PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

jueves, 19 de septiembre de 2019

 Blog de Félix de Azúa

Aunque pueda parecer humilde

Algunos leones se viciaban con la sangre humana. Eran devoradores de hombres y así les llamaban los indígenas. Hay historias pavorosas y verdaderas, como aquella de un león que devoró sucesivamente a catorce trabajadores que estaban construyendo una línea férrea en algún lugar de África. Las mejores escopetas del mundo no pudieron darle caza y cada noche se escuchaba el aullido de una víctima. Cientos de obreros se acurrucaban aterrorizados en sus tiendas esperando el alba.

    Bueno, no es lo mismo, pero también hay devoradores de papel. Yo soy uno de ellos. Las grandes piezas se van haciendo escasas, de modo que el cazador (templado por los años) se divierte cazando piezas pequeñas y exquisitas. Para la práctica de la caza menor son de menester entornos discretos donde estas piezas buscan refugio huyendo de los grandes espacios abiertos donde dominan los superventas. Es difícil subsistir en la sabana de las novelas sobre templarios, sociedades secretas, lesbianas vengadoras o crímenes noruegos. De manera que los frágiles y preciosos relatos buscan amparo en pequeñas editoriales. Son ellas las que permiten a los viejos devoradores de papel seguir cazando sin tener que montar un safari. Pueden hacerlo a pelo.

    Por ejemplo, en una sola semana comencé con una historia delirante, Los mayorazgos, de Achim von Arnim (Nortesur), posiblemente el relato más disparatado de este año. El olvidado von Arnim (murió en 1831) fue uno de aquellos románticos radicales que inventaron el surrealismo sin saberlo. En esta breve narración la atmósfera es opresiva, los personajes podrían estar muertos y el argumento es una pesadilla. Resulta chocante que la literatura "de vanguardia" apareciera muchas décadas antes de que fuera así clasificada por la Academia.

    Luego continué con La voz de Lila (Libros del silencio), un cuento pornográfico que vendió millones de ejemplares y tuvo un éxito pasmoso hace quince años. Su autor se firmaba "Chimo" y aún se discute si es cierta la biografía que de él dio su editor (lo presentaba como un preso magrebí) o bien oculta a un famoso autor que no desea ser acusado de pornógrafo. Lo leí porque lo ha traducido y prologado Ignacio Vidal-Folch, de quien leería incluso las facturas de Telefónica. Además de pornográfico, el relato describe de soslayo la vida en los barrios periféricos de París, allí donde los chicos árabes queman de vez en cuando los coches de sus padres, pero muestra una ternura singular hacia el magrebí y su preciosa (e intocable) muchacha. Sí, es posible que detrás de "Chimo" se esconda una figura de las letras parisinas.

    El último de la semana lo publicó esa editorial enorme que se autodefine, muy chic, como "Minúscula" hace ya unos meses. Es una canción de amor de Gertrud Stein, pero no a un ser humano, un animal o una planta, sino a una ciudad y un país. Como su título indica, París Francia trata de ambas cosas, de la capital entre 1900 y 1939 y también de la vida rural francesa que Stein aún conoció. Lo escribió en 1940, cuando París había sido tomado por los alemanes y ella recordaba sus años parisinos sin saber si jamás podría regresar. Hay en este poema deliciosas viñetas sobre mujeres, género por el cual Gertrud Stein sentía una particular simpatía, no muy frecuente en aquellas fechas. Les cuento tres de ellas para que, de paso, observen la peculiarísima música de su prosa.

    Estamos en 1914 y se comienza a hablar de las sufragistas inglesas. Hasta el pueblo donde Gertrud Stein pasa algunas temporadas ha llegado un comentario cada vez más general: las mujeres deberían tener el derecho de voto. Una señora del grupo de comadres hace un gesto de cansancio y dice: "No por Dios tengo que hacer cola para tantas cosas el carbón el azúcar las velas la carne y ahora votar, por Dios".

    La segunda tiene lugar en París. En esta ocasión unas amigas están hablando del reciente hundimiento del Titanic y el heroísmo con que se rescató a las mujeres y los niños. "A mí no me parece sensato, dijo Hélène, para qué sirven los niños y las mujeres solos en el mundo, qué clase de vida pueden llevar, habría sido muchísimo más sensato que lo hubieran echado a suertes y salvado unas cuantas familias enteras, mucho más sensato, dijo Hélène".

    Y por fin la tercera. Una muchacha le había cogido un cariño grande al perro que acudía cada día con su dueño a la cafetería y ella le daba un terrón de azúcar y le rascaba la cabeza, pero un día el dueño apareció sin su perro. "La chica tenía el terrón de azúcar en la mano y cuando oyó que el perro había muerto se le llenaron los ojos de lágrimas y se comió el terrón de azúcar".

    ¡Cuánta poesía hay en este gesto de comerse el terrón entre lágrimas! Al gran artista se le reconoce en los detalles. Y las piezas pequeñas, exquisitas, extravagantes o curiosas, sólo se cazan en los terrenos pequeños, exquisitos, extravagantes o curiosos, y de espesa flora.

[Publicado el 02/7/2010 a las 09:00]

Compartir:

Comentarios (30)

  • Aunque no sabía lo que significaba el término "masturbación" la primera vez que escuche está palabra en boca de mi padre, presentí que tenía algo que ver con la parte de mi cuerpo que siempre debía ocultar. Creo que poseemos unos conocimientos más profundos que el pensamiento.

    Comentado por: No me atrevo el 06/7/2010 a las 15:01

  • "...empero, hay alguna enfermedad peor que el alcohol?" es una frase literal sacada del relato.

    Comentado por: Iranchi el 06/7/2010 a las 13:37

  • Sí, hay una enfermedad peor: La gilipollez crónica del pinchagatos. (Oye, y no les da por pincharse los huevos a estos herederos san Cretino I el soplapollas?).

    Comentado por: SEC el 06/7/2010 a las 12:30

  • Como pille al puto gato le salto un ojo ( cómo en el maravilloso cuento de Edgar Allan Poe "El gato Negro" en la versión de Julio Cortázar "empero, hay alguna enfermedad peor que el alcohol?"

    Comentado por: Iranchi el 06/7/2010 a las 09:47

  • A mi gato


    Somos formas del agua, gato: flexibles: Blandos y duros al mismo tiempo.
    Entre el agua y la tierra, tú y yo, gato, formas de la vida…
    El Universo me mira en tu mirada…
    Pero diferentes, y al fin y al cabo, hechos de la misma materia: ¿qué idea, qué arquetipo, se encarna en ti, gato rubio?:
    Tu forma y mi forma…


    Pero tú has vivido…
    Te has caído dos veces de un tercero…
    Tienes un intestino delicado….
    Convives con un perro…
    Cuando mueras: ¿hacia dónde de las constelaciones?
    Y si vuelves: ¿volverás a ser gato?

    Comentado por: DPA el 06/7/2010 a las 09:18

  • Pron se lo ha hecho encima

    Comentado por: Carrington el 05/7/2010 a las 23:37

  • Prefiero una cara bonita de mujer que un tipazo con un par de melones y cinntura de avispa....no, me enamora una cara bonita ,unos ojos inocentes y una boca rosa como la de BIBIANA AIDO.

    Comentado por: Karlos marquis el 05/7/2010 a las 13:36

  • Para curar la ictericia, orinar nueve mañanas seguidas sobre una planta llamada marrubio (Marrubium vulgaris) antes de salir el sol.
    Entre tanto orinan por la planta, tienen que decir tres veces sin tomar aliento, las siguientes palabras:
    A visitarte vengo, marrubio,
    entre la luna y el sol,
    Que me quites la tercina,
    y me vuelvas el color.
    Después rezan un padrenuestro y una avemaría.

    Comentado por: Meiga el 05/7/2010 a las 12:57

  • ¡No tenía bastante con el de las mariposas, que ahora se mete también con el hombre que escribía tebeos del Castigador para mujeres!

    Comentado por: Beséller de kalidad el 05/7/2010 a las 12:15

  • ¿POR QUE NO EXTRADITAR A POLANSKI? No es James Cameron el tío de Titanic y Avatar un vulgar ejecutivo de la industria con olfato y pasta para hacer congregar el rebaño. Polanski es uno de los últimos grandes exento de cotizar a la S.S.,pagar IRPF y ser ninguneado por juececillos de mierda.¿quién cómo él ha situado la pesadilla en el paraiso?Pronto la palmará y entonces ya solo nos quedará David Lynch, extraditen al tarado que se ha quedado de rodriguez escuchando a charlie parker.

    Comentado por: Una confesión el 05/7/2010 a las 11:50

  • Ah! y a la canción de Mecano Hawai- Bombay.

    Comentado por: Morti9 el 05/7/2010 a las 10:21

  • Rafa tu estilo y tu rollo estival me recuerda mucho a la gran Licia Echevarria.

    Comentado por: Moti9 di novi el 05/7/2010 a las 10:10

  • Acuso recibo de tu nota de 2 de julio. Aclaratorio. Gracias.

    Comentado por: Kerencia el 05/7/2010 a las 09:37

  • Precisamente estos dias ando leyendo, de a poquito, un libro de aforismos de Karl Kraus editado por Minúscula. Los libritos de estas editoriales pequeñas son un placer ya antes de empezar a leerlos por su cuidado diseño y por la promesa a 'espíritu de otro tiempo' que portan sus textos de contraportada, pero en caso de éste, no puedo más que estar de acuerdo con los comentarios en la línea de que no por expresarse en aforismos se logra trascender el mero enunciado, el lugar común 'a la contra' o la anécdota.

    Comentado por: Tan lejos de Kafka y Nietzche el 05/7/2010 a las 08:34

  • ...hace una noche de verano..., y una brisa y un silencio, y una tranquilidad,y una nada, de verano total, acá en mi biblioteca azul, adornada con máscaras africanas, sentado en el sillón de cuero color vainilla, mientras escucho los sones maravillosos, profundos, de Charlie Parker,y su trompeta mágica, leyendo a Félix de Azúa, y de repente, dejarlo todo, abandonarlo todo, y bajar a la terraza de la esquina..., tabaco, y un ging-tonic, ¿en vaso de tubo, o en vaso ancho?,... en vaso ancho, sí, en vaso ancho..., lleno de hielo hasta la mitad y el limón ácido y fresco, mientras la raya de la ginebra sube y sube increíble hasta colmar más de la mitad del vaso ancho, lleno de hielo; la terraza solitaria, la noche urbana, la bebida fría, el tabaco, recuerdos y carcajadas,... " Teresín, la decente, alias comisiones", jajaja, y luego volver al libro cargado de resonancias increíbles, escuchen, escuchen,... " la descripción del enemigo: su aspecto externo es la figura llamada <<burguesía>>, su aspecto interno es insondable porque es insondable la raíz maligna de la divinidad. El Dios asentado, fundado y puesto en pie por la malignidad." Escuchen, escuchen..., " ...en sus últimos meses, asume la tarea de ayudar a Belcebú, el benéfico adversario de la malignidad infinita, en su tarea de equilibrar la psicopatía del Creador..., se precipita en la muerte al estilo de los hijos de Marte, dispuesto a arrebatarle a Dios su juguete: el gratuito dolor de los mortales". "Yo todavía no he vencido aquello que estoy combatiendo, pero tampoco estoy vencido, y, lo que es más imortante, todavía no he capitulado. Me declaro en estado de guerra total." Jajaja...!!!, es tan pero tan delicioso, se ajusta de tal manera a la propia biografía, a sus terrores, sus sueños, sus ideales, el verano es tan amable, mis cuarenta y siete tan livianos, inocentes y alegres, en fin, Charlie Parker ha enmudecido, la cerveza helada en el taburete, se mezcla con el recuerdo del limón y de la ginebra, mientras me pongo a pensar en mi pentium II de la biblioteca, en mi pentium IV de la habitación, la impresora nueva con escáner, mientras me digo,... supervisar los últimos detalles, ponerlos en red...las doce y cuarto y nada, absolutamente nada de sueño, y ¿qué hacer en esta noche de verano...?

    Comentado por: rafa,... y qué tiene que ver esto con el tema de conversación propuesto, qué tiene que ver con el hilo de la argumentación y con el transcurso del debate...? Pues nada, absolutamente nada, y cuando me lo preguntas, me siento incómodo e inapropiado, por qué se molesta tanto ,me digo... el 05/7/2010 a las 00:30

  • Al perro lo mató el azúcar. ¡Jodida niña!

    Comentado por: poirot el 04/7/2010 a las 21:20

  • "El segundo sentido sí tiene respuesta, pero es descorazonadora. De momento y después de un millón de años parece que hemos venido a no hacer absolutamente nada que no sea inquietarnos, agobiarnos, agitarnos, desasosegarnos, odiarnos, humillarnos, destruirnos y preguntarnos qué hacemos aquí. En cuanto tenemos una respuesta para esa pregunta, comienza otra matanza.
    Entre matanza y matanza dice el Eclesiastés que hay un tiempo para amar."

    Y, por esmirriado que sea, este tiempo siempre es glorioso; pues su crónica, pero inexorable, presencia interior abrumadoramente vence una y otra vez a la nada. Por mucho que nos maltratemos y humillemos y nos guste hacernos desaparecer, a la paciente virtuosa espera de ese tiempo que también llega, casi nadie se decide a tirar la toalla. Es más, aun aquellos -muy pocos relativamente- que sí desesperan encuentran también sus anónimas lágrimas de redención. Y por muy penoso y duro de roer que resulte siempre el terrón de la -dulce o amarga- memoria, lágrimas como las de esa chica siempre lo deshacen como si fuese nada, la nada.

    Comentado por: Gabriella Marcel el 04/7/2010 a las 14:29

  • "Perhaps there can be too much making of cups of tea, I thought, as I watched Miss Statham filling the heavy teapot. Did we really need a cup of tea? I even said as much to Miss Statham and she looked at me with a hurt, almost angry look, 'Do we need tea? she echoed. 'But Miss Lathbury...' She sounded puzzled and distressed and I began to realise that my question had struck at something deep and fundamental. It was the kind of question that starts a landslide in the mind. I mumbled something about making a joke and that of course one needed tea always, at every hour of the day or night."

    Barbara Pym (Excellent Women)

    Comentado por: cp el 04/7/2010 a las 11:04

  • El libro de Patterson, "El comedor de hombres de Tsavo" está lleno de detalles. El autor-cazador, por ejemplo, lamenta profundamente haber tenido que matar a un animal tan hermoso para salvar la vida de los que considera unos inútiles, los empleados del ferrocarril. Solamente la necesidad de unir Mombasa con Nairobi para mayor gloria del imperio británico y la petición del British Museum de que donara la cabeza embalsamada del felino compensan la amargura con la que nos cuenta que la persecución y cobro del come hombres fue lo interesante. Matarlo, por el contrario, supuso un deber amargo. Lo hizo entre lágrimas.

    Comentado por: knudsen el 03/7/2010 a las 10:43

  • ¿Todavía hay curas por aquí?

    Comentado por: ateo el 03/7/2010 a las 09:10

  • Alguien dijo una vez que, escribir una novela, era como beberse un wisky con agua; escribir un relato, como beber wisky con hielo; y escribir un poema, como beber wisky solo.

    Comentado por: DPA el 03/7/2010 a las 08:01

  • Fumigador, tu obsesión por miguel ya es enfermiza. ¿Por qué no visitas a un buen analista a ver si lo tuyo tiene cura? Aunque no lo creo, la gente obsesiva como tú suele morir como la niña del exorcista, aunque haya cura. Ya sabes, del amor al odio... Tú mismo, o misma.

    Comentado por: el cura el 02/7/2010 a las 22:14

  • Pues yo me voy al súper y lo primero en la lista es azúcar en terrones; la que tengo en casa es molida. Gracias Don Félix.

    Comentado por: me el 02/7/2010 a las 21:46

  • Miguel, eres un parásito. Como todos los que escriben aquí contando sus rollos y no haciendo referencia al asunto que propone el autor del blog.
    ¿Por qué no abren blogs por su cuenta ya que es gratis?
    Internet necesita fumigadores. Y en este blog hay trabajo en cantidad.

    Comentado por: fumigador el 02/7/2010 a las 19:59

  • El arte es una práctica. El arte no cambia la realidad; transmite la realidad en forma de ideas, emociones, etc. Sólo su técnica progresa, como se comprueba en el retrato que se presenta en youtube, realizado con el dedo mediante un programa informático.

    Comentado por: miguel el 02/7/2010 a las 19:42

  • Efectivamente, hay novelas (no en general) de 500 páginas (¿y por qué no de 2000 como en algunos superventas?) que no le sobra ni una coma. Y también hay, Kerencia, aforismos que no merecen tal nombre. Desde el punto de vista científico, lo que me interesa de la literatura es que me diga, que me descubra, algo de la realidad que quizá esté oculto para mí. Si un novelista, en 500 páginas, me narra ese descubrimiento, sin que sobre una coma, entonces magnífico. Pero convendrás conmigo, Kerencia, que es mucho más fácil desviarse de la comprensión de la realidad, metiendo hojarasca literaria de todo tipo, en un libro de 500 páginas que en un cuento, cuya estructura te obliga a una capacidad de síntesis, en esa búsqueda que he mencionado antes, muy superior a la de una novela. ¿Me entiendes? Otra cosa es que el que escriba cuentos, tenga el suficiente oficio como para dejar la hojarasca y, en muchas menos páginas, descubrirnos una realidad que pueda entenderse, o sobrecogernos, o emocionarnos, etc. Y no digamos ya en el poema. Acuérdate, Kerencia, de aquella máxima juanramoniana, que venía a decir que el poeta debía dejar por el camino todo el lenguaje que le sobra en un poema para describir la belleza de una rosa, o algo parecido. Pues eso.

    Comentado por: miguel el 02/7/2010 a las 17:22

  • Ya que tú no lo dices, lo diré yo. Félix de Azúa ha sacado hace poco un libro titulado Autobiografía sin Vida.

    Es un libro muy breve, denso y muy sabio.

    Si alguien quiere saben cómo escriben los ensayistas que se toman en serio en Europa y Estados Unidos, que lo compre y lo lea.

    Comentado por: Egarense el 02/7/2010 a las 16:14

  • Ya que tú no lo dices, lo diré yo: un tal Félix de Azúa ha sacado no hace mucho un libro titulado Autobiografía sin Vida. Vale la pena comprarlo y leerlo.

    Ese libro es un ejemplo de cómo escriben los que escriben en serio en Europa y en Estados Unidos.

    Comentado por: Egarense el 02/7/2010 a las 16:11

  • Miguel, hay novelas de 500 páginas (Karamazov Broder debe de andar por ahí, no?)que no le sobra una sola coma y aforismos que parecen ideados en la cabeza de un simio incontinente. Qué sentido tiene pensar "a peso" y quién decide lo que es carga superflua, a mí de Crimen y Castigo lo que más me gusta es el discursito del ex-funcionario borracho justo el momento en que R. aparece como escuchador atónito.

    Comentado por: Kerencia el 02/7/2010 a las 13:27

  • "Lo superfluo no tiene por qué ser vergonzante pero tampoco es necesariamente un gran honor. Los diferentes géneros literarios se asocian a su capacidad para asimilar carga superflua: mayor la de un novelón de mil quinientas páginas que la de una novela de trescientas, mayor la de una novela que la de un cuento, la de un cuento que la de un poema y la de un poema que la de un aforismo. Todo bien. Es decir, pensando sólo "a peso" ya se puede decir que un aforismo es más científico que una novela y un poema lo es más que un cuento."

    Jorge Wagensberg.

    Comentado por: miguel el 02/7/2010 a las 13:04

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Félix de Azúa nació en Barcelona en 1944. Doctor en Filosofía y catedrático de Estética, es colaborador habitual del diario El País. Ha publicado los libros de poemas Cepo para nutria, El velo en el rostro de Agamenón, Edgar en Stephane, Lengua de cal y Farra. Su poesía está reunida, hasta 2007, en Última sangre. Ha publicado las novelas Las lecciones de Jena, Las lecciones suspendidas, Ultima lección, Mansura, Historia de un idiota contada por él mismo, Diario de un hombre humillado (Premio Herralde), Cambio de bandera, Demasiadas preguntas y Momentos decisivos. Su obra ensayística es amplia: La paradoja del primitivo, El aprendizaje de la decepción, Venecia, Baudelaire y el artista de la vida moderna, Diccionario de las artes, Salidas de tono, Lecturas compulsivas, La invención de Caín, Cortocircuitos: imágenes mudas, Esplendor y nada y La pasión domesticada. Los libros recientes son Ovejas negras, Abierto a todas horasAutobiografía sin vida (Mondadori, 2010) y Autobiografía de papel (Mondadori, 2013)Una edición ampliada y corregida de La invención de Caín ha sido publicada por la editorial Debate en 2015; Génesis (Literatura Random House, 2015). Nuevas lecturas compulsivas (Círculo de Tiza, 2017) y Volver la mirada, Ensayos sobre arte (Debate, 2019) son sus últimos libros.  Escritor experto en todos los géneros, su obra se caracteriza por un notable sentido del humor y una profunda capacidad de análisis. 

En junio de 2015, fue elegido miembro de la Real Academia Española para ocupar el sillón "H".

 

Bibliografía

 




 

Ensayo

Volver la mirada (2019). Debate, España.

Nuevas lecturas compulsivas (2017). Círculo de Tiza, España. 

La invención de Caín (2015). Mondadori, Barcelona. 

Contra Jeremías (2013). Mondadori, Barcelona.

Contre Guernica, Prefacio para Antonio Saura (2008). Archives Antonio Saura, Genève.

 La pasión domesticada (2007). Abada, Madrid.

Ovejas negras (2007), Bruguera, Barcelona.

Cortocircuitos. Imágenes mudas (2004). Abada, Madrid.

La invención de Caín (1999). Alfaguara, Madrid.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (reedición) (1999). Anagrama, Barcelona.

Lecturas compulsivas. Una invitación (1998) Anagrama, Barcelona.

Salidas de tono (1996). Anagrama, Barcelona.

Diccionario de las artes (1995). Planeta, Barcelona.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (1992). Pamiela, Pamplona.

Venecia (1990). Planeta, Barcelona.

El aprendizaje de la decepción (1989). Pamiela, Pamplona.

La paradoja del primitivo (1983). Seix Barral, Barcelona.

Conocer a Baudelaire y su obra (1978). Dopesa, Barcelona.

 

Novelas y prosa literaria

Génesis (2015). Literatura Random House, Madrid. 

Autobiografía de papel (2013). Mondadori, Barcelona. 

Autobiografía sin vida (2010). Mondadori, Barcelona.

Abierto a todas horas (2007). Alfaguara, Madrid.

Esplendor y Nada (2006). Lector, Barcelona.

Momentos decisivos (2000). Anagrama, Barcelona.

Demasiadas preguntas (1994). Anagrama, Barcelona.

Cambio de bandera (1991). Anagrama, Barcelona.

Diario de un hombre humillado (1987). Anagrama, Barcelona.

Historia de un idiota contada por él mismo, o el contenido de la felicidad (1992), Anagrama, Barcelona.

Mansura (1984). Anagrama, Barcelona.

Última lección (1981). Legasa, Madrid.

Las lecciones suspendidas (1978). Alfaguara, Madrid.

Las lecciones de Jena (1972). Barral E., Barcelona.

 

Relatos

"Quien se vio", Tres cuentos didácticos (1975). La Gaya Ciencia, Barcelona.

"La venganza de la verdad" (1978). Hiperion nº1, Madrid.

"Herédame" (6 y 7 agosto 1985). El País, Madrid.

"El trencadizo", con grabados de Canogar (1989) Antojos, Cuenca.

"La pasajera" (18 nov. 1990). El País, Madrid.

"La resignación de la soberbia", Los pecados capitales (1990). Grijalbo, Barcelona.

El largo viaje del mensajero (1991) Antártida, Barcelona.

Cuentos de cabecera ("La pasajera" y "La segunda cicatriz") (1996). Planeta NH.

"El padre de sus hijos" (1998). Barcelona, un día, Alfaguara, Madrid.

"La verdad está arriba" (1998). Turia, Teruel.

 

Poesía

Última Sangre. Poesía 1968-2007 (2007). Bruguera, Barcelona.

Poesía 1968 1988 (1989). Hiperion, Madrid.

Farra (1983). Hiperion, Madrid.

Siete poemas de La Farra, con un grabado de A. Saura (1981). Cuenca.

Poesía 1968 78 (1979). Hiperion, Madrid.

Pasar y siete canciones (1977). La Gaya Ciencia, Barcelona.

Lengua de cal (1972). Visor, Madrid.

Edgar en Stéphanie (1971). Lumen, Barcelona.

El velo en el rostro de Agamenon (1970) El Bardo, Barcelona.

Cepo para nutria (1968). Madrid

Premios

1987 Premio Anagrama de Novela.

2000 Premio a la cultura "Sebetia-Ter" del Centri di Studi di Arte e Cultura di Napoli".

2001 Premio a la tolerancia de la "Asociación por la Tolerancia", Barcelona.

2011 Premio González-Ruano de Periodismo

2014 Premio Internacional de Ensayo José Caballero Bonald

2015 Premio Francisco Cerecedo de la Asociación de Periodistas Europeos 

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2019 | c/ Méndez Núñez, 17 - 28014 Madrid | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres