PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

lunes, 26 de agosto de 2019

 Río Fugitivo / Blog de Edmundo Paz Soldán

Música para camaleones

Hubo una vez, a mediados de los ochenta, en que fui un chico heavy metal: juraba y rejuraba por Van Halen, AC/DC, Judas Priest y compañía. Eran los tiempos de la adolescencia en Cochabamba. Después, en mis años de estudio en Buenos Aires, fui de todo corazón del rock en español: Soda Stereo, Charly García y otros grupos ya olvidados fueron la música de fondo de esos días en que descubrí que quería ser escritor. Ya en los Estados Unidos, fui un chico pop y new wave en Alabama, y en Berkeley supe del grunge de Nirvana y Soundgarden. Hubo, claro, también, R.E.M., Blink 182, Green Day. En Sevilla me entregué al "placer culpable" de grupos españoles como Amaral y Pastora, y luego, en Ithaca, fui un muchacho Britpop: Kaiser Chiefs, Keane, Snow Patrol, The Magic Numbers...

Ahora estoy, me imagino, en mi período ecléctico. Aquí va una lista de algunas canciones descubiertas estos meses, mientras recorría las misiones en jeep, me encerraba en un departamento con amigos escritores y cineastas a hablar de todo y de nada, pasaba las horas en la habitación de un hotel en El Escorial, y volvía a entender que la vida era un largo viaje y que no quería que acabara.

Andrés Calamaro: "Clonazepan y circo".

Joy Division: "Atmosphere".

Kevin Johansen: "La hamaca", "Por las ruas pelas calles", "S.O.S. tan fashion".

Teleradio Donoso: "Máquinas".

Stereophonics: "Getaway", "Climbing the Wall".

The Walkmen: "Postcards from Tiny Islands".

The National: "Apartment Story", "Start a War".

Bat for Lashes: "What's a Girl To Do".

Francisco Nixon: "Vagamos por las calles".

[Publicado el 13/8/2008 a las 17:10]

Compartir:

Comentarios (7)

  • Recientemente leí un cuento de Alberto Fuguet,Ravotril, que mencionaste en un post. También descubrí que las pastillas que tomo para dormir Kriadex, son clonazepan, equivalente al Ravotril o Rivotril. Es que no podemos vivir simplemente la vida. O es que no sabemos qué hacer con ella.

    Comentado por: Cada cual con su quimera el 18/4/2009 a las 23:00

  • Te aconsejaría que te asomes a escuchar a las nuevas bandas uruguayas, en especial el Cuarteto de Nos que tiene muy buenas letras.

    Comentado por: Mariel el 21/8/2008 a las 15:51

  • leí con una sonrisa tu blog, mientras un montón de imágenes de mi adolescencia me visitaban; imagino que nos pasa a todos. aunque tengo una década menos en mi viaje-vida, también pasé por mi dosis camaleónica de música [heavy metal (con posters en toda mi habitación), grunge (la de new age la vi pero me la salté, era muy pequeña), rock en español, mi época ska-demencia, reggae…] hasta que salí con un músico por muchos años. me iba a los ‘jameos’ con él y creé mi propia lista de “favoritos.” luego tuve épocas de instrumentos: pianos, saxofones, clarinetes, bajos, baterías, arpas, tambores, electrónica… mi requisito se volvió “música para volar” como el cd de soda stereo (al que en el olvido colectivo, no olvido) o viajar. la música y el arte en general me tienen que enganchar a otra cosa, de forma profunda. me gusta que me ofrezcan “llevarme a lo desconocido” y de alguna manera revelarme la muerte (ese punto hueco donde las cosas acaban y empiezan), que como dice Kantor (lectura presente) da paso a la vida. así me recuerdo que uno siempre anda de un viaje a otro.

    ahora me acompañan varios músicos en mi largo viaje por madrid (que por cierto me llevé también al escorial, hubiésemos intercambiado). aunque no son para nada recientes y probablemente todos conozcan ya, comparto mi lista actual: regina spektor, bjork, tori amos, suba, cerati, manu chao (sibérie m’était contée), josé gonzález, kusturica, mima, balún (los últimos dos de puerto rico).

    tengo curiosidad por escuchar tu lista, sobre todo porque no conozco. a ver si me acompaña mientras escribo mis trabajos para entregar en septiembre.

    Comentado por: la chica puertorriqueña de tribunal el 14/8/2008 a las 13:37

  • Edmundo, un consejo, yo sigo tu blog a través de mi lector de feed's, google reader, pero por alguna razón los post siempre salen a medias, o a veces (como en este post) no se nada, solo el título, asumo debe ser algo de la configuración, por lo que te recomiendo tirarle una chekeadita a eso para que podamos disfrutar directamente desde un lector de feed's (sobre todo ahora que escribes más seguido).

    Comentado por: Alvaro el 14/8/2008 a las 01:17

  • Estimado Edmundo: la verdad me inclino (y me declaro fan) de Brujería. Los escuchaste?
    Un gusto leerte siempre.
    Saludos

    Comentado por: Wilmer Urrelo el 13/8/2008 a las 21:51

  • Clonazepan como primera opción... un manifiesto por sí solo...

    Saludos

    Comentado por: Eduardo Varas el 13/8/2008 a las 20:40

  • Clonazepan es una belleza, Calamaro es un crooner increíble y lo de Johansen el comeback más saludable de las últimas dos décadas (dós décadas, por dios... ya tenemos pasado!) de la música argentina. Su experiencia de Instrucción Cívica -con el hermanito de Calamaro cantando "finito" antes de volverse guarro- era de psiquiátrico.
    Fuera de decir esto, no me animo a sugerir. Las canciones nos cancionan; es demasiado personal.
    Saludos.

    Comentado por: Diego F el 13/8/2008 a las 18:59

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Edmundo Paz Soldán (Cochacamba, Bolivia, 1967) es escritor, profesor de literatura latinoamericana en la Universidad de Cornell y columnista en medios como El País, The New York Times o Time. Se convirtió en uno de los autores más representativos de la generación latinoamericana de los 90 conocida como McOndo gracias al éxito de Días de papel, su primera novela, con la que ganó el premio Erich Guttentag. Es autor de las novelas Río Fugitivo (1998), La materia del deseo (2001), Palacio quemado (2006), Los vivos y los muertos (2009), Norte (2011), Iris (2014) y Los días de la peste (2017); así como de varios libros de cuentos: Las máscaras de la nada (1990), Desapariciones (1994) y Amores imperfectos (1988).

Sus obras han sido traducidas a ocho idiomas y ha recibido galardones tan prestigiosos como el Juan Rulfo de cuento (1997) o el Naciones de Novela de Bolivia (2002).

Bibliografía

Los días de la peste (2017) 

 

 

 

Iris (2014). Alfaguara

 

 

Portada 'Los vivos y los muertos' 

Norte (2011). Mondadori

 

 

Billie Ruth (2012). Páginas de Espuma

 

 

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2019 | c/ Méndez Núñez, 17 - 28014 Madrid | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres