PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

viernes, 23 de octubre de 2020

 Blog de Rafael Argullol

La humanidad como negocio

Las palabras, no nos engañemos, son importantes y, a menudo, son más valiosas que mil imágenes. Y cuando las palabras ocupan el escenario público hay que estar muy atento porque pueden representar un espejo de la época en el que, voluntaria o involuntariamente, nos reflejamos todos. Yo, por mi parte, estoy fascinado con esa terminología, cada vez más inevitable, que invita a considerar a la humanidad como una pura mercancía. No es que crea que en otras épocas era diferente, pero religiones, ideologías y doctrinas políticas convertían en brumoso lo que ahora se presenta como nítido y sin tapujos. Las cosas están claras, al menos si atendemos al significado de las palabras.

A este respecto, hace poco, me llamó la atención que el nuevo gobierno del Partido Popular se lanzara en tromba a defender la honorabilidad de los deportistas españoles, frente a los sarcasmos de un programa de la televisión francesa, no apelando a las esencias patrias, como hasta hace poco hubiera correspondido a un gobierno conservador, sino defendiendo la "marca España". Varios ministros, y me parece que también el presidente del gobierno, se mostraron preocupados por las repercusiones que podían tener estas insidias en el aprecio de la "marca España" en el extranjero, y proclamaron la arbitrariedad de los tribunales deportivos internacionales, en los mismos días, todo hay que decirlo, en que se manifestaba el apoyo al criterio de los tribunales nacionales en el asunto Garzón. Gracias a la apología del deporte español nos enteramos que los Contador, Nadal, Gasol, etc., eran los embajadores de la "marca España", y que cualquier atentado a su dignidad se transformaba automáticamente en un desastre para todos los ciudadanos. No sorprendía, por supuesto, la ausencia de científicos o artistas, algo a lo que estamos acostumbrados, sino la insistencia en la marca registrada.

Obviamente esto no es una exclusiva del gobierno conservador. Como barcelonés estoy harto de escuchar hablar del éxito mundial de la "marca Barcelona", algo a lo que se alude con gran complacencia, aunque sea la señal inequívoca de que hemos sustituido la ciudad por un reclamo comercial. A raíz de la nueva singladura olímpica que se pretende, y en medio de la incertidumbre y el escepticismo económicos, he leído repetidamente que el esfuerzo afianzará la "marca Madrid", aunque la ciudad no consiga ser elegida sede de las olimpíadas. En definitiva, no vivimos en países y ciudades sino en el interior de marcas registradas que deben ser potenciadas en el mundo como cualquier negocio. El lenguaje de las naciones ha sido sustituido, ya sin disimulo, por el lenguaje de los negocios.

 

Esto casa perfectamente con la idea de que el ser humano -e incluso ese ser humano dignificado por la libertad que es el ciudadano- es un mero átomo del universo comercial. En la misma medida en que hablamos del Mercado (así, en mayúsculas) como si habláramos de un dios que todo puede decidirlo o de un ente suprahumano del que todo depende, también hablamos de los seres humanos como criaturas emanadas de aquella instancia todopoderosa. A nadie se le ocurriría en la actualidad algo tan rancio como escribir que China está poblada por 1.200 millones de almas y, no obstante, leemos todos los días, sin inmutarnos, que los chinos son 1.200 millones de eventuales consumidores. Hasta hace poco emigraban personas o, en ocasiones, "cerebros"; la actual sangría de miles de universitarios que buscan trabajo en otros países es calificada, una y otra vez, de pérdida de "capital humano". El lenguaje del negocio ha invadido todas las otras esferas, de modo que la propia humanidad en su conjunto es un mero negocio.

Todo esto carecería de importancia si no fuera porque las palabras siempre son significativas de la existencia que las rodea. En el momento en que aceptamos la reducción del lenguaje al lenguaje comercial se destruye por completo nuestra libertad de crítica y lo que, en circunstancias medianamente serenas, podría parecer alarmante y grotesco se convierte en lógico y natural.

Estos días estamos asistiendo a un espectáculo que demuestra lo anterior hasta límites insospechados. Barcelona y Madrid, o la "marca Barcelona" y la "marca Madrid", se han lanzado a una esperpéntica pugna por conseguir que se instale en sus dominios una suerte de Las Vegas europea. Para conseguir el negocio, que tiene que generar no sé cuantos millones de puestos de trabajo, las autoridades de ambas marcas no dudan en tratar a cuerpo de rey y llenar de deferencias a un tipo que parece salido directamente de las películas de Scorsese, llamado Sheldon Adelson, del que hemos aprendido que es el gran magnate de los casinos. Cuando nos fijamos en la letra pequeña también nos enteramos que el señor Adelson, presidente del conglomerado Las Vegas Sands, es un individuo inquietante, sospechoso de relaciones mafiosas e investigado por las autoridades federales norteamericanas. No se necesita ser un genio de la ética ni haber residido una temporada en Las Vegas ni ser un experto en cine negro para sacar conclusiones sobre el mundo construido por ese personaje que tan bien quedaría en un film de Scorsese o en la trilogía de Coppola.

Sin embargo, nuestras autoridades se niegan a sacar conclusiones y con una demagogia propia de los antiguos tribunos de la plebe, y no de los representantes democráticos de los ciudadanos, apelan únicamente al sinnúmero de puestos de trabajo que nuestra Las Vegas local va a proporcionar. Los argumentos son los mismos que los que se han utilizado para empujar a poblaciones azotadas por el paro para que se sientan satisfechas al lado de cementerios nucleares o escudos antimisiles. Sólo que en este caso todo es más perverso y a lo grande. La "marca Barcelona" y la "marca Madrid", los territorios más potentes de la "marca España", en lugar de afrontar el real desafío de fomentar el trabajo mediante la creatividad y el conocimiento, se deslizan por lo más cómodo, por lo que puede fomentar más fáciles expectativas y, con una ceguera propia de demagogos, por lo inmediatamente más rentable, sin contar para nada la experiencia reciente de nuevoriquismo y corrupción. La orgía de la construcción, por cierto, proporcionó centenares de miles de puestos de trabajo, luego destruidos de manera multiplicada.

Ya hubo un Las Vegas nonato en Los Monegros y otro, fallido, en La Mancha, pero ahora la militancia en el seno del esperpento es tan grande que incluso -se dice- se piensan modificar leyes, o hacer excepciones, para contentar al emperador de las tragaperras, el cual exige, en un gesto muy norteamericano que hubiera encantado a Graham Greene, que las poblaciones muestren entusiasmo hacia su bondadoso proyecto. Y verdaderamente algunos políticos han demostrado tanto entusiasmo que ya no solo ven al personaje de Scorsese como el más imprescindible de los filántropos, creador de innumerables puestos de trabajo, sino un auténtico adalid de los valores tradicionales, algo que se demuestra con la aportación de 10 millones de dólares que el señor Adelson ha realizado para la campaña electoral del reaccionario Newt Gingrish. De acuerdo con estas voces los casinos, como todo el mundo sabe, ya no están vinculados a la mafia, la droga y la prostitución sino a dulces excursiones familiares en la que los niños aprenden a jugar bajo la cómplice mirada de los progenitores. Quizá no tendremos buenos científicos pero tendremos maravillosos crupiers. Hagan juego, señores, hagan juego.

 El País, 4/03/2012

 

[Publicado el 08/3/2012 a las 08:41]

Compartir:

Comentarios (8)

  • "El azar y la necesidad". Me gustaría ver la "chuleria" espanyola, de marchar de Eurropa. Ese barco con 27 capitanes. A punto de hundirse, como Titanic, con los pies de barro (el Titan, digo). Argullol, juega, dialecticamente, con las palabras y cosas. Cazador de Instantes (como "Arde el mar", el mejor titulo de la literartura ibérica). Esto no es un tocho de 1200 pág. Lo resumo "La Vida es una Tómbola".

    Comentado por: Ennes el 02/4/2012 a las 22:42

  • Si don Antonio Armijo levantara la cabeza…, si levantara la cabeza, volvería a meterla bajo tierra. De hecho, este buen hombre quedaría hoy desautorizado al no haber registrado su Old spanish trail en el denso libro de marcas, patentes y derechos de autor. Un amigo mío tiene la teoría de que este tipo de problemas existe porque estamos todos mezclados; y así, el dicho problema de la Humanidad como mercancía, de ser algo ridículo y testimonial a pasado a formar parte de nuestra cultura global y globalizada. Es lo que tiene la comunicación, que uno llega a todos los lados, pero al mismo tiempo también le llega todo de cualquier rincón del Globo. Qué leches le iba a importar al capitán Velarde, por poner un ejemplo, que un gabacho envidioso calumniara a voces a un compatriota, mientras el franchute no traspasara a nuestras fronteras; entre otras cosas porque no podía oírlo. A muchos, a casi todos, eso de las marcas se la traía al fresco, vamos, no sabían ni lo que era, si no que se lo hubieran preguntado a Fernando VII. Ese sí que no mezclaba la harina con el azúcar. Pero volviendo a Velarde, eso sí, que no le mentaran al capitán a su madre ni a su patria delante de sus narices. ¿O es que alguien cree que en 1808 el pueblo de Madrid se levantó porque le estaban manchando la marca de su ciudad? Pero hoy en día, ay, cualquiera puede venir o ir y escupir o decir cualquier patraña o andar en pelotas por la calle, mientras pague, y eso en cualquier lugar de este ridículo, decadente y usurero occidente. Bueno, de todas formas, lo que dice usted está bien dicho y me sumo a sus palabras. Eso sí, creo yo que el que esté libre de pecado que tire la primera piedra, todos tenemos algo de culpa en todo esto y el que diga que no, miente.

    Un saludo
    CB.-

    Comentado por: C.B. el 18/3/2012 a las 01:55

  • ¿El discurso de Rajoy? Me recuerda el La,la,la de Eurovisión.

    Comentado por: Martha el 15/3/2012 a las 17:48

  • Tengo otro ejemplo que trasciende el lenguaje del negocio. Dentro de pocos días nos anunciarán el cambio de horario. Estén atentos porque el busto parlante traducirá inmediatamente los 'beneficios' de una estúpida directiva europea, a cientos de millones de euros. En el 'Debe' de sus cuentas no pintarán nada los trastornos de millones de niños y ancianos.

    Saludos,

    Comentado por: Foro el 12/3/2012 a las 20:29

  • La realidad de la que habla Rajoy es la de que seremos más pobres económicamente. Algunos vamos.

    Porque de espíritu ya lo hemos sido todos estos años del pisito, del bmw, de las vacaciones pagadas a plazos que no eran más que el caramelo que utilizaba la banca y el empresaurio español para forrarse a costa del españolito medio, envidioso y ávido de ocio por lo general.

    Nos van a esquilmar amigos. Hay que pagar el despilfarro y el estado de bienestar se reducirá mucho, lo maquillarán, pero será así.

    La casta no está perdiendo sus prevendas y Alemania y Francia quieren cobrar. Así que le tocará pagar a la clase media, impotente y descreída de salir a la calle a protestar bajo la bandera de unos sindicatos comprados e ignorantes, aferrándose al pisito o al coche que tantas horas de trabajo cuesta.

    Comentado por: Néstor el 12/3/2012 a las 13:22

  • Recientemente saqué el tema del "euroVegas" para poder hablar sobre ello, con una amiga que es habitante del Prat, pues quien dice de toda la vida, que ha participado en tantas y tantísimas actividades -para y de- su pueblo. De las que llevan una pegatina en el coche con la imagen del gallo del Prat "el gall de pota blava". Pues mi sorpresa fue que no le interesaba el asunto y sus palabras fueron ¡ja s'ho faran! -"ya se apañarán"-. Quizás me he equivocado y no lleva una pegatina sino que ya empieza a llevar una Marca.

    Comentado por: Aidos el 10/3/2012 a las 21:44

  • Hace bastantes años nos retrucaron que íbamos hacia una cultura del ocio. Toda profecía que se precie debe ser imprecisa, aunque por cómo se decía parecía que el mundo iba a ser la ciudad de la alegría.

    Ahora parece que se está precisando y concretando tal aserto. Nadie avisó de qué modo iba a llegar; que la ciudad de la alegría y la felicidad no era más que un envoltorio hipnotizante, que hasta alimentarse iba a ser otra forma de estar ocioso, que la miseria se iba a extender a escala planetaria y la pobreza iba a ser su concreción, que el ocio iba a traer un hundimiento de los parámetros sociales y de ciertos metarrelatos. El auditorio tenía que estar abierto y expectante.

    El chasco ha sido monumental. El ocio ha llegado; sí, a nivel planetario, pero como una oscura niebla.

    Comentado por: Tíoteo el 09/3/2012 a las 11:46

  • En algunos países del TercerMundo esta película que os estan por proyectar en España,ya la tenemos conocida.Punto por punto.Hagamos un paralelismo entre Contador y Maradona,y vamos parejos. Quizá las substancias sean diferentes,pero todas ilegales.Lo de Las Vegas Sand igual.Los paises en desarrollo estan plagados de bingos y casinos que funcionan las 24 horas del dia.Dan empleo a quienes dominan el inglés y /o estan al dia con los secretos de la informática.Lo cierto es que tanto los deportistas que son usados de bandera del "almirantazgo" como los antros del juego,pasan por los poderes de la maffia.No nos engañemos.Y si el caso de Contador sirvió para ennegrecer su nombre,es porque todos saben lo que se mueve por detrás.Para ser respetado en el terreno que sea, hay que ser HONRADO Y HONORABLE.El GOBIERNO ve en los deportistas sus abanderados,porque ganan muuucho dinero.En cambio ni siquiera honran al poeta español más popular y reconocido del pasado siglo:FEDERICO GARCIA LORCA.Mas aún,ni siquiera saben donde descansan sus restos.

    Comentado por: Mozarteum el 08/3/2012 a las 18:19

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Rafael Argullol Murgadas (Barcelona, 1949), narrador, poeta y ensayista, es catedrático de Estética y Teoría de las Artes en la Facultad de Humanidades de la Universidad Pompeu Fabra. Es autor de treinta libros en distintos ámbitos literarios. Entre ellos: poesía (Disturbios del conocimiento, Duelo en el Valle de la Muerte, El afilador de cuchillos), novela (Lampedusa, El asalto del cielo, Desciende, río invisible, La razón del mal, Transeuropa, Davalú o el dolor) y ensayo (La atracción del abismo, El Héroe y el Único, El fin del mundo como obra de arte, Aventura: Una filosofía nómada, Manifiesto contra la servidumbre). Como escritura transversal más allá de los géneros literarios ha publicado: Cazador de instantes, El puente del fuego, Enciclopedia del crepúsculo, Breviario de la aurora, Visión desde el fondo del mar. Recientemente, ha publicado Moisès Broggi, cirurgià, l'any 104 de la seva vida (2013) y Maldita perfección. Escritos sobre el sacrificio y la celebración de la belleza (2013).

Ha estudiado Filosofía, Economía y Ciencias de la Información en la Universidad de Barcelona. Estudió también en la Universidad de Roma, en el Warburg Institute de Londres y en la Universidad Libre de Berlín, doctorándose en Filosofía (1979) en su ciudad natal. Fue profesor visitante en la Universidad de Berkeley. Ha impartido docencia en universidades europeas y americanas y ha dado conferencias en ciudades de Europa, América y Asia. Colaborador habitual de diarios y revistas, ha vinculado con frecuencia su faceta de viajero y su estética literaria. Ha intervenido en diversos proyectos teatrales y cinematográficos. Ha ganado el Premio Nadal con su novela La razón del mal (1993), el Premio Ensayo de Fondo de Cultura Económica con Una educación sensorial (2002), y los premios Cálamo (2010) y Ciudad de Barcelona (2010) con Visión desde el fondo del mar. 

Bibliografía

Maldita perfección. Escritos sobre el sacrificio
y la celebración de la belleza
(Acantilado, 2013)

 
Una educación sensorial. Historia personal del desnudo
femenino en la pintura
(Acantilado 2012)
Visiones desde el fonde del mar (Acantilado, 2010).
MICROSITE DEL LIBRO

 

Publicaciones principales

POESÍA
- Disturbios del conocimiento. Barcelona: Icaria Editorial, 1980.
- Duelo en el Valle de la Muerte. Madrid: Editorial Ayuso, 1986.
- El afilador de cuchillos. Barcelona: El Acantilado. Quaderns Crema, 1999.
- El poema de la serpiente. Badajoz: Asociación Cultural Littera Villanueva, 2010.
- Cantos del Naumon. Libros del Aire. Colección Jardín Cerrado, núm. 5, 2010.

NARRATIVA
- Lampedusa. Barcelona: Editorial Montesinos, 1981.
- El asalto del cielo. Barcelona: Editorial Plaza & Janés, 1986.
- Desciende, río invisible. Barcelona: Editorial Destino, 1989.
- La razón del mal. Premio Nadal 1993. Barcelona: Editorial Destino, 1994.
- Transeuropa. Madrid: Alfaguara Ediciones, 1998.
- Davalú o el dolor. Madrid: RBA, 2001.
- Moisès Broggi, cirurgià, l'any 104 de la seva vida. Barcelona: Quaderns Crema, 2013.

ENSAYO
- El Quattrocento. Barcelona: Editorial Montesinos, 1982.
- La atracción del abismo. Barcelona: Editorial Bruguera, 1983. Reeditado 2006.
- El Héroe y el Único. Madrid: Taurus Editorial, 1984.
- Tres miradas sobre el arte. Barcelona: Icaria Editorial, 1985.
- Leopardi. Infelicidad y titanismo. Barcelona, 1986
- Territorio del nómada. Barcelona: Ediciones Destino, 1986.
- El fin del mundo como obra de arte. Barcelona: Ediciones Destino, 1990. Reeditado 2007.
- El cansancio de Occidente (en colaboración con Eugenio Trías). Barcelona: Ediciones Destino, 1994.
- Sabiduría de la ilusión. Madrid: Taurus Editorial, 1994.
- Aventura. Una filosofía nómada. Barcelona: Nuevas Ediciones Debolsillo, 2000.
- Una educación sensorial. Historia personal del desnudo femenino en la pintura. Madrid-México: Fondo de Cultura Económica, 2002. Barcelona: Editorial Acantilado, 2012.
- Manifiesto contra la servidumbre. Escritos frente a la guerra. Barcelona: Ediciones Destino, 2003.
- Del Ganges al Mediterráneo: un diálogo entre las culturas de India y Europa (en colaboración con Vidya Nivas Mishra). Madrid: Siruela, 2004.
- Maldita perfección. Escritos sobre el sacrificio y la celebración de la belleza. Barcelona: Editorial Acantilado 2013.

ESCRITURA TRANSVERSAL
- El cazador de instantes. Barcelona: Ediciones Destino, 1996. Reeditado 2007.
- El Puente de Fuego. Cuaderno de Travesía, 1996-2002. Barcelona: Ediciones Destino, 2004.
- Enciclopedia del crepúsculo. Madrid: El Acantilado, 2006.
- Breviario de la aurora. Barcelona: El Acantilado, 2006.
- Visión desde el fondo del Mar. Barcelona: Editorial Acantilado, 2010. Premio Cálamo 2010. Premio Ciudad de Barcelona 2010.

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres