PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

lunes, 19 de agosto de 2019

 Blog de Jorge Volpi

La desolación de Ayotzinapa

Según la reconstrucción de los hechos realizada por la Procuraduría General de la República, el 26 de septiembre pasado María de los Ángeles Pineda, esposa del entonces alcalde de Iguala, José Luis Abarca, se disponía a presentar su informe de trabajo como presidenta de la vertiente local de la organización denominada Desarrollo Integral de la Familia (el área de gobierno responsable de los programas sociales) en un mitin que previsiblemente sería aprovechado para acentuar las posibilidades de suceder a su marido en las elecciones de 2015 como candidata del Partido de la Revolución Democrática (PRD), del cual hacía unos meses se había convertido en consejera.

            Ese mismo día, un grupo de estudiantes de la Escuela Normal de Ayotzinapa -una de las instituciones creadas por Lázaro Cárdenas en los años treinta para formar profesores rurales, caracterizadas desde entonces por su vena rebelde- había viajado hasta Iguala, la tercera ciudad más importante de Guerrero, a fin de cumplir con un ritual más o menos tolerado por las autoridades: el secuestro de taxis y autobuses para recorrer la zona en busca de "donativos", acaso para financiar su viaje a la la ciudad de México, donde -siniestra paradoja-habrían de sumarse al contingente que el 2 de octubre recordaría a los estudiantes asesinados por el gobierno en 1968 en la Plaza de las Tres Culturas.

            La ley de la impenetrabilidad de la materia -la idea de que dos sólidos no pueden ocupar simultáneamente el mismo espacio- devino entonces en una de las mayores tragedias mexicanas de los últimos, de por sí trágicos, tiempos. Ofuscado porque la presencia de los jóvenes podría opacar la entronización de su esposa, el alcalde Abarca dio la instrucción a su jefe de seguridad pública de impedir a toda costa que se manifestaran en Iguala. El resultado: al cabo de un brutal enfrentamiento, tres normalistas fueron asesinados -a uno de ellos lo desollaron y a otro le arrancaron los ojos de las órbitas-, otros tres infortunados paseantes también murieron, entre ellos un futbolista del equipo de tercera división de Chilpancingo, y 43 jóvenes desaparecieron sin que hasta el momento se haya confirmado el hallazgo de sus cuerpos.

            El acontecimiento resulta tan obsceno, tan gratuito, que a más de un mes de distancia aún suena irracional. Imposible. Siempre según la reconstrucción oficial de los hechos, la policía municipal de Iguala habría sido la responsable de esas primeras muertes, así como de detener a los otros 43 normalistas, a quienes habrían cargado en un camión de redilas y conducido hasta la vecina Cocula, a pocos kilómetros de distancia. Una vez en su poder, los policías de este municipio habrían acatado la orden de entregar a los muchachos a un grupo de narcotraficantes conocido como Guerreros Unidos, los cuales a su vez los habrían llevado por sinuosos senderos hasta lo alto de la sierra. Según el testimonio de tres de ellos, a continuación los jóvenes, hacinados y heridos, habrían sido quemados vivos en una pira que ardió a lo largo de 15 horas.

             ¿Por qué alguien, incluso un narcotraficante o un político corrupto, querría asesinar así, sin el menor resabio de humanidad, a 43 estudiantes de magisterio? Esta pregunta, tan ardua y dolorosa, mantiene a México en vilo desde hace semanas. Ahora sabemos que, además de un rico empresario en el negocio de joyas, el alcalde José Luis Abarca era un destacado miembro de Guerreros Unidos y tal vez su "jefe de plaza". Que su mujer, María de los Ángeles Pineda, era la responsable económica del cártel. Que dos hermanos de ella, antiguos lugartenientes del cártel de los Beltrán Leyva, fueron asesinados por su jefe acusados de traición. Que, tras ser elegido candidato del PRD a la alcaldía -por intervención del exalcalde Lázaro Mazón y con la anuencia de todos los sectores de la izquierda mexicana-, Abarca asesinó a sangre fría a uno de sus enemigos políticos.

Tras permenecer escondidos durante semanas, Abarca y Pineda -escabrosa versión mexicana de Lady Macbeth- han sido capturados, lo mismo que Ángel Casarrubias, alias El Machomo, el líder de Guerreros Unidos. La pregunta, sin embargo, se mantiene en el aire como un ominoso resumen de la catástrofe que aqueja al país desde que, hace ocho años, el presidente Felipe Calderón declarase intempestivamente la llamada guerra contra el narco. ¿Por qué alguien querría asesinar a estos 43 jóvenes? Aunque las declaraciones de los tres sicarios detenidos apuntan a que fueron salvajemente ejecutados, sus padres insisten en que no se darán por vencidos hasta que se identifiquen los cuerpos con absoluta certeza. Más que eso: el lema "vivos se los llevaron, vivos los queremos" se ha convertido en el símbolo del movimiento nacional que reclama conocer la verdad y en el mantra que resume la impotencia y la rabia frente a miles de casos semejantes.

Si el caso de los normalistas de Ayotzinapa ha despertado tanta indignación se debe a que, en medio del sinfín de muertes horrendas que hemos presenciado en estos años de pólvora, encarna la suma de todos nuestros temores. Mientras que dolorosamente los 72 migrantes hallados en Tamaulipas no dejaban de ser extranjeros o los narcotraficantes ejecutados en Tlatlaya no dejaban de ser narcos, aquí nos encontramos frente a 43 estudiantes. 43 jóvenes de familias sumidas en una pobreza ancestral. 43 jóvenes que, más allá de su ideología radical, representan a todos esos mexicanos que sólo aspiran a una vida mejor. Y porque Abarca y Pineda no eran simples políticos corrompidos por el narco, como los que abundan a lo largo y ancho del territorio nacional, sino narcotraficantes convertidos en políticos. Criminales ungidos y tolerados por el conjunto de nuestra clase política.

Ayotzinapa es, por desgracia, la conclusión última del desastre nacional generado por la guerra contra el narco. Nadie duda que antes de 2007 había tráfico de drogas o rachas de inocultabel violencia, pero la abrupta intervención estatal en un sistema caótico destruyó por completo los delicadísimos equilibrios que mantenían a México en paz. La fragmentación constante de los cárteles y su imbricación cada vez más profunda en distintos sectores de la población auspició el surgimiento de una sociedad criminal en la cual las autoridades y los criminales empezaron a no diferenciarse. La degradación social dio lugar a una ríspida degradación moral y la vida dejó de tener valor frente a la menor ganancia inmediata.

Así, mientras los políticos de las distintas fuerzas no han hecho otra cosa más que tratar de exculparse o de exhibir la complicidad con los delincuentes de sus rivales, el resto del país se halla sumido en el más acerbo desamparo. Dado que todos los partidos, desde Acción Nacional, que inició la guerra contra el narco, hasta MORENA, que continúa solapando a Lázaro Mazón, el protector de Abarca, y desde el gobierno del Partido Revolucionario Institucional, que tanto ha tardado en reaccionar para resolver el caso, hasta el PRD, que postuló al alcalde y al exgobernador Rubén Aguirre, tienen responsabilidad en lo ocurrido, los ciudadanos de pronto no tienen a quién recurrir, en quien confiar. La ineficiencia de nuestro sistema de justicia -donde el 90 por ciento de los delitos se mantienen impunes- hace que la llaga se revele supurante.

Si de por sí en lugares como México las autoridades resultan tan poco confiables, Ayotzinapa deja la sensación de que ninguna será ya capaz de protegernos. Nada resulta tan peligroso para un país como el descrédito absoluto de su clase política. Y más si ese país, con sus innegables avances en áreas específicas, continúa arrastrando enormes problemas de desigualdad o mantiene gravísimos déficits en su estado de derecho. Ayotzinapa, y la tristeza, la vergüenza y la cólera que ha generado por doquier, es el angustioso llamado de auxilio de una población harta de convivir a diario con la corrupción y con la muerte.

 

twitter: @jvolpi

 

 

[Publicado el 19/11/2014 a las 00:52]

[Etiquetas: Ayotzinapa; Iguala; normalistas]

Compartir:

Comentarios (64)

  • thank for share descargar mobogenie

    Comentado por: kizi el 17/9/2015 a las 03:42

  • شركة تسليك مجارى بالرياض
    شركة تنظيف شقق بالرياض
    شركة تنظيف فلل بالرياض
    شركة تنظيف مجالس بالرياض
    شركة تنظيف منازل بالرياض
    شركة تنظيف بيوت بالرياض
    شركة تنظيف موكيت بالرياض
    شركة مكافحة حشرات بالرياض
    شركة مكافحة صراصير بالرياض
    شركة رش مبيدات حشرية بالرياض
    شركة نقل عفش بالرياض
    شركة نقل اثاث بالرياض
    شركة تنظيف كنب بالرياض
    شركة تنظيف بالرياض
    شركة كشف تسربات المياة بالرياض
    شركة تنظيف مساجد بالرياض
    شركة تسليك مجارى بالدمام
    شركة تسليك مجارى بجدة
    شركة رش مبيدات بالدمام
    شركة رش مبيدات بجدة شركة مكافحة حشرات بالاحساء
    شركة مكافحة حشرات بجدة
    شركة مكافحة حشرات بالدمام
    شركة تنظيف موكيت بخميس مشيط
    شركة تنظيف مجالس بخميس مشيط
    شركة تنظيف كنب بخميس مشيط
    شركة تنظيف فلل بخميس مشيط
    شركة تنظيف منازل بخميس مشيط
    شركة تسليك مجارى بخميس مشيط

    Comentado por: khaledelgamal el 17/9/2015 a las 00:58

  • es muy triste que gente inocente por injusticias

    Comentado por: julia gabriela el 31/1/2015 a las 03:46

  • Realmente es una pena ver como nuestro pais es el lugar donde "no pasa nada"....pues considero que es lo contrario "pasa todo" violencia , muertes,robos, secuestros, etc. Y no pasa nada si es la gente del pueblo pero si le pasa a algun personaje politico. O "pudiente" las cosas se resuelven en instantes...
    ME DUELES MÉXICO

    Comentado por: susana vargas el 23/1/2015 a las 06:22

  • El caso de Guerrero es una masacre mas de estudiantes en México, es lamentable darse cuenta que las personas que levantan la lu ja son desaparecidas
    Vivimos en una epoca donde el poder a sido invadido y esta en manos del narcotráfico.

    Comentado por: Ana Reyes el 15/1/2015 a las 03:48

  • Excelente análisis, pero sobre todo interesantes preguntas que quedan al aire y que no sabemos si algún día encontraremos respuesta a todas ellas.
    El enunciado que más me ha llamado la atención es cuando dice: "Nada resulta tan peligroso para un país como el descrédito absoluto de su clase política".

    Comentado por: Omar Conde el 04/1/2015 a las 04:10

  • Luis Edgar Vega Martinez.
    Esto no es mas que el resultado de malos manejos en del gobierno anteror y que combinados con los actuales hicieron explosión, durante el sexenio anterior hubo miles de muertos, desaparecidos (tal vez mas de 43 estudiantes entre ellos) y no se hizo nada ni se exigio la renuncia de nadie, creo que ademas de juzgar a este gobierno deberiamos de llamar a cuentas a los que dirigian la seguridad en el sexenio pasado.

    Comentado por: Luis Edgar Vega Martinez el 13/12/2014 a las 03:33

  • Creo que los hechos de Ayotzinapa solo es la gota que derramo el vaso del artasgo de nosotros los Mexicanos, pues bien sabemos de la situacion en seguridad y corrupcion que prevalece desde hace bastante tiempo en todo el territorio asi de como las cadidaturas locales y regioonales hasta federales se compran y venden como fruta en el mercado, sin embargo somos todos los demas quienes debemos luchar y con pequeñas acciones realizar un cambio, desde nuestra familia nuestra comunidad debemos intentarlo.

    Comentado por: Elizabeth Gutierrez el 13/12/2014 a las 02:04

  • El caso de Ayotzinapa nos ha dejado en alerta, a todos los ciudadanos que queremos mejorar México. Hay descaro por parte del gobierno y de la política. Todos tenemos una noción de lo que ocurre en el país, todos sabemos que hemos tenido un gobierno corrupto, al que solo le ha interesado el dinero para su bolsillo y no para mejorar al país, ni a su población. Y este caso nos lo demuestra aún más, nos recuerda que estamos al borde de una revolución.
    Nosotros debemos luchar hasta conseguir lo que queremos, mostrales que somos más inteligentes y más fuertes que ellos.

    Comentado por: Perla del Rosario el 12/12/2014 a las 21:12

  • Es tan triste y deprimente que en estos tiempos aún sigan sucediendo desgracias provocadas por los hombres y sobre todo por los que se supone deben cuidar y velar por el bienestar del pueblo que los eligió como gobernantes, deberíamos estar en un nievel de evolución mayor al que había muchos años atrás.
    ¿Por qué cuando andan en campaña para ser elejidos los candidatos ofrecen todo, hasta lo que no se puede y al estar representando a sus gobernados se les olvida por quién y para quién estan el poder y hasta se vuelven en contra de la sociedad que los eligió?.
    ¿Por qué no entienden que la riqueza que puedan obtener no se debe ganar a la fuerza?, al contrario, trabajando en cojunto y por el desarrollo del país haciendo el bien en el lugar que representan.
    El pais ya no está para aguantar más represiones, en cualquier momento se les va a salir de control las malas acciones que realizan y obtendran lo que no se imaginan, Un país que alce la voz con tanta fuerza que no tolerará más un gobernante corrupto.
    El como el caso de Ayotzinapa hay muchos, algunos no se conocen o no los dan a conocer.
    El pais esta harto de ver como la clase política lacera y lastima a quienes los hemos elejido gobernantes, necesitamos que aclaren los casos, se castiguen a los culpable y que se dediquen a su trabajo, gobernar por el bien y el progreso de México.

    Comentado por: Francisco Rosas el 12/12/2014 a las 13:18

  • Que tema tan doloroso, es una lástima que siendo México un país tan lleno de magia en sus paisajes y cultura se vea empañado por los sucesos sangrientos de los últimos días en donde se oye la palabra muerte en todas partes, incluso nos estamos insensibilizando a este tipo de sucesos que son cada vez más comunes pero también estamos entrando a una nueva era y con ella se necesita que entren nuevos sistemas de gobierno, porque la sociedad se siente lastimada, estafada, robada, etc. y pronto la forma en que la clase política gobierna actualmente dejara de ser suficiente, la gente ya está tomando justicia por propia mano porque se cansó de esperar que el cambio llegue.

    Comentado por: ANA CECILIA GALLEGOS PÉREZ el 12/12/2014 a las 07:26

  • Qué más nos puede ocurrir como país en una sociedad que claramente a mostrado tener menos valores conforme pasan los años? Es increíble imaginarse que pudiéramos llegar a una barbarie como la ocurrida en Guerrero donde los que se dicen ser los "protectores" de la sociedad, sean realmente los protagonistas de esta masacre.
    Como pueblo, debemos alzar la voz e impedir que esto se siga suscitando en cualquier parte de nuestro bendito país. No esperemos que todo lo resuelva el gobierno(si es el mismo gobierno que provoca tantas calamidades), desde nuestra casa, colonia, vecindario, barrio, comunidad, o en el lugar que habitamos, debemos prepararnos académicamente y fortalecer nuestros valores tanto familiares como espirituales para evitar en un futuro masacres como las ya conocidas por todos nosotros.
    Superémonos como personas, reafirmemos nuestras convicciones, no nos dejemos llevar por tantos medios de comunicación comprados, investiguemos por nosotros mismos cual es la realidad que nos atañe y dejémosle a este país mejores ciudadanos. Empecemos por nosotros mismos. Estoy seguro que con voluntad, con muchísima voluntad, podremos lograrlo.

    Comentado por: Adrián Iglesias el 11/12/2014 a las 23:33

  • El caso de los estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa es solo el reflejo de lo que está sucediendo no solo en Guerrero, sino en todos los estados de la República Mexicana. Cada día leo y escucho a gente hablando sobre la violencia existente en el país y cómo están llenos de impotencia e indignación. México es un país con una población que sufre, que teme y que al mismo tiempo añora una vida mejor y tranquila.
    Para mí, ha sido sorprendente el darme cuenta de lo que está sucediendo por todas partes, viendo como la sociedad mexicana se va deteriorando, como se deja manejar por los políticos, las televisoras, los programas vulgares y tan vanos de valores que ponen solo para entretener a las masas; me doy cuenta de cómo se nos van olvidando las cosas, cómo dejamos de sorprendernos y cómo le vamos dando la espalda a las cosas realmente importantes. Nos hemos vuelto una sociedad conformista y consumista. Preferimos los grandes monopolios extranjeros a gran costo, que el consumir y dar fuerza a nuestros mercados locales.
    Nuestro país tiene una gran historia, de luchas, de levantamientos, de muertes, de gente que ha dado su vida conscientemente por México, por un mejor lugar… no podemos permitirnos olvidar eso... aún siguen habiendo muchísimas injusticias, mucha desigualdad social por la que se lucha. ¡Nuestra gente solo quiere una vida mejor, una vida sin miedo, una vida libre!
    Sin embargo, la gente que nos representa, los políticos, el gobierno en general solo buscan PODER… poder económico, poder social, el “ser mejores que los otros”; buscan el reconocimiento social a costa de todo; mientras el país entero se muere de hambre, de pobreza… mientras su inteligencia se alimenta de las televisoras.
    Es increíble escuchar que algunas de las mamás de los estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa se pusieron a estudiar Criminalística para poder así reconocer los restos encontrados y verificar si son de sus hijos; porque la incompetencia de las gentes pagadas por el gobierno no saben responder a sus preguntas. O que forenses de otros países vengan y reconozcan los restos de nuestra gente.
    En mi muy particular punto de vista, el cambio está en cada uno de nosotros, en nuestras casas, en nuestras relaciones personales con la familia, los vecinos, los amigos… estamos llenos de rencores, envidias y rabia. Todo se basa en la educación que tengamos, pero sobre todo en la educación que le dejemos a nuestros hijos; si queremos políticos buenos, debemos de formarlos desde pequeños a serlos, a tener valores, respeto y cuidado por la vida humana y la naturaleza. Se necesitan personas inteligentes que no quieran llegar a ser corruptos ni asesinos, gente culta, que lea, que juzgue y que no se quede callada, Simplemente estoy a favor de la educación, de los valores, de la lectura, del respeto a la libertad humana.

    Comentado por: Ma. del Carmen Galindo el 11/12/2014 a las 21:36

  • M1G69
    Ayotzinapa es el resultado de un gobierno ausente y apático, que ignora los problemas sociales el cual hemos venido arrastrando desde hace décadas. Aparte de que a la fecha las autoridades no han podido dar con los restos de la mayoría de los 43 desaparecidos, y lo cual debe ser de extrema tristeza que se tengan que buscar restos de estudiantes que fueron detenidos por los representantes de estado. Y es intolerable que los representantes del gobierno tengan tan poca empatia, que inviten a superar los hechos ocurridos en Iguala, Guerrero el 26 de septiembre pasado y da la impresión de inhumanidad por parte del jefe de estado.

    Pero como poder superar lo sucedido si no hay justicia con respecto a la desaparición forzada de los 43 normalistas, cuando las familias de estos no pueden darles santa sepultura a los restos de sus familiares cuando no existe ni siquiera información del lugar en que se encuentran estos. Como superar esto cuando a través del tiempo actos similares han quedado impunes, como superarlo si no hay ningún ente regulador del estado y que se ha visto la necesidad de un organismo de esta índole desde hace mas de una década.
    Hoy al igual que muchos mexicanos me duele ser mexicano y me duele ser estudiante porque los actos que ha llegado a cometer lo que se le ha nombrado narcogobierno es solo superado por lo visto en Auschwitz.

    Comentado por: Cristian M. Camacho Estrada el 11/12/2014 a las 18:54

  • Desgraciadamente el poder ha corrompido a todo el país, a todo México. La ambición y el poder a costa de lo que se sea, se ha convertido en moneda de cambio a lo largo y ancho de cada uno de los pueblos, ciudades y estados de mi México.
    La muerte y desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa fue la gota que derramo el vaso y nos hizo sentir en un estado de gran vulnerabilidad de la cual todos podemos ser victimas. Más la incompetencia, el desanimo y la actitud del "laisser faire" de las autoridades nos encoleriza y nos indiga a tal grado que puede llegar a una revuelta civil.
    Espero que la presión que se ejerza a traves de las manifestaciones pacificas, condenas de organismos internacionales y de otros paises ayuden a aclarar este panorama que se siente tan avallasador.

    Comentado por: Jesus Sosa el 11/12/2014 a las 17:23

  • La situacion Ayotzinapa a mi parecer se ha convertido en la chispa que necesitaba el pais para encender la llama de la rebelion (revolucion) en contra del sistema , en contra del presidente sobre todo, por que a pesar de que se "arresto" a los responsables,la gente esta pidiendo no solo justicia sino destitucion del ejecutivo por su obvia incompetencia y por demas errores que ha cometido desde su mandato y que sigue cometiendo,este fuego es avivado una y otra ves por testimonios de violentas detenciones en diversas marchas y mitines, asi como secuestros y violencia general, es impactante y tambien un poco atemorizante imaginar la escala de los acontecimientos que se podrian avecinar si esta situacion sigue subiendo de nivel.
    vale preguntarnos:
    Hasta donde estariamos dispuestos a llegar por la obtencion de justicia?

    es una revolucion violenta lo que el pais realmente necesita, y si no es asi, que otro metodo existe para lograr el cometido que la mayoria de la sociedad exige?

    y si el cambio se logra,como impedir que la semilla de la avaricia y la corrupcion vuelva a germinar?

    honestamente son preguntas que yo no eh podido responder

    Comentado por: Josue Almanza Reyes el 11/12/2014 a las 09:49

  • Así es, desafortunadamente vivimos en una época viciada por el poder y la manipulación política en donde segundas y terceras personas escudadas en rostros que supuestamente están al servicio del pueblo y la sociedad hacen ver la fragilidad de un país envuelto en la corrupción en donde lejos de ayudar a la nación la hunden mas y han provocado una herida bastante extensa y que podría traer consecuencias graves a esta nación.

    Comentado por: Roberto Reyes Pareja el 11/12/2014 a las 05:59

  • Un genocidio, no encuentro otra forma de definir los hechos ocurridos en Ayotzinapa, una escena que muestra una vez más la incompetencia de las autoridades, la impunidad y la deficiencia del pueblo mexicano de solucinar sus problemas de forma pacífica. Sin embargo los estudiantes hasta ahora desaparecidos, no deben ser motivo de más violencia, ni ser sólo un instrumento político que permite se perturbe aún más el orden y la paz públicas, que se han visto lacerados por el crimen organizado, no obstante debemos recordar que no es el Gobierno quien debe poner orden a los problemas de criminalidad, sino que un verdadero Estado de Derecho se logrará si la sociedad se organiza para dejar de producir más delincuentes, porque lamentablemente si mañana aseguran a los responsables de estas desapariciones, habrá uno más que quiera sustituirlo, hay que recapacitar y aceptar que no se trata de detener, encarcelar o matar delincuentes, se trata de reeducar a nuestros pequeños introyectarles nosrmas y reglas para evitar que sean los nuevos soldados del crimen organizado, HAY QUE PREVENIR MÁS NO COMBATIR LA DELINCUENCIA

    Comentado por: Melina Galindo Domínguez el 11/12/2014 a las 04:25

  • Han pasado 72 días del secuestro de 43 normalistas y 6 asesinatos ocurridos el 27 de septiembre los cuales pertenecen a la Normal Rural Isidro Burgos (Guerrero) este 7 de diciembre recibimos la información de estudios de ADN realizados en la Universidad de Innsbruck, Austria, restos óseos pertenecientes según las investigaciones del compañero normalista Alexander Mora Venancio después de esta información la cuestión es ¿Qué sigue, la consigna de la presentación con vida de 42 normalistas? No, debe seguir siendo la justicia para los 43 compañeros normalistas así como el esclarecimiento de lo ocurrido esas horas y una investigación sobre las redes criminales- gubernamentales que este hecho encierra.
    Nosotros los ciudadanos debemos buscar y exigir la justicia de que este hecho no sea otro más, ya que el Estado (municipal, estatal y federal) han demostrado en otros acontecimientos graves su falta de respuestas y de acción.
    Ahora las manifestaciones que hay de conciencia y de apoyo debemos agregar el elemento de las acciones, como rodear los palacios de gobierno, representaciones gubernamentales, cámaras legislativas y el congreso de la unión, exigir que para que tantas leyes nuevas si con solo hacer cumplir la Constitución es un buen inicio.
    Hechos ocurridos en estos últimos meses de secuestro y asesinato como los sucedidos en Ayotzinapa, Guerrero y Tlatlaya, Estado de México así como el conflicto de intereses con la llamada “casa blanca” solo vienen a reafirmar algo que se conoce que existe desde hace mucho tiempo que hay impunidad y corrupción, pero ahora está en nosotros los ciudadanos en realizar un cambio real y que los hechos ocurridos no solo queden como la noche de la tragedia de Ayotzinapa y mejor sea el día en que las instituciones de corrupción e impunidad empezaron a desmoronarse.
    Hoy sigue tan válido insistir en ¡Vivos los llevaron, vivos los queremos de regreso!

    Comentado por: Alejandro Reyes Reyes el 11/12/2014 a las 03:43

  • cuando pienso en lo que esta sucediendo en todo el país, me invade una enorme tristeza por un lado ver a nuestro gobierno indiferente, pasivo tan alejados de la realidad, insensible, al menos esa es mi percepción y por otro lado ver tanto odio, impotencia, frustración, ira de la sociedad que ha sido afectada por la corrupción y el abuso de poder de las autoridades y grupos que solo piensan en sus propios intereses, me pregunto hacia donde vamos como país, que debemos hacer como ciudadanos, como podemos contribuir a mejorar esta situación, en mi opinión si se trata de aportar algo, se que va a sonar muy trillado pero creo que si cada uno de nosotros nos proponemos cambiar nuestras actitudes, nuestra manera de pensar y no esperar a que los demás lo hagan seria una manera de contribuir para formar una sociedad mas armónica, en paz, mas justa, se nos olvida que estamos acá de paso y de nosotros depende lo que dejemos cuando partamos.

    Comentado por: MARTHA el 11/12/2014 a las 01:18

  • Es muy feo que México no sea el primer país en donde ocurran este tipo de actos violentos en contra de la población, yaque a lo largo de la historia se ha visto que el Estado ha hecho uso de sus fuerzas para reprimir a los grupos en resistencia que no comparten la visión globaliza dora de los estados capitalistas y si bien en todo el país hay desaparecidos, el caso de Ayotzinapa es importante porque a las escuelas rurales de México, el gobierno las esta desapareciendo por no compartir ideales con el sistema capitalista y porque son los maestros normalistas los que van a educar a los niños de un futuro y que al no compartir ideales, el sistema se vería afectado también, es importante porque se esta uniendo los distinto sectores de la humanidad y eso tiene que general un cambio.

    Comentado por: Irma Yanelli Fuentes Machorro el 10/12/2014 a las 08:18

  • Es una vergüenza darse cuenta de que en México los persona que se levantan en una lucha social son desaparecidas. Es una pena ver que no fue hasta la desaparición de los 43 normalistas y su posterior búsqueda que se fueron encontrando más y más fosas con cuerpos que no habían sido reportados por sus familias debido a que ya se tiene un miedo en los órganos de la policía y que se puede sufrir amenazas de parte de estos o que en el mejor de los casos se levanto una denuncia en la que habían desaparecido pero simplemente no se le dio un seguimiento. Y esto se está viendo en el estado de Guerrero, pero que hay acerca de los demás estados que han sido victimas de la violencia? Cuándo se iniciara una búsqueda masiva de todos los desaparecidos que hacen falta y cuyos familiares seguramente siguen con la esperanza de que puedan ser recuperados. Sin duda esta no seria una tarea fácil, pero el Estado ha tenido la culpa al dejar que poblados enteros sean controlados por la violencia de los grupos del narcotrafico y por la corrupción de los distintos niveles de gobierno. Algo a lo que le debemos de dar seguimiento es de ver que los culpables sean encontrados y que cumplan las sanciones que se les impongan.

    Comentado por: Eduardo Nolasco el 10/12/2014 a las 05:45

  • El caso Ayotzinapa en el estado de Guerrero ha sido una de las masacres de estudiantes en México
    Del siglo 21 a pesar que en el sexenio de calderón también hubo masacres de normalistas, esta fe la de mayor cantidad, la que por fortuna o desgracia salió ala luz pública, no hubo rastros, y aves me hace pensar cuantos casos de desapariciones forzadas hay. Un tiempo después encontraron una foza con un montón de cadáveres y restos humanos, pero según pruebas forenses no eran de los normalistas y me pregunte al igual que muchos mexicanos entonces de quienes son estos restos.
    Gracias alas redes sociales esto se dio a la luz mundial, el ver la corrupción de muchos políticos echándose la culpa unos a otros
    No solo eso a pesar de las manifestaciones , alos detenidos que pesar que ya salieron libres (11) se les puso cargos que realmente rayan en lo absurdo, como terrorismo ,asociación delincuencial, delincuencia organizada, ,creo que tenían mas cargos que el dichoso “ABARCA”, cuya detención también esta a cierto criterio dudoso con cortinas de humo .-

    Comentado por: Alejadro Molina Cortes el 10/12/2014 a las 01:35

  • El caso Ayotzinapa en el estado de Guerrero ha sido una de las masacres de estudiantes en México
    Del siglo 21 a pesar que en el sexenio de calderón también hubo masacres de normalistas, esta fe la de mayor cantidad, la que por fortuna o desgracia salió ala luz pública, no hubo rastros, y aves me hace pensar cuantos casos de desapariciones forzadas hay. Un tiempo después encontraron una foza con un montón de cadáveres y restos humanos, pero según pruebas forenses no eran de los normalistas y me pregunte al igual que muchos mexicanos entonces de quienes son estos restos.
    Gracias alas redes sociales esto se dio a la luz mundial, el ver la corrupción de muchos políticos echándose la culpa unos a otros
    No solo eso a pesar de las manifestaciones , alos detenidos que pesar que ya salieron libres (11) se les puso cargos que realmente rayan en lo absurdo, como terrorismo ,asociación delincuencial, delincuencia organizada, ,creo que tenían mas cargos que el dichoso “ABARCA”, cuya detención también esta a cierto criterio dudoso con cortinas de humo .

    Comentado por: Alejadro Molina Cortes el 10/12/2014 a las 01:34

  • En la actualidad es un tema en México por demás controversial y en donde nadie se atreve a decir la verdad, que todos los medios de comunicación nos dicen las cosas a su manera, que los poderes judiciales son corruptos, que la libre expresión es reprimida, y la pregunta que siempre nos haremos, ¿Hasta cuando?
    Todos los niveles de gobierno se contradicen, a los Partidos políticos ya no se les cree, y las nuevas declaraciones lejos de aclarar el tema, lo ensombrecen más, en resumen; el tema de Ayotzinapa pudo haberse evitado si desde un principio la pareja Abarca y Pineda no se hubieran quedado en el gobierno de Iguala, teniendo en cuenta que tenían antecedentes delictivos y nadie dijo nada, pero desafortunadamente esa es la realidad de México donde nuestro principal enemigo es la corrupción y el hambre de poder.

    Comentado por: Luis E. Ramos el 10/12/2014 a las 01:00

  • Es muy frustante ver como pasa el tiempo y las autoridades no tienen una respuesta, cada día que pasa se apuesta a la indeferencia y al olvido, quiza esperan las autoridades si es que lo son, que los sucesos cotidanos nos lleven por otros rumbos... pero no, algo tan horrendo que supere a la propia ficción no puede pasar desapercibido nunca..

    Comentado por: Eduardo Torres Ronquillo el 09/12/2014 a las 23:35

  • No hay manera de justificar la barbarie cometida en contra de los estudiantes normalistas de Ayotzinapa, este es, sin duda, uno de los eventos mas trágicos que ha acontecido nuestro país.
    Si uno piensa, desaparecieron 43 personas, siendo incluso este, un acto inhumano, la magnitud no trasciende, sin embargo, la verdadera magnitud del problema radica en que es la desaparición de 43 estudiantes que tenían toda la libertad de expresarse, radica en que fue un grupo de narcotraficantes quienes los destazaron y quemaron vivos y radica en que la orden vino desde nuestras instituciones gubernamentales.
    Ayotzinapa va más allá de la desaparición de 43 estudiantes, Ayotzinapa es la ventana que, incluso ya sabiéndolo, nos muestra lo corrompido y coludido que esta nuestro gobierno.
    Lamento la perdida de nuestros compañeros y lamento y apoyo la búsqueda imparable de aquellos padres desamparados.
    Gracias.

    Comentado por: José Antonio Gutérrez Salazar el 09/12/2014 a las 21:58

  • Verdaderamente es triste lo que estamos pasando como sociedad, los hechos que acontecieron el pasado mes se septiembre en Ayotzinapa son simplemente el reflejo de la catástrofe por la que esta atravesando el país; en mi muy humilde punto de vista, el gobierno ya no encuentra las herramientas para poder tener al pueblo tranquilo, porque ya no somos aquella sociedad que aguantaba todas las irregularidad y cabios que hacia el gobierno sólo y absolutamente a beneficio de ellos. El pueblo como era de esperarse comenzó a manifestarse; y el gobierno no encontró otra forma de tranquilizarlo que repetir lo sucedido del 68; solamente que esta vez el pueblo no agacharía la cabeza y se quedaría callado, si no que esta vez el pueblo no descansara hasta hacer justicia, no importando quien tenga que caer, o a que funcionario tenga que dejar su puesto. Por que a México se le ha caído la venda de los ojos.

    Comentado por: PAULINA LIRA el 09/12/2014 a las 13:56

  • LA PROBLEMÁTICA SOCIAL QUE HOY SE REGISTRA EN MÉXICO, ES HA CAUSA DE LA DESIGUALDAD ECONÓMICA EXISTENTE EN EL PAÍS, ASIMISMO A LA CORRUPCIÓN QUE SE VIVE EN TODOS LOS APOYOS DEL GOBIERNO (SOCIALES, EMPRESARIALES, EDUCATIVOS, ENTRE OTROS), HACIA LOS DISTINTOS SECTORES DE LA SOCIEDAD, ESTO SE REFLEJA A QUE NO TODOS LOS RECURSOS ECONÓMICOS SON REPARTIDOS EQUITATIVAMENTE, GENERANDO UN DESCONTENTO ENTRE LAS CLASES SOCIALES MAS VULNERABLES.

    POR CONSIGUIENTE LOS HECHOS REGISTRADOS EN AYOTZINAPA, ES UN REFLEJO DE LA DESIGUALDAD QUE SE VIVE EN TODO EL PAÍS, AUNADO DE LA PROBLEMÁTICA DE SEGURIDAD PUBLICA, LA CUAL ESTA REBASANDO A LAS AUTORIDADES RESPONSABLES DE LA IMPARTICION DE JUSTICIA.

    Comentado por: Luis Morales Nabor el 09/12/2014 a las 03:30

  • Quiero solo enriquecer la muy atinada pregunta, ¿por que 43 estudiantes?
    ¿por que los mejores? acaso son el preámbulo de nuevo mexicano, que ya cansado de esta novela tortuosa y largamente sufrida, verdaderamente se divorcia de la idea de llegar a ser como
    los menos aquellos que carentes de humanidad venden solo historias a los pobres, que no por ser pobres son olgasanes. Pues en mi ya muy gastada utopia se aloja la idea del mexicano critico que piensa y actua como verdadero hombre nuevo, comprometido no solo con el si no con el cuerpo mismo de su colectividad. que ahora de cimiento tiene 43 de las mejores razones para despertar, no un mesías político ni un tec-nocrata charlatán, si no sus mejores hijos y estudiantes.
    Por que ayotzinapa somo todos, ellos somos nosotros.

    Comentado por: jesus j santiago mancera el 09/12/2014 a las 02:44

  • Terrorismo, es la palabra que debemos utilizar para la forma en la que el gobierno del estado de Guerrero, controla cualquier descontento de la sociedad. Lo sucedido con los 43 estudiantes desaparecidos nos hace pensar en todas las fosas halladas en los últimos meses, y en la inseguridad que la propia autoridad ha generado en la mayor parte del país, desde mi punto de vista tuvimos que esperar demasiadas tragedias para entrar en razón y caminar todos juntos como sociedad y creo que estamos en un proceso de renovación social en el cual el pueblo no tolerará que actos como este queden impunes.

    Comentado por: Luis Gochi el 09/12/2014 a las 00:40

  • Es una realidad que existen eventos en los cuales nadie se da cuenta o se quiere dar cuenta de nuestras autoridades sobre eventos de esta naturaleza, pero en el caso de los 43 normalistas de Ayotzinapa no se puede esconder, la situación real de un país que tiene una serie de problemas y como siempre decimos el hilo se rompe por lo más débil, en este caso los familiares, el estado de Guerrero, el país, no está dispuesto a seguir con esta dinámica de gobierno y atropellos, me da pena ante el mundo e indignación de estos hechos como Mexicano. Y definitivamente han despertado en mi persona toda la conciencia perdida por lo que debemos exigir respeto justicia a nuestras autoridades aunque sea en este medio.

    Comentado por: Guillermo Rivera Fuentes el 09/12/2014 a las 00:09

  • Es una lástima que este tipo de situaciones se vivan en nuestro país, además de la ineficacia participación del gobierno federal para resolver esta situación.

    Comentado por: Joel Palafox Hernandez el 08/12/2014 a las 23:34

  • Es cierto que esta historia ya se ha contado muchas veces, pero no por eso deja de doler, ahora duele más que antes; escuchar la protesta en las calles gritar ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!, realmente me hace entristecerme, porque pareciera que se le grita al aire, a la noche, a la nada; y los únicos que escuchan, cierran sus oídos a la verdad.
    Un caso de muchos, uno más que flagela a nuestro país, nuestra patria, nuestra tierra. Los pobres pidiendo Tierra y Libertad; los estudiantes: mejores condiciones y respeto a sus derechos, pero a estas exigencias sólo se recibe represión.
    ¿Es posible que el Estado quiera garantizar la paz por medio de la violencia? No se justifica en ninguno de los casos y como dicen las consignas que se rezan en las múltiples marchas ¡Ante la represión, la organización!
    Decimos que queremos un México con igualdad, justicia, paz, respeto, legalidad entre otras exigencias, pero a quiénes exigirlas si los propios que deben procurarla son quienes nos hieren, nos niegan, nos desaparecen. Sin duda tenemos un gran compromiso con nuestros muertos y nuestros desaparecidos, lo más cerca es seguir informándonos y dando parte de lo que sucede en nuestro México lindo y querido.

    Comentado por: Marcos Murillo el 08/12/2014 a las 23:06

  • Han pasado 72 días del secuestro de 43 normalistas y 6 asesinatos ocurridos el 27 de septiembre los cuales pertenecen a la Normal Rural Isidro Burgos (Guerrero) este 7 de diciembre recibimos la información de estudios de ADN realizados en la Universidad de Innsbruck, Austria, restos óseos pertenecientes según las investigaciones del compañero normalista Alexander Mora Venancio después de esta información la cuestión es ¿Qué sigue, la consigna de la presentación con vida de 42 normalistas? No, debe seguir siendo la justicia para los 43 compañeros normalistas así como el esclarecimiento de lo ocurrido esas horas y una investigación sobre las redes criminales- gubernamentales que este hecho encierra.
    Nosotros los ciudadanos debemos buscar y exigir la justicia de que este hecho no sea otro más, ya que el Estado (municipal, estatal y federal) han demostrado en otros acontecimientos graves su falta de respuestas y de acción.
    Ahora las manifestaciones que hay de conciencia y de apoyo debemos agregar el elemento de las acciones, como rodear los palacios de gobierno, representaciones gubernamentales, cámaras legislativas y el congreso de la unión, exigir que para que tantas leyes nuevas si con solo hacer cumplir la Constitución es un buen inicio.
    Hechos ocurridos en estos últimos meses de secuestro y asesinato como los sucedidos en Ayotzinapa, Guerrero y Tlatlaya, Estado de México así como el conflicto de intereses con la llamada “casa blanca” solo vienen a reafirmar algo que se conoce que existe desde hace mucho tiempo que hay impunidad y corrupción, pero ahora está en nosotros los ciudadanos en realizar un cambio real y que los hechos ocurridos no solo queden como la noche de la tragedia de Ayotzinapa y mejor sea el día en que las instituciones de corrupción e impunidad empezaron a desmoronarse.
    Hoy sigue tan válido insistir en ¡Vivos los llevaron, vivos los queremos de regreso!

    Comentado por: Alejandro Reyes el 08/12/2014 a las 22:37

  • Es tristre saber, que las personas que elegimos para representarnos politicamente, defrauden la confianza de tanta gente que por querer tener un poco de bienestar, ciegamente ofrecen su voto de confianza a estas personas.
    La ausencia de los 43 normalistas es el reflejo de la falta de escrupulos que el Estado tiene y asi una vez mas demuestran que su interes por el pueblo es verdaderamente indiferente.

    Comentado por: ROBERTO RIVERA el 08/12/2014 a las 21:45

  • Buenas tardes, como madre y como Mexicana considero este caso es doloroso, inconcebible, rastrero, inaudito, totalmente inaceptable, como bien lo dice JORGE VOLPI, Nos deja en un grado de indefención ya no confiamos como ciudadanos en nadie en ningún tipo de Gobierno, en ninguna Institución, Nos entristece que cada vez los medios de comunicación como las televisoras de mexicanas nos ocultan las verdad, desprestigian, la información y ocultan verdades, nos envuelven en un halo de mediocridad y desinformación, las cuales nos dejan aún mas dolidos y enojados como Mexicanos, pues como madre comprendo y me es inimaginable por lo que estarán pasando todos y cada uno de los padres y parientes, amigos... que conocían a esos chicos, nos sentimos impotentes y engañados.
    México tiene que despertar y poner en marcha toda esa fuerza ciudadana, sociedad civil y concientizarnos, es un cambio doloroso, y largo no es una carrera de velocidad este cambio es una carrera de marathon, la que nos espera y no debemos olvidar que en nuestro México predomina la desigualdad,social y los estados del Sur de nuestro país de los cuales yo pertenezco a uno , son los Estados donde predomina aún mas la in equidad tanto de género como ecónomica, somos hervideros de rebeldía y motivadores de cambios.

    Comentado por: María Neivi Toledo Santiago el 08/12/2014 a las 21:42

  • Las opiniones encontradas aqui en este blog, son de pleno desconocimiento del estdo que guarda la nacion entera en cada item social; de administración de las finanzas publicas del estado de derecho del que ningun Mexicano goza gratuitamente, la situacion gerarquica de México ante otras naciones dados los tratados internacionales realizados por administraciones pasadas que dejan en plena desventaja a todo el aparato productivo; sin embargo el pueblo mexicano esta acostubrado a opinar de temas o situaciones que no conocen y mucho menos entienden por la falta de informacion real; se comienza por tomar lo unico que llega o se deja llegar a los portales de comunicacion, como la red cibernetica, television periodicos y hasta merolicos en el metro, pero inician movimientos encausados bajo logicas y lineamientos que ni siquiera razonan, no entienden que hatas ahora aunque viven en el medio en que se desarrolla esto no han aprendido que nada se mueve si no hay un interes o un beneficio, los funcionarios publicos no tienen mas informacion de la que el pueblo tiene, son instrumentos a los que solo se les da ordenes y no explicaciones, pero el verdadero problema no son ellos ni el gobierno, el daño causado a toda la nacion; pueblo, estado y territorio, lo hacemos nosotros, se lo hacemos a nuestros hijos, tu que solo te pasas leyendo sitios como este sin hacer nada, sin planear, sin convocar a tu mismo pueblo, que prefieres continuar con tus vicios y preferir soportar el como te sobajan tus gobernantes en lugar de tomar tu tiempo de ocio o descanso para organizarte y crear un movimiento socialista al estilo mexicano para buscar solucionar la situacion social que te sacaria de tu vida que da verguenza ajena, a ti que cuando llega el aguinaldo te sientes afortunado porque podras beber mas alcohol, es a ti, a quien debes reclamar, voltea al espejo si es que tienes uno y reclamate por haberle fallado a la persona mas importante de tu vida, a la que alguna vez le prometiste que serias y harias lo mejor para ella y que ahora simplemente eres un numero, un abarca, un Peña nieto que no le importa si es que mataron a 40 o a 4000 estudiantes, lo que le importa es sacar su problemita de una vez por todas para continuar con su proyecto de vender tantos derechos a la industria privada México tenga que seguir matanto a sus hijos para que cuente en el mundo, aunque sea como noticia de salvajismo, tal vez se crea que este comentario esta defasado, fuera de contexto o lo que se guste, pero siendo sinceros, te importa? en realidad te interesa esto que pasa en el pais?, faltarias a tu trabajo sabiendo que no te pagaran el dia por asistir a realizar una verdadera movilizacion politica que ponga en predicamento al gobierno? la verdad es que NO, para ti solo es una noticia mas a las que ya estas acostumbrado o como diria el expresidente mediocre Vicente FOX, estas acostumbrado y acostumbrada, a que te vale mientras te llague tu quincena y continues medio viviendo, porque eso es lo que hacian los padres y familiares de los estudiantes desaparecidos, no les importaba, les valia poco o nada que al pais se lo estivieran depredando desde el extrajero, porque si sube o baja el dolar, si llega Andres Manuel Lopez Obrador o se reelige Peña Nieto, la verdad es que no nos interesa, entonces por que te quejas? por que tanto drama? mejor buscate una silla mas comoda para que sigas contemplando la gran comedia Mexicana.

    Comentado por: HIZET RODRIGUEZ MARTINEZ el 08/12/2014 a las 21:00

  • Es deprimente ver la realidad de nuestro México, ya que los más vulnerables siempre han sido los estudiantes, basta con recordar la matanza de Tlatelolco, aquel 2 de Octubre de 1968, cuando muchos estudiantes que solo pedían justicia murieron a causa del gobierno, porque pronto serían los juegos olímpicos y Díaz Ordaz quería un México “Limpio y sin problemas”; así María de los Ángeles Pineda quiso realizar su informe de trabajo como lideresa del DIF, sin mayor problema, aquellos 43 estudiantes solo querían ser escuchados, querían como todos los mexicanos cambiar el país para ofrecerle a nuestros descendientes un mejor futuro. México vive en total oscuridad, las televisoras solo informan lo que les conviene; México se ha convertido en un cementerio ya que se encuentran más y más fosas con los supuestos cuerpos de aquellos 43 estudiantes desaparecidos. Tal parece que al gobierno se le fue de la mano este tema, no sabe cómo dar respuesta a los padres y familiares de aquellos estudiantes, todo el país está esperando a que el presidente haga frente a este problema y devuelva los cuerpos de los estudiantes. De nada sirvió que nuestros antepasado lucharan y dieran su vida por dejarnos un México libre y soberano, ya que el gobierno nos está hundiendo en la prisión de la delincuencia

    Comentado por: Tania Moreno Salazar el 08/12/2014 a las 07:07

  • El tema Ayotzinapa, es un tema que trae vueltos locos a los tres poderes en México, puesto que se ha descubierto o mejor dicho se les fue de las manos una más de sus valientes formas de poner el orden en situaciones donde saben que perderian mucho, éste es el resultado de tanta impunidad y falta de ética politica como el de poner a sus elegidos o a quíen les convenga en el poder, local, estatal o hasta federal. Hoy es el caso Ayotzinapa, actualmente lo vivimos con el presidente Enrique Peña Nieto del grupo Atlacomulco, Eruviel Avila en el Estado de México en donde no hay 43 desaparecidos, hay más, en donde el exgobernador Arturo Montiel se la pase cual turista sin que la autiridad haga algo al respecto y casos hay muchos, Ayotzinapa nos está abriendo los ojos, nos está cambiando la manera de pensar, de no ssguir como borregos y que lamentable que sea a raíz de algo tan cruel y despiadado sin escrupulos y hasta no saber nada de los 43 normalistas seguiremoss con todas las preguntas sin respuestas que menciona Jorge Volpi

    Comentado por: Ricardo Ramírez Hernández el 08/12/2014 a las 05:57

  • Es muy triste la situación que se vive no solo en Ayotzinapan sino en el país entero ver como existen este tipo de barbaridades y que el gobierno permanezca inmune ante esta situación.Que los padres no tengan una respuesta del paradero de sus hijos desaparecidos.
    No solo los padres de los desaparecidos claman justicia si no todo el pueblo de México tiene hambre de ella.

    Comentado por: Catalina Rosales Fuentes el 08/12/2014 a las 05:45

  • Ayotzinapa es el resultado de un gobierno ausente y apático, que ignora los problemas sociales el cual hemos venido arrastrando desde hace décadas. Aparte de que a la fecha las autoridades no han podido dar con los restos de la mayoría de los 43 desaparecidos, y lo cual debe ser de extrema tristeza que se tengan que buscar restos de estudiantes que fueron detenidos por los representantes de estado. Y es intolerable que los representantes del gobierno tengan tan poca empatia, que inviten a superar los hechos ocurridos en Iguala, Guerrero el 26 de septiembre pasado y da la impresión de inhumanidad por parte del jefe de estado.

    Pero como poder superar lo sucedido si no hay justicia con respecto a la desaparición forzada de los 43 normalistas, cuando las familias de estos no pueden darles santa sepultura a los restos de sus familiares cuando no existe ni siquiera información del lugar en que se encuentran estos. Como superar esto cuando a través del tiempo actos similares han quedado impunes, como superarlo si no hay ningún ente regulador del estado y que se ha visto la necesidad de un organismo de esta índole desde hace mas de una década.
    Hoy al igual que muchos mexicanos me duele ser mexicano y me duele ser estudiante porque los actos que ha llegado a cometer lo que se le ha nombrado narcogobierno es solo superado por lo visto en Auschwitz.

    Comentado por: Cristian M. Camacho Estrada el 08/12/2014 a las 04:18

  • Ayotzinapa es el resultado de un gobierno ausente y apático, que ignora los problemas sociales el cual hemos venido arrastrando desde hace décadas. Aparte de que a la fecha las autoridades no han podido dar con los restos de la mayoría de los 43 desaparecidos, y lo cual debe ser de extrema tristeza que se tengan que buscar restos de estudiantes que fueron detenidos por los representantes de estado. Y es intolerable que los representantes del gobierno tengan tan poca empatia, que inviten a superar los hechos ocurridos en Iguala, Guerrero el 26 de septiembre pasado y da la impresión de inhumanidad por parte del jefe de estado.

    Pero como poder superar lo sucedido si no hay justicia con respecto a la desaparición forzada de los 43 normalistas, cuando las familias de estos no pueden darles santa sepultura a los restos de sus familiares cuando no existe ni siquiera información del lugar en que se encuentran estos. Como superar esto cuando a través del tiempo actos similares han quedado impunes, como superarlo si no hay ningún ente regulador del estado y que se ha visto la necesidad de un organismo de esta índole desde hace mas de una década.
    Hoy al igual que muchos mexicanos me duele ser mexicano y me duele ser estudiante porque los actos que ha llegado a cometer lo que se le ha nombrado narcogobierno es solo superado por lo visto en Auschwitz.

    Comentado por: Cristian M. Camacho Estrada el 08/12/2014 a las 04:00

  • Duele por todos lados esto que pasa con México, y duele mas por ni si quiera ver o saber cual sera la luz que nos pueda alumbrar inmediatamente pues estamos años luz de que nuestra clase politica mejore, de que tengan un poquito de conciencia y autoevaluación de que lo que necesita éste pais es limpiarse y purgarse de todos sus males, desde individualmente hasta socialmente, pero sobre todo les falta mucha reflexion para darse cuenta de que los primeros con los que se debe empezar la limpieza son con ellos mismos, la clase politica.

    Comentado por: Roberto el 08/12/2014 a las 03:18

  • Resulta como lo mencionas "imposible de creer" que los seres humanos pierdan el respeto por la vida humana, el tal Abarca solo ordeno, pero que los policias municipales hayan entregado a los muchachos a las personas que los ejecutarían y que sabian lo que les sucederia, es verdaderamente escalofriante. Como dice el dicho "la realidad supera a la ficción", tal parece que la pelicula "Infierno" se queda corta con todo lo que sucede actualmente.

    Comentado por: jesus Samuel el 08/12/2014 a las 03:02

  • Es una lástima que este tipo de situaciones se vivan en nuestro país, además de la ineficacia participación del gobierno federal para resolver esta situación.

    Comentado por: Joel Palafox el 08/12/2014 a las 02:17

  • Es triste la situación que vive nuestro país, sin duda el caso Ayotzinapa ha despertado la sensibilidad de muchos mexicanos, sin embargo creo no lo suficiente, a mi parecer el caso Ayotzinapa quedará en la memoria de todos nosotros como tantos otros en la historia de México, un hecho desgarrador que los mexicanos sabremos pasar, para eso ya somos expertos. Si bien es cierto que algunos nos tomamos la molestia de informarnos sobre este caso y otros; que tal vez hemos asistido a las marchas con la insignia “vivos se los llevaron vivos los queremos”; posiblemente en charlas hablemos de ello y nuestra indignación, tristeza, molestia, enojo, frustración, por lo que sucede en México, todo esto de poco sirve.
    México no solo es el gobierno, la palabra “México” engloba un sinfín de sujetos y objetos que seguramente no terminaría de enlistar, es por ello que si México está contaminado yo también lo estoy, peor aún nosotros somos los agentes que contaminan a México, todos nosotros no somos los peces que viven en un lago contaminado, somos las sustancias que contaminan el lago, si yo fuera presidente, México no sería un mejor país, estaría en la misma situación catastrófica, porque lo único que me hace ver menos malvado que el presidente es precisamente que no soy presidente, ni gobernador, ni política, ni tengo poder, ni riqueza, pero el gen contaminador ya lo tengo.
    Estar informados, hacer o leer notas periodísticas sobre el tema, redactar un blog, hacer comentarios en un blog, dialogar sobre la indignación de la situación en México en nuestras charlas cotidianas, asistir a marchas; es lo mínimo, es prácticamente nada en comparación a lo que todos deberíamos estar haciendo para que la situación de México cambie. Desafortunadamente no tengo una respuesta a que deberíamos estar haciendo, mi gen contaminador no me permite llegar a ella, creo que todos estamos así, de lo contrario ya existiría un proyecto para la mejora, solo me queda esperar a que los hijos de los hijos de los hijos de algunos de nuestros bisnietos por obra de un milagro se convierta en un agente catalizador. Por el momento creo que seguiremos viendo, escuchando, viviendo situaciones cada vez más dolorosas.

    Comentado por: David Torres Alarcón el 08/12/2014 a las 01:14

  • Estamos inmersos en la desesperación por lo que acertadamente comenta Volpi puesto que no hay autoridad confiable a la cual acudir puesto que lo que tenemos son delincuentes en cargos públicos o servidores públicos delincuentes.
    La actitud radical respecto al capitalismo no es un pecado pues aunque estamos inmersos en un sistema capitalista siempre hay algo por hacer para poder debilitarlo. Parece un cliché estos programas televisivos llenos de falacias y demagogia, programas en los que se discute acaloradamente la situación del país sin llegar a ningún punto, el sustento teórico ya se tiene, la herramienta del internet ya se tiene, es momento de llevar las palabras a la acción, acción que solo puede ser emitida por nosotros, el pueblo.
    Estos compañeros estudiantes son mártires en esta lucha contra todo lo que está mal, mártires que aperturan, que se convierten en el detonante para la acción puesto que se enlaza una cadena de irregularidades y de delitos de gente que va alzando la mano para denunciar crímenes que no se han escuchado.
    Cuando descubren cuerpos en las fosas clandestinas y no son los estudiantes, no debemos alegrarnos solo por el hecho de que no sean los estudiantes, ahí también están enterrados cuerpos de mexicanos; y siendo más enfáticos, son cuerpos de seres humanos.
    Todos merecemos una explicación a estos acontecimientos, debemos utilizar los medios, recursos y herramientas que tenemos al alcance de manera pacífica para exigir lo que es por derecho nuestro; la justicia, la paz y que México no sirva solo como fosa clandestina.

    Comentado por: Salvador Castillo Gómez el 08/12/2014 a las 00:16

  • Jorge Volpi, resume acertadamente al final de su texto como corrupción y muerte, lo sucedido en el caso de Ayotzinapa, problema que surge por el déficit en el estado de derecho.

    Comentado por: Ismael Rosales el 07/12/2014 a las 22:36

  • Lamentable ver como el gobierno mata a su pueblo, peor aún, que a quienes mata son a sus jóvenes, pareciera que hoy en día ser estudiante y querer un cambio para obtener una vida digna y de bienestar es un delito merecedor de muerte, pero no cualquier muerte, no, lleva todo un proceso, te identifican, te golpean, te desaparecen, te torturan, te matan y por si fuera poco de la manera mas vil e inhumana te arrojan a fosas clandestinas con pilas de cadáveres ya en descomposición, pero eso no es lo peor, lo peor es que tu cuerpo queda en un estado tal que a tu familia le es casi imposible identificarte, eso, si hayan tu cuerpo, ya que muchas familias no tienen ni siquiera la oportunidad de hacer su duelo por rehusarse a creer que su familiar fue victima de el ataque de las autoridades hasta no ver su por si mismos su cuerpo (o lo que queda de el). Lo que no logro entender, como es posible que nuestro sistema de gobierno se haya sumergido tanto en una corrupción tal que los crímenes mas atroces quedan impunes, donde los criminales se vuelven políticos, donde el mas mentiroso e idiota se vuelve presidente, Ayotzinapa y muchos pero muchos casos mas son muestra de que México es un Estado fallido en donde a quien le tienes que temer es a la autoridad.

    Comentado por: Noemí Victoria el 07/12/2014 a las 06:43

  • Es triste y lamentable lo que como país estamos viviendo, es triste y lamentable tantas preguntas sin respuesta, es triste y lamentable la desaparición de 43 jóvenes, si muy triste y mucho, mucho más lamentable lo que como sociedad estamos haciendo o dejando de hacer al convertirnos en simples espectadores, que en efecto mientras toda esta delincuencia, violencia, injusticia deshumanización no me toque me quede como sujeto pasivo ante el sufrimiento e incertidumbre de las familias de todos estos estudiantes, pasivo ante los hechos diarios, viendo como por el gobierno no solo de Ayotzinapa sino quizá de muchos más poblados desfilan personajes coludidos con el narcotráfico y más, que para seguir cuidando de sus intereses se sigan callando voces de personas que no hacen mas que buscar una vida mejor, una vida digna e igualdad, que no hacen más que gritar “basta, basta” a tanta impunidad , “basta buscamos y luchamos por una vida mejor”.

    Comentado por: Yolanda Pichardo el 07/12/2014 a las 03:05

  • La redacción detallada y explicíta del autor Jorge Volpi desenmascara la realidad experimentada tras la masacre de los 43 normalistas. El autor nos recuerda que hoy día acentuamos aún más el cáracter de interes por todas las cuestiones sociales que engloban temas como: violencia, desigualdad, discriminacion, intolerancia. Como bien han mencionado los diversos comentaristas "estamos cansados de esta situacion politica y social", "La politica solo a favor de unos cuantos". Estoy de acuerdo pero no podemos quedarnos cruzados de brazos replicando frases de odio.
    Propongo que hoy más que en años anteriores, nos informemos con la finalidad de crear un argumento y pensamiento propio y sólido, que en elecciones locales, federales y nacionales recordemos que la historia se escribe por nosotros y con nosotros, por nuestro voto. A favor de las elecciones del 2015; pensemos por quien vamos a votar y hagamos valer nuestra voz por la vía legal.

    Comentado por: Kevin Llanos el 06/12/2014 a las 03:50

  • El pueblo de México vive en una total apatía,cada uno de nosotros nos limitamos a ser observadores, no queremos vernos inmersos en lo que sucede a nuestro alrededor mientras directamente no nos afecte, lo sucedido en ayotzinapa, es una consecuencia de lo que como sociedad hemos creado y permitido,no se quien tiene más culpa, quien lo hace o quien permite se lo hagan,el estado, esto es los tres poderes de la unión, están de acuerdo solo en satisfacer sus necesidades, enriqueciéndose y empobreciendo al pueblo pero es muy lamentable ver, que afuera del metro del Distrito Federal, hay representantes de algún partido regalando playeras, plumas, gorras etc y la gente con tal de obtener esta dádiva entregan su credencial de elector entregando con ello, que el partido en cuestión siga teniendo el mínimo de gente requerido para tener representación en las cámaras y presupuesto, la misma historia de siempre (regalan espejitos), ayotzinapa duele porque eran parte del futuro de este país, pero también duele la apatía, la indiferencia, duele que solo unos cuentos se enfrenten al sistema, que quiere contenernos reprimidos y temerosos,pero en México las desapariciones forzadas están a la orden del día, los presos de conciencia son muchos, espero que con el paso del tiempo este hartazgo se haga generalizado y ya no permitamos que los zánganos se enriquezcan a costa del esfuerzo del obrero, asalariado, del proletariado, de todo aquel que quiere salir adelante trabajando, esforzándose por tener una mejor vida.

    Comentado por: EUMARHER@HOTMAIL.COM el 06/12/2014 a las 03:36

  • El pueblo de México vive en una total apatía,cada uno de nosotros nos limitamos a ser observadores, no queremos vernos inmersos en lo que sucede a nuestro alrededor mientras directamente no nos afecte, lo sucedido en ayotzinapa, es una consecuencia de lo que como sociedad hemos creado y permitido,no se quien tiene más culpa, quien lo hace o quien permite se lo hagan,el estado, esto es los tres poderes de la unión, están de acuerdo solo en satisfacer sus necesidades, enriqueciéndose y empobreciendo al pueblo pero es muy lamentable ver, que afuera del metro del Distrito Federal, hay representantes de algún partido regalando playeras, plumas, gorras etc y la gente con tal de obtener esta dádiva entregan su credencial de elector entregando con ello, que el partido en cuestión siga teniendo el mínimo de gente requerido para tener representación en las cámaras y presupuesto, la misma historia de siempre (regalan espejitos), ayotzinapa duele porque eran parte del futuro de este país, pero también duele la apatía, la indiferencia, duele que solo unos cuentos se enfrenten al sistema, que quiere contenernos reprimidos y temerosos,pero en México las desapariciones forzadas están a la orden del día, los presos de conciencia son muchos, espero que con el paso del tiempo este hartazgo se haga generalizado y ya no permitamos que los zánganos se enriquezcan a costa del esfuerzo del obrero, asalariado, del proletariado, de todo aquel que quiere salir adelante trabajando, esforzándose por tener una mejor vida.

    Comentado por: María Eugenia Hernández García el 06/12/2014 a las 03:26

  • Me gustaría retomar esta frase “El Fanatismo es a la superstición lo que el delirio es a la fiebre, lo que la rabia es a la cólera. El que tiene éxtasis, visiones, el que toma sus sueños por realidades y sus imaginaciones por profecías es un entusiasta; aquel que sustenta su locura mediante asesinatos es un fanático”Voltaire (1694-1778)
    Es en verdad preocupante la situación en México. Resulta difícil pensar que no haya un futuro feliz para la sociedad en nuestro país. La capacidad de resistencia se vuelve muy vulnerable cuando se está enfrentando a un gobierno que sabe sacar partido a su favor de cualquier desventura contra el pueblo. Es cierto, estamos hartos de lo que pasa en México, y no quiero ser fatalista, (quiero creer que nuestras indignaciones, protestas, y todo activismo contra la represión y las políticas contrarias al desarrollo eficaz de México, tengan buenos resultados), pero todo lo que ha sucedido después de manifestaciones masivas aquí y en otras partes del mundo llegue a ser infructuoso. Hace cuestionarme quienes son los que se encargan de éste circo, son entidades siniestras que no alcanzamos a percibir por tratarse de alguien “inofensivo” y que tiene la apariencia de ser un “benefactor”. Finalmente retomamos lo obviedad de la realidad social que vive el país que esta serie de actos va muchísimo más allá del alcalde y su esposa; esto salpica hasta la presidencia de la República y el gabinete civil y militar. Todos ellos están coludidos con el narco.

    Comentado por: Lizeth Hernandez Ceballos el 06/12/2014 a las 02:23

  • Me gustaría retomar esta frase “El Fanatismo es a la superstición lo que el delirio es a la fiebre, lo que la rabia es a la cólera. El que tiene éxtasis, visiones, el que toma sus sueños por realidades y sus imaginaciones por profecías es un entusiasta; aquel que sustenta su locura mediante asesinatos es un fanático”Voltaire (1694-1778)
    Es en verdad preocupante la situación en México. Resulta difícil pensar que no haya un futuro feliz para la sociedad en nuestro país. La capacidad de resistencia se vuelve muy vulnerable cuando se está enfrentando a un gobierno que sabe sacar partido a su favor de cualquier desventura contra el pueblo. Es cierto, estamos hartos de lo que pasa en México, y no quiero ser fatalista, (quiero creer que nuestras indignaciones, protestas, y todo activismo contra la represión y las políticas contrarias al desarrollo eficaz de México, tengan buenos resultados), pero todo lo que ha sucedido después de manifestaciones masivas aquí y en otras partes del mundo llegue a ser infructuoso. Hace cuestionarme quienes son los que se encargan de éste circo, son entidades siniestras que no alcanzamos a percibir por tratarse de alguien “inofensivo” y que tiene la apariencia de ser un “benefactor”. Finalmente retomamos lo obviedad de la realidad social que vive el país que esta serie de actos va muchísimo más allá del alcalde y su esposa; esto salpica hasta la presidencia de la República y el gabinete civil y militar. Todos ellos están coludidos con el narco.

    Comentado por: Lizeth Hernandez Ceballos el 06/12/2014 a las 02:23

  • Es muy lamentable lo ocurrido en Ayotzinapa, pero es deplorable que todos los órdenes de gobierno más nosotros como sociedad civil hagamos caso omiso a la problemática. Es más d
    Ante todo conflicto hay que empezar con las corresponsabilidades, los vicios y las necedades.
    Nos hemos naturalizado de los actos violentos y corrupción lo cual se nos ha convertido en apatía, olvidándonos del bien común, por el contrario hemos caído en extremos de individualidad o bien de que la culpa la tienen todos menos yo... eso no justifica la barbarie del tema central, pero si invita a la reflexión de que es lo que hacemos, como lo hacemos y que tan congruente somos por actuar y no solo en el decir de la ética o la moral.

    Sin duda en México estamos en crisis general, estamos oprimidos pero más aún estamos inconformes y ciegos con uno mismo que no confiamos en que para cambiar al país no gira en los gobiernos sino en la productividad, exigencia, congruencia y humanidad de cada uno de nosotros con el firme objetivo de mejorar nuestra calidad de vida y por ende nuestro bienestar de la familia y de la sociedad.

    Comentado por: Hector Aquino Diaz el 05/12/2014 a las 21:54

  • Tengo amigos y familia en Guerrero. Lugares que están alejados de muchos servicios, perfectos para labores dignas del anonimato. Si bien los normalistas no gozaban de buena reputación, eso no los hace merecedores de que otra autoridad haga de las suyas aplicando la ley del más fuerte. Y precisamente uso la palabra "autoridad" la cual dista mucho de aplicar su marco regulatorio. Espero que los deudos encuentren paz y que este evento atroz no sea olvidado pronto como muchos de los eventos que suceden en México, este México que tanto a aguantado.

    Comentado por: Víctor Alejandro Garduño Villagómez el 05/12/2014 a las 07:44

  • El caso Ayotzinapa ya se está olvidando, como todo, se hacer ver que estamos en el país de todo puede pasar o hacer y no se castiga. Por qué no se informa del proceso del ex-Pte. municipal y su mujer. Por qué no nos hacen caso, pero también por qué olvidamos tan pronto. Hasta hace un mes teníamos tantos sentimientos, tanta vergüenza con la comunidad internacional.
    Con todo lo que está pasando, a muchas personas nos queda retomar los valores humanos de respeto por la vida, por las diferentes opiniones y reafirmar con nuestra familia el actuar con buenos principios, sin olvidar el compartir y ayudar a los semejantes.

    Comentado por: Mari Morales el 05/12/2014 a las 04:40

  • En mi opinión el caso Ayotzinapa nos muestra, entre muchos otros problemas, dos que son muy graves y conocidos en México: el de la corrupción y la impunidad, mismos que caracterizaron al gobierno de José Luis Abarca desde su principio, lo que resulta increible es que la clase política aún sabiendo de ese problema en Iguala ¡no hubiera hecho nada!Esto nos demuestra hasta que punto México necesita de nuestra ayuda para exigir un cambio real, no discursos políticos vacios, sino un proyecto de reforma real que impida que los narcos ocupen puestos de servidores públicos e incluso de gobernantes.

    Comentado por: Juan Carlos Díaz Martínez el 05/12/2014 a las 00:58

  • Desde mi punto de vista, este caso fue solo consecuencia de la descalificacion que hicieron los medios de comunicacion al servicio del gobierno federal, particularmente Televisa y TV Azteca, eso a traves de los medios, la descalificacion de los gobiernos federal y estatal, asi q solo consecuencia de lo mismo, es increible que ante esta situacion, la poblacion rural permanezca apatica ante todo lo que pasa en nuestro pais.

    Comentado por: Dalila del Rosario Chan Ibañez el 04/12/2014 a las 23:54

  • El caso de Ayotzinapa es un tema que nos incumbe a todos como sociedad, tanto gobierno como ciudadanía. Por un lado, el gobierno federal, estatal y local debe aceptar su culpabilidad en los hechos suscitados el 26 de septiembre ya que fue la policía municipal, que pertenece a todo un sistema de gobierno, quien entregó a los estudiantes a un grupo criminal. Pero nosotros como ciudadanos también tenemos un grado de culpabilidad, porque no exigimos cuentas a los gobernantes, no nos involucramos en la toma de decisiones, no votamos, entre otros derechos que no aprovechamos para poder cambiar en algo el país en el que vivimos. Espero que este caso nunca se vuelva a repetir y que nos sirva para despertar como sociedad.

    Comentado por: Andrea Tosales Hernández el 04/12/2014 a las 21:56

  • Desgraciadamente Ayotzinapan si vive una gran desolación y nadie tiene respuestas para tantas preguntas que hay en el aire y no nada mas en el estado de Guerrero si no también en todo el país, aunque parezca increíble es cierto que aun con todos los medios de comunicación que tenemos principalmente las redes sociales, nuestros gobernantes hagan y deshagan a su gusto.
    Y si bien es cierto como comentaban anteriormente que dentro de lo malo, lo bueno es que todo esto nos ha dejado una unión no solo de estudiantes si no de la sociedad en general, incluso a nivel internacional que la gente se ha solidarizado con nuestro país.
    Esperando algún día lleguen esas respuestas y mejore la situación del país, mientras tanto tenemos que crear conciencia en nuestras futuras generaciones, inculcándoles muchos valores que en la sociedad se han perdido.

    Comentado por: Lizbet M.G. el 04/12/2014 a las 19:38

  • El caso Ayotzinapa en el estado de Guerrero ha sido una de las masacres de estudiantes en México más grandes de la primera mitad del siglo XXI, muertos 6 personas el 26 de septiembre del 2014 y desaparecido 43 estudiantes de los cuales no hay rastro alguno. Soy del estado de Guerrero y le duele no solo al estado sino al país por lo que está pasando, esto ha llegado a nivel mundial y gracias a las redes sociales las personas se están solidarizando con nuestro país. El gobierno no encuentra una solución, la sociedad está desesperada, los partidos políticos se culpan los unos a los otros. El país Mexicano que conocíamos hace unos meses murió el día 26 de septiembre, a partir de esta fecha nadie volverá a verla de la misma forma. Pero lo importante que nos dejó esta masacre fue nuestra unión como estudiantes, profesores, servidores públicos, sociedad en general que juntos podemos hacer que cosas como estas no vuelvan a suceder y lo demostramos por medio de nuestras marchas pacíficas.

    Comentado por: Jesús Hernández Jerónimo el 04/12/2014 a las 04:43

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

(México, 1968). Es autor de las novelas La paz de los sepulcros, El temperamento melancólico y En busca de Klingsor (premios Biblioteca Breve y Deux Océans-Grinzane Cavour). Con ella inició una "Trilogía del siglo XX", cuya segunda parte es El fin de la locura y la tercera No será la Tierra. También ha escrito las novelas cortas reunidas en el volumen Días de ira, así como Sanar tu piel amarga, El jardín devastado y Oscuro bosque oscuro. Es autor de los ensayos La imaginación y el poder, La guerra y las palabras, Mentiras contagiosas (Premio Mazatán al mejor libro del año 2008), El insomnio de Bolívar (Premio Debate-Casa de América 2009) y Leer la mente. En 2009 obtuvo el Premio José Donoso de Chile por el conjunto de su obra. Ha sido profesor en las universidades de Emory, Cornell, Las Américas de  Puebla, Pau, Católica de Chile, Nacional Autónoma de México y Princeton. Ha sido becario de la Fundación Guggenheim y miembro del Sistema Nacional de Creadores de México. Ha sido condecorado como Caballero de la Orden de Artes y Letras de Francia y con la Orden de Isabel la Católica de España. Fue director de Canal 22 entre 2007 y 2011. Es colaborador de los periódicos Reforma y El País. Sus libros han sido traducidos a veinticinco idiomas. En 2012 recibió el premio Planeta-Casa de América por su novela La tejedora de sombras. En 2014, publica su novela Memorial del engaño en América Latina y España y, para el año 2015, estará publicada en Brasil, Portugal, Italia y Francia. Actualmente es director general del Festival Internacional Cervantino. 
 

Bibliografía

Memorial del engaño (2014). Ediciones Alfaguara, España

Leer la mente (2011). Ediciones Alfaguara, España

No será la tierra (2006). Ediciones Alfaguara, España

Dos novelistas poco edificantes (2004). Volpi, Jorge; Urroz, Eloy. Algaida Editores, España

Geometric intimacies. Sebastián Sculptor (2004). Ediciones Turner, España

Geometría emocional. Sebastián escultor (2004). Ediciones Turner, España

La guerra y las palabras (2004). Editorial Seix Barral, España

El fin de la locura (2003). Editorial Seix Barral, España

Desafíos de la ficción (2002). Volpi, Jorge, [et. al.] Universidad de Alicante. Servicio de Publicaciones, España

En busca de Klingsor (2000). Círculo de Lectores, España

El juego del apocalipsis: un viaje a Patmos (2000). Nuevas Ediciones de Bolsillo. España

Tres bosquejos del mal (2000). Urroz, Eloy; Padilla, Ignacio; Volpi, Jorge. El Aleph Editores, España

 

 

 

 

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2019 | c/ Méndez Núñez, 17 - 28014 Madrid | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres