PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

viernes, 25 de septiembre de 2020

 Félix de Azúa

No hay quien se escape

Leo en un TLS de julio que Beckett está siendo nacionalizado por las fuerzas vivas irlandesas como si fuera una empresa ferroviaria. Durante un siglo los nacionalistas de la Verde Erin ni siquiera se dieron por enterados de que Beckett era tan irlandés como el IRA y arrugaban la nariz si se le mencionaba en público. Ahora esos mismos patriotas consideran que es una pena dejar de cobrar entrada por las visitas. Las ruinas de Joyce no dan más de sí. Ya muy pocos turistas compran ceniceros Dedalus, jarras de cerveza Ulises o camisetas Bloom. Con un poco de suerte los próximos se lanzarán sobre los paraguas Godot.

Antes le odiaban. Ahora creen que es un fiambre con posibilidades. La política tiene estas veleidades. No importa que Beckett detestara "la estrechez mental de la Irlanda independiente", que tuviera "una total aversión a cualquier discurso nacionalista", que fuera "incapaz de entender el concepto de El Pueblo Irlandés" (Mark Nixon), que jamás mostrara la menor simpatía por el gaélico, que lo principal de su obra hubiera sido escrito en francés o que mostrara sin recato el tedio que le causaba cuanto le recordaba a Irlanda. Nada puede detener a un nacionalista dispuesto a hacer negocio: en 2006 acuñaron un euro con su persona y en 2009 le dedicaron un puente en Dublín. Total, ya nadie lo lee...

La infección, como es lógico, comienza siempre en las esferas ilustradas. He aquí los cinco estudios que han aparecido en los últimos meses sobre tan relevante cuestión:

 

-Beckett and Ireland (S.Kennedy)

-Beckett and contemporary Irish writing (S.Watt)

-Samuel Beckett and the postcolonial novel (P.Bizby)

-Samuel Beckett and the problem of irishness (E.Morin)

-Samuel Beckett (A.Gibson)

 

Es como el chiste aquel de nuestra infancia que terminaba la lista de libros científicos sobre los paquidermos con "El elefante y el problema catalán".

Los irlandeses, sin embargo, siempre llevan encima más copas que nadie: me parece extraordinario lo de Beckett y la novela poscolonial. Irlanda es a Zimbabue lo que Beckett es a Mugabe. ¿O a Isabel II?

En el proceso poscolonial las antiguas colonias sufren una irresistible pulsión imperial y reclaman todo lo que es suyo, o sea, todo. El pobre Beckett metido en el agujero de "Fin de partida" no puede defenderse, está condenado: acabará convertido en otro valor de la bolsa cultural nacionalista.

Tumbado en la oscuridad que tanto amó, como desde el cubo de basura que en su teatro era el mundo, seguro que se ríe y luego tose y se atraganta y se sujeta las costillas muy dolorido y blasfema y acaba bostezando.

[Publicado el 27/9/2010 a las 09:34]

Compartir:

Comentarios (57)

  • Bastante paradójico que sea usted el látigo de los nacionalismos. Es interesante que sea un nacionalista español el que se crea con derecho a fustigar a los nacionalistas irlandeses,

    Comentado por: Porco Jones el 04/10/2010 a las 09:15

  • Zoe valdés ha lamentado que la situación de los presos cubanos no se denuncia como se hace y se ha hecho con otras dictaduras. "Es una dictadura que parece caer bien a todo el mundo, y la defienden gobiernos demócratas, como el español", ha criticado.

    Valdés también ha tenido palabras para el ministro español de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, quien "también defiende la dictadura en Europa". Según ha declarado la escritora, "Moratinos tiene un amigo allí que tiene una trompa, parece, bastante interesante, y en la Unión Europea este hombre tiene que defender la dictadura castrista, diciendo que allí todo es maravilloso. Yo entiendo la importancia de la trompa de su amigo negro Bartolo, a esa edad", ha dicho.

    Comentado por: Puig el 30/9/2010 a las 08:56

  • Ahora resulta que según el señor, señora o señorita --en internet nunca se sabe--que firma Unbar Baro, citando a Glez. Duro (""El pensamiento paranoide es rígido e incorregible: no tiene en cuenta las razones contrarias, sólo recoge datos o signos que le confirmen el prejuicio, para convertirlo en convicción"), el señor Azúa, que ha elaborado un escenario claramente paranoide sobre la apropiación del irlandés Beckett por parte de de Irlanda (que ya tiene bemoles la cosa), incluyendo una punta de lanza de escritores (que resultaron no ser irlandeses) como vanguardia de una campaña para vender camisetas y ceniceros, es, con toda probabilidad, un ser de agudo narcisismo, frustrado, con baja autoestima, que se dedica a trolear el universo virtual con artículos provocativos escritos en un egoblog adornado con foto, como si fuera una adolescente gritando al mundo "¡no soy solamente una cara bonita!".

    Ese clase de ataque es vil, sr./sra/srta Baro. En mi opinión, el sr. Azúa, simplemente, es ingenuo, leyó un artículo en el TLS, no sabía mucho del tema, y necesitaba rellenar su blog de algo.

    Comentado por: El Gran Surmano el 30/9/2010 a las 06:42

  • Una periodista simpatizante de las ideas socialistas, María Antonia Iglesias, afirmó ayer que ha habido «una campaña fascista contra los sindicatos». La vicepresidenta De la Vega acusó por su parte al PP de «perseguir a los sindicatos». Y Corbacho se felicitó por lo bien que se desarrollaba la jornada de huelga y proclamó la «normalidad». Más o menos a la misma hora, todos los medios de comunicación, de izquierdas y de derechas, ofrecían las mismas imágenes de la huelga y parecidos titulares. Referidos a la violencia de los piquetes. Y a las numerosas acciones de coacción protagonizadas por los sindicatos. Con un balance de la huelga secreto por parte del Gobierno, solo quiso ofrecer las cifras de la huelga en la Administración del Estado, pero evidente para los ciudadanos que la siguieron a través de los medios y de su propia experiencia. El limitado éxito de la huelga se produjo en buena medida bajo coacción. Y resulta que para el Gobierno y bastantes de los analistas que lo apoyan, lo que importa, lo grave, lo «fascista», incluso, es la denuncia de esa coacción, el rechazo de la violencia y la exigencia de un comportamiento pacífico de los sindicatos. Lo que demuestra lo lejos que nos hallamos aún de la normalización democrática de los sindicatos y de la propia izquierda que admite y legitima los métodos violentos. Y lo que refleja también la dispar evolución de los extremismos en Europa. Mientras el extremismo de derechas, el fascismo, ha sido deslegitimado por la sociedad y por la propia derecha, el extremismo de izquierdas, el comunismo y los métodos obreristas violentos, son admitidos por la izquierda. Actos de violencia como los de ayer que hubieran recibido una condena unánime si llegan a proceder de la extrema derecha, fueron, sin embargo, ignorados, excusados o apoyados por la izquierda y el Gobierno. Por ser extremismo del «bueno».

    Comentado por: Nieves el 30/9/2010 a las 06:39

  • "Friedrich Hayek, The Fatal Conceit" De nuevo este tapaculos de c/p. Este libro es de 1988, pero es un refrito de The Road to Serfdom, 1944.
    1944 todavía estaban gaseando gente en los campos de la muerte, GB tenía una economía socialista de guerra y siguió con ella otra generación hasta que la Conspiración Capitalista acabó con ella, por desgracia, para resultar en la birria que revienta ahora y que ha transformado el Reino Unido en el Reino Hundido.

    Toda la prosperidad del Kingdom by the Sea, (como lo llamó Theroux) que hemos conocido se basó no en el élan vital de Thatcher ni en la liberación de las energías sociales por el capitalismo, sino mucho más prosaicamente, en el Gas y el Petróleo del Mar del Norte, y en la "platita dulce" o sea los bajos intereses y las deudas de la población y del Estado.

    Por supuesto la situación para España es peor y lo acabo de demostrar hoy mismo.

    Argumentar con vileza que el ciudadano alemán vendió su alma por una pensión del estado y seguridad social es propio del que nos quiere meter la mano en la billetera con un plan de pensiones privadas.

    He conocido MBA espannoles en Inglaterra. Eran todos ladrones genéticos. Uno un día en la biblioteca inglesa, con extranno rictus en la cara, me dice: "Mira lo que me he pillado".
    Había robado un lápiz que venía en un libro de ninnos para colorear.
    Fíese de ellos, ponga en sus manos un plan de pensiones, sus ahorros, su futuro.

    Comentado por: armandobronca.com el 30/9/2010 a las 01:40

  • "El filisteo que se retira a la vida privada, que se consagra exclusivamente a la familia y a su avance: ese fue el último producto, ya degenerado, de la creencia burguesa en la preeminencia del interés privado. El filisteo es un burgués apartado de su propia clase, un individuo atomizado, producto del hundimiento de la clase burguesa. El hombre de la masa, que Himmler organizó para hacerle cometer los crímenes masivos más monstruosos de la historia, se parecía más al filisteo que al hombre del vulgo, no era otra cosa que el burgués que, en las ruinas del su universo, se preocupa ante todo de su seguridad personal. [...] Es Péguy, me parece, quien calificó el padre de familia de "último gran aventurero del siglo XX». Murió demasiado joven para ver también el gran criminal del siglo dispuesto a abandonar sus sentimientos, su honor y su dignidad humana por una pensión, un seguro de vida, la existencia asegurada de su mujer y de sus hijos."

    Hanna Arendt, Los orígenes del totalitarismo.

    Comentado por: c/p el 29/9/2010 a las 22:25

  • Según eso, el arte de masa sería un arte aristocrático en el sentido de que va dirigido al que detenta el poder.

    Comentado por: paradox el 29/9/2010 a las 21:53

  • ¡Qué manía con eso de que la mayoría está sometida! La mayoría es la nueva tiranía, o, mejor,, el nuevo tirano; es la mayoría social la que busca, promueve y consiente el sometimiento, procurando así su propia perduración. Las mayorías, como queda demostrado, son el más adecuado sistema de control de la sociedad de masas. Y no es que sean engañadas o manipuladas, es que el engaño y la manipulación son condición sine qua non de su supervivencia. Confiar en que la mayoría cree unas condiciones de vida que le son letales, como es la verdadera libertad, no este aguachirle democrático, es como esperar del tirano que se suicide por el bien público.

    Comentado por: abre los ojos el 29/9/2010 a las 21:45

  • Jiří Franěk acerca de Mahler, Rilke, Kafka y los checos

    En la República Checa se han rendido grandes homenajes al compositor austríaco Gustav Mahler, nacido en la región de Bohemia, con motivo de su 150 aniversario. En la página de Internet de la oficina presidencial se referían a él directamente como un compositor y director "checo" de fama mundial. El periodista Jiří Franěk escribe en el periódico de izquierda Právo que no pueden haber publicado tal información en serio y lamenta que los checos no sepan cómo tratar a sus compatriotas famosos de habla no checa: "Mahler cuenta ahora con un monumento conmemorativo. Mucho peores son las perspectivas para uno de los escritores más célebres: Rainer Maria Rilke. En EE.UU., país que no se caracteriza precisamente por la mejor educación en la escuela, lo conoce todo alumno de secundaria. En la República Checa, casi ninguno. Aunque nació en ... Praga, escribió en alemán. ... Lo mismo habría ocurrido hasta hoy con Kafka si [el germanista] Eduard Goldstücker no lo hubiera dado a conocer. No se trata de monumentos, sino de lo que debemos a nuestros compatriotas que no eran cien por cien checos, o incluso más de lo que nos debemos a nosotros mismos. Es vergonzoso no saber que alguien a quien el 'resto del mundo' venera nació a la vuelta de la esquina."

    Comentado por: en todas partes cuecen habas... el 29/9/2010 a las 21:31

  • El resumen de la wikipedia del rojo nostálgico que cuelga Baro harían bien en copiarla los que tengan hijos. Así podrán éstos leerla cuando les sirvan cañas y limpien las botas a los chinos. Igual les explica en qué pensaban sus padres mientras les preparaban ese futuro.

    Comentado por: añorarán los mil euros el 29/9/2010 a las 21:19

  • Usted lo ha dicho, el ejemplo de los primeros cristianos es perfecto: que ocupen la representatividad de los demás (en este caso, de los trabajadores) sólo aquellos seres que sean excepcionalmente puros. En efecto, para la mayoría de la gente no otra cosa es la democracia. Acabáramos, por eso la democracia es una cosa tan utópica ¡jajajajaja!

    Comentado por: ce ce o o el 29/9/2010 a las 19:40

  • Nunca les ha llegado un email de esos que pretende ser de su banco (por ejemplo), y ciertamente está bastante bien copiado todo, los colores corporativos, el logotipo... pero donde al texto se le escapa:
    a) que la intención no es la que normalmente debería;
    b) que está escrito en un mal castellano que lo delata.
    Pues ya saben, entren al trapo, hasta la cocina, den sus claves y todo los que se les pida. ¿Spam? ¿Fraude? Bah, mucho paranoico narcisista es lo que hay.

    Si no fuera porque luego solemos ganar los juicios, casi me convence.

    Comentado por: ce ce o o el 29/9/2010 a las 19:25

  • "The curious task of economics is to demonstrate to men how little they really know about what they imagine they can design."
    (Friedrich Hayek, The Fatal Conceit)

    Comentado por: cp el 29/9/2010 a las 18:58

  • Sant Fruitós del Bages (Barcelona), 28 sep (EFE).- El ex presidente de la Generalitat Jordi Pujol ha valorado hoy que “la huelga de mañana no es como las que ha habido hasta ahora” ya que a su juicio “los sindicatos no podrán ganar la huelga, aunque la huelga sea un éxito“.

    Jordi Pujol ha realizado estas afirmaciones durante su participación en las jornadas que se celebran en el monasterio de Sant Benet de Bages organizadas por la escuela de negocios Esade y por la Fundación Caixa Manresa.

    En opinión de Pujol, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, “no tiene la potencia ni la coherencia de Felipe González y José María Aznar y para ellos (en alusión a los sindicatos) Zapatero es un interlocutor más difícil“.

    “Rodríguez Zapatero -ha añadido- sólo es el mascarón de proa, porque en España ya no manda Rodríguez Zapatero, ni (Elena) Salgado, y no es un tema satírico. Es una realidad, pero es que además es una suerte, incluso para él“.

    Pujol ha justificado esta afirmación por el peso que tienen los mercados ya que “pasado mañana los periódicos pueden traer tres noticias: una la huelga ha sido un éxito, que la UE se ve obligada a intervenir Irlanda, porque lo de Irlanda está en una situación muy difícil y que Moody’s estudia la rebaja de la calificación de la deuda de España”.

    “Y esto lo cambia todo, cualquiera que sea el éxito o no éxito de la huelga”, ha opinado Pujol que ha calificado la nueva situación de “cambio radical y profundo”.

    Para el líder de CiU, “España es un enfermo que es un nuevo rico y ahora se compró un Ferrari” para añadir que “a pesar de todo, es un enfermo vigoroso y se recuperará”. EFE

    Comentado por: la cera que arde el 29/9/2010 a las 17:37

  • Es tal la domesticación paniaguada en la que ha incurrido el sindicalismo, su recurrente servilismo para con El Capital, que se nos olvida que en su origen estas organizaciones fueron o ,procuraron ser asociaciones obreras de ayuda mutua y de defensa contra eventuales acciones hostiles del patrono, asociaciones libres que trataban, por un lado, de procurar una sinergia de la luchas individuales de los obreros y, por otro, de hacer factible y soportable esta lucha en el tiempo, velando, con acciones de solidaridad mutua, por la integridad física y la supervivencia de sus asociados; el término "demócrata" tenía sentido, en todo caso, en el seno mismo de la asociación sindical, en tanto que las acciones y eventuales tomas de decisión se sometían a discusión colectiva; en relación con los patronos, los sindicatos no eran demócratas, trataban, simplemente, de mostrar su fuerza. Algunos de estos comportamientos violentos, si bien desnaturalizados, dado el funcionamiento interno de los sindicatos y el papel que representan en nuestro Bendito Estado del Capital, perduran en nuestros días, y son como un simulacro, un alarde, una recreación histórica más o menos vistosilla de las viejas gestas de antaño, carnaza para esa militancia que durante unas horas se engaña a sí misma y cree dejar de ser esa masa sumisa y embrutecida de todos los días, ese miserable funcionariado de trepas, logreros y buscavidas derrotados por El Capital, al que sirven, en que se han convertido hoy día la mayoría de los sindicalistas. Estos que se llaman sindicatos son a los verdaderos sindicatos lo que El Vaticano es a los cristianos primitivos.

    Comentado por: el mito del sindicalismo el 29/9/2010 a las 17:09

  • "Para tal apropiación se cuenta con la adecuada cuadrilla de mamporreros del poder, o ditirámbicos del hecho, revestidos del correspondiente título académico que les revista de autoridad nacional, desde la cual establecer sin rubor las nuevas interpretaciones de la memoria y de la historia acordes con la ideología totalitaria del poder. Goebbels era un maestro en esto."

    +


    ""El pensamiento paranoide es rígido e incorregible: no tiene en cuenta las razones contrarias, sólo recoge datos o signos que le confirmen el prejuicio, para convertirlo en convicción"
    Enrique González Duro, psiquiatra.
    Esta "dolencia del alma" se suele dar en individuos que presentan un acusado narcisismo y que se han visto expuestos a la vez a serias frustraciones, desarrollando una baja autoestima. La dolorosa contradicción entre narcisismo y baja autoestima activa inmediatamente el mecanismo defensivo de la Proyección, por el cual se tiende a atribuir a otros aquellos impulsos, fantasias, frustraciones y tensiones que al paranoico le resultan inexplicables, inaceptables e insoportables en sí mismo."

    Autorretrato.

    Sublime, Unbar Baro, sublime.


    Plas, plas, plas

    Comentado por: Professor Pavlov el 29/9/2010 a las 16:55

  • Me encantan los textos de De Azua.
    Un humilde servidor os deja el enlace a su nuevo espacio personal, comentar con vuestras impresiones. Un abrazo.
    www.periodistasmuertos.wordpress.com

    Comentado por: J S el 29/9/2010 a las 15:31

  • La segunda Ley de la Blogosfera de Von Krippenhöler explica que cuando un bloguero de renombre escribe un artículo particularmente estúpido y los intentos de "razonar" han fallado, se puede recurrir a una lluvia de spam y mensajes irrelevantes (especialmente típicos son los de "Zapatero/la iglesia/Bilderberg tiene la culpa") para que las entradas que expusieron al autor del artículo como un charlatán queden enterradas bajo un montón de basura, y no se lean.

    Comentado por: María de la O Aletuda el 29/9/2010 a las 12:14

  • PURA, POR QUE NO TE CALLAS??

    Comentado por: Juan Carlos el 29/9/2010 a las 12:08

  • Entonces, María, tú eres relevante y yo no. ¿Por qué? No quedamos en que no conoces a nadie, ni siquiera tienes el valor, ya que te has metido en el jardín, de mostrar tu verdadera identidad en este blog. ¿Cómo quieres que te crea? ¿No te gusta que te coman la oreja, querida? Yo no voy a comértela, tengo otras "tendencias". De todas formas, a pesar de llamarme irrelevante, no te odio. Me parece estúpido insultar y odiar a alguien que puedes ser tú misma, o quién sabe. Espero que que sigas visitando este blog, aunque sea con otro nombre. Necesitamos a gente que llame irrelevante a otra gente. Si no esto sería muy aburrido. Adiós, María de la OOOOO.

    Comentado por: Pura el 29/9/2010 a las 11:55

  • Un sitio de internet dedicado a las relaciones extraconyugales arrasa en Francia

    El 29% de los franceses confiesan haber sido infieles, y el 75% de ellos no se arrepientidos.
    LLUÍS URÍA. París.
    29/09/2010 La Vanguardia

    Estelle tiene 28 años y es funcionaria. Está casada desde hace tres y se encuentra en pleno tratamiento de fecundación in vitro para tener un bebé. Thierry, director financiero de 45 años, está casado desde hace 24 y tiene –como tantas parejas francesas– tres hijos. Entre Estelle y Thierry hay aparentemente pocas cosas en común, más allá de haberse comprometido en matrimonio, haber formado –o querer formar– una familia y trabajar en París. Y sin embargo ambos, sin saberlo, sin conocerse, comparten la misma decepción de la vida en pareja, hasta el punto de haber franqueado la puerta prohibida y haberse buscado un amante. Estelle y Thierry son dos de los 170.000 franceses que en los últimos meses se han lanzado a apuntarse en el primer sitio web de encuentros extraconyugales, específicamente dirigido a personas casadas con vocación de adúlteras.
    "La idea surgió tras comprobar, a través de estudios, que el 30% de los inscritos en sitios de encuentros convencionales se presentan como solteros cuando en realidad están casados", explica Teddy Truchot, uno de los fundadores del sitio Gleeden, dirigido a facilitar la infidelidad organizadamente. Puesto en funcionamiento en diciembre del 2009, el sitio cuenta con algo más de 390.000 miembros –el 60% hombres y el 40% mujeres– en 159 países, básicamente en Europa. Y sobre todo en Francia... Detrás siguen Italia, Suiza, Bélgica, España –con unos 30.000 inscritos– y Australia. En Estados Unidos el lanzamiento comercial está previsto para el próximo enero.
    "Nuestra empresa, Blackdivine, es norteamericana, pero pensamos que sería más fácil empezar el lanzamiento en Europa. En Estados Unidos son muy puritanos, mientras que aquí somos más abiertos", explica Truchot, que como su apellido sugiere es francés.
    "En Francia la infidelidad no resulta chocante, está culturalmente aceptada. Pero no es sólo un fenómeno francés. En general, la infidelidad es algo que se ha incorporado ya a las costumbres. No hay más que ver la televisión, ¡todo el mundo engaña a todo el mundo!", argumenta. En Francia, según una encuesta realizada en el 2008 por el instituto TNS Sofres, el 29% de los franceses casados o en pareja –algo más los hombres que las mujeres– han sido infieles a su cónyuge. La mayoría –el 75%– no se arrepiente en absoluto. Y, por lo general, no buscan una noche loca, sino una relación estable y continuada, aunque paralela: el 77% de quienes confiesan su infidelidad dicen haber tenido sólo uno o dos amantes.
    "Yo quiero una relación un poco duradera, no necesariamente muy frecuente, pero duradera". Con esta franqueza explica Estelle su determinación de mantener una relación clandestina. En su caso, se trata de una opción tomada en conciencia, no fruto de un flechazo en la oficina. "Yo ya tenía un amante, pero quiso dejarlo", explica para justificar su inscripción en el sitio de relaciones extraconyugales. Tras recibir seis mensajes, estableció una relación con un hombre casado y con un hijo. Es su nuevo amante.
    "El matrimonio es rutina, siempre la misma persona, las mismas costumbres... Yo necesito cambiar, encontrar a alguien nuevo", explica sin asomo de remordimiento. Su marido nada sabe de esta doble vida. Estelle, sin embargo, no se siente culpable y tampoco tiene miedo de que esta relación ponga en peligro su matrimonio. "Es un complemento", se justifica. Sabe que su próxima maternidad puede cambiar esta vida. Pero de momento mantiene su inscripción. Eso sí, ya sin foto.
    Sin foto, no hay mensajes. El amor raramente es ciego y la infidelidad no lo es jamás. Un paseo virtual por el mundo de Gleeden permite comprobar la presencia de no pocos curiosos –sin foto–, bastantes prudentes –que sólo dejan ver un aspecto parcial del rostro o del cuerpo– y unos cuantos desenvueltos que van con la cara por delante. La mayoría de los miembros de esta comunidad del adulterio están casados o viven en pareja –aunque hay alrededor de un 10%, cifras oficiales en la mano, de solteros, separados y divorciados–. Y los hay también que, dispuestos a explorar aspectos ocultos –u ocultados– de sí mismos se declaran bisexuales...
    No es el sexo, sin embargo, lo que buscan principalmente muchos de ellos. Es el caso de Thierry, que ha establecido una relación íntima, más virtual que física, con una mujer que –como él– está casada y con hijos. "Hablo con ella todos los días. Sólo nos hemos visto una vez –la verdad es que no es fácil–, pero tenemos una gran complicidad", explica. El sexo no es aquí lo primordial. "Sexo lo habrá, sin duda. Pero no es nuestra prioridad. Yo lo que quiero es poder hablar a alguien, en casa ya nadie escucha", se queja. Thierry había tenido antes alguna aventura fugaz, pero nunca hasta ahora una amante. Tras calificar su relación de "sentimental", admite no tenerlas todas consigo sobre las consecuencias que este affaire puede tener sobre su matrimonio. Su única seguridad es que los dos piensan, por ahora, de la misma forma: "Ninguno de los dos ponemos en cuestión nuestra familia y nuestros hijos, no queremos romper con todo".
    En la red, una candidata a adúltera enmascarada bajo el seudónimo de Pixiwoo –una mujer casada de 37 años vecina de Toulouse– ha dejado una descriptiva cita del periodista y escritor francés Henri Jeanson: "Las mujeres engañan generalmente a sus maridos con otros maridos. Los adulterios tienen así algo de conyugal, de honorable, de legal que merece la consideración general".

    Comentado por: oh là là el 29/9/2010 a las 11:50

  • No solo en la blogosfera abunda el trollerío, en la prensa "seria" también.
    Las trollas a veces se pueden dilucidar en los tribunales, solo que se tarda años. La mayoría de las veces ni se intenta, ni los jueces ni los afectados daríamos abasto, como seguramente no saben los seguidores de cierta prensa, pero sí sus hacedores.
    Así que ya ven, señores trolles, pulir la democracia está chupao, sólo hay que intoxicar un poco por aquí y por allá. Mientras, cada uno a lo suyo, yo me voy a echar unas papeleras. La separación de poderes es lo que tiene.

    Comentado por: ce ce o o el 29/9/2010 a las 10:11

  • Es muy poco probable que la pobre Pura encuentre respuestas para sus angustiados e irrelevantes interrogantes. Incluso si leyera la obra completa del gran Von Krippenhöler, con su característica concentración (subrayando frases, consultando el diccionario, moviendo los labios al leer) no entendería nada. Y yo desde luego no me presto a que me coma la oreja.

    Comentado por: María de la O Aletuda el 29/9/2010 a las 09:30

  • Entonces, María, ¿tú eres todo lo contrario a lo que relatas en tu comentario? ¿Y cómo puedo estar segura que tú eres eso y no lo contrario? Te has metido en un jardín terrible. Como no expliques bien cómo se puede llegar, según la ley de ese inombrable individuo, a conocer la identidad del que comenta, o si es el autor infecto de las entradas del blog, o si es un mamporrero, y no una virtuosa como tú, nunca sabremos si tú no eres la virtuosa, o eres una mamporrera contradictoria, una una autora de entradas infectas, o una sublimadora del autor de otro autor, etcétera. En definitiva, ¿quién eres tú, María? ¿Alguna envidiosilla o envidiosillo de otros blog anejos al de Azúa? Anda, dilo, pillina o pillín. Besitos.

    Comentado por: Pura el 29/9/2010 a las 08:08

  • De acuerdo a la primera Ley de la Blogosfera de Von Krippenhöler, cuando un bloguero renombrado escribe una entrada particularmente estúpida y es criticado por ello, harán su aparición uno o más troles, que pueden ser el mismo autor del blog con uno o más nicks o uno u más de sus mamporreros, fingiendo ser escritores sin publicar y sin talento, con la intención, fundada o infundada,de que los que critican al ídolo se sientan humillados.

    Comentado por: María de la O Aletuda el 29/9/2010 a las 07:51

  • ¿Por qué iban a serlo? Carece de sentido la pregunta.

    Comentado por: Pura el 29/9/2010 a las 07:40

  • ¿SON DEMÓCRATAS LOS SINDICATOS?

    Comentado por: Nieves el 29/9/2010 a las 07:25

  • Si la pregunta que titula esta columna se refiriera a los partidos políticos y éstos fueran practicantes asiduos de los métodos utilizados por los sindicatos en sus movilizaciones, es decir, los piquetes coactivos, la respuesta sería negativa. Lógicamente negativa. Lo que no tiene lógica dentro de las democracias avanzadas es que unos principios elementales exigidos a todas las demás organizaciones sociales y a los propios ciudadanos, el respeto a la libertad de los demás y el uso de métodos pacíficos, no cuenten para los sindicatos. Para enjuiciar, en este caso, su madurez democrática. La coacción ha sido admitida en todas y cada una de las huelgas sindicales sin que las credenciales democráticas de los sindicatos les hayan sido retiradas. Sin un debate político que haya trascendido más allá de los días de huelga.
    Y no creo que la convocatoria de hoy vaya a constituir una excepción en la historia de los piquetes coactivos. La infinita tolerancia hacia ese método violento es tal que los sindicatos ni siquiera se molestan en disimular los llamamientos a la coacción. Como en esa circular de CC.OO. a sus afiliados advirtiendo de la imposibilidad de acceder al trabajo en el aeropuerto de Barajas y con el aviso añadido de que «no pongáis en peligro vuestra integridad física».
    Con toda esa tolerancia acompañada en muchos casos de la pasividad policial, veremos qué ocurre hoy, pues los dirigentes de algunas instituciones están muy preocupados por garantizar el derecho a la huelga, pero muy poco por el derecho al trabajo o por la libertad de movimientos de los ciudadanos.
    La única novedad en esta huelga es que se ha abierto por fin el debate sobre lo obvio, sobre la legitimidad de la coacción y la violencia en un estado democrático. O sobre la revisión de la lamentable excepcionalidad democrática de los sindicatos.

    Comentado por: Nieves el 29/9/2010 a las 07:22

  • El poeta Manteras es obvio; pero el cuentista Cordeluna se me escapa.

    Comentado por: Granada mía el 29/9/2010 a las 06:48

  • David Cordeluna, (Jayena, 19-7-1942), cuya obra ha recobrado fuerza tras la aparición de ‘Dos pecados y un alma’, nos permite adentrarnos en una literatura llena de contrastes. Primero la muerte. En los pasadizos del asombro siempre aparece la muerte como un retrete donde uno puede depositar sus miedos. Cordeluna, más que un narrador sinfónico, adopta la solución definitiva resumida en la exquisita virtuosidad del solista. Creador de mundos que se esparcen en los puentes de una conciencia colectiva arrinconada, soberbia en sus remolinos psicológicos, nos recuerda los cuentos de Jacinto de la Flor, al que todos ya habíamos olvidado como el convidado de piedra en esas librerías perfumadas de Alejandría. No obstante, la aparición de Dos pecados, nos fuerza a deleitarnos en el espanto de sus primeros escarceos narrativos. Todos recordamos ‘Amor por las tijeras sin punta’, todo un alegato contra el terror chekista en su pueblo natal. En los entresijos que conducen a una abierta contraposición ideológica, quizá demasiado ahistórica, pues es de suponer que él no había inventado el término corregir al uso, digamos como en el caso de algunos escritores nacionalistas, envueltos todavía en su bandera, elemento básico de la famosa metáfora del cerdo con cuernos. Corduela, a quien no le dolían prendas clasificatorias ni hilarantes para describir el infierno, nos recuerda los cuentos de Fernando Avespín (Jaén, 20-1-1953), siempre mirando a sus pequeñas esferas ilustradas con escombros de otras vidas, no tan pasajeras, pues su recuerdos nos llevan a las puertas de un suicidio sin fin, carente quizá de esa parte estructural del relato encuadrado en lo siniestramente no cuajado.

    La voluntad, de David Cordeluna es convocarnos a determinadas algunas aspiraciones tan humanas imprescindibles como mirarnos en el espejo. Ya en sí, su novela es un espejo donde nos podemos mirar y peinarnos como Manolo Caracol. El marco es inaudito, pues nos recuerda que los encuentros en la oscuridad de las fases del cuento nunca son referentes utópicos, sino una muestra del miedo hacia nosotros mismos y al pecado primigenio resumido en una educación religiosa con aceite de hígado de bacalao. A Corduela le duele España como a Unamuno y Jugo, Miguel de (Bilbao, 29-9-1864) le dolía. Pero ese dolor está más abajo, cercano a las ingles de su fatalidad como hombre de provincias, repudiado por las élites nacionalistas de la región Este. Todos conocemos su famosa reunión con los poetas de la nueva sentimentalidad. La prensa nacionalista no tardó en calificar aquel encuentro como una intromisión en la pax sentimental. El famoso poeta Luis Pernía Manteras lo explicó con sus maneras fieras: “Cordeluna es la ambigüedad histórica representada por los rasgos más comunes y abyectos de la narrativa de Marcial la Fuente. Con esas premisas no vamos a invocar ahora lo pésima que resulta determina revelación del miedo nacional-socialista. En realidad, esa es mi opinión, Cordeluna ha tenido más influencia en nuestra historia reciente que el mismísimo Einstein. De ahí sus no disimuladas críticas a sus cálculos no lineales. Cordeluna los resumía en dos palabras: cálculos renales. En fin, estamos ante todo un escritor con una obra imprescindible para entender los basureros de la historia contemporánea, cuya obra ha sido guía, y seguirá siéndolo, de nuestros indescifrables anhelos históricos en forma de huelga general indefinida.

    Comentado por: miguel el 29/9/2010 a las 05:09

  • Srta.Julia, veo que ha reparado usted o repuesto ya la tecla de las mayúsculas.

    Comentado por: Delfín el 28/9/2010 a las 18:04

  • Pero es que a todo prócer respetable se le impone la obliación ontológica de explotar a Sisí, Aresti, Unamuno, Kafka, joyce, Pessoa, Azúa, quien se preste. Da igual que el prócer sea nacionalista, antinacionalista, de estos o de aquellos: como prócer ha de tener bien clara sus obligaciones. Y una de ellas es convertir toda forma de literatura en Literatura, Cultura, Patrimonio, Patria, Petrodólares. Él nunca se planteará si el homenajeado se dejaría homanajear o no; no tiene tiempo, ganas ni competencia para ello: ha de obedecer, coño. Aquí en Mallorca, un alcalde está a punto de resolver por las buenas la cuestión del origen de Colón y declarárselo propio y exclusivo y marca resgistrada antes que lo hagan los del pueblo de al lado. Parece absurdo hasta que calculas la de pasta qeu supondría para el municipio. El nacionalismo es para esto, como para todo, una coartada ideológica tan intercambiable, subnormal y coyuntural como cualquier otra que se use para encubrir y barnizar el pensamiento único común,obligado y supuesto a todos los mandantes.

    Comentado por: srta julia el 28/9/2010 a las 16:53

  • Gran Surmano... este Blog es para exagerados, pero los EXAGERADOS viven en el edificio de enfrente. Llame y verán que le abren al poco.

    Los autríacos hicieron lo mismo con Sisí. La odiaron cuando estaba viva (el odio era mutuo) y ahora la idolatran. Vaya, que se la llevaron sin envolver.

    Comentado por: pepitol el 28/9/2010 a las 15:42

  • ENTREVISTA: MARC FUMAROLI Pensador y ensayista
    "No llamemos arte al arte contemporáneo"
    J. M. MARTÍ FONT - Barcelona - 28/09/2010

    La historia no tiene un sentido determinado y el arte contemporáneo no merece ser llamado arte. Marc Fumaroli (Marsella, 1932) ha estado en Barcelona para presentar París-Nueva York- París. Viaje al mundo de las artes y de las imágenes (Acantilado), "un panfleto erudito", en palabras de su editor, en el que vuelve al eterno debate entre los antiguos y los modernos.

    La historia no tiene un sentido determinado y el arte contemporáneo no merece ser llamado arte. Marc Fumaroli (Marsella, 1932) ha estado en Barcelona para presentar París-Nueva York- París. Viaje al mundo de las artes y de las imágenes (Acantilado), "un panfleto erudito", en palabras de su editor, en el que vuelve al eterno debate entre los antiguos y los modernos.

    Pregunta. ¿Es usted reaccionario?

    Respuesta. ¿Reaccionario? Es verdad que me gusta mucho reaccionar y las gentes que reaccionan están muy vivas. Lo tomo en el sentido exacto del término. No creo que la historia tenga un sentido ni que tengamos que inclinarnos ante el sentido de la historia. La gente que me interesa son aquellos que van contracorriente. He conocido la época en la que todo el mundo marchaba en el sentido de la historia, que no era otro que el que se marcaba desde Moscú. Me hace feliz estar contracorriente e incluso ser muy reaccionario. Cierto, ahora hay que reaccionar contra otras cosas distintas a las del momento en el que la URSS era considerada en Francia como la promesa del futuro de la humanidad.

    P. Hay quien dice que Francia es un país soviético que ha tenido éxito.

    R. O que Francia es el último país del Este, sí, pero no hay que tomárselo en serio. Lo que sí es cierto es que nuestra modernidad es nuestro Estado, lo que desde el punto de vista anglosajón es una cosa extraña, pero ahora lo hemos sustituido por la sumisión servil a una imagen falsa que Europa se hace de Estados Unidos.

    P. Es usted especialmente crítico con el arte contemporáneo, con esta concepción del arte espectáculo...

    R. No solo del arte espectáculo, sino del arte negocio. Hay una nueva clase social que surge de la acumulación del dinero en una esfera extremadamente estrecha, pero mundial. Estos millonarios ya no quieren tener en casa un tiziano o un delacroix, sino signos exteriores de riqueza. Y eso es lo que les proporcionan las galerías que les ofrecen tiburones dentro de tanques de formol o juguetes sofisticados como los que produce Jeff Koons.

    P. ¿No cree que este arte pueda llegar a ser popular?

    R. A la gente le gustan otras cosas, el deporte, la música rock... No me parece mal. Lo que me resulta odioso es vender a esta gente, que no lo quiere y que tampoco se lo puede permitir, un arte reservado a la imagen de los famosos. La gente común va mucho más al museo del Louvre, a los museos de arte antiguo... Esos lugares convocan auténticas peregrinaciones.

    P. ¿En qué momento el arte toma esta deriva? ¿La culpa la tiene Marcel Duchamp?

    R. No, claro que no. ¡Pobre Duchamp! Era un snob francés muy elegante que jamás se hubiera encontrado con Warhol. Lo suyo era el privilegio de pequeños grupos muy exquisitos. Cuando el MOMA hizo la primera retrospectiva de Warhol, Duchamp devolvió la invitación, que no era sino la imagen de La Gioconda con bigotes, que él mismo había realizado. Consideró obsceno que aquel mal artista utilizara una imagen que él había inventado para hacerse su propia publicidad. Hay un mundo entre Duchamp y Warhol. La fórmula de Duchamp era: 'todo lo que se pone en un museo se convierte en obra de arte'. Warhol la utiliza en el sentido de que todo lo que hay en los supermercados puede entrar en museo y convertirse en obra de arte. Nunca Duchamp pensó esto.

    P. ¿La línea roja la marcaría el pop americano?

    R. Creo que ha influido mucho transportándonos a este universo que no está hecho para los europeos. Hay un punto común en el arte, la exigencia de una obra, y hemos entrado en un mundo en el que el arte no supone una obra, sino solo un concepto, una cosa efímera que durará un tiempo breve y que, momentáneamente excita un poco a los periodistas. Esta es la gran ruptura. No hay derecho a utilizar la palabra arte para lo que se llama el arte contemporáneo, no lo llamemos así; habrá que inventar otra palabra, tal vez entertainment para millonarios.

    P. Pero hay artistas que aún hacen arte...

    R. Sí, pero no tienen el favor de los medios de comunicación, ni de los museos. En España hay gente interesante, hay pintores notables. Si vuelve la pintura y la escultura, lo que sucederá, España estará en primera fila. Sartre dijo una vez: hay gente retrasada que está por delante.

    P. ¿No será usted sartriano?

    R. No, pero sucede que Sartre, de vez en cuando, dijo algunas verdades. Sartre es un fenómeno de la posguerra, un profesor que nunca debió ocupar el lugar que tuvo, pero la guerra y el hecho de que una buena parte de la intelligentsia francesa fuera colaboracionista le convirtió en una especie de vedette que nunca debió ser. Y él se volvió loco, a fuerza de creerse vedette. Personalmente -y no soy el único-, nunca consideré que Sartre fuera un maître à penser.

    P. Tampoco parece tener usted muchas simpatías por el Mayo del 68.

    R. El único aspecto simpático de la gente de Mayo del 68 es que se reían del general De Gaulle y del gaullismo, que en el fondo era un régimen estrecho, mezquino. Por lo demás no hicieron más que abrir la puerta a la mercantilización general del universo. Todos se han convertido en capitalistas y en controladores del sistema mediático. Los sesentayochistas son quienes ahora tienen el poder. Desde el primer momento me di cuenta de que no eran más que hedonistas que se iban a lanzar a la sociedad de consumo.

    P. Pero hubo varios 68...

    R. Sí, en Estados Unidos era mucho más interesante, porque era un movimiento anticapitalista, un movimiento un poco ingenuo pero antiutilitarista, se trataba de reencontrar la felicidad, la voluptuosidad, la naturaleza... Estaba Bob Dylan, Allen Ginsberg, era un movimiento de salida del universo material, fordista, había algo noble en ello. En Francia era totalmente glacial, la gente que estaba vendida de antemano, gente como Cohn Bendit... insoportable. Ahora se les ve gordos, viejos.

    P. ¿Es usted un optimista o un melancólico?

    R. Es necesario un optimismo que sea capaz de absorber el pesimismo, no de esconderlo o rechazarlo, sino de devorarlo, de quemarlo. En la medicina antigua había la idea de que los melancólicos podían ser locos o genios. Los unos quemaban su melancolía y se convertían en genios iluminados por el incendio, y los otros se volvían locos porque la melancolía es pesada y aplasta, es como el petróleo. Es profundamente verdadera esta idea. Ahora estamos en la fase del petróleo y estamos ahogados por el petróleo. La literatura, cuando vuelva, será la literatura de lo grotesco, porque hacer reír ya es curar. Hacen falta dos o tres Rabelais.

    Comentado por: cp el 28/9/2010 a las 15:36

  • Obvious troll is obvious.

    Comentado por: Alter Memo el 28/9/2010 a las 12:09

  • Senyor Larrosa no se preocupe usted lo emos leido y ademas con google se puede encontrar su nombre y su web y ademas puede poner la [url] la url es la direccion de su vagina web y entonces aunque no se puede hacer click (de raton9 directamente se puede copiar ctrl C y pegar ctrl V. De lo de aaprender a escribir no se preocupe usted amigo no hay edad para escribir o para amar yo le recomendaria que se sacara un master en una escuela de escritura creatina como el Hotel Kafka ademas hay buen ambiente y se hacen amigos es mas un amigo mio se echo novia. Usted senyor Antonio puede ser el proximo Felix de Azua de eso no hay duda se le nota el potencial.
    Creo pero no estoy seguro que los jubilados tienen descuento. Un saludo ( a distancia)

    jajajaja es que vivo en Chile <(:=)

    Comentado por: Nelson Barrique Burruchaga el 28/9/2010 a las 11:47

  • Si Azúa fuera mi alumno y me entregara esto como trabajo, no sólo lo suspendería, sino además le recomendaría que eligiera otra carrera. Gestión administrativa o algo de diseño, quizás.

    Comentado por: Mostro el 28/9/2010 a las 10:56

  • "Sería deseable que a esto se le diese la importancia que tiene frente a lecturas en clave nacionalista, que creo que es lo que Azúa reclama. "

    Azúa protesta contra la "apropiación" de un escritor irlandés por parte de Irlanda, lo cual es absurdo. Joyce y su secretario Beckett, dos exiliados, no dejan de ser irlandeses por ello. Joyce escribió casi exclusivamente de Irlanda, y Beckett escribió una época en francés pero traduciéndose él mismo al inglés--con Irlanda como referente. Sería extremadamante temerario afirmar que no sentía irlandés por su rechazo al movimiento nacionalista, un movimiento que también fue rechazado por Joyce, entre otras razones, por el tratamiento a Parnell. Muchos otros escritores irlandeses, como Yeats, escribieron en inglés y no dejan de ser irlandeses por ello, tuvieran la ideología que tuvieran.

    Azúa pone de ejemplo de tal "apropiación" una supuesta punta de lanza de intelectuales y académicos "irlandeses", que "llevan más copas que nadie", en estereotipada y casposa descripción, a los que él obviamente no ha leído, y que en muchísimos casos no son irlandeses.

    La sinopsis de la obra de Bixby, por ejemplo, está disponible a un par de clicks de ratón. Bixby se limita a exponer que sería simplista pretender que Beckett era un escritor apolítico y ahistórico.

    Otra escritora citada, Emillie Morin, es francesa, y se doctoró en Belfast, Irlanda del Norte. El libro de Sean Kennedy (profesor de la Universidad de Halifax, Canadá) es publicado por la Universidad de Cambridge, como el de Bixby (Arizona State University),y como el de Stephen Watt (Universidad de Indiana). Andrew Gibson es profesor de la Universidad de Londres, y su libro está publicado por la Universidad de Chicago.

    Esta es la "infección nacionalista" que según Azúa "comienza siempre en las esferas ilustradas".

    Realmente un artículo que revela bastante ignorancia sobre el tema y muchos prejuicios. Nada ilustrado.

    Comentado por: El Gran Surmano el 28/9/2010 a las 09:46

  • Pues mire usted yo no he leido a Beckett, Supongo que a estas alturas no debe ser grave, hay cosas peores con 73 años a la espalda y aguantando al tiempo siempre esperando que a uno que no es casi nada lo lean muchas personas a pesr de los editores que pasan de uno.

    Clica sobre mi nombre

    Comentado por: antonio larrosa el 28/9/2010 a las 09:10

  • Buena parte de la cultura del siglo pasado fue obra de exiliados, voluntarios o forzosos, y emigrados en busca del éxito, durante unos años o hasta su muerte. Sería deseable que a esto se le diese la importancia que tiene frente a lecturas en clave nacionalista, que creo que es lo que Azúa reclama. Entre escritores no es tan frecuente, y aún así ahí están, aparte de Beckett, los casos de Joyce y Nabokov, por poner dos ejemplos sobresalientes, pero entre músicos y artistas plásticos podría decirse que ha sido la norma. En fin, buena parte de la mejor cultura del siglo pasado nace de la conciencia de estar desplazado, y eso, que ha sido una realidad, necesita también que se recuerde frente a reivindicaciones que traicionan su esencia misma. Aunque sea un esfuerzo melancólico.

    Comentado por: Uno el 28/9/2010 a las 07:49

  • Parece que Azúa considera que lo correcto es que Irlanda hubiera hecho con Beckett lo que la Generalidad con Marsé & Co. ¿O tampoco es eso?

    Comentado por: no hay quien se aclare el 28/9/2010 a las 06:41

  • La actitud de Beckett se entiende mejor si sabemos que era de familia protestante (anglicano). G.B. Shaw tambien era protestante y tampoco simpatizaba mucho con el nacionalismo irlandés. Pero al menos se mostraba comprensivo porque escribió: "Una nación saludable está inconsciente de su nacionalidad como lo está un hombre sano de sus huesos. Pero si rompéis la nacionalidad de una nación, ésta no pensará en otra cosa que en recomponerla. No prestará oídos a ningún reformador, a ningún filósofo, a ningún predicador, hasta que le otorguen su exigencia de nacionalidad. No atenderá a ningún negocio humano, por vital que sea, más que al de su unificación y liberación."

    Comentado por: ph el 28/9/2010 a las 00:26

  • Puedo constatar que el mundo turistico joyceano goza de plena salud en Dublin. Lo suyo es puro delirio de antinacionalismo tremens.

    El mundo esta organizado en países, y los países producen nacionalismos. El suyo también. Es simple, repita.

    Por cierto tampoco se lucio usted mucho con la traducción que le hizo a Beckett

    Comentado por: Seamus el 27/9/2010 a las 22:06

  • Ja, ja, ja, ya sabe lo que le espera Azúa, ser una gloria de las letras catalanas...

    Comentado por: P. el 27/9/2010 a las 21:27

  • Las novelas según cuales, incluso la poesía, influyen mucho en la sociedad.
    Yo creo que las novelas de Dickens influyeron mucho en sensibilizar a la sociedad inglesa sobre ciertos dramas de la juventud y la niñez.
    Las novelas 'Sin novedad en el frente' de Erich Ma. Remarque, 'Adiós a las armas', deben haber influido, la prueba está que los nazis las quemaron junto con otras.
    Pocas dudas de que Don Quijote tuvo influencia sobre la sociedad española, y 'Fuenteovejuna': el gobierno militar de Uruguay la tenía entre ojos, por aquello de matar al comendador.

    A Lorca la poesía le costó la vida y sin llegar tan lejos las de Rosalía Castro fueron un grito de resurrección de Galicia:
    "Castelhanos de Castilha
    tratades bem a os galegos.
    Cuando van, van como rosas
    cuando vem, vem como negros!"

    Como sois tan anglófilos muchos Uds a notar las novelas que dieron origen a una categoría, "Invasion Novels", desde Caldwell "The Riddle of the Sands", la mala literatura de Gaston Leroux incluso HG Wells "La guerra de los mundos" y que en parte condujo a crear el SIS/MI5-MI6 que ciertamente cambió el curso de alguna guerra: y a su vez produjo más literatura.
    "Walden" amplificó la sensibilidad del mundo hacia la naturaleza, las novelas de J Verne y "Robinson Crusoe" estimularon la imaginación de los lectores del siglo XIX, en fin, nuestros conquistadores también su fantasía y anhelos estaba estimulada por las novelas de caballería, y consta que las tropas de Hernán Cortes al ver Tenochtitlán creían vivir un episodio del Amadís de Gaula.
    Así la misma California le debe el nombre a las novelas de caballería.

    Comentado por: armandobronca.com el 27/9/2010 a las 20:41

  • Piedra de cal y sangre



    Entre oropeles y fanfarrias,
    palabras y gestos
    otrora prontamente formulados
    la verdad se ocultaba…



    … detrás del más desnudo,
    piedra de cal y sangre
    expuesta as sol poniente.



    (La tarde se extendía
    como un guante de látex
    atenta a las promesas y los parabienes.
    Doctores ciegos
    ejercían sus especialidades
    sin síntomas de duda.)

    Comentado por: DPA el 27/9/2010 a las 20:08

  • Es propio de la sociedad apropiarse de lo que hacemos; de hecho, lo que somos le pertenece. La sociedad se apropia de nosotros desde el momento en que decreta quién somos, o mejor, quién hemos de ser, dándonos un nombre propio (no el Paquito de la intimidad, sino el Francisco Sánchez Beluga del Registro, por ejemplo); mientras existe el individuo (el individuo no vive: existe a nuestra costa), nos defendemos como podemos de la codicia predatoria, de la voracidad, cuando no de la hostilidad destructiva, con que la sociedad,o sea, el individuo, y en primer lugar ese individuo a cuyo nombre respondemos, reclama lo que supuestamente le pertenece. Finalmente, concluida la existencia, vuelve a la sociedad ese cadáver con que nos cargaron y bajo cuya peso oneroso hemos ido viviendo, y con él, ajuares y pertenencias, todo lo que a nuestra costa fue atesorando para su tumba.

    Comentado por: no semos naide el 27/9/2010 a las 19:48

  • Pero no tiene remedio, don Félix, por muy fino que hile se le nota lo que le toca...Haga caso a Delfín, que con mucha gracia le da un par de consejos.
    Y sí, Beckett quizás tenga más popularidad en el mundo intelectual, literario, de EE.UU que en su país.

    Comentado por: me el 27/9/2010 a las 17:28

  • Bien. Yo me he metido en un blog literario. Confieso que la literatura, como la ciencia, son cosas que me apasionan. Estoy llegando a una conclusión que va más allá de lo significa un blog literario. Es ésta. La ideología está acabando con mi paciencia. No encuentro por ninguna parte la posibilidad de llegar a ninguna conclusión, siempre aproximada, que se acerque a la verdad. Puedo entender el manejo que hacen los nacionalistas de la literatura, del idioma. Puedo entender ese manejo político. Lo que no puedo entender es que una obra literaria se constituya en una obra filosófica que influya en la sociedad. Una novela no influye nada en la sociedad. Lo que influye en la sociedad es la economía, la forma política en que se concibe esa economía, fundamentalmente. Reconozco el valor literario, según mi criterio, de algunas obras literarias. Esto requiere haber leído bastante. Aun así soy incapaz de determinar cuáles obras literarias son fundamentales y cuáles no. Admito que determinadas formas de literatura me hacen disfrutar más que otras; pero sólo eso. Me temo que, al cabo del tiempo, no he sacado nada en claro, salvo que estoy de acuerdo con las posiciones políticas, y a veces filosóficas, de Félix de Azúa, del que siempre me han atraído sus formas de expresión literaria, para mí llenas de contenido crítico e incorrección política, cosas que valoro como amante del conocimiento que soy.

    Comentado por: miguel el 27/9/2010 a las 16:07

  • Dado que el nacionalismo es dado a la voluntaria ignorancia y al pueblo bandera, imagínese, Sr.Azúa, que llegado el día, pasando los siglos, qué digo, quizá no haga falta esperar ni medio siglo, a usted lo rescatan de tal manera y le remueven los huesos.Es más, le diría en confianza que hasta tiene lectores nacionalistas por ahí que lo leen( quizá tenga alguno muy cercano en su blog) esperando que un día cambie usted de onda y se reforme.Ese tal lector( se da, hágame caso) es como aquel otro del chiste, el de la mujer que ve la película porno hasta el final por ver si el "mocito" se casa.Pues lo mismo, tiene usted a su "mocito" que lo case con el tiempo(nacionalista) segurísimo.Qui sait? Tenga cuidadín no lo entierren por dos veces.Hágalo constar en su testamento hermenéutico.

    Comentado por: Delfín el 27/9/2010 a las 13:28

  • Es el precio de la fama y de la inmortalidad; por muchos mohínes de desprecio que aquí se hagan, apuesto a que la mayoría estarían encantados con que fuera su nombre y memoria los tan codiciados por las instituciones patrias. Alguno habrá, con todo, que sospeche o sienta que esto de la fama y de la eternidad es algo que afecta al cabo a eso, al nombre, a algo que nunca nos ha pertenecido de veras: ellos nos lo dieron, así que suyo es, y que hagan con él lo que gusten, como harán con todo lo que dejemos cuando nos vayamos; para nosotros queda esa otra forma de inmortalidad que es el anonimato. Y de nuestro nombre, visto lo visto, mejor que se olviden cuanto antes.

    Comentado por: están verdes el 27/9/2010 a las 12:34

  • "Los irlandeses, sin embargo, siempre llevan encima más copas que nadie: me parece extraordinario lo de Beckett y la novela poscolonial. Irlanda es a Zimbabue lo que Beckett es a Mugabe. ¿O a Isabel II?"

    El problema de leer un artículo sobre un escritor irlandés en un periódico británico como el Times Literary Supplement y regurgitar ciertas ideas simplistas sin investigar con un mínimo de rigor es que puede salir un churro.

    Patrick Bixby, el autor del libro que comenta Azúa, es profesor de la Arizona State University. Se gradúo por la UCLA (Los Ángeles), hizo un máster por la California State University, y se doctoró por la Emory University, en Atlanta, Georgia. En su currículum puede leerse que recibió una beca para asistir a un curso de verano en Dublín en 2000, y otra en Sligo en 2002. Su libro está publicado por la muy inglesa Universidad de Cambridge.

    La industria académica sobre Joyce y Beckett, fundamentalmente norteamericana, sigue tan activa como siempre, y si consulta usted la bibliografía de la MLA (Modern Language Association) descubrirá usted centenares de títulos, muchos de ellos con nombres de lo más rebuscados, como es moda en círculos universitarios.

    Afirma Azúa que ya muy pocos turistas compran souvenirs joyceanos, sin que fundamente su afirmación en absoluto, y contra todos los indicios. El Bloomsday, el equivalente a una convención de fans de Star Trek para admiradores de Joyce, sigue celebrándose como siempre no sólo en Irlanda sino incluso en lugares como Sevilla, donde hay un club que rivaliza con la "Orden de Finnegans" de Vila-Matas, que peregrina a Irlanda todos los años. Hay sociedades similares en todo el mundo. ¿Qué indicios tiene Azúa para concluir que las autoridades turísticas irlandesas, alarmadas por el "descenso de ventas" de souvenirs de Joyce, pretende compensarlo con la venta de los de Beckett?

    Comentado por: El Gran Surmano el 27/9/2010 a las 12:11

  • No escaparon ni Goya ni Kafka, va escapar alguien...

    Comentado por: J. el 27/9/2010 a las 11:33

  • El caso de Beckett me ha hecho recordar el de Gabriel Aresti, el acoso que sufrió en vida por parte del nacionalismo vasco y la rehabilitación post mortem, hasta el punto de convertirlo en el poeta vasco por antonomasia. Dos excesos por el precio de uno.

    Comentado por: DJ Dimitri el 27/9/2010 a las 11:21

  • En eso del leísmo, D. Félix muestra estar muy al día. Creo que ya ni merece la pena mencionarlo. Pues eso, pijaditas.

    Comentado por: pijaditas el 27/9/2010 a las 10:45

  • Cuando leí a Beckett, en los años ochenta, no entendía por qué el mundo, para él, era como un cubo de basura. Tenía veinte años, y todavía, para mí, el mundo podía ser un lugar maravilloso. Es lo que tiene hacerse viejo.

    Comentado por: DPA el 27/9/2010 a las 10:05

  • Por suerte Albéniz y Granados siguen a salvo...

    Comentado por: Olorin el 27/9/2010 a las 09:55

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Félix de Azúa nació en Barcelona en 1944. Doctor en Filosofía y catedrático de Estética, es colaborador habitual del diario El País. Ha publicado los libros de poemas Cepo para nutria, El velo en el rostro de Agamenón, Edgar en Stephane, Lengua de cal y Farra. Su poesía está reunida, hasta 2007, en Última sangre. Ha publicado las novelas Las lecciones de Jena, Las lecciones suspendidas, Ultima lección, Mansura, Historia de un idiota contada por él mismo, Diario de un hombre humillado (Premio Herralde), Cambio de bandera, Demasiadas preguntas y Momentos decisivos. Su obra ensayística es amplia: La paradoja del primitivo, El aprendizaje de la decepción, Venecia, Baudelaire y el artista de la vida moderna, Diccionario de las artes, Salidas de tono, Lecturas compulsivas, La invención de Caín, Cortocircuitos: imágenes mudas, Esplendor y nada y La pasión domesticada. Los libros recientes son Ovejas negras, Abierto a todas horasAutobiografía sin vida (Mondadori, 2010) y Autobiografía de papel (Mondadori, 2013)Una edición ampliada y corregida de La invención de Caín ha sido publicada por la editorial Debate en 2015; Génesis (Literatura Random House, 2015). Nuevas lecturas compulsivas (Círculo de Tiza, 2017) y Volver la mirada, Ensayos sobre arte (Debate, 2019) son sus últimos libros.  Escritor experto en todos los géneros, su obra se caracteriza por un notable sentido del humor y una profunda capacidad de análisis. 

En junio de 2015, fue elegido miembro de la Real Academia Española para ocupar el sillón "H".

 

Bibliografía

 




 

Ensayo

Volver la mirada (2019). Debate, España.

Nuevas lecturas compulsivas (2017). Círculo de Tiza, España. 

La invención de Caín (2015). Mondadori, Barcelona. 

Contra Jeremías (2013). Mondadori, Barcelona.

Contre Guernica, Prefacio para Antonio Saura (2008). Archives Antonio Saura, Genève.

 La pasión domesticada (2007). Abada, Madrid.

Ovejas negras (2007), Bruguera, Barcelona.

Cortocircuitos. Imágenes mudas (2004). Abada, Madrid.

La invención de Caín (1999). Alfaguara, Madrid.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (reedición) (1999). Anagrama, Barcelona.

Lecturas compulsivas. Una invitación (1998) Anagrama, Barcelona.

Salidas de tono (1996). Anagrama, Barcelona.

Diccionario de las artes (1995). Planeta, Barcelona.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (1992). Pamiela, Pamplona.

Venecia (1990). Planeta, Barcelona.

El aprendizaje de la decepción (1989). Pamiela, Pamplona.

La paradoja del primitivo (1983). Seix Barral, Barcelona.

Conocer a Baudelaire y su obra (1978). Dopesa, Barcelona.

 

Novelas y prosa literaria

Génesis (2015). Literatura Random House, Madrid. 

Autobiografía de papel (2013). Mondadori, Barcelona. 

Autobiografía sin vida (2010). Mondadori, Barcelona.

Abierto a todas horas (2007). Alfaguara, Madrid.

Esplendor y Nada (2006). Lector, Barcelona.

Momentos decisivos (2000). Anagrama, Barcelona.

Demasiadas preguntas (1994). Anagrama, Barcelona.

Cambio de bandera (1991). Anagrama, Barcelona.

Diario de un hombre humillado (1987). Anagrama, Barcelona.

Historia de un idiota contada por él mismo, o el contenido de la felicidad (1992), Anagrama, Barcelona.

Mansura (1984). Anagrama, Barcelona.

Última lección (1981). Legasa, Madrid.

Las lecciones suspendidas (1978). Alfaguara, Madrid.

Las lecciones de Jena (1972). Barral E., Barcelona.

 

Relatos

"Quien se vio", Tres cuentos didácticos (1975). La Gaya Ciencia, Barcelona.

"La venganza de la verdad" (1978). Hiperion nº1, Madrid.

"Herédame" (6 y 7 agosto 1985). El País, Madrid.

"El trencadizo", con grabados de Canogar (1989) Antojos, Cuenca.

"La pasajera" (18 nov. 1990). El País, Madrid.

"La resignación de la soberbia", Los pecados capitales (1990). Grijalbo, Barcelona.

El largo viaje del mensajero (1991) Antártida, Barcelona.

Cuentos de cabecera ("La pasajera" y "La segunda cicatriz") (1996). Planeta NH.

"El padre de sus hijos" (1998). Barcelona, un día, Alfaguara, Madrid.

"La verdad está arriba" (1998). Turia, Teruel.

 

Poesía

Última Sangre. Poesía 1968-2007 (2007). Bruguera, Barcelona.

Poesía 1968 1988 (1989). Hiperion, Madrid.

Farra (1983). Hiperion, Madrid.

Siete poemas de La Farra, con un grabado de A. Saura (1981). Cuenca.

Poesía 1968 78 (1979). Hiperion, Madrid.

Pasar y siete canciones (1977). La Gaya Ciencia, Barcelona.

Lengua de cal (1972). Visor, Madrid.

Edgar en Stéphanie (1971). Lumen, Barcelona.

El velo en el rostro de Agamenon (1970) El Bardo, Barcelona.

Cepo para nutria (1968). Madrid

Premios

1987 Premio Anagrama de Novela.

2000 Premio a la cultura "Sebetia-Ter" del Centri di Studi di Arte e Cultura di Napoli".

2001 Premio a la tolerancia de la "Asociación por la Tolerancia", Barcelona.

2011 Premio González-Ruano de Periodismo

2014 Premio Internacional de Ensayo José Caballero Bonald

2015 Premio Francisco Cerecedo de la Asociación de Periodistas Europeos 

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres