PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

martes, 4 de agosto de 2020

 Félix de Azúa

Del método histórico aplicado al cinema

Después de ver veinticuatro películas españolas de los últimos dos años, todas ellas dedicadas a aquella guerra civil que tuvo lugar hace setenta y cuatro (74) he llegado a una conclusión que deseo compartir con todos ustedes.

Recordarán posiblemente que, privados de romanticismo artístico, o mejor dicho, no pudiendo avanzar más que un romanticismo mimético del europeo (como los romanos con los griegos), los norteamericanos hubieron de inventar un romanticismo a su medida por pundonor nacional. Este fue el así llamado western, es decir, las películas de indios y vaqueros, coristas, predicadores bíblicos, el general Lee, el general Jackson, bisontes, etc., que todavía hoy se prolonga en el barroco Cormac McCarthy.

Pues bien, del mismo modo, pero a la inversa, los artistas españoles del celuloide, avergonzados con tanta imitación del cine francés, italiano, americano e incluso escandinavo a la que se habían entregado, decidieron en 1982 que era llegada la hora de construir un género genuinamente español e inventaron el de la guerra civil en tanto que western, con sus heroicas milicianas de saloon, sus mulas cargadas de morteros, sus vendedores de catecismos comunistas, los malvados capitanes de la Academia de Zaragoza y una moralina jesuítica.

Lo que al principio pudo tener cierto encanto burgués, a saber, que en estos westerns españolazos siempre ganaban los vaqueros, pero eran los indios quienes se llevaban el premio a la moral elevada ya que siempre los nacionales se imponían a los republicanos, aunque éstos últimos solicitaban el corazón del espectador, ha llegado, digo, esta composición, a convertirse en un peñazo peor que el de las películas de sexo a la española protagonizadas por Alfredo Landa, López Vázquez y Gracita Morales, aunque de similar altura artística.

Eso me hace suponer que no falta mucho para que algún subvencionado a quien le quede algo de agudeza artística decida, como ya hizo John Ford con el western, trastocar el género y darle la vuelta de modo que sorprendentemente sean los indios los que ganen, aunque el corazón del espectador se quede colgado de la desdicha vaquera y norteña. Será muy entretenido ver una película en la que unos honrados falangistas son raptados y torturados por cenetistas paranoicos o por tan estúpidos como malvados miembros (y miembras) del POUM, aunque sólo sea por variar. No creo que superen la calidad de los productos de don Benito Perojo, pero será un alivio.

Lo bueno, no obstante, vendrá luego, cuando ya hastiado el público de tanta guerra civil sentimental y social-conservadora, de nuevo como en la historia del cine norteamericano al western le suceda el cine de gangsters en tanto que género popular. Ahí sí que tenemos donde elegir y la cosa no ha ni siquiera comenzado a despuntar. Valencia a la manera de Chicago años treinta con falleras que ocultan metralletas en el refajo y paellas que estallan en la cara de los espías de Rubalcaba. Barcelona explotada por un ayuntamiento corrupto que utiliza los containers del puerto para entrar mercancía nuclear con destino al País Vasco. Asaltos de alta tecnología al Museo del Prado para robar un Murillo encargado por el jefe de la mafia marbellí para decorar sus prostíbulos. En fin, no quiero dar ideas, pero está todo por hacer, no entiendo cómo no se percatan. Es que ni siquiera Torrente tiene una miaja de imaginación...

[Publicado el 02/11/2010 a las 08:53]

Compartir:

Comentarios (51)

  • Sr. Mal Parido,

    ¿No es bastante seguir el guión el colgar un artículo literario en un blog literario?

    Y reincidiendo, les propongo un juego: ¿ a quién le encontrará más inéditos Wylie: a Bolaño o a Cabrera Infante? Porque, mucho criticar a la sgae, pero hay cada familia por ahí de lo más creativo.

    Comentado por: cpillo el 07/11/2010 a las 20:15

  • cp: no escribas tanto y cíñete al guión. Otro miguel, otro broncas, otro vic, otro anton. No te jodes.

    Comentado por: Juan mal parido el 07/11/2010 a las 16:36

  • Ni se os ocurra pinchar en el link de Juan Mal herido, contiene un virus que en mi trabajo mandó un pc a hacer puñetas.

    Comentado por: de herido, nada; un hijo de p. el 07/11/2010 a las 15:13

  • Opiniones contundentes
    Rafael Reig.

    La editorial Melusina acaba de publicar Vida y opiniones de Juan Mal-herido en una edición al cuidado de Alberto Olmos. En los mentideros corre el rumor de que Juan Mal-herido es el propio Olmos. Me niego a creerlo. Olmos es uno de los escritores jóvenes más consolidados, recién elegido por la revista Granta en español: ¿iba a echar a perder sus Grantas Esperanzas sólo por darse el gustazo de escribir lo que piensa?

    El tal Juan Mal-herido mantiene un blog que visitan 150.000 usuarios únicos al año (¡ya quisiera Olmos!) y allí expone sus opiniones sobre literatura. Este libro (imprescindible) es una selección de los disparates del Mal-herido y admito que, leyéndolo en un vagón de metro, me reía a carcajadas. Como sugiere Olmos, lo más verosímil es que Mal-herido sea (por lo menos) francés: en España no hay gentuza de su calaña. Aquí nadie es machista, nadie es xenófobo, nadie quiere hacerse rico, nadie siente envidia y nadie, nunca, ha tenido un mal pensamiento. «Hay que entender», explica Olmos, «que en España no es de sentido común escribir sin ser una buena persona» y los libros que «incluyen sexo explícito y provocación gratuita están todos traducidos del francés.» El español y la española, cuando escriben, escriben de verdad, y a ninguno le interesa escribir por frivolidad: «Aquí hay que hacer películas protagonizadas por mujeres extraordinarias y escribir novelas sobre la Guerra Civil en las que los republicanos sean todos maestros amorosos: nada de borrones, nada de incursiones en oscuridades que nos retraten, nada de vida verdadera. Cosmética, ¡y premios!». Por tanto, Mal-herido y Olmos no pueden ser la misma persona, ya que Mal-herido, a la fuerza, ha de ser francés, ¡y me consta que Olmos es de Segovia!

    Un francés como Mal-herido es indispensable en el panorama crítico español, porque, como dice Olmos, «a lo mejor el peligro no es opinar, sino estar todos de acuerdo».

    Siempre he dicho que, para pensar, hay que arriesgarse a no tener razón. Nadie en España quiere correr tanto peligro y, por eso, no logramos sacar la cabeza del corralito de lo obvio, esa cochiquera en la que hozamos complacidos. Aquí nadie se atreve a decir algo con lo que se pueda no estar de acuerdo. Al contrario, sólo se permite hablar de aquello que no admita discusión: que la guerra es mala, que hay que proteger al planeta, que la lluvia moja o que los puñetazos duelen. Éste es un ademán totalitario, ya que, si nuestro interlocutor no tiene más remedio que estar de acuerdo, entonces hablamos sólo para evitar el pensamiento (esa funesta manía). En el fondo, lo que se pretende es borrar al otro, que no responda. ¿Qué se puede contestar, por ejemplo, a las simplezas babeantes que van empapando al Quijote? Nada. O sólo que sí, que vale, que lo que usted diga. ¿Quién en su sano juicio podría contradecir las lindezas que han ido soltando los ganadores del Premio Quijote (y lo que nos queda)? Nadie o, como mucho, algún maldito francés. Recuerdo, por ejemplo, haber leído que el Quijote es un libro sin sentido de la proporción, con una arquitectura narrativa débil (sobre todo el de 1605) o de una crueldad repelente. Pero, ¡faltaría más!, eso no se lo he oído decir a Vargas Llosa, ni a Carlos Fuentes, ni a Juan Goytisolo: ellos sólo han dicho cosas a las que nadie pueda oponerse. Gracias a Dios, las barbaridades las han dicho extranjeros, rusos inclusive (como Nabokov): aquí somos todos decentes y de Segovia, acostumbrados a mostrar adhesión inquebrantable.

    El que saca los pies del plato, el que se arriesga a no tener razón, deja un espacio para el otro, admite un interlocutor. Aquí nos va más el pensamiento totalitario, es decir, la extinción del pensamiento (y del riesgo de no llevar razón) en favor del lugar seguro y protegido: ese lugar común con el que sólo se puede estar de acuerdo. ¿Se trata de Cervantes? Pues venga: libertad, tolerancia, diversidad, igualdad? Algo que elimine de un plumazo el derecho a réplica. ¿Quién podría no ser partidario de la libertad, la tolerancia, etc.? Sólo un francés, sin duda.

    El Mal-herido dice barbaridades y nos hace reír, pero nos obliga a pensar, a replicar, a no estar de acuerdo. Es un tipo que cree que Hemingway es un palurdo pretencioso, que Carmen Laforet aburre a las ovejas o que Luis Martín-Santos es incapaz de escribir en español. Cita a Martín-Santos: «Andando sobre las piernas de su cuerpo», y comenta: «¡No va a ser sobre las piernas del cuerpo de Cristo!»; cita «ella delante, cogiendo con la mano el cuerpo de él» y comenta: «¡Qué manos tan grandes tiene tu novia! Y qué construcción gramatical. ¡No la entiendo! ¿Es que la novia ha empuñado al novio?». Es un tipo que detesta las novelas escritas por mujeres, que pone a Borges de vuelta y media, que dice que Kaf-

    ka le dijo a Max Brod: ¡quema mis escritos, que los va a leer Vila-Matas!, o que afirma que la opinión de Vicente Verdú sobre las mujeres es idéntica a la de «Espartaco Santoni, Julio Iglesias y tantas otras mentes progresistas».

    Seamos sinceros, ¿quién se cree que el Mal-herido sea Olmos? Olmos es de Segovia y, por consiguiente, más honrado que una lata de sardinas. El Mal-herido, oxígeno puro a carcajadas, tendrá que ser como mínimo francés.

    Comentado por: cp el 07/11/2010 a las 13:31

  • "Pa negre", un cierto alivio. Los indios no se llevan el premio a la moral elevada, ni tampoco ganan. No es "la cinta blanca" pero en esa línea.

    Comentado por: guerra y posguerra el 07/11/2010 a las 11:48

  • Al menos miguel sabemos que es miguel, no sólo porque siempre utiliza ese nombre, sino también por cómo escribe. Sólo eso sería razón exclusiva para otorgarle más autoridad moral que a los que le insultan. En realidad un blog resume lo que es la vida con todas sus miserias.

    Comentado por: Paca el 07/11/2010 a las 09:26

  • ¿Este es un blog literario? ¿O quizá un sitio donde chatean los niñatos de mente plana, damnificados de la LOGSE, en definitiva, gilipollas?

    Comentado por: Para el que se de por aludido el 07/11/2010 a las 08:47

  • ¿Esclav@s de la ignorancia? Much@s, moñas y moños. En el fondo estáis dando la razón a miguel con vuestros "argumentos". Eso sí que es una desgracia, sin gracia. Sporca viltà.

    Comentado por: Malaventura Kinte el 07/11/2010 a las 07:13

  • ¿Esclavos del intelecto? Vaya moñada.

    Comentado por: Kunta Kinte el 06/11/2010 a las 21:26

  • miguel, por dios, si es que nunca se entera usted del tema del que habla el resto y luego esas parrafadas suyas más largas que un día sin pan. Diga lo que le dé la gana, pero échele un poco de humor, que usted y el broncas siempre cortan el rollo y son más cenizos que una cama para calçots, ¡qué falta de legerezza, virgen santísima!

    Comentado por: durruti el 06/11/2010 a las 19:22

  • La prohibición, la idea de que “eso no se hace o no se dice, o no se estructura de tal manera”, que me es bastante ajena en tanto en cuanto soy hijo de una libre naturaleza, se halla presente porque soy esclavo de una tradición artística, intelectual. Acaso esta especie de desconfianza, que nace precisamente de esa tradición, apunte a mi profunda anarquía, y, por ello, sea útil. Conozco mi desorden, la violencia de ciertos instintos, el abandono sin gracia al que puedo arrojarme. Para su edificación, mis palabras deben servirse ante todo de esas fuerzas oscuras del alma. Pero no sin canalizarlas, sin rodearlas de diques, para que pueda aumentar su caudal. Simplemente, el día en que se establezca el equilibrio entre lo que soy y lo que digo, ese día, tal vez, pueda construir la obra que sueño. Hablo aquí en razón de lo que pienso que pueda aproximarse a la verdad. No pretendo competir, como en un ring boxeo. Las ideas compiten para encontrar un trozo de verdad, si es que eso se consigue alguna vez, no para ser la verdad absoluta. Lamento que la anarquía de la que hablaba ante haya molestado a alguien. De todas formas, basándome en mi propensión anárquica del pensamiento, puede que confunda a determinadas personas. Sólo depende de mí seguir opinado en este blog. Luché contra una dictadura. Sé lo que es el silencio impuesto. Por ello no estoy dispuesto a callar por miedo, ni por estúpidos insultos; porque sé del valor de la palabra cuando está respaldada por el derecho a la libre expresión.

    Comentado por: miguel el 06/11/2010 a las 17:21

  • Pues yo creo que cuando están más tiernas y apetitosas es a los doce, pero los fachas del PP subieron el corte a los trece y hay que conformarse (iba a decir joderse, pero eso les toca a ellas en cuanto consienten, que no cuesta nada).
    Solo queda esperar que un nueva victoria del progreso en las próximas elecciones baje la edad a diez.
    ¡Vamos camaradas! La vaselina y yo estamos preparados. No me falléis. Os prometo que luego os lo cuento con todo detalle, que sé lo que os gusta.

    Comentado por: y luego las hago abortar, que es gratis el 06/11/2010 a las 16:43

  • ¿Quién es quién?

    Comentado por: quien el 06/11/2010 a las 16:38

  • ¿Quien es miguel?

    Comentado por: Miguel el 06/11/2010 a las 09:05

  • Estoy hasta la polla de todos los blogueros de este blog. Me la sudais todos. Y lo digo porque me da la gana. en el anonimato. Soy un cobarde lo se porque si no diría mi correo electonico. miguel estoy hasta la polla. te prohibo escribirt.

    Comentado por: Juan Luis el 06/11/2010 a las 07:08

  • Aquí lo que mola es la postguerra hay muchas más peliculas de postguerra que de guerra.

    Comentado por: Aurelio el 05/11/2010 a las 20:40

  • Esto de que organice jocosas quemas colectivas de libros sí que es algo que basta para condenar al payaso ese al peor de los infiernos, además de sus babosas apelaciones a la libertad creadora, a los antecedentes (principio de autoridad versión artist)o incluso al uso de lítotes y metonimias... Da igual quien le defienda, lo harán "porque en el fondo se le persigue por su ideología" pues que es un gilimemo queda más que claro.
    Por otra parte, como si no fuera la ideología verdadera del pájaro la que está en cuestión. Pero a eso no entramos, basta con dárselas de Camus (¡pobrecillo!) defendiendo tan solo según quien ataca, qué ganas de quedarse dándole vueltas a la otra, a la dialéctica facha/progre o actualmente no progre/no facha o más bien no-no facha/no-no progre, etc...)
    Pero ahora que releo de nuevo la frase: "El propio Dragó en su programa "Noches Blancas" tiene una sección en la que, a modo del donoso escrutinio que de los libros hace el cura y el barbero en el Quijote, los invitados entre risas, chanzas y cuchufletas son animados por el presentador para que arrojen en el cajón-hoguera situado en el plató todos aquellos libros que consideren malos" caigo en la cuenta.¡¡¡Pero si eso mismo fue el tema de un artículo de Félix hace bastante poco!!! ¿Puede alguien rastrearlo?

    Comentado por: ifigenia morales el 05/11/2010 a las 19:39

  • Tengo en mis manos el último mendoza. He leído diez páginas. Sensación de que todo me sonaba. Entonces fui al blog de Tamarón. ¡Enhorabuena, señor marqués! su novela "El rompimiento de gloria" ha ganado el premio cometa 2010.

    Comentado por: raro, raro, raro el 05/11/2010 a las 15:47

  • Creo que Fillo expresa una queja dada la abundancia de comentarios algo densos y mal artículados sobre Camus y añade un poema al Cine Carretas. Puede venir al caso un artículo de Felix de Azúa sobre Larra :"mucho más hondo que Camus"

    Comentado por: KP el 05/11/2010 a las 12:08

  • miguel, he ahí esos doctrinarios y esa sociedad de envidiosos. No hay arreglo. No se les puede pedir más nivel intelectual.

    Comentado por: Paca el 05/11/2010 a las 11:45

  • Miguel, estoy de Camus hasta la punta de la polla .

    Comentado por: Fillo el 05/11/2010 a las 09:48

  • "Los filósofos Fernando Savater y Gustavo Bueno; los escritores María Dueñas, Luis Alberto de Cuenca, Benjamín Prado y Juan Bonilla; el cineasta José Luis Garci, el dramaturgo Albert Boadella y otras personalidades de la Cultura y las letras se han sumando a un escrito titulado 'Contra la quema de libros. Manifiesto por Fernando Sánchez Dragó', contra las condenas públicas y acciones en su contra (incluida la retirada de sus libros) que ha recibido el escritor por relatar en un libro un encuentro con menores de edad.

    También se han adherido al manifiesto los escritores Luis Racionero, Roberto Montero Glez, Miguel Dalmau y Álvaro Bermejo, el poeta Jesús Munárriz, además de los periodistas Silvia Grijalba, Jesús González Green; el director de ELMUNDO.es, Fernando Baeta; el subdirector de EL MUNDO Pedro García Cuartango, así como Javier Ruiz Portella, fundador de www.elmanifiesto.com, donde figura el formulario para adherirse al mismo.

    Reproducimos a continuación dicho manifiesto:

    'Expresamos nuestra solidaridad con el escritor cuyos libros se pide que sean quemados en la hoguera. O retirados de circulación —lo cual equivale exactamente a lo mismo, pero las llamas no se ven'"Quienes suscribimos el presente Manifiesto estamos horrorizados ante las dimensiones y el tono de la campaña de insultos y persecuciones que se ha desatado contra el escritor Fernando Sánchez Dragó a raíz de la publicación del libro Dios los cría... en el que se recogen sus conversaciones con el dramaturgo Albert Boadella.

    Resulta incomprensible que se desate semejante odio hacia un escritor por haberse referido, de forma por lo demás literaturizada, a un hecho inequívocamente amparado por la ley: haber mantenido algún atisbo de relación sexual con menores que superan una determinada edad y que actúan con su pleno consentimiento.

    Resultaría ello de todo punto incomprensible si no fuera que otros escritores han relatado literariamente sus experiencias con menores, y nunca se había producido en España semejante reacción. Una sola explicación se impone por consiguiente. Lo que menos importa es el asunto que ha dado lugar al 'escándalo'. Ello sólo constituye un pretexto para arremeter contra un escritor que muchos detestan por profesar ideas que se apartan radicalmente de los valores 'políticamente correctos' que pesan hoy sobre nuestra sociedad.

    Y esto es lo intolerable, lo escandaloso. Es contra ello —contra ese ataque a la libertad de expresión— contra lo que nos alzamos vigorosamente al tiempo que expresamos nuestra solidaridad con el escritor cuyos libros se pide que sean quemados en la hoguera. O retirados de circulación —lo cual equivale exactamente a lo mismo, pero las llamas no se ven."

    Comentado por: alardes socialdemócratas el 05/11/2010 a las 06:57

  • "En el mundo actual, se está invirtiendo cinco veces más en medicamentos para la virilidad masculina y en silicona para las mujeres que en la cura del Alzheimer. De aquí a algunos años, tendremos viejas de tetas grandes y viejos con pene duro, pero ninguno de ellos recordará para qué sirven"

    Comentado por: Arcadio el 05/11/2010 a las 06:01

  • Algo es algo. Pruebe con The day of the beast, del austriaco-galés Alex von Kirche; puede que le sorprenda. Y cuando se baje de la jaca, tómese un fino, si no le parece overacting.

    Comentado por: Isabel Cuché el 04/11/2010 a las 22:29

  • ¡Hombre, cita usted a Berl ang'a, ese gran director senegalés! Contemporáneo del turco Bunnuël, del italiano Garcci, del ruso Kuerda, del norteamericano Jess Frank, del polaco Pavel Naschy, del brasilero Martín Patinho. ¡Qué gran elenco internacional! Alabo su cosmopaletismo.

    Comentado por: Isabel Cuché el 04/11/2010 a las 21:24

  • Para película, la Autonosuya Valenciana

    * Valencia hunde la Formación Profesional *
    El Partido Popular imita a los Conservadores ingleses: donde mandan ya está despidiendo profesores

    Se llenan la boca los viles pepotes con la supuesta falta de formación de los jóvenes, pero ellos despiden a los profesores de Formación Profesional cuando más demanda hay.
    ALICANTE La Generalitat
    Eliminan 800 docentes de FP el curso con mayor demanda

    La nueva orden autonómica suprime en la provincia de Alicante 300 profesores que hasta ahora permitían desdoblar aulas

    Los desempleados se han decantado por volver a la FP para tratar de mejorar su cualificación, superando este curso los 21.000 alumnos en los institutos de la provincia, y la Generalitat ha respondido paradójicamente con la supresión de centenares de docentes.

    Siguiendo la única política que el corrupto PP valenciano conoce, vulgar y adocenado como pocos, hacen fiestas para celebrar la FP mientras los despiden: botellón, prostitución y droga lo único que interesa a los de Aznar, Rajoy y toda esa mara de corruptos.

    La totalidad de las fuerzas sindicales de la enseñanza están también de acuerdo en denunciar estos recortes en la FP hasta el punto de que tienen previsto concentrarse como medida de protesta esta misma noche, con motivo de la celebración de la XI Noche de la Formación Profesional en Paterna, porque consideran un contrasentido que se celebre esta fiesta mientras se recorta la formación. La conferencia de apertura versa sobre “El profesorado de FP como agente dinamizador de la ocupación”.

    Cuando gane el PP tirará a la calle a los maestros y profesores de la enseñanza pública, que los van a votar masivamente como hacen en la Autonosuya Valenciana. Esto es los pavos y besugos votando que adelanten la Navidad.

    Comentado por: armandobronca.com el 04/11/2010 a las 18:21

  • Ah! Sofia Coppola, la primera vez que la ví fue en la El Padrino III y ya me quedé colgada (por qué me gustan las mujeres con narices grandes?)tiene justo las pequeñas imperfecciones que la hace sugerente,algún borrico fan de Pamela Anderson dirá que tiene un cierto aire equino pero qué más da si así fuera, es justo el tipo de mujer de la que te enamoras por días pero de forma efectiva y cómo todo el mundo sabe de un amor puedes soportar hasta una Maria Antonieta rokera.

    Comentado por: Dolores Fuller el 04/11/2010 a las 12:23

  • Nadie produce para todos los públicos. Jim Jarmusch también pone nerviosos a los cinéfilos de Indiana o de Iowa, Woody Allen irrita a muchos críticos estadounidenses porque lo consideran europeo, a Sofía Coppola suelen llamarla de todo menos bonita, pero ahí están sus pelis y a muchos nos gustan. Se ven en las salas, se venden en la FNAC, se bajan de la red.
    Siempre que se clasifica usando la nacionalidad como criterio se escurre el bulto y se deja de hablar de lo que de verdad dice la obra. Kaurismäki odia la sociedad de su país lo cual no le impide hacer pelis finlandesas de cabo a rabo, pero no creo que nadie pueda decir que son sobre Finlandia. En su artículo, Azúa habla del cine que ha hecho de la guera civil un género y recomienda el de políticos corruptos para sustituirlo; no censura todo el cine español, porque me parece que él es lo suficientemente sofisticado como para no necesitar comportarse como esas señoras de la alta sociedad que desprecian cualquier producto nacional. Ese sería otro género muy español aunque soporífero: ficción escrita o filmada sobre esa capa de la sociedad que se come los potajes de garbanzos a escondidas para que nadie piense que tiene gustos populares. Con lo ricos que están con sus acelgas, su huevo duro picado, una copa de vino y un poco de flamenco de fondo, aunque sea de Raimundo Amador.

    Comentado por: Manon Fuentes el 04/11/2010 a las 11:46

  • Sobre complejos:

    Ver "Celda 211" y luego "A prophet".

    A continuación, coger carretera y manta y al exilio...

    Comentado por: SolyMoscas el 04/11/2010 a las 11:39

  • Con el asunto del tarado de Sánchez Dragó (para echar unas risas miren como se retracta en su blog y la contestación de más de 800 salvajes)se ha comentado "Memorias de mis putas tristes" de García Márquez en la que un hombre contacta con una mujer para que le proporcione una niña-prostituta. No se dice que el señor en cuestión tiene más de 90 años y si yo con 60 no puedo con mi alma está claro que Gabo va de mágico-virtual y que por eso no merece estar mezclado en este asunto.

    Comentado por: Salinger and de fuck mother el 04/11/2010 a las 09:54

  • P,olvidas a Lars Von Trier, este señor hizo "EUROPA" que es el perfecto acople de Kafka al cine y digo perfecto.

    Comentado por: Abonado al Puto Cine Club el 04/11/2010 a las 09:08

  • Polansky mezcla Arte y Guerra no se sabe si de forma redentora o sadomasoquista.

    Comentado por: Aurelio el 04/11/2010 a las 08:35

  • M.Fuentes, es vd. muy amable pero yo solo me refería a "Deprisa,Deprisa" porque Tango, Carmen, etc. no me interesan lo más mínimo, me parece un ejercicio brillante de fotógrafo de estudio. De hacer una semejanza, vendría a equivaler, en el caso de la peli que nos ocupa, al Pasolini más bruto.
    Fred, se llama Almódovar y cuando está en onda puede ser conmovedor.Prueba con "Atame" y después dale un repaso a "mujeres al borde..." pero ésta la tienes que ver cómo un documental de N.G.

    Comentado por: Lorens el 04/11/2010 a las 08:35

  • lo que tienen los tópicos hoy día es que cada uno puede acuñárselos al instante y creérselos con plena ingenuidad. véase la idílica versión del cine fifties que tiene P. el imperio de las opiniones ilustradas.

    Comentado por: ifigenia el 04/11/2010 a las 08:07

  • Ay, los tópicos, los tópicos. ¡Los tópicos son todos ciertos! ¡En España, por la calle, yo solo veo toreros y flamencas! ¡No hay otra cosa, amigos! Y, ¿acaso las películas francesas no parecen todas francesas? El cine americano, ¿no es totalmente y tópicamente americano? De igual manera, el cine español es jodidamente español. Tanto que, aparte de a algunos toreros, solo les gusta a los hispanistas, gente acostumbrada a las emociones fuertes.

    Comentado por: Fred el 03/11/2010 a las 22:53

  • Enlazando con la entrada anterior, los grandes directores de cine europeos en los años 50 - 60 hacían películas religiosas. No películas de tema religioso o sobre religión si no en sí mismas religiosas. Bergman (con su trilogía del silencio de Dios, El séptimo sello...), Rossellini/Fellini (Francesco, juglar de Dios), Dreyer (La palabra), Pasolini (El Evangelio según Mateo)... La religión les preocupaba profundamente. Formaba parte de sus vidas y se supone que de la mayoría de la gente. Esto hoy en día es impensable. En el cine europeo generalmente solo aparece la religión para atacarla (como en Ágora de Amenabar o La cinta blanca de Haneke). (Y en el norteamericano lo más parecido a cine religioso es el gore de Mel Gibson). Hoy ya no hay directores europeos de la talla de los que he nombrado antes. Será cierto que la desconexión entre el arte y la religión lleva a la decadencia del arte...

    Comentado por: P. el 03/11/2010 a las 22:45

  • nada más coñazo que la gente que todo lo explican mediante idiosincrasias patrias. si dijéramos de alguna mala peli griega que es un coñazo porque el país es así nos correrían a gorrazos hasta los niños de tres años. pero en cuanto la nacionalidad es española... hale, a echar mano al cainismo, victimismo, resentimiento, el complejo de esto o de lo otro... porque además de que el tópico siempre es bien recibido entre los pedantes, los de esta clase hacen sentirse sabios y condescendientes a los que los aplican y a los que los corean.

    Comentado por: ifigenia morales el 03/11/2010 a las 19:51

  • Loreens, estoy de acuerdo con lo que dice. Saura tiene un toque especial. La de flamenco y la de tango son estupendas y "Deprisa, deprisa" es mucho mejor que las del Vaquilla y compañía.
    Otra que me encanta es "Sólo quiero caminar", de Agustín Díaz Yanes. En realidad toda la obra de este director me gusta mucho.
    El buen cine español tiene que luchar contra muchas cosas: las subvenciones al mal cine español y los prejuicios de cierto público amanerado entre otras. A los novelistas españoles les pasa lo mismo. Este es un país ingrato, qué le vamos a hacer.

    Comentado por: Manon Fuentes el 03/11/2010 a las 18:07

  • Suspiros de alfombra

    Qué frío por la ciudad sin portadas
    de los cines. Qué triste no ver ahora
    esas colas de gente murmurando entre sonrisas,
    de faldas levantadas en el aire
    por la acera del verano de los pájaros.

    Atardece y no veo los renglones de alegría,
    la gota de jarabe que emborrona los párpados,
    el sigilo de horas muertas y más muertas,
    de sueños que esperaban a otros sueños
    en el sueño de un patio de butacas.

    Regueros de amor en los cines de pólvora.
    Qué entusiasmo adolescente, y qué gusto
    en el filo de tus labios de menta.
    Tú y yo comidos a besos en el confín de la sala,
    a puerta cerrada, sesión continua de la vida,
    fugitivos por desiertos de Arizona.

    Doy gracias al rincón de Greta Garbo,
    al bronco perfume de Humphrey Bogart
    y a la foto de una rubia en un bar de California.
    Doy gracias a esa grata oscuridad compartida
    en tardes colmadas de ambigú,
    cautivos en un mar de limón y suspiros de alfombra.

    No era, claro, como aquellas otras tardes
    en un club de inteligencias suecas,
    entusiastas al modo estudiantil,
    que habían elegido por sorpresa
    el guión desesperado en el rostro de Igmar Bergman.

    Tampoco era aquel juego de entrada para dos,
    los martes y los jueves, al lado de papá,
    mi hermano y yo, borrachos de regaliz,
    con un vértigo de sombras en el suelo
    y el orín de los fantasmas del barrio.

    Ya no volverán aquellas tardes de bolígrafo
    y estampida de búfalos azules
    por los verdes valles de cartulina,
    cuando James Dean se casó con Maribel,
    hija del llanto en la triste soledad de los patios.

    Así me levanté de un sueño de melodías,
    de negras radios por los taxis de América.
    Ya no volverán aquellos sueños que se fueron
    a ensuciar un mostrador en los brillos de un banco,
    o en un ambigú sin mares de limón ni suspiros de alfombra.

    Comentado por: miguel el 03/11/2010 a las 17:42

  • Qué curioso, al hablar de un mismo objeto, que puede ser el arte, o uno mismo, da igual decir el derecho y el revés que el revés y el derecho. El orden de los términos está implícito en el objeto. Y sin embargo, el opúsculo de Camus, para ser precisos, se llama 'El revés y el derecho'. Me excusan.

    Comentado por: miguel el 03/11/2010 a las 17:05

  • A veces me encuentro en la misma encrucijada: ocuparme de una especie de instinto obsesivo al que llamo creación, pueden llamarla artística, o dejar, matar, ese instinto para convertirme en un mero espectador, no creador, de los mundos que están en éste. Entonces me voy un pasaje que tengo subrayado de ‘El derecho y el revés, un opúsculo de Albert Camus, editado en Argelia cuando tenía veintidós años, y me encuentro con esta reflexión, en el preámbulo, cuando Camus no era tan joven, que expresa la voluntad de seguir creando a pesar de las exigencias que requiere esa tarea. Algo así como mantener vivo lo que aprendiste en tu infancia, en tu juventud, y que te va a perseguir hasta la muerte, sádicamente, tiernamente, como un niño frente al espejo de la eternidad. Dice así Camus:

    “Cada artista conserva así, en el fondo de sí mismo, una fuente única que alimenta durante toda su vida lo que es él y lo que él dice. Cuando la fuente se seca, la obra poco a poco endureciéndose y agrietándose a ojos vistas. Esas son las tierras ingratas del arte a las que ha dejado de regar la corriente invisible. Con los cabellos ya ralos y secos, el artista, ya en declive, está maduro para el silencio o, lo que es lo mismo, para los salones. En mi caso, sé que mi fuente está en ‘El derecho y el revés’ en este mundo de pobreza y de luz en el que he vivido tanto tiempo y cuyo recuerdo todavía me preserva de los dos peligros contrarios que amenazan a todo artista: el resentimiento y la satisfacción.”

    Comentado por: miguel el 03/11/2010 a las 16:25

  • Ver veinticuatro películas españolas es de una heroicidad manifiesta. La perspectiva de ver una sola ya me produce sudores fríos. Recuerdo la última película española que ví, ya hace años, 'Entre tinieblas' del director manchego ese del que ahora mismo no recuerdo el nombre. Madre mía. Decían que era una película moderna, y era más antigua que las de Luis Lucia. Luego estaba Saura, el hermano del pintor, que también era muy moderno, pero que no se le ocurría nada mejor que hacer cosas sobre el flamenco, Carmen, y así. En fin, a lo mejor hay a quien le gustan esas necedades.

    Comentado por: Fred el 03/11/2010 a las 16:14

  • M.Fuentes, creo que "Deprisa, Deprisa" no entra dentro del cine de choris o cine quinqui. Juan Antonio de la Loma hizo un montón de películas que carecían de ese toque poético que Carlos Sáura supo dar a la suya.Sonido directo algo sucio, efecto de improvisación perfecto y sin embargo, el momento más bello está rodado en un estudio ,en el interior de un coche que va en busca del mar mientras en el radiocasete suena una canción bella,ingenua y triste: "Me quedo contigo".
    Los chicos que trabajaron no hicieron nada más en el cine, dos de ellos murieron casi igual que en la peli, otro se dedica al teatro y de Berta Socuéllamos la chica igual de bella,triste e ingénua que la canción no se ha vuelto a saber.

    Comentado por: Loreens el 03/11/2010 a las 09:51

  • Un ejemplo de lo que me temo sea el paradigma: las trece rosas, una peli sobre unas mártires de la Guerra Civil concebida y filmada en la más rancia tradición de las Vidas ejemplares de la moral católica. Noten que pese a estar ambientada en la inmediata postguerra, en todo el metraje no aparece un sólo mutilado.

    Comentado por: Quina Santa Catalina el 02/11/2010 a las 21:35

  • Una peli española muy buena:
    "La noche de los girasoles" (2006), de Jorge Sánchez-Cabezudo

    Y de Cormac McCarthy, "Suttree" y "Meridiano de sangre", esta última, muy en la línea de "Los detectives salvajes" de Roberto Bolaño.

    Y de gangsters, mejor que las de políticos que sólo dan para mini series de la tele, las mejores son las de choris tipo "Perros callejeros" y "Deprisa, deprisa".

    Una vez me dijo un amigo que los malos amores tardan en olvidarse el mismo tiempo que duraron. Si el franquismo duró 36 años y llevamos 35 de democracia, el año que viene, por salud, debería dejar de hablarse de la guerra civil. Por lo menos yo me negaré a partir de entonces a leer, ver o escuchar nada que tenga que ver con el tema. Allá películas.

    Comentado por: Manon Fuentes el 02/11/2010 a las 20:00

  • "Pan negro", recién estrenada. Basada en dos novelas de Emili Teixidor. Se sitúa en la Cataluña central en 1944. ¿Creen ustedes que podría formar parte de las veinticuatro de las que nos habla de Azúa?

    Comentado por: Farriol el 02/11/2010 a las 18:34

  • Caramba, Unbar Baro, te me has adelantado. Coincido contigo. De todas forma así lo expreso.

    Se me ha venido a la cabeza eso del progreso en el arte, entendiendo que el arte no tiene por qué progresar, como la ciencia, o que no progrese, como las religiones. Efectivamente, nunca mejor que en el cine para demostrar que el arte, no sólo no tiene por qué progresar, sino que algunas veces retrocede. Es el caso del cine español. Pienso que hay un elemento objetivo para aseverar esto: hasta mediados de los años sesenta del siglo pasado, los actores de películas tenían una formación teatral, y eso se notaba. El cine español, fundamentalmente, era teatral, más que plástico; además, los guiones eran verdaderos textos teatrales, aunque tuvieran que adaptarse al medio cinematográfico. La ruptura total con esa tradición teatral, parecida a la británica y a la italiana, aparece después del llamado cine del destape y sus secuelas. Ayudado por el llamado cine de autor, los actores dejan de ser actores, en el sentido teatral del término (recordemos el cine mudo), para convertirse en seres con un lenguaje vulgar, de modo que cualquiera, en ese momento, puede desempeñar el papel de actor, da igual que sea una presentadora de televisión, un futbolista famoso, un torero, un cantante, etc. Salvo alguna rara excepción, dejé de ver cine cuando aparecieron aquellos engendros de películas con actores que apenas manejaban más de tres gestos, carecían de recursos expresivos y, además, el guión podría haberlo escrito un vecino que tengo al que siempre se le escucha decir: oye tío, qué pasada, es la hostia, joder, etc. Y la cosa continúa por ese camino, da igual que el cine subvencionado se dedique a asuntos históricos como la Guerra Civil o al efecto de las drogas en una juventud nihilista, por poner unos ejemplos.

    El cine, además de entretenimiento, es una máquina de producir ideología. En este caso, las mencionadas películas sobre la Guerra Civil española son el paradigma. Pero estamos en lo de siempre: representar la realidad, con todos sus matices, mediante el arte, es algo muy difícil. Por eso, las películas que mejor guardo en la memoria han sido las que me mostraban la complejidad del ser humano, sus contradicciones, sus dudas, sus miedos… Esto ha sido y es en España, salvo alguna excepción (sobre todo si esa excepción se llama Berlanga), totalmente imposible. Hasta qué punto las ideologías son dañinas en el arte se comprueba en el empobrecimiento de éste. Y esto pasa en todos los sitios, en todos los países; pero en España llega a ser un rasgo sombrío, miserablemente patético.

    Comentado por: miguel el 02/11/2010 a las 17:57

  • Dolores,

    Cuidadín con las palomas, que están contadas.

    Comentado por: RG el 02/11/2010 a las 17:47

  • Un artículo más en la linea "somos una mierda"

    Comentado por: Job el 02/11/2010 a las 11:24

  • No creo que sea necesario realizar ese tipo de películas porque ya están hechas: HARCA, A MI LA LEGION, EL ALCAZAR NO SE RINDE,RAZA,etc. En cuanto a imitar al cine escandinavo ¿se refiere a Erice?, Victor Erice vendría a ser el Bergman hispano? a mí no me lo parece, el vasco es mucho más interesante,lento y genial. Véase cine sin prejuicios, en los últimos tres o cuatro años la que más me ha gustado ha sido una que va de una boxeadora, aunque mi hijo se empeñe en decirme que es un horror.

    Comentado por: Kister el 02/11/2010 a las 10:19

  • ¿Se acuerdan de Lacombe Lucien? En esa película de 1974 Louis Malle decidió invertir el método y mostrar el punto de vista de un "collabo", de un colaboracionista casual que cae entre las huestes de Vichy como podía haberlo hecho en una red de la Resistencia (que de hecho le rechaza por crío). Hubo quien se enfureció por no ceñirse al estereotipo, pero la película era tan veraz como para mostrar que había habido gente y casos así.

    Pues bien, al cine español le hace falta su Lacombe Lucien. Sólo que no lo hará, claro.

    Comentado por: carbasus el 02/11/2010 a las 09:54

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Félix de Azúa nació en Barcelona en 1944. Doctor en Filosofía y catedrático de Estética, es colaborador habitual del diario El País. Ha publicado los libros de poemas Cepo para nutria, El velo en el rostro de Agamenón, Edgar en Stephane, Lengua de cal y Farra. Su poesía está reunida, hasta 2007, en Última sangre. Ha publicado las novelas Las lecciones de Jena, Las lecciones suspendidas, Ultima lección, Mansura, Historia de un idiota contada por él mismo, Diario de un hombre humillado (Premio Herralde), Cambio de bandera, Demasiadas preguntas y Momentos decisivos. Su obra ensayística es amplia: La paradoja del primitivo, El aprendizaje de la decepción, Venecia, Baudelaire y el artista de la vida moderna, Diccionario de las artes, Salidas de tono, Lecturas compulsivas, La invención de Caín, Cortocircuitos: imágenes mudas, Esplendor y nada y La pasión domesticada. Los libros recientes son Ovejas negras, Abierto a todas horasAutobiografía sin vida (Mondadori, 2010) y Autobiografía de papel (Mondadori, 2013)Una edición ampliada y corregida de La invención de Caín ha sido publicada por la editorial Debate en 2015; Génesis (Literatura Random House, 2015). Nuevas lecturas compulsivas (Círculo de Tiza, 2017) y Volver la mirada, Ensayos sobre arte (Debate, 2019) son sus últimos libros.  Escritor experto en todos los géneros, su obra se caracteriza por un notable sentido del humor y una profunda capacidad de análisis. 

En junio de 2015, fue elegido miembro de la Real Academia Española para ocupar el sillón "H".

 

Bibliografía

 




 

Ensayo

Volver la mirada (2019). Debate, España.

Nuevas lecturas compulsivas (2017). Círculo de Tiza, España. 

La invención de Caín (2015). Mondadori, Barcelona. 

Contra Jeremías (2013). Mondadori, Barcelona.

Contre Guernica, Prefacio para Antonio Saura (2008). Archives Antonio Saura, Genève.

 La pasión domesticada (2007). Abada, Madrid.

Ovejas negras (2007), Bruguera, Barcelona.

Cortocircuitos. Imágenes mudas (2004). Abada, Madrid.

La invención de Caín (1999). Alfaguara, Madrid.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (reedición) (1999). Anagrama, Barcelona.

Lecturas compulsivas. Una invitación (1998) Anagrama, Barcelona.

Salidas de tono (1996). Anagrama, Barcelona.

Diccionario de las artes (1995). Planeta, Barcelona.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (1992). Pamiela, Pamplona.

Venecia (1990). Planeta, Barcelona.

El aprendizaje de la decepción (1989). Pamiela, Pamplona.

La paradoja del primitivo (1983). Seix Barral, Barcelona.

Conocer a Baudelaire y su obra (1978). Dopesa, Barcelona.

 

Novelas y prosa literaria

Génesis (2015). Literatura Random House, Madrid. 

Autobiografía de papel (2013). Mondadori, Barcelona. 

Autobiografía sin vida (2010). Mondadori, Barcelona.

Abierto a todas horas (2007). Alfaguara, Madrid.

Esplendor y Nada (2006). Lector, Barcelona.

Momentos decisivos (2000). Anagrama, Barcelona.

Demasiadas preguntas (1994). Anagrama, Barcelona.

Cambio de bandera (1991). Anagrama, Barcelona.

Diario de un hombre humillado (1987). Anagrama, Barcelona.

Historia de un idiota contada por él mismo, o el contenido de la felicidad (1992), Anagrama, Barcelona.

Mansura (1984). Anagrama, Barcelona.

Última lección (1981). Legasa, Madrid.

Las lecciones suspendidas (1978). Alfaguara, Madrid.

Las lecciones de Jena (1972). Barral E., Barcelona.

 

Relatos

"Quien se vio", Tres cuentos didácticos (1975). La Gaya Ciencia, Barcelona.

"La venganza de la verdad" (1978). Hiperion nº1, Madrid.

"Herédame" (6 y 7 agosto 1985). El País, Madrid.

"El trencadizo", con grabados de Canogar (1989) Antojos, Cuenca.

"La pasajera" (18 nov. 1990). El País, Madrid.

"La resignación de la soberbia", Los pecados capitales (1990). Grijalbo, Barcelona.

El largo viaje del mensajero (1991) Antártida, Barcelona.

Cuentos de cabecera ("La pasajera" y "La segunda cicatriz") (1996). Planeta NH.

"El padre de sus hijos" (1998). Barcelona, un día, Alfaguara, Madrid.

"La verdad está arriba" (1998). Turia, Teruel.

 

Poesía

Última Sangre. Poesía 1968-2007 (2007). Bruguera, Barcelona.

Poesía 1968 1988 (1989). Hiperion, Madrid.

Farra (1983). Hiperion, Madrid.

Siete poemas de La Farra, con un grabado de A. Saura (1981). Cuenca.

Poesía 1968 78 (1979). Hiperion, Madrid.

Pasar y siete canciones (1977). La Gaya Ciencia, Barcelona.

Lengua de cal (1972). Visor, Madrid.

Edgar en Stéphanie (1971). Lumen, Barcelona.

El velo en el rostro de Agamenon (1970) El Bardo, Barcelona.

Cepo para nutria (1968). Madrid

Premios

1987 Premio Anagrama de Novela.

2000 Premio a la cultura "Sebetia-Ter" del Centri di Studi di Arte e Cultura di Napoli".

2001 Premio a la tolerancia de la "Asociación por la Tolerancia", Barcelona.

2011 Premio González-Ruano de Periodismo

2014 Premio Internacional de Ensayo José Caballero Bonald

2015 Premio Francisco Cerecedo de la Asociación de Periodistas Europeos 

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres