PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

lunes, 23 de octubre de 2017

 Blog de Rafael Argullol

Galería de espectros: Dorian Gray

Rafael Argullol: Hoy en mi galería de espectros he visto el de Dorian Gray.

Delfín Agudelo: ¿Pero a cuál de los dos?

R.A.: Los veo a los dos. Se hallan entremezclado de una manera que no se pueden separar. Por un lado, cuando pienso en Dorian Gray, pienso en esa imagen brutal del final de la novela en la cual Dorian aparece viejo, repulsivo, arrugado, como una muestra de toda la posibilidad de fealdad. Y ese otro Dorian, que se mantiene a lo largo de la trama eternamente joven, con esa especie de pureza prerrafaelista con que ha sido pintado originalmente en el retrato. Creo que es un texto de desigual fortuna y que debería ser reivindicado en nuestra época. Nos traslada a uno de los grandes conflictos modernos entre el arte y la vida. Hay allí también un juego, esgrima o duelo muy interesante: al principio Dorian Gray permanece joven porque es el cuadro el que envejece, y por tanto se modifica la función fundamental o tradicional del arte. Hemos tendido a depositar en el arte nuestros sueños de inmortalidad porque nosotros somos mortales. Pero allí se invierte el sueño, y lo que es inmortal es el hombre mientras que y lo que es mortal y sometido a lo efímero es el arte. En la escena final se recupera la antigua función del arte de ser el sueño de inmortalidad del hombre mientras que el hombre acaba sometido a su fugacidad, a su mortalidad.

Toda la novela está llena de ese maravilloso sentido del humor de Wilde, ese humor cargado de sabiduría aforística y paradójica. Hay un choque entre lo estético y lo ético, entre el mundo de los sentidos y el mundo del alma, un intercambio continuo de posiciones que a mí me resulta muy atractivo. Recientemente releí la novela y me quedó claro que hay un circuito que es como una especie de recorrido interminable: por un lado nos encontramos a Basil, el pintor del retrato, un hombre completamente inspirado por la idea del arte por le arte, pregonado por los prerrafaelistas; luego Lord Henry, esa especie de personaje mefistofélico, mundano, en el que se refleja muy bien esos personajes decadentistas aristocráticos de Wilde; y por otro lado está Dorian Gray, que no deja de representar nuestra figura actual del adolescente perpetuo. Lo que es muy llamativo es que los tres vértices de ese triángulo no dejan de ser alter egos de Oscar Wilde, el cual, por un lado, se identifica con la pureza esteticista del pintor, con el demonismo mundano, dandy y decadente de Lord Henry, y por último con ese adolescente que significaría el triunfo de la belleza sobre cualquier consideración moral. Ocurre que si uno relee la novela se da cuenta de que en cierto modo Dorian Gray es el producto de todo este juego y es también un reflejo más de esa tensión que ha dado tantos frutos modernos entre el creador y al criatura. Es una cierta versión del mito fáustico, como también lo puede ser Frankenstein o Doctor Jekyll y Mister Hyde, con la diferencia de que Hyde acaba comiéndose o tragándose a Jekyll, quien lo ha utilizado para poder verter sus sueños.

El retrato de Dorian Gray me hace recordar algo que leí una vez en Platón, pero no sabría decir en qué obra: la diferencia entre un pecador y un virtuoso es que el pecador lleva a la práctica aquello que el virtuoso sólo sueña.

[Publicado el 07/3/2008 a las 09:00]

[Etiquetas: galería, espectros, Dorian Gray, Oscar Wilde]

Compartir:

Comentarios (12)

  • Hola:
    En lo personal una de mis frases favoritas de esté libro es “ Todo retrato pintado con sentimiento es un retrato del artista, no del modelo. El modelo no es más que el accidente, la ocasión. No es él lo que el pintor revela; es más bien el pintor él que, sobre tela coloreada, se revela a sí mismo ".
    El retrato de Dorian Gray de Óscar Wilde es un libro interesante, que hace reflexionar en más de un asunto, una novela escrita para mi gusto de una forma impecable, sencilla y ágil, lo cierto es que el planeamiento de esta novela, es una historia sobre el proceso de decadencia tanto moral como física de su protagonista reflejada en un retrato que descansa oculto.

    Comentado por: Miriam Salgado Muñoz el 17/1/2015 a las 05:44

  • ESTA HISTORIA ES SUPER
    AMO AMI NOVIO
    Y POR SIEMPRE LO ARE
    TE AMO DIRI

    Comentado por: DIANA el 08/4/2009 a las 04:35

  • estudio para ser abogado y quisiera que me mandestus obras leer

    Comentado por: David Nestor Garcia Martinez el 20/5/2008 a las 04:37

  • Saludos, Lucía. Casi casi te echaba de menos. Lo que hace la ausencia.

    Comentado por: escarola el 09/3/2008 a las 18:26

  • chiqui, escarola, lupe, amar a gatas... y demás alter nóminos de amigos virtuales sin virtud y virtuosos sin osadía: buen finde.

    Comentado por: Lucía Angélica Folino el 08/3/2008 a las 15:03

  • Rafa (soy un poco confianzuda, perdón) te lo diré en criollo:


    sos un bombonazo.





    Lu


    (usted también don HJorgeV no se me ofenda)




    Justamente hace unos minutos comenté en el blog de Azúa sobre Sartre y Eros.
    Ahora encuentro esta entrada y tu fascinante biografía. Prometo seguirte de cerca.
    -Repito el espectro como buena cholula de escritores-

    *Bombonazo en lunfa argentino significa guapísimo y no tiene connotaciones bélicas.

    Comentado por: Lucía Angélica Folino el 08/3/2008 a las 15:02

  • Curioso que toda la historia de la literatura y del arte en lo que es el estado español se pueda parafrasear (o visto desde otra perspectiva transportar a un lenguaje algebraico (no cocainómano)) en una palabra logo de tres letras que incluye en sí la primera del alfabeto, la segunda de las vocales así como también una consonante que vista en minúscula remite simbólicamente a una religión que acaso no fuera en absoluto necesaria ni justificable en un mundo por completo racional etcétera.
    Lo siento pero “ahora” no tiene sentido que -por hacerme el enrollado- les comente que yo también leí “El retrato de Dorian Gray” y “El tercer policía”, ¿de qué sirve eso? ¿tiene algún “valor”? en fin, nada.

    Comentado por: Man el 07/3/2008 a las 21:53

  • Excelente libro suyo, que era por cierto el único hasta el momento que había leído: "El fin del mundo como obra de arte"; para bien o para mal, me temo que es ud uno de los pocos filósofos-poetas antiacadémicos que quedan en el mundo de la filosofía. Para bien o para mal, ha narrado ud con una finura poética apreciable el dilema al que se enfrenta el hombre contemporáneo en su intento de evitar las consecuencias (necesarias) del nihilismo. Supongo que una actitud como la suya no le ha debido de ser fácil- y ya debe evitar desde este momento la idea de que trato de engrandecer lo mediano por el hecho de tratarse de un autor ciertamente reconocido. Pues no oculto ese estado mediano al que desde luego pertenece ud, pero, no se lo tome a mal, para mí es más valioso que muchos de los productos ofrecidos por los que reconocidamente aparecen como especialistas de la filosofía o grandes maestros de su historia. ¿De qué sirve ser el maestro de un montón de ruinas? La alternativa al nihilismo- sin caer en el fácil camino de un Cioran- es también la tarea más urgente del pensamiento en nuestro tiempo. Felicidades.

    Comentado por: David Carril el 07/3/2008 a las 19:52

  • Una delicia. No tengo tiempo de comentar pero en cuanto a lo que dice :

    “Lo que es muy llamativo es que los tres vértices de ese triángulo no dejan de ser alter egos de Oscar Wilde, el cual, por un lado, se identifica con la pureza esteticista del pintor, con el demonismo mundano, dandy y decadente de Lord Henry, y por último con ese adolescente que significaría el triunfo de la belleza sobre cualquier consideración moral.”

    Estoy de acuerdo, excepto con la última frase, pero no la puedo defender como quisiera…Me gusta pensar que Wilde no llegaba a tal extremo. La admiración de Wilde a la belleza no se centra exclusivamente en el fisico; él era un apasionado de cualquier objeto bello. En esa belleza contenida en los objetos está siempre la mano de su creador y por tanto el espíritu y la generosidad del que nace con un don y lo ofrece a otros para alivio de la ruindad que nos rodea. Wilde no podía dejar de pensar así.

    Comentado por: chiqui el 07/3/2008 a las 17:53

  • Buen tema el personaje elegido; resulta muy tentador la continua búsqueda de la belleza, a veces a cualquier precio, a costa de perder lo espiritual en detrimento de lo meramente físico. Desde esta perspectiva, imitamos en algo a Dorian Grey cuando perseguimos solamente el culto al cuerpo y olvidamos nuestro ser en su totalidad.Por otra parte, ¿acaso no es moderno este personaje, en nuestra sociedad, a veces tan vacua?

    Comentado por: Leonor el 07/3/2008 a las 16:34

  • "¿La vida? -contestó-. Estaría mejor sin ella, pues tiene poca y rara utilidad. No se puede comer ni beber, ni fumártela en pipa, no evita las lluvias y sabe a poco cuando la desnudas y la llevas a la cama tras una noche de cervezas, temblando, ardiente de pasión. La vida es un gran error, algo de lo más vale prescindir, como los orinales o el bacon extranjero."

    Flann O´Brien "El tercer policia".

    Otro irlandés más, en este caso irlandés en estado puro y ahogado en alcohol.

    Comentado por: Mamá Lupe el 07/3/2008 a las 15:33

  • Creo que lo que se mantiene en estado puro es su confusión.

    Comentado por: escarola el 07/3/2008 a las 09:59

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Rafael Argullol Murgadas (Barcelona, 1949), narrador, poeta y ensayista, es catedrático de Estética y Teoría de las Artes en la Facultad de Humanidades de la Universidad Pompeu Fabra. Es autor de treinta libros en distintos ámbitos literarios. Entre ellos: poesía (Disturbios del conocimiento, Duelo en el Valle de la Muerte, El afilador de cuchillos), novela (Lampedusa, El asalto del cielo, Desciende, río invisible, La razón del mal, Transeuropa, Davalú o el dolor) y ensayo (La atracción del abismo, El Héroe y el Único, El fin del mundo como obra de arte, Aventura: Una filosofía nómada, Manifiesto contra la servidumbre). Como escritura transversal más allá de los géneros literarios ha publicado: Cazador de instantes, El puente del fuego, Enciclopedia del crepúsculo, Breviario de la aurora, Visión desde el fondo del mar. Recientemente, ha publicado Moisès Broggi, cirurgià, l'any 104 de la seva vida (2013) y Maldita perfección. Escritos sobre el sacrificio y la celebración de la belleza (2013).

Ha estudiado Filosofía, Economía y Ciencias de la Información en la Universidad de Barcelona. Estudió también en la Universidad de Roma, en el Warburg Institute de Londres y en la Universidad Libre de Berlín, doctorándose en Filosofía (1979) en su ciudad natal. Fue profesor visitante en la Universidad de Berkeley. Ha impartido docencia en universidades europeas y americanas y ha dado conferencias en ciudades de Europa, América y Asia. Colaborador habitual de diarios y revistas, ha vinculado con frecuencia su faceta de viajero y su estética literaria. Ha intervenido en diversos proyectos teatrales y cinematográficos. Ha ganado el Premio Nadal con su novela La razón del mal (1993), el Premio Ensayo de Fondo de Cultura Económica con Una educación sensorial (2002), y los premios Cálamo (2010) y Ciudad de Barcelona (2010) con Visión desde el fondo del mar. 

Bibliografía

Maldita perfección. Escritos sobre el sacrificio
y la celebración de la belleza
(Acantilado, 2013)

 
Una educación sensorial. Historia personal del desnudo
femenino en la pintura
(Acantilado 2012)
Visiones desde el fonde del mar (Acantilado, 2010).
MICROSITE DEL LIBRO

 

Publicaciones principales

POESÍA
- Disturbios del conocimiento. Barcelona: Icaria Editorial, 1980.
- Duelo en el Valle de la Muerte. Madrid: Editorial Ayuso, 1986.
- El afilador de cuchillos. Barcelona: El Acantilado. Quaderns Crema, 1999.
- El poema de la serpiente. Badajoz: Asociación Cultural Littera Villanueva, 2010.
- Cantos del Naumon. Libros del Aire. Colección Jardín Cerrado, núm. 5, 2010.

NARRATIVA
- Lampedusa. Barcelona: Editorial Montesinos, 1981.
- El asalto del cielo. Barcelona: Editorial Plaza & Janés, 1986.
- Desciende, río invisible. Barcelona: Editorial Destino, 1989.
- La razón del mal. Premio Nadal 1993. Barcelona: Editorial Destino, 1994.
- Transeuropa. Madrid: Alfaguara Ediciones, 1998.
- Davalú o el dolor. Madrid: RBA, 2001.
- Moisès Broggi, cirurgià, l'any 104 de la seva vida. Barcelona: Quaderns Crema, 2013.

ENSAYO
- El Quattrocento. Barcelona: Editorial Montesinos, 1982.
- La atracción del abismo. Barcelona: Editorial Bruguera, 1983. Reeditado 2006.
- El Héroe y el Único. Madrid: Taurus Editorial, 1984.
- Tres miradas sobre el arte. Barcelona: Icaria Editorial, 1985.
- Leopardi. Infelicidad y titanismo. Barcelona, 1986
- Territorio del nómada. Barcelona: Ediciones Destino, 1986.
- El fin del mundo como obra de arte. Barcelona: Ediciones Destino, 1990. Reeditado 2007.
- El cansancio de Occidente (en colaboración con Eugenio Trías). Barcelona: Ediciones Destino, 1994.
- Sabiduría de la ilusión. Madrid: Taurus Editorial, 1994.
- Aventura. Una filosofía nómada. Barcelona: Nuevas Ediciones Debolsillo, 2000.
- Una educación sensorial. Historia personal del desnudo femenino en la pintura. Madrid-México: Fondo de Cultura Económica, 2002. Barcelona: Editorial Acantilado, 2012.
- Manifiesto contra la servidumbre. Escritos frente a la guerra. Barcelona: Ediciones Destino, 2003.
- Del Ganges al Mediterráneo: un diálogo entre las culturas de India y Europa (en colaboración con Vidya Nivas Mishra). Madrid: Siruela, 2004.
- Maldita perfección. Escritos sobre el sacrificio y la celebración de la belleza. Barcelona: Editorial Acantilado 2013.

ESCRITURA TRANSVERSAL
- El cazador de instantes. Barcelona: Ediciones Destino, 1996. Reeditado 2007.
- El Puente de Fuego. Cuaderno de Travesía, 1996-2002. Barcelona: Ediciones Destino, 2004.
- Enciclopedia del crepúsculo. Madrid: El Acantilado, 2006.
- Breviario de la aurora. Barcelona: El Acantilado, 2006.
- Visión desde el fondo del Mar. Barcelona: Editorial Acantilado, 2010. Premio Cálamo 2010. Premio Ciudad de Barcelona 2010.

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2017 | c/ Méndez Núñez, 17 - 28014 Madrid | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres