PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

domingo, 17 de noviembre de 2019

 Blog de Rafael Argullol

La verdad de los mentirosos

Lo que sea la verdad es algo bien difícil de dilucidar. No solo los filósofos se han aplicado durante siglos a tratar de averiguarlo sino que, de creer al Evangelio de San Juan, Poncio Pilatos hubiera debido pasar a la historia, no tanto por lavarse las manos ante la sentencia de muerte a un inocente, sino porque, en un acto de desesperación escéptica, le espetó a Cristo: ¿qué es la verdad? Quid est veritas? Una pregunta con una respuesta difícil, quizá la más difícil de todas las que podemos plantearnos. Y, sin embargo, en los últimos tiempos estamos cansados de escuchar a personajes públicos que, ante cualquier dificultad, responden machaconamente: "Nos limitamos a decir la verdad". Y también los derivados más crudos de esta afirmación: "Es lo que hay" o "así es la realidad".

No pasa día en que alguna de estas tres frases -y a menudo las tres- sea pronunciada por consejeros, alcaldes, presidentes autonómicos, ministros y jefes de Gobierno. A partir de ahí el dominio de lo que es la verdad, presentada asimismo como revelación de lo que era la mentira, justifica cualquier acción, pues el responsable público, amparado por lo inevitable de la situación, acaba presentándose, ya no como un servidor sino como un salvador de la comunidad o, para los que prefieren una mayor grandilocuencia, como salvador de la patria. Una de las más grotescas paradojas de la situación actual es que la "verdad sobre lo que hay" (arcas vacías, deudas insostenibles) sea el argumento para agredir los dos territorios más sensibles de la sociedad, la educación y la salud.

El embuste implícito a esta verdad con que ahora se nos abruma está originado, cuando menos, en dos fuentes: quiénes son los albaceas de aquella supuesta verdad y cómo se forjó la mentira de la que ahora quieren liberarnos. No obstante, ambas fuentes confluyen en el hecho de que quienes ahora dicen revelarnos la verdad son los mismos que estaban en condiciones, durante años, de desentrañar la mentira. Me cuesta encontrar un solo responsable político actual de envergadura que no haya estado comprometido con aquella ocultación, ni en el partido del Gobierno ni en los principales de la oposición. Esta complicidad en la mentira o, si se quiere, en el mantenimiento de una opacidad culpable, es la que ha creado un clima moralmente inquietante, en el cual no solo hemos contemplado la corrupción de políticos sino de amplias capas de la ciudadanía, que han premiado la corrupción con vergonzosos respaldos electorales. En las próximas elecciones la mayoría de los candidatos están atrapados en aquella complicidad pues, a pesar de los desastres económicos de los que venimos hablando desde hace unos tres años -pero no antes, el detalle es importante-, no se ha producido autocrítica real ni catarsis colectiva. Es fácil tener la verdad hoy; lo auténticamente difícil era denunciar la mentira ayer.

Y no denunciaron la mentira. Este verano, y como noticia de un par de días y sin seguimiento, apareció la información de que España no estaba en condiciones de pagar lo que había adquirido en material militar en los últimos 15 años, primero con Aznar y luego con Zapatero: creo recordar que eran unos 30.000 millones de euros, los suficientes quizá, de no haber sido gastados, para que ahora no hubiera que recortar el presupuesto de educación. De acuerdo con la información, lo peor y lo más frívolo es que no estaba claro en absoluto el destino de estos productos más bien siniestros por los que habíamos contraído una deuda tan abultada. No recuerdo ninguna explicación de Zapatero o Rubalcaba, de Aznar o de Rajoy. Ni las recuerdo ni las espero porque forman parte de la omertà en la ocultación de la mentira por parte de los que en la próxima campaña electoral se nos presentarán como fervientes amantes de la verdad. Y, sin embargo, por ese lado hubiéramos podido salvar nuestros presupuestos educativos.

Y acaso también podrían salvarse los presupuestos sanitarios si el Estado español presentara una demanda masiva contra la banca por negligencia, como ha hecho Estados Unidos. La Agencia Federal de la Vivienda espera una indemnización multimillonaria tras su demanda contra Bank of America, JP Morgan Chase, Deutsche Bank, HSBC, Barclays y Citigroup, entre otros. Acusación: vender hipotecas de baja calidad y faltar a la obligación de comprobar la excelencia de los activos. ¿Les suena? Durante años y años asistimos al esperpéntico espectáculo de la especulación inmobiliaria, sin apenas denuncias por parte de los grandes partidos. Tuvo que ser una diputada danesa del Parlamento Europeo la que, a instancias de Greenpeace y otros grupos similares, denunciara el caso con la resistencia activa de la mayoría de los diputados españoles. También aquí funcionó la ley del silencio, a la que lamentablemente se sumaron muchos grupos de comunicación. Eran los días en que los tentadores ofrecían créditos e hipotecas de alcance casi celestial y los tentados aprendían a vivir como aspirantes anouveaux riches en medio de un simulacro general. Primero, se educó para la estafa, y cuando la estafa ya era demasiado evidente, en lugar de castigar a los estafadores se marchó a su rescate con dinero público. Si los que ahora se presentan a las elecciones se atrevieran a pedir cuentas a los saqueadores, como intenta hacerse por parte de algunos en Estados Unidos, tal vez no sería necesario recortar en sanidad, pues la devolución del dinero del saqueo cubriría muchos déficits. Pero ninguno de los que puede ganar lleva en el programa la exigencia de la restitución. En consecuencia, nadie devolverá el dinero robado, ni los delincuentes confesos, de Roldán a Millet, ni aquellos banqueros corruptos que nunca serán declarados delincuentes.

En esta tesitura es de una hipocresía inaguantable que tantos responsables públicos, alentados muchas veces, como corifeos, por economistas sin escrúpulos, aleguen que se limitan a expresar "la verdad" que exige sacrificios, nada menos que en educación y sanidad, los fundamentos, precisamente, de una sociedad justa. Los mismos, exactamente los mismos, que cerraron los ojos y las bocas cuando la mentira crecía sin cesar.    
 
El País, 21/09/2011 

[Publicado el 25/9/2011 a las 20:04]

Compartir:

Comentarios (21)

  • Estos dias de campaña, e incluso un poco antes he oido en repetidas ocasiones que los ciudadanos están endeudados excesivamente, los bancos están endeudados excesivamente, incluso los gobiernos están endeudados excesivamente. Y yo me pregunto, para que alguien se endeude, tiene que haber alguien que le preste lo que va a deber, por lo tanto si todo el mundo está endeudado, ¿a quien debemos todas las deudas?. Tal vez deberíamos hablar con el o ellos para que arreglen esta situación.

    Comentado por: bhomar el 08/11/2011 a las 08:48

  • Ese chico de León se va
    Cada uno se alegra a su modo del fin del terrorismo y ese hombre que en el laberinto de la Moncloa atiende a acechanzas financieras, siente su personal satisfacción. Se la guardará. El silencio y la soledad de estos últimos días son la continuación de toda su presidencia y van con su naturaleza reservada. En su personalidad está el origen de sinceras incomprensiones, desconfianzas y también animadversiones. Los políticos regeneracionistas, y Zapatero es un regeneracionista español puro, son percibidos con hostilidad por buena parte de la sociedad que ellos pretenden cambiar. Siendo alguien entregado a su sueño de España no es nada arquetípicamente español o, al menos, castizo. Rasgos antropológicos suyos como su individualismo, ascetismo, reserva o sus buenas maneras resultan casi un insulto a quienes dominan el espectáculo de la política española. Por otro lado, sus fuertes convicciones despiertan la burla de ese cinismo que goza de gran prestigio en la vida pública española y su cultura republicana arranca abucheos de la extrema derecha.
    Desde Suárez ningún presidente de Gobierno fue tan atacado. Fajado en el aparato del partido, diputado varias legislaturas, miembro del Comité Federal cuando su partido gobernaba y profesor de Derecho Político fue acusado de inexperto, ignorante, falto de preparación... Considerando los currículums de los anteriores presidentes es muy excesivo e injusto. Los ataques contra él y su entorno fueron sistemáticos desde una maquinaria ideológica que se fraguó bajo Aznar con un objetivo: negar sus dos victorias electorales, su presidencia.

    Comentado por: Pablo el 04/11/2011 a las 18:11

  • Poco importa la verdad de los políticos, lo que importan es lo que los políticos hacen amparándose en la verdad.
    De hecho, el problema no son tanto las mentiras como el abuso de la verdad y la ocultación de información, cosas sin las que, por otro lado, no puede pasarse nadie que aspire a mandar hombres.

    Comentado por: lo que sobran son verdades el 08/10/2011 a las 01:05

  • ¿Como hacer entender a la gente una realidad dibujada? cuando siempre se encuentran esas tres sumisas respuestas...
    Que grande es usted señor, su libro Desciende, río invisible me hizo llorar como Magdalena, le comento que un amigo se lo encontró tirado con una nota como esperando llegar a mí y si que lo disfrute; un gran saludo.

    Comentado por: Betuel Mercado Padilla el 03/10/2011 a las 16:34

  • La verdad de los mentirosos....después de habernos dejado a casi todos calvos, los charlatanes nos quieren vender de nuevo su milagroso crecepelo.
    Es cierto, Pablo, parece existir una cierta seducción por una visión mafiosa del mundo. Políticos, gestores de bancos....muchos han actuado con total impunidad. Desfalcos, corrupción, paraísos fiscales que siguen existiendo, unos políticos ávidos de protagonismo individual (recordemos que hemos asisitido, en algunas provincias españolas, a un mafioseo político sin contemplaciones, y todavía les "reían las gracias" a base de mayorías absolutas), y alejados del bien común...
    Y todo ello con absoluta premeditación, todo muy pensado, muy racional. Tenemos argumentos suficientes como para hacer una crítica a la totalidad. Más que suficientes. Y bien argumentados.
    ¿Dónde se ha quedado el pensamiento ilustrado? ¡Ojo! Cuando digo ilustrado, me refiero únicamente a tener un sentido de la previsión. Hace años, muchos años que lo político se mueve en torno a lo inmediato. Ha faltado previsión y racionalización en el sector educativo y en el económico, y en muchos otros. ¿Tan difícil es trabajar también no exclusivamente para hoy, sino también para mañana? Para eso elegimos a nuestros políticos, ¿no?
    Con una cierta previsión y con los controles que no deberían haber fallado, el inmenso estercolero en que se ha convertido el sector bancario, que cercena vidas y proyectos vitales, podría haber causado unos males no tan desastrosos como los actuales. Se podría haber puesto cerco al codicioso, y no se hizo. Se podría haber limitado por ley las especulación inmobiliaria, y la bancaria, y no se hizo aduciendo que la máxima sagrada de la ley de la oferta y la demanda es intocable en un país
    capitalista. Y así nos luce el pelo.
    La mediocridad y la golfería han campeado a sus anchas bajo un disfraz de respetabilidad.
    ¿Conciencia crítica? Eso debe ser cosa de "progres" trasnochados....eso ya no se lleva.

    Comentado por: escoin el 02/10/2011 a las 21:56

  • No se cuánto tiempo hace que no pasan por la sanidad pública, por urgencias de un hospital grande por ejemplo, porque hace mucho tiempo que es muy mala. Y por razones demográficas o se duplica su capacidad en diez años (no me voy a preocupar de lo que hay más allá) o será aun peor. Como la inversión y el gasto necesario no me parecen ya posibles resulta que la sanidad pública, a la que he contribuido muchos años, no me va servir para nada cuando me haga falta. A lo mejor es el efecto del gratis total

    Comentado por: Babilonia el 02/10/2011 a las 21:34

  • Pablo, ¿estabas todavía durmiendo a las 11:44 h, o acaso no habias desayunado? .... haces bien en corregirte, este es un espacio serio...."tuvo" e "ibamos" es lo correcto...y procura en adelante no hacer sufrir a los lectores de este blog.

    Comentado por: Pablo el 02/10/2011 a las 19:53

  • Recuerdo que el "affaire Gurtel" ocupo durante mese y meses a los medios de comunicacion mas serios, a los preriodistas más prestigiosos, y que fue desmenuzado y analizado en todas las tertulias publicas y privadas de España....!ni Dreyfus tubo tanto calado!....parecia como si las entrañas del Poder fueran a a ser examinadas con lupa desde uno de los poderes que sustenta (se dice) la democracia..el Judicial......pero observo que la "prescripcion" va lavando lenta e inexorablemnte esa mancha que parecia permeaba los cimientos del sistema y las conciencias del pais.....¿los gestores de las Cajas?....¿por qué los delitos economicos en determinados paises son tan asumibles?.¿en la carcel?...pero quien hay en ese lugar?...

    Rafael Argullol decia en una lucida reflexion (Orestes y la mafia) que "al capitalismo, ya sin contención ética, le seduce cada vez más la vision mafiosa del mundo"...Parece ser que aqui en España tampoco hay contencion judicial ....sería un signo de excelencia, y claro, ya lo dijo Baruch Espinosa .."lo excelente es tan difícil como raro"...!no ivamos nosotros que siempre hemos ido a la contra, a ser la excepción!..faltaria más,...que inventen elllos..

    Comentado por: Pablo el 01/10/2011 a las 11:44

  • Será que también las Universidades en algún lugar hay una buhardilla...

    "donde los indignados y consumidos por dentro, hambrientos y orgullosos, en medio de un humo espeso de cigarrillos, luchan con los últimos y furiosos ideales. Aquí está el fin, el hielo, la pureza y la nada. Aquí no tiene validez ningún acuerdo, ninguna indulgencia, ninguna medida y ningún valor. Aquí el aire es tan casto y está tan enrarecido que los miasmas de la vida ya no pueden vivir. Aquí reina el desafío, la perseverancia extrema, el ego supremo desesperado, la libertad, la locura, la muerte". (Thomas Mann)

    Comentado por: Aidos el 30/9/2011 a las 11:50

  • Queridos contertulios,
    no sé que está sucediendo últimamente en la BBC, pero ayer durante una videoconferencia un representante de la CE tuvo que abandonar el debate después de que un periodista le llamara varias veces "idiota".
    Esta es la flemática Albión. También le importa un rábano lo que sucede en la Europa continental, y hasta parece que disfruta y todo.
    Muy mal BBC. Por lo del broker y por lo de los insultos.
    La ginebra puede causar estragos en dosis desmesuradas.
    Saludos a su Graciosa Majestad.
    (p.s.: Néstor, tiene usted toda la razón, dicho sea de paso).

    Comentado por: escoin el 30/9/2011 a las 01:07

  • La riqueza no se crea ni se destruye, solo cambia de manos.

    Y en estos años de burbuja fueron muchos los que se enriquecieron gracias al endeudamiento de algunos. Banca y lobby inmobiliario esencialmente. Pero también concesionarios de coches y la FNAC, por poner un ejemplo. Vía impuestos lo pagaremos todos. Y como persona honrada que me considero por pagar siempre mis deudas, me pregunto: ¿Qué hay que hacer para que otros paguen las suyas? Se me ocurren muchas, pero son tan expeditivas que serían objeto de censura por parte de la mayor parte de la población, amén de caer muchas dentro de las prohibiciones del Código Penal. A modo de ejemplo: ¿Qué hacen los miembros de los Consejos de Administración de las Cajas que han recibido ayudas del FROB todavía en sus puestos? Deberían estar en la cárcel, lo suyo cae dentro del dolo y aquí nadie dice nada. País.

    Estamos pagando entre todos el hecho de que algunos hayan vivido por encima de sus posibilidades. Y apenas decimos nada. Como cuando en la edad media el vasallo pagaba con los frutos de su señor a cambio de...nada.

    Comentado por: Néstor el 29/9/2011 a las 22:27

  • ¿¿..........................??

    Comentado por: Unnnnn.... el 29/9/2011 a las 16:39

  • Desde mis miras, la Universidad no se une porque se trata de recortes presupostarios. Hay menos dinero.

    No es lo mismo estar indignado por la situación actual que ser tratado como indigno.

    Comentado por: Aidos el 29/9/2011 a las 13:12

  • Y la Universidad, por qué no se une ??

    Comentado por: Olga el 28/9/2011 a las 21:19

  • Impúdico, y mucho, el montaje de la BBC, y más impúdico todavia, siniestro diría, el fondo veraz que paródicamente se pretende desvirtuar en este tipo de "registro".....!pero la impudicia es es cada día más moneda corriente que usamos en nuestro comercio con lo real.... por ejemplo !las famosas armas de destrucion masiva o los 5.000.000 millones de parados "culpa" de un sólo hombre!....

    Comentado por: Pablo el 28/9/2011 a las 15:54

  • Ahora resulta que era un showman, pero incluso la ministra Salgado y Botín han tenido que salir al paso de sus declaraciones. ¿Sabía la BBC lo que estaba haciendo? Todo esto es muy poco serio, señores, y no hace ni pizca de gracia. Una parodia que podría perfectamente haber sido real. ¿Qué es verdad y qué es mentira? El personaje, ficticio pero creíble; el mensaje de fondo, real. Esta gente sí que es un cáncer, pero existen porque sus amos les alientan a ello.
    Si lo que se deseaba era captar audiencia, mejor hubiera sido con otros temas: por ejemplo, con los horrorosos modales de los jóvenes súbditos de su "graciosa majestad", o con las borracheras de los flemáticos Beefeaters. Seguramente, tampoco les haría ni pizca de gracia.

    Comentado por: escoin el 28/9/2011 a las 10:57

  • Es, exactamente, pensando LA TOTALIDAD siempre como posible,y en donde se "recoge" pasado, presente y futuro, donde yo, escoin, hallo la hermosa diferencia que distingue las "formas" de abordar lo politico como instrumento que "tiende" dentro de lo "contingente" a mirar por lo colectivo, y dentro de este,del colectivo, por aquello "desasisitido" tradicionalmente.

    Comentado por: Pablo el 27/9/2011 a las 10:53

  • Buenas tardes, Pablo.
    Usted afirma que existen diferencias. No estoy seguro de ello. En la comunidad de Madrid,por ejemplo, ciertamente muchos profesores interinos se han quedado sin trabajo, y la drástica reducción a todos los niveles del sector sanitario catalán es conocido por todos, y sufrido por la mayoría. Digamos que estamos hablando del centro-derecha español o catalán. Bien. Estafadores del dinero público, hay unos cuantos: presuntamente, el señor Matas; Millet, ladrón confeso; pero en el partido socialista, no se han quedado a la zaga (el antiguo alcalde de Santa Coloma de Gramanet, por ejemplo). Y los ejemplos son numerosos. Del sector bancario, creo que ya está todo dicho.
    No sé dónde está la diferencia, la verdad. ¿Hubiera aprobado un gobierno conservador una ley de dependencia, por ejemplo? Pues no estoy seguro de ello, qué quiere que le diga.
    La última reforma laboral es incluso aplaudida por la derecha española. En nombre de la "realidad", "del momento actual", la protección social está retrocediendo de una forma muy alarmante. Yo sí que creo que no se ha producido una auténtica autocrítica. La catarsis a la que alude Argullol, en caso de producirse será más lenta.
    Durante este verano, con las noticias machaconas del famoso índice de la "prima de riesgo" casi se produce un infarto colectivo. De un día para otro podía venir el apocalipsis. Quizás hoy no, pero mañana sí. "Los mercados" mandan pero, ¿quienes son los "mercados"? Pues los mismos de siempre, los especuladores que siguen exigiendo una rentabilidad, porque sus clientes son los mismos de siempre, los que les importa un bledo o una berza la vida de los "otros", mientras sus dividendos no sufran. Esto es así, y entonces el gobierno y el partido principal de la oposición han reformado una constitución con nocturnidad, y a marcha de martillo.
    A mí, personalmente, me parece loable la intención de Obama de hacer pagar los platos rotos a los culpables del desaguisado.No sé si lo conseguirá, pero también tenemos nosotros, el ciudadano de a pie, parte de la culpa de todo este embrollo, aunque es una responsabilidad que no se puede ni comparar con la del mercader sin escrúpulos que se aprovecha de la debilidad humana ante los espejismos y las promesas de una vida mucho mejor.
    Lo que ha pasado en nuestro país con el sector inmobiliario....debería invalidar a todos los políticos de los dos o tres gobiernos anteriores.Tanto del gobierno como de la oposición. Así lo veo yo, Pablo.
    Mientras tanto, la jugada le está saliendo redonda a Alemania. Antes se dirigían emigrantes sin cualificación, o muy escasa. Ahora son nuestros ingenieros los que se van, y somos todos nosotros los que hemos pagado su formación, no Alemania. Enviamos ingenieros y recibimos turistas low-cost. Y no se nos ocurre nada más imaginativo que recortar en educación y sanidad.......
    Crítica a la totalidad, Pablo.

    Comentado por: escoin el 26/9/2011 a las 19:18

  • Los "pensadores puros" son malos politicos....aunque puedan ser muy buenos consejeros en ocasiones....Platon, Heidegger....La "Realidad" es una pregunta sin contestacion "verdadera" posible, aunque la Razón lo pretenda ....España ha vivido cuando toda Europa entraba en esa dimension critica, la Contareforma y la anti-ilustración, y en lo politico, una dictadura vergonzosa finalizada hece "cuatro días" de manera natural...ese poso acritico enturbia el entendimiento.

    Existen "DIFERENCIAS" sustanciales en la manera de hacer politica hoy en España, aunque la pereza, y fundamentalmente la ignorancia, dificulten su apreciación.

    Ahora que parecer ser ya tenemos Presidente y Partido antes incluso de las proximnas elecciones generales (!!que arrogancia la suya y la de algunos medios!!), mientras que en Alemania, Francia y paises escandinavos parece se produce de nuevo una tendencia no conservadora e ilustrada.

    Yo le pondría "hoy" rostro a Saturno, pero quien tiene que hacerlo , es la ciudadania dentro de un par de meses, pensando que a pesar de todo, y de que el tango lleva razon, HAY UNA DIFERENCIA.

    Comentado por: Pablo el 26/9/2011 a las 18:04

  • Preciosa la versión que nos deja, Aidos.La anterior, la verdad es que me desconcertó un poco.
    Después de leer el artículo del profesor Argullol, me quedo con dos conceptos de este tango: ese "vivir en la impostura" y ese otro "atropello a la razón".
    Saludos.

    Comentado por: escoin el 26/9/2011 a las 14:54

  • Decir que esto es producto de la sociedad del espectáculo es una perogrullada. A ella se han acogido todos los seudoactores protagonistas de periódicos y telediarios. Algunos son auténticos maestros, otros corifeos, los más figurantes con aspiraciones a psicopompos. Eso sí, son capaces de engañar como los charlatanes de feria con su don de la palabra vociferante y vendiendo el duro a cuatro pesetas.

    Reducirlo todo al dicho atribuido a Shakespeare:
    "Nada es verdad nada es mentira todo depende del cristal con que se mira" , es ahogarse en estas aguas tan putrefactas.

    Abtenerse de todos ellos que en vez de verdades reparten maldades es una opción.

    Comentado por: Tioteo el 26/9/2011 a las 09:11

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Rafael Argullol Murgadas (Barcelona, 1949), narrador, poeta y ensayista, es catedrático de Estética y Teoría de las Artes en la Facultad de Humanidades de la Universidad Pompeu Fabra. Es autor de treinta libros en distintos ámbitos literarios. Entre ellos: poesía (Disturbios del conocimiento, Duelo en el Valle de la Muerte, El afilador de cuchillos), novela (Lampedusa, El asalto del cielo, Desciende, río invisible, La razón del mal, Transeuropa, Davalú o el dolor) y ensayo (La atracción del abismo, El Héroe y el Único, El fin del mundo como obra de arte, Aventura: Una filosofía nómada, Manifiesto contra la servidumbre). Como escritura transversal más allá de los géneros literarios ha publicado: Cazador de instantes, El puente del fuego, Enciclopedia del crepúsculo, Breviario de la aurora, Visión desde el fondo del mar. Recientemente, ha publicado Moisès Broggi, cirurgià, l'any 104 de la seva vida (2013) y Maldita perfección. Escritos sobre el sacrificio y la celebración de la belleza (2013).

Ha estudiado Filosofía, Economía y Ciencias de la Información en la Universidad de Barcelona. Estudió también en la Universidad de Roma, en el Warburg Institute de Londres y en la Universidad Libre de Berlín, doctorándose en Filosofía (1979) en su ciudad natal. Fue profesor visitante en la Universidad de Berkeley. Ha impartido docencia en universidades europeas y americanas y ha dado conferencias en ciudades de Europa, América y Asia. Colaborador habitual de diarios y revistas, ha vinculado con frecuencia su faceta de viajero y su estética literaria. Ha intervenido en diversos proyectos teatrales y cinematográficos. Ha ganado el Premio Nadal con su novela La razón del mal (1993), el Premio Ensayo de Fondo de Cultura Económica con Una educación sensorial (2002), y los premios Cálamo (2010) y Ciudad de Barcelona (2010) con Visión desde el fondo del mar. 

Bibliografía

Maldita perfección. Escritos sobre el sacrificio
y la celebración de la belleza
(Acantilado, 2013)

 
Una educación sensorial. Historia personal del desnudo
femenino en la pintura
(Acantilado 2012)
Visiones desde el fonde del mar (Acantilado, 2010).
MICROSITE DEL LIBRO

 

Publicaciones principales

POESÍA
- Disturbios del conocimiento. Barcelona: Icaria Editorial, 1980.
- Duelo en el Valle de la Muerte. Madrid: Editorial Ayuso, 1986.
- El afilador de cuchillos. Barcelona: El Acantilado. Quaderns Crema, 1999.
- El poema de la serpiente. Badajoz: Asociación Cultural Littera Villanueva, 2010.
- Cantos del Naumon. Libros del Aire. Colección Jardín Cerrado, núm. 5, 2010.

NARRATIVA
- Lampedusa. Barcelona: Editorial Montesinos, 1981.
- El asalto del cielo. Barcelona: Editorial Plaza & Janés, 1986.
- Desciende, río invisible. Barcelona: Editorial Destino, 1989.
- La razón del mal. Premio Nadal 1993. Barcelona: Editorial Destino, 1994.
- Transeuropa. Madrid: Alfaguara Ediciones, 1998.
- Davalú o el dolor. Madrid: RBA, 2001.
- Moisès Broggi, cirurgià, l'any 104 de la seva vida. Barcelona: Quaderns Crema, 2013.

ENSAYO
- El Quattrocento. Barcelona: Editorial Montesinos, 1982.
- La atracción del abismo. Barcelona: Editorial Bruguera, 1983. Reeditado 2006.
- El Héroe y el Único. Madrid: Taurus Editorial, 1984.
- Tres miradas sobre el arte. Barcelona: Icaria Editorial, 1985.
- Leopardi. Infelicidad y titanismo. Barcelona, 1986
- Territorio del nómada. Barcelona: Ediciones Destino, 1986.
- El fin del mundo como obra de arte. Barcelona: Ediciones Destino, 1990. Reeditado 2007.
- El cansancio de Occidente (en colaboración con Eugenio Trías). Barcelona: Ediciones Destino, 1994.
- Sabiduría de la ilusión. Madrid: Taurus Editorial, 1994.
- Aventura. Una filosofía nómada. Barcelona: Nuevas Ediciones Debolsillo, 2000.
- Una educación sensorial. Historia personal del desnudo femenino en la pintura. Madrid-México: Fondo de Cultura Económica, 2002. Barcelona: Editorial Acantilado, 2012.
- Manifiesto contra la servidumbre. Escritos frente a la guerra. Barcelona: Ediciones Destino, 2003.
- Del Ganges al Mediterráneo: un diálogo entre las culturas de India y Europa (en colaboración con Vidya Nivas Mishra). Madrid: Siruela, 2004.
- Maldita perfección. Escritos sobre el sacrificio y la celebración de la belleza. Barcelona: Editorial Acantilado 2013.

ESCRITURA TRANSVERSAL
- El cazador de instantes. Barcelona: Ediciones Destino, 1996. Reeditado 2007.
- El Puente de Fuego. Cuaderno de Travesía, 1996-2002. Barcelona: Ediciones Destino, 2004.
- Enciclopedia del crepúsculo. Madrid: El Acantilado, 2006.
- Breviario de la aurora. Barcelona: El Acantilado, 2006.
- Visión desde el fondo del Mar. Barcelona: Editorial Acantilado, 2010. Premio Cálamo 2010. Premio Ciudad de Barcelona 2010.

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2019 | c/ Méndez Núñez, 17 - 28014 Madrid | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres