PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

miércoles, 28 de octubre de 2020

 Blog de Rafael Argullol

Fragmento "El arco iris atrapado en la telaraña"

Para construir mi casa y porque no soy un maestro de obras que puede construir su casa con piedra, ladrillos o madera. Quiero decir: para hacer habitable el espacio en el que he vivido y todavía vivo. Curiosamente, al escribir esto me doy cuenta de que, para lograrlo, también tengo que hacer habitable la tierra anterior a mi nacimiento, y la tierra posterior a mi muerte. De nada sirve habitar un mundo limitado a tus fronteras cronológicas, puesto que un mundo de este tipo es incomprensible y, además, imposible para el goce. Si éste fuera el escenario la penuria de nuestros sentidos y de nuestra mente sería tal que caeríamos en la desesperación de quien sabe de antemano que únicamente podrá caminar entre vacíos. Tomar posesión de las ruinas dejadas por los hombres que nos precedieron y resguardarse a la sombra de los proyectos venideros es una condición indispensable para reconocer los pasos que nosotros mismos hemos seguido.

 ¿Por dónde hemos pasado?, ¿por dónde pasaremos? La araña es un animal sabio ante estas preguntas. Durante un breve período, cuando vivía en la Casa Antigua, estudié el movimiento de las arañas. Tejen el hilo de la tela, de dentro hacia fuera, con polígonos sucesivos tensados radialmente. Las más activas crean un par de figuras en un solo día, desplazándose siempre por los ejes radiales. Es un trabajo de una perfección tan inmaculada que ni siquiera los insectos atrapados en la red alteran el refinamiento de las líneas. Si el observador está atento verá, incluso, la descomposición de la luz en los hilos, como si fuera el mismo arco iris el que ha sido capturado. Con todo, la sabiduría de la araña estriba en su continuo cambio de perspectiva. En la Casa Antigua llegué a disponer de una veintena de telarañas magníficas. En cualquiera de ellas podía observarse la misma conducta. La araña correteaba de aquí para allá, saltando de polígono en polígono, sin descansar nunca en el mismo punto. A menudo volvía al centro o a los perímetros interiores de la red para, a continuación, ganar un nuevo mirador desde el que dominar el conjunto de su obra. Retrocedía para avanzar, avanzaba para retroceder, se deslizaba por los viejos hilos para adquirir el impulso que le conduciría a tejer los nuevos.

La araña vive pocos días. Sin embargo, entonces pensé en qué pasaría si una araña sucediera a otra, trabajando indefinidamente en la misma tela. Tejerían una red sin límites, de modo que podríamos confundir su telaraña con el universo. Sería una construcción maravillosa. Sin embargo, como contrapartida, se perdería esta sabiduría eléctrica de la efímera araña que le hace dominar todos los hilos tejidos a lo largo de su breve vida. Extraviada en la construcción maravillosa, inmensa e inabarcable, no tendría tiempo para desplazarse de continuo entre el centro y los perímetros exteriores, y al final el pasado y el futuro de aquella maravilla ya no serían para la araña senderos cotidianos sino materia de mitos, sueños e intuiciones. La araña habría perdido la condición arácnida para adquirir la humana.

Visión desde el fondo del mar, pg. 525-526

[Publicado el 06/5/2011 a las 12:19]

Compartir:

Comentarios (7)

  • muy bueno, Sila.

    Comentado por: me el 10/5/2011 a las 11:13

  • Costrarini(?) No importa desde que ángulo se fotografíe a un Lamborghini. Nunca dejará de serlo...

    Comentado por: sila el 09/5/2011 a las 16:08

  • Recuerdo aquella noche. La araña, grande, peluda en una esquina del cubo. Pienso: la dejo, está tranquila. Me meto en la cama. Apago la luz.

    A los muy pocos minutos. "¡Ya están estos nervios faciales moviéndose!". Segundos despuès: "Y no paran". Pero....¿no me está pasando algo por la cara?, por encima de los labios... LA ARAÑA. Y otra...Manotazo encima los labios. Encienco la luz. Miro: la araña peluda en el suelo encima de la alfombra se marcha. Miro la mano siniestra; trofeo: dos patas.

    Reflexión dura hasta hoy: ¡como ven en la oscuridad!.

    Comentado por: Tioteo el 09/5/2011 a las 07:17

  • Argullol, cambia la foto que es del tiempo de la Transicion, no vayas por la vida de pureta interesante con 62 tacos que tienes.

    Comentado por: Costrarini el 09/5/2011 a las 07:14

  • A las arañas siempre les he tenido respeto, pero habrá que tenerles admiración a partir de ahora. No sé cómo se me escapo este pasaje.
    Escriba sentado, mire a su alrededor y verá que el mundo está compuesto en su mayoría por arañas silenciosas. No las encontrará entre los políticos. Se gobiernan solas.

    Comentado por: me el 08/5/2011 a las 09:33

  • En líneas generales, escriba sentado, estoy de acuerdo con usted, aunque ¿cuándo han gobrnado los mejores, a modo de república platónica? ¿a qué personas les podemos dar este calificativo? ¿en base a qué condiciones? Seguramente, tanto usted como yo podríamos estar de acuerdo en esto, en la necesidad de un hombre nuevo no a la manera, si se quiere, nietzschiana, sino moral y ética. Pero el mundo va por otros derroteros, y creo que desde hace bastante tiempo.
    Los que verdaderamente tienen el control del mundo no son los políticos que vemos en primera fila: éstos son unos monaguillos más, más vanidosos, si se quiere, y no niego que, entre ellos, pueda existir alguno con un sentido ético y moral elevado, pero me temo que son los menos. Creo que ésta puede ser la gran diferencia entre este tiempo y el pasado reciente. Los ideales que se vinieron abajo con las atrocidades del s.XX (y antes también, por supuesto), han quedado "en tierra de nadie".
    Argullol nos hablaba de la existencia de un altar desconocido, y es cierto porque, como nos decía Yourcernar en" Memorias de Adriano", el hombre está solo. Puede ser un buen momento para repensar muchas cosas, pero también puede ser el momento para caer en la inacción más estéril. Y los presagios no son buenos,a mi modo de ver, porque la sinrazón, a fuerza de gritos cacofónicos e irracionales, está ahogando la razón y la crítica.
    Sobre las arañas, reconozco que estas líneas del libro de Argullo me hicieron cavilar un buen rato. En unas ocasiones, no estaba del todo de acuerdo con sus palabras, y en otras, sí. Mi pensamiento daba bandazos de un lado a otro. ¿Sería posible tejer una gran tela sin necesidad de perder la memoria de tus pasos? No, porque no puede ser obra de una única araña, y es entonces, ciertamente, cuando necesitamos los mitos para explicar aquel tiempo remoto en que una araña comenzó a tejer el centro de la tela.
    Aunque usted, escriba sentado, quiera tejer su propia tela (como cualquiera de nosotros), el centro nunca será obra únicamente de usted mismo.
    Saludos a todos ustedes.

    Comentado por: escoin el 08/5/2011 a las 09:08

  • De los tejidos, por favor, que deslinden y así poder despojarnos en el centro. Trabajé para aquel tejido revestido, abigarrado y envanecido. No más de aquello.

    Comentado por: Aidos el 07/5/2011 a las 22:44

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Rafael Argullol Murgadas (Barcelona, 1949), narrador, poeta y ensayista, es catedrático de Estética y Teoría de las Artes en la Facultad de Humanidades de la Universidad Pompeu Fabra. Es autor de treinta libros en distintos ámbitos literarios. Entre ellos: poesía (Disturbios del conocimiento, Duelo en el Valle de la Muerte, El afilador de cuchillos), novela (Lampedusa, El asalto del cielo, Desciende, río invisible, La razón del mal, Transeuropa, Davalú o el dolor) y ensayo (La atracción del abismo, El Héroe y el Único, El fin del mundo como obra de arte, Aventura: Una filosofía nómada, Manifiesto contra la servidumbre). Como escritura transversal más allá de los géneros literarios ha publicado: Cazador de instantes, El puente del fuego, Enciclopedia del crepúsculo, Breviario de la aurora, Visión desde el fondo del mar. Recientemente, ha publicado Moisès Broggi, cirurgià, l'any 104 de la seva vida (2013) y Maldita perfección. Escritos sobre el sacrificio y la celebración de la belleza (2013).

Ha estudiado Filosofía, Economía y Ciencias de la Información en la Universidad de Barcelona. Estudió también en la Universidad de Roma, en el Warburg Institute de Londres y en la Universidad Libre de Berlín, doctorándose en Filosofía (1979) en su ciudad natal. Fue profesor visitante en la Universidad de Berkeley. Ha impartido docencia en universidades europeas y americanas y ha dado conferencias en ciudades de Europa, América y Asia. Colaborador habitual de diarios y revistas, ha vinculado con frecuencia su faceta de viajero y su estética literaria. Ha intervenido en diversos proyectos teatrales y cinematográficos. Ha ganado el Premio Nadal con su novela La razón del mal (1993), el Premio Ensayo de Fondo de Cultura Económica con Una educación sensorial (2002), y los premios Cálamo (2010) y Ciudad de Barcelona (2010) con Visión desde el fondo del mar. 

Bibliografía

Maldita perfección. Escritos sobre el sacrificio
y la celebración de la belleza
(Acantilado, 2013)

 
Una educación sensorial. Historia personal del desnudo
femenino en la pintura
(Acantilado 2012)
Visiones desde el fonde del mar (Acantilado, 2010).
MICROSITE DEL LIBRO

 

Publicaciones principales

POESÍA
- Disturbios del conocimiento. Barcelona: Icaria Editorial, 1980.
- Duelo en el Valle de la Muerte. Madrid: Editorial Ayuso, 1986.
- El afilador de cuchillos. Barcelona: El Acantilado. Quaderns Crema, 1999.
- El poema de la serpiente. Badajoz: Asociación Cultural Littera Villanueva, 2010.
- Cantos del Naumon. Libros del Aire. Colección Jardín Cerrado, núm. 5, 2010.

NARRATIVA
- Lampedusa. Barcelona: Editorial Montesinos, 1981.
- El asalto del cielo. Barcelona: Editorial Plaza & Janés, 1986.
- Desciende, río invisible. Barcelona: Editorial Destino, 1989.
- La razón del mal. Premio Nadal 1993. Barcelona: Editorial Destino, 1994.
- Transeuropa. Madrid: Alfaguara Ediciones, 1998.
- Davalú o el dolor. Madrid: RBA, 2001.
- Moisès Broggi, cirurgià, l'any 104 de la seva vida. Barcelona: Quaderns Crema, 2013.

ENSAYO
- El Quattrocento. Barcelona: Editorial Montesinos, 1982.
- La atracción del abismo. Barcelona: Editorial Bruguera, 1983. Reeditado 2006.
- El Héroe y el Único. Madrid: Taurus Editorial, 1984.
- Tres miradas sobre el arte. Barcelona: Icaria Editorial, 1985.
- Leopardi. Infelicidad y titanismo. Barcelona, 1986
- Territorio del nómada. Barcelona: Ediciones Destino, 1986.
- El fin del mundo como obra de arte. Barcelona: Ediciones Destino, 1990. Reeditado 2007.
- El cansancio de Occidente (en colaboración con Eugenio Trías). Barcelona: Ediciones Destino, 1994.
- Sabiduría de la ilusión. Madrid: Taurus Editorial, 1994.
- Aventura. Una filosofía nómada. Barcelona: Nuevas Ediciones Debolsillo, 2000.
- Una educación sensorial. Historia personal del desnudo femenino en la pintura. Madrid-México: Fondo de Cultura Económica, 2002. Barcelona: Editorial Acantilado, 2012.
- Manifiesto contra la servidumbre. Escritos frente a la guerra. Barcelona: Ediciones Destino, 2003.
- Del Ganges al Mediterráneo: un diálogo entre las culturas de India y Europa (en colaboración con Vidya Nivas Mishra). Madrid: Siruela, 2004.
- Maldita perfección. Escritos sobre el sacrificio y la celebración de la belleza. Barcelona: Editorial Acantilado 2013.

ESCRITURA TRANSVERSAL
- El cazador de instantes. Barcelona: Ediciones Destino, 1996. Reeditado 2007.
- El Puente de Fuego. Cuaderno de Travesía, 1996-2002. Barcelona: Ediciones Destino, 2004.
- Enciclopedia del crepúsculo. Madrid: El Acantilado, 2006.
- Breviario de la aurora. Barcelona: El Acantilado, 2006.
- Visión desde el fondo del Mar. Barcelona: Editorial Acantilado, 2010. Premio Cálamo 2010. Premio Ciudad de Barcelona 2010.

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres