PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

jueves, 27 de febrero de 2020

 Blog de Félix de Azúa

Descanso eterno y único

Ahora ya me puedo morir tranquilo. Según este anuncio de La Vanguardia hay un “cementerio único” a 15 minutos de Barcelona. Lo de anunciar un cementerio como si fuera un modelito de París, me parece un hallazgo. Imagino grandes posibilidades como “Extirpación única de tumores malignos” o bien “Confesiones católicas por sacerdote único”. La unicidad de este cementerio llamado “Parc Roques Blanques” no se explica con la necesaria contundencia, pero en cambio se nos anuncia que: “disponemos de nuevas Tumbas y Panteones y Columbarios, por ampliación de nuestra instalaciones”. Debe de ser una de las pocas empresas de este país que amplía instalaciones. También es cierto que por su materia prima tiene difícil la así llamada descolocación. Ciertamente, con un poco de iniciativa uno podría ser enterrado en Turquía o en el Tchad, en donde el terreno viene siendo más barato, pero aunque la idea sea razonable en términos económicos, es difícil que un negocio de exportación de cadáveres acabara dando altos rendimientos. Al final del anuncio, sin embargo, averiguamos en qué consiste la unicidad del cementerio: “Todos (tumbas, columbarios, panteones) están ubicados en amplios espacios rodeados de naturaleza”. Esto es admirable. Quienes vivimos en la ciudad más cara de España y una de las peor acondicionadas, con pisos de 30 metros cuadrados a cuarenta millones de pesetas, tenemos ahora la oportunidad de gozar tras la muerte de todo lo que nos fue arrebatado durante la vida. Ya tengo ganas de estrenar, no sé si tumba o columbario. Voy a pedir el folleto que se envía “confidencialmente y sin compromiso”, quizás porque es difícil comprometerse a morir y siempre es mejor no hacerlo en público, llamando al 936730535. Habrá que darse prisa.

[Publicado el 18/1/2006 a las 10:01]

Compartir:

Comentarios (16)

  • Si les tuvieran que enterrar en el cementerio de l´hospitalet les pareceria una buena opcion. hay cosas mucho peores

    Comentado por: maria jose andujar garcia el 14/9/2008 a las 20:06

  • Sí, en el encuentro del mercado y la muerte, en el mercado de la muerte, es donde más chispas saltan. Donde mejor se pone al descubierto lo que nuestra naturaleza más profunda no sopoprta. Ya sabéis aquello de que para enterrar humanamente a un hombre cualquiera otro sirve, salvo el enterrador, claro.

    Comentado por: Onagro el 24/12/2006 a las 01:15

  • A (15), "viejo amigo"...
    ¿Volviendo sobre sus pasos?
    Siempre volviendo al lugar del crimen...

    Comentado por: alba el 24/1/2006 a las 22:01

  • (Lo de "...hice hace...") no tiene desperdicio.

    Comentado por: (em)prendedor de coches el 19/1/2006 a las 12:01

  • A [13]
    Hombre!, no se lo va a creer sr/sra Agente Ingente, pues eso es lo que hice hace algún tiempo; sin embargo, no tardaron en surgir complicaciones. No sé cómo desarrollé una extraña capacidad para la venta cruzada. P.e., a un jurista le acababa vendiendo el epitafio propio para un abuelo gitano, y a un diseñador de Núñez y Navarro le endiñaba el destinado a un restaurador del Véneto. Todo fue un lío, pero si usted lo ve más claro...

    Comentado por: (em)prendedor de coches el 19/1/2006 a las 10:01

  • Parece que hemos cambiado la vieja aspiración del ars moriendi por la del ars instalandi... Nos queremos llevar con nosotros el espíritu de la especulación inmobiliaria, porque supongo que, al final, también habrá un mercado de nichos, tumbas y columbarios de segunda mano, ¿no?, ¿o se dice de segundo cadáver?

    Comentado por: Juan Poz el 18/1/2006 a las 22:01

  • Com fugaç la vida s'escapa quan intento inútilment detenir els raigs de sol amb el palmell de la mà. Els meus dits no es poden encaixar, son imperfectes, han de morir.

    Comentado por: Tipo de incognito el 18/1/2006 a las 19:01

  • "Call me before it's too late", se leía en el papel ensangrentado.

    Comentado por: Tipo de incognito el 18/1/2006 a las 19:01

  • Preparación.
    El bueno de Carlo Levi durmió espléndidas siestas en tumbas durante su exilio lucano.(¡Qué cuajo!.)

    Comentado por: (em)prendedor de coches el 18/1/2006 a las 17:01

  • Otro comentario para recomendar, en relación con el asunto del post del Sr. Azúa, el libro publicado en Pre-Textos recogiendo obituarios escritos por J. Derrida, lo he recogido esta mañana y me ha parecido interesante en una primera lectura en diagonal. Elogios póstumos de amigos y cómplices. Creo que no tiene desperdicio. R.I.P.

    Comentado por: Sr. Verle el 18/1/2006 a las 16:01

  • Gran hallazgo, don Félix.

    Una pequeña correción: "También es cierto que por su materia prima tiene difícil la así llamada descolocación". Creo que los del ramo empresarial lo llaman "deslocalización", no sé si el retruécano es intencionado.

    Comentado por: El perro de Paulov el 18/1/2006 a las 16:01

  • La prisa es mala consejera.

    Comentado por: Scaramouche el 18/1/2006 a las 13:01

  • Espero que tengan yacuzzi, que ya que se muere, que sea para mejor.

    Comentado por: Vomiton el 18/1/2006 a las 12:01

  • Disculpen nuevamente que vaya a contrapelo, pero es que trato de cumplir con los atrasos desde que descubrí y leí de cabo a rabo las notas de este blog, ayer mismo como quien dice.

    Aunque se trata de hablar de un muerto (no tanto) que le interesa mucho a Azúa: no es Schoenberg sino el otro, odiado por la secta de los dodecafónicos, Shostakovich, Dimitri, el pobre.

    Un artículo del sábado pasado, "In from the cold", de Gerard McBurney, publicado en The Guardian,
    describe muy bien las pasiones encontradas y el vitriolo de otros modernos frente a él. Se puede buscar fácilmente en www.guardian.co.uk No lo "cuelgo" directamente aquí por no abrumar.

    Y por cierto, el arriscado Sánchez-Verdú estuvo el lunes en Madrid dirigiendo su música. Además de la orquesta (de la Comunidad de Madrid) también traía acordeonista.

    Tentado estuve de acudir al Reina Sofía por oír si sus composiciones eran igual de romas que sus argumentos. El programa era monográfico, la entrada era libre, se rogaba puntualidad...Luego no fuí.

    Comentado por: carbasus el 18/1/2006 a las 11:01

  • "descanso eterno y único"

    ¿Podríamos estrenar tumba o columbario juntos? (A mí me da lo mismo un alojamiento que otro con tal de reposar a su vera.)
    Usted perdone, don Félix, la probable "indecencia".

    Alguien que le sigue

    Comentado por: Carolina el 18/1/2006 a las 11:01

  • ¡Pero, no! ¿Por qué esperar la muerte? ¡Quizás podamos solucionar ahora nuestros problemas!!:
    "Persona hogareña busca tumba sencilla para instalar pisito sin pretensiones."
    Lo que no solucione el mercado...

    Comentado por: (em)prendedor de coches el 18/1/2006 a las 10:01

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Félix de Azúa nació en Barcelona en 1944. Doctor en Filosofía y catedrático de Estética, es colaborador habitual del diario El País. Ha publicado los libros de poemas Cepo para nutria, El velo en el rostro de Agamenón, Edgar en Stephane, Lengua de cal y Farra. Su poesía está reunida, hasta 2007, en Última sangre. Ha publicado las novelas Las lecciones de Jena, Las lecciones suspendidas, Ultima lección, Mansura, Historia de un idiota contada por él mismo, Diario de un hombre humillado (Premio Herralde), Cambio de bandera, Demasiadas preguntas y Momentos decisivos. Su obra ensayística es amplia: La paradoja del primitivo, El aprendizaje de la decepción, Venecia, Baudelaire y el artista de la vida moderna, Diccionario de las artes, Salidas de tono, Lecturas compulsivas, La invención de Caín, Cortocircuitos: imágenes mudas, Esplendor y nada y La pasión domesticada. Los libros recientes son Ovejas negras, Abierto a todas horasAutobiografía sin vida (Mondadori, 2010) y Autobiografía de papel (Mondadori, 2013)Una edición ampliada y corregida de La invención de Caín ha sido publicada por la editorial Debate en 2015; Génesis (Literatura Random House, 2015). Nuevas lecturas compulsivas (Círculo de Tiza, 2017) y Volver la mirada, Ensayos sobre arte (Debate, 2019) son sus últimos libros.  Escritor experto en todos los géneros, su obra se caracteriza por un notable sentido del humor y una profunda capacidad de análisis. 

En junio de 2015, fue elegido miembro de la Real Academia Española para ocupar el sillón "H".

 

Bibliografía

 




 

Ensayo

Volver la mirada (2019). Debate, España.

Nuevas lecturas compulsivas (2017). Círculo de Tiza, España. 

La invención de Caín (2015). Mondadori, Barcelona. 

Contra Jeremías (2013). Mondadori, Barcelona.

Contre Guernica, Prefacio para Antonio Saura (2008). Archives Antonio Saura, Genève.

 La pasión domesticada (2007). Abada, Madrid.

Ovejas negras (2007), Bruguera, Barcelona.

Cortocircuitos. Imágenes mudas (2004). Abada, Madrid.

La invención de Caín (1999). Alfaguara, Madrid.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (reedición) (1999). Anagrama, Barcelona.

Lecturas compulsivas. Una invitación (1998) Anagrama, Barcelona.

Salidas de tono (1996). Anagrama, Barcelona.

Diccionario de las artes (1995). Planeta, Barcelona.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (1992). Pamiela, Pamplona.

Venecia (1990). Planeta, Barcelona.

El aprendizaje de la decepción (1989). Pamiela, Pamplona.

La paradoja del primitivo (1983). Seix Barral, Barcelona.

Conocer a Baudelaire y su obra (1978). Dopesa, Barcelona.

 

Novelas y prosa literaria

Génesis (2015). Literatura Random House, Madrid. 

Autobiografía de papel (2013). Mondadori, Barcelona. 

Autobiografía sin vida (2010). Mondadori, Barcelona.

Abierto a todas horas (2007). Alfaguara, Madrid.

Esplendor y Nada (2006). Lector, Barcelona.

Momentos decisivos (2000). Anagrama, Barcelona.

Demasiadas preguntas (1994). Anagrama, Barcelona.

Cambio de bandera (1991). Anagrama, Barcelona.

Diario de un hombre humillado (1987). Anagrama, Barcelona.

Historia de un idiota contada por él mismo, o el contenido de la felicidad (1992), Anagrama, Barcelona.

Mansura (1984). Anagrama, Barcelona.

Última lección (1981). Legasa, Madrid.

Las lecciones suspendidas (1978). Alfaguara, Madrid.

Las lecciones de Jena (1972). Barral E., Barcelona.

 

Relatos

"Quien se vio", Tres cuentos didácticos (1975). La Gaya Ciencia, Barcelona.

"La venganza de la verdad" (1978). Hiperion nº1, Madrid.

"Herédame" (6 y 7 agosto 1985). El País, Madrid.

"El trencadizo", con grabados de Canogar (1989) Antojos, Cuenca.

"La pasajera" (18 nov. 1990). El País, Madrid.

"La resignación de la soberbia", Los pecados capitales (1990). Grijalbo, Barcelona.

El largo viaje del mensajero (1991) Antártida, Barcelona.

Cuentos de cabecera ("La pasajera" y "La segunda cicatriz") (1996). Planeta NH.

"El padre de sus hijos" (1998). Barcelona, un día, Alfaguara, Madrid.

"La verdad está arriba" (1998). Turia, Teruel.

 

Poesía

Última Sangre. Poesía 1968-2007 (2007). Bruguera, Barcelona.

Poesía 1968 1988 (1989). Hiperion, Madrid.

Farra (1983). Hiperion, Madrid.

Siete poemas de La Farra, con un grabado de A. Saura (1981). Cuenca.

Poesía 1968 78 (1979). Hiperion, Madrid.

Pasar y siete canciones (1977). La Gaya Ciencia, Barcelona.

Lengua de cal (1972). Visor, Madrid.

Edgar en Stéphanie (1971). Lumen, Barcelona.

El velo en el rostro de Agamenon (1970) El Bardo, Barcelona.

Cepo para nutria (1968). Madrid

Premios

1987 Premio Anagrama de Novela.

2000 Premio a la cultura "Sebetia-Ter" del Centri di Studi di Arte e Cultura di Napoli".

2001 Premio a la tolerancia de la "Asociación por la Tolerancia", Barcelona.

2011 Premio González-Ruano de Periodismo

2014 Premio Internacional de Ensayo José Caballero Bonald

2015 Premio Francisco Cerecedo de la Asociación de Periodistas Europeos 

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres