PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

miércoles, 23 de julio de 2014

 Blog de Félix de Azúa

Lo que está preso en las redes

Quienes pasamos muchas horas leyendo, luego escribiendo, o bien escribiendo, luego leyendo, sufrimos a veces una confusión y no sabemos si lo que acaba de suceder lo hemos leído, escrito o vivido. No es por darse importancia. Es una enfermedad laboral.

    Una de nuestras confusiones más comunes es la persecución o el acoso. Basta con que nos seduzca un detalle, futesa, palabra u ornamento para que surja por todas partes, multiplicándose como ranas tras el chubasco. Sucedió que el pasado verano topé con un párrafo admirable de Malraux en el que describía a la deidad más temible de la teología universal. La diosa Ananké carece de cuerpo, rostro, figura o aspecto. Nadie sabe ni siquiera si existe, pero conocemos sus efectos. Y estos son lo que llamamos "la fatalidad", aquello que forzosamente sucede y no hay modo de evitarlo.

    La diosa Ananké es tan poderosa que domina a todos los dioses, los doblega, le obedecen. Si Ananké así lo decide, ni Zeus puede evitar lo que fatalmente va a suceder. Cuando entiendes por primera vez una palabra, te sobrecoge, así que no tuve más remedio que escribir un capítulo entero sobre esta diosa terrible e ignota. A partir de entonces comenzó a asomar por todas partes. Hoy daré cuenta del último acecho.

Un médico polaco de nombre impronunciable, Andrzej Szczeklik, en un precioso tratado de medicina lírica titulado Catarsis (Acantilado), describe las redes de conexión entre cosas, personas, astros, plantas, minerales, en fin, la totalidad del universo. Es la telaraña cósmica tejida por Ananké en cuyas ligaduras caemos presas de la fatalidad. La medicina es la exploración de los enlaces y contactos que tejen la red de la necesidad. Los médicos se deslizan arriba y abajo por los cables que construyen la red de Ananké tratando de deshacer nudos, remover vínculos, atar nuevas conexiones que liberen a los pacientes de su dolor y su condena.

Los médicos, cuando son dignos de este nombre, son los únicos a quienes Ananké permite la cercanía. De ahí que los veamos insondables, lejanos, incognoscibles. Necesarios.

 

Artículo publicado el domingo 21 de febrero de 2010.

[Publicado el 24/2/2010 a las 09:00]

Compartir:

Comentarios (72)

  • Es sorprendente la de conversaciones que se montan aqui para no hablar de nada. No teneis messenger o chat?
    me pierdo en la lista buscando respuestas que aporten algo a la publicacion de Felix.

    Comentado por: Nil el 01/3/2010 a las 18:59

  • Estimado Sr. Azúa,

    Me comunico con usted a través de su página por carecer de otras coordenadas suyas.
    Me llamo Edgardo Schwerhörig y soy el jefe del Departamento de Artes Contempotáneas de la
    Universidad Libre de Pernambuco.
    Recién hemos terminado un seminario cuatrimestral dedicado al hacer de la música hoy día, que
    se basó nominalmente en el libro de Ross, que supongo usted ya conoce, y en su Diccionario de las
    Artes.
    De disponer de su cuenta de correo en línea le ampliaría algunos comentarios y conclusiones a las que
    llegamos alumnos y profesores, ya que se trató de lo que acá llamamos un seminario sin baldas.
    En este momento, le hago llegar tan sólo un ejemplo, con el que de algún modo podría resumirse
    nuestra conclusión principal.

    http://www.youtube.com/watch?v=hI1nPd7hezM

    En caso de que alcancen a ser de su interés otros contactos, puede dirigirse a mí por

    schwerhorig@ulp.org

    Saludos fraternales y académicos.

    Comentado por: edgardo schwerhörig el 01/3/2010 a las 09:30

  • http://www.youtube.com/watch?v=_e1Xs3SUf8I&feature=player_embedded

    Viva Andalucía Libre!!!

    Comentado por: lenny el 28/2/2010 a las 21:14

  • Mr. Vic, acabo de volver de un viaje durante el cual no me he acercado a un ordenador. Leo ahora lo suyo, que le agradezco como no se puede hacer idea. Debo aclararle, eso sí, que soy madrileña por los cuatro costados y que, aunque he vivido durante años aquí y allá, el español es mi lengua materna, con lo cual sus amables elogios deben ser rebajados a la mitad de la mitad de la mitad. Pero el resto me lo quedo muy gustosamente porque desde hace tiempo leo sus escritos con mucha afición y me parece Vd. un señor encantador y de una erudición apasionante. De todos los comentarios que dejamos aquí unos y otros, los suyos brillan especialmente y con luz propia, que es lo característico de quienes tienen estilo, con la pluma, pero sobre todo con el espíritu.
    Seguiremos conversando.
    Un cordial saludo,
    k.

    Comentado por: knudsen el 28/2/2010 a las 19:32

  • ¡¡¡¡¡¡¡ Por favor no llameis mas a la puerta o al móvil, que estoy durmiendo !!!!!

    Comentado por: lenny el 28/2/2010 a las 16:50

  • ¿Habéis leído el artículo de Arcadi Espada, 'Rosa de Alejandría', dedicado a Manuel Vázquez Montalbán cuando escría (233 artículos) en la prensa falangista, concretamente en Solidaridad Nacional?

    No hay que ser tan crédulos con algunas biografías, con las ocultas verdades mantenidas durante toda una vida.

    Comentado por: de SN al PSUC y viceversa el 28/2/2010 a las 11:24

  • "Si fracaso habrá una radicalización del poder; y la oposición comete un error histórico, porque debería comprender que tiene el mejor gobierno posible en las circunstancias económicas y políticas actuales”.

    ¿Zapatitos?
    No. Miterrand a poco de ser elegido.

    Comentado por: nada nuevo bajo el sol el 28/2/2010 a las 10:55

  • Y es que no es bueno creérselo todo:

    Un milagro en medio de una tragedia. Una beba de siete meses sobrevivió tres días con un balazo en el pecho rodeada de los cadáveres de sus padres y su hermano de dos años que murieron víctimas de un presunto pacto suicida de la curiosa pareja, a la que le preocupaba sobremanera "el calentamiento global".

    http://www.clarin.com/diario/2010/02/27/policiales/g-02148753.htm

    Comentado por: ¿familia PC? el 28/2/2010 a las 10:34

  • PC

    Esto le va a convencer también.

    http://www.youtube.com/watch?v=8FGhVUvJQz4

    Comentado por: y tengo un terrenito que si le interesa... el 28/2/2010 a las 10:31

  • CONVERSACIONES EN EL PARAÍSO SOCIALISTA.

    CASTRO (cualquiera de ellos): ¡Pero si es que el neglo malicón no me quiere comel!

    LULA (el sindicalista presidente): Pues a mí también me iría bien hacer algo de régimen. ¡Ja, ja, ja!

    PC (admirado): ¡Cuánta razón tienen!

    Comentado por: callejón del gato, hoy el 28/2/2010 a las 10:25

  • Los pintamonas nacionalistas, son analfabetos por definición. Pero no creáis. Hay listillos. Decir que Félix de Azúa no ha estado amenazado por los nacionalistas, como el "poeta torpedero", Savater, por los asesinos etarras, es la genuina representación de esos personajes a los que se les llama intelectuales de izquierdas. Pasan por la vida como vírgenes, puros, santurrones, como los saramagos, gabos, etc., igual que pasaron alguna vez los actuales directores de las cárceles del castrismo. Ante estos listillos también hay que estar alerta.

    Comentado por: libre el 28/2/2010 a las 10:03

  • El Reino de Escocia fue un Estado independiente hasta 1707, fecha en la que se firmó el Acta de Unión con Inglaterra, para crear el Reino de Gran Bretaña. La unión no supuso alteración del sistema legal propio de Escocia, que desde entonces ha sido distinto del de Gales, Inglaterra e Irlanda del Norte, por lo que es considerada en el derecho internacional como una entidad jurídica distinta. La pervivencia de unas leyes propias, y de un sistema educativo y religioso diferenciado forman parte de la cultura escocesa y de su desarrollo a lo largo de los siglos." Wikipedia.

    Esta discusión sobre los nacionalismos en España es tan repetitiva y cansada porque con la ideología de por medio, además de falta de información histórica y conceptual, se convierte en imposible. Es como ver a dos hinchas de fútbol discutir tan estúpida como apasionadamente.

    Uno puede decir que ser de izquierdas es ser anti-imperialista. Dado este universal principio, se llega a la conclusión de que los nacionalistas, en general, no hace falta distinguirlos, son progresistas, de izquierdas y, sacando la más luminosa, por no decir ominosa, conclusión, a los de IU no los mata ETA porque, como los criminales, IU es anti-imperialista, progresista, esto es, de izquierdas. Además, el caso de los nacionalismos españoles es el mismo que el de los nacionalistas escoceces. Resulta que tanto Galicia, como el País Vasco y Cataluña fueron alguna vez un Estado independiente, no se sabe cuándo, da igual, y, por ello, como en el caso de Escocia, hay que ser nacionalista contra el imperialismo español que, con su ejército, no se sabe cuándo, da igual, se apoderó de dichos Estados hasta hoy, donde viven bajo el yugo imperialista español, que ha prohibido su lengua, existe un toque de queda a partir de las 20 horas y las cárceles de España están llenas de presos de conciencia nacionalistas, progresistas, anti-imperialistas, esto es, como los de IU, por ejemplo, que se han salvado de ir a la trena porque Zapatero, que es de una izquierda extraña por extramundana, en su inabarcable misericordia, los ha perdonado. Y todo eso sucede en España sin que haya habido una condena ni de la ONU, ni del Tribunal Internacional de La Haya, ni el de Estrasburgo, ni siquiera de Amnistía Internacional o ecologistas en acción, instituciones éstas redidas ante el poder del imperialismo español.

    No digo que por esta clase de barbaridades (por no utilizar otros términos) no haya que seguir luchando contra el totalitarismo nacionalista. Exite un principio democrático de autodefensa. Dice así: no se puede ser tolerante con los intolerantes, por muy ignaros que nos parezcan. Están en juego la justicia, la libertad y el pluralismo.

    Comentado por: contra los intolerantes el 28/2/2010 a las 08:16

  • pc-de las bobadas que dices,solamente tú eres responsable para la más completa descalificación.
    Y una de dos:eres un cínico desvergonzado o no eres más tonto,pero tonto de solemnidad porque no te entrenas.Hacia tiempo que no me encontraba con un zote de tu dimensión.
    Al margen de tu "análisis" politico qué clama al cielo,¡anda!estúpido,entérate mejor de como vá en relación con la cuestión escocesa la política en el Reino Unido.En todos los sentidos,imbécil.

    Comentado por: ángel el 28/2/2010 a las 08:02

  • Zapata, el irreductible

    La “Esquina Caliente” le dicen los habaneros a un recodo del Parque Central donde tienen lugar acaloradas discusiones sobre béisbol. Algunos la consideran el único espacio de discusión democrática que sobrevive en la isla, siempre y cuando los ardientes polemistas no se salgan del tema deportivo.

    Ese fue el lugar que escogió Orlando Zapata Tamayo, miembro del Movimiento Alternativo Republicano (un pequeño grupo disidente, de orientación pacífica, fundado en 2002) para quejarse de “lo mala que estaba la cosa”. El mismo día, 6 de diciembre del 2002, dos agentes de la policía política lo detuvieron y algunas horas después le impusieron cargos de desacato, desorden público y desobediencia.

    Zapata Tamayo estuvo recluido varios meses en la prisión de máxima seguridad de Guanajay, en las afueras de la Habana, de donde salió en libertad condicional el 7 de marzo del 2003.

    Ni siquiera sus compañeros de disidencia se explican cómo, en tal estatus jurídico, este modesto albañil y plomero de raza negra sacó valor para participar ese mismo mes en un ayuno junto a Martha Beatriz Roque y cuatro activistas que denunciaban la situación de Oscar Elías Biscet y otros presos políticos. Al estar encausado, Zapata hubiera podido invocar la posible revocación de ese beneficio para rehuir su asistencia. Pero actuó por convicción, y la llamada Primavera Negra se cobró así una nueva víctima.

    Zapata fue enjuiciado el 18 de mayo de 2004 y condenado a 3 años de prisión. Empezó entonces un largo calvario, una historia que me gustaría darme el lujo de contar en detalle, y que podría seguirse como un filme trepidante (subgénero “prisión”) si no fuera porque Hollywood casi siempre prefiere los guiones con final feliz.

    Atendamos, primero, al protagonista, nacido un 15 de mayo de 1967, año oficialmente bautizado como “del Vietnam Heroico”, en Banes, un poblado del oriente de la isla donde ahora mismo lo están enterrando. Banes fue, por cierto, el pueblo donde nació Fulgencio Batista, y la casa del hacendado más rico de la región es ahora la sede municipal del Partido Comunista.

    La madre Reina, alguien de gran voluntad y escasa instrucción; Rogelio, un padre ausente; un padrastro que asumió su crianza, una familia numerosa (era el segundo de cinco hermanos)… son apenas algunos datos de la atmósfera que rodeó una infancia difícil. Como albañil, Zapata Tamayo se instaló en La Habana y allí le tocó sufrir la marginación del emigrado (sin permiso) que deja las provincias orientales para tratar de sobrevivir en la capital.

    Tal vez todo eso tuvo algo que ver en su decisión de convertirse en opositor, en un país donde los disidentes son considerados, de forma automática, unos apestados sociales.

    De Zapata Tamayo hay pocas fotos: una en blanco y negro, formato carnet; otra, colectiva, del ayuno que le costó su ingreso en prisión, donde ni siquiera aparece mirando a la cámara. Su calvario en las prisiones del sistema penitenciario cubano está, sin embargo, muy bien documentado y vale la pena repasarlo para que sirva como ilustración de un mundo de horrores del que apenas se habla en los principales medios de prensa.

    Lo primero que llama la atención es la cantidad de prisiones por las que pasó a lo largo de estos 7 años. Esto se “explica” (y aquí el eufemismo raya lo indigno) con el argumento de que Zapata era un preso “problemático”, contestón, rebelde. (No por gusto la palabra que designa al bocón imprudente en el argot cubano es “arresta’o”). Aunque todos sus compañeros de la disidencia coinciden en que se trataba de alguien amable, risueño y de pocas palabras, en la cárcel Zapata mostró un valor inusual y enseñó sistemáticamente un perfil indócil, animado por la convicción de esos obcecados que están decididos a no permitir que las autoridades “les metan el pie” o los “bajeen”. Comportamiento psicológico muy semejante al de aquellos comunistas de la abortada Revolución del 30 contra Machado, o al de los miembros del Directorio Revolucionario en la Habana de los 50. (Aunque vale la pena precisar, como han hecho Enrique del Risco y Luis Manuel García, la diferencia entre aquella exitosa huelga de hambre de tres semanas que protagonizó el líder comunista Julio Antonio Mella en diciembre de 1925 y los 85 días de huelga de Zapata, que han terminado en ese cadáver escandaloso donde pudieron verse las marcas de las tonfas que usan policías y carceleros.)

    Volvamos a la historia, que en este caso no es volver a un carnero.

    Los tres años de prisión con que Zapata Tamayo salió de la Primavera Negra parecían poca cosa comparados con las penas de sus compañeros. Pero la pasión política y una vocación que algunos definen como “estoica” desembocaron en actos posteriores de protesta carcelaria —que elevaron su pena hasta 36 años.

    Cumplió condena, primero, en la penitenciaría de Guanajay. En abril del 2004 peleó con el director del penal al reclamar la devolución de unas revistas incautadas durante una requisa. Los guardias lo esposaron y le propinaron una golpiza que le causó múltiples heridas en el rostro y la dentadura.

    Poco después, delante de su madre, el director del penal, el coronel del MININT Wilfredo Velázquez Domínguez, volvió a golpear al preso, que fue recluido en la celda de castigo conocida como “La Torre”.

    El 15 de enero del 2005 Zapata fue trasladado a la prisión de Taco-Taco, en la provincia de Pinar del Río, donde hizo su primera huelga de hambre.

    Por esa fecha, un diputado francés, Thierry Mariani, que había sido nombrado “padrino” del preso cubano a través de mecanismos internacionales de solidaridad, se dirigió a Jacques Chirac, presidente de la República Francesa, a Michel Barnier, Ministro de Relaciones Exteriores de Francia y a René Mujica, encargado de negocios de la embajada de Cuba en París, para expresar su preocupación por el estado de salud de Zapata. Fue el primero de una larga serie de comunicados públicos sobre este caso espeluznante. Ninguno ha servido de nada.

    Desde el 2005 Zapata comenzó a comportarse como un “plantado”, uno de esos presos que se niegan a vestirse como el resto de los convictos comunes y exigen ser tratados como prisioneros políticos. Uno más en la tradición de Mario Chanes de Armas y tantos otros que convirtieron un gesto moral en movimiento de protesta carcelaria. Ello le costó el segundo de los siete juicios a los que fue sometido en vida. En ninguno se permitió la presencia de familiares durante las vistas orales ni hubo derecho a una real defensa.

    Una descripción prolija de las humillaciones y los horrores de ese autonominado “sistema reeducativo” que ha terminado cobrándose esta vida disidente sería poco menos que interminable. Pero no quiero escatimar los nombres de varios miserables —y eso que se trata de una historia llena de miserables.

    Todas las veces que Zapata fue trasladado de prisión las autoridades ni siquiera se tomaron el trabajo de avisar a su madre. Ella se enteraba al llegar, luego de viajar con dificultad hasta las cárceles llevando a su hijo bolsas de comida que en más de una ocasión le fueron confiscadas y que casi le cuestan una denuncia por “apropiación indebida”. Galletas, leche en polvo, cosas de esas… En julio del 2007, cuando regresaba a Holguín después de la visita en Camaguey, Reina sufrió un accidente de carretera. Dos costillas le dañaron un pulmón, y tuvo que ser operada de urgencia.

    Ya en la prisió de Holguín, Zapata Tamayo se convirtió en la víctima preferida de una especie de ralea humana o versión tropical de los urkas del GULAG staliniano: presos-sicarios que a cambio de visitas, pabellones y rebaja de condena le hacen el trabajo sucio a los carceleros y se dedican a golpear e intimidar por encargo a los presos políticos.

    La golpiza más importante que sufrió Zapata tuvo lugar el 21 de marzo de 2008. Poco después, el 26 de julio de 2008, dos reos comunes, uno de Mayarí, y otro llamado Roberto González, alias “El Potrico”, le tiraron 10 cubos de agua en la celda y le pegaron con un palo de escoba. Como pago por el atropello, los militares beneficiaron a “El Potrico” con un pabellón matrimonial de 72 horas.

    El último año de su vida fue el peor. El viernes 15 de mayo del 2009, acusado de “desacato y desórdenes en establecimientos penitenciarios”, le agregaron 10 años a la pena ya acrecentada.

    En octubre de 2009 varios militares de la prisión provincial de Holguín le dieron otra golpiza, que incluyó una fuerte patada en la cabeza. Ese golpe acabó provocándole un hematoma interno, que hubo que operar.

    El 3 de diciembre de 2009, tras serle confiscados los únicos alimentos que había decidido comer en cautiverio, Zapata comenzó una nueva huelga de hambre en la prisión Kilo 8 de Camagüey, reclamando “los mismos privilegios que Fulgencio Batista le dio a Fidel Castro cuando estuvo preso en el presidio Modelo”.

    Encerrado en solitario, las autoridades lo privaron de agua durante 18 días, lo que le ocasionó un fallo renal.

    A mediados de febrero, mientras agonizaba tras más de setenta días de huelga de hambre, fue trasladado al hospital de la Prisión Combinado del Este en La Habana, en el que, según han declarado varios ex presos, no había las condiciones para un trato adecuado.

    Zapata Tamayo falleció el 23 de febrero, pasadas las 15 horas, en el hospital Hermanos Ameijeiras, donde había sido ingresado la noche anterior, cuando su defunción ya era inminente. Fue llevado a morir, y ni siquiera en esa circunstancia la policía política se privó del escarnio. Según la madre, un oficial bromeó: “Les tengo una noticia buena y una mala: la buena es que está en el Hospital Ameijeiras; la mala es que se está muriendo”.

    No fue un invicto, a la manera de los presos ilustres que la prensa gusta de biografiarnos. Su historia no es la del libertario que consigue ver cumplidos sus ideales. Pero ese hombre que ahora están enterrando en el cementerio de La Güira representa algo superior en una escala moral que se acerca demasiado al martirologio. Un irreductible.

    Ernesto Hernández Busto
    Barcelona

    Comentado por: dr lula, especialista en anorexia el 27/2/2010 a las 23:34

  • Lo que no se puede ser es de izquierdas e imperialista. El nacionalismo, cuando es anti-imperialista (como el catalán o el vasco) siempre es progresista. En Gran Bretaña el único partido que niega el derecho a la independencia de Escocia es el fascista National Front. En España el único partido que reconoce el derecho a la independencia de Cataluña o Euskadi es Izquierda Unida. ETA nunca ha atentado contra IU. ¿Esto no les dice nada?

    Comentado por: pc el 27/2/2010 a las 21:52

  • Lo más sensato sobre el preso cubano que ha muerto en huelga de hambre me parece que es lo que ha dicho el presidente de Brasil, Lula: ningún gobierno o régimen político puede ser responsable de que alguien se muera de hambre protestando contra él.

    Comentado por: pc el 27/2/2010 a las 21:50

  • "Carta abierta en apoyo de Fernando Savater y ¡Basta ya!
    por Varios autores y la Redacción
    Pdf
    Fernando Savater está amenazado de muerte. Lo amenazan quienes condenan la libertad de pensar. La amenaza lanzada contra Savater no es un hecho aisladFo: son miles de vascos, ciudadanos con distintos puntos de vista e ideas políticas, los que viven con la pesada opresión de saberse perseguidos, vigilados y acechados.
    Fernando Savater está amenazado de muerte. Lo amenazan quienes condenan el pensamiento libre. Savater ha dicho lo que piensa y su manera de pensar ha sido criminalizada por eta, pero también por Xavier Arzalluz, presidente del pnv, partido que gobierna en el País Vasco, no por ser la encarnación de un pueblo presuntamente ajeno a las transformaciones de la historia, sino por ser la formación política más votada, hasta ahora, por los ciudadanos vascos bajo las modalidades y principios de la Constitución española y el Estatuto de Autonomía de Guernika. Acusación gravísima, por cuanto se trata del máximo dirigente de un partido que debería tener como labor principal garantizar la vida y el ejercicio pleno de la libertad de todos los ciudadanos bajo su gobierno.
    Comparar las palabras de Savater y la labor pacífica y civil del grupo ¡Basta Ya!, como ha hecho Arzalluz, con la guerra sucia y con las acciones de los gal equivale a colocar una diana en Savater y en toda la disidencia crítica al nacionalismo vasco.
    Amenazar a Savater es amenazar al pensamiento, amenazar a Savater es condenar al silencio a todos los ciudadanos vascos.
    La escalada contra ¡Basta Ya!, con el vil e infame asesinato de Joseba Pagazaurtundua, las amenazas abiertas contra este colectivo y contra Fernando Savater nos llevan a manifestar nuestro apoyo al pensador vasco más apreciado dentro y fuera de nuestras fronteras, así como a todos aquellos que, igual que él, se sienten amenazados por el nacionalismo homicida de eta y de sus seguidores, de eta y de sus cómplices. Por su talento, por su pasión por la vida y su valentía, todos los firmantes nos solidarizamos con su causa, que es la nuestra, y le enviamos un mensaje de ánimo y, simbolizado en Savater, a todos los que se atreven a luchar contra la violencia terrorista y el nacionalismo excluyente en el País Vasco.
    Lincoln, parafraseando a Dante, decía que el infierno es el merecido destino de aquellos que en momentos difíciles miran para otro lado. ~


    Alejandro Aura, Félix de Azúa, Alberto Barrera Tyszka, Nuria Barrios, Roger Bartra, Isabel Bravo Barahona, Antón Casariego, Martín Casariego, Nicolás Casariego, Adolfo Castañón, Ricardo Cayuela Gally, Felipe Colavidas Espinosa, Mihály Dés, Jordi Doce, Christopher Domínguez Michael, Arcadi Espada, Carlos Franz, Laura Freixas, Rodrigo Fresán, Fernando García Ramírez, Gustavo Guerrero, Juan Goytisolo, Rafael Gumucio, Hugo Hiriart, Enrique Krauze, Elvira Lindo, Juan Malpartida, Javier Marías, Juan Antonio Masoliver Ródenas, Blas Matamoro, Vicente Molina Foix, Mercedes Monmany, Carlos Monsiváis, Fabio Morábito, Antonio Muñoz Molina, Ana Nuño, José Emilio Pacheco, Julio Patán Tobío, Juan Pérez Mercader, Juan Puig, Juan José Reyes, José María Ridao, Félix Romeo, Andrés Sánchez Robayna, Tomás Segovia, Enrique Serna, Guillermo Sheridan, Fernanda Solórzano, Pedro Sorela, Héctor Subirats, Julio Trujillo, Mario Vargas Llosa, Eduardo Vázquez, Francisco Vázquez, Berta Vías Mahou, Enrique Vila-Matas, Gabriel Zaid.

    Letras Libres.

    Estos sin, mistress, los abajo firmantes. A ver si encuentra usted a un ganapan culumnista semanal de EL PAIS. Y eso por no hablar de de las amenazas y ofensas de los catalanistas hacia Félix o, como decía el propio Félix en su artículo sobre las amenazas de Oriol Mallo: "No hay nacionalismo de izquierdas ni aquí, ni en ningún otro lugar del mundo. El nacionalismo es un disfraz del poder económico, su refugio y su coartada. En consecuencia, empiezo a creer que a nosotros no nos ha amenazado de muerte un militante de Esquerra Republicana sino los poderes fácticos. Como en una novela de Vázquez Montalbán o de Sciascia. Y eso ya da más miedo."

    Comentado por: a mistress rum rum el 27/2/2010 a las 20:26

  • localizada la botella, es la de la derecha, efectivamente, verde y Gordons

    http://3.bp.blogspot.com/_gDt5_UU9960/SqwuswjN0HI/AAAAAAAAAVE/6TJ7gGbCgjk/s200/fd001-gordons.jpg

    Comentado por: lenny el 27/2/2010 a las 20:25

  • Además, si le publican a Azúa es porque vende. ¿Mistress no lee los artículos, aunque sea por curiosidad? No sé lo que nos pasa a las mujeres con él. Nadie lo sabe.

    Comentado por: Ana el 27/2/2010 a las 19:53

  • Usted, señora mistress, que se siente tan ofendida por la forma de pensar y escribir de Félix de Azúa (sé exactamente por qué -la envidia es una patología muy difíl de combatir-)es la "martir" (¿quién ha pronunciado ese término sino usted?). Félix no es un martir. Para ser un mártir hay que vivir en Cuba. Dos días ha tardado Zapatero en condenar la muerte de un preso político en el cortijo de Fidel. Ningún columnista diario, ganapan, de EL PAIS, ha dicho esta boca es mía ante el crimen. Nunca lo han echo ante los asesinatos del castrismo. Tampoco, los abajo firmantes de siempre, se han pronunciado. Y qué decir de los actores y cantantes seguidores del "Ponte de rodillas", Teddy Bautista. Hombre, los de EL PAIS no son tontos. Ya han echado a bastantes articulistas, no columnistas, críticos con el poder político y con los sátrapas nacionalistas (a propósito, ¿si uno está en contra de esos sátrapas es A por ello, o es B por nacionalista español?) Cuando usted lee en los diarios, señora, dónde lleva Montilla a sus hijos a estudiar, con una sola hora de catalán, ¿qué opina? ¿O no opina nada para que no la confundan con A o B? Qué quiere que le diga, señora: a mí me gusta como escribe Félix y en el ámbito donde lo hace, y espero que la cosa, como en este blog, siga por mucho tiempo. Mucho más tiempo que el que han durado otros. El día que echen de EL PAIS a los cuatro críticos con el poder, yo no volveré a leerlo. Y como yo mucha gente (esto lo saben, repito, sus dirigentes). Si a usted, señora, no le gusta Félix, no lo lea. Aunque me temo que le va la marcha masoca, dada su afición por este blog.

    Comentado por: el rum rum no descansa el 27/2/2010 a las 19:07

  • "A los ganapanes se les permite todo en el periódico de PRISA (seriamente endeudado. Cosa que saben los ganapanes), a ti no, Félix, porque te pasas con el soberanismo de los ricos y no distingues entre dictaduras. El miedo guarda la viña y el ojo del amo engorda al caballo. Da asco." Ah, no sabía yo que Félix era un disidente perseguido y arriesgado. Creía que llevaba los últimos 30 años escribiendo regularmente, a capricho y sin cortapisas, que yo sepa (al menos nunca se ha quejado de jefes, él que se queja de tantas cosa), para el País y editoriales y medios afines. (Supongo que no haber publicado en el "periódico de la burguesía catalana" basta para acreditarle como implacable azote del "soberanismo de los ricos"(¿hay otro?))Uno es libre de considerarle, como el Savater, "poeta y torpedero", pero eso de tomarle por un mártir... Vamos, que si le dejan explayarse de esta forma tan repetitivamente en lo medios en que lo hace por algo será (¿has mirado quién paga esta página?), pero por favor, basta ya esta noción de que todo el que no es de es B, o que basta con criticar B para ser A. ¿Será cierto que decir esto sea de autoritarios y miembros del club de fans de Fidel? ¿Tanta cultura y prosapia sólo conduce a descalificar por argumentos ad hominem todo lo que nos descoloca? Pues entonces demasiado bien estamos, coño.

    Comentado por: mistress runrunrun el 27/2/2010 a las 18:04

  • es cierto, estaba algo bebida. Pero si escribí "berde", fue porque, en ese instante, tenía la botella en mi imaginación, que es verde, pero no es Tanqueray, sino Gordon de importación.

    Comentado por: mdame Buterfly el 27/2/2010 a las 16:56

  • Se refiere la madame a la botella de la T-10, ella todavía está en el sobre, pero yo se, por el camarero que se refería a ésta.
    Escribe verde con B, de "bebida""borrachilla""beoda"...como tu quieras denominarla...estaba como una cuba, me dicen.
    La soleares, las bailaba, naturalmente sola, como no podría ser de otra manera.
    Tanqueray nº TEN o T-10 es una ginebra de lujo elaborada a base de cítricos recién recolectados y otras frutas seleccionadas a mano, como pomelo, naranja y lima, mezclado de manera armoniosa con bayas de enebro y realzado con un ligerísimo toque de camomila…

    http://www.eladerezo.com/la-bodega/tanqueray-ten.html

    Comentado por: lenny el 27/2/2010 a las 15:33

  • ¿En botella "berde"? ¿"Unos soleares"? ¡Dios, con las borracheras!

    Comentado por: latigazos a la gramática el 27/2/2010 a las 15:16

  • Pues sí, amigo mío, ahí estaba yo, entre mi amiga Pura y mi amiga Adela. Quisiera pasar desapercibida, pero mi pelo negro me delata. Le vi atacar su wisky, ¿o era una infusión de té rojo, que usted habría pedido en un subidón budista?. Empecé con cerveza, pero me dí cuenta de que era demasiado fría, así que me cambié a la ginebra.¡esa Gordon en botella berde de Cajuanito, y tan dificil de conseguir en cualquier otro sitio! Terminé subida en la barra bailando unos soleares, pero usted ya no estaba. Lo supe, porque el brillo esquinado de sus ojos saltones había palidecido. Bajé y, apesadumbrada, pedí un taxi, que hasta aquí me trajo. ¡Viva el baile del viernes!

    Comentado por: mdame Buterfly el 26/2/2010 a las 22:25

  • Pues si madame, pasé por cajuanito y no la vi a usted.
    O si?
    Estaba sentada en el banco?

    Comentado por: lenny el 26/2/2010 a las 21:48

  • ¿Y Lenny?... habrá ido a Cajuanito.

    Comentado por: mdame Buterfly el 26/2/2010 a las 19:57

  • Relajación para el finde.

    http://www.youtube.com/watch?v=vR5UwyK3a7Y

    Comentado por: B-olé-RO el 26/2/2010 a las 19:02

  • Las causas de la vida,
    razones de existencia
    y sueños de futuro
    cobrando más vigencia.

    El ojo es imbatible
    mirándose hacia adentro,
    la voz irrepetible
    de un álgido lamento
    pasea por rincones
    de tórrido excremento.

    Y mientras, me cuestiono
    las causas de la vida,
    del cuerpo, de la mente
    de un sueño que despierta
    dolido e impaciente,
    repetidamente...

    Comentado por: lenny el 26/2/2010 a las 17:49

  • Sé cuáles son los componentes para que se formen organismos vivos muy simples. Pero el desarrrolo de esos organismos simples a complejos, como somos los humanos, no es algo exactamente determinado por una solo causa. Puede que algún día podamos dirigir, como dioses, el desarrollo de la vida simple a la compleja, hasta el nivel de la autoconsciencia. Esto no lo descarto. Aun así siempre hay que contar con la cantidad de azar que fluctúa en el universo. Si Dios existe debe saber cómo diablos se crea el azar. Nosotros todavía no lo sabemos. Ni siquiera, ¡qué triste!, sabemos cómo sacarle producto, aunque sea un producto medio, a la energía de esa gigantesca central termonuclear que llamamos sol. Cuando nos enfrentamos, científicamente, a la complejidad de la naturaleza, hay que andar con pies de plomo. El determinismo es tentador, pero, también, científicamente, es débil. El indeterminismo es arriesgado (como muchas cosas en la vida), pero impulsa a la creación. En un mundo sin azar, este dilema estaría superado. Desgraciadamente, no es el caso. Como Sísifo, estamos condenados a subir de nuevo la piedra a la cumbre. Puede que en el camino nos encontremos con algo deslumbrante. El asunto es plantearse si merece la pena el esfuerzo.

    Comentado por: miguel el 26/2/2010 a las 16:25

  • ¿Cuál es la causa de la vida?

    Comentado por: miguel el 26/2/2010 a las 15:04

  • Miguel:
    La gente le ha enseñado a los ojos, los oídos y la lengua el lujo de la constante novedad.
    Ahora, debes enseñarles las tendencias opuestas.
    La mente ha de volverse hacia lo bueno y las actividades de cada minuto deberían ser examinadas desde ese punto de vista. Cada acto es un cincel con el que la piedra de la personalidad humana es tallada.
    Un golpe equivocado puede desfigurar y echar a perder la piedra.
    Por lo tanto, haz incluso el más pequeño de los actos con gran cuidado, no lo vayas a estropear, ahora que estamos tan cerca.

    Comentado por: lenny el 26/2/2010 a las 14:42

  • ¿A todo efecto hay que suponerle necesariamente una causa?

    Comentado por: Ana el 26/2/2010 a las 12:18

  • Azar es la otra cara de la moneda de la necesidad (o sea, de la causa). A la fuerza tiene que incurrir en una falsedad dualista quien se decanta por una u otra como motor las cosas. Lo único cierto es que nosotros, pobres mortales, configuramos nuestras ideas con ambas ("noche = a noche-día")

    Es prudente considerar que, diga lo que diga la ciencia, si es que lo dice con tanta alegría como la divulgativa, las causas que se pretenden verdaderas, en cuanto que mantengan esa pretensión, son falsas, por ser meras simplificaciones. El criterio de la ciencia moderna, nos dirán, claro está, no es el de verdad, es el de previsibilidad estadística. El día que fallen las causas teóricas del fenómeno, se cubrirá el hueco con un nuevo valor semántico (una nueva partícula elemental, por ejemplo) que permita guardar esa previsibilidad en la nueva teoría. Es razonable sentir que este proceso no ha de tener fin. También es bastante razonable sentir que la pretensión científica positiva es la de llegar al límite, con lo que ello tiene de carga de fe.

    El descreído de la causa debe estar preparado para que le achaquen arrojarse en brazos del azar. La respuesta es simple, demasiado simple tal vez para ser tenida en consideración: descreo igualmente del reverso de tu causa, amigo.

    Comentado por: zutondoan el 26/2/2010 a las 11:51

  • Por ahí abajo hay un rum rum todavía.
    Califican a todos los artículos de Félix en EL PAIS como ligados inexorablemente a sus ideas políticas. Eres muy malo, Félix. Habrá que llevarte al correccional que hay en la calle Brezhnev de Santiago (de Cuba, por supuesto)A los ganapanes se les permite todo en el periódico de PRISA (seriamente endeudado. Cosa que saben los ganapanes), a ti no, Félix, porque te pasas con el soberanismo de los ricos y no distingues entre dictaduras. El miedo guarda la viña y el ojo del amo engorda al caballo. Da asco.

    Comentado por: runrrunean, luego vivimos el 26/2/2010 a las 11:22

  • Lenny, creo que aquí nadie tiene ni la veintiunava parte de perseverancia que tú tienes, lo cual es una virtud. Quizá algún día abrazaremos la fe. De todas formas me caes bien, coño. Incluso tan bien como determinadas fatales damas, que no sean ingratas a mi gusto y afición.

    Comentado por: miguel el 26/2/2010 a las 09:23

  • "Great ladies cultivate those occupied with the arts as in former times they kept buffoons."

    W. Somerset Maugham

    Comentado por: cp el 26/2/2010 a las 08:28

  • ESPAÑA, EN MANOS DEL DOCTOR COUÉ


    EL MÉTODO COUÉ
    Julio Camba

    Me dijeron que al pobre Manolo apenas si le quedarían en este mundo unos tres o cuatro afeitados, y, aunque el afeitado es una unidad de medida demasiado elástica que se inventó en Madrid para calcular la duración de ciertos enfermos -generalmente varones- y que lo mismo puede representar períodos de veinticuatro horas que de una semana o de quince días, yo me apresuré a visitar a mi amigo.

    -Pasa -me dijo su mujer al verme-. El pobre Manolo está verdaderamente malo, y lo peor es que como aquí no ha habido nunca más ingresos que los suyos, ni siquiera podemos llamar a un buen médico para que lo examine. Ahora debe de estar durmiendo, pero no importa.

    Y abriendo una puerta, de la que salió en seguida un terrible olor a botica, comenzó a llamar con grandes voces a su marido.

    -¡Manolo! ¡Manolo! Despiértate, hombre. Aquí hay un amigo que viene a verte.

    Manolo entonces, de los dos ojos que tenía hundidos en lo más profundo de sus cuencas, consiguió, no sin trabajo, entreabrir uno, y, dirigiéndome con él una mirada que, por lo vaga y distante, parecía venir de otro planeta, exclamó:

    -Cada día estoy más joven, más fuerte y más sano. Mis negocios marchan muy bien y tengo un gran partido con las mujeres...

    Me quedé de una pieza. Mi amigo, indudablemente, se encontraba mucho peor de lo que yo creía.

    -¡Valor! -le dije por lo bajo a su mujer-. Parece que esta clase de enfermos son muy propensos al desvarío, pero ya verás como, Dios mediante y dentro de muy poco tiempo, tu marido vuelve a razonar como de costumbre.
    -¡Pero si Manolo no desvaría! -me repuso la buena señora-. Nada de eso. Lo que pasa es que, desde hace quince días, está practicando el método curativo del doctor Coué.

    Ignoro si conocen ustedes el método del doctor Coué, quizás ya un poco pasado de moda. Todas las mañanas al despertar, en vez de tomarse el pulso y mirarse la lengua en un espejo haciendo entre dientes comentarios pesimistas sobre su propio estado de salud, debe uno prorrumpir en grandes manifestaciones de optimismo, semejantes a las de mi amigo Manolo, y, a la larga, por un proceso de autosugestión, este optimismo fingido se convierte, según el doctor Coué, en un optimismo real que, actuando sobre la moral del enfermo, le devuelve a uno la salud y la alegría perdidas. En cierto modo el método del doctor Coué representa el comienzo de la hoy tan famosa terapéutica psicosomática, y mi amigo Manolo lo siguió con gran entusiasmo durante un mes o mes y medio, hasta que un día, cuando estaba el hombre haciendo ante su familia acongojada mayores alardes de juventud y de sex-appeal, estiró bruscamente la pata y pasó de un golpe a mejor vida. ¡Que la tierra le sea leve!

    ¡Que le sea leve a él y que también se lo sea al propio doctor Coué, quien se murió poco después que mi amigo Manolo y de igual manera que éste! Indudablemente, no hay ni habrá jamás método alguno que le libre a uno de morirse, y por eso me parece a mí tan razonable la conducta de aquel centenario que decía:

    -Todas las mañanas, a primera hora, me llevan el periódico a la cama. Yo lo cojo, lo ojeo, veo las esquelas de defunción, y sólo me decido a levantarme cuando me convenzo de que no hay ninguna a mi nombre...

    Comentado por: http://salmonetesyanonosquedan.blogspot.com/ el 26/2/2010 a las 08:19

  • La necesidad es el pretexto para violar toda libertad humana. Es el argumento de los tiranos; es el credo de los esclavos.

    Comentado por: pc el 25/2/2010 a las 22:18

  • MIGUEL, ANTES DE QUE TE VAYAS, LEE ESTO CON ATENCIÓN:
    Veinte martillazos pueden no servir para romper una roca; el veintiunavo puede que la rompa.
    Pero ¿significa eso que los veinte primeros golpes no sirvieron?
    No, cada uno de esos veinte golpes contribuyeron con su participación para el logro final.
    El resultado final fue el efecto acumulativo de los veintiún golpes.
    No desesperes, siempre activos hasta el triunfo final!
    Buenas noches Dustin.

    Comentado por: lenny el 25/2/2010 a las 21:54

  • Miguel, antes de que te despidas:

    EL TIEMPO DEL SER


    Ya sabemos que el tiempo es relativo. Depende de la velocidad del observador en relación a la velocidad del suceso. Si voy hacia el suceso, y el suceso viene hacia mí, todo pasa muy rápido. Si voy hacia el suceso, y el suceso se aleja de mí a una velocidad constante, nunca ocurrirá nada, eternamente ocurrirá nada.
    Hay un tiempo de la esencia y un tiempo de la existencia.
    El tiempo de la existencia es el que marca el reloj. Las horas pasan una tras otra mientras existimos, y el tiempo se escapa, a una velocidad constante al transcurso de mi existencia.
    Pero hay un momento en la existencia, en que el tiempo, cambiando bruscamente de sentido, se dirige aceleradamente hacia nosotros. Cuando nos encontramos con el tiempo, morimos. Terminamos de existir, y nos encontramos en otra dimensión, deparada por el propio Universo, la dimensión esencial.
    Cuando morimos físicamente, de nuestro cuerpo material, constituido por átomos de carbono, hidrógeno, oxígeno, nitrógeno, fósforo, potasio, etc., queda algo que hasta hoy se ha llamado alma, y se ha considerado como algo inmaterial. Y digo hasta hoy porque, con el conocimiento que tenemos actualmente de la estructura del Universo, podría comenzar a ser explicado por la física, ¿Y entonces ya no sería inmaterial?
    Es nuestro Ser, que ha sido y será, desde antes de nuestra existencia, para después de nuestra existencia…
    Y que es también durante nuestra existencia.
    El ser se esconde en la Palabra. Es a través de la Palabra como podemos acceder a él. Porque la Palabra tiene esencia. Encontrar esa esencia, hacerla vida, emborracharnos de ella y llegar al núcleo, donde todo tiene sentido, empezando por Dios mismo, que se nos aparece entonces como algo totalmente claro, totalmente transparente y necesario. Hemos entrado en la dimensión esencial. Entonces lo sucesos vienen hacia nosotros de manera acelerada, nos suceden cosas que, para el sentido cotidiano de la vida resultan prodigiosas, y que en un principio, en nuestra ignorancia de lo que nos está sucediendo, no podemos explicar. Hemos entrado en el tiempo del Ser, en el tiempo de la dimensión esencial. Si perdemos la calma, si nos dejamos llevar por las pasiones, acabaremos, si no al borde de la locura, completamente locos.
    Cuando se accede a esa dimensión esencial hay que mantener la calma más absoluta. Dejar que los hechos transcurran sin interferir en la otra dimensión, la de la existencia. Pero somos, por tanto, los acontecimientos, no precipitados ya por nada, porque dominamos las dos dimensiones, la de la esencia y la de la existencia, los acontecimientos van a acontecer. Y cuando esto pase, nuestro propio ser se encargará de avisarnos de que “eso que acontece” es muy importante. Porque lo será en nuestro corazón.

    Comentado por: DPA el 25/2/2010 a las 20:41

  • La segunda ley de la termodinámica podríamos decir que es faltal. Este mundo está diseñado por un fatalista. Al final, el caos. Nacemos en el pasado y morimos en el futuro. Luego el futuro no es de nadie. Hay que joderse.

    Buenas noches a toda la peña.

    Comentado por: miguel el 25/2/2010 a las 20:32

  • sólo para los amantes de Bach:

    http://www.youtube.com/watch?v=4xng_QbhHGY&feature=related

    Comentado por: DPA el 25/2/2010 a las 20:29

  • Miguel, tú qué crees, si uno es agente de la fatalidad, cuando muere, va derecho al caos?

    Comentado por: Ana el 25/2/2010 a las 19:53

  • Desde luego Menguele, no sólo estaba preso en las redes de la fatalidad, sino que fue, quizás ya no, uno de sus agentes.

    Comentado por: Leovigilda el 25/2/2010 a las 19:50

  • Naturalmente, del cloroformo pasaron, los incomprendidos impulsores de la gran raza, a la morfina, porque termina en "ina" y es más que refina para el amor. Esta iba a ser mi conclusión que resultó ser inconclusa. Perdón.

    Comentado por: miguel el 25/2/2010 a las 18:14

  • Cuando te enamoras es como si te inyectaran cloroformo en el corazón. He meditado, leído y estudiado sobre ello durante muchos años. De ahí que haya llegado a la conclusión de que el doctor Mengele amaba, en el fondo, a sus "pacientes". Iba más allá de la mera médica deontología, que ya es decir algo que termine en "ogía". Sólo por el amor llegaremos a la gloria de construir la raza superior, proclamaba el gran benefactor. Haz el amor, pero también haz la guerra. Porque, ya se sabe, en el amor como en la guerra. Al final, en su infinita incompresión, esto no se sabe tanto, sucumbieron los soldados del amor. Un horror. Hitler, su mujer, y las enfermeras acabaron sus días en una discoteca de Berlín semiderruída por los bombardeos, metiéndose "chutes" de morfina amorosa en el corazón. La humanidad, en su iniquidad, sigue despreciándolos, como si fueran unos yonkis de mierda de la historia. Mientras, el Menguele sigue bailando al son del ukelele en alguna isla perdida del Pacífico, ciego perdido de amor y otros aditamentos afrodimorfíacos, que ya es decir algo que termine en "acos". Esto pa los parroquianos antirrevisionistas y demás malaparejaos, rediós, que los hay por to los sitios. Viva la morfina puta y fina. Y si no se orina, mucho mejor. Así llega el ser humano, que ya es decir algo que termine en ano, antes al amor, sin dolor, con placer, con calor.

    Comentado por: miguel el 25/2/2010 a las 17:53

  • muy bueno, lenny... le has cazado, al vic...
    o sólo a primera vista.
    pues bien pensado, ya le gustaría a él ser tinieblas...
    no,no,es sólo gris follón, caos, indeterminación, mareo. justo lo contrario de los personajones que invoca.
    la mejor demostración de que "de lo que se come no se cría".

    Comentado por: dustin hofmann el 25/2/2010 a las 16:36

  • Antón, su escrito me ha evocado este poema de Vicente Aleixandre, cuyo pensamiento reivindico:

    Lino en el soplo


    Aquí tu y yo sentados, alma, vamos a jugarnos la existencia sin prisa. Tú tienes un pelo muy largo, posiblemente ni es tuyo, porque la raíz de la tierra te está contando su secreto. ¡ No vale! Tendré que pedirte una mano, besar el ángulo brusco que irrumpe de sombra por las mañanas y reírme mirando la frente más atenta. Tendré que aprender a abrazarte. Una carcajada. Una risa de números, de bestias o de soles iluminará la curiosidad que se inicia. No esperemos la aparición de ninguna sorpresa. Contentémonos con saber que la luz no es evidencia de tus labios, ni caricia de tu pecho, ni siquiera llanto caído de otros planetas. Sepamos, duros, fuertes, sabios, seguros, contener nuestro resultado. Aquí en la frente de otra materia, en ese beso largo que tú me estás pidiendo para subir al cielo, no está el secreto de tus sentidos. Ni de los míos. Tú, alma, eres el lino claro, el fervor sin pespunte, la clara alegría de una baranda. Un paisaje de brazos despedidos. En cambio, yo, ¿qué soy yo? Después de todo, yo no soy más que una evidencia. Pero con un compás muy lento. Con una resonancia que bordea las copas de los árboles con miedo de florecer de noche. Yo no soy una luz en la cima, ni una senda a deshora, ni siquiera esa sonata que se escucha en las raíces más tiernas. Soy, simplemente, una vacilación en la trama. Un segundo de estupor sin arcilla, sin quebrantamiento del instante, sin dolor de los ojos desnudos. Soy lo que soy: tu nombre extendido. Un perfume de tela no prevista. La triste historia de otra muerte. Un bostezo que aspira a la nariz divina. Una piel inquebrantable. Un acero que urge. Un aviso a las gentes: alta tensión, los voltios no se saben.
    ¡Qué burla! ¡Qué burla, porque podréis tocar y no moriréis podré sacudir los brazos, sacudir la cabeza, atraer la nube con mis ojos cargados, y no pasará nada. Sacudiré eléctricamente mi pie cargado de razón, y un roce opaco, despacioso, rumoreará en mi oído. “El vals embellece los perfiles correctos”. Por oriente asomará una sonrisa tan blanca que sentiré mis dientes de harina. ¡Qué bella sangre, qué enloquecida elocuencia brotaría de mis ojos si todos los ruidos de los árboles estuvieran crispados! Pero esta amorfa tranquilidad de todas las laderas, esta derramada conformidad con el presente, esta infame máscara de electricidad fundida ya no asusta a los niños. A nadie. Ni siquiera a mí mismo. A mí que vengo auscultando mi corazón, esperando su vagido de terror, su emergencia repentina en un suicidio a lo alto, en un atrevido vuelo de despedida convulsa. Para entonces sentir la descarga verdadera, total, la instantánea comunicación con el centro, el polo de altiveza concentrando las respuestas ensordecedoras. La muerte por fulminación de Dios entero.
    Pero como es inútil. Como sé que no puede ser. Como sé que el acordeón es un instrumento secundario que vierte un agua lechosa y oblicua, golpeándome tercamente las pantorrillas. Cómo sé que la grandeza es una farsa que acabó anteayer tras un telón expectorante, por eso no juego. Y juego. Juego a los naipes, a las cartas, a las figuras y a los bastos. A ti, alma, que alzas tus manos cartománticas y con un gesto de baile jondo me enseñas tu triunfo: la sota. Loa sota jaranera que muestra su copa enturbiada por un crepúsculo de bayeta. A ti, alma, que humeas agonizando los naipes bajo la grasa ciega que envuelve los colores del pecho. A ti que suspiras ladeando tu busto, enarcando tu cintura, mostrando la falsa argolla de tu maniquí de mimbre, que vuela luego bajo los cielos con un gesto canalla de reservas calientes.

    Comentado por: DPA el 25/2/2010 a las 14:16

  • Conocí a Andrzej Szczeklik el 19 de diciembre del año 2009, en la Habitación de los Pájaros, en el Castillo Real, en la colina de Wawel, en Cracovia, en Polonia, etc, un día después de visitar el campo de concentración de Auschwitz a 65 kilómetros al oeste de Cracovia y el campo de concentración de Birkenau a 3 kilómetros del campo de concentración de Auschwitz y a 68 kilómetros al oeste de Cracovia, aunque la guía de viajes no los llamaba campos de concentración sino Monumentos de Exterminio.
    Me dijo que era un médico humanista, especialista en enfermedades cardiopulmonares y experto en inteligencia emocional. Yo le dije que no sabía nada de medicina, que nunca me había puesto enfermo conscientemente y que en realidad odiaba a los médicos. Me preguntó por qué razón odiaba yo a los médicos. Le dije que su trato e intimidad con las enfermeras se me hacía el cielo en la tierra. Por las enfermeras, por las enfermeras, grité, por las enfermeras estuve yo a punto de ingresar en la ilustre ciencia médica, por las enfermeras, por sus vestidos con cremallera, cofias, guantes, delantales, medias blancas, temperaturas y estetoscopios, por las enfermeras. Pero él se avergonzó de mí y yo me avergoncé de que él de pronto se avergonzase de mí.
    Así que para demostrarle que podía ser una persona sólida y cabal le dije que antes de llegar a Cracovia había ido a visitar unos campos de concentración, como quien dice que va a visitar a unas tías un poco excéntricas y sordas del oído derecho. Es una vergüenza para la humanidad, dijo. ¿ Quién, yo?. Bueno, usted también, no hay más que verlo. Ah, ¿ sí? ¿ Y qué me dice del doctor Mengele? ¿ Qué pasa con él? En 1943 Josef Mengele fue nombrado por Himmler jefe médico de Auschwitz, Mengele inyectaba cloroformo en el corazón y otros productos químicos en los ojos de sus víctimas, y sabemos por un médico judío que trabajó con él que llegó a coser a dos niños gitanos para crear gemelos siameses; se dice que Mengele ha muerto, pero todavía no podemos decir qué ocurrió, mi teoría es que vive escondido en algún lugar de la selva del Amazonas donde creó una pequeña comunidad de ecologistas, indígenas e indoeuropeos, tiene siete hijos, es un buen padre, no cobra las consultas, y no está arrepentido porque todavía no sabe muy bien de qué cosa habría de arrepentirse exactamente, pronto cumplirá cien años. El doctor Andrzej Szczeklik me miró con una mezcla de asco y horror. Era un monstruo, dijo, no todos somos así. Quizá fuese un monstruo, dije, pero por lo menos trabajaba con enfermeras. Y así me despedí de él cantando, y el mundo se llenó de música, y a todas las personas que tocaba empezaban a bailar también, en Cracovia, como si en la punta de los dedos tuviese yo el secreto de la electricidad, bailando por los vivos, por los muertos, y por las enfermeras.

    Comentado por: antón el 25/2/2010 a las 13:57

  • El antónimo de cínico es franco, sincero. Naturalente, lo creyentes y lo solipsistas, si son francos y sinceros, no son unos cínicos, aunque, como da a entender sera, les costaría comprender qué cosa es la objetividad como forma de entender la naturaleza.

    Comentado por: miguel el 25/2/2010 a las 12:37

  • por cierto, sobre el destino, léase el ensayito de Simmel 'el problema del destino', muy interesante

    saludos

    Comentado por: vic el 25/2/2010 a las 12:32

  • al sr. garrick,

    ah! pues mira, asombroso!; este blog le deja a uno claro muchas cosas...en fin, debo decir que, de todas formas, yo soy muy del amor; ay!, pero ud. sigue como en el XIX; sr., qué estamos en el XXI!; y, hoy día, gracias a la revolución femenina, y en España a la tonante paridad conseguida por las mujeres en todo ámbito, se les puede decir las cosas más dispares, sin que ya, por fin, D.g., lo traduzcan siempre y todo, a su 'lenguaje sentimental'; ¡no ve que son hombres-con-útero!; y hasta llevan pretendidos smoking, como, por ejemplo recuerdo, la ministra de Defensa...en fin, de todos modos gracias por aclararme mi estado sentimental...

    saludos

    p.s.:

    mantego, todavía, lo que escribí sobre mme.; pero, descuide, mme., no tenga miedo

    Comentado por: vic el 25/2/2010 a las 12:27

  • 'los españoles piensan como cubanos y viven como yankees'

    http://online.wsj.com/article/SB10001424052748704454304575081481536661858.html

    Comentado por: cp el 25/2/2010 a las 12:04

  • Ananké, más que fatalidad es necesidad, necessitas. Lo que ocurre, ocurre necesariamente. El término 'fatalidad' tiene un significado más negativo, aboca al desastre. Por ejemplo, se puede decir: 'Mr. Vic se ha enamorado fatalmente'.

    Comentado por: Garrick el 25/2/2010 a las 11:29

  • ¿También dijo Oscar Wilde que los necios admiran y los sensatos aprueban, pc? No lo recuerdo.

    Comentado por: miguel el 25/2/2010 a las 10:37

  • ‘Facts must be respected but never worshipped.'
    Oscar Wilde

    Comentado por: cp el 25/2/2010 a las 10:13

  • El conocimiento es finito, la imaginación, no. Sé que esto provoca la desesperanza en mucha gente que necesita verdades absolutas, acomodaticias. Por ejemplo, necesita creer en una inteligencia superior capaz de crear el cosmos. (Quizá si nos ponemos a pensar así podríamos llegar a la conclusión de que, además de ser fatal la contrucción del universo, de tener la vida un diseño pésimo, además de eso, la cosa sería obra de un hijo de puta). La reconocida autoridad de muchos científicos como Einstein, Hawking, Penrose y otros, nos hace tener en consideración sus afirmaciones aunque no sepamos lo que significan, y este afán por asimilar lo que dicen los “grandes” (la estúpida reverencia al principio de autoridad) lleva a muchos a desarrollar fantasías como las frases de Einstein sobre Dios o que su Relatividad establece que en el fondo todo es relativo y paridas de diverso género.

    Si los científicos estuvieran preguntándose todo el día sobre el por qué y no el cómo, la ciencia no avanzaría. Lanzar hipótesis, tener una genial idea, en principio no está reñido con método de la ciencia, que es un diálogo constante con la naturaleza y, además, la transmisión del conocimiento que podamos encontrar en esa práctica. Sin diálogo, sin contraste de prácticas científicas la ciencia se muere, y las hipótesis indemostrables pueden pervivir tranquilamente para gozo de sus autores, a los que muchos le darían valor de autoridad. La ciencia tiene su límite en la metafísica, además de (como comenté anteriormente) creernos en una posición central en el universo.

    Comentado por: miguel el 25/2/2010 a las 07:49

  • VICENTE ALEIXANDRE
    (De Espadas como labios)

    BLANCURA


    Espina tú, oído blanco.
    Mundo, mundo,
    inmensidad del cielo, calor, remotas tempestades.
    Universo tocado con la yema,
    donde una herida abierta
    ayer fue abeja, hoy rosa, ayer lo inseparable.
    Soy tú rodando entre otros velos,
    silencio o claridad, tierra o los astros;
    soy tú yo mismo, yo soy tú, yo mío,
    entre vuelo de mundos bajo el frío,
    tiritando en lo blanco que no había,
    separado de mí como un cuchillo
    que separa dos rosas cuando nieva.

    Comentado por: DPA el 24/2/2010 a las 23:34

  • La fatalidad traducida al lenguaje moderno:

    "¿Son todos los parámetros (medibles) adimensionales que caracterizan el universo físico calculables en principio o algunos están meramente determinados por accidente histórico o mecanocuántico y son incalculables? Einstein lo planteó de modo más agudo: ¿Tuvo Dios elección al crear el universo? Imagine a Dios sentado en su consola de control, preparándose para desencadenar el Big Bang: "¿A qué velocidad ajustaría yo la velocidad de la luz"; "¿Qué carga daría yo al electrón?"; "¿Qué valor daría a la constante de Planck, el parámetro que determina el tamaño de los pequeños paquetes -denominados cuantos- en que la energía sería empaquetada?". ¿Adjudicaría cifras al azar para cumplir un plazo o los valores tendrían que ser lo que son debido a una lógica profunda escondida?
    Este tipo de preguntas conducen a un guirigay que implica un número misterioso llamado Alfa. Si se eleva al cuadrado la carga del electrón y se divide el resultado por la velocidad de la luz multiplicada por la constante de Planck, todas las dimensiones (masa, tiempo y distancia) se cancelan, produciendo lo que se llama un número puro -Alfa, que es ligeramente superior a 1/137-. Pero, ¿por qué no es exactamente 1/137 u otro valor completamente diferente? Físicos, e incluso místicos, han intentado en vano explicar por qué."

    Comentado por: pc el 24/2/2010 a las 23:10

  • ¿Han visto lo de Francia? Después del tabaco van a por las mamadas.
    Estamos avisados.

    Comentado por: oui, c'est une pipe el 24/2/2010 a las 20:29

  • ‘We feel that even when all possible scientific questions have been answered, the problems of life have not been put to rest.'
    Wittgenstein

    Comentado por: cp el 24/2/2010 a las 19:36

  • al sr. lenny,

    no, por favor, no siga...líbrese de esa carga

    al sr. perplejo,

    gracias, me ha resultado muy interesante...pero, dígame, qué 'conclusión' saca del texto que tenga una implicación más substanciosa que la mera gestión del conocimiento biológico?

    Comentado por: vic el 24/2/2010 a las 18:11

  • " Las grietas de la verdad científica se rellenan de pasta de ideología. "

    ( Lo falso en el conocimiento científico
    por Jorge Wagensberg )


    desde bush en irak hasta la burbuja inmobiliaria, cola ansar-dit.

    Comentado por: Tristan-i-solde el 24/2/2010 a las 18:11

  • La ilusión indefendiblemente irracional de creernos en una posición central nos acucia a saltar de la cama por la mañana, afeitarnos o hacernos el maquillaje y continuar con la labor diaria. Sin esa ilusión moriríamos como individuos y nos extinguiríamos como especie.

    La ilusión social, como la individual, pueden avanzar hacia la madurez, hacia el reconocimiento de la necesidad de personas diferentes a nosotros, de grupos rivales, hacia el compromiso y los tratados, y también hacia el fortalecimiento de la identidad social y una mayor armonía humana, sin por ello renunciar a la dinámica de una convicción central. O puede retraerse esa ilusión en la apatía, en la compañía de la desesperanza, en la convicción compensadora de una superioridad interna y descender a la propia extinción. Pero la ilusión puede también convertirse en paranoia (social en este caso), sobre la que sabemos muy poco, de modo que mediante la astucia y la violencia (del grupo) se puede dirigir la cólera contra la conspiración de otras gentes (otros pueblos) que no reconocen sus pretensiones de ocupar una posición central.

    La ilusión de creernos en una posición central (de la que no se libra el ciberespacio, como en este blog, por muy anónima que sea la “correspondencia” entre sus miembros) puede inspirar las disputas de marido y mujer, la rebelión de los hijos, las querellas entre vecinos, las ambiciones suicidas de grupos sociales, la muerte de dioses que antes creíamos intocables y la aceptación del nacimiento de otros (no podemos vivir sin la referencia o la reverencia al principio de autoridad, curiosamente). Pero esa ilusión de la que hablo, también ha sido el demonio que ha impulsado al artista, al inventor, al científico y a los estadistas más creadores. He aquí el gran desgarro que sufrimos desde que somos crías lactantes. La alternativa está en no dejarse arrastrar por las ilusiones destructivas que provienen de creernos en una posición central. La racionalidad es una facultad que nunca se debe abandonar. Hemos sobrevivido hasta ahora gracias a ella. La racionalidad nos aleja de lo más pernicioso de creernos en una posición central. No voy ahora a repetirme sobre lo que supusieron para la humanidad las ideologías destructivas y autodestructivas de principios el siglo XX.

    Comentado por: miguel el 24/2/2010 a las 17:49

  • A Vic

    El uso aquí recogido fue introducido por Willi Hennig, y el éxito de la escuela cladista de Sistemática lo ha convertido en dominante. Sin embargo, se debe hacer constar que para muchos taxónomos, como Ernst Mayr y la tradición que él llama taxonomía evolutiva, monofilético es todo grupo cuyo ancestro común más reciente es miembro del clado; esto excluye claramente a los grupos polifiléticos, pero no a los parafiléticos. Este es el significado prácticamente universal de monofilético en las publicaciones biológicas hasta aproximadamente 1990. En este uso clásico del concepto se llama monofiléticos tanto a los grupos holofiléticos como a los parafiléticos, en la terminología cladística se usa, no de manera generalizada, el término grupo convexo para referirse al mismo concepto

    Espero que le resulte interesante, tanto como a mi sus escritos

    Comentado por: perplejo el 24/2/2010 a las 16:31

  • Sr Vic, no lo ve claro?
    Si quiere combatir la ignorancia ,no se puede combatir con mas ignorancia, hay que combatirla con conocimiento...sigo?

    Comentado por: lenny el 24/2/2010 a las 16:26

  • ah!, estaba clara?...pues yo no me he aclarado [aunque he dicho que es, un decir algo verdadero, mas bien] hasta que he conocido que parece ser de otro paîs...

    al sr. lenny:

    no sê que quiere decirme

    saludos

    Comentado por: vic el 24/2/2010 a las 15:02

  • Vic:
    Si uno desea librar al carbón de su color negro, ¿qué pueden hacer el agua y el jabón?
    Ni siquiera serviría lavarlo con leche. La única manera es poniéndolo en el fuego.
    Eso lo transformará en un montón de ceniza blanca.
    De la misma forma, cuando uno está ansioso por destruir la oscuridad de la ignorancia y la suciedad del deseo, se requiere el conocimiento del Ser.
    La oscuridad solamente puede terminar con la ayuda de la Luz.
    No podemos abrumar a la oscuridad atacándola con más oscuridad.
    El conocimiento del Ser es la iluminación que uno necesita para destruir la oscuridad interna.

    Comentado por: lenny el 24/2/2010 a las 14:26

  • Vic, su admiración por Knudsen estaba tan clara desde el principio como la admiración de todos por esta bella mujer.

    Comentado por: DPA el 24/2/2010 a las 13:37

  • ¿Es la inteligencia una fatalidad? Veamos. De todos los seres vivos, el único que ha desarrollado redes de gran complejidad cerebral ha sido el hombre. La inteligencia nos ha ayudado a ir restando incertidumbre a nuestro entorno, nos ha hecho más independientes de él. ¿Pero nos ha hecho más felices? ¿Qué es la felicidad? Ser inteligente no presupone ser sabio o culto. La sabiduría es la posesión de conocimientos. La inteligencia es otra cosa. La inteligencia utiliza los conocimientos, las ideas, para resolver problemas. Una persona culta tampoco es necesariamente inteligente. Posee también conocimientos; pero puede ser menos inteligente que una persona inculta. Lo ideal sería, por ello, tener tanta inteligencia como conocimientos.

    La medicina es una ciencia que nació para curar males, para luchar contra el dolor, para hacernos menos dependientes de nuestra propia naturaleza. Desde que los barberos sacaban muelas, hasta las facultades de odontología no ha pasado tanto tiempo. La ciencia es una forma de manejar conocimientos de la manera más inteligente. Puede que ser inteligentes no nos haya hecho más felices a los humanos, hasta ahora. Pero ¿por qué no podríamos extender nuestros complejos mecanismos de información y de procesamiento de datos a otro seres animados o inanimados? ¿Por qué no extenderla por todo el cosmos? Sabemos que no es posible traer el cielo a la tierra, como pretendieron los revolucionarios de principio de siglo. Todas las utopías han buscado la felicidad, aunque dudo que los teóricos del utopismo no estuvieran pensado en ellos mismos, en su felicidad, cuando pretendían un mundo donde reinara por fin el amor y no la guerra y los odios. El establecimiento de nuevas redes de información, interactuando con lo meramente biológico, puede quizá, no traernos el cielo a la tierra; pero sí aproximarnos a la felicidad anhelada, a la ausencia de dolor y, quién sabe, a la eternidad. Aunque esto último no sé si tuviera demasiado éxito, al menos en este planeta.

    egigente que una persona inculta

    Comentado por: miguel el 24/2/2010 a las 12:59

  • La red ideológica, o cómo se teje una red en Venezuela:
    "Estamos listos para dictar el taller de capacitación ideológica denominado "Promotores del poder Popular". Taller especialmente diseñado bajo la técnica "Fast-Track" de ocho (8) horas académicas y presto a dar los elementos fundamentales para que se profundicen nuestras convicciones revolucionarias y se transmita la pasión por la enseñanza a nuestro pueblo.

    Será el sábado 30 de abril, en Caracas y podrán concurrir todos los voluntarios revolucionarios de comprobada actitud "patria o muerte". Militantes identificados de por vida con la búsqueda de la revolución, de pensamiento rebelde, progresista, antiimperialista, bolivariano, chavista; en fin, un auténtico luchador por alcanzar el Bien Común del colectivo nacional. A esos voluntarios que no se paran ante nada y que lo que les motiva es crear conciencia y difundir las ideas revolucionarias para perpetuar el modelo político de la Democracia Revolucionaria de Hugo
    Chávez, les invito a dar otro salto adelante en la lucha ideológica. No tengo límites de espacio.

    Con un cupo mínimo de cincuenta (50) compatriotas de verdad, de aquellos que si se cortan en cualquier parte del cuerpo lo que les brota es revolución y les sale la sangre que envuelve el grito bolivariano de la emancipación popular, a esos probados por el destino de su vida, aunque sobrepasen el cupo mínimo, les atenderemos con la más alta disposición fraterna. Será un evento académico de corte teórico práctico que requiere su autofinanciamiento. Cada uno de los que asista deberá costear su pasaje, su eventual alojamiento para pernoctar y su alimentación. El
    taller proporcionará: (i) las ideas; (ii) el método de enseñanza; (iii) el estímulo a cosechar el talento revolucionario; (iv) el material bibliográfico de los "Folletos del Proceso"; (v) un CD que contiene los gráficos que ilustran las exposiciones teóricas; (vi) material teórico sobre el desarrollo endógeno; (vii) certificado de asistencia; (viii) la foto final con todos los asistentes como recuerdo imperecedero de este otro punto de partida.

    El taller "Fast-Track" se convertirá en el prototipo básico, elemental, de los Centros de Formación Ideológica (CFI) para dar respuesta a las decenas de llamadas que claman por la formación revolucionaria. Ese mismo día, al final del taller, programaremos las salidas de los promotores que deberán atender a esas llamadas. Por eso es indispensable que los voluntarios asistentes sepan y estén convencidos que vienen a un taller para salir dispuestos a iniciar el apostolado revolucionario. La prédica como tarea de conciencia, de compromiso consigo mismo, sin esperar nada a cambio.

    Sabiendo, además, que el acto de formación revolucionaria aún no ha alcanzado el más alto nivel de valoración que se merece. Debe entenderse también que en lugar de recibir paga o reconocimiento por sus servicios, muchas veces tendrán que desembolsar de su propios ahorros, los recursos que harán posible esta misión.

    Los promotores al recibir su certificado del taller, tienen entonces dos objetivos a alcanzar. En primer lugar, enseñar por todo el país la propuesta de la democracia revolucionaria, con base en el socialismo bolivariano y la tesis geopolítica de la pluripolaridad. Esto le conduce a ordenar sus
    propias ideas y a ampliar su marco de referencia teórico para convertirse en productor intelectual del Proceso. En segundo lugar, cada promotor asume el compromiso de crear un CFI en su área de influencia. Los CFI son los núcleos de estudios que tejen la red ideológica del Proceso. La constitución de la red de CFI exige voluntad, compromiso y fuerza motora para no rendirse nunca. La creación de esta red demanda amor por la Patria, por Bolívar, por nuestro pueblo excluido y por Hugo Chávez. Ese es el capital que hace arrancar el "grano de arena" de la inmensa montaña que tenemos que apilar en nuestra ruta hacia la emancipación colectiva del pueblo venezolano.

    Convocamos, pues, al ejército chavista, revolucionario y bolivariano para materializar la Misión Ideología a través de los CFI."

    Comentado por: lenny el 24/2/2010 a las 11:46

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Félix de Azúa nació en Barcelona en 1944. Doctor en Filosofía y catedrático de Estética, es colaborador habitual del diario El País. Ha publicado los libros de poemas Cepo para nutria, El velo en el rostro de Agamenón, Edgar en Stephane, Lengua de cal y Farra. Su poesía está reunida, hasta 2007, en Última sangre. Ha publicado las novelas Las lecciones de Jena, Las lecciones suspendidas, Ultima lección, Mansura, Historia de un idiota contada por él mismo, Diario de un hombre humillado (Premio Herralde), Cambio de bandera, Demasiadas preguntas y Momentos decisivos. Su obra ensayística es amplia: La paradoja del primitivo, El aprendizaje de la decepción, Venecia, Baudelaire y el artista de la vida moderna, Diccionario de las artes, Salidas de tono, Lecturas compulsivas, La invención de Caín, Cortocircuitos: imágenes mudas , Esplendor y nada y La pasión domesticada. Los libros recientes son Ovejas negras, Abierto a todas horas y Autobiografía sin vida (Mondadori, 2010). Escritor experto en todos los géneros, su obra se caracteriza por un notable sentido del humor y una profunda capacidad de análisis.

 

Bibliografía

 


 
 

 

La nueva edición del Diccionario de las artes (Debate, 2011) se amplía en más de cien páginas y corrige todas las entradas anteriores.

 

 

 

 

 

Ensayo

Autobiografía de papel (2013). Mondadori, Barcelona.

Contra Jeremías (2013). Mondadori, Barcelona.

Contre Guernica, Prefacio para Antonio Saura (2008). Archives Antonio Saura, Genève.

 La pasión domesticada (2007). Abada, Madrid.

Ovejas negras (2007), Bruguera, Barcelona.

Cortocircuitos. Imágenes mudas (2004). Abada, Madrid.

La invención de Caín (1999). Alfaguara, Madrid.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (reedición) (1999). Anagrama, Barcelona.

Lecturas compulsivas. Una invitación (1998) Anagrama, Barcelona.

Salidas de tono (1996). Anagrama, Barcelona.

Diccionario de las artes (1995). Planeta, Barcelona.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (1992). Pamiela, Pamplona.

Venecia (1990). Planeta, Barcelona.

El aprendizaje de la decepción (1989). Pamiela, Pamplona.

La paradoja del primitivo (1983). Seix Barral, Barcelona.

Conocer a Baudelaire y su obra (1978). Dopesa, Barcelona.

 

Novelas y prosa literaria

Autobiografía sin vida (2010). Mondadori, Barcelona.

Abierto a todas horas (2007). Alfaguara, Madrid.

Esplendor y Nada (2006). Lector, Barcelona.

Momentos decisivos (2000). Anagrama, Barcelona.

Demasiadas preguntas (1994). Anagrama, Barcelona.

Cambio de bandera (1991). Anagrama, Barcelona.

Diario de un hombre humillado (1987). Anagrama, Barcelona.

Historia de un idiota contada por él mismo, o el contenido de la felicidad (1992), Anagrama, Barcelona.

Mansura (1984). Anagrama, Barcelona.

Última lección (1981). Legasa, Madrid.

Las lecciones suspendidas (1978). Alfaguara, Madrid.

Las lecciones de Jena (1972). Barral E., Barcelona.

 

Relatos

"Quien se vio", Tres cuentos didácticos (1975). La Gaya Ciencia, Barcelona.

"La venganza de la verdad" (1978). Hiperion nº1, Madrid.

"Herédame" (6 y 7 agosto 1985). El País, Madrid.

"El trencadizo", con grabados de Canogar (1989) Antojos, Cuenca.

"La pasajera" (18 nov. 1990). El País, Madrid.

"La resignación de la soberbia", Los pecados capitales (1990). Grijalbo, Barcelona.

El largo viaje del mensajero (1991) Antártida, Barcelona.

Cuentos de cabecera ("La pasajera" y "La segunda cicatriz") (1996). Planeta NH.

"El padre de sus hijos" (1998). Barcelona, un día, Alfaguara, Madrid.

"La verdad está arriba" (1998). Turia, Teruel.

 

Poesía

Última Sangre. Poesía 1968-2007 (2007). Bruguera, Barcelona.

Poesía 1968 1988 (1989). Hiperion, Madrid.

Farra (1983). Hiperion, Madrid.

Siete poemas de La Farra, con un grabado de A. Saura (1981). Cuenca.

Poesía 1968 78 (1979). Hiperion, Madrid.

Pasar y siete canciones (1977). La Gaya Ciencia, Barcelona.

Lengua de cal (1972). Visor, Madrid.

Edgar en Stéphanie (1971). Lumen, Barcelona.

El velo en el rostro de Agamenon (1970) El Bardo, Barcelona.

Cepo para nutria (1968). Madrid

Premios

1987 Premio Anagrama de Novela.

2000 Premio a la cultura "Sebetia-Ter" del Centri di Studi di Arte e Cultura di Napoli".

2001 Premio a la tolerancia de la "Asociación por la Tolerancia", Barcelona.

2011 Premio González-Ruano de Periodismo

 

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2014 | c/ Méndez Núñez, 17 - 28014 Madrid | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres