PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

miércoles, 22 de enero de 2020

 Blog de Félix de Azúa

Degas y Picasso coinciden en el burdel

Picasso sintió fascinación por la visión de Degas del mundo femenino, desde las escenas de baño al ambiente espeso de las prostitutas. El Museo Picasso de Barcelona muestra el voyeurismo de dos maestros.  

No sé si fue el azar o la dolorosa necesidad lo que intervino para que la exposición Picasso ante Degas del Museo Picasso de Barcelona sea en realidad una exposición sobre las mujeres. Cabe decir que en ella se accede a dos juicios adicionales sobre la aparición de la mujer moderna, ya que ambos, Degas y Picasso, pertenecen al siglo XIX, por mucho que el segundo se diga la figura más valiosa de la pintura del siglo XX. Cuando digo "la mujer moderna" me refiero al prototipo revolucionario que accederá a la vida autónoma, usará su propio dinero y será dueña de su vida amorosa, a cambio de convertirse en la segunda fuerza de trabajo después del proletariado y en mercancía sexual absoluta. Cualquiera que se dé una vuelta por los quioscos de prensa, los comercios de DVD o las agencias de publicidad constatará que junto a las mujeres que trabajan hay una gigantesca cantidad de mujeres que están siendo trabajadas.

Una exposición sobre dos miradas masculinas sobre la femineidad es algo inusual. En nuestros días, cualquier posición pública sobre el mundo femenino ha de ser cosa de hembras. Si la expresa algún macho será de inmediato fulminado por meterse en un ámbito donde es indeseable, está mal visto, y carece de conocimientos. ¿Cómo va un hombre a decir algo relevante sobre las mujeres? Solo las mujeres pueden hablar de las mujeres. De los hombres más vale no hablar.

Sin embargo, dos artistas como Degas y Picasso pueden permitirse una exposición en la que aparece su entendimiento del mundo femenino porque son de una época en la que la mujer actual comenzaba a hacer eclosión. Desde luego, Picasso vivió su vida sexual en términos patriarcales y Degas apenas tuvo vida sexual. Son, por tanto, dos valiosos testigos sobre algo que podríamos llamar "la prehistoria de la mujer de hoy".

En el recorrido de la muestra pueden separarse cuatro ámbitos. Es muy notable, primero, la fascinación que ejercen sobre ambos pintores las mujeres bajo la luz artificial. En ese inicio emancipatorio se desvela la alianza entre sociedad nocturna, invento de finales del siglo XIX, y mujeres. Dicho de modo resumido: es de sospechar que sin mujeres, en la modernidad no habría habido vida nocturna. La noche había sido un tiempo exclusivo de hombres, fueran guerreros, salteadores, sabios, criminales, monjes o políticos. Ni siquiera la prostitución necesitaba iluminación, como puede observarse en la pintura flamenca, donde aparecen tabernas y prostitutas a la luz del día, o bien, si es de noche, reducidas a la alcoba con velón.

El segundo aspecto es el de las mujeres en tanto que divinidades menores, antecedente de las actuales modelos, actrices y cortesanas mediáticas. Se reúnen aquí algunos de los centenares de maravillosas pinturas y pasteles de Degas sobre el mundo de la danza clásica y también sus equivalentes picassianos. La figura heroica de las mujeres eternizadas en una postura, a la manera antigua, cristalizan en esa turbadora escultura llamada Joven bailarina de 14 años en cuarta posición, uno de los mejores ídolos del moribundo siglo XIX.

Quizá el capítulo más emocionante, sin embargo, es el que documenta aspectos de la vida íntima de las mujeres, con dos actividades dominantes, la higiene y el peinado. Una vez más será la agudeza de Degas, su ojo implacable, el que adapte ese universo antiquísimo a su condición moderna. Al cual se añaden las producciones de Picasso inspiradas por Degas.

Finalmente, el mundo cerrado, asfixiante, del burdel, ilustra sobre las mujeres como mercancías y el valor incalculable que adquirirán en la economía moderna, tanto por medio de la prostitución como de la publicidad y los medios de entretenimiento masivo. También instruye sobre la paradoja de una sexualidad sin fertilidad adoptada masivamente a partir del siglo XX. Los hombres que figuran en estas piezas, atraídos en enjambre hacia los sexos abiertos de las mujeres, parecen nubes de insectos desnortados que se precipitan en mortíferos simulacros de genitividad. Tantas toneladas de semen infecundo cautivaron a Degas y a Picasso hasta hacer del burdel un templo que, como veremos, tiene algo de cenotafio.

Aunque se llevaban casi sesenta años, el clasicismo de Picasso, uno de los últimos pintores con educación académica rigurosa, lo aproxima a Degas, pero hay otro factor de mucho mayor calado, y es que ambos eran extraordinarios dibujantes. Picasso sintió desde muy joven la virtud que le unía al viejo Degas: ambos pensaban dibujando. Ni el uno ni el otro se caracterizaron por sus ideas, su intuición teórica, su interés por la literatura o la música. Eran, por así decirlo, cerebros vacíos que leían el mundo mediante el dibujo. No hay datos que nos permitan saber qué pensaban. Degas fue antisemita durante el affaire Dreyfus, y Picasso fue estalinista. Es todo lo que sabemos, pero es poco, porque Picasso no tuvo recato en recibir, tratar y comerciar con nazis, así como Degas nunca actuó de antisemita. La unidad de visión en algo tan particular y enigmático como el dibujo los emparenta en profundidad. Basta comparar dos admirables estampas del comienzo de la exposición, ambas ejercicio de academia sobre relieves en yeso, sendos caballos montados por jinetes sin estribos. Por paradoja, el de Picasso es más sensual, más ochocentista, más romántico que el de Degas.

La moderna vida nocturna y la iluminación artificial van de par, una es origen de otra. A la novedad de un cromatismo chocante, frío en las calles iluminadas por el gas, casi siempre fúnebre en los cafés, caliente y sombrío en los teatros, se une la nueva fauna de esos ámbitos. Si hoy ciertos sociólogos han visto en los "no-lugares" el índice de nuestra actualidad, los cafetines y teatruchos del París fin-de-siècle eran los que la determinaban entonces.

Ya Rusiñol y Casas, hacia 1890, habían imitado de los franceses este nuevo paisaje urbano. Diez años más tarde, Picasso insiste en lo mismo, pero tomando como escenario el barrio chino de Barcelona, lo que en realidad es enteramente distinto. Los nocturnos de Degas, aunque muy anteriores (de 1878 es la espléndida Chanteuse de Café), coinciden con el malagueño en otro orden de cosas. No es solo la novedad lumínica y espacial lo que le interesa, sino también la fauna humana tan literaria que allí se reúne, la bohème del ochocientos. Es otro aspecto romántico que se mantiene vivo en Picasso y que le hace mirar con nostalgia al pasado una y otra vez.

Para muchos espectadores, el mundo del ballet clásico, tal y como lo construye Degas, ha de parecer una antigualla algo cursi. Estos tales han de loar la suprema técnica del pintor, pero prescindir de otros valores. Sin embargo, es posible ver en estas figuras fantasmagóricas, quemadas por una luz irreal, suspendidas en un instante inseguro, uno de los últimos aspectos totémicos de la figura femenina. Aunque los sociólogos del arte hablan de la promiscuidad de las bailarinas, del carácter venal de las jovencísimas rats, creo que es una reducción innecesaria ver en estos soberbios pasteles y óleos una estampa de la vida sexual parisina. Muy al contrario, a mi entender, Degas quería dar cuenta de la transfiguración que se produce cuando bajo una luz potentísima e irreal, el cuerpo de una adolescente se hace escultura viva, muchas veces con el vientre y el pubis envueltos en una nube de tafetán o seda amarilla, blanca, verde, azul, que convierte su zona genital en un estallido lumínico. ¿Sexualidad en las bailarinas de Degas? Sin duda, pero no la de Afrodita, sino, en todo caso, la de Melusina.

Sobresale entre estas peligrosas muchachas la escultura mistérica de la niña de 14 años en la cuarta posición, idolillo más cercano a las terracotas de los arcanos etruscos que a la pederastia. En ella y en sus cientos de variantes, apenas vistas en vida de Degas, hay un enigma que requiere un tiempo del que ahora carecemos. Ella desdice, desde su intangibilidad, a las bailarinas de Picasso que solo le interesaron en 1918 tras su matrimonio con Olga Khokhlova y los decorados para Diagilev. Dibujos a lo Ingres en los que las bailarinas aparecen como ocas grotescas de rostro imbécil, aunque hay una posibilidad de que la figura de la izquierda de Les demoiselles d'Avignon sea reelaboración de la niña en la cuarta posición (Kendall).

Relacionadas con esta idolatría femenina y sin duda la parte más religiosa de la misma, se exponen en Barcelona abundantes estampas de vida íntima que remiten a tópicos famosos: la moza que lava su cabello en el arroyo, el niño que arranca una espina del pie, la sirvienta que sostiene el espejo del ama. Una vez más, la potencia lírica de Degas recuerda un topos clásico y lo trae a la modernidad. Los cuerpos desnudos que se lavan los pies, los muslos, los grandes senos, las axilas, los glúteos, las vulvas sonrosadas, en cuartos cerrados, sobre un barreño de estaño o de rústica tabla, son cuerpos que nos niegan. Estas mujeres absortas en su purificación no admiten injerencias. Degas dibuja en ángulos a veces sorprendentemente fotográficos, como si solo osara acceder al gineceo por medio de un ojo mecánico. No hay invitación alguna a la lujuria, a pesar de que algunos expertos (Cowling) creen ver en estas piezas una excusa de voyeur. A mi entender, es todo lo contrario, aquí las mujeres rechazan cualquier acceso masculino, afirman su capacidad, como las bailarinas, para ser entes autónomos y admirables, pero sin someterse a la predación sexual.

Donde sí hay sexo y de modo oceánico es en nuestro último apartado, el burdel. Aquí las mujeres aparecen encarnando su futuro papel como materia mercantil de primer orden en la vida moderna. Este es el aspecto con mayor desarrollo comercial y social en nuestros días. Sin embargo, hay que hacer de inmediato una corrección. El burdel era un espacio del romanticismo con caracteres enteramente distintos a las actuales empresas de prostitución. Hasta que los hombres liberaron sexualmente a las mujeres, muy entrado el siglo XX, el burdel era lugar de iniciación de todo varón de la burguesía. La prostitución callejera pertenecía al proletariado. Muchas mujeres casadas que al cabo de un par de años repugnaban la copulación conyugal veían en el burdel una espita de alivio que las libraba de la imposición marital. Las autoridades cívicas, además, creían que era un modo de evitar la violencia doméstica y el crimen sexual que comenzaban a extenderse. De modo que las escenas de burdel de Degas y Picasso hay que verlas como el complemento espacial de todo lo anterior. Aquí sí estamos en el refugio nocturno propiamente masculino. Este no es un ámbito sagrado, sino estrictamente profano.

Aunque no del todo. A poco que se observen con detenimiento los increíbles monotipos de Degas, imitados sumisamente por Picasso, se verá que también en este reducto masculino la dominación física es claramente femenina. Ellos mandan porque pagan, ellos se pavonean entre mujeres desnudas que abren sus piernas y exhiben sus grandes culos, pero no hay que ser muy agudo para ver que las auténticas propietarias de la sexualidad son las rameras, las cuales incluso muestran en alguna estampa la tierna dedicación al macho bigotudo que tendría una madre con su hijuelo.

Es especialmente estremecedor el último capítulo de la exposición, los terroríficos grabados de Picasso llamados Suite 347 y Suite 156. El artista estaba al borde de la muerte, la cual le tomaría entre sus muslos un año más tarde. Y escribo "muslos" porque el final de Picasso nos devuelve a esa sacralidad del sexo que en sus últimos años se le mostró en su abismal hondura. A partir de 1958, el pintor había comprado hasta 12 de los monotipos sobre burdeles que Degas había mantenido fuera de la luz pública y que solo se vieron a su muerte. Al principio, y con la habitual frescura, imitó tan solo el aspecto, digamos, sureño y levantino del burdel, su ludibrio, la juerga de toreros y señoritos. Poco a poco, el burdel se fue haciendo más sombrío. Al acercarse la muerte, las potentes hembras que atacan con sus sexos abiertos o que humillan a los ridículos machos con sus enormes cuerpos toman el control de los grabados. Y entonces sucede algo milagroso. En esos burdeles donde Picasso desea morir devorado por las grandes madres hay un testigo, un caballero perfectamente vestido, serio, sereno, que observa la escena o toma notas en un cuaderno desde un rincón del grabado. Es Degas.

Última encarnación del espíritu, Picasso sitúa en su tumba genital al impasible, al inaccesible, al estrictamente ocular Edgar Degas, el artista que alcanzó a ver, quizá por última vez, a las divinidades femeninas en su monstruosa adaptación a la vida moderna.

 

Publicado el domingo 14 de noviembre de 2010.

[Publicado el 15/11/2010 a las 09:58]

Compartir:

Comentarios (79)

  • Que gustito, que Marinero nos haya vuelto a colar la imparable marcha de la HISTORIA (del arte) hacia su hegelia y legítima culminación. No sé que opinarán de esti feministas, gays y otros colectivos damnificados, pero el MOMENTAZO ORGÁSMICO (no sublimado) no nos lo quita nadie...

    Comentado por: Yo secuestré a Mao el 07/3/2012 a las 03:28

  • Para Félix de Azúa, la exposición Picasso ante Degas es una plataforma a partir de la cual se puede estudiar la aparición de la mujer moderna, “cuando digo la mujer moderna me refiero al prototipo revolucionario que accederá a la vida autónoma….” Apunta el autor en el artículo. Esto plantea serios problemas, no tanto por lo que pueda haber de cierto ó falso en su subjetiva exposición , sino sobretodo en cuanto a la efectividad política del discurso que este pone sobre la mesa entorno a la “mujer moderna”, pues al tomar como eje articulador de su discurso al “prototipo ” cae en el grave error de remitirnos a “su” “prototipo”, así todo su discurso carece de consistencia objetiva y todo el texto se arma en base a legitimar un punto de vista subjetivo de hombre, blanco, europeo, sesentón, y al parecer heterosexual dejando de lado “otros” prototipos de mujer moderna (probablemente los que realmente lograron la “problemática” liberalización de la mujer) y que son los que exactamente el Estado, el Patriarcado y la Historia intentan constantemente y a sabiendas invisibilizar . Trazar un discurso sobre “la mujer moderna” y decidir obviar todo el trabajo y todas las luchas que sufragistas, ensayistas, parlamentarias y prostitutas de principios del S XX han ido realizando, obviar y pasar por alto sus huelgas de hambre, sus estancias por la cárcel, sus luchas por el acceso a la educación, no tomar en cuenta todas las burlas que soportaron de padres, marido, clientes y hermanos, así como de toda la sociedad que las tachaba de ridículas, egoístas e histéricas, obviar todo eso y centrarse en la mirada heterocentrada que argumenta “que los hombres dieron la libertad sexual a las mujeres” me parece una falta de compromiso con la realidad histórica. Las opiniones personales en el blog, pero cuando se edita en un periódico se hace necesario el rigor.

    Comentado por: blanca pérez-portabella el 17/12/2010 a las 21:08

  • Igual tienes razón, sr,"J". Retiro lo de escribiente y lo sustituyo por escribidor, si eso es más educado. Lo que pasa es que no tengo tiempo para leer todos los comentarios que se vierten aquí. Una sugerencia: la libertad de expresión no incluye -una opinión-spam repetitivos ni cretineces o insultos manifiestos. A ver si filtramos un mínimo este tipo de foros, o sea.
    Del dibujo y la pintura sigo pensando lo mismo: la relación de calidad entre ambas expresiones no existe, ni el dibujo tiene por qué constituir la base de la pintura, ni ná de ná de todo eso.

    Comentado por: manolo el 02/12/2010 a las 12:46

  • Marta, se agradece leer escritos como el tuyo, donde se entiende lo que quieres decir, el tono es normal y lo que dices tiene sentido común. Lamentablemente aquí se escribe con por lo menos triple intención, en un lenguaje artificiosamente complejo y con ganas de lucirse

    Comentado por: Jordi el 22/11/2010 a las 09:42

  • La prostitución es sólo una expresión especial de la general prostitución del trabajador, y como la prostitución es una relación en la que no sólo entra el prostituido, sino también el prostituyente -cuya ignominia es aún mayor-, también el capitalista entra en esta categoría.

    Comentado por: Karl Marx, Manuscritos de París el 22/11/2010 a las 00:33

  • When insults had class

    "He has all the virtues I dislike and none of the vices I admire."- Winston Churchill

    "He can compress the most words into the smallest idea of any man I know."- Abraham Lincoln

    "Thank you for sending me a copy of your book; I'll waste no time reading it."- Moses Hadas

    "A modest little person, with much to be modest about."- Winston Churchill

    "I've had a perfectly wonderful evening. But this wasn't it."- Groucho Marx

    "He has no enemies, but is intensely disliked by his friends."- Oscar Wilde

    "I am enclosing two tickets to the first night of my new play; bring a friend.... if you have one."- George Bernard Shaw to Winston Churchill

    "Cannot possibly attend first night, will attend second... if there is one."- Winston Churchill, in response

    "I feel so miserable without you; it's almost like having you here."- Stephen Bishop

    "He is a self-made man and worships his creator."- John Bright

    "He is not only dull himself, he is the cause of dullness in others."- Samuel Johnson

    "He is simply a shiver looking for a spine to run up."- Paul Keating

    "He had delusions of adequacy."- Walter Kerr

    "There's nothing wrong with you that reincarnation won't cure."- Jack E. Leonard

    "He has the attention span of a lightning bolt."- Robert Redford

    "They never open their mouths without subtracting from the sum of human knowledge. "- Thomas Brackett Reed

    "He inherited some good instincts from his Quaker forebears, but by diligent hard work, he overcame them."- James Reston

    "He loves nature in spite of what it did to him."- Forrest Tucker

    "Why do you sit there looking like an envelope without any address on it?"- Mark Twain

    "His mother should have thrown him away and kept the stork."- Mae West

    "Some cause happiness wherever they go; others, whenever they go."- Oscar Wilde

    "He uses statistics as a drunken man uses lamp-posts... for support rather than illumination."- Andrew Lang

    "He has Van Gogh's ear for music."- Billy Wilder

    Comentado por: tomen ejemplo el 21/11/2010 a las 21:11

  • ¡Eres grande incluso depilada!

    "The rock musician Patti Smith won the National Book Award for nonfiction on Wednesday night for “Just Kids,” a sweetly evocative memoir of her relationship with the artist Robert Mapplethorpe and life in the bohemian New York of the 1960s and ’70s"...NYT

    Comentado por: do the watusi! el 21/11/2010 a las 18:34

  • En todas partes hay de todo, luego existo.

    Comentado por: Si no de qué el 21/11/2010 a las 17:54

  • Para mí toda la obra de Picasso es dramática, quiero decir que igual que en el caso del Guernica denuncia una realidad, también en sus dibujos y pinturas de prostitutas está denunciando una realidad social, algo que no es normal seguramente por la época, todas esas mujeres tendrían que ser prostitutas para poder comer y en absoluto las veo como la imagen de la "mujer moderna", supongo que Picasso tampoco. Pienso que como hombre podría ser más o menos machista como todos los de su época y esto no tiene nada que ver con sus ideas claramente de izquierdas, sino más bien con la coyuntura de la época pero no tengo duda de que él con éstas y todas sus demás obras documentaba una realidad "anormal" y lo denunciaba. Por supuesto personalmente, como mujer no creo que la prostitución sea la liberación de la mujer, sino todo lo contrario es su explotación máxima por parte del hombre.Saludos.Marta

    Comentado por: Marta el 21/11/2010 a las 17:31

  • Claro, claro. Ya veo que es usted fiel seguidor de la Princesa de Évole: pocas ideas pero bien hormigonadas. Dormir con la tranquilidad de estar del lado de los inocentes y no tener más dudas que si viajar durante las festividades invernales que la secta cristiana le robó a nuestros padres los druidas a El Aiún o a Gaza.
    Es usted tan bueno que siento bochorno. Disculpe una última cosa, ¿es usted mayor de edad? No se lo pregunto para llamarle lionesa, sino por situar sus ideas en un contexto.

    Comentado por: liberai el 21/11/2010 a las 16:29

  • En unas partes hay más de esto, y en otras más de lo otro, aunque es bien verdad que en todas partes hay de todo...
    Por ejemplo, cuando Franco tampoco se podía decir FACHA, aunque también había quienes lo decían.

    Comentado por: correlación estadística el 21/11/2010 a las 13:41

  • Qué manera de mezclar y confundir conceptos. Machistas y hembristas socialdemócratas también los hay y en abundancia. Aído es hija de Sostres y viceversa.
    En España necesitamos aprender a reflexionar y a refrenar tantas opiniones que se lanzan en pleno calentón y que son en la mayoría tópicos facilones de las ideologías de uno y otro bando.
    También necesitamos que se cierren esas televisiones autonómicas que son nidos de malos periodistas y escaparates a mayor gloria de los políticos de segunda regional y que le cuestan un dineral a los contribuyentes.

    Comentado por: liberai el 21/11/2010 a las 11:52

  • Tienen razón, qué vergüenza. No sé a dónde iremos a parar. Con Franco esto no pasaba.

    Comentado por: vizcáino masas el 21/11/2010 a las 11:26

  • Admiro a los defensores de la libertad de expresión; agradezco sus denonados esfuerzos. Insisto sin embargo en que desperdician su talento aquí: llueve sobre mojado. Creo que gracias a ellos me he familiarizado con el repertorio y por fin sé quién es culpable de cada uno de los poblemas del mundo, así que les ruego que, por lo que a mí respecta, no insistan más:
    1- Solucionar los problemas a tiros está mal visto: la culpa es de los pacifistas
    2-No puedo tirar escombros donde me da la gana: la culpa es de los ecologistas
    3-No veo a diario la jeta de urdaci en la tele: la culpa es de los progres
    4-Hay 32467467843 cadenas privadas y autonómicas dedicadas a emitir basura, pero la 2 se empeña en echar documentales y películas españolas: la culpa es de los cómicos
    5-Hay mucho descerebrado con más prepucio que cerebro: la culpa es de las feministas
    6-Hasta la tendera se ríe de que me dé aires yo, un pedante devorador de libros de Pío Moa: la culpa es de la pedagogía moderna
    7-Me la meten doblada los del gas, la gasolina,las inmobiliarias, el garaje, los municipales, los gorrillas, el frutero, el butanero: la culpa es de los sindicalistas totalitarios, y de los inmigrantes, dicho sea de paso
    8-Franco se murió: es culpa de mayo del 68
    9-Chomsky, Freud, Picasso, Foucault, Ramón y Cajal, DeMaistre, Ferlosio, Machado, Camus y Benet son culpables del reblandecimiento de los valores cristianos y la decadencia de la familia: es porque todas las mujeres son unas p., incluyendo especialmente a mi madre y a todas las que se han reído alguna vez de mi impotencia sexual, y exceptuando especialmente a Esperanza Aguirre.

    Comentado por: ifigenia morales el 20/11/2010 a las 21:11

  • Circe,

    Cómo se nota que su mejor amigo va con pilas.

    Comentado por: para eso hay desodorantes el 20/11/2010 a las 20:37

  • No hagan caso del lenguaje pocilguero. El idiolecto cerdil nauseabundo y misógino tiene una finalidad concreta y defensiva del territorio: poner a las mujeres que trabajan con ellos o compiten por los puestos que les interesan en una situación incómoda, pues serán criticadas tanto si descienden a su putrefacto nivel como si les ignoran. En el primer caso dirán que no son unas damas y en el segundo se burlarán de sus "aspavientos" y "lánguidos desmayos virginales". Déjenles retozar y hacer el ridículo en su universo autista y estudiénlos a higiénica distancia, con espíritu antropológico, bien provistos de mascarilla, guantes o equipo de astronauta. Después de todo son una especie a extinguir, el eslabón más débil.

    Comentado por: Circe el 20/11/2010 a las 14:14

  • Si la liberación de la mujer da asquito, y la de expresión ganas de vomitar, va a ser verdad que Félix tenía razón cuando apoyaba el maoísmo.

    Comentado por: cualquier tiempo pasado... el 20/11/2010 a las 14:11

  • De modo que unos pueden decir "lionesa" y a otros nos recriminan decir "facha"

    Comentado por: viva la libertad de expresión (de los fachas) el 20/11/2010 a las 13:59

  • Facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha Facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha Facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha Facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha Facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha Facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha Facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha Facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha Facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha Facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha Facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha Facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha Facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha Facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha Facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha Facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha Facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha Facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha Facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha Facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha Facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha Facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha facha

    Comentado por: cagustomekedao el 20/11/2010 a las 13:50

  • Menos de dos horas después del primer comentario sobre Sostres y ya ha salido la palabra facha. Habrá que ver si se ha batido un record.

    Comentado por: ¡que se vayan a Rusia, decían otros! el 20/11/2010 a las 13:39

  • Por favor,fachas y fachillas, no desperdicien sus talentos: el sitio para enviar sus SMS demagógico-mesiánicos es Intereconomía. Ya sé que allí les cobran por compartir sus genialidades, pero es donde sabrán apreciárselos.

    Comentado por: Attmte.: Ifigenia el 20/11/2010 a las 13:13

  • ¿No les avisaron de que la liberación de la mujer era esto?

    Comentado por: inocentes el 20/11/2010 a las 12:34

  • Si que tiene razón Gata. Sostres es un cerdo degenerado. Todos sabemos que las mujeres, a partir de los catorce dan asco, tan flácidas y manoseadas.

    Comentado por: marqués de soda el 20/11/2010 a las 12:32

  • Cuánta razón tiene, señora gata. ¡Imagínese el disgusto del gremio de pasteleros! Ya nadie comerá lionesas en Barcelona.
    ¡Y pensar qué le encomendaban las entrevistas a parejas presidenciables!

    Comentado por: Circe el 20/11/2010 a las 12:10

  • Libertad de expresión es el derecho a ofender.

    Comentado por: ¿qué si no? el 20/11/2010 a las 12:10

  • Gata,

    ¿Si fuera usted periodista debería dimitir por ofender a gordos, calvos, berceloneses y pequeñoburgueses?
    ¿O el ofenderse es patrimonio sólo de algunas minorías, como por ejemplo la que se creen que forman las mujeres?

    Comentado por: al final, todos callados el 20/11/2010 a las 12:09

  • Gata,

    Exacto, un peridista habló en términos tabernarios. Y no hizo caso a su jefa.
    Sigo sin ver la noticia. Porque el que algunos se pasen el día ofendiéndose tampoco parece novedad.

    Comentado por: y luego dicen del Papa el 20/11/2010 a las 12:06

  • No, don cínico de las 10:35, la noticia es que un gordo, calvo y lenguaraz, habló de las mujeres en términos tabernarios delante de una señora, su jefa, y no cerró la boca a pesar de que ella se lo pidió media docena de veces. La noticia es que un petimetre barceloní cobre de los madrileños a los que insulta y le rían la gracia aquellos a los que él trata de criados. La noticia es que el periódico y en concreto el periodista al que usted le ha robado el titular dé amparo a un pequeño burqués que cada vez que abre la boca ofende a alguien. Pero lo peor, lo peor, lo peor para mí es esa cursilada de las LIONESAS , arrrg!!!!!

    Comentado por: gata el 20/11/2010 a las 11:25

  • Noticia bomba: a un periodista le gustan jovencitas y dice tacos en privado.
    Al Vicepresiedente y Ministro de Interior no le queda más remedio que comentarlo en rueda de prensa del Consejo de Ministros.

    Comentado por: y dicen que los fachas son los otros el 20/11/2010 a las 10:35

  • Tres canteros estaban picando piedra para la construcción de una catedral. A la pregunta «¿Qué está usted haciendo?», el primero respondió, con aire de estar fastidiado: «Picando piedra; ¿no lo ve?»; el segundo, con cierta ilusión, dijo: «Buscando el bienestar de mi mujer y de mis hijos»; el tercero, con aire soñador, respondió: «Construyo una catedral».

    Comentado por: P. el 19/11/2010 a las 23:45

  • Decálogo,no pareces demasiado inspirado. El mejor escritor del XIX, Melville, en vez de repetirse insistió en escribir cosas como Billy Budd, Pierre, Benito Cereno, Bartleby, que en su época la gente consideraba un desastre y sobre cuya recepción, tras el batacazo de Moby Dick, no podía hacerse ilusiones. Y Kafka,el mejor escritor del XX, dejó inédito lo mejor de su obra porque consistía en novelas inacabadas, inacabables. Perdón: lo mejor son sus cartas y diarios, y dígame ustd, después de leerlos, si los escribió aspirando a obtener el dinero o las babas de un marisabidillo. Hasta que no tenga una tesis que explique la existencia y excelencia de obras así, calle y medite, o al menos resérvese sus teorías para las tertulias televisadas.

    Comentado por: srta ifigenia el 19/11/2010 a las 21:32

  • Larisa,

    Hear, hear.
    Cuanto más enfants terribles, más ñoños.

    Comentado por: a pata suelta el 19/11/2010 a las 18:25

  • ¿Sos un emboscado, cosa floja? Me decís lo mismo que digo, boludo. ¿Ganas de parlar por falta de bolinga? Andá, no me seas un pame boliao.

    Comentado por: Estanciero el 19/11/2010 a las 17:02

  • Le dijo A. de Foxá a un cubano petardo que insultaba a España en uno de los bares de Madrid que años después frecuentarían muchos de los citados en el artículo de Ignacio Ruiz Quintano, "para resultar gracioso / al meterse con España / hay que tener mucho ingenio / pero no ingenio de caña".
    Pues eso, menos toritos, a cuidar el latifundio, y a no poner tanto clembuterol en la carne que en la EU está prohibido, señor estanciero.


    A Félix de Azúa, la mayoría de los que a menudo pasamos por aquí (cinco años ya, véase el archivo), le admiramos y apreciamos mucho. A los que somos algo más jóvenes que él, Azúa nos sirvió de hermano mayor, ese que facilita las cosas al trillar el camino por adelantado. Aquí, salvo desafectos, que por suerte también los hay, no hay costumbre de meterse con su persona. Es su trabajo sobre lo que se comenta. Si a veces recibe pitos, en la mayoría de ocasiones recibe aplausos, de modo que ya vale de discursitos de "pobre Félix" que son MUY ñoños y dan a entender que en este blog, que puede cerrar en cuanto le apetezca, se le martiriza. ¡Anda que no sabe él defenderse solito y emboscarse entre los comentaristas cuando le da la gana!

    Comentado por: larisa floja el 19/11/2010 a las 11:14

  • Movida en el Museo ABC

    Ignacio Ruiz Quintano
    ABC 19/11/2010

    Del discurso de Gallardón en la inauguración del Museo ABC en la antigua fábrica de Mahou me quedé con la copla de la moral municipal del alcalde: allí donde antes había cerveza, y citó los casos de El Águila y la Mahou, ahora hay cultura. Y pensé en el futuro de «Casa Braulio», en cuyo chaflán los municipales no te dejan beber botellines al salir de los toros. De la Movida (aquel exitoso palabro puesto en circulación por Alberto García-Alix y Ceesepe en el Rastro) a Gallardón. En la grande exposición de ABC figuran como «Movida» las ilustraciones de «Gente y Aparte», la sección que Jorge Berlanga —nuestro Berli—, y uno mismo sacamos adelante para sacudirnos el muermo del felipismo total. Berli tiene algo de almirante inglés al que le han birlado el barco, y, como lord Kelwin, sólo entiende las cosas que se pueden dibujar. El dibujo inaugural de «Gente y Aparte» fue una folclórica con látigo que Jorge le sonsacó a Juan Carlos Eguillor. Era transgresor en el sentido que tiene dicho José-Miguel Ullán: «La caligrafía del dibujo tiene algo más libertino, menos domesticado que aquello que articula la escritura... En la escritura todo tiende a amoldarse, a darse en forma y, en definitiva, a rendir cuentas. Cada dibujo, en cambio, es un sobresalto sin molde». Eso, un sobresalto sin molde sería, sábado a sábado, la ilustración que Jorge iba cazando, después de aquélla de Eguillor que todavía no sé cómo nos permitieron publicar. Pero es que, sin ella, el resto no hubiera tenido sentido. Ni la Olga Zana de Carlos Berlanga ni el Juan Jaravaca de Mediavilla. Ni nuestro predilecto, el Buitre Buitáker de Gallardo, quien se comía, además, casi todas las portadillas. Los cartones eran de encargo, y el ángel de su guarda en el cajón se llamaba Rosaura (Díez Fuertes), cuya logística incluía la sonsaca de artículos a Leopoldo María Panero, y para ilustrarlos, de acuarelas a El Hortelano. Aun sin dinero, Madrid era Baden Baden.

    Comentado por: def el 19/11/2010 a las 08:24

  • El ateísmo no es más que el plural de Dios.
    LA TRAGEDIA, JOSÉ MARÍA PEMÁN

    Comentado por: cp el 19/11/2010 a las 08:09

  • Me encanta este blog. Hay opiniones para todos los gustos. Eso, como no, me gusta. En las dictaduras como la cubana esto es impensable. Félix debe estar orgulloso de que gente que no lo traga, lo critique -algunos hasta lo ofenden- aunque luego digan aquello de que pasaban por aquí, los muy chantapufis. ¿Se han fijado cuántos comentarios tienen los vecinos blogueros de Félix? De Azúa, eres muy malo, pero la gente no deja de escribir sobre tus opiniones, sobre tus ideas sobre el arte, maldita sea mi sombra, diría un boludo pelusero. Esa es España, un perdido país de cabreros hijos de puta. Lean si no algunos perros comentarios. Silencio. Ya vendrán más tarde los emboscados. Ciao.

    Comentado por: Estanciero el 19/11/2010 a las 06:19

  • HIJOS DE PUTA CHACHA GUEY COSIGANSE UNA PUTA VIDA NO SE CULIENSE ALGUIEN PERO DEJEN DE PONER PENDEJADAS

    Comentado por: MIKY el 18/11/2010 a las 17:23

  • Vuelva pronto, D. Manolo, si no le acaba de convencer la entrada, los comentarios no le dejarán indiferente. Por cierto,llamar " escribiente rellenador de cuartillas " a nuestro amado anfitrión es desconsiderado cuanto menos, él llamó "escribidor" a Umbral sin citarlo y lo hizo en un libro por el que aflojé 2.000 ptas (Lecturas Compulsivas. Anagr.)

    Comentado por: J. el 18/11/2010 a las 13:16

  • He leido el artículo de don Félix Azúa publicado en el último semanal de El País y asimismo he ojeado (poco) este blog que parece interesante-otro día lo miraré con mas atencion-. Solo quería indicaros que las opiniones y afirmaciones de don Felix sobre pintura contemporánea no solo es que estén alejadas del conocimiento más elemental del tema sino, incluso de la realidad más evidente. Afirmar por ejemplo que los buenos dibujantes son casi siempre buenos pintores pero no a la inversa es rechazar los datos mas elementales sobre el asunto: hay miles
    -repito miles- de excelentes dibujantes que jamás pudieron con la pintura. Otro día si acaso puedo dar una lista no exhaustiva, por si se ofrecieran dudas.
    Rellenar cuartillas a base de oficio de escribiente no es lo mismo que profundizar en los temas, sr. don Felix.
    Atte
    manolo

    Comentado por: manolo el 18/11/2010 a las 12:18

  • Ifigenia, pregúntele a los descendientes del oficial Dreyfus (viven en Madrid, en la calle Joaquín Costa, y tienen los archivos familiares) si la ideología del señor Degas está pintada aquí con brocha gorda o con pincel de marta cibelina.

    marinero: no se puede decir más claro.

    Comentado por: H50 el 18/11/2010 a las 10:05

  • Nada mejor que después de un árduo día de oficina le pilles las bragas a tu mujer y entre el manoseo y el rubor propio de la situción, al final consigas ese golpe seco ,natural y con cierta evocación marinera que tan feliz te hace.
    La mujer te da la vida ,te da calor y te alimenta de su propio cuerpo además te defiende como una loba, ni el más vil canalla olvida a su madre.Sostres, si me cruzo con tu jeta de calvo con piorrea te la la empano, cabrón!

    Comentado por: Oliver Now el 18/11/2010 a las 09:57

  • pues miren, no sé si Félix afirma que Picasso es un artista del XIX tras mucha meditación y el estudio de sesudísma bibliografía que aún no ha llegado por estos lares, o porque se le ha ocurrido de repente, pero miren, de ser una boutade, suscita más reflexiones y revisiones que un libro entero del Calvo Serraller.
    Por otro lado, me resulta chocante que se atrevan a pintar con brocha gorda, con insultante seguridad, no sólo Félix, aunque él da mal ejemplo, de la ideología de gente muerta tante tiempo atrás. Como si pudiera hablar yo de la mía propia o de la de mi prima, y como si alguien pudiera convencerse de que ello arroja alguna luz sobre lo que hacemos. Eso sí que cuela solamente por razones de morbo y porque ya son en Félix rasgos estilísticos. El peaje.

    Comentado por: srta ifigenia el 17/11/2010 a las 22:43

  • "las potentes hembras que atacan con sus sexos abiertos"... parece de una película de David Croneneberg.

    Comentado por: ... el 17/11/2010 a las 21:05

  • “In any case, I feel I can personally guarantee that St. Thomas loved God because for the love of me I cannot help loving St. Thomas. His brothers didn’t want him to waste himself being a Dominican and so locked him up in a tower and introduced a prostitute into his apartment; he ran her out with a red-hot poker. It would be fashionable today to be in sympathy with the woman, but I am in sympathy with St. Thomas.”

    Flannery O’Connor, The Habit of Being

    Comentado por: cp el 17/11/2010 a las 20:50

  • "No es extraño que al sr. Azúa le salgan con facilidad las cuentas cuando habla, en términos audazmente personales, de la historia del arte, y de su presunto final: no está hablando de la historia que todos compartimmos, sino de la que él mismo se fabrica a su medida."

    Señor marinero, cualquier teoría, no sólo tiene que contar con determinados elementos lógicos, sino de cierta consistencia objetiva. La historia, si es historia, se tiene que acercar a la ciencia para ser considerada como tal. Esto nada tiene que ver con una visión valorativa, con un juicio de valor, como el que usted hace, señor marinero. Si todos compartiéramos la historia, como usted dice, no habría habido nunca conflicto alguno en el mundo. Pero resulta que no hay una sola historia sino muchas historias, en su mayoría no compartidas por todos, y mucho menos en la historia del arte. Si usted tiene una historia compartida por todos de la historia del arte que contradiga las hipótesis de Félix de Azúa, expóngalas, pero no deje caer una especie de desaprobación absoluta sobre dichas hipótesis, basadas en que todos, menos Félix, compartimos una historia común. Para mí, eso carece de sentido.

    Comentado por: miguel el 17/11/2010 a las 18:52

  • Pero qué pestazo a lefa rezuma todo esto. Por algo pone la tirita antes de hacerse la herida, (" En nuestros días, cualquier posición pública sobre el mundo femenino ha de ser cosa de hembras. Si la expresa algún macho será de inmediato fulminado por meterse en un ámbito donde es indeseable, está mal visto, y carece de conocimientos. ¿Cómo va un hombre a decir algo relevante sobre las mujeres? Solo las mujeres pueden hablar de las mujeres. De los hombres más vale no hablar.) Hale, corra usted a Telemadrid que parece que va a quedar libre el puesto de Sostres.

    Comentado por: y va de enrrollado el 17/11/2010 a las 18:51

  • ¿Cuántas mujetes pintoras han dedicado su obra, siquiera sea en un periodo, a exaltar, a sublimar, en el túnel de su obsesión sexual, el sexo del hombre? Casi nunca. Si no entendemos la naturaleza de los dos sexos, nunca podremos comprender por qué la represión de los instintos sexuales masculinos pueden llegar a sublimar, mediante el arte, obras de creación de una belleza extraordinaria. ¿Cuántas canciones, por ejemplo, hay dedicadas a las mujeres y cuántas a los hombres? La desproporción es abismal. Hay más dedicadas a las mujeres. La plétora vital que significa el semen del hombre para la reproducción de la especie es, en ultima instancia, la que determina, no digo que de una forma absoluta, pero sí general, muchas de las formas de creación artística. Todos los hombres, en su su edad reproductiva, están ávidos de extender su plétora de semén a cuantas más mujeres mejor. La represión de ese instinto siempre ha existido. En lo que diríamos la Edad Moderna, esa represión proviene del Estado. Éste trata de canalizar esos instintos, para que la oganización social funcione. La famlia es el cauce. En realidad, la hipótesis de que la cultura, como producto exclusivamente humano, provenga de esa represión de los instintos sexuales, es plausible en gran parte. La naturaleza no establece, a priori, contradicciones entre deseo sexual y represión de ese instinto. El más fuerte, ya sea físicamente o económicamente, como en el caso de los humanos, siempre tendrá más posibilidades de no sentirse reprimido sexualmente. A los genes, que no entienden de ética, les importa un bledo que la selección natural, en el caso de las sociedades humanas, favorezcan siempre a los más poderosos, económica o físicamente, ya sean dictadores, banqueros, políticos, futbolistas, etc. Así es la vida.

    Comentado por: sublime el 17/11/2010 a las 18:17

  • Tranzas?, mire yo en realidad quería ..pero es q

    Comentado por: Rabi el 17/11/2010 a las 14:00

  • ... y ya sólo quedan dos cerditos.

    Comentado por: san martín sin fin el 17/11/2010 a las 10:56

  • El proletariado(esa antigualla) sería la clase obrera que está en contacto con los medios de producción, los que intervienen directamante en la elaboración de objetos (el obrero industrial) proletario no sería un camarero porque el no "produce" y no digamos el funcionario.Por tanto, no sería incompatible mujer y proletariado, ni incluso "mujer moderna" . Una mercancia sexual absoluta es Pilar Rubio , pero Pilar es un pivón que está tremenda pero usted tiene toda las tranzas de ser un callo, señora.

    Comentado por: Rabicundo el 17/11/2010 a las 10:55

  • Cuando digo "la mujer moderna" me refiero al prototipo revolucionario que accederá a la vida autónoma, usará su propio dinero y será dueña de su vida amorosa, a cambio de convertirse en la segunda fuerza de trabajo después del proletariado y en mercancía sexual absoluta.

    ¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿??????????????

    Comentado por: Circe el 17/11/2010 a las 10:00

  • La atracción al lúmpen es una constante y muestra una actitud valiente y generosa con la vida. Quién no se encuentra bien en un antro sórdido, colocado y charlando con una puta coja? Ahora, con la prostitución industrial y con tanta higiene, solo te queda fumarte un chino con una sifilitica de 45 kilos . Al final, folladores de gratis y los paganos vamos al mismo sitio, hipócrita bloguero.

    Comentado por: J. el 17/11/2010 a las 09:54

  • habrá que entrenar antes el cipote para que funcione adecuadamente ante un acto tan trascendental y fatal como la reprodución.

    Comentado por: Aurelio el 17/11/2010 a las 08:55

  • Veamos, Circe. Por ahí se ha escrito un comentario firmado por "en honor a la verdad", que se refiere a usted. No es mío. Quizá por ello se haya dado por aludida rspecto a mí.

    Querría decir que yo nunca me he referido a cosas que usted no ha dicho. En el comentario del 16-10-2010, había sacado una frase de usted (léase de nuevo). Era ésta: "que el Sr. de Azúa tiene una idea muy pobre de las mujeres en general...". Y yo di mi opinión al respecto. Nada más. Por otra parte, no sé qué merito tiene que una persona no reaccione seriamente ante alguien que trata de precisar en su lenguaje. Sociológimente lo podría entender, dada la influencia del pobre y ultrajado lenguaje utilizado habitualmente tanto en los medios de desinformación como en la casta política.

    Comentado por: miguel el 17/11/2010 a las 06:27

  • Sublime. Dices
    "La mujer siente la sexualidad de otro modo; es por eso por lo que no haya necesitado nunca sublimar tanto sus represiones, al menos de una forma tan prolífica como el hombre. Así es la vida."
    Veo aquí algo contradictorio: "sentir la sexualidad de otro modo" versus "represiones". Sé que quería decir otra cosa, iba por buen camino pero tuvo que salir lo de la 'represión' dichosa.

    Comentado por: ... el 16/11/2010 a las 22:02

  • Miguel. Es usted demasiado susceptible. Estaba de acuerdo con casi todo lo que decía...no ve que dije 'viva la diferencia'. Qué más quiere? Por eso no reacciona seriamente el lector a sus comentarios, porque sabe que no aceptara sugerencias sin ir al diccionario o la enciclopedia y machacarnos por nuestros descuidos semánticos ( se dice así?) Mi fontanero usa esta palabra "semántico" cada vez que discutimos. El otro día me dijo que nuestras diferencias eran "semánticas"; claro para mí era cuestión de $200 dólares!

    Comentado por: chiqui el 16/11/2010 a las 22:00

  • No, no voy a picar con lo de los besos...
    Jo, creo que sí: Pablo, si eres quien me gustaría que fueras verías que pronto te daría un beso. Pero como no serás te salvas de ser besado...
    No es cuestión de morirse llevándose "demasiados besos" sino los besos que eran importantes para uno. A mí me quedan unos pocos que repartir, con el permiso de mi marido; que me lo tendrá que dar porque sabe que cuando me empeño en algo soy muy pesada...
    Por dios, no me tomen a pie juntillas...déjenme jugar; siempre que no haga daño a nadie. Esto de enseñar el subjuntivo es de pena; me paso el día pensando en condicionamientos, ilusiones y deseos...

    Comentado por: me el 16/11/2010 a las 21:58

  • Circe, me leíste el pensamiento ¡gracias!

    Cuando despotrico de lo poco entendida que me siento por parte de los varones, suelo apostillar "salvo alguna honrosa excepción".
    Cuando le pongo de "honrosa excepción" mi amigo F. se sonroja y suele decir que no, que él no es ningún varón que apoye a las mujeres; que él sólo dice que si tanto nos quejamos, nuestras razones tendremos aunque él no las entienda del todo..."

    Y ya. No tengo ningún ejemplo más de "honrosa excepción". ¿De verdad es tan difícil adoptar una postura sencilla y respetuosa como la de mi amigo?

    Comentado por: señor señor el 16/11/2010 a las 19:58

  • DPA: solamente un zote como el Sabina sigue empeñado, después de todo lo que os ha enseñado mi código, a utilizar magdalena como sinónimo de puta.

    Comentado por: davinchi el 16/11/2010 a las 19:54

  • ¿Gustavo Adolfo o la rana?

    Comentado por: confuso el 16/11/2010 a las 19:42

  • En todos los tiempos ha habido putas, cuya finalidad no ha sido, no es la procreación; para eso está el matrimonio, u otras formas anteriores reproductivas, donde se intiucionaliza, se garantiza, la protección de la prole, para que la especie no se extinga. Hormonalmente hablando, el hombre es polígamo por principio. Hay excepciones que confirman la regla. El hombre puede ser padre de cientos de hijos, como lo fue Gengis kan, mientras que la mujer, durante toda su edad fértil nunca puede llegar a ser madre de tantos hijos.

    La familia es un invento burgués, sin la cual la protección de la prole, para que la especie no se extinga, sería imposible. El sexo en la humanidad ha evolucionado a lo largo de miles de años; pero la última razón del sexo, ahora y hace 200.000 años, es la misma: la reproducción de la especie. Luego, podemos contar historias de burgueses, de proletarios, de putas baratas y caras, de infidelidad, y otras formas de encontrar el placer sexual no reproductivo. Y Después, incluso, podemos hablar de las distintas formas de lo que llamamos amor, que es una forma expresiva de la relación entre sexos puramente humana. Seguramente Freud llevaba razón al relacionar la represión de los instintos sexuales con las actitudes creativas del hombre. La realidad es que, gracias a esa represión, sublimada mediante creaciones artísticas, hemos conocido cosas que se hallaban ocultas en nuestro cerebro más primitimo y que jamás hubiéramos sido capaces de confesar. Los cuadros de Degas y Picasso son un espejo de nuestros instintos, de nuestras pulsiones sexuales, de nuestras fantasías eróticas relacionadas con las mujeres. La mujer siente la sexualidad de otro modo; es por eso por lo que no haya necesitado nunca sublimar tanto sus represiones, al menos de una forma tan prolífica como el hombre. Así es la vida.

    Comentado por: sublime el 16/11/2010 a las 19:32

  • Tranquilo, Miguel, yo no veo insulto alguno en tus opiniones aunque me atribuyas cosas que no he dicho. Pero a mi me parece que el Sr. de Azúa tiende a referirse a las mujeres en pintorescos términos biológico-reproductivos. Observarás que a la mínima salen genitales respandecientes, inundaciones de fluidos diversos, vulvas succionadoras, muslos estranguladores y otros increíbles prodigios ufológicos, todo ello aderezado siempre con imaginativas historias.

    Comentado por: Circe el 16/11/2010 a las 19:02

  • Digno de estudio es el empeño de algunos burgueses por creer que la vida verdadera está en otra parte, concretamente, en el país lumpen. Preguntados los tirados si no preferirían vivir en una buena casa con calefacción, cuarto de baño y despensa bien provista, puede que hasta hace cincuenta años, por eso del yacer y del hablar sin cortapisas gritaran, ¡no, prefiero la libertad! Pero ¿hoy?
    Ciento cincuenta mil euros recaudó el año pasado el ayuntamiento de un pueblo de Girona provenientes de las multas a los usuarios de los servicios de las putas de carretera. Mil quinientos por barba, que se apresuraron a pagar en el acto (durante o inmediatamente después del otro) para que la denuncia no les llegara a casa. Pudiendo follar con quien uno quiera y bien a lo bestia si es el caso, las putas quedan para los feos y los casados. No lo neguéis, machotes, que lo que está de más es el maldito matrimonio y es a esa mierda a la que no queréis renunciar, pringados.

    Comentado por: H50 el 16/11/2010 a las 17:02

  • A veces, los besos pasan por la vida sin demasida cartilla y algún resentimiento inevitable. La culpa es de la cartilla.

    Comentado por: Paca el 16/11/2010 a las 15:21

  • Dialogar, polemizar, criticar los argumentos presentados por otra persona, no es insultar. Insultar es esto: ultrajar, agraviar, denostar, ofender, deshonrar, faltar, injuriar, vilipendiar, zaherir, escarnecer, vejar, difamar, a las personas. ¿Dónde he proferido yo un insulto hacia la persona llamada Cirse? Me he limitado a dar mi opinión acerca de lo que Circe asevera: "que el Sr. de Azúa tiene una idea muy pobre de las mujeres en general...", cosa ésta que no comparto, porque la considero dogmática, a la idea concreta, no a Circe, y eso lo explico, no sé si con acierto o no, pero es mi criterio. Y no tengo más que contar.

    Comentado por: miguel el 16/11/2010 a las 15:15

  • Aveces se pasa por la vida sin demasiados besos, un buen cartillón y mucho resentimiento. La culpa es de Gustavo.

    Comentado por: P el 16/11/2010 a las 10:50

  • Haya paz. No vaya a ser que la tenaza del muslamen mortífero nos sorpenda aquí discutiendo sin la debida preparación espiritual para tan funesto trance.

    Comentado por: Circe el 15/11/2010 a las 22:11

  • Y 'viva la diferencia', Miguel. Pero, por favor, que no se reduzca sólo a " el vientre y el pubis envueltos en una nube de tafetán o seda amarilla, blanca, verde, azul, que convierte su zona genital en un estallido lumínico."
    Por un momento pensé que Don Félix se refería a un jarrón de hortensias de varios colores que tengo en casa, pero no...No hubo tal suerte.
    No, nunca fui feminista, cuando llegaron ya había vuelto, aunque no hubiera nacido. Pero tampoco veo por qué te metes con Circe, cada cual que mantenga su opinión y la presente sin insultos.

    Comentado por: me el 15/11/2010 a las 21:14

  • Gracias, gracias, gracias, divino Creador por haberme hecho mujer y haberme permitido ver los cuadros de bailarinas de Degas con mirada limpia; haber tenido un poster super bonito de uno de ellos en mi cuarto a lo largo de mi pubertad y adolescencia mientras yo misma estudiaba ballet; gracias por haber evitado que me diera cuenta si/cuando un viejo libidinoso espiaba nuestros ensayos con mente turbia.
    Gracias por el marido de mente sana in corpore guay que me has concedido y, sobre todo, gracias por haber hecho de él un simple ingeniero y no un obseso esteta seminal. Gracias mil veces, diosito lindo, eres lo máximo, lo juro por la palomita de la buena onda, el Sancti Spiritus, o sea.

    Comentado por: ritita pidruejo el 15/11/2010 a las 20:17

  • 'Todos los pueblos viriles tienen mala fama; el prototipo son los prusianos. Pero en el interregno no son las madres sino los hermafroditas los que prevalecen.'
    Ernst Jünger, carta a Carl Schmitt, 23 de Agosto 1970

    Comentado por: cp el 15/11/2010 a las 19:46

  • Puede que muchos hombres tengan una idea pobre sobre las mujeres. De igual modo, puede que haya muchas mujeres que tengan una idea pobre de los hombres. En cualquier caso, al margen del magnetismo estético, del relato tan bien construido por Félix sobre las pinturas y dibujos de Degas y Picasso, no creo que el autor tenga una idea pobre de las mujeres. Quizá habría que decir, en honor a la firmeza teórica, a la lógica empleada por Félix, que la idea que tiene Circe sobre la naturaleza del sexo femenino sí que es pobre, en tanto en cuanto no admite, dogmáticamente, diferencia alguna entre un hombre y una mujer, más allá de los prejuicios ideológicos del feminismo.

    Pero resulta, Circe, a pesar de los pesares, que ambos sexos sí son diferentes desde el gene al pensamiento, y que la emotividad en que se fundamentan la masculinidad y la feminidad, que hace que la realidad experimentada por el hombre sea eternamente diferente de la que experimenta la mujer, fluye de las naturalezas biológicas de uno y de otro. Este es un hecho que las feministas no pueden admitir. Pues admitirlo equivaldría a admitir que la liberación de uno y otro tienen que seguir líneas diferentes y complementarias, y que las mujeres de todas las sociedades han seguido los caminos que han seguido, no porque hayan sido forzadas por los hombres, sino porque siguieron sus propios imperativos. ¿No te resulta, Circe, que esa contradicción en nada ayuda a las justas pretensiones de igualdad en derechos? Y es que, al negar la propia naturaleza, al aceptar roles que no le corresponden, las mujeres os estáis condenando a negar vuestra propia condición sexual. En realidad, las pinturas de Degas y Picasso tratan de mostrar el enorme poder que tiene la mujer en la más pura desnudez de su condición. De ahí que el hombre sienta miedo ante ese poder. Eso es para mí lo que los artistas quieren expresar. Es verdad que el hombre representa otro poder, pero no tiene por qué ser opuesto al de la mujer, sino complementario. Negar esto es negar a la misma naturaleza. El sexo es el más decisivo y determinante de la identidad personal; es la primera cosa de que nos damos cuenta acerca de otras personas y la última de que nos olvidamos. Así como puede ser criminal la limitación de la identidad de las personas, alegando, como el racismo lo hace, limitaciones en nombre de la naturaleza, también es terriblemente autodestructor negarse a aceptar la propia naturaleza y las alegrías y poderes que nos confiere.

    Comentado por: miguel el 15/11/2010 a las 19:17

  • Gracias Don Félix. Tengo el catálogo y he vuelto a repasarlo, ahora bajo su mirada...que no necesariamente coincide con la mía, pero siempre interesante su punto de vista. Aprender se aprende.

    Comentado por: me el 15/11/2010 a las 18:33

  • la plástica no tiene cuento

    sin duda que acabe unir a Degas y Picasso Dos grandes modernos Pero se trata más de resolución con el lápiz o pincel que de palabras

    Comentado por: juan andres el 15/11/2010 a las 17:24

  • Querida, yo no me ofendo por nada. Lo mío es la ataraxia permanente.
    En cuanto a Madame Bovary, créame, era un tío, y bastante lerdo, inventado por un solterón bastante achacoso pero de imaginación desatada y que vivía con su mamá.
    Desengáñese, no hay ninguna mujer de carne y hueso, y dudo que la haya habida nunca, que pueda comportarse de forma tan idiota como Madame Bovary. Madame Bovary no existe. Es científicamente imposible que una mujer que se hace conducir alegremente y a toda pastilla por las calles empedradas de Rouen en un fiacre acabe estúpidamente con la lengua fuera y ennegrecida en una mísera botica de pueblo.

    Comentado por: Circe el 15/11/2010 a las 14:03

  • ¡Joder, Félix, ¿por qué has desperdiciado tanta tinta con el tripartito?! Esto sí que tiene miga. Sra. Circe, no lea tanto uso de las palabras prostituta y matrona como una ofensa, no sea hombre, no sea Puente. En la Santa Europa del XIX o bien se era una Bovary o bien una tirada (o una monja de clausura)¿Quiere decir eso que los hombres eran más libres? La misma jaula que oprimía a los dos sexos, uno en el papel de opresor y al otro en el de oprimida, pero ambos bien empapelados, sin apenas más posibilidad de escapar que Haití o las misiones...
    Además, obviando el origen del falso erotismo actual nos hacemos perjudicialmente una idea equívoca de la actual imagen de lo femenino y tomamos como algo neutro, natural, que más del 50% de la humanidad esté condenado al consumismo memo y alinfantilismo tan solo porque haya mujeres ricas, feministas de faes y misa diaria, que se estén forrando con el "porque yo lo valgo".

    Comentado por: ifigenia morales el 15/11/2010 a las 13:40

  • Algunas mujeres no tienen instinto para comprender el dos mas dos que atrae a un hombre joven hacia una mujer.Se iba a los prostíbulos, se hacía cola con los chicos del barrio para entrar con una matrona que casi te triplicaba la edad .¿Por qué? porque estabas en el momento o en la edad. ¿Comprende los brutos que son los machos, señora?

    Comentado por: Puente el 15/11/2010 a las 12:53

  • Pues yo, perdónenme, pero no puedo evitar pensar que el Sr. de Azúa tiene una idea muy pobre de las mujeres en general. Nunca he acabado de entender, salvo en su vertiente cómica, esa escuela de prosa viril llena de vaginas dentadas gigantes, éxtasis místicos de muertes por asfixia entre mamas hipertróficas y demás experiencias paranormales. Tampoco acierto a ver la relación de todo ello con Degas, por más luminosidad cegadora que puedan apreciar algunos en los tutús.

    Comentado por: Circe el 15/11/2010 a las 11:58

  • Precioso artículo. Ahora solo resta poder hacer una escapada a Barcelona a conocer la expo. También serios y bien vestidos, con la distancia suficiente para no romper la complicidad de los dos artistas y, participar de la experiencia de voyeur del voyeur.

    Comentado por: Cecilia el 15/11/2010 a las 11:34

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Félix de Azúa nació en Barcelona en 1944. Doctor en Filosofía y catedrático de Estética, es colaborador habitual del diario El País. Ha publicado los libros de poemas Cepo para nutria, El velo en el rostro de Agamenón, Edgar en Stephane, Lengua de cal y Farra. Su poesía está reunida, hasta 2007, en Última sangre. Ha publicado las novelas Las lecciones de Jena, Las lecciones suspendidas, Ultima lección, Mansura, Historia de un idiota contada por él mismo, Diario de un hombre humillado (Premio Herralde), Cambio de bandera, Demasiadas preguntas y Momentos decisivos. Su obra ensayística es amplia: La paradoja del primitivo, El aprendizaje de la decepción, Venecia, Baudelaire y el artista de la vida moderna, Diccionario de las artes, Salidas de tono, Lecturas compulsivas, La invención de Caín, Cortocircuitos: imágenes mudas, Esplendor y nada y La pasión domesticada. Los libros recientes son Ovejas negras, Abierto a todas horasAutobiografía sin vida (Mondadori, 2010) y Autobiografía de papel (Mondadori, 2013)Una edición ampliada y corregida de La invención de Caín ha sido publicada por la editorial Debate en 2015; Génesis (Literatura Random House, 2015). Nuevas lecturas compulsivas (Círculo de Tiza, 2017) y Volver la mirada, Ensayos sobre arte (Debate, 2019) son sus últimos libros.  Escritor experto en todos los géneros, su obra se caracteriza por un notable sentido del humor y una profunda capacidad de análisis. 

En junio de 2015, fue elegido miembro de la Real Academia Española para ocupar el sillón "H".

 

Bibliografía

 




 

Ensayo

Volver la mirada (2019). Debate, España.

Nuevas lecturas compulsivas (2017). Círculo de Tiza, España. 

La invención de Caín (2015). Mondadori, Barcelona. 

Contra Jeremías (2013). Mondadori, Barcelona.

Contre Guernica, Prefacio para Antonio Saura (2008). Archives Antonio Saura, Genève.

 La pasión domesticada (2007). Abada, Madrid.

Ovejas negras (2007), Bruguera, Barcelona.

Cortocircuitos. Imágenes mudas (2004). Abada, Madrid.

La invención de Caín (1999). Alfaguara, Madrid.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (reedición) (1999). Anagrama, Barcelona.

Lecturas compulsivas. Una invitación (1998) Anagrama, Barcelona.

Salidas de tono (1996). Anagrama, Barcelona.

Diccionario de las artes (1995). Planeta, Barcelona.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (1992). Pamiela, Pamplona.

Venecia (1990). Planeta, Barcelona.

El aprendizaje de la decepción (1989). Pamiela, Pamplona.

La paradoja del primitivo (1983). Seix Barral, Barcelona.

Conocer a Baudelaire y su obra (1978). Dopesa, Barcelona.

 

Novelas y prosa literaria

Génesis (2015). Literatura Random House, Madrid. 

Autobiografía de papel (2013). Mondadori, Barcelona. 

Autobiografía sin vida (2010). Mondadori, Barcelona.

Abierto a todas horas (2007). Alfaguara, Madrid.

Esplendor y Nada (2006). Lector, Barcelona.

Momentos decisivos (2000). Anagrama, Barcelona.

Demasiadas preguntas (1994). Anagrama, Barcelona.

Cambio de bandera (1991). Anagrama, Barcelona.

Diario de un hombre humillado (1987). Anagrama, Barcelona.

Historia de un idiota contada por él mismo, o el contenido de la felicidad (1992), Anagrama, Barcelona.

Mansura (1984). Anagrama, Barcelona.

Última lección (1981). Legasa, Madrid.

Las lecciones suspendidas (1978). Alfaguara, Madrid.

Las lecciones de Jena (1972). Barral E., Barcelona.

 

Relatos

"Quien se vio", Tres cuentos didácticos (1975). La Gaya Ciencia, Barcelona.

"La venganza de la verdad" (1978). Hiperion nº1, Madrid.

"Herédame" (6 y 7 agosto 1985). El País, Madrid.

"El trencadizo", con grabados de Canogar (1989) Antojos, Cuenca.

"La pasajera" (18 nov. 1990). El País, Madrid.

"La resignación de la soberbia", Los pecados capitales (1990). Grijalbo, Barcelona.

El largo viaje del mensajero (1991) Antártida, Barcelona.

Cuentos de cabecera ("La pasajera" y "La segunda cicatriz") (1996). Planeta NH.

"El padre de sus hijos" (1998). Barcelona, un día, Alfaguara, Madrid.

"La verdad está arriba" (1998). Turia, Teruel.

 

Poesía

Última Sangre. Poesía 1968-2007 (2007). Bruguera, Barcelona.

Poesía 1968 1988 (1989). Hiperion, Madrid.

Farra (1983). Hiperion, Madrid.

Siete poemas de La Farra, con un grabado de A. Saura (1981). Cuenca.

Poesía 1968 78 (1979). Hiperion, Madrid.

Pasar y siete canciones (1977). La Gaya Ciencia, Barcelona.

Lengua de cal (1972). Visor, Madrid.

Edgar en Stéphanie (1971). Lumen, Barcelona.

El velo en el rostro de Agamenon (1970) El Bardo, Barcelona.

Cepo para nutria (1968). Madrid

Premios

1987 Premio Anagrama de Novela.

2000 Premio a la cultura "Sebetia-Ter" del Centri di Studi di Arte e Cultura di Napoli".

2001 Premio a la tolerancia de la "Asociación por la Tolerancia", Barcelona.

2011 Premio González-Ruano de Periodismo

2014 Premio Internacional de Ensayo José Caballero Bonald

2015 Premio Francisco Cerecedo de la Asociación de Periodistas Europeos 

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres