PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

sábado, 24 de agosto de 2019

 Río Fugitivo / Blog de Edmundo Paz Soldán

Seth y el comic como una de las bellas artes

Hace un par de semanas, en la feria del libro de Vancouver, tuve la oportunidad de asistir a una "conversación" entre Douglas Coupland y Seth. Había leído poco de Coupland, pero la pasión que le tenían algunos escritores de mi generación me llamó a la curiosidad. Una vez que se inició el diálogo, sin embargo, fui descubriendo que en realidad se trataba de una entrevista de Coupland a Seth. Una pareja a mi lado se sentía engañada; no hubiera asistido si los organizadores llamaban a las cosas por su nombre, querían escuchar a Coupland, no a Seth. ¿Quién diablos era  ese canadiense excéntrico, vestido como si hubiera salido de una película de Chaplin?

A mí Seth me cautivó desde que hizo su aparición en el escenario. A medida que pasaban los minutos, me fui enterando de que estaba ante un grande del comic contemporáneo: sus dibujos habían sido portada del New Yorker, sus relatos gráficos serializados en el New York Times. Pertenecía, junto a Chester Brown y Joe Matt, a una triada de canadienses asociados a la editorial Drawn & Quarterly, que revolucionó el comic alternativo en la década del noventa, con historias algo autobiográficas y autoreferenciales. Además, había ganado el prestigioso premio Eisner el 2005.

Lo que me llamó la atención de Seth fue su clara convicción de que los comics pertenecen a la cultura alta. No hay en él la idea de que los comics son arte pop, materiales "bajos" que, en un gesto posmo, pueden tener el mismo nivel que los de la cultura "alta". De hecho, Seth desdeña el arte pop (con algunas excepciones de la primera mitad del siglo XX). Tampoco hay en él esa idea de que, gracias a la animación en el cine y a la cada vez mayor importancia de la cultura visual, los dibujantes de comics tienen el futuro asegurado. Para él, la animación es lo opuesto a los comics: los comics son un arte que debe producir movimiento a través de cuadros estáticos, y ocupan un lugar diferente, minoritario. Un tipo de comics, el de los superhéroes de Marvel y compañía, no le interesa mucho: "Las películas idiotas de Hollywood se deben al encuentro de los guiones de superhéroes con los efectos especiales". En su postura radical, no dijo qué opinaba de grandes de la animación contemporánea como Miyazaki.

El mundo de Seth está marcado por la nostalgia. Seth suele narrar un momento que evoca otro que ya se ha ido; hay un sentido de la historia que trata en vano de sostenerse ante el avance incontenible del tiempo. Clyde Fans es la historia de los hermanos Matchcard; uno de ellos, Abe, es dueño de una compañía de ventiladores y el otro, Simon, un viajante de comercio fracasado. Los avances tecnológicos han tornado obsoleta a la companía, y Abe se lamenta ante las oportunidades perdidas. Su monólogo muestra su quieto desasosiego, la sensación de que "algo del sabor de otros tiempos y otra gente... se ha perdido". Simon, mientras tanto, intenta vender ventiladores. Su poético y alienado deambular por la ciudad recuerda ciertas páginas del Auster de La ciudad de cristal.

No pasan muchas cosas en Clyde Fans, lo cual es raro para los que estamos acostumbrados a relacionar a los comics con la acción continua. La historia es un ejemplo perfecto de lo que entiende Seth como lo esencial para un dibujante de comics: el lograr que un personaje, a través de las diferentes viñetas, se mueva de un lugar a otro. Un arte estático produce movimiento, pero el de Seth es, sobre todo, el de la desolada intimidad de sus personajes. Hay pocos colores y pocos gestos, pero no importa: el efecto acumulativo de la historia es similar al de una novela. La práctica demuestra lo que sugiere la teoría de Seth: en sus manos, y en las de otros como Chris Ware y Allison Bechdel, el comic ha alcanzado su madurez artística.

La Tercera, 16 de noviembre 2009

[Publicado el 16/11/2009 a las 05:52]

Compartir:

Comentarios (6)

  • Edmundo:
    Hoy me topé, mientras leía el ensayo de Jorge Volpi, El insomnio de Bolívar, con tu nombre y una referencia hecha hacía tu persona por Roberto Bolaño, al cual sí he leído.
    Y como reconozco el buen juicio literario de Volpi, me dediqué a ver qué onda contigo y con tu obra. Leí algunas de tus reseñas, y sus comentarios. Me gustan son de diversa temática.
    Ya buscaré algo tuyo y te escribiré.
    Mientras doy fe de que la tecnología, en la Web, permite encuentros, discusiones, terapias, leer y escribir.
    Mucho gusto y hasta pronto.

    Comentado por: Patricia Montaño el 26/11/2009 a las 20:45

  • Edmundo:
    Hoy me topé, mientras leía el ensayo de Jorge Volpi, El insomnio de Bolívar, con tu nombre y una referencia hecha hacía tu persona por Roberto Bolaño, al cual sí he leído.
    Y como reconozco el buen juicio literario de Volpi, me dediqué a ver qué onda contigo y con tu obra. Leí algunas de tus reseñas, y sus comentarios. Me gustan son de diversa temática.
    Ya buscaré algo tuyo y te escribiré.
    Mientras doy fe de que la tecnología, en la Web, permite encuentros, discusiones, terapias, leer y escribir.
    Mucho gusto y hasta pronto.

    Comentado por: Patricia Montaño el 26/11/2009 a las 20:43

  • Edmundo, hoy te conocí, por una mención de Jorge Volpi hacia tu persona en su ensayo El insomnio de Simón Bolívar. Te empiezo a leer en las reseñas que haces y me gusta lo que leo. Reconozco en Volpi el buen juicio literario y político. Espero encontrarme pronto con alguna de tus obras y ya te escribiré.
    Mientras tanto doy fe de que la lectura apoyada en la tecnología libra distancias, relaciona personas, hace pensar, buscar, leer y escribir.
    Mucho gusto.

    Comentado por: Patricia Montaño el 26/11/2009 a las 20:38

  • Antón y Gonzalo B., gracias por los comentarios. Ya tengo Sprott, buscaré It's a Good Life.

    Comentado por: edmundo el 25/11/2009 a las 06:48

  • It's a Good Life if you Don't Weaken es muy buena. Del trío Seth-Brown-Matt, me parece que Seth es el que ha creado los cómics más duraderos. Junto con Asterios Polyp de Mazzuchelli y Logicomix (biografía de Bertrand Russell), creo que George Sprott es de lo mejor en novelas gráficas aparecidas este año.

    -Gonzalo B.
    sweethomealameda.blogspot.com

    Comentado por: Gonzalo B el 16/11/2009 a las 18:07

  • Siendo lector y admirador de Seth no puedo coincidir en su análisis en cuanto a la pertenencia del cómic a la "cultura alta" al parecerme ésta una categoría obsoleta e inútil. Hay detrás de estas etiquetas una visión jerarquizadora y un pretexto elitista que niega lo que a mi modo de ver es lo fundamental de la cultura: su condición de punto de encuentro entre visiones, entre disciplinas, medios y géneros. Por tanto, su condición esencialmente impura.

    Tras una reciente reedición en España de "La vida es buena si no te rindes", sale ahora "George Sprott", ambas de Seth. Altamente recomendables ambas.

    Comentado por: Antón el 16/11/2009 a las 10:21

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Edmundo Paz Soldán (Cochacamba, Bolivia, 1967) es escritor, profesor de literatura latinoamericana en la Universidad de Cornell y columnista en medios como El País, The New York Times o Time. Se convirtió en uno de los autores más representativos de la generación latinoamericana de los 90 conocida como McOndo gracias al éxito de Días de papel, su primera novela, con la que ganó el premio Erich Guttentag. Es autor de las novelas Río Fugitivo (1998), La materia del deseo (2001), Palacio quemado (2006), Los vivos y los muertos (2009), Norte (2011), Iris (2014) y Los días de la peste (2017); así como de varios libros de cuentos: Las máscaras de la nada (1990), Desapariciones (1994) y Amores imperfectos (1988).

Sus obras han sido traducidas a ocho idiomas y ha recibido galardones tan prestigiosos como el Juan Rulfo de cuento (1997) o el Naciones de Novela de Bolivia (2002).

Bibliografía

Los días de la peste (2017) 

 

 

 

Iris (2014). Alfaguara

 

 

Portada 'Los vivos y los muertos' 

Norte (2011). Mondadori

 

 

Billie Ruth (2012). Páginas de Espuma

 

 

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2019 | c/ Méndez Núñez, 17 - 28014 Madrid | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres