PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

viernes, 23 de octubre de 2020

 Blog de Rafael Argullol

El póstumo (fragmento)

Hubo una escuela de pintores bizantinos, en la época de Justiniano, que se encerraban en total oscuridad antes de empezar a pintar sus iconos. Durante días y días permanecían recluidos en la celda de un monasterio con la ventana tapiada para evitar que entrara la luz. Sólo se les podía servir comida y bebida por la noche, pero sin la ayuda de cirios ni antorchas. El emisario dejaba los alimentos al pie de la puerta y luego desaparecía, asegurándose de que ningún rastro de luz alterara la oscuridad de la celda.

El recluido tenía que acostumbrarse a esta forma de muerte que para un pintor es la tiniebla. Naturalmente, al principio no divisaba nada, e iba de un rincón a otro de la celda a tientas.Luego, aunque el espacio permanecía en la misma oscuridad, sus pupilas empezaban a orientarse y a distinguir matices en la penumbra. Con el paso de los días aprendía que esos matices, casi imperceptibles al inicio, eran formas bien contrastadas que le transportaban a un mundo que le había sido completamente invisible en los primeros momentos del encierro.

El pintor únicamente se consideraba preparado, y por tanto listo para salir de la celda y comenzar el icono, cuando ese nuevo mundo de formas que había emergido de la oscuridad le resultaba suficientemente diáfano como para proceder a reproducirlo en la tabla. Liberado del encierro, el pintor era cuidado por unos ayudantes que le facilitaban su adaptación gradual a la luminosidad. Cuando, ya adaptado, el pintor daba inicio a su obra, lo que tenía que reflejar no era lo que le envolvía, distorsionado por la excesiva luz de las cosas cotidianas, sino aquel escenario que había descubierto en la oscuridad. Para la escuela a la que pertenecía este pintor bizantino, era necesario morir para ver más lejos y con mayor claridad.

Visión desde el fondo del mar, pgs. 37-38

[Publicado el 25/3/2011 a las 09:30]

Compartir:

Comentarios (8)

  • Chabela: ¿con qué fundamento te consideras privilegiada y, de paso, menosprecias la vida de todos esos seres por los que dices estar angustiada?

    Comentado por: qué manía con ser buenos el 01/4/2011 a las 12:03

  • Un texto de lo más sugestivo, don Rafael. Gracias. Creo que volveré por aquí.

    Comentado por: la luz de lo invisible el 01/4/2011 a las 11:57

  • escriba sentado:Es posible que vivas rodeado de"barbarie cultural".Otros vivimos angustiados por la realidad de millones de seres carentes de alimentos,de mínimos aseos,de mínimos cuidados para su maltrecha salud,que acaso nunca serán alfabetizados.Nosotros somos unos privilegiados,que nos emocionamos con la excelsitud de las obras de Arte,de las bellas prosas o la poesía de quienes admiramos.

    Comentado por: Chabela el 28/3/2011 a las 18:20

  • escriba sentado:bello lo que has escrito.Te recuerdo que en el A.T. dice que no debemos hacer imágenes ni adorarlas.Por bellos que sean esos íconos,sus autores no contaron mas que con su propia imaginación.Quizás se retrataron a si mismos, pero no mucho más.En cuanto a la santidad de la iglesia,en el mismo Apocalipsis la llama " la Gran Ramera".Otro título no le cabe.

    Comentado por: Chabela el 27/3/2011 a las 21:05

  • Queridos contertulios cibernéticos,

    Permítanme que abuse un poco de su confianza, pero creo que vale la pena que sepan en qué lamentable situación se encuentran los estudios clásicos en nuestra enseñanza secundaria. Es un fragmento de un artículo más extenso de mi blog:

    "Ya sé que a muchos de ustedes toda esta cantinela derrotista les cansa y hastía. No les puedo criticar por ello. Yo la vengo escuchando desde mi época de estudiante de bachillerato, y en aquel entonces pensaba que “seguro que se exageraba”. Ahora, sólo hay que ver como se anima desde las direcciones de numerosos centros educativos (tanto públicos como privados) a no elegir la optativa de griego en el bachillerato a los pocos alumnos que desean cursarla. No, no se exageraba. Es más, creo que nadie podía llegar a creer que se llegaría a tal situación desde las propias direcciones de los centros educativos. Algo parecido a la novela de Ray Bradbury, Farenheit 451, pero sin llegar a quemar libros. Pero claro, siempre nos quejamos los mismos, los pobres e indefensos profesores de instituto. Al fin y al cabo, ¿quién nos conoce, más allá de nuestros alumnos y allegados? En la mayoría de las veces, nadie más. No tenemos repercusión mediática, y eso es un handicap importante en estos tiempos de gran hermano orweliano y de fast-food cultural y educativo. Que nadie se engañe, porque simplemente queremos que se nos deje trabajar en condiciones, nada más. Simplemente queremos que no se desanime a nuestros alumnos “ab initio”. Lo demás, ya es cosa nuestra. A la administración educativa, le es más rentable que un licenciado en filología clásica complete su horario impartiendo otras materias que no el griego. Y si hay alumnos que quieren estudiarlo en el bachillerato, se les hace cambiar de idea. Con el latín, todavía no se atreven a tanto, pero tiempo al tiempo".

    Gracias por haberlo leido.
    saludos a todos ustedes.

    Comentado por: escoin el 27/3/2011 a las 19:38

  • Comentario muy interesante, escriba sentado.
    ¿Alguien me podría recomendar una bibliografía básica al respecto? Ya sé que puede ser mucho pedir......

    Comentado por: escoin el 26/3/2011 a las 17:31

  • A menudo hay que alejarse un poco, tomar una cierta distancia, aunque ello suponga una metafórica oscuridad casi total.
    Lo que hacían aquellos pintores bizantinos bien puede valer para otras facetas de la vida. Lo interesante y fecundo es ese alejamiento voluntario y disciplinado.
    Saludos a todos ustedes.

    Comentado por: escoin el 26/3/2011 a las 11:46

  • Cuando uno fija la mirada en el horizonte, dorado por los rallos del sol. Se vislumbra cualquier irrealidad sin producirnos pánico. En cambio en la noche exenta de luna llena, es la realidad la que nos consigue asustar.

    Comentado por: sila el 25/3/2011 a las 14:03

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Rafael Argullol Murgadas (Barcelona, 1949), narrador, poeta y ensayista, es catedrático de Estética y Teoría de las Artes en la Facultad de Humanidades de la Universidad Pompeu Fabra. Es autor de treinta libros en distintos ámbitos literarios. Entre ellos: poesía (Disturbios del conocimiento, Duelo en el Valle de la Muerte, El afilador de cuchillos), novela (Lampedusa, El asalto del cielo, Desciende, río invisible, La razón del mal, Transeuropa, Davalú o el dolor) y ensayo (La atracción del abismo, El Héroe y el Único, El fin del mundo como obra de arte, Aventura: Una filosofía nómada, Manifiesto contra la servidumbre). Como escritura transversal más allá de los géneros literarios ha publicado: Cazador de instantes, El puente del fuego, Enciclopedia del crepúsculo, Breviario de la aurora, Visión desde el fondo del mar. Recientemente, ha publicado Moisès Broggi, cirurgià, l'any 104 de la seva vida (2013) y Maldita perfección. Escritos sobre el sacrificio y la celebración de la belleza (2013).

Ha estudiado Filosofía, Economía y Ciencias de la Información en la Universidad de Barcelona. Estudió también en la Universidad de Roma, en el Warburg Institute de Londres y en la Universidad Libre de Berlín, doctorándose en Filosofía (1979) en su ciudad natal. Fue profesor visitante en la Universidad de Berkeley. Ha impartido docencia en universidades europeas y americanas y ha dado conferencias en ciudades de Europa, América y Asia. Colaborador habitual de diarios y revistas, ha vinculado con frecuencia su faceta de viajero y su estética literaria. Ha intervenido en diversos proyectos teatrales y cinematográficos. Ha ganado el Premio Nadal con su novela La razón del mal (1993), el Premio Ensayo de Fondo de Cultura Económica con Una educación sensorial (2002), y los premios Cálamo (2010) y Ciudad de Barcelona (2010) con Visión desde el fondo del mar. 

Bibliografía

Maldita perfección. Escritos sobre el sacrificio
y la celebración de la belleza
(Acantilado, 2013)

 
Una educación sensorial. Historia personal del desnudo
femenino en la pintura
(Acantilado 2012)
Visiones desde el fonde del mar (Acantilado, 2010).
MICROSITE DEL LIBRO

 

Publicaciones principales

POESÍA
- Disturbios del conocimiento. Barcelona: Icaria Editorial, 1980.
- Duelo en el Valle de la Muerte. Madrid: Editorial Ayuso, 1986.
- El afilador de cuchillos. Barcelona: El Acantilado. Quaderns Crema, 1999.
- El poema de la serpiente. Badajoz: Asociación Cultural Littera Villanueva, 2010.
- Cantos del Naumon. Libros del Aire. Colección Jardín Cerrado, núm. 5, 2010.

NARRATIVA
- Lampedusa. Barcelona: Editorial Montesinos, 1981.
- El asalto del cielo. Barcelona: Editorial Plaza & Janés, 1986.
- Desciende, río invisible. Barcelona: Editorial Destino, 1989.
- La razón del mal. Premio Nadal 1993. Barcelona: Editorial Destino, 1994.
- Transeuropa. Madrid: Alfaguara Ediciones, 1998.
- Davalú o el dolor. Madrid: RBA, 2001.
- Moisès Broggi, cirurgià, l'any 104 de la seva vida. Barcelona: Quaderns Crema, 2013.

ENSAYO
- El Quattrocento. Barcelona: Editorial Montesinos, 1982.
- La atracción del abismo. Barcelona: Editorial Bruguera, 1983. Reeditado 2006.
- El Héroe y el Único. Madrid: Taurus Editorial, 1984.
- Tres miradas sobre el arte. Barcelona: Icaria Editorial, 1985.
- Leopardi. Infelicidad y titanismo. Barcelona, 1986
- Territorio del nómada. Barcelona: Ediciones Destino, 1986.
- El fin del mundo como obra de arte. Barcelona: Ediciones Destino, 1990. Reeditado 2007.
- El cansancio de Occidente (en colaboración con Eugenio Trías). Barcelona: Ediciones Destino, 1994.
- Sabiduría de la ilusión. Madrid: Taurus Editorial, 1994.
- Aventura. Una filosofía nómada. Barcelona: Nuevas Ediciones Debolsillo, 2000.
- Una educación sensorial. Historia personal del desnudo femenino en la pintura. Madrid-México: Fondo de Cultura Económica, 2002. Barcelona: Editorial Acantilado, 2012.
- Manifiesto contra la servidumbre. Escritos frente a la guerra. Barcelona: Ediciones Destino, 2003.
- Del Ganges al Mediterráneo: un diálogo entre las culturas de India y Europa (en colaboración con Vidya Nivas Mishra). Madrid: Siruela, 2004.
- Maldita perfección. Escritos sobre el sacrificio y la celebración de la belleza. Barcelona: Editorial Acantilado 2013.

ESCRITURA TRANSVERSAL
- El cazador de instantes. Barcelona: Ediciones Destino, 1996. Reeditado 2007.
- El Puente de Fuego. Cuaderno de Travesía, 1996-2002. Barcelona: Ediciones Destino, 2004.
- Enciclopedia del crepúsculo. Madrid: El Acantilado, 2006.
- Breviario de la aurora. Barcelona: El Acantilado, 2006.
- Visión desde el fondo del Mar. Barcelona: Editorial Acantilado, 2010. Premio Cálamo 2010. Premio Ciudad de Barcelona 2010.

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres