, con qué gusto te lo explicaría si tan sólo yo misma pudiera comprenderlo!
    No sé si tendré el cerebro apelmazado, pero no llego a captar esta alegoría del castigo.
    Como tampoco sé de qué se supone que nos redimió Cristo, con todo el respeto que merezca su sufrimiento.

    Comentado por: amalia el 19/3/2008 a las 19:30

  • Corrijo: 'se pueden'. Ya sabes lo que ocurre cuando se cambia una frase...de poesía a tercetos.

    Comentado por: chiqui el 19/3/2008 a las 19:28

  • He dicho 'casi'. Esos tercetos no se puede haber escrito sin conocer bien a Becquer. Eso es todo!.

    Comentado por: chiqui el 19/3/2008 a las 19:25

  • Por cierto, no sé de qué rima de Becquer está hablando, yo no he encontrado ninguna similar. Pero no digo que no, es posible, que la última frase, entrecomillada en el poema de Florblanca, corresponda con un verso de Becquer.

    Comentado por: escarola el 19/3/2008 a las 19:11

  • Me extraña que lo plagiara tratándose de un poeta de lo más conocido. Lo más seguro es que se tratara de un homenaje o cita intertextual.

    Comentado por: escarola el 19/3/2008 a las 18:48

  • Don Rafa, esa película está traída al tema ‘por los pelos’. Según entiendo: ni don Juan ama ni la casta doncella lo hace por amor. Tampoco entiendo si la caída y el castigo vienen antes, después o durante el descubrimiento amoroso. Podría alguien - que no sea escarola – explicarme esto? Quizás Amalia?

    Comentado por: alumna el 19/3/2008 a las 18:37

  • Pues esta desconocida poeta está ‘casi’ plagiando a Bécquer; el poeta más andrógeno de la literatura universal…pero para lo que yo lo quería me sirvió más que don Juan!

    Mas no envidio, Amor, esa indiferencia,
    ¡que vivir en el mundo sin amar
    es la más dura y triste penitencia!

    Tú envidias el dolor que vive en mí
    Y alguna vez dirás al sollozar:
    “¡Ay, quién pudiera, Dios, amar así!”

    Comentado por: chiqui el 19/3/2008 a las 18:29

  • El poema es de Florbela Espanca que existe de verdad, a pesar de un nombre tan inverosímil y de ser, supongo, una perfecta desconocida (para mí también, hasta hace dos días). Le encontré en la Antología de poetas sucicida.

    Comentado por: escarola el 19/3/2008 a las 09:08

  • FRIALDAD


    “Tus ojos, fríos como las espadas
    y claros como trágicos puñales,
    tienen cortantes brillos de metales
    y fulgores de láminas heladas.

    En ellos veo imágenes grabadas
    De crueles abandonos deleales,
    ¡fantásticos deseos irreales
    como oro y sol de locas madrugadas!

    Mas no envidio, Amor, esa indiferencia,
    ¡que vivir en el mundo sin amar
    es la más dura y triste penitencia!

    Tú envidias el dolor que vive en mí
    Y alguna vez dirás al sollozar:
    “¡Ay, quién pudiera, Dios, amar así!”


    Yo diría que el castigo sería no conocer el amor, que es como decir, no conocer la vida o quedarse para siempre en el limbo (sin sentir ni padecer). Creo que no he visto esa diablura de Bergman, pero promete.

    Comentado por: escarola el 19/3/2008 a las 09:04

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Rafael Argullol Murgadas (Barcelona, 1949), narrador, poeta y ensayista, es catedrático de Estética y Teoría de las Artes en la Facultad de Humanidades de la Universidad Pompeu Fabra. Es autor de treinta libros en distintos ámbitos literarios. Entre ellos: poesía (Disturbios del conocimiento, Duelo en el Valle de la Muerte, El afilador de cuchillos), novela (Lampedusa, El asalto del cielo, Desciende, río invisible, La razón del mal, Transeuropa, Davalú o el dolor) y ensayo (La atracción del abismo, El Héroe y el Único, El fin del mundo como obra de arte, Aventura: Una filosofía nómada, Manifiesto contra la servidumbre). Como escritura transversal más allá de los géneros literarios ha publicado: Cazador de instantes, El puente del fuego, Enciclopedia del crepúsculo, Breviario de la aurora, Visión desde el fondo del mar. Recientemente, ha publicado Moisès Broggi, cirurgià, l'any 104 de la seva vida (2013) y Maldita perfección. Escritos sobre el sacrificio y la celebración de la belleza (2013).

Ha estudiado Filosofía, Economía y Ciencias de la Información en la Universidad de Barcelona. Estudió también en la Universidad de Roma, en el Warburg Institute de Londres y en la Universidad Libre de Berlín, doctorándose en Filosofía (1979) en su ciudad natal. Fue profesor visitante en la Universidad de Berkeley. Ha impartido docencia en universidades europeas y americanas y ha dado conferencias en ciudades de Europa, América y Asia. Colaborador habitual de diarios y revistas, ha vinculado con frecuencia su faceta de viajero y su estética literaria. Ha intervenido en diversos proyectos teatrales y cinematográficos. Ha ganado el Premio Nadal con su novela La razón del mal (1993), el Premio Ensayo de Fondo de Cultura Económica con Una educación sensorial (2002), y los premios Cálamo (2010) y Ciudad de Barcelona (2010) con Visión desde el fondo del mar. 

Bibliografía

Maldita perfección. Escritos sobre el sacrificio
y la celebración de la belleza
(Acantilado, 2013)

 
Una educación sensorial. Historia personal del desnudo
femenino en la pintura
(Acantilado 2012)
Visiones desde el fonde del mar (Acantilado, 2010).
MICROSITE DEL LIBRO

 

Publicaciones principales

POESÍA
- Disturbios del conocimiento. Barcelona: Icaria Editorial, 1980.
- Duelo en el Valle de la Muerte. Madrid: Editorial Ayuso, 1986.
- El afilador de cuchillos. Barcelona: El Acantilado. Quaderns Crema, 1999.
- El poema de la serpiente. Badajoz: Asociación Cultural Littera Villanueva, 2010.
- Cantos del Naumon. Libros del Aire. Colección Jardín Cerrado, núm. 5, 2010.

NARRATIVA
- Lampedusa. Barcelona: Editorial Montesinos, 1981.
- El asalto del cielo. Barcelona: Editorial Plaza & Janés, 1986.
- Desciende, río invisible. Barcelona: Editorial Destino, 1989.
- La razón del mal. Premio Nadal 1993. Barcelona: Editorial Destino, 1994.
- Transeuropa. Madrid: Alfaguara Ediciones, 1998.
- Davalú o el dolor. Madrid: RBA, 2001.
- Moisès Broggi, cirurgià, l'any 104 de la seva vida. Barcelona: Quaderns Crema, 2013.

ENSAYO
- El Quattrocento. Barcelona: Editorial Montesinos, 1982.
- La atracción del abismo. Barcelona: Editorial Bruguera, 1983. Reeditado 2006.
- El Héroe y el Único. Madrid: Taurus Editorial, 1984.
- Tres miradas sobre el arte. Barcelona: Icaria Editorial, 1985.
- Leopardi. Infelicidad y titanismo. Barcelona, 1986
- Territorio del nómada. Barcelona: Ediciones Destino, 1986.
- El fin del mundo como obra de arte. Barcelona: Ediciones Destino, 1990. Reeditado 2007.
- El cansancio de Occidente (en colaboración con Eugenio Trías). Barcelona: Ediciones Destino, 1994.
- Sabiduría de la ilusión. Madrid: Taurus Editorial, 1994.
- Aventura. Una filosofía nómada. Barcelona: Nuevas Ediciones Debolsillo, 2000.
- Una educación sensorial. Historia personal del desnudo femenino en la pintura. Madrid-México: Fondo de Cultura Económica, 2002. Barcelona: Editorial Acantilado, 2012.
- Manifiesto contra la servidumbre. Escritos frente a la guerra. Barcelona: Ediciones Destino, 2003.
- Del Ganges al Mediterráneo: un diálogo entre las culturas de India y Europa (en colaboración con Vidya Nivas Mishra). Madrid: Siruela, 2004.
- Maldita perfección. Escritos sobre el sacrificio y la celebración de la belleza. Barcelona: Editorial Acantilado 2013.

ESCRITURA TRANSVERSAL
- El cazador de instantes. Barcelona: Ediciones Destino, 1996. Reeditado 2007.
- El Puente de Fuego. Cuaderno de Travesía, 1996-2002. Barcelona: Ediciones Destino, 2004.
- Enciclopedia del crepúsculo. Madrid: El Acantilado, 2006.
- Breviario de la aurora. Barcelona: El Acantilado, 2006.
- Visión desde el fondo del Mar. Barcelona: Editorial Acantilado, 2010. Premio Cálamo 2010. Premio Ciudad de Barcelona 2010.

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres