PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

viernes, 30 de octubre de 2020

 Félix de Azúa

Una pregunta

La revista "El Ciervo" nos hizo llegar a unos cuantos individuos (no sé ni cuántos ni quiénes) la pregunta "¿Qué hacemos aquí?" para que respondiéramos si así lo deseábamos. Iban a publicarlo en el número de junio. Como es una revista católica, supuse que se referían a un "hacer" de orden más bien teológico, la mirada personal de cada mortal sobre nuestra condena a muerte. Esta fue mi respuesta. No he vuelto a saber nada de la revista, de modo que la cuelgo con variantes por si algún lector tiene mejor argumento. Siempre será instructivo.

 La frase "¿Qué hacemos aquí?" tiene dos posibles sentidos.

El primero equivale a "¿Qué pintamos aquí?". Traducido al akademe: ¿Cuál sería la razón suficiente que me permitiría justificar (o fundar) la existencia de los humanos en el cosmos como algo necesario y no como algo prescindible o trivial?".

El segundo sentido vendría a ser: "¿En qué hemos empleado o estamos empleando el tiempo que nos queda en este mundo?".

El primer sentido carece de respuesta o quizás más exactamente: la pregunta es la respuesta. ¿Qué hago yo aquí? Pues preguntarme sobre las razones de por qué el ser y no mejor la nada. ¿Cuál es la razón suficiente para preferir el ser sobre la nada? Ninguna, pero incapaz de conformarse con la nada, la conciencia genera una inquietud que constantemente pregunta por la razón de ser de las cosas. Entre las cosas por las que pregunta figura esa razón que pide la razón de ser. De este círculo vicioso no hay quien escape.

El segundo sentido sí tiene respuesta, pero es descorazonadora. De momento y después de un millón de años parece que hemos venido a no hacer absolutamente nada que no sea inquietarnos, agobiarnos, agitarnos, desasosegarnos, odiarnos, humillarnos, destruirnos y preguntarnos qué hacemos aquí. En cuanto tenemos una respuesta para esa pregunta, comienza otra matanza.

Entre matanza y matanza dice el Eclesiastés que hay un tiempo para amar.

[Publicado el 28/6/2010 a las 07:00]

Compartir:

Comentarios (87)

  • La vida es un espacio, sí, cuando hablamos de ella. Pero es mentira porque si vida significa algo tendrá que ser eso que nos pasa AHORA (que ya no es ahora). Y AHORA no es ningún espacio, ni siquiera es un punto en un espacio. Por muchas rayas verticales que queramos dibujar, a modo de señalizaciones de instantes o ahoras, en la flecha horizontal del espacio que va de pasado a futuro (tiempo mentiroso), AHORA no pertenece al mismo mundo que ese otro artilugio (filosófico, científico, vulgar), "el ahora".

    El ahora no es AHORA.

    El yo no soy YO.

    Etc.

    Comentado por: zutondoan el 02/7/2010 a las 10:52

  • Lo mismo que Trías razonan Santayana y Wittgenstein: la vida es el espacio disponible entre la madre de todas las contradicciones, pero lo que la razón niega (la lógica, estrictamente hablando) el espíritu lo desea. Y no creo que a causa del miedo, sino debido a la dignidad o al decoro de la propia especie, la cual, sabe dios por qué, se empeña en no conformarse con comer, beber, yacer, y rascarse las mordeduras de los chinches, piojos y garrapatas que todavía tendríamos encima sin ese impulso. El simple hecho de lavarse ya dice mucho sobre la no estricta animalidad humana.
    Pero cada vez más aparece lo que ahora llaman suicidio genético, como si a medida que nos eleváramos comprendiéramos que estamos cerrando un círculo y que en este momento histórico sólo para los que ven la cosa en términos de comer, beber y demás tuviera sentido reproducirse. ¿Quién querría condenar a muerte a un precioso bebé?, parece ser una de las grandes preguntas.

    Comentado por: knudsen el 02/7/2010 a las 09:08

  • "Pienso que la vida es insoluble. Lee a Freud o a quien quieras y te darás cuenta de ello: haces un análisis y al final te estrellas contra la roca viva, que él llama "complejo de castración". Entiéndelo como quieras. Nietzsche te dice que detrás de una caverna hay otra, y otra. Todo eso está relacionado con el misterio. Hegel da una curiosa definición de la tragedia: el trágico es aquel que vive a la vez bajo el imperio de dos leyes, de tal manera que, como viven las dos y son incompatibles y contradictorias, desde una ley el cumplimiento de la otra es siempre delictivo. La idea esa de Calderón, de que el delito mayor es haber nacido, pienso que es una gran verdad. Somos delincuentes y criminales con nosotros mismos y con el mundo exterior que nos rodea. Te digo esto porque es uno de los temas que más me preocupan: la agresividad, la violencia, de lo que Freud llamaba "Tanatos", el principio de muerte. Es como las dos caras de lo mismo. Ahí reside la condición trágica del individuo: cuanto más vives, más mueres - por decirlo de forma casi evangélica. Pero también lo peor de uno mismo es lo mejor. Como dice Nietzsche, cuanto más alto sea el árbol, más tienen que profundizar sus raíces en el mal. La dimensión esta, que se ha llamado "demoníaca", y de la cual hay mucha retórica, tiene un fondo y un núcleo de verdad. Pero el problema fundamental es cómo dar expresión a esto y al problema del arte. En esto creo que me distanciaría bastante de los planteamientos malditistas. No se trata de presentarse en público como un maldito, sino con un cierto dualismo a lo doctor Jekyll y míster Hyde. [...] Los principios creativos están ligados a los destructivos, lo que nos empuja a vivir también nos aboca a morir. Está todo muy estructurado, de manera que no hay opción, no hay salidas. Yo a esto lo llamo "condición trágica", pero tragedia en el sentido de aquello que no tiene solución. Le doy un giro positivo a la cuestión - lo cual sería mi aportación personal -, y de ahí saco una conclusión no pesimista. Frente a Schopenhauer, frente al nihilismo. Como creo que vida y muerte son dos caras de lo mismo, creo también que los que sacan una conclusión pesimista, de alguna forma hacen
    una abstracción, subordinan lo vital a lo fanático."

    EUGENIO TRÍAS

    Comentado por: c/p el 01/7/2010 a las 22:10

  • ¿Qué hacemos aquí? Menjar, beure, dormir, jeure, ficar i treure (comer, beber, dormir, yacer, sacar y meter). Lo demás son pamplinas.

    Comentado por: simple el 01/7/2010 a las 22:06

  • "Dar razón". Lo he puesto así porque suena muy bien. Significa "hablar de...".

    Discúlpeme lo de merluzo. Debría haber dicho "articulador de merluzadas", mucho más elegante.

    No entro en el resto. Ahí está el comentario, casos A y B, y colofón. Si no quiere atender al sentido de mis palabras en su conjunto ("las unas por las otras") y discutir sobre ellas, eso que nos perdemos.

    Comentado por: zutondoan el 01/7/2010 a las 20:32

  • La gracia de esta pregunta es que cualquier respuesta es del todo innecesaria. Si en una situación concreta nos preguntamos “¿qué pinto yo aquí?”, es porque ya sospechamos que no pintamos nada.
    Sin embargo, en este caso que nos ocupa, tan a lo filosófico, detrás de nosotros es el Hombre, el Espíritu, el Intelecto, La Moral, quien nos interroga y a Ese que hace la pregunta, que se apropia de ella, le importa un carajo la respuesta, pero no la necesidad de respuesta, pues bien sabe que sólo El tiene todas las respuestas, y que cualquier respuesta le pertenece; no importa, pues, la respuesta: importa el hecho de que cualquier respuesta nos pone en manos de Su Creador y Dueño, en manos de Lo Mayúsculo, de lo Trascendente, en manos del Amo que tasará nuestras acciones, y les dará valor y sentido, no en este mundo efímero, que nos es así arrebatado, si no en el Otro, en el Mundo Eterno donde nos aguarda el Severo Señor de la Muerte.

    Comentado por: samuel el 01/7/2010 a las 18:38

  • No, no es verdad, usted -me ahorro el adjetivo para ser coherente con mi buen sentido, cosa que no le distingue a usted, señor pescadero- ha dicho esto: "una simple vanidad estética (la coherencia)". Lo de hacer y el dar razón no está en su anterior comentario. Además, ¿cómo se hace la razón? ¿Quizá perfilando bien las rodajas de merluza que usted corta en su negocio? ¿O acaso se hace y se da razón con el insulto, que es una variante de vanidad estéticamente deplorable?

    Comentado por: dar razón al que no la tiene: un mal negocio el 01/7/2010 a las 18:11

  • Coherencia entre el hacer y el dar razón, querido y voluntario merluzo.

    Comentado por: zutondoan el 01/7/2010 a las 17:42

  • Tengo el sabor,
    tengo el aroma,
    del rojo día
    y de la sombra.

    Busqué un lucero
    y era mi sangre;
    prendí la lumbre
    del hondo aire.

    Mordí el cristal
    del cielo helado;
    fui la paloma
    del desengaño.

    Corte la rosa
    de mi silencio;
    bebí la espuma
    de mi deseo.

    Tengo el sabor,
    tengo el aroma,
    del rojo día
    y de la sombra

    Comentado por: samuel el 01/7/2010 a las 17:33

  • ¿La coherencia de una teoría científica es una simple vanidad estética? Si toda coherencia es una simple vanidad estética, casi todo el mundo es coherente, se supone que racionalmente hablando. Esto carece de sentido, por no definirlo como una estupidez, porque entonces la incoherencia estaría en relación directa con la humildad estética.

    Comentado por: incoherencia=humildad estética el 01/7/2010 a las 17:10

  • A

    "1. Yo participo del juego consumista. Trabajo para nada y compro cacharros inútiles.

    2. La sociedad de producción (o de consumo) es cojonudísima."

    -----------------

    B.

    "1. Yo participo del juego consumista. Trabajo para nada y compro cacharros inútiles.

    2. Soy un pobre mono pelón."

    Siempre mejor B., amigos. Y es que el pecado mortal es de palabra y consiste en vender el sentido común a cambio de, tal vez, una simple vanidad estética (la coherencia).

    Comentado por: zutondoan el 01/7/2010 a las 16:18

  • Estoy de acuerdo con Almudena Grandes: hay que volver a Lenin para comprender mejor la realidad. Toda esta murga de los derechos humanos es producto del capitalismo explotador del tercer mundo, que está mucho peor que en tiempos del revolucionario ruso. Hay que derribar al capitalismo y construir un mundo nuevo, un Gobierno mundial, al modo del Consejo de Comisarios del pueblo que presidió Vladímir Ilich. Sólo así se podrá marchar a un mundo sin clases, donde las culturas convivan en paz y armonía, las guerras sean un mal recuerdo y la verdadera libertad nazca del corazón del hombre nuevo. La refundación de Izquierda Unida va por ese camino, un nuevo camino lleno de esperanza, como siempre había soñado José Saramago. Apoyemos todos a IU en ese camino. No nos dejemos engañar por el espejismo del liberalismo y sus secuaces, los fascistas del PP y los social-traidores. Nuestro discurso revolucionario tiene que ser claro otra vez. Todo lo que huela en nuestro hogares a capitalismo tiene que ser destruido, por que si no estaremos siempre sustentando al enemigo. Y sobre todo no hay que comprar nada que huela a imperialismo norteamericano. La labor del revolucionario es larga y constante. Acabemos de una vez por todas con nuestras costumbres burguesas. No a los automóviles que contaminan y están hechos con el sudor de los explotados. No a los grandes almacenes que arruinan a los pequeños. Todos estos pequeños detalles forjan el espíritu revolucionario, sin dobles lenguajes, sin hacer el juego en nuestra vida diaria a los capitalistas, nuestros enemigos de siempre.

    Comentado por: antiliberal el 01/7/2010 a las 14:40

  • yo lo veo todo muy claro

    Comentado por: vic el 01/7/2010 a las 13:07

  • pero, por favor, no me hagan reir. Las éticas son inconmensurables. Eso está claro. Y todo lo demás es una pugna, una lucha, por implantar una sobre las otras. Además, eso se hace revistiendo de nombres rimbombantes, como Derechos universales, y demás. Ojo!, y yo creo que hay una mejor que otras eso está claro. Por ejemplo, la occidental. La cuestión es que yo apuesto porque una prevalezca claramente sobre las otras. Que se elimine a las otras. Mientras que hay otros que creen en el buenismo de la convivencia. Pero está claro que primero se parte de una elección, que no tiene que ver con que la occidental sea, en principio, mejor 'objetivamente' que las demás

    saludos

    Comentado por: vic el 01/7/2010 a las 13:05

  • "Things were said on both sides which might be regretted afterwards, and both felt the perverse satisfaction which is to be got from saying things of precisely that kind. It is very seldom that we can tell our friends exactly what we think of them; for some the occasion never presents itself, and they are perhaps the poorer for not having experienced the exultation of flinging the buried resentment and the usually irrelevant insult at a dear friend."

    Barbara Pym, Less Than Angels

    Comentado por: cp el 01/7/2010 a las 12:53

  • Lo del burka no tiene que ver nada con el liberalismo.
    Se puede recordar lo que, C.J. Napier, Comandante en Jefe inglés en la India, dijo a propósito del sati (práctica de quemar o enterrar viva a la esposa con motivo del fallecimiento de su marido):
    'Ustedes dicen que es su costumbre el quemar a las viudas. Muy bien. Nosotros también tenemos una costumbre: cuando un hombre quema viva a una mujer, le atamos una cuerda al cuello y lo colgamos. Construyan su pira funeraria; mis carpinteros levantarán a su lado una horca. Ustedes pueden seguir su costumbre. Entonces, nosotros seguiremos la nuestra'.

    Comentado por: mira que es fácil el 01/7/2010 a las 12:43

  • La srt. Julia estaría muy bien con burka. Sería una respuesta a nuestras liberales sociedades, a sus tradiciones democráticas, a su justicia. El burka sería entonces una especie de rebelión contra los que quieren imponer La Declaración Universal de los Derechos Humanos a todo quisque. Pero qué falta de repeto a la libre elección de otras culturas, de otras formas de entender el mundo. Que se metan por donde le quepan esos Derechos. Esos mismos que dicen que el burka es una imposición machista, una tradición cultural machista, son los que quieren ver a todos bajo el yugo liberal. ¿Y los machistas liberales? ¿Qué me dicen de los machistas liberales? Hata aquí podíamos llegar. El liberalismo es una forma de opresión cultural. ¿Quién puede obligar a una persona a que no realice la ablación del clítoris, si eso forma parte de su cultura? ¿Con qué derecho las hipócritas sociedades liberales pueden condenar esas prácticas? La Declaración de Derechos es una forma de nuevo fascismo, solo que perfumado y aderezado con artificiales fórmulas de justicia pretendidamente universal. Y lo mismo que se habla del burka se puede hablar de las lapidaciones el ahorcamiento de homosexuales, etc. Cuando alguien viaja por los países que mantienen esas costumbres, nunca se atreve a denunciarlas. Es en las farisáicas democracias liberales donde obligamos a esa pobre gente a que no siga con sus ancestrales costumbres, mucho más sagradas que las nuestras; y esto no es relativismo, como diría el ilustrado liberal de turno. Qué valientes somos. El liberalismo impidió que la igualdad se implantara en la tierra. Filósofos como Kant introdujeron los princicios que han propiciado la idea de que la justicia y los derechos son iguales para todas las personas, sin distinción de raza, sexo, religión, etc. Eso es falso. Lo primero es el respeto a las diversas culturas y su forma de entender la justicia, su justicia, no la que le queramos imponer desde Occidente.

    Comentado por: antiliberal el 01/7/2010 a las 11:00

  • Las ideas que nos hagamos de lo que hacemos concitan, en mayor o menor medida, nuestra aprobación o desaprobación; en cualquier caso, son representaciones al servicio de un Yo tiránico que se compadece exclusivamente de sí y que nos atormenta con su cruel y desmedido narcisismo: que nos revolquemos en la vileza de esta servidumbre hasta el punto de llegar a justificarla...bueno, hay formas muy retorcidas o refinadas de darse gusto, tanto más perversas cuanto más necesitadas de ocultamiento. Mmmm... ¡ese tufillo a carne quemada que desprenden los corazones contritos y que con tanto deleite aspiran las divinas narices del Altísimo recostado en su Trono Celestial..!

    Comentado por: savedra el 01/7/2010 a las 10:24

  • ALBA



    ¡Hola¡ soy Alba. Vivía en Moguer a principios del siglo XX. No, querida, querida, soy Soraya. Vivía en Irak a principios del siglo XXI, allí, con mis padres: mi madre me cuidaba; mi padre, procuraba obtener alimentos; una manta para el frío (en el desierto baja mucho la temperatura por la noche). Todos juntos. Sobrevivíamos al seísmo social. A la locura social. ¡Que ansia de poder, y una mierda! ¡En qué queda todo! ¡Un humano a la horca! Otro humano se alegra por ello, aunque sabe que fue un crimen, aunque sabe que nada ha cambiado, aunque sabe, en lo mas profundo de su ser, que todo es absurdo (sobre todo cuando está en el retrete).
    Mamá, papá, aquí estoy. Lo siento. No quería. Soy una niña.
    Entraron. Encañonaron a mis padres. Me violaron. Fueron cinco. Yo lloraba en el suelo. Los sentía poseerme. Yo era sólo de trapo. Un guiñapo. Ellos tenían miedo. Tenían estrés. Tenían rabia por estar donde no les convenía (que me dices de aquella dulce chica de dieciocho, esperando en las escaleras, mientras tú te deshacías de las advertencias, de las pautas de tus padres)
    ¿Y quién es culpable? ¿Fue un accidente? Nos asesinaron a todos. Hombres. Simples monos empuñando un poder advenido de fuera. Del viento. De dónde. ¿Dónde está la contradicción? Que Dios nos salve.

    Comentado por: DPA el 01/7/2010 a las 10:05

  • Hace años, cuando todavía se podía, escuché en la tele a Sanchez Dragó en agradable charla con otro escritor. Ambos bromeaban sobre inventarse tacos, insultos... entre algunos escritores habían organizado un concurso, o algo así. Por fin Dragó, muerto de la risa, dio cuenta del insulto ganador (lo siento no recuerdo el autor), que era el siguiente:

    "¡Me cago en un barco lleno de cepillos y por cada pelo un dios!"

    Hale, a ver quién lo supera.
    Buenos días y feliz finde.

    Comentado por: provoqueen el 26/6/2010 a las 11:09

    Vieja asquerosa e idiota.

    Comentado por: Lis el 01/7/2010 a las 08:26

  • yo aún diría más: es genial

    Comentado por: pepito el 01/7/2010 a las 06:56

  • sí, es genial

    Comentado por: juanito el 01/7/2010 a las 06:55

  • eres genial Azua, me encanta leer tus artículos

    Comentado por: juan el 30/6/2010 a las 22:29

  • No sabemos lo que hacemos, esto es, no hacemos lo que sabemos, hacemos lo que podemos. Tratar de justificarnos dando valor intelectual a nuestros actos y dotándolos de sentido, más bien parece un acto de retorcida hipocresía narcisista con el que tratar de salvar el culo complaciendo a Papá, o acaso el síntoma de un secreto envilecimiento, de una malsana complacencia en el dolor y la servidumbre. Somos malos, algunas, muy malas -aunque estén muy buenas-, y El Amo acecha.

    Comentado por: samuel el 30/6/2010 a las 21:29

  • Estuve andando sin rumbo por la ciudad. En la claridad eterna de los escaparates, vi a una muerta. La muerta me sonreía. Era una joven princesa de la que siempre estuve enamorado. Permanecí un rato mirándola, mientras acababa una bolsa de patatas fritas. Los coches eran unas ratas perdidas en un arco iris de plástico. Esa muerta había sido el amor de mi vida. Me dije: Oh Dios, qué silencio de muerte. Recordé su mirada verde desde una terraza que daba al mar. Recordé su sonrisa y sus palabras mientras bebíamos vino. ¿Quién puede recordar una sonrisa frente al mar cuando el tiempo te mata lentamente? Recordé una canción de Serrat que hablaba de un maniquí. Recordé los ojos de muerta de un maniquí. ¿Qué hago aquí?, me dije. El tiempo me ha traspasado como un sable. ¿Qué haría si fuera un tío listo? Me buscaría a otra mujer muerta. La haría despertar del sueño entre sus piernas. Una mujer de su casa. Celosa de sus hijos. Desconfiada de su marido. Pero la muerte viajaba por la autopista. Y la muerte me devolvió a aquel escaparate, acribillado por el viento viejo de la noche. Terminé de comerme las patatas como el que se come los relojes que nunca amanecen. Y al fondo estaba la vida en la siniestra envoltura de una esquina sin retorno.

    Comentado por: miguel el 30/6/2010 a las 18:45

  • ¿Cómo que viuda? ¿además de insoportable es asesina?

    Comentado por: lo mató a Rivas el 30/6/2010 a las 17:35

  • Ah, y no me confundan: no soy manuel rivas, sino su horrible viuda.
    ya se sabe que todo gran escritor siempre deja detrás una horrible viuda.
    a propósito:¿no se han dado cuenta de que la también horrible adaptación de su cuento -que no diga Félix que no la ha visto: ello le bastó para caricaturizar despectivamente a mi cónyuge: es fácil y barato poner a parir a cualquiera acusándole de nacionalista gallego o de gallego nacionalista - es del intocable director de "de Amanece que no es poco"?

    Comentado por: mrs julia rivas el 30/6/2010 a las 17:21

  • [vaya nivel, maribel... y mira que otros días me andaba quejando.]

    Acertó quien dijo que en la pregunta se hallaba la respuesta. Soy de las que creen que cuando el dedo señala a la luna, el idiota mira al dedo; pero si lo que señala el dedo es a Dios (con D roja escarlata y muy grande) es para hacernos mirar idiotidazos...cuando no lo está el dueño del dedo. Para recordarnos que pese a todas las apariencias su eterna e imprescindible tarea es ayudarnos a resolver dudas existenciales, actuar como nuestros metafísicos populares o servicios sociales y gratuitos de asistencia psiquiátrica...

    No está mal relacionarlo con el artículo de Savater sobre el burka. Hace doscientos, trescientos años, los avntureros, científicos e incluso conquistadores iban por el mundo sin la pretensión de arreglarle la vida a nadie, cada uno con su teoría sobre las enormes y bárbaras diferencias de lenguas, costumbres y éticas entre personas que en otros aspectos siempre han sido exasperantemente similares. Ahora apenas se atreve uno viajar a un punto del llamado 3er mundo que no sea Cancún ya que se obligaría a ir por ahí corrigiendo y redimiendo por las buenas o las malas, so pena de pasar por cómplice o encubridor. (O por miembro de una ONG o por un relativista moral, ambas formas de progresía que seguramente tiene demonizadas la simpática e ilustradísima facción "liberal" de este blog.)
    Entonces salta el que dice: "Pero es distinto cuando son ellos los que vienen; han de aceptar las normas de nuestras sociedades en que buscan trabajo y acogida, blabla..." Claro, "nuestras sociedades", en las que tanto pintamos. Pero hay que hacer coro, como tantos millones de primos convencidos de que la selección gana o pierde gracias a la energía mística de los alaridos que sueltan en casa y la respetuosa reunión de familiares y amigos ante cada televisor. Es una forma similar de comunión universal, no tan eficaz aunque no menos molesta, esto de "participar" en otro trámite legislativo -como si él reflejara y esumiera nuestros debates, en vez de ser justo a la inversa-, tenemos que creer que los gobernantes y políticos, al igual que los curitas, están para plantearse en alto -y en nombre de nosotros, por nosotros- profundos interrogantes, y no para usar la maquinaria del poder para satisfacer sus perversiones.

    Comentado por: srta julia el 30/6/2010 a las 17:13

  • Parece que los piquetes van a dejar que los maricones cojan el metro el sábado. Si es que hasta los fascistas tienen su corazoncito.

    Comentado por: conmovío, conmovío el 30/6/2010 a las 16:39

  • Aplíquese lo del agua provoqueen, a ver si le va bien.
    ¿Qué tal la huelga del metro? ¿Mucho trabajo en el Sindicato?

    Comentado por: provoking el 30/6/2010 a las 14:28

  • Beber agua ionizada tiene un profundo efecto limpiador sobre todos los tejidos del cuerpo. Ayuda a reducir la toxicidad general mejora las funciones circulatorias y equilibra la bilis.

    Comentado por: Julio Pérez el 30/6/2010 a las 13:46

  • Piérdase, tarado.

    Comentado por: provoqueen el 30/6/2010 a las 11:26

  • Con 32 años y recién divorciado tuve una historia con una mujer de 46 años(la veía muy mayor). Adulterio perfecto: clandestinisdad, marido enfermo y una progresión buena que derivó en prácticas HARD (durísimas)pero el principio era el rubor, el miedo,la duda....por eso cuando veo una mujer piropear, alabar el torso y toda ese serie de tics de machos me da pena. El sexo es un puzler con 4 ó 5 piezas y es necesaria colacarlas con precisión quirurgica so pena de caer en el asco.

    Comentado por: Un gran follador (en sueños) el 30/6/2010 a las 11:04

  • "¿Cuál es la razón suficiente para preferir el ser sobre la nada? Ninguna..."

    ABC / MADRID 29/06/2010

    Apenas cien años. La raza humana no tiene mucho tiempo para enmendar las cosas, según asegura Frank Fenner, un prestigioso científico australiano, quien advierte de que estamos abocados a extinguirnos en un siglo a causa de la superpoblación, la destrucción del medio ambiente y el cambio climático. El investigador, profesor de microbiología en la Universidad Nacional Australiana en Canberra y uno de los científicos que ayudó a erradicar la viruela, asegura que la situación es irreversible.

    Fenner cree que la superpoblación y el cambio climático terminarán con nosotros
    Fenner expresó en el periódico de su país The Australian sus peores augurios. A su juicio, el homo sapiens no será capaz de sobrevivir a la explosión demográfica -el próximo año la población mundial alcanzará los 7.000 millones, según Naciones Unidas- y al uso indiscriminado de los recursos naturales.
    El científico cree que no hay vuelta atrás, ya que los efectos de la actividad humana sobre el Planeta son tan fuertes que pueden rivalizar con los del impacto de un cometa o con los de una glaciación. De la misma forma, apunta que el cambio climático provocará nuestro fin. Habrá «más guerras por alimentos» y «sufriremos la misma suerte que el pueblo de la isla de Pascua», explicó. Al parecer, en la famosa isla de las estatuas de piedra la superpoblación devastó los bosques y terminó con los animales, lo que llevó a la desaparición de esta civilización a mediados del siglo XIX. Para Fenner, sucederá algo parecido a escala mundial.
    No todos los científicos son tan pesimistas, pero, al menos, las palabras de Frank Fenner pueden servir como toque de atención para evitar que ocurra un cataclismo causado por nosotros mismos. Si es que todavía estamos a tiempo.

    Comentado por: el último vals el 30/6/2010 a las 10:25

  • Más que un síntoma es un diagnóstico. Después de LW todo, novela, ensayo, filosofía, es ficción. Otra cosa es que muchos crean estar haciendo ciencia.

    Comentado por: no vela el 30/6/2010 a las 07:52

  • Félix, tío bueno.

    Comentado por: ROSA MARÍA el 30/6/2010 a las 07:41

  • Parece un síntoma de una posición 'débil' en relación a la novela (ahora lo llama ficción, otra pista) el que Azúa, ante la pregunta ¿Qué hacemos aquí?, no haya querido caer en que esa es la pregunta que está en la base de cualquier creación literaria.

    Comentado por: digo yo el 30/6/2010 a las 06:22

  • Savater, en su artículo de hoy en EL PAIS no sabe si el burka es una imposición por parte del hombre a la mujer. Dice que lo averiguará. Sería lógico que defendiera la libre voluntad de la mujer que lleva el burka, cuando sepa que no es una imposición. Sin embargo, alegremente, Savater (el una de cal y otra de arena), defiende el uso del burka, no porque sepa que es una imposición sino porque "cree" que es la mujer la elige estar tapada de la cabeza a los piés. En el fondo está su falsa idea de que toda prohibición es mala, incluida la que prohíbe una imposición. Lo dicho, una de cal y otra de arena.

    Comentado por: a favor de la prohibición de una imposición el 30/6/2010 a las 06:01

  • Pues en "El silencio de los corderos" se hace apología de la nouvelle cousine.

    Comentado por: Antracito el 29/6/2010 a las 21:00

  • Provoqueen, ríndete.

    Comentado por: provoking el 29/6/2010 a las 20:46

  • Una "experta" denuncia los pecados anti-igualitarios del cine de Almodóvar

    Esther Martínez Quinteiro, directora del Centro de Estudios de la Mujer, (CEMUSA) denuncia que parte del cine de Pedro Almodóvar es "contrario a la igualdad o a la perspectiva de género". Para probarlo muestra algunos ejemplos de su filmografía en que la imagen de la mujer no sale bien parada

    Pablo Molina / EFE

    La directora del CEMUSA hizo estas declaraciones en la presentación del Congreso Internacional "Cine y Mujer. Perspectiva Histórica", que se desarrolla dentro de los cursos de verano celebrados en la localidad salmantina de Trabanca.
    Pero Martínez no sólo acusa a Almodóvar de no defender la ideología de género en sus películas como corresponde a un icono cinematográfico del progresismo más rampante, sino que le achaca el hacer apología del delito en películas como "Átame" o "Hable con ella", respecto a las cuales afirma que "no se puede decir que una mujer sea seducida por un secuestro o que una mujer que está en coma puede ser violada y de esa manera curarse", que es lo que se sugiere en ambas producciones.
    La directora de este centro oficial y, al parecer, estudiosa del cine del manchego, disculpa sin embargo al famoso director de cine afirmando que no cree que Almodóvar denigre a la mujer de forma voluntaria sino simplemente "que le sale" (sic).
    Esperamos con inquietud la reacción de la responsable ministerial del asunto de la igualdad, Bibiana Aído, que de actuar con ecuanimidad respecto a otros casos más veniales de los que ha entendido su departamento, sin duda ordenará visionar esos fragmentos de las películas de Almodóvar en sede parlamentaria y puede que incluso llame a declarar al director manchego bajo la acusación de haber cometido la falta más execrable que existe para el progresismo militante: el delito de lesa igualdad, y por si fuera poco, con agravante cinematográfico.

    Comentado por: el brazo de azúa es alargado el 29/6/2010 a las 19:25

  • ¿Que qué hago aquí? Pues como la mayoría ¿no?: preguntarme cómo puede haber tanto pedante idiota escribiendo detrás de un nick.
    (por cierto, lo de Manuel Rivas disfrazada, muy bueno, muy bueno)

    Comentado por: es vic vic? el 29/6/2010 a las 15:31

  • "Me gustaría ser valiente. Mi dentista asegura que no lo soy."

    Comentado por: Jorge Luis el 29/6/2010 a las 14:55

  • La horrible viuda de Borges, María Kodama, dice que JLB dijo de ABC, "que era un cobarde".
    -------------------
    Estábamos Bioy Casares y yo tomando unas cañas brasileras en el quilombo de la Julia, cuando vimos llegar una tartana llena de hombres tocando guitarras, y en el medio un hombre oscuro de poncho. Adolfito, que tenía una cita con dos señoras casadas esa noche, estos no eran sus barrios dijo, tenía un pálpito y se aspirinó
    -- Cuídese, Borges, cuídese me dijo
    Una voz fuerte en la puerta, se abrió a los pechazos y él entró. Era un hombre alto, de cara achinada lo batí inmediatamente: Francisco Real, el Corránlón le decían, porque en las huelgas era capo de esquiroles y si algún obrero objetaba, corránlón! decía a los muchachos.
    Me golpeó al entrar y me apartó, luego se fue pal fondo desdeñoso y enfrentado al Rosendo Juárez, hombre de ñeque y cafishio de la Lujanera, lo desafió a peliar
    El Rosendo se quedó como si la cosa no fuera con él. Quién sabe qué filosofías pueden pasar por la mente de un hombre así en ese momento, un hombre que siempre había defendido la divisa popular.
    El caso es que la Lujanera le alcanzó el cuchillo que ella siempre le guardaba, porque no sé si sabe ud señor que Rosendo Juárez, El Pegador debía varias muertes y la policía lo acosaba
    ­-Rosendo, creo que lo estarás precisando
    Rosendo lo tiró por la ventana al arroyo Maldonado, ese arroyo sucio de mataderos, de huesos y cabezas de vaca y de basura y que cerca discurre
    Luego el tango nos envolvió a todos y la fiesta y yo bailé con una parda muy joven, pero no dejaba de junar a la Lujanera y al Corránlón bailando y al Rosendo, que se escabullía cuando nadie lo miraba, rumbo al arroyo.
    Salí a tomar un poco de fresco y los vi a los tres, y a Rosendo nunca más lo vería y esa noche La Lujanera se vino al rancho mio pero eso vino después.

    El Rosendo me había dado mucho coraje, cómo nos tenía engañados a todos asustados de que él era el más macho y ahora otro más hombre le había quitado esa hembra y allá se iban los dos abrazados hacia el arroyo, sin duda a desfogarse en su orilla.

    Volví al bailongo y me acodé en la barra haciéndome el distraído, no me esperaba lo que pasó después.
    Unos llantos de mujer, malas palabras y la puerta se abre y entra La Lujanera y detrás de ella el Corránlón, que camina como un beodo y cae al suelo de tierra pisada enderepente, como un poste.

    Se murió como tienen costumbre los acuchillados, no despacio, no sin mucho patear de tacones en el piso, no sin mucha sangre sucia derramando y malos olores, no sin visajes feos en el rostro y pidió que se lo taparan con el chambergo por decencia sería.

    Los norteros amagaron de culpar a la mujer, pero yo me les crucé haciendo ademán de sacar el filoso y se aplanaron, no les dio el cuero para peliar en barrio ajeno.
    Tranquilo me quedé endemientras llegó la policía y arreó con algunos malvivientes. Luego me fui pal rancho y cuando vi que había luz me apuré porque me palpitó que ella estaría ahí; y vivió conmigo, La Lujanera, algunos años y era mujer que traía plata a casa.

    A la mañana, mientras desayunaba algunos mates amargos que me cebó la Lujanera, saqué el cuchillo que sabía cargar en el chaleco, y estaba limpito no le quedaba ni una manchita de sangre.
    Es que me confundí.

    Salí a matarlo al Rosendo, por comunista, y en la oscuridá lo achuré al Francisco Real ese botón.
    Es desde entonces que uso lentes.

    Comentado por: armandobronca.com el 29/6/2010 a las 13:21

  • Durante centenares de miles de años el destino de un hombre se confundía con el de su grupo, con el de su tribu, fuera de la cual no podía sobrevivir. La tribu, en sí, no podía sobrevivir ni defenderse más que por su cohesión. De ahí, el extremo poder subjetivo de las leyes que organizaban esta cohesión. Algún hombre podía a veces infringirlas; ninguno habría siquiera soñado con negarlas. Viendo así la inmensa importancia selectiva que necesariamente asumieron tales estructuras sociales, y durante un largo periodo de tiempo, es difícil no pensar que ellas debieron influenciar la evolución genética de las categorías innatas del cerebro humano. Esta evolución debía no sólo facilitar la aceptación de la ley tribal, sino crear la necesidad de la explicación mítica que la cimenta, confiriéndole la soberanía. Nosotros somos los descendientes de esos hombres (salvo alguna excepción que confirma la regla, y que podemos descubrir en ciertos comentarios en este blog). Es de ellos sin duda de quienes hemos heredado la exigencia de una explicación, la angustia que nos constriñe a buscar el sentido de la existencia. Angustia creadora de todos los mitos, de todas las religiones, de todas las filosofías y de la ciencia misma.

    La invención de los mitos y de las religiones, la construcción de vastos sistemas filosóficos, son el precio que tenemos que pagar para sobrevivir como animales sociales sin caer en un puro automatismo. En tres siglos, la ciencia ha conquistado su lugar en la sociedad: en la práctica; pero no en las almas. La práctica científica ha lanzado la evolución de la cultura por un camino de sentido único; trayecto que el progresismo cientificista del XIX veía desembocar infaliblemente en una expansión prodigiosa de la humanidad. Todo esto ha resultado ser falso, porque se basaba en una mera creencia. Hemos de optar, pues, por la creación más que por la creencia, olvidándonos de los viejos mitos y de nuestras tendencias tribales que aún nos atenazan. Siempre hay que imaginar a Sísifo dichoso. Esa es nuestra esperanza, si es que queremos seguir vivos.

    Comentado por: miguel el 29/6/2010 a las 11:24

  • La revista "El Ciervo" nos hizo llegar a unos cuantos individuos (no sé ni cuántos ni quiénes) la pregunta "¿Qué hacemos aquí?"


    Si no sabe a quiénes les llegó la cuestión, ¿cómo sabe que no le llegó a él sólo? Porque en ese caso la pregunta consecuente no sería ¿qué hacemos aquí? sino ¿qué hace usted aquí? Y va un mundo de lo uno a lo otro. Vaya, que esta pregunta sí tiene respuesta si se quiere dar.

    Comentado por: Indi Viudo el 29/6/2010 a las 11:03

  • Justo el momento para una huelga salvaje. Hay que follar los culos inmorales de esta aristocracia obrera. Esperanza te lo han puesto a huevo!

    Comentado por: Aviso el 29/6/2010 a las 10:49

  • Una huelga de metro con servicios mínimos del 50% como ayer ni es huelga ni es nada. De lo de hoy sin embargo me molestan dos cosas: demasiado pronto y demasiado lejos para tan poca cosa como reclaman (van a tener razones de sobra más adelante) y que haya quien nos recuerde que también tiene poder más allá de aquellos a los que estamos habituados y resignados.

    Comentado por: Hormiga cualquiera el 29/6/2010 a las 09:58

  • A los huelguistas y colaboracionistas suyos que rondan por aquí.

    ¿Les importaría colgar su sueldo bruto anual y los días trabajados?
    Seguro que entonces saldremos todos a la calle ante tamaña injusticia.

    Comentado por: ya me dan pena, pero quiero que me den más el 29/6/2010 a las 09:51

  • ... Es que verá, usted perdone las molestias pero es que no tenemos otras armas.
    Pero si usted nos proporciona el kalashnikov, gustosamente direccionaremos mejor el tiro y no le joderemos con la huelga.
    A lo mejor hasta le sale más barato que el taxi.

    Comentado por: otro huelguista, pero este no es rico el 29/6/2010 a las 09:26

  • ¿Hartazgo? Vayase ud. a la civilizada Francia, a ver cuánto se deja en taxis un día sí y otro también.

    Comentado por: manda cojones, si lo sé hago huelga todos los días (total soy rico)... el 29/6/2010 a las 09:20

  • "After all, life isn't really so unpleasant as some writers make out, is it?" she added hopefully.

    "No, perhaps not. It's comic and sad and indefinite--dull, sometimes, but seldom really tragic or deliriously happy, except when one's very young."

    Barbara Pym, Less Than Angels

    Comentado por: cp el 29/6/2010 a las 09:04

  • al uruguay, sí, sí, yo sí voy...

    Buen viaje, que le vaya muy bien y piense en nosotros...ni que sea bien.

    Comentado por: el que se queda a pagar la cuenta y el pato el 29/6/2010 a las 08:59

  • Este de abajo es el tonto de las diez cuarenta.

    Comentado por: Jacinto Martínez el 29/6/2010 a las 08:47

  • Una pregunta tonta, entre matanza y matanza quien ama los que quedan.

    Comentado por: y tiro porque me da el 29/6/2010 a las 08:40

  • Alguna gente va de bocazas y no se privan de opinar de todo , eso sí, en plan aportador erudito. Son un montón de mierda y crean confusión e inoculan confusión al incáuto lector. "matarse a chutes de heroina". Actualmente en los guetos marginales solo se utiliza la heroina para rebajar la cocaina en base (crack) y es muy difícil encontrar algo que pase un mínimo exámen de calidad ( es buena si no deja una marca negra al fumarla) así que nadie va a la gitana que con diferencia es la que tiene la mejor droga, a "pillar caballo para chutarse hasta la muerte a modo de inversión" se va para colocarse cómo siempre se ha hecho. Y otra cosa, es curioso que sustancias químicas tan opuestas cómo la heroina y la coca produzca el mismo efecto marginal y sucio en los consumidores. Un fumador de crack es puerco y pone el culo por unas chupadas.Embriagaros!!( de virtud, de vino pero no de mierda como miguelito)

    Comentado por: Jacinto Martínez el 29/6/2010 a las 08:30

  • srta. julia, para ser usted Manuel Rivas disfrazado de argentina lo hace divinamente. Enhorabuena.

    Comentado por: ¡felicitaciones! el 29/6/2010 a las 07:52

  • Armando, lo que usted llama conspiración en España se llama hartazgo.

    Comentado por: 40€ de taxi, cagüen! el 29/6/2010 a las 07:51

  • Ven Uds. que la Conspiración va calando, como la gota que horada la piedra. Una de las principales órdenes que recibieron es continuamente atacar a los sindicatos venga o no a cuento, sea o no un lugar apropiado. En un país donde casi nadie pertenece a los sindicatos, pero es la idea que odia A y DF, vio.

    También en su momento atacaron el Plan E, todo lo que sea trabajo decente les repele lo de ellos es cobrar pero no dar nada a cambio ¡Y a pico y pala! Qué asco, piensan, tirados en la cama. Lo del Plan E dejaron de criticarlo cuando yo los iluminé de que ese es su futuro dado que cierran las cajas y despiden a miles de administrativos.
    Es muy tarde para vosotros reciclaros a FP Electricidad y Mecánica.
    OJO ALA PALA
    ¡ ojo a la pala !

    Comentado por: armandobronca.com el 29/6/2010 a las 03:50

  • Lo que hagan o digan los sindicatos me deja indiferente, normalmente; allá ellos con sus desvaríos. Pero esta vez sí me fastidia un poco, mañana y pasado hay huelga de metro, y me parece una desfachatez. Caramba, que yo utilizo el metro para ir a la ópera.

    Comentado por: Fred el 28/6/2010 a las 21:38

  • Entre el cómo y el por qué media un abismo. Mírate. Si te dices ¿por qué estoy aquí?, nunca vas a recibir una sola respuesta satisfactoria. Al no recibirla, puede que te dé por pegarte chutes de heroína hasta la muerte, o bien, recibir la muerte como una buena inversión. ¡Así se acaban todas las dudas y las deudas! Sin embargo, si dices: ¿cómo coño estoy aquí, es decir, cómo funciono; cómo funciona la naturaleza que me rodea?, la cosa varía, y, además, no es una banalidad: es la eterna lucha entre el escape metafísico, bien sea filosófico, religioso, etc., y la concepción científica del cosmos. No digo que una y otra, digamos, alternativa, se tenga que imponer (allá cada cual). Lo que digo es que en esta vida hay que elegir. Conocí a dos suicidas; pero también conocí a biólogos, profesores, madres, coleccionistas de hormigas, etc. El problema, vuelvo a repetir, está en la elección. De todas formas, lo planteado por Félix se acerca más al problema que siempre ha envuelto como una liana a la filosofía, que es el saber qué somos y cómo funcionamos. Nadie que no tenga determinada pasión por saber no plantearía estas cuestiones. A todos, en el fondo, nos mueve la pasión por saber, si no, no estaríamos aquí intercambiando ideas. Mi querido Félix, solo la pasión mueve al conocimiento. Jesucristo creyó que la pasión lo llevaría hacia Dios. Se creía el Hijo del Hombre. La pasión, de ese modo, lo llevó a la muerte. Pero te aseguro que la pasión, sin los estribos de la razón, se desboca. Repasa, Félix, a los desbocados de la historia de los desbocados sin historia y elige. Sólo eso. El mundo carece de racionalidad. Pero, qué curioso, gracias a la racionalidad estamos aquí intercambiando ideas. No existe Dios. Existe un cerebro que, día y noche, quiere que sigamos viviendo para que la especie no se extinga. La voz que escuchas en el silencio de la noche es tu propia voz, y poseemos una imaginación infinitamente más grande que todo el universo. Sólo nos queda vivir para extenderla. Vivir es un regalo recibido en juego de azar. ¿Por qué no aprovecharlo como a cada cual le dé la gana?

    Comentado por: miguel el 28/6/2010 a las 21:00

  • Félix, es que eres un ególatra, que te ponen delante una pregunta y te crees que va sobre ti.
    Es evidente que hay una tercera interpretación que no has considerado: ¿Qué labor tenemos la prensa católica en el mundo?
    O mejor: ¿Cómo podemos justificar los curas nuestra existencia?, ¿sabemos los miembros de la Iglesia qué somos, qué hacemos?
    Y traduciéndolo a lenguaje poético: ¿sabemos los curas que estupramos cuando cometemos estupro?, ¿se debe a una campaña de desinformación y/o acoso que de repente se nos acuse de lo que se viene practicando desde siempre?, ¿cometemos pecado los curas que usamos preservativo al estuprar en países en que el 99% de la población padece de SIDA, entre otras razones porque en la Iglesia consideramos que así llegarán antes al Cielo?
    ¡Demasiadas preguntas!

    Comentado por: srta julia el 28/6/2010 a las 19:15

  • a la sra. provoqueen,

    pero sí sé lo que dice ud. -al menos por aquí- y me resulta bastante raro a veces; además leo los periódicos, y lo que dicen los capos del sindicato...de trabajadores, y me resulta bastante raro, casi siempre

    bobos son, por poner neo-...qué es eso de neo?

    saludos

    Comentado por: vic el 28/6/2010 a las 18:55

  • Cada vez más se discursea sobre una economía teórica que está a años luz de la real, en la que abundan algunos tabús eficientes, ya se llamen absentismo o evasión. Es mucho más eficaz el trabajador que de vez en cuando desaparece que aquél que cumple la ley a rajatabla. Lo mismo pasa con los contables; mejor dicho, con lo que manejan los contables. Mientras todo ello no supere el 28-30% la cosa funciona. Incluso en el descuento de pagarés, un negocio que está haciendo ahora mismo más millonarios todavía que la compra de oro o de pisos subastados. Pero los teóricos están obligados a demonizar la realidad porque se sale de los manuales de los que ellos viven, lo cual es igual de comprensible que el hecho de que al Estado le convenga que sean muchos los que se sepan buscar las habichuelas por su cuenta y riesgo. De ahí tanto mirar para otro lado como cosa normal y solamente rasgarse las vestiduras y sancionar cuando se es presionado por los defensores de la rigidez hasta extremos que hagan peligrar el cargo propio. El famoso gato, y no me refiero a Félix.

    Comentado por: Orson Güell el 28/6/2010 a las 18:24

  • que aproveche

    ya, bueno era una broma privada.Pero gracias por la explicación.

    Comentado por: albert el 28/6/2010 a las 18:15

  • ("... sin tener ni puta idea ni de lo que dicen ni de lo que cobran", si permite que termine su frase propiamente.)

    Pero Vic, ¿a quiénes llama usted bobos?

    Comentado por: provoqueen el 28/6/2010 a las 17:42

  • en eso nos diferenciamos, sra. provoqueen. A mí me habrá oído quejarme, de lo que cobran los sindicalistas, y de que digan cosas raras

    saludos

    Comentado por: vic el 28/6/2010 a las 16:55

  • La diferencia, Vic, es que usted nunca me habrá leído quejarme de lo que cobran los curas. De que digan cosas raras sí, a menudo; de que cobren mucho o poco, jamás.

    Comentado por: provoqueen el 28/6/2010 a las 16:50

  • Es verdad, Vic, los sindicalistas, entre lo que cobran de sus empresas de origen, lo que cobran del sindicato, las subvenciones que les caen del cielo, y lo que se embolsan por su cuenta de las cuotas de los afiliados ¡se forran!
    Se ve que conoce usted bien el paño.

    Comentado por: provoqueen el 28/6/2010 a las 16:20

  • coño!, le da un pronto a ZP, y suelta que hay que combatir el déficit. Qué viva la economía -como dicen los bobos- neo-liberal. Olé, presidente!. Abajo Keynes, y Sraffa, y Galbraith, y Stiglitz!.
    A ZP lo han hecho cambiar de acera, como a Ricky Martin. Bueno, nunca es tarde si la dicha es buena. Suerte Ricky!. Y van los sindicalistas, y se proponen una huelga general...qué cojones!. Sí Manolón, tú que ya estás en la playa con el Sandevid, y el jurdó del paro en el bolsillo de la camisa, dejada atrás la hormigonera, tú también estás invitado, será una fiesta muy exclusiva...todo sea por seguir cobrando, los sindicalistas, claro!, si dar ni chapa. Igualito que en Alemania. Ésos, sí que son unos sindicatos serios. Sobre todo porque se autofinancian. ¿No quieren que la Iglesia la pagen los fieles?. Pues...Cándido, ya sabes, fiera, toma nota!. Aunque yo en estos tiempos me quedo, sólo, con los generales...y paso de la huelga

    saludos

    Comentado por: vic el 28/6/2010 a las 16:00

  • "As flies to wanton boys, are we to the gods; They kill us for their sport."
    Skakespeare, King Lear

    "-No estamos en el Paraíso -dijo tercamente el muchacho-; aquí, bajo la luna, todo es mortal.
    Paracelso se había puesto en pie.
    -¿En qué otro sitio estamos? ¿Crees que la divinidad puede crear un sitio que no sea el Paraíso? ¿Crees que la Caída es otra cosa que ignorar que estamos en el Paraíso?"
    Jorge Luis Borges, La rosa de Paracelso

    Comentado por: c/p el 28/6/2010 a las 15:59

  • que escaso está el tiempo de amar

    Comentado por: juan andres el 28/6/2010 a las 14:28

  • ¿Un Spam?

    Comentado por: albert el 28/6/2010 a las 14:03

  • Broma no sé, a lo mejor era verdad que fue un spam que se coló donde no debía, pero el juego que está dando...
    Besos, Albert.

    Comentado por: provoqueen el 28/6/2010 a las 13:52

  • Es una broma la pregunta , ¿no? recuerdos a todos.

    Comentado por: albert el 28/6/2010 a las 13:45

  • Creo que el plan consiste en crear a Dios, pero no se lo digan a nadie.

    Comentado por: La primera causa es la última en el tiempo el 28/6/2010 a las 13:33

  • A Universo regalado,...

    Comentado por: se quejan de vicio el 28/6/2010 a las 13:01

  • Pues vivir,

    Acerca del vivir

    El vivir no admite bromas.
    Has de vivir con toda seriedad,
    como una ardilla, por ejemplo;
    es decir, sin esperar nada fuera y más allá del vivir;
    es decir, toda tu tarea se resume en una palabra:
    Vivir.
    Has de tomar en serio el vivir.
    Es decir, hasta tal punto y de tal manera
    que aun teniendo los brazos atados a la espalda,
    y la espalda pegada al paredón,
    o bien llevando grandes gafas
    y luciendo bata blanca en un laboratorio,
    has de saber morir por los hombres.
    Y además por hombres que quizás nunca viste,
    y además sin que nadie te obligue a hacerlo,
    y además sabiendo que la cosa más real y bella es
    Vivir.
    Es decir:
    has de tomar tan en serio el vivir
    que a los setenta años, por ejemplo,
    si fuera necesario plantarías olivos
    sin pensar que algún día serían para tus hijos;
    debes hacerlo, amigo, debes hacerlo,
    no porque, aunque la temas, no creas en la muerte,
    sino porque vivir es tu tarea.

    Sucede, por ejemplo,
    que estamos muy enfermos;
    que hemos de soportar una difícil operación;
    que cabe la posibilidad
    de que no volvamos a levantarnos de la blanca mesa.
    Aunque sea imposible no sentir
    la tristeza de partir antes de tiempo,
    seguiremos riendo con el último chiste,
    mirando por la ventana para ver
    si el tiempo sigue lluvioso,
    esperando con impaciencia
    las últimas noticias de prensa.
    Sucede, por ejemplo, que estamos en el frente,
    por algo, por ejemplo, que vale la pena que se luche.
    Nada más comenzar el ataque, al primer movimiento,
    puede caerse cara a tierra, y morir.
    Todo esto hemos de aceptarlo con singular valor,
    y a pesar de todo, preocuparnos apasionadamente
    por esa guerra que puede durar años y años.
    Sucede
    que estamos en la cárcel.
    Sucede
    que nos acercamos
    a los cincuenta años,
    y que falten dieciocho más
    para ver abrirse las puertas de hierro.
    Sin embargo, hemos de seguir viviendo con los de fuera,
    con los hombres, los animales, los conflictos y los vientos,
    es decir, con todo el mundo exterior que se halla
    tras el muro de nuestros sufrimientos;
    es decir: estemos donde estemos
    hemos de vivir
    como si nunca hubiésemos de morir.

    Se enfriará este mundo,
    una estrella entre las estrellas;
    por otra parte una de las más pequeñas del universo,
    es decir, una gota brillante en el terciopelo azul,
    es decir, este inmenso mundo nuestro.
    Se enfriará este mundo un día,
    algún día se deslizará
    en la ciega tiniebla del infinito
    -no como una bola de nieve,
    no como una nube muerta-,
    como una nuez vacía.
    Desde ahora mismo se ha de sufrir por todo esto,
    ha de sentirse su tristeza desde ahora,
    tanto ha de amarse el mundo en todo instante,
    se le ha de amar tan conscientemente que se pueda decir: "He vivido".



    Nazim Hikmet

    Los del Ciervo son unos meapilas

    Comentado por: z el 28/6/2010 a las 12:43

  • Tener una actitud observadora. La vida está llena de detalles por lo que conviene estar atento a lo que te pasa. Ayer, por ejemplo, en el autobús me tocó sentarme detrás de una mujer joven con un cuello largo,precioso y blanco. El pelo recogido con unas pinzas dejaba caer sobre su nuca algunos mechones,no ví su cara al bajar porque fue suficiente para qué correr el riesgo de la decepción?El de arriba dice que es una combustión auterrugulada, pues otro caso.

    Comentado por: Antonio Lupo el 28/6/2010 a las 11:11

  • En fin, sobre lo de si nuestra presencia (humana) es necesaria o contingente... servidora, últimamente, cada vez que se plantea este dilema no puedo evitar la sonrisa, al recordar el pasaje de "Amanece que no es poco", en que el alcalde reúne a los vecinos en asamblea, y del fondo se oye una voz jalear al líder: "¡Alcalde! ¡todos somos contingentes, sólo tú eres necesario!"

    Comentado por: provoqueen el 28/6/2010 a las 11:04

  • Somos una combustión autorregulada en medio acuoso.
    ¿Qué hacemos aquí? Pues arder. Insertar de forma continua combustible y comburente en la proporción adecuada, con el caudal adecuado, y mezclarlos. Arder y seguir ardiendo, todo el tiempo de que seamos capaces.

    Más o menos lo mismo, se dice en un tebeo de Titeuf, expresado de forma aún más simple. La contundente respuesta al sentido de la vida la da Manu, el mejor amigo de Titeuf: como cada mañana, los dos niños se encuentran y se van juntos camino del colegio. Ese día Titeuf le cuenta a su amigo que su papá está deprimido porque dice que no sabe cuál es el sentido de la vida. A lo que Manu contesta, con la contundencia y la inocendia de un niño de ocho años: pues está clarísimo, el sentido de la vida es ¡hacia delante!

    Luego está la cuestión de por qué no nos suicidamos, pudiendo hacerlo.
    Yo creo que con el instinto de conservación pasa un poco como con el instinto maternal. Los bebés llegan a poner tan de los nervios a sus progenitores, que sólo se salvan gracias a que el insitnto de protección materna es un poco (sólo un poco) más fuerte que las ganas de ahogarlos...
    Pues con la vida de uno pasa un poco lo mismo: es tan cabrona en general, que la naturaleza ha dispuesto el instinto de conservación para entorpecer, rebajar un poco, las probabilidades de autoextinción, de otro modo bastante elevadas.

    Comentado por: provoqueen el 28/6/2010 a las 10:49

  • La vida está llena de paradojas, cuando éramos muy jóvenes fuimos con nuestros hijos al contrario que nuestros padres con nosostros.Fantaseamos con ir a discotecas con nuestros vástagos veinteañeros en plan camaradas y sin embargo, la mayoría hemos criado una grey de insultadores y faltadores de repeto. Cabrón! es lo más dulce que te puede decir tu niñita. Cometimos un error y nos merecemos la falta de respeto ¿qué hacer?(cómo diría Vladimiro )dejar de querer a tus hijos y alejarlos de tí y se puede porque cuando el fruto del amor te dice esas cosas no es el momento de llamar a un psicólogo ,si te repetas quita de tu vida esos bastardos o suscribete a" El Ciervo"

    Comentado por: Juan Enciso Ejido el 28/6/2010 a las 10:15

  • Era un Spam, disculpe las molestias.

    Comentado por: Revista "El Ciervo" el 28/6/2010 a las 09:01

  • Creo que estamos aquí precisamente para preguntarnos ¿qué hacemos aquí?.

    Meditación


    Caminar, y caer, y volver a empezar;
    ¿así te desenvuelves, corazón,
    en este mundo dado, entregado,
    regalado a ti por la vida insondable?


    ¿Hasta cuándo, corazón, entre las cosas,
    entre los acontecimientos y las gentes,
    entre los animales, entre los vegetales,
    mientras gira el planeta,
    mientras el Sol se consuma,
    mientras el Universo se expande?...
    … ¿por qué lates?...


    Corazón, tú camina…
    mientras yo me prolongo
    en todo lo que miro
    y lo toco y lo beso
    con pupila lejana.

    Comentado por: DPA el 28/6/2010 a las 08:42

  • Solucionario descorazonador: (1) el ganso, (2) en bloguear. Tengo la terrible sospecha de que en El Ciervo aprovechan mejor el tiempo.

    Comentado por: Circe el 28/6/2010 a las 08:31

  • No estoy muy seguro pero "la Casa de la Biblia" traduce "COMER,BEBER Y FOLLAR" por "COMER,BEBER y disfrutar del fruto de tu trabajo" y acierta porque se folla pagando con el fruto de tu trabajo, excepto Vic que lo hace por la cara.

    Comentado por: Urbano Sister el 28/6/2010 a las 08:22

  • Conocí a Lev Libeskind , en la primavera del año 2009, en Playa Olvido, en Finisterre, en Costa da Morte, en el fin del mundo, en el mar del adiós, en el océano de los ausentes.

    Dijo que se dedicaba a hacer fotografías para libros de arquitecura, y que había viajado desde Dublín para tomar imágenes de un cementerio de 14 cubos de granito con 12 tumbas en cada uno: en un acantilado está, en el camino de tierra hacia el faro, en la ladera del Monte do Cabo, cerca del Monte Pindo, cerca de Isla Lobeira, frente a Nueva York, si es que algún día hacéis turismo de precisión, en la otra orilla del mundo un cementerio de 14 cubos con 12 nichos en cada cubo que arrojan un total de 168 cadáveres; pero la cosa es que no hay cadáveres, en ese cementerio no está enterrado muerto alguno, incluso antes de morir la gente deja instrucciones muy precisas para no ser llevada allí.

    Lev Libeskind dijo que odiaba su trabajo, que los arquitectos eran todos unos cabrones y unos irresponsables que únicamente construían para turistas japoneses capaces de recorrer medio mundo para fotografiar piedras famosas. Consideraba que la arquitectura se había convertido en escultura, la escultura en pintura, la pintura en tendencias de temporada y, como es natural, todo en economía. Unos días antes había leído en un periódico que nadie había querido enterrarse allí, que el cementerio estaba muy lejos del pueblo y llevaba diez años sin estrenarse, que no había luz eléctrica, que estaba en ruinas, comido por las margaritas, el tojo, las retamas y las dedaleras, era un cementerio sin muertos que la universidad de Oxford, sin embargo, consideraba una de las obras funerarias más importantes del mundo.

    Yo le dije que a lo mejor la gente había dejado de morirse y que me encantaría ser enterrado aquí, frente al mar tenebroso y los dos soles, que también yo odiaba la arquitectura pero que el libro de William Curtis: La Arquitectura Moderna desde 1900, me había gustado mucho, especialmente las páginas donde por fin se hace justicia a un arquitecto que se llamaba Daniel de la Sota, a cuyo hijo conozco y saludo desde aquí, pues hace años que no lo veo y lo último que supe de él es que vivía en el campo y tenía catorce gallinas ponedoras, un gallo kiriko y dos vacas frisonas que se llamaban Carolina y Estefanía.

    Durante tres días no volvimos a decirnos nada porque después de nuestra conversación Lev LibesKind había adoptado un humor sombrío y austrohúngaro, hasta que en el restaurante Tira do Cordel de Finisterre, viendo que se negaba a responder a mis preguntas, me puse a hablar con la lubina a la sal que había pedido: de pequeño el pescado no me gustaba, sólo comía tortilla de espinacas, yogures y manzanas del árbol, siempre me recuerdo comiendo manzanas del árbol, tres manzanas del árbol al día por lo menos, hasta la supuesta mayoría de edad, así que si multiplicamos 3 manzanas del árbol por 365 días por 18 años nos da 19.710 manzanas del árbol. 168 tumbas. 19.710 manzanas del árbol. Creo que esto es una especie de mensaje cifrado.

    Está bien dijo Lev Libeskind, qué es lo que quieres. Te ruego, escúchame bien Lev Libeskind, te ruego que me digas qué te pasa. Pensaba en mis antepasados, dijo. Mis antepasados son inverosímiles, dije, cruzaron los siete mares, la solidez de la tierra les daba vértigo, cuatro de ellos fueron piratas, algunos se subían a un barco y no volvían hasta cuatro años después con el corazón comido por el salitre y hablando en lenguas extrañas, como apóstoles, no comprendían las costumbres terrestres porque estaban poseídos por el delirio de las travesías, uno de ellos comió carne humana, otro se casó con una princesa africana que le sacaba dos cabezas y media, dijeron que era un dios, él lo negó cuatro veces hasta que dijo que sí que era un dios, porque quería llevarse bien con aquella gente. Nunca me dejas hablar, dijo Lev Libenskind…

    Comentado por: antón el 28/6/2010 a las 07:18

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Félix de Azúa nació en Barcelona en 1944. Doctor en Filosofía y catedrático de Estética, es colaborador habitual del diario El País. Ha publicado los libros de poemas Cepo para nutria, El velo en el rostro de Agamenón, Edgar en Stephane, Lengua de cal y Farra. Su poesía está reunida, hasta 2007, en Última sangre. Ha publicado las novelas Las lecciones de Jena, Las lecciones suspendidas, Ultima lección, Mansura, Historia de un idiota contada por él mismo, Diario de un hombre humillado (Premio Herralde), Cambio de bandera, Demasiadas preguntas y Momentos decisivos. Su obra ensayística es amplia: La paradoja del primitivo, El aprendizaje de la decepción, Venecia, Baudelaire y el artista de la vida moderna, Diccionario de las artes, Salidas de tono, Lecturas compulsivas, La invención de Caín, Cortocircuitos: imágenes mudas, Esplendor y nada y La pasión domesticada. Los libros recientes son Ovejas negras, Abierto a todas horasAutobiografía sin vida (Mondadori, 2010) y Autobiografía de papel (Mondadori, 2013)Una edición ampliada y corregida de La invención de Caín ha sido publicada por la editorial Debate en 2015; Génesis (Literatura Random House, 2015). Nuevas lecturas compulsivas (Círculo de Tiza, 2017) y Volver la mirada, Ensayos sobre arte (Debate, 2019) son sus últimos libros.  Escritor experto en todos los géneros, su obra se caracteriza por un notable sentido del humor y una profunda capacidad de análisis. 

En junio de 2015, fue elegido miembro de la Real Academia Española para ocupar el sillón "H".

 

Bibliografía

 

 

 

 




 

Ensayo

Volver la mirada (2019). Debate, España.

Nuevas lecturas compulsivas (2017). Círculo de Tiza, España. 

La invención de Caín (2015). Mondadori, Barcelona. 

Contra Jeremías (2013). Mondadori, Barcelona.

Contre Guernica, Prefacio para Antonio Saura (2008). Archives Antonio Saura, Genève.

 La pasión domesticada (2007). Abada, Madrid.

Ovejas negras (2007), Bruguera, Barcelona.

Cortocircuitos. Imágenes mudas (2004). Abada, Madrid.

La invención de Caín (1999). Alfaguara, Madrid.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (reedición) (1999). Anagrama, Barcelona.

Lecturas compulsivas. Una invitación (1998) Anagrama, Barcelona.

Salidas de tono (1996). Anagrama, Barcelona.

Diccionario de las artes (1995). Planeta, Barcelona.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (1992). Pamiela, Pamplona.

Venecia (1990). Planeta, Barcelona.

El aprendizaje de la decepción (1989). Pamiela, Pamplona.

La paradoja del primitivo (1983). Seix Barral, Barcelona.

Conocer a Baudelaire y su obra (1978). Dopesa, Barcelona.

 

Novelas y prosa literaria

Tercer acto (2020) Literatura Random House, Madrid. 

Génesis (2015). Literatura Random House, Madrid. 

Autobiografía de papel (2013). Mondadori, Barcelona. 

Autobiografía sin vida (2010). Mondadori, Barcelona.

Abierto a todas horas (2007). Alfaguara, Madrid.

Esplendor y Nada (2006). Lector, Barcelona.

Momentos decisivos (2000). Anagrama, Barcelona.

Demasiadas preguntas (1994). Anagrama, Barcelona.

Cambio de bandera (1991). Anagrama, Barcelona.

Diario de un hombre humillado (1987). Anagrama, Barcelona.

Historia de un idiota contada por él mismo, o el contenido de la felicidad (1992), Anagrama, Barcelona.

Mansura (1984). Anagrama, Barcelona.

Última lección (1981). Legasa, Madrid.

Las lecciones suspendidas (1978). Alfaguara, Madrid.

Las lecciones de Jena (1972). Barral E., Barcelona.

 

Relatos

"Quien se vio", Tres cuentos didácticos (1975). La Gaya Ciencia, Barcelona.

"La venganza de la verdad" (1978). Hiperion nº1, Madrid.

"Herédame" (6 y 7 agosto 1985). El País, Madrid.

"El trencadizo", con grabados de Canogar (1989) Antojos, Cuenca.

"La pasajera" (18 nov. 1990). El País, Madrid.

"La resignación de la soberbia", Los pecados capitales (1990). Grijalbo, Barcelona.

El largo viaje del mensajero (1991) Antártida, Barcelona.

Cuentos de cabecera ("La pasajera" y "La segunda cicatriz") (1996). Planeta NH.

"El padre de sus hijos" (1998). Barcelona, un día, Alfaguara, Madrid.

"La verdad está arriba" (1998). Turia, Teruel.

 

Poesía

Última Sangre. Poesía 1968-2007 (2007). Bruguera, Barcelona.

Poesía 1968 1988 (1989). Hiperion, Madrid.

Farra (1983). Hiperion, Madrid.

Siete poemas de La Farra, con un grabado de A. Saura (1981). Cuenca.

Poesía 1968 78 (1979). Hiperion, Madrid.

Pasar y siete canciones (1977). La Gaya Ciencia, Barcelona.

Lengua de cal (1972). Visor, Madrid.

Edgar en Stéphanie (1971). Lumen, Barcelona.

El velo en el rostro de Agamenon (1970) El Bardo, Barcelona.

Cepo para nutria (1968). Madrid

Premios

1987 Premio Anagrama de Novela.

2000 Premio a la cultura "Sebetia-Ter" del Centri di Studi di Arte e Cultura di Napoli".

2001 Premio a la tolerancia de la "Asociación por la Tolerancia", Barcelona.

2011 Premio González-Ruano de Periodismo

2014 Premio Internacional de Ensayo José Caballero Bonald

2015 Premio Francisco Cerecedo de la Asociación de Periodistas Europeos 

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres