PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

sábado, 19 de septiembre de 2020

 Río Fugitivo / Blog de Edmundo Paz Soldán

Vargas Llosa total

Hace algunos años se hizo una encuesta para elegir la mejor novela peruana del siglo XX. Cuando leí la noticia, me sorprendió descubrir que no había ganado Mario Vargas Llosa. Luego entendí la razón: seis de sus novelas estaban entre las diez finalistas. El jurado había dividido sus votos. La obra de este escritor es tan vasta, tan ambiciosa, tan diversa, que es imposible quedarse con un solo libro. Están, entre otros, La ciudad y los perros, con sus adolescentes intensos y el microcosmos asfixiante de un colegio militar que sirve para dar cuenta de las estructuras opresivas de toda una sociedad; La casa verde, que se atreve, exuberante, a soñar la novela total, a urdir un mundo y una geografía complejos en los que entran monjas y aventureros; Conversación en la Catedral, con su monumental estructura narrativa, una radiografía completa de cómo el poder es capaz de corromper todos los sectores de una sociedad; la apocalíptica La guerra del fin del mundo, que demuestra que, a veces, los sueños de la razón de Estado y los del fanatismo religioso pueden terminar mordiéndose la cola; La entrañable La tía Julia y el escribidor, que recupera al melodrama para la gran literatura; La fiesta del Chivo, un thriller político y también una de las mejores "novelas del dictador" que se han escrito. Están los ensayos, las novelas cortas, el teatro, los cuentos, sus memorias...

En los años noventa, los escritores que nos iniciábamos en América Latina encontramos un modelo en la literatura de Vargas Llosa. De todos los escritores del Boom, nos parecía que era el más completo y que su influencia podía disimularse mejor que la de García Márquez. Su realismo bebía de las fuentes decimonónicas (Flaubert, Victor Hugo) pero se abría a las grandes innovaciones formales del siglo XX (Joyce, Faulkner) y permitía escribir novelas de corte social sin que uno se sintiera obsoleto o panfletario. Al mismo tiempo, en esa década, la gran mayoría rechazó una faceta vargasllosiana, la del intelectual público que interviene constantemente en los grandes debates de su tiempo; atraía más el estilo del escritor norteamericano, que se dedicaba en privado a su obra y casi no intervenía en la esfera pública. También hubo un distanciamiento con respecto a sus posturas cada vez más liberales.

La década pasada le perteneció al huracán Bolaño. Apareció una nueva generación latinoamericana que rechaza la idea de la "novela total" y defiende, por un lado, estéticas minimalistas, y por otro está embarcada en proyectos menos deudores del tronco principal del realismo. Así, daba la impresión de que Vargas Llosa comenzaba a correr la misma suerte que García Márquez hace quince años: la de un escritor muy leído y admirado, pero que ya había dejado de hacer escuela. Sin embargo, mi intuición es que los fervorosos bolañianos de hoy son también, aunque a veces no lo sepan, vargasllosianos (2666 cumple todos los requisitos novelescos del escritor hispano-peruano). Y que la influencia también existe cuando uno es un antimodelo: así como García Márquez mostraba estar muy presente cada vez que un escritor joven atacaba todo lo que significaba Macondo, hoy Vargas Llosa está muy presente en cada escritor joven que rechaza la idea de la "novela total". Con el premio Nobel que se le acaba de conceder, estará aun más presente.

(Letras Libres, 7 de octubre 2010)

[Publicado el 07/10/2010 a las 23:00]

Compartir:

Comentarios (5)

  • para la proxima di que Vargas LLosa es peruano y punto, nada de huevadas de hisopano-peruano, ni un español se cree que vargas llosa es español...

    Comentado por: Giancarlo el 11/12/2010 a las 07:17

  • cuando VLL dijo "yo soy el perú", me invadió un estremecimiento. Estaba Vargas repitiendo la frase malhadada de Valdelomar en el Palais Concert del centro de Lima, a incios del siglo XX? Se arrogaba el arequipeño la condición de totalidad de la peruanidad? Los medios han querido leer la frase en clave de "no agüemos la fiesta". pero a mí me sonó a un lapsus, grave.

    Comentado por: diego giraldo el 15/10/2010 a las 07:34

  • puahgggggggggggg!:TERCER-MUNDO

    Comentado por: michele corleone el 08/10/2010 a las 16:49

  • no solamente en literatura, también en las otras artes, en ocasiones puede darse, y se da, una fuerte oposición entre la obra, el nivel y la calidad de la obra, y el creador, la persona y la personalidad del creador
    pude darse el caso, se ha dado de una obra generalmente admirada, y el autor que suscita encendidas simpatías, y también todolocontrario
    lo más penoso, quizá, sea el que muchos de los de a pie perdemos el sentido de las proporciones, y nos permitimos descalificar a los más grandes, porque no son de nuestras preferencias personales; y viceversa : descalificamos a los que otorgan determinados galardones, porque no se apresuran a actuar como queremos
    y se hace un lobby feroz; no por los de a pie, claro, sino por los de siempre, para imponer, no el merecido reconocimiento a la obra, sino el brillo del autor, cercano a determinadas posiciones
    en fin...
    once castellanoparlantes
    por cierto : sudacas 6, hispanacas 5

    Comentado por: jbv a 10.710 km el 08/10/2010 a las 15:06

  • Muy bueno tu comentario. Hoy ha sido un día muy feliz para mí al enterarme de que le habían dado el Premio Nobel a Vargas Llosa. Yo creo que se lo merecía desde hace años pero que, dadas las inclinaciones ideológicas de la Academia sueca, distintas a las de Vargas Llosa, se lo negaban año tras año.Ya casi había perdido las esperanzas y temía que se repitiera la historia de Borges.¡Pues ahora al fin se hizo justicia! Vargas Llosa es uno de mis escritores favoritos. Gracias a él y la Tía Julia, que me cayó en manos de casualidad, regresé al hábito de la lectura de ficción, que había abandonado durante ocho años para estudiar inegniería y luego hacer un MBA. Luego leí varias de sus novelas y ensayos, pero aún me falta bastante. Es que este hombre, aparte de ser un escritor talentosísimo, es un trabajador incansable (hoy estaba bien despierto al recibir el llamdo de la academia, preparanod una clase) y su obra es vastísima. Ya nos regalará una nueva novela que saldrá en un par de meses y que no veo la hora de poder leer. Comparto totalmente tu análisis de la escritura de Vargas Llosa y su acercamiento a la novela como un 'total' en el que se puede apreciar la línea de influencia de Flaubert y de Faulkner (yo agregaría a Victor Hugo y Onetti. Espero que te acerques a Princeton, que no te queda tan lejos, a saludarlo y felicitarlo y de paso le des un abrazote de sus fans argentinos.

    Comentado por: Stiffelio el 07/10/2010 a las 23:23

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Edmundo Paz Soldán (Cochacamba, Bolivia, 1967) es escritor, profesor de literatura latinoamericana en la Universidad de Cornell y columnista en medios como El País, The New York Times o Time. Se convirtió en uno de los autores más representativos de la generación latinoamericana de los 90 conocida como McOndo gracias al éxito de Días de papel, su primera novela, con la que ganó el premio Erich Guttentag. Es autor de las novelas Río Fugitivo (1998), La materia del deseo (2001), Palacio quemado (2006), Los vivos y los muertos (2009), Norte (2011), Iris (2014) y Los días de la peste (2017); así como de varios libros de cuentos: Las máscaras de la nada (1990), Desapariciones (1994) y Amores imperfectos (1988).

Sus obras han sido traducidas a ocho idiomas y ha recibido galardones tan prestigiosos como el Juan Rulfo de cuento (1997) o el Naciones de Novela de Bolivia (2002).

Bibliografía

Los días de la peste (2017) 

 

 

 

Iris (2014). Alfaguara

 

 

Portada 'Los vivos y los muertos' 

Norte (2011). Mondadori

 

 

Billie Ruth (2012). Páginas de Espuma

 

 

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres