PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

martes, 20 de octubre de 2020

 Félix de Azúa

Cuando cruzábamos fronteras

Los estudios de la televisión catalana caen en las afueras, pero el terreno es amable y los céspedes, cosa rara, están cuidados. Hacía siglos que no pisaba un estudio porque suele ser un trago amargo, pero en esta ocasión el piloto del programa, Emili Manzano, era un buen amigo y con su equipo da gusto hablar, incluso bajo los focos.

Como temía, el paso por los sistemas de seguridad avivó la memoria de las fronteras de antaño, cuando cruzar a Francia era un albur. Ya podías ser Teresa de Calcuta, que si se te cruzaba un agente de aduanas mal dormido, lo pagabas. Como aquella vez (¡lo he contado tantas veces!) en que a Virginia se le ocurrió decir, «Bueno, llevo esto» a dos metros del primer control y esto era un pastillazo de resina marroquí de la mejor calidad. «Pero no os preocupéis porque tengo la documentación en regla, me la hicieron en Beirut» añadió. «¿Dónde?», exclamamos nosotros al unísono. Y entonces, con gesto de «hay que ver lo tontos que son los tíos», mostró un papelín un poco roto, escrito en árabe y con la foto medio despegada. Los nervios nos perdieron. De inmediato adivinaron que no éramos trigo limpio y el habitual índice fatigado nos ordenó aparcar. Nos preparamos para una sesión de masaje intelectual y corporal.

Por fortuna, al salir del coche me percaté de que habíamos aparcado sobre una alcantarilla de La Jonquera, tan holgada como las francesas. Le pedí con urgencia la pastilla a Virginia y me dio tiempo al bajar, apenas unos segundos, a colarla entre los barrotes de modo que entramos en comisaría muy aliviados, lo que desató nuestra euforia y aún resultamos más sospechosos.

Debo decir que razón, la había. Alberto, alias El Troyano, pertenecía al Partido Comunista. Fernando era Savater y la policía le tenía más ganas que a El Lute. En cuanto a Virginia, Dios me condene, ¿qué puedo decir de Virginia? Era más peligrosa que la Baader-Meinhoff, aunque, por fortuna, sin la conocida eficacia alemana.

Nos hicieron pasar uno a uno al despacho del comisario, tipo flemático y paciente, muy buena persona. Sin embargo, al comprobar que por nuestra estupidez era de todo punto imposible dejarnos marchar, se hartó (era sábado) y lo dejó todo en manos de un funcionario, hombre enjuto y con marcado acento de Girona. El interrogatorio se volvió tan insulso que nos aburrimos hasta nosotros. Supongo que estaban ganando tiempo mientras telefoneaban a Madrid para averiguar lo que allí tenían contra nosotros. De modo que el lance se alargó. Y eso fue lo malo. A la caída de la noche llegó el cambio de turno, entró un oficial de la guardia civil joven y vigoroso que se hizo con el mando al grito de «¿pero no hay aquí nadie con nerrrvio?». Daba gusto ver que por fin estábamos en manos de un profesional.

Nos desnudaron a los cuatro. Entramos sucesivamente en un cuarto cuyas losetas amarillas recordaré toda la vida, porque sobre ellas tuve las palmas de las manos durante horas. Era noviembre y no había calefacción. A Virginia, nos contaría luego, se la llevó una señora enorme y sentimental que la trató con dulzura porque, según dijo, tenía una sobrina emigrada en Ginebra y se quejaba mucho de la policía suiza de fronteras. «Aquellos sí que son malas bestias», le comentó familiarmente.

El guardia civil ordenó que volvieran a revisar las maletillas que llevábamos (eran breves porque iban preparadas para la subasta de Beaune que dura dos días), pero esta vez con nerrrvio. Como es lógico, no llevábamos nada, pero el guardia civil, después de hurgar en la maleta de Fernando, que era por quien tenía mayor aprecio, alzó la mano con gesto triunfal y agitando un libro gritó: «¿Eh? ¿Nadie lo había visto? ¡Pues aquí está! ¡Un panfleto de Klotroski!». Y dio un giro torero con el ensayo sobre Nietzsche de Pierre Klossowski a modo de montera. Nos quedamos paralizados ante la belleza de la escena y ni siquiera Fernando hizo un chiste.

Así pasamos la noche. Es de suponer que desde Madrid no llegaron órdenes muy rigurosas o quizá siendo sábado no había allí un retén ilustrado. Antes la vida era más llevadera. Nos devolvieron a España a pesar de nuestras protestas y lo celebramos como ricachos en el restaurante de Nestor Luján.

Todo ello me vino a la memoria cuando crucé la seguridad de la televisión catalana. Luego, avanzando por los pasillos, divisé una habitación con un cartel extraordinario. Decía: Distensió invitats. Fue como si me bañara una nube de felicidad. Solo en Catalunya se puede concebir una dicción tan de tía soltera, tan de beso húmedo. Me imaginé de inmediato en aquel cuarto, distendido como un lagarto, quizá pulido por una asistenta social de dulce acento mallorquín. Yo sabía que allí no podía pasarme nada malo.

En efecto, fue el programa más agradable de mi vida. Si algún día Laporta pone fronteras en Fraga, pensé, seguro que habrá una habitación para la distensió invitats en donde reposarán los Fernandos y los Albertos del futuro. Me juego 10 euros. Escritor.

[Publicado el 07/6/2010 a las 07:00]

Compartir:

Comentarios (43)

  • En las épocas de promoción, la hipocresía carece de fronteras.

    Comentado por: Rafa el 31/8/2010 a las 09:13

  • A veces miro con pavor, el exceso de valor que mostró salvando límites para promocionar su libro, Félix de Azúa en TV3, porque es como si quisiera demostrar un exceso de temeridad casi suicida.

    Comentado por: Pedrito el 27/8/2010 a las 08:11

  • Es una lástima que los superhéroes posmodernos no necesiten un traje con capa como los de antes. Me imagino con nostalgia la capa revoloteando valiente por los pasillos de TV3

    Comentado por: El sastre de Camps el 23/8/2010 a las 12:25

  • Las agallas de nuestro Chuck Norris de Valladolid (Míster Ansar) paseando por Melilla me recuerdan el infinito coraje de don Félix acudiendo a TV3 para promocionarse.

    Comentado por: Creando escuela. el 20/8/2010 a las 08:28

  • El derroche de valentía y gallardía de Azúa traspasando fronteras para promocionar su libro, debería añadirse al código de honor de los nuevos samurais,

    Comentado por: Yukio Mishima el 19/8/2010 a las 06:41

  • Estoy seguro que dentro de poco los psicológos, entrenadores en deportes y militares, utilizarán el vídeo de don Félix en TV3 para motivar a sus grupos valor, antes de empresas importantes.

    Comentado por: Técnico en Coach el 17/8/2010 a las 07:31

  • Pedrito, no deberías comparar la infinita valentía de Azúa por promocionar su libro,(él en teoría actúa libremente o sólo bajo el peso de su ego) con la lucha por la subsistencia de la vida de los que van en pateras (que actúan por necesidad)

    Comentado por: El verdadero héroe el 15/8/2010 a las 20:05

  • Si los africanos se juegan la vida en una patera no entiendo porque el autor no puede arriesgar la suya en su Audi para promocinar un libro.

    Comentado por: Pedrito el 12/8/2010 a las 13:36

  • "Los colegios limitarán la venta de bollería y refrescos". EL PAIS.

    La GESTAPO es eterna. El nacional-socialismo tiene las caras de siempre. Estoy hasta los cojones de ZP, y sus lugar-tenientes.

    Comentado por: Viva la liberté el 22/7/2010 a las 04:25

  • Algunos reyes, atravesaron tierras guiados por estrellas, con la crisis los nuevos héroes son guiados a través de fronteras por el deseo de poseer más peso en sus cartera.

    Comentado por: Berto el 21/6/2010 a las 11:55

  • Leyendo su columna de El Pais sobre el museo judío y el museo cristiano me he acordado de una exposición sobre momias en el muy vital museo de arte sepulcral de Kassel. Los chiquillos también correteaban entre las momias. Estaban en actitud de diversión, con otro relato de sus acompañantes quizá hubiean estado en actitud de miedo y terror.

    Comentado por: popoff el 19/6/2010 a las 09:47

  • La épica de un héroe visionada como un western, sin música de Morricone muchísimo más acorde Money de Pink Floyd.

    Comentado por: Pedrito el 13/6/2010 a las 12:41

  • Algunos héroes demuestran que su codicia no tiene fronteras.

    Comentado por: Pro-motor. el 09/6/2010 a las 08:40

  • Y entonces me digo:
    ¡Que les den por el culo a los euros...,creo que, ya ganaré euros, cuando sea mayor y un tíííooo echhaaoo p'alanteee...!

    Por cierto, disculpen las molestias, no???

    Comentado por: rafa, y los euros... el 08/6/2010 a las 19:24

  • Y a ti, only ¿qué te ha llevado a ser un bárbaro, o a identificarte como tal, con himno incluido? Menos mal que dejáis algún hueco por el que alguien se pueda colar de vez en cuando en vuestro mapa alambrado. El pato lo están empezando a pagar los moros que hay por esos lares. No es nuevo ese desprecio cultural y racista. Ya utilizabais ese desprecio con los charnegos. Ahora un charnego os gobierna. Qué ironía. Espero que no seáis tan estúpidos como para contruir una muralla al modo chino, aunque de vuestra revolución cultural endogámica todo se puede esperar. Con la que está cayendo y estos bárbaros con sus encabronamientos.

    Comentado por: contra las fronteras el 08/6/2010 a las 18:56

  • El encanto de la literatura trágica es que sentimos que los héroes pudieron haberse librado de su destino ¿Qué lleva a nuestro sabio a cruzar la frontera de los bárbaros?

    Comentado por: Only Money el 08/6/2010 a las 17:43

  • Eso quiere decir que tienen por lo menos polla. Pero ¿y las mujeres? Se te han olvidado las cuotas. La señorita A ido a mear te va a poner de rodillas mirando a la pared, por machista. Mira que se os tiene dicho.

    Comentado por: paritaria de centro el 08/6/2010 a las 17:15

  • Suele ser, a la izquierda le sudan los sobacos y a la derecha le suda la polla.

    Comentado por: Cantin Flash el 08/6/2010 a las 16:59

  • Joaquín Estefanía, ese inetelectual orgánico, imagen viva del sectarismo y de la izquierda mezquina, esa a la que le sudan los sobacos y le huelen los pies mientras escriben en pijama sus vacuidades políticas y económicas frente a la pantalla del ordenador.

    Comentado por: Joaquina Epifanía el 08/6/2010 a las 16:38

  • Hacía años que no recordaba el gesto de alguien tan valiente, hay un paralelismo evidente con Gary Cooper en "Solo ante el peligro".

    Comentado por: Joaquin Estefanía el 08/6/2010 a las 13:34

  • Se lo agradezco, de verdad. Aunque reconozco que algo de batallita tiene, a mí me resulta una historia preciosa. Una historia que ameniza la siempre problemática campaña ferial de necesidad que, ya les dije, iniciamos Lorenzo y yo, con las tres medias cáscaras de nuez y el guisante, en Cospeito y continuamos ahora por Sigrás.
    Creo que de no haberla publicado se hubiese amputado y dejado en la ignorancia un pequeño trocito de arte terrenal. Y “no se puede ignorar impunemente, en la vida del espíritu, un factor tan importante como el arte; pues nuestras emociones estéticas nos proporcionan vívidas aprehensiones del valor. Y si se las mutila, se debilita todo el sistema de aprehensiones espirituales.” (A.N.W)
    A mi juicio, lo que resultaría educativamente más provechoso ahora sería llegar a saber si “a vuestro parecer, cualquier tiempo pasado fue mejor”. Conocer en sinópticos las mutaciones que han sufrido, en las cabezas de aquellos cuatro viajeros de entonces, sus ideas sustantivas sobre el deseo, la inmortalidad artística, la libertad, la responsabilidad, el trabajo, el dolor, la soledad… y minucias así.
    También me alegraría mucho poder llegar a comprobar en que ha quedado la potencia del arranque, el `reprís´, y el `nerrrvio´ del verdugo. Pero esa ya es otra historia…

    Comentado por: Gabriella Marcel el 08/6/2010 a las 12:22

  • ¡Cuántas pastillas de rico hachís se han ido por alcantarillas y retretes! ¡Qué desperdicio!

    Entretanto, una colección de hijos de puta forrándose los bolsillos y la sangre corriendo entre pobres gentes.

    Ya que usted no lo dice, me tomo la libertad:

    ¡Legalización de las drogas ya!

    Comentado por: Antxeta el 08/6/2010 a las 08:44

  • Sólo el bolsillo de la promoción guía a don Félix a traspasar fronteras, e incluso le permite acomodarse "en tierra hostil".

    Comentado por: Fernando Crespo el 08/6/2010 a las 08:20

  • El Conde de Montecristo en las mazmorras, Memorial Cebollístico, César cruzando el Rubicón, Asistentas de dulce parlar salat... Esto está muy animado, digo distendido, y aún no son las diez.

    Comentado por: Circe el 08/6/2010 a las 07:56

  • Quisiera expresar mi total desacuerdo con el escritor Javier Cercas, cuando en su artículo ‘La puñetera verdad’, publicado en el PAIS el pasado 6 de junio, deslinda el hecho moral del hecho político, refiriéndose a la II República y a la Guerra Civil. En dicho artículo relata la historia de un joven falangista, muerto en la Batalla del Ebro. El señor Cercas dice del tal falangista: “…tal vez acertó moralmente, pero no políticamente.” Para el escritor, tanto fascistas como comunistas, moralmente no se distinguían: su idealismo los salvaba de equívocos (no estaban equivocados); ahora bien, políticamente no, puesto que unos apoyaron a Franco y otros a la República. De ahí se deduce que hay que entender la historia como una especie de lucha entre los que políticamente son buenos y los que son malos. Para el señor Cercas, la moral, en la historia política, no jugaría ningún papel. La democracia actual tendría, por ello, forzosamente, su origen en la bondad política de la II República, como una especie de ente por encima de las conductas, de la moral de las personas. Conclusión: si la historia tiene ese camino inexorable de bondad política, donde la moral humana no interviene, entonces dejemos que la historia siga su curso mientras la observamos desde el balcón de nuestra casa.

    Pero los hechos nos dicen todo lo contrario. Por ejemplo, ayer, un grupo de antisemitas intentaron linchar en la Universidad Autónoma de Madrid a dos profesores israelíes que iban a participar en unas jornadas Hipano-israelíes sobre energías renovables. ¿Alguien podría decir que los que intentaron linchar a los dos profesores israelíes acertaban en su conducta moral (como los fascistas durante la Guerra Civil), pero estaban equivocados en su actitud política? ¿O no? ¿O estaban acertados en su actitud política y moral como los comunistas en la Guerra Civil? ¿Es admisible que este tipo de actos se permitan en un país democrático porque están respaldados por la siempre “bondadosa política de la izquierda”? ¿Cómo es posible que el rector de una Universidad, como la Autónoma de Madrid, permita una conducta criminal racista contra profesores israelíes, porque ésta siempre estaría justificada políticamente dadas las últimas actuaciones del Gobierno de Israel?

    No voy a entrar en valorar la conducta del Gobierno israelí, así como tampoco la de Hamás, o la de gobiernos como el turco o el iraní. Lo que quiero decir, es que ninguna acción política por parte de cualquier poder político, está a salvo de la moral. Puede que haya gente engañada por dicho poder. Pero lo que llamamos historia no es una lucha entre buenos y malos, políticamente hablando. En todo caso, la historia que conocemos es la historia del poder político, de cualquier poder político y sus crímenes. En esa historia no suelen salir, con nombres y apellidos, las víctimas, siempre olvidadas. Sé de los crímenes cometidos por el Gobierno de Israel y por los terroristas islámicos, en su demencial lucha basada en el diente por diente... Sé también que, en tiempos de crisis económica, el deporte preferido en Europa siempre ha sido la caza del judío, único culpable, al parecer de todos los males de este mundo. Por ello no me alegro de los actos de la Autónoma de Madrid, aunque ahora estén protagonizados por una especie de nacional-socialistas- comunistas. El señor rector de la Autónoma debería de recordar la historia reciente de Europa, tanto como alardea de ser un adalid de esa cosa que llaman ‘Memoria Histórica’. Es más, no sé cómo a ese rector se le llama rector y, además, siga en el cargo sin nadie en el Gobierno diga esta boca es mía. Espeluznante.

    Comentado por: miguel el 08/6/2010 a las 06:47

  • Armandobronca:
    muy épico.

    Comentado por: DPA el 07/6/2010 a las 18:45

  • Un héroe, con mayor aplomo que César cruzando el Rubicón.

    Comentado por: Alicia el 07/6/2010 a las 18:23

  • ¿qué significa "sereais", lisias? Un poco de respeto gramatical para todos.

    Comentado por: lisi el 07/6/2010 a las 15:30

  • Gracias Armando, me gusta esa versión.
    Cebolleteando un poco recuerdo que por aquél entonces no era especialmente problematico salir del país de forma irregular,lo problematico en las aduanas era la entrada pero claro con semejante tropel el camino no podía ser muy largo.

    Comentado por: Maleas el 07/6/2010 a las 15:19

  • ¿Una asistenta social de dulce acento mallorquín? A que eso no lo dice donde Manzano!

    Comentado por: Nemo el 07/6/2010 a las 14:56

  • En mucho estimaría, ¡oh ciudadanos! (C's) el que vosotros fueseis en este asunto tales jueces con respecto a mí como lo sereais para vosotros mismos si os hubiera ocurrido algo semejante; pues sé bien que, si tuvierais sobre los casos de los demás igual criterio que sobre los vuestros, no habría nadie que no se irritase por lo sucedido, antes bien, todas las penas os parecerían pequeñas para quienes de tal modo se comportan

    Comentado por: Lisias el 07/6/2010 a las 14:12

  • Cuando no había fronteras
    ------------------------
    El Barco Ebrio

    Cuando yo descendía los ríos impasibles,
    De pronto me sentí libre de sirgadores
    Los habían cazado pieles rojas horribles
    Y clavado desnudos en postes de colores.

    A mis tripulantes siempre fui indiferente,
    Con mis trigos flamencos o mi algodón inglés.
    Cuando todo tumulto cesó con esa gente.
    Los ríos me dejaron en libertad después.

    Entre los movimientos de mares bizarras,
    ¡Yo en invierno, más sordo que un cerebro de infante,
    Corrí! Y las Penínsulas que soltaron amarras
    No padecieron nunca un caos mas triunfante.

    Las tempestad bendijo mis auroras marítimas.
    ¡Más liviano que un corcho dancé sobre las olas
    Que se llaman eternas portadoras de victimas,
    Sin añorar el ojo tonto de las farolas!

    Más dulce que a los niños las manzanas primeras,
    El agua verde entró en mi casco de pino
    Y dispersó el timón y lavó mis maderas
    De vómitos y manchas azuladas de vino.

    Y desde aquel entonces me bañé en el Poema
    Lactescente del Mar, por astros penetrado;
    Trague el azur verdoso donde, absorto en su tema,
    Flota y a veces baja pensativo un ahogado.

    Donde tiñen de pronto el azul que delira
    En ritmos lentos bajo el diurno esplendor,
    Más fuertes que el alcohol, más vastos que la lira,
    Al fermentar, los rojos amargos del amor.

    Los cielos en relámpagos he mirado estallar
    Y también las resacas, las trombas, las corrientes:
    La noche, el Alba hirviente como un palomar,
    ¡Y vi lo que creyeron ver algunos vivientes!

    Vi el sol bajo tiznado de místicos horrores
    Iluminar con coágulos enormes y violetas
    Parecidos, en viejos dramas, a los actores,
    A las olas que huían con sus fiebres secretas.

    Soñé la noche verde con nieves infinitas
    Que besaban los ojos de un mar que se levanta
    En la circulación de savias inauditas,
    ¡Y el azul amarillo del fósforo que canta!

    Seguí meses enteros, como las vaquerías
    Histéricas, la ola hacia escollos apáticos
    Sin pensar que los pies ígneos de las Marías
    Pueden tirar de los Océanos asmáticos.

    ¡He topado, sabéis increíbles Floridas
    Donde asomaban ojos de panteras con pieles
    De hombres¡ Arco iris tirando con bridas,
    En cielos submarinos, de verdosos tropeles

    ¡Vi fermentar pantanos enormes, como trampas
    Donde se pudre en medio del junco el Levitán!
    Vi deslizarse el agua por misteriosas rampas
    Y vi los horizontes que hacia el abismo van.

    ¡Soles de plata, cielos de brasas encendidas,
    Glaciares, varaduras en los golfos traidores
    Donde boas gigantes por la chinches comidas
    Se caen de los árboles entre negros olores!

    ¡Ah, mostrar a los niños esas criaturas vivas,
    Esos peces de oro, eso peces cantantes!
    Espumas de colores mecieron mis derivas
    Y vientos inefables me halaron por instantes.

    A veces, mártir harto de polos y ecuadores,
    El sollozo del mar calmaba mi rolido
    Y subía hacia mí sus prodigiosas flores,
    Y yo era una mujer, de rodillas caído…

    Isla casi, meciendo las disputas eternas
    Y el estiércol de rápidas aves de ojos dorados,
    Yo navegaba cuando, por entre mis cuadernas,
    Caminando hacia atrás bajaban los ahogados.

    O bien, barco perdido en bahías apáticas
    Que hacia el éter sin pájaros arrastró el huracán,
    Yo, a quien los monitores y la naves hanseáticas
    El casco ebrio del agua nunca reflotarán:

    Libre, ardiente, trepado por las brumas violetas,
    Yo que al igual que un muro hendí el cielo de sur,
    Que llevo, dulce grato de los buenos poetas,
    Sarpullidos de sol y gargajos de azur;

    Que corría, manchado de lúnulas eléctricas,
    Tabla loca escoltada por negros hipocampos,
    Cuando julio hundía con trompadas frenéticas
    El cielo ultramarino en los ardientes campos:

    Yo que temblé al sentir en otras latitudes
    El celo del Behemot y los Maelströms inquietos,
    Hilanderos sin fin de azules quietudes
    ¡Hoy añoro la Europa de antiguos parapetos!

    Vi siderales archipiélagos, e islas
    Con cielos delirantes libres al remador:
    - ¿Duermes en esas noches sin fondo, allí te aíslas,
    Millón de aves de oro, oh futuro Vigor?-

    ¡Tanto lloré! Las Albas son siempre melancólicas,
    Toda luna es atroz y todo sol amargo:
    El acre amor me hinchó de torpezas alcohólicas.
    ¡Oh, que mi quilla estalle! ¡Y yo siga de largo!

    Si algún agua de Europa deseo es esa charca
    Oscura y fría donde hacia el rojo poniente,
    En cuclillas un niño triste suelta una barca
    Tan frágil como una mariposa reciente.

    Olas, no puedo ya, lánguidas compañeras,
    Seguir a los airosos cargueros de algodones,
    Ni pasar a través de orgullosas banderas
    Ni afrontar los horribles ojos de los pontones.
    -- Le bateau ivre
    ----------------------
    Esta traducción es la buena, corre una por ahí, lamentable.

    Comentado por: armandobronca.com el 07/6/2010 a las 13:20

  • Lo confieso, 'Con nervio', el soneto dedicado a un tal tony es lo último escrito por Quevedo en un club de carretara llamado el polvo enamorado, justo en la frontera con Méjico, donde el peyote y la tequila te hacen perder el norte y el sur, y donde el horizonte es una barra que conduce directamente al infierno. ¿Quién si no había de responder con su gran arte poética a ese tony que nos mandó, a todos los que aquí comentamos, un pedo cibernético, por entender esa criatura de Dios que somos unos culturetas engreídos, o algo así?

    Comentado por: miguel el 07/6/2010 a las 12:24

  • Nervios-->Klossowsky.
    Pensé que tendría que comprarlo, pero está en internet (aparte de la de Paidós, que supongo será mejor). Lo digo por el navajazo de Zapatero. Ya ni pa libros. Como siempre, gracias por sus, casi siempre, utilísimas sugerencias de lectura. Me pongo a leer aquí mismo, en una especie de mazmorra didáctica que llaman "Sala de Expulsados".

    Comentado por: Un lector el 07/6/2010 a las 11:29

  • de nuevo yo y pido disculpas. Alicia, estar en un cuarto desnudo con la pasma esperando instrucciones no es del tipo de situaciones sexis sino muy al contrario, es de las de acabar en una mazmorra cual Conde de Montecristo

    Comentado por: Con nervio el 07/6/2010 a las 10:42

  • +Habría que ver su concepto de la peligrosidad, Sr. Azúa+

    Saludos cordiales.

    Alicia

    Comentado por: Alicia el 07/6/2010 a las 10:28

  • ¡ Fue a TV3 y ha sobrevivido !

    Incluso paso un buen rato. Si el sr Azua ha pasado este duro trance con bien quizas sea porque en Cataluña la situacion no es tan mala como la pintan algunos. En el fondo no somos tan malos y a la mayoria la frontera en Fraga nos parece una tonteria

    Comentado por: job el 07/6/2010 a las 10:27

  • Pozo:
    "Cuando tengas hijos, comerás huevos"

    Comentado por: El abuelo cebolleta el 07/6/2010 a las 09:28

  • Esta Virginia, ¿es la que perdió las entradas?

    Comentado por: chismoso el 07/6/2010 a las 09:24

  • La tenencia de drogas para consumo personal es una infracción administrativa regulada por real decreto 1/92 (ley Corcuera) se resuelve con multas que van de 300 a 30.000 euros tramitada por la Subdelegación del Gobierno. El caso que comenta Azúa entra dentro del código penal y todo lo referido a delitos contra la salud pública hablamos de hasta 8 años de prisión , multas y por supuesto decomiso en ambos casos. ¿Consumo o tráfico? nada con rigor que separe una infranción de un delito,pero el troncho parece ser de los de los que proporcionan rancho carcelario por una temporada.Yo no veo nada encebollado sino un triller de terror fronterizo, Pozo.
    Una curiosidad, el soneto de Miguel es original o es algo nuevo de Quevedo porque es muy bueno. Gracias.

    Comentado por: Con nervio el 07/6/2010 a las 09:14

  • … cuando Darío escuchó las canciones de aquel hombre tuvo una, cómo decirlo:

    ¿ Revelación?. No, no, no, no no, es un término totalmente desprestigiado por poetas líricos, orientadores de inteligencia emocional, estudiantes de segundo curso de Bellas Artes y artistas frutales.

    ¿ Epifanía?: todavía peor, una irresponsabilidad absoluta, un palabrón horroroso deshonrado por escritores sin escrúpulos al que se ha arrastrado por el fango y violado, señores, violado, impunemente, y por todos los orificios corporales y espirituales; a vosotros me dirijo extenuantes poetas de la retórica del silencio, culpables de atribuiros la explotación exclusiva de esa palabra, culpables de fomentar la anorexia nerviosa y culpables de carbonatarnos las orejas.

    ¿ Develamiento?: pero qué somos, ¿ bestias?, ¿ alimañas?, ¿ esos subhumanos que entienden de vinos y compran revistas de automóviles? ¿ pretendemos acaso excluirnos de nuestros semejantes e insinuar que leemos, subrayamos, epitomamos libracos de anticuadas teorías sobre filosofía del arte? ¿ Nos embrutecmos recurriendo a palabras como: inclusive, exclusive, deviene, epifenómeno o deposición? ¿ O a expresiones como: la verdad es que, o: soy postpoeta, o: identidad virtual?
    ¿ Pliegue?: demasiado francés, no queremos responsabilizarnos de una jauría de nociones impenetrables ni de teorías inverosímiles que llenan los libros de ruido y bicherío conceptual.

    ¿ Conversión?: nos gustan los caballos, sí, pero no vemos el mundo desde las alturas ecuestres, aunque una vez tuvimos un carnero de cuernos muy divergentes y un ruiseñor que llamábamos Pablito y cantaba a todos los crepúsculos vespertinos, a todos, fuesen los que fuesen.

    Diremos en tal caso que, en cuanto escuchó la voz prodigiosa de aquel hombre, mientras Elizabeth Yaniza, la señorita dominicana, lo cabalgaba con las piernas hacia el mismo lado y un entusiasmo que en modo alguno merecía, el cerebro se le fue separando del cuerpo y toda su vida se convirtió en música, en música, de pronto se vio flotando en una corriente de aire que desplazaba otras corrientes de aire hasta configurar un remolino que lo arrastró hasta… ¿ hasta dónde?

    Comentado por: antón el 07/6/2010 a las 08:44

  • La ordinariez entró en España en forma de jardines con green de mano de los numerarios del OPUS y lo contaminó todo.Es el símbolo del mal gusto y despilfarro del bien mas preciado que tenemos,el agua.

    Comentado por: Maleas el 07/6/2010 a las 08:33

  • Tras la dureza inteligente y tallada a buril de ‘Autobiografía sin vida’ (que habrá que comentar con más ahínco, que el debate novelístico reciente y romo, de Rivas maestro mariposa o maestro de esgrima también), don Félix aparece este lunes, reblandecido y memorioso, pero revestido de memoriales cebollísticos (propios de las historietas del abuelo Cebolleta).
    Una cosa es que en algún tiempo, hayamos pedido esas notas biográficas, que con ocasiones habían aparecido diseminadas en el blog o en algunas entrevistas selectas y otra, bien distinta, es ese ejercicio lustroso de resistencia antifranquista que todos solemos exhibir en algunas ocasiones merecidas y fáusticas. ¡Lunes de gozo y sábado de dolor!
    Entre la vía abstracta y encabalgada de talento poético y de crueldad vital- como los meses abrileños- de A&V, y la chanza jocosa de guardias civiles con ‘nerrrvio’ dentro y las peripecias de una juventud gozosa pero inefablemente perdida, prefiero la solemnidad difícil y tersa de la primera. Fronteras, pasaportes mojados, estudiantes atrabiliarios, policía de opereta y los Pirineos enormes y dividiendo el Norte del Sur. Frente a eso me quedo con la imposibilidad de la Pintura, de la Poesía y con las dificultades de la Memoria y de las Memorias ¿Pero no habíamos quedado que todo eso –más allá de la memoria personal de cada uno- eran ejercicios de retórica o de técnicas literarias a secas? Técnicas que no sentidos.
    ¿Y cual es el parecido entre los arcos de acceso de una televisión autonómica glamurosa, que proclama como un bálsamo relajante Distensió invitats y las garitas del cuerpo de guardia fronterizo abrupto y áspero, que recela de casi todo? Una televisión autonómica glamurosa y reencontrada finalmente; toda vez que entrevistar a don Félix, tal vez por A&V o tal vez por las próximas elecciones del Barça, ya es puro caínismo intelectual por muy catalana que sea. ¿Don Félix en TVC, cruzando las orillas del Jordán?

    Comentado por: El Pozo y el Numa el 07/6/2010 a las 08:22

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Félix de Azúa nació en Barcelona en 1944. Doctor en Filosofía y catedrático de Estética, es colaborador habitual del diario El País. Ha publicado los libros de poemas Cepo para nutria, El velo en el rostro de Agamenón, Edgar en Stephane, Lengua de cal y Farra. Su poesía está reunida, hasta 2007, en Última sangre. Ha publicado las novelas Las lecciones de Jena, Las lecciones suspendidas, Ultima lección, Mansura, Historia de un idiota contada por él mismo, Diario de un hombre humillado (Premio Herralde), Cambio de bandera, Demasiadas preguntas y Momentos decisivos. Su obra ensayística es amplia: La paradoja del primitivo, El aprendizaje de la decepción, Venecia, Baudelaire y el artista de la vida moderna, Diccionario de las artes, Salidas de tono, Lecturas compulsivas, La invención de Caín, Cortocircuitos: imágenes mudas, Esplendor y nada y La pasión domesticada. Los libros recientes son Ovejas negras, Abierto a todas horasAutobiografía sin vida (Mondadori, 2010) y Autobiografía de papel (Mondadori, 2013)Una edición ampliada y corregida de La invención de Caín ha sido publicada por la editorial Debate en 2015; Génesis (Literatura Random House, 2015). Nuevas lecturas compulsivas (Círculo de Tiza, 2017) y Volver la mirada, Ensayos sobre arte (Debate, 2019) son sus últimos libros.  Escritor experto en todos los géneros, su obra se caracteriza por un notable sentido del humor y una profunda capacidad de análisis. 

En junio de 2015, fue elegido miembro de la Real Academia Española para ocupar el sillón "H".

 

Bibliografía

 




 

Ensayo

Volver la mirada (2019). Debate, España.

Nuevas lecturas compulsivas (2017). Círculo de Tiza, España. 

La invención de Caín (2015). Mondadori, Barcelona. 

Contra Jeremías (2013). Mondadori, Barcelona.

Contre Guernica, Prefacio para Antonio Saura (2008). Archives Antonio Saura, Genève.

 La pasión domesticada (2007). Abada, Madrid.

Ovejas negras (2007), Bruguera, Barcelona.

Cortocircuitos. Imágenes mudas (2004). Abada, Madrid.

La invención de Caín (1999). Alfaguara, Madrid.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (reedición) (1999). Anagrama, Barcelona.

Lecturas compulsivas. Una invitación (1998) Anagrama, Barcelona.

Salidas de tono (1996). Anagrama, Barcelona.

Diccionario de las artes (1995). Planeta, Barcelona.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (1992). Pamiela, Pamplona.

Venecia (1990). Planeta, Barcelona.

El aprendizaje de la decepción (1989). Pamiela, Pamplona.

La paradoja del primitivo (1983). Seix Barral, Barcelona.

Conocer a Baudelaire y su obra (1978). Dopesa, Barcelona.

 

Novelas y prosa literaria

Génesis (2015). Literatura Random House, Madrid. 

Autobiografía de papel (2013). Mondadori, Barcelona. 

Autobiografía sin vida (2010). Mondadori, Barcelona.

Abierto a todas horas (2007). Alfaguara, Madrid.

Esplendor y Nada (2006). Lector, Barcelona.

Momentos decisivos (2000). Anagrama, Barcelona.

Demasiadas preguntas (1994). Anagrama, Barcelona.

Cambio de bandera (1991). Anagrama, Barcelona.

Diario de un hombre humillado (1987). Anagrama, Barcelona.

Historia de un idiota contada por él mismo, o el contenido de la felicidad (1992), Anagrama, Barcelona.

Mansura (1984). Anagrama, Barcelona.

Última lección (1981). Legasa, Madrid.

Las lecciones suspendidas (1978). Alfaguara, Madrid.

Las lecciones de Jena (1972). Barral E., Barcelona.

 

Relatos

"Quien se vio", Tres cuentos didácticos (1975). La Gaya Ciencia, Barcelona.

"La venganza de la verdad" (1978). Hiperion nº1, Madrid.

"Herédame" (6 y 7 agosto 1985). El País, Madrid.

"El trencadizo", con grabados de Canogar (1989) Antojos, Cuenca.

"La pasajera" (18 nov. 1990). El País, Madrid.

"La resignación de la soberbia", Los pecados capitales (1990). Grijalbo, Barcelona.

El largo viaje del mensajero (1991) Antártida, Barcelona.

Cuentos de cabecera ("La pasajera" y "La segunda cicatriz") (1996). Planeta NH.

"El padre de sus hijos" (1998). Barcelona, un día, Alfaguara, Madrid.

"La verdad está arriba" (1998). Turia, Teruel.

 

Poesía

Última Sangre. Poesía 1968-2007 (2007). Bruguera, Barcelona.

Poesía 1968 1988 (1989). Hiperion, Madrid.

Farra (1983). Hiperion, Madrid.

Siete poemas de La Farra, con un grabado de A. Saura (1981). Cuenca.

Poesía 1968 78 (1979). Hiperion, Madrid.

Pasar y siete canciones (1977). La Gaya Ciencia, Barcelona.

Lengua de cal (1972). Visor, Madrid.

Edgar en Stéphanie (1971). Lumen, Barcelona.

El velo en el rostro de Agamenon (1970) El Bardo, Barcelona.

Cepo para nutria (1968). Madrid

Premios

1987 Premio Anagrama de Novela.

2000 Premio a la cultura "Sebetia-Ter" del Centri di Studi di Arte e Cultura di Napoli".

2001 Premio a la tolerancia de la "Asociación por la Tolerancia", Barcelona.

2011 Premio González-Ruano de Periodismo

2014 Premio Internacional de Ensayo José Caballero Bonald

2015 Premio Francisco Cerecedo de la Asociación de Periodistas Europeos 

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres