PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

miércoles, 28 de junio de 2017

 Río Fugitivo / Blog de Edmundo Paz Soldán

Elmer Mendoza, nuestro guía en Culiacán

Hace un par de años leí por primera vez a Elmer Mendoza. Su novela Balas de plata (2007) acababa de ganar el premio Tusquets, y me tocó reseñarla. Recuerdo mi sorpresa al terminar los capítulos iniciales: la novela parecía escrita en un idioma que no conocía (había párrafos enteros que no entendía). Mientras los puristas se enfocaban en los Estados Unidos y en el spanglish como fuente de "corrupción" del castellano, el verdadero cambio radical estaba ocurriendo en la literatura del norte de México. Porque Mendoza, claro, había leído a ese gran estilista que es Daniel Sada (aunque sus mundos narrativos difieren bastante, estaba el ejemplo, el gesto, la obsesión por el entramado lingüístico de un texto). Un cambio, agrego, que le hace bien a nuestra narrativa: como dice el crítico Christopher Domínguez Michel, los escritores "bárbaros" del norte de México eran vistos con desconfianza hace un par de décadas, pero hoy se han convertido o se están convirtiendo en clásicos.  

Acabo de leer dos novelas policiales más de Mendoza: Un asesino solitario (1999) y El amante de Janis Joplin (2001). Mi primera impresión ha quedado reafirmada: pese a instalarse en un género supuestamente "menor", este escritor nacido en Culiacán en 1949 no tiene deseo alguno de hacerle la vida fácil al lector. El que no conozca ciertos códigos locales estará perdido durante un buen número de páginas (sé de lectores impacientes que han abandonado rápidamente la lectura). Mendoza no recrea de manera general el habla del norte de México, ni siquiera el del estado de Sinaloa; lo suyo es muy específico: su enfoque es el dialecto del mundillo del narcotráfico en Culiacán.

Por supuesto, se trata de una recreación estilizada: los personajes de Elmer Mendoza hablan sobre todo como otros personajes de Elmer Mendoza (de la misma manera, los habitantes de la sierra peruana no hablan como en las novelas de José María Arguedas). En Un asesino solitario, el lenguaje del sicario narrador es un verdadero tour de force: "Durante el año tres meses y diecisiete días que llevamos camellando juntos te he estado wachando wachando y siento que eres un bato acá, buena onda, de los míos, no sé cómo explicarte, es como una vibra carnal, una vibra chila..."

Todos estos juegos con el lenguaje no son gratuitos; permiten que Mendoza sea el guía necesario para adentrarse en el sórdido y violento mundo del narcotráfico del norte de México, el cual no está para nada desligado de lo que ocurre en el resto del país, y de hecho lo impregna con su manera barata de entender la vida (el narrador de Un asesino solitario tiene como objetivo matar a un candidato a la presidencia). En El amante de Janis Joplin, Mendoza va desgranando la forma en que hasta los más inocentes caen en el negocio, las relaciones corruptas entre la policía y los traficantes, las componendas de la prensa, el culto religioso de Malverde (el santo de los narcos), y nos entrega una visión nada romántica de la condición humana. La novela, situada a fines de los sesenta y principios de los setenta, enfrenta a los que quieren cambiar la sociedad a través de la lucha armada con los que prefieren el dinero fácil de los narcos. Está claro quiénes son los que ganan: "La gente normal no existe, te pareces al Chato, que estaba clavado en darle tierra y fábricas a la raza, ¿para qué? ¿tú crees que a la raza le gusta trabajar?"

Las novelas de Mendoza funcionan como radiografías de un territorio turbulento y complejo que hoy domina los titulares de los periódicos. Una intuición: cuando pase el temblor, seguirán siendo leídas. La literatura se impondrá a la coyuntura.

(La Tercera, 20 de abril 2009)

[Publicado el 22/4/2009 a las 03:10]

Compartir:

Comentarios (16)

  • Cada Cual, muchas gracias. Voy a tratar de conseguir el nuevo libro de Élmer mendoza apenas pueda, es un autor que sigo con mucho interés. Un abrazo

    Comentado por: edmundo el 25/11/2009 a las 06:46

  • Hola Edmundo, Te felicito porque simpre nos traes excelentes novedades para quienes no estamos enterados de ciertos géneros o autores. Te quería platicar un poquito del nuevo libro de Elmer Mendoza. Firmado con un Klínex. Creo que Elmer da un cambio, si no radical, bastante brusco con respecto a lo que decías en este post. Su nuevo libro de relatos parece más bien el deseo de retratar la violencia pero saliéndose de ese lenguaje del que hablas, de ese lenguaje propio de cierto grupo social. Incluye un cuento que según palabras del propio Elmer constituye el nacimiento del detective de Balas de Plata pero que suena totalmente distinto. A ver cuándo le echas un ojito. Saludos de Sinaloa, donde por cierto me tocará presentar este libro el próximo viernes 20 de nov.

    Comentado por: Cada cual con su quimera el 17/11/2009 a las 01:05

  • buena pagina

    Comentado por: leidy el 15/9/2009 a las 03:32

  • Stiffelio, Alfaguara pensaba hacer una reedición de Río Fugitivo en Punto de Lectura, pero ahí apareció una oferta de Libros del Asteroide, que no iba a ser una edición de bolsillo y me iba a permitir llegar a otros lectores. El problema es que al ser una editorial independiente española no distribuye en América Latina. Si me das tu dirección les aviso para que te envíen un ejemplar...

    Comentado por: edmundo el 18/5/2009 a las 00:28

  • En México cuesta más de 400 pesos. Bastante alto en comparación con la mayoría. Promedio alrededor de 200 pesos.

    Comentado por: Cada cual con su quimera el 11/5/2009 a las 23:42

  • Hola Stiffelio: Te recomiendo que tu librero realice una importación directa de Asteroide del libro, vía importación directa lo conseguí, de más está decirte que me distrajo y aprendí mucho leyendolo.
    Es que se ha convertido en un clásico, y me estoy dando cuenta que en el mundo de los libros también no es tán fácil conseguir un clásico original, se convierten como en joyas, con el tiempo los que gustamos de las literatura tendremos que acudir a Sothesbys para adquirir un clásico.
    Saludos,

    Comentado por: todotranqui el 11/5/2009 a las 19:16

  • Río Fugitivo inhallable! Edmundo, estoy frustrado pues no encuentro este libro tuyo. En Argentina no figura en ninguna base de datos de ninguna librería. En Amazon figura alguna copia usada a precios ridículos. Pero luego de seguir mi búsqueda en internet, ahora estoy más confundido aún. Resulta que las copias sueltas y usadas que vende Amazon provienen de una edición de Alfaguara/Santillana de 1998. En cambio en España la ha editado recientemente el sello Libros del Asteroide, según dicen por primera vez (¿?) en 2008, en una nueva versión corregida por ti y con un prólogo de Juan Gabriel Vázquez. Aún no he podido verificar quién distribuye Libros del Asteroide en Argentina, pero si alguien lo hiciera, ésa podría ser una solución, aunque he visto que los precios son bastante saladitos (21 Euros). Lo que no entiendo es cómo Alfaguara, que tiene todos tus libros ha dejado caer de su catálogo a Río Fugitivo. Tal vez tu me puedas aclarar algo sobre el derrotero editorial de tu novela. Gracias y saludos.

    Comentado por: Stiffelio el 11/5/2009 a las 07:08

  • Cada Cual, la Bolivia de hoy es muy diferente a la de Río Fugitivo. Esa novela está ubicada al comienzo de retorno a la democracia en Bolivia, allá por 1984. 25 años después, ha habido un cambio político y social importante. Los chicos del colegio en Río Fugitivo pertenecían en general a una clase privilegiada que sabía que algún rato le tocaría heredar las riendas del país (a pesar de que los chiquillos en la novela sueñan todo el tiempo con irse del país); ahora esa clase ha perdido esa posición de privilegio, y más bien se siente arrinconada en los esquemas del nuevo gobierno.

    Comentado por: edmundo el 10/5/2009 a las 13:11

  • Stiffelio, es que te preguntaba porque yo la leí en español. Intenté conseguirla en inglés, al fin la ví en español y la encargué. Todos mis libros los encargo por internet a librerías de la cd. de México (Librería Gandhi, librería del sotano) porque como yo vivo en provincia, aquí realmente no hay nada. También aprovecho cuando voy a E.U. o me visita mi hermana que vive en New Jersey. Ultimante me he dedicado a literatura mexicana o en español.
    Por cierto, ¿en qúe idioma habló Henning Mankell en B.A.?
    Si llego a ver Río Fugitivo en Gandhi, lo vuelvo a encargar. Realmente ha sido una grata sorpresa para mí. Aunque todavía no la termino. Y aprovechando a Edmundo, pues estaría magnífico si pudiéramos comentar muchas cosas con él sobre la novela. Aunque él es boliviano, yo de México, es una novela que llega por muchos lados, el joven que se inclina por la literatura, las eternas crisis latinoamericanas, los grandes dilemas existenciales de la gente que se aferra por ver el mundo de una manera no superficial.
    Me pregunto que pensará Edmundo de su país, por ejemplo, en comparación del tiempo en que se ubica la novela. El joven ya se fue de ahí.

    Comentado por: Cada cual con su quimera el 09/5/2009 a las 00:56

  • Cada cual...: a Junot lo leo en inglés pués la novela está escrita al inglés y luego fue traducida al español. A propósito el tema de la traducción fue extensamente abordado por él en la presentación. Parece ser que recurrieron a un equipo de 6 personas para la taera: 3 americanos nativos y e dominicanos. Es que resulta bien difícil dar en la 'tinta' de ese idioma que partiendo de un inglés (ya bastante malucho, lleno de slang) al que se le mechan ya no españolismos, sino creolismos muy particulares de la República Dominicana. Imagínate revertir eso del inglés al español(que ya no debería ser un dominicano sino más bien un español neutro, al que a su vez se lo debería condimentar con palabras en un inglés supuestamente regional). Vaya tarea!

    Tienes razón con que los 'Crepúsculos' y afines invaden el mercado y a mi me da mucho fastidio (por eso la grata sorpresa de que hubiera tanta gente joven que había leído la novela de Junot). Pero, como dijo Annie Proulx, mejor que lean 'Crepúsculo' a que no elan nada. Y ella medio en broma y medio en serio recomendó a los padres a que le dieran a sus hijo a leer hasta los envoltorios de golosinas, con tal de que lean algo.

    ¿Cómo conseguiste tu 'Río Fugitivo'? ¿Dónde la encargaste?

    Saludos.

    Comentado por: Stiffelio el 08/5/2009 a las 20:58

  • Stiffelio, ¿Estás leyendo a Junot en inglés? Me da gusto que los jóvenes lean, con Elmer Mendoza me pasó que incluso los jóvenes sinaloenses lo encontraban difícil de entender, es que hay una invasión de novelas como Crepúsculo que los tiene abstraídos. Por otro lado, te enviaría Río Fugitivo desde México, pero aquí también está agotado, tuve suerte de que me llegara. De hecho estoy pendiente con Edmundo, pero no quiero mandarle nada hasta terminar de leerla. Hasta ahora me ha gustado mucho, ¿será que soy de la misma generación?

    Comentado por: Cada cual con su quimera el 08/5/2009 a las 01:47

  • No sé si esto viene al caso con el post sobre Élmer Mendoza pero creo que le pasa por la tangente. Quería comentarles que estuve en la Feria del Libro de Buenos Aires y presencié la presentación de Junot Díaz, otro escritor que ha inventado un idioma propio, mezcla de inglés 'no ortodoxo' con un 'spanglish' muy particular proveniente de su origen dominicano, por cierto una mezcla riquísima. Estoy leyendo su novela 'The Wondrous Life of Oscar Wao' y me está gustando bastante. Díaz además es un 'showman' muy divertido. En cinco minutos se metió a la audiencia en el bolsillo con sus anécdotas sobre su infancia como inmigrante dominicano en un barrio de negros en New Jersey. Lo que me dio más placer es ver esa sala llena, con más de 400 personas, y que la mayoría eran jóvenes y, más aún, que muchos ya habían leído su libro en su traducción al español. O sea que eso de que los jóvenes ya no leen es puro cuento!

    Por lo demás, la Feria está bastante buena a pesar de la crisis. Pude ver también a la genial Annie Proulx y al 'buen vendedor de libros policiales' Henning Mankel. Este año faltaron visitas de lationamericanos. Qué lástima, Edmundo, que Alfaguara no te haya traído a presentar tu nueva novela.

    A propósito, sabes de alguna librería en New York o en Miami donde pueda encontrar 'Río Fugitivo'? Ese libro tuyo está inexistente en cada sitio web en que he probado buscarlo y tal vez se lo pueda pedir a un par de amigos que viven en USA.

    Comentado por: Stiffelio el 07/5/2009 a las 00:02

  • Cada cual, Stiffelio, me alegra que les haya gustado la reseña. Yo ya pasé muy bien con Mendoza, ha sido un lindo descubrimiento. Cada cual, mi dirección es
    103 Second St.
    Ithaca, NY 14850
    USA

    espero el libro. un abrazo
    edmundo

    Comentado por: edmundo el 25/4/2009 a las 23:05

  • Bien por tu post, Edmundo. Me alegro que el norte esté figurando el la literatura y que su lenguaje esté aportando algo a la narrativa mundial. Es interesante tu observación que que no podías entender algunos párrafos, una idea que podría pasar desapercibida a un lector local. Me hizo recordar hace años a una maestra de gramática, la legendaria Dra. Irene Gartz. Era alemana y lo primero que hizo fue decirnos qué pensábamos de que una alemana enseñara gramática del español. Lo que pasa dijo, es que para uno, todo es aprendido, de ahí que tengamos mayor conciencia de las reglas de las regularidades e irregularidades de la lengua. Pasará lo mismo con este tipo de lenguaje, a ustedes lectores lejanos geográficamente y lingüísticamente, tendrá que costarles aprender qué significan todos estos usos, mientras que para nosotros es la lengua de todos los días. Aunque sea el lenguaje de ese mundillo como lo llamas, todos de alguna manera lo rozamos, lo tenemos a un lado. Por otro lado, Daniel Sada es un escritor extraordinario, su idea de recuperar el ritmo del español, su uso de octosílabos en la prosa, su gran sentido del humor. Ojalá que haya muchos lectores para ambos escritores. Y más escritores como ellos. Me gustaría mandarle un librillo de cuentos de otro escritor sinaloense, Alfonso Orejel. Trata los mismos temas pero con un fondo poético. La maravillosa naturaleza sinaloense como trasfondo de ejecuciones, naufragios, ajustes de cuentas. Dame una dirección y te lo mando. Saludos.

    Comentado por: Cada cual con su quimera el 24/4/2009 a las 19:58

  • Edmundo, gracias por la reseña. Había oído hablar de este escritor pero aún he leído nada de él. Pues con lo que has escrito me has tentado. Me encantan los escritores que se atreven a jugar con el idioma: eso de 'te estuve wachando' y 'vibra carnal' me parece muy divertido.

    Comentado por: Stiffelio el 23/4/2009 a las 06:15

  • "La literatura se impondrá a la coyuntura." = ?

    Comentado por: Juan-Andrés el 22/4/2009 a las 21:25

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Edmundo Paz Soldán (Cochacamba, Bolivia, 1967) es escritor, profesor de literatura latinoamericana en la Universidad de Cornell y columnista en medios como El País, The New York Times o Time. Se convirtió en uno de los autores más representativos de la generación latinoamericana de los 90 conocida como McOndo gracias al éxito de Días de papel, su primera novela, con la que ganó el premio Erich Guttentag. Es autor de las novelas Río Fugitivo (1998), La materia del deseo (2001), Palacio quemado (2006), Los vivos y los muertos (2009), Norte (2011) e Iris (2014); así como de varios libros de cuentos: Las máscaras de la nada (1990), Desapariciones (1994) y Amores imperfectos (1988).

Sus obras han sido traducidas a ocho idiomas y ha recibido galardones tan prestigiosos como el Juan Rulfo de cuento (1997) o el Naciones de Novela de Bolivia (2002).

Bibliografía

Iris (2014). Alfaguara

 

Portada 'Los vivos y los muertos' 

Norte (2011). Mondadori

 

 

Billie Ruth (2012). Páginas de Espuma

 

 

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2017 | c/ Méndez Núñez, 17 - 28014 Madrid | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres