PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

domingo, 15 de diciembre de 2019

 Río Fugitivo / Blog de Edmundo Paz Soldán

La novela rusa de Emmanuel Carrère

Hace casi diez años, veía las novedades literarias en un Barnes & Noble de Washington cuando un libro delgado me llamó la atención. Era The Adversary, y su autor el francés Emmanuel Carrère. La primera frase me impactó: "On the Saturday morning of January 9, 1993, while Jean Claude Romand was killing his wife and children, I was with mine in a parent-teacher conference". No soy de los que compran libros por impulso -tengo la debilidad de leer reseñas y hacer caso a las recomendaciones de amigos--, pero esta vez no pude resistirme. No me arrepentí: The Adversary explora cómo Romand logró, durante dieciocho años, engañar a su familia y amigos haciéndoles creer que era un doctor de la Organización Mundial de la Salud. A la manera de Capote con Perry Smith, uno de los asesinos en A sangre fría, Carrère traba una relación con Romand y muestra una gran empatía por él. Decidí buscar más libros de Carrère.

Lo siguiente que cayó en mis manos fue Yo estoy vivo y vosotros estáis muertos, la poco convencional biografía de Philip Dick. Para los anglosajones, maestros en el arte de la biografía, éste era un libro demasiado francés. Estaban los datos, pero había también ahí una suerte de preocupante recreación novelesca. ¿Y dónde estaban las notas al pie de página, la interminable bibliografía al final? Pese a todas las observaciones, lo cierto es que éste es también un gran libro.

Después le perdí el rastro a Carrère, hasta que, hace unas dos semanas, de visita en Madrid, escuché a dos amigos editores hablar con entusiasmo de Una novela rusa, el nuevo libro que acababa de publicar. Lo leí en el viaje de regreso a Nueva York. Se trataba de una novela autobiográfica iniciada poco después de El adversario, en la que el protagonista principal parecía querer alejarse de sus libros anteriores, llenos de historias "de locura, de hielo, de encierro", y se proponía escribir algo distinto, ir hacia "el exterior, hacia los demás, hacia la vida". Por supuesto, las buenas intenciones no cuentan para los escritores marcados por ideas obsesivas. Al final, Una novela rusa es un libro muy de Carrère, dominado por el horror.

Una novela rusa se divide en dos historias principales. En una, Carrère narra su relación con Sofía, una chica de clase distinta a la suya (él es fino e hiperintelectual, ella es de la burguesía más mediana y no sabe quién es Saul Bellow); en la otra, se trata de un viaje a Kotelnich, una pequeña ciudad perdida en la inmensidad de Rusia, para buscar de manera indirecta las huellas del abuelo ruso de Carrère. La historia con Sofía tiene más valor autobiográfico que literario: nos muestra al escritor pedante, que mira en menos a su pareja y dice cosas políticamente incorrectas que muchos piensan pero no se atreven a decir. La novela hace un seguimiento microscópico de la relación, minada por los celos y la arrogancia de Carrère, y por los deseos de Sofía de encontrar cierta estabilidad. Hay sorpresas dramáticas, novelescas (Sofía está embarazada, y no se sabe quién es el padre), pero lo que se cuenta no es tan interesante como el autor cree que es.

La historia de Kotelnich, sin embargo, es otra cosa. Aquí está el mejor Carrère: el hombre que sabe encontrar a los monstruos en la vida ordinaria. Carrère necesita ir a Kotelnich para enterrar simbólicamente a su abuelo, un hombre que había pesado mucho en su vida. Sin embargo, no puede hacerlo, y termina encontrándose con otro horror y otro luto: la muerte trágica de Ania, una traductora con la que había tenido una aventura, y su hijo. El autor francés se irá de Kotelnich, ese lugar en el que supuestamente no pasa nada, llevándose consigo otra tumba, y un libro no sobre las historias que queremos contar, sino sobre las que podemos y tenemos que contar.

(La Tercera, 9 de marzo 2009)

[Publicado el 10/3/2009 a las 08:16]

Compartir:

Comentarios (6)

  • un hermoso texto, un gran abrazo , amor lectura de los textos de este sitio

    Comentado por: enfeites carrossel el 20/9/2015 a las 20:46

  • La traducción publicada en Destino de Dirt Music es mediocre, nada que ver con el original. Hay errores por todas partes, algunos gordos. La novela en el inglés original está, como dices, llena de lirismo en la descripción del paisaje. En más de un sentido, es el paisaje el tema de la novela, algo que sólo puede comprender quien haya visitado Australia (y no me refiero a un tour de siete días con guía) o quien viva allí. Winton es un hábil narrador, pero quien no conozca las particularidades del habla australiana se perderá al leerlo. Vale la pena conocer un poco más sobre su obra; es una pena que no se haya dado a conocer en castellano hasta ahora.

    Comentado por: Skippy el 04/9/2009 a las 05:04

  • Stiffelio, muchas gracias por la sugerencia. Anoté el título de la novela, como es tan larga me la reservo para el verano. Un abrazo

    Comentado por: edmundo el 16/3/2009 a las 21:08

  • JBV, gracias por el comentario. Por favor, dame los títulos de las dos películas que mencionas. Un abrazo

    Comentado por: edmundo el 16/3/2009 a las 21:07

  • uf
    varias historias dentro de este excelente artículo (¿debería decir blog? sorry)

    ese jc romand...
    un monstruo particularmente monstruoso

    hay -al menos- dos magníficas películas basadas en él
    una francesa, reconstrucción de la historia, so bre co ge do ra
    otra, española, una adaptación -el protagonista se finge directivo del banco de españa; es el banco central de otros países-, no menos impactante

    Comentado por: jbv el 12/3/2009 a las 22:20

  • Hola Edmundo,
    Gracias por tu blog. Eres uno de mis autores contemporanios preferidos, si no uno realmente preferido. Leo tu blog regularmente y no dejas de sorprenderme. Un vocabulario tan vasto como el tuyo: mis respetos. Creo que no te voy a sorprender mucho si digo que mi libro preferido es La materia de deseo. Bueno, he leido todo lo que has escrito.
    Soy ukraniana de origen, pero vivi 8 años en Ecuador (estoy casada con un ecuatoriano), asi que me disculpo por los errores en la escritura si es que hay tales. Ahora vivimos en Montreal. Quisiera saber si esta en tus planes de promocion de nuevos libros venir aqui? Creo que vas a encontrar aqui muchas personas interesadas a escucharte.
    Muchos exitos para ti.

    Comentado por: Anjela el 12/3/2009 a las 20:29

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Edmundo Paz Soldán (Cochacamba, Bolivia, 1967) es escritor, profesor de literatura latinoamericana en la Universidad de Cornell y columnista en medios como El País, The New York Times o Time. Se convirtió en uno de los autores más representativos de la generación latinoamericana de los 90 conocida como McOndo gracias al éxito de Días de papel, su primera novela, con la que ganó el premio Erich Guttentag. Es autor de las novelas Río Fugitivo (1998), La materia del deseo (2001), Palacio quemado (2006), Los vivos y los muertos (2009), Norte (2011), Iris (2014) y Los días de la peste (2017); así como de varios libros de cuentos: Las máscaras de la nada (1990), Desapariciones (1994) y Amores imperfectos (1988).

Sus obras han sido traducidas a ocho idiomas y ha recibido galardones tan prestigiosos como el Juan Rulfo de cuento (1997) o el Naciones de Novela de Bolivia (2002).

Bibliografía

Los días de la peste (2017) 

 

 

 

Iris (2014). Alfaguara

 

 

Portada 'Los vivos y los muertos' 

Norte (2011). Mondadori

 

 

Billie Ruth (2012). Páginas de Espuma

 

 

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2019 | c/ Méndez Núñez, 17 - 28014 Madrid | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres