PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

martes, 15 de octubre de 2019

 Blog de Félix de Azúa

Veloz progreso hacia el pasado

Uno de los muchos vizcaínos huidos de la represión política vascongada y que vive en Cataluña desde hace treinta años me contaba la semana pasada lo siguiente. Tiene él un amigo, excelente profesional y persona bien situada, que adolece de un profundo sentimiento nacional y es separatista desde sus años universitarios. Ello no ha impedido en ningún momento que se lleve bien con el vasco, persona más bien escaldada en ese terreno y poco dada a la expansión patriótica. Sin embargo, según me dijo, el tono de las conversaciones ha ido variando a lo largo de este año que ahora termina. En su último encuentro el educado ciudadano catalán le había dicho con gesto ufano que la independencia sería inevitable en un plazo de seis años y que tal era el cálculo de los partidos nacionalistas, no sólo los fanáticos y el de la derecha católica sino también buena parte de los socialistas catalanes acomodados. Mi amigo tragó saliva y le preguntó si había planes, también, para ellos. "¿Para quienes?", preguntó el separatista. "Para los españoles que vivimos en Cataluña". "¡Oh, por supuesto! Tendréis veinte años para elegir". Mi amigo insistió, con una sonrisa, sobre qué era lo que tendría que elegir. Su colega dejó escapar una alegre carcajada, le dio unas palmaditas en el hombro y se fue hacia otra mesa.

    Hay en Cataluña una masa significativa, quizás en este momento en torno al veinte por ciento de la población, que piensa muy seriamente como el caballero separatista y ocupa lugares estratégicos del sistema económico, mediático y político catalán. La cifra se ha multiplicado durante el gobierno de Zapatero, precisamente por lo comprensivo que ha sido con las exigencias separatistas. Como saben bien quienes han conocido las peores etapas vascas, las concesiones sólo sirven para estimular las exigencias porque siempre se interpretan como debilidad. La consigna nacionalista dice que fue la intransigencia de Aznar lo que multiplicó a los separatistas, pero lo cierto es que ha sido Zapatero quien ha construido a Montilla y con Montilla llegaron los referéndums soberanistas. ¿Que no son vinculantes y que no llevan a ningún sitio? ¡Menuda simpleza! La política pública (otra cosa son los negocios subterráneos) es exclusivamente mediática y para los medios nacionalistas (que aquí son (casi) todos) Cataluña ya se ha volcado en la secesión.

    Lo peligroso de la independencia no es el hecho en sí. ¿A quién le importa que de la noche a la mañana aparezcan en el mapa Macedonia, Croacia o Kosovo? Lo inquietante es el tipo de poder que se instala en esos reductos. Las "nacionalidades" de nueva creación son productos etiquetados con el sueño de una idealización, y el peso de su publicidad (en ausencia de guerra las naciones se venden como mercancías) descansa sobre mitos o sobre sucesos que tuvieron lugar hace siglos. Como no puede ser de otro modo, los nacionalismos son muy conservadores, están anclados en el pasado y tienen una sólida base burguesa. Cada paso hacia la independencia trae consigo colosales negocios locales. Así es el nacionalismo franquista, el lepenismo francés, el de la Liga Norte o el de los xenófobos septentrionales. Nadie ha conocido jamás un nacionalismo obrero. Frente a esta evidencia, los separatistas suelen aducir el nacionalismo de las viejas colonias como Cuba o Argelia y sus derivados tipo Chávez. Me parece más prudente no pisar ese charco de sangre.

    El neonacionalismo actual, como el catalán o el vasco, pertenece al conjunto de presiones derechistas que quieren acabar con los restos cívicos de la transición. Es un regreso a la sociedad pre-democrática controlada por los poderes feudales regionales mediante la secular alianza del campesinado con la oligarquía. De ahí la importancia que tiene entre los separatistas la palabra "pueblo" y la escasa atención que dan al término de "ciudadano". De ahí también la constante animización mágica del catastro, "Cataluña exige, Cataluña ha dicho, Cataluña ha decidido...", o la obsesión con el folklore inventado por las élites regionalistas del romanticismo. Y no es de extrañar que el primer referéndum independentista del pasado domingo se celebrara en un pueblo de ciento veinte habitantes. Su independencia es ontológica, o sea, no tiene remedio. Es el símbolo supremo de la nación añorada: agraria, montañesa, minúscula, la puede gestionar un párroco.

    Ahora bien, la independencia real, lo que suele denotarse con el término "soberanía" que tanto usan los nacionalistas catalanes, significa asumir la plena capacidad legal para declarar el estado de excepción, según la clásica definición de Carl Schmitt. Son muy recomendables las reflexiones de Giorgio Agamben comentando a Walter Benjamin sobre este punto en el recién traducido "El poder del pensamiento" (Anagrama). Suspender la legalidad vigente de modo legítimo es lo propio del soberano, sea éste una persona o una institución. De hecho los nacionalistas de Montilla ya están legalizando a toda prisa un tribunal constitucional catalán para cuando suspendan la constitución española. No sabemos, de todos modos, si estos soberanistas están dispuestos a plantear el estado de excepción prescindiendo de un ejército de respaldo y contando tan sólo con la presión mediática y económica. Se han dado escisiones pacíficas, como la de la nación llamada Eslovaquia y es posible que un proceso semejante pueda aplicarse en el futuro a Chipre para separar a turcos de helenos, pero creo dudoso que sirva para España, aunque sólo sea porque en otras regiones hay un nacionalismo español tan radical como el catalán o el vasco y de similar ideología. Es cierto que está permanentemente controlado y apenas representa peligro alguno, pero dudo de que se quede sentado mirando la tele cuando se le arranque una cuarta parte de lo que él considera que es su nación.

    En cambio, el caso vasco lleva camino de emprender otro derrotero mediático a partir de la expulsión del PNV de los resortes económicos del gobierno autonómico, aunque no de todos. Allí los socialistas han tomado una posición coherente con la tradición de la izquierda europea y de momento mucha gente respira aliviada por primera vez desde hace medio siglo. La peculiaridad del caso catalán es que el partido socialista (que escribe su logo con esta grafía: psC para subrayar que son más catalanes que socialistas) era el órgano que debía corregir la deriva conservadora, constituida en verdad como un movimiento nacional en consonancia con la herencia rural y oligárquica del nacionalismo catalán. Sin embargo, y contra toda la herencia ilustrada, progresista o revolucionaria del partido, los socialistas catalanes (en realidad tan sólo su acomodada cúpula dirigente) han asumido en los últimos cinco años los mitos del nacionalismo conservador y rural, su lenguaje se ha vuelto casi exclusivamente sentimental y apenas se distingue del de sus socios separatistas.

    Este giro derechista del socialismo catalán, no obstante, parece compartido por el gobierno de Zapatero cuya errática e improvisada política va deslizándose paulatinamente hacia posiciones de una irracionalidad incompatible con la experiencia del socialismo europeo. Un populismo, una obsesión por el espectáculo, una cerrazón sectaria, una frivolidad moral que han otorgado fuerza inesperada a las oligarquías regionales sin obtener absolutamente nada a cambio. Este periodo de gobierno socialista se cerrará con tan sólo dos leyes que puedan considerarse más o menos progresistas: la que permite el aborto de las adolescentes sin permiso paterno y la que concede el matrimonio a las parejas homosexuales. Las pérdidas, como es evidente, tienen otro monto. El balance es desolador.

    Quien nos iba a decir a quienes fuimos votantes del socialismo catalán que algún día sentiríamos envidia del País Vasco. Y quien nos había de decir que serían los socialistas catalanes quienes precipitarían en el descrédito al socialismo español.

 

Artículo publicado el sábado 19 de diciembre de 2009.

[Publicado el 18/1/2010 a las 09:00]

Compartir:

Comentarios (24)

  • Por lo pronto, Cataluña lleva años perdiendo -desangrándose- importancia cultural. No queda nada de lo que fue aquella amable región. Y ahora los catalufos (nacionalistas catalanes) atacan al cine. Casi ná. De cabeza al abismo.

    Comentado por: LaVingen el 25/1/2010 a las 00:05

  • Demos gracias a Dios. ¿Para qué? ¿Por qué? No tengo miedo a la muerte. Entre la vida y la muerte hay un delgado, muy delgado hilo. Si no hay muerte no hay vida y viceversa. ¿Tiene sentido la vida? ¿Tiene sentido la historia como creen los marxistas? No. La vida ni la historia no tienen sentido. La vida tiene la ilusión que tú le quieras dar, ya sea religiosa, personal o científica. Aunque quizá lo científico nos ayude, como forma filosófica avanzada, a acercarnos a la verdad, siempre inalcanzable. Así que disfrutemos de la vida mientras podamos, y si la ciencia nos ayuda, no hay que menospreciarla, a no ser que nos gusten los chamanes, los brujos y otras cosas relacionadas con la tribu. Por ejemplo, un Dios.

    Comentado por: miguel el 24/1/2010 a las 02:42

  • ¿Me puede alguien explicar qué cosa son los catalanes, los españoles, la nación tal o cual? ¿Qué tendrá en la cabeza un individuo que se inflama de orgullo diciendo, pongamos por caso, soy español o soy catalán o soy bético? Folclore e infantilismo en el mejor de los casos. Y en el peor, puro fascismo. Y disculpen por meterme donde no me llaman. Saludos

    Comentado por: C. B. el 22/1/2010 a las 18:25

  • Tanto hablar de nacionalismo y algunos acaban por hablar hasta del pensamiento de Dios. Todo tiene su relación en este mundo. Lo malo es que algunos espavilados se aprovechen de estas relaciones, como por otro lado es costumbre en ellos. Y, lo peor, es que se llamen políticos y la gente los vote. En fin, de todas formas no hay que desfallecer. Los humanos nos repetimos más que la morcilla encebollada.

    Comentado por: miguel el 19/1/2010 a las 20:54

  • Caramba, Vic, si a la teoría de la evolución le falta una dosis de metafísica y a la del diseño inteligente le sobra, se está poniendo Vd. muy peripatético, y tendrá que buscar el término medio.

    Comentado por: Garrick el 19/1/2010 a las 20:32

  • Mr Vic, como lo llama knudsen, no se si le he entendido bien, pero el universo se determina por unas cuantas leyes. pues bien, esas leyes no expresan más que el pensamiento de Dios.

    Comentado por: DPA el 19/1/2010 a las 19:43

  • ahora, el totem, de cientificistas de toda laya, para cualquier cosa, y por mor de avances en ingeniería genética es la teoría de la evolución, que como teoría tiene los 'problemas' de no ser predictiva, de estar además subdeterminada por los hechos, según Duhem-Quine, con lo cual, peor todavía, y de ser (casi) exclusivamente explicativa. Pero el problema fundamental es el de considerarse, a esta teoría, como una especie de nicho, de reducto contra lo religioso, sin darse cuenta de que, en último término, depende de la aceptación de una metafísica, ya que si no, ¿qué es eso del instinto de conservación, o la voluntad de vivir, o la vida misma?. ¿No se rige eso de la adaptación al medio, de la 'struggle of/for life', por una causa inscrita en todo lo vivo que es el perdurar sobre la Tierra?. ¿Qué es eso del 'gen egoista' de Dawkins?. Porque, o se admite que no se sabe lo que es la vida, o se admiten compromisos metafísicos en esto de la evolución. Lo único bueno que tiene respecto de la religión, es algo común a la ciencia toda, ese principio que debe ser guía, y que reza:'entia non sunt multiplicanda praeter necessitatem'.
    Por lo demás, la estupidez soberana ésa del 'diseño inteligente', supone, que para que haya voluntad debe haber un intelecto; le ponen nombre y etiqueta a ese 'lo querido supremo' aristotélico, ese motor que mueve sin ser movido, que los cristianos identificaron con Dios, 'diseñador' le llaman, cuando, puede darse muy bien una voluntad sin inteligencia. Es más, el intelecto es secundario. Por lo que un ser inteligente es secundario. Por eso, creen en un teleologismo barato, del que deducen la inteligencia, suponiéndola, ¡menuda petito principii!. Porque ellos, pretenden un hysteron-proteron de lo más chusco, si no es que, en definitiva, lo único que se propusieron no era más que hacer proselitismo embozados en un teísmo de baja estofa.

    saludos

    Comentado por: vic el 19/1/2010 a las 19:06

  • Félix entiende a la perfección Cataluña y a los catalanes, el verdadero problema es que ningún catalán entiende a don Félix. Por suerte él, tiene la razón y el resto está equivocado.

    Comentado por: La incomprensión. el 19/1/2010 a las 15:47

  • Jack: My dear fellow, the truth isn't quite the sort of thing one tells to a nice, sweet, refined girl. What extraordinary ideas you have about the way to behave to a woman!
    Algernon: The only way to behave to a woman is to make love to her, if she is pretty, and to someone else, if she is plain.

    Oscar Wilde. The importance of being Earnest

    Comentado por: sorbete el 19/1/2010 a las 14:39

  • No Vic,no es un refrito azuáno , Azúa no se lo inventa,es que las cosas están así.
    ¿ Cuantas posibilidades hay de que Cataluña,no digamos la Gran Cataluña,Andorra,Occitania,Baleares y el Reino de Valencia, se convierta en un estado soberano durante los próximos cien años ? . Creo que pocas. Mas probable o tal vez esta sea la formula utilizada,un horizonte facistoide en un escenario cada vez mas preciso de proliferación nuclear,desigualdades sociales y cambio climático. Tiene razón Azúa : no es posible ser nacionalista y de izquierdas,pretender lo contrario es pura mendacidad.

    Comentado por: Maleas el 19/1/2010 a las 14:21

  • Trobarem el pas i la clariana i ens desfarem de la nit i de la boira si ens proposem realitzacions senzilles i concretes. Hem teixit massa astres i els hem posat massa amunt del cel per a les nostres forces i ara no ens podem palpar ni els ossos. Per a sirgar amb nosaltres –no te'n desentenguessis pas– el primer que cal és fer-te home i conèixer la teva mà i la teva testa. Ferma't el cor, abomina l'irrealisme i pensa amb lògica nua. Et proposo que dediquis a la comunitat el teu treball de cada dia; que no defugis des d'ara la responsabilitat que tindràs demà quan seràs el capdavanter; que no rebutgis l'esperit de progrés ni menystinguis l'herència dels teus pares. I, sobretot, que pensis més en tot allò que hem construït i ens ha fet grans, que no pas en les coses que ens han estat imposades a desgrat, per l'atzar dels temps. Amb l'esperit de rancúnia i de revenja, propi dels esclaus, mai no seràs ningú ni tampoc no ho seran els teus. I així tu seràs la terra i la terra serà teva”.

    JAUME VICENS VIVES, “El nostre treball de cada dia”, Serra d'Or, 1960

    Comentado por: c/p el 19/1/2010 a las 13:23

  • Léase un par de veces cada día, sin saltárselo nada, eh? , vamos, uno, dos y tres :

    "El nuevo Estatuto de Cataluña fue aprobado en el Congreso de los Diputados el 30 de marzo de 2006, tras lo cual fue remitido al Senado, que lo aprobó en la Comisión General de Comunidades Autónomas el 5 de mayo de 2006 y en el pleno el 10 de mayo de 2006. En la votación final, el texto contó con el apoyo de todos los grupos políticos, salvo del PP, que votó en contra, y con la abstención de ERC."

    Comentado por: http://www.gencat.cat/generalitat/cas/estatut/ el 19/1/2010 a las 13:02

  • La vida es un tango que se baila solo.

    Comentado por: El que le vendio la mantequilla a Marlon Brando el 19/1/2010 a las 11:23

  • Me hace gracia que los nacionalistas ('a mucha honra'), cuando tienen que insultar a otro, lo hacen llamándole: "¡Nacionalista, so nacionalista!"

    Comentado por: provoqueen el 19/1/2010 a las 09:39

  • Un pseudorazonamiento. Los seres humanos somos seres biológicos. Dado que el nacionalismo, el tribalismo, lo llevamos en los genes, la cosa no tiene remedio, es inevitable. Si a eso se añade que todo aquel que critica a los nacionalistas catalanes o vascos o gallegos es un empedernido enemigo de catalanes, vascos y gallegos, cualquier crítica racional a la mitología nacionalista está de antemano contaminada por el odio y la xenofobia del nacionalismo español. He aquí una muestra de falsear la realidad, o bien un desconocimiento de ella. Es claro que la cultura, transmitida a lo largo de los años, influye en nuestra biología; pero esto no es irreversible. Lo mismo que hubo mutaciones genéticas forzadas por la necesidad de adaptación al medio, la información cultural puede transformar con el tiempo nuestros comportamiento. Transmitir la idea de que volver al tribalismo no sólo va en contra de nuestra eficacia plítica, de nuestra forma de organizar la convivencia, sino que resta valor a la propia eficacia biológica de la especie, es una actitud racionalmente aceptable. En ello nos va la propia supervivencia, por múltiples motivos. Entre esos motivos está el que nos reconozcamos una especie animal con intereses comunes en este planeta, un ínfimo arrabal del cosmos.

    Comentado por: miguel el 19/1/2010 a las 07:46

  • Vejestorio...

    Comentado por: Vicente Molina Foix el 19/1/2010 a las 07:04

  • Lástima de inteligencia, y el mal entendimiento de los que le leen. tiene Vd. una visión no contaminada por la metástasis de la ideologia proge-nacionalista.
    Yo soy apátrida, y necesariamente no tengo patria por la que luchar, bastante tengo con ganarme la vida, mientras ellos-los políticos discuten y disputan banderas- que les porporcionan pingues benefiicios.
    Pasará lo de siempre y llegará lo que no atisban los listos.
    Siga Azúa, pensando por el bien de unos cuentos entre los que me encuentro.
    Gracias.

    Comentado por: lolaaldaba el 18/1/2010 a las 18:36

  • hay que ver lo que ayuda un enemigo carismático... con lo felices que éramos metiéndonos con el déspota de pujol o el papanatas de carod. ahora a falta de un villano de altura amargamos a la gente en general, títeres de los grandes contubernios. el asunto es no dejar de exprimir el tema. me parece que si de veras quiere especializarse en este rollo lo mejor será profundizar un poco y no quedarse toda la vida removiendo los mismos argumentos. alguien acabará sospechado algo.

    Comentado por: A. Gua Fiestas el 18/1/2010 a las 17:18

  • Creo que el nacionalismo debería ser aceptado como algo inevitable. El nacionalismo o tribalismo es uno de los componentes básicos de la psicología humana. En otros países se ve incluso como algo positivo. En España el odio al nacionalismo en realidad esconde el odio a los catalanes y a los vascos y el supremacismo del nacionalismo realmente fuerte, el español.

    Comentado por: rp el 18/1/2010 a las 16:55

  • Desconozco si en un futuro próximo Cataluña será independiente, pero tal vez lo acabe siendo como República Islámica o algo parecido. Hasta el momento, han sido asociaciones musulmanas las únicas -creo- de entre las entidades de emigrantes, que han respaldado formalmente lo de la independencia de Cataluña...¿curioso,no?

    Comentado por: Pedro el 18/1/2010 a las 13:25

  • Un matiz a mi anterior comentario. Claro, en el País Vasco los nacionalistas han sido relevados en el poder sin derramamiento de sangre, precisamente porque todavía no se han apoderado de "su nación". Por ello, se han visto forzados a acatar las leyes de la democracia. Es lo que habla Félix cuando se refiere a la consitución de un TC particular para cataluña. Pues eso.

    (perdonar que a veces se me vuelen algunas letras)

    Comentado por: miguel el 18/1/2010 a las 12:59

  • El nacionalismo, OPA, sólo ha traído desgracias a la vieja Europa, esto es, ha sido utilizado por el poder político para el asesinato en masa, para las guerras. El nacionalismo como repretación de unas fronteras, dentro de las cuales viven personas desde el origen de los tiempos, es contrario no ya la mera racionalidad, sino al pluralismo y a la democracia. Ya sé, ahora me dirán que en nombre de la democracia también ha habido asesinatos en masa. Y no digo que no. Pero siempre hay un pero. Me explico. En un sistema democrático el pueblo no gobierna; gobiernan los partidos políticos. La única función política que se le asigna a la gente (al pueblo) es la de juzgar, mediante votación, la labor del partido en el poder. ¿Una ventaja de la democracia con respecto al nacionalismo? Ésta: que a los partidos nacionalistas en el poder no se les puede sustituir si no es a costa de derramamiento de sangre. Entonces, permitidme esta elección: me quedo con la democracia, a pesar de que no soy un fanático de ella ni de nada. Si alguna vez se inventara otro sistema mejor para ordenar la convivencia, sin perjuicio de la justicia y de las libertad de los individuos, no tengo inconveniente en adherirme a dicho sistema.

    Y otro cosa. Habría que ver si en la concepción del Estado que históricamente han tenido los partidos socialistas o comunistas, no está el germen del nacionalismo y su rostros más terribles: el nazismo, el fascismo o el estalinismo. En todo ellos late el corazón de la historia tal y como Hegel la concebía: una vuelta a los orígenes, a la tribu. El individuo, carente de voluntar propia, por supuesto, es ajeno a ese desarrollo histórico, que ya estaría predeterminado por unas leyes específicas. Ahora el nacionalismo, como así parece expresarlo Félix de Azúa, está sustentado por mezquinos intereses económicos y mediáticos. Lo que raya en el esperpento es que un presidente de gobierno como el que tenemos carezca de esta información, o simplemente le traiga al pairo qué cosa sea el buen sentido aplicado a la política. Y, en este caso, no creo que intervenga tanto la ideología, que todo lo nubla, como el acto ruin de permanecer en el poder a toda costa, asunto éste que es compartido por la mayoría de eso que llamamos clase política. En fin, una desgracia más en este país llamado España, rico en tradiciones nefastas y desgraciadas.

    Comentado por: miguel el 18/1/2010 a las 12:47

  • ¿Quiere decir que los catalanes no tienen lo que ellos mismos se han dado?, ¿que es una suerte de "inconsciente colectivo" el que marca el resultado de las elecciones, debido a que La política pública es exclusivamente mediática"? ¿que la culpa de que el socialismo catalán se deje seducir por las tesis del nacinalismo, la tiene la política errática e improvisada de Zapatero? ¿Sabe que esos argumentos suenan a rancio?

    Comentado por: DPA el 18/1/2010 a las 11:53

  • pero...otro refrito azuano!

    cuando Napoleón escapó de Elba, la gente del congreso de Viena, digámoslo claro, acojonada, no tardo en proclamar, algo así como que 'los Poderes europeos declaran que el Emperador (pues conservaba el título en Elba, ya ves tú), dado que no se acoge a la protección de las leyes se le considera, desde ahora, como un fuera de las leyes civiles y sociales, por ser una amenaza para la paz'
    Ante esta declaración, uno se pregunta, quiénes son los poderes que pueden hacer esto, y cuáles la leyes que se consideran. ¿Hablaban de un parlamento, los ingleses, o de un consejo de estado los austriacos y rusos, o se referían a otro tipo de poder?

    saludos

    Comentado por: vic el 18/1/2010 a las 11:48

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Félix de Azúa nació en Barcelona en 1944. Doctor en Filosofía y catedrático de Estética, es colaborador habitual del diario El País. Ha publicado los libros de poemas Cepo para nutria, El velo en el rostro de Agamenón, Edgar en Stephane, Lengua de cal y Farra. Su poesía está reunida, hasta 2007, en Última sangre. Ha publicado las novelas Las lecciones de Jena, Las lecciones suspendidas, Ultima lección, Mansura, Historia de un idiota contada por él mismo, Diario de un hombre humillado (Premio Herralde), Cambio de bandera, Demasiadas preguntas y Momentos decisivos. Su obra ensayística es amplia: La paradoja del primitivo, El aprendizaje de la decepción, Venecia, Baudelaire y el artista de la vida moderna, Diccionario de las artes, Salidas de tono, Lecturas compulsivas, La invención de Caín, Cortocircuitos: imágenes mudas, Esplendor y nada y La pasión domesticada. Los libros recientes son Ovejas negras, Abierto a todas horasAutobiografía sin vida (Mondadori, 2010) y Autobiografía de papel (Mondadori, 2013)Una edición ampliada y corregida de La invención de Caín ha sido publicada por la editorial Debate en 2015; Génesis (Literatura Random House, 2015). Nuevas lecturas compulsivas (Círculo de Tiza, 2017) y Volver la mirada, Ensayos sobre arte (Debate, 2019) son sus últimos libros.  Escritor experto en todos los géneros, su obra se caracteriza por un notable sentido del humor y una profunda capacidad de análisis. 

En junio de 2015, fue elegido miembro de la Real Academia Española para ocupar el sillón "H".

 

Bibliografía

 




 

Ensayo

Volver la mirada (2019). Debate, España.

Nuevas lecturas compulsivas (2017). Círculo de Tiza, España. 

La invención de Caín (2015). Mondadori, Barcelona. 

Contra Jeremías (2013). Mondadori, Barcelona.

Contre Guernica, Prefacio para Antonio Saura (2008). Archives Antonio Saura, Genève.

 La pasión domesticada (2007). Abada, Madrid.

Ovejas negras (2007), Bruguera, Barcelona.

Cortocircuitos. Imágenes mudas (2004). Abada, Madrid.

La invención de Caín (1999). Alfaguara, Madrid.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (reedición) (1999). Anagrama, Barcelona.

Lecturas compulsivas. Una invitación (1998) Anagrama, Barcelona.

Salidas de tono (1996). Anagrama, Barcelona.

Diccionario de las artes (1995). Planeta, Barcelona.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (1992). Pamiela, Pamplona.

Venecia (1990). Planeta, Barcelona.

El aprendizaje de la decepción (1989). Pamiela, Pamplona.

La paradoja del primitivo (1983). Seix Barral, Barcelona.

Conocer a Baudelaire y su obra (1978). Dopesa, Barcelona.

 

Novelas y prosa literaria

Génesis (2015). Literatura Random House, Madrid. 

Autobiografía de papel (2013). Mondadori, Barcelona. 

Autobiografía sin vida (2010). Mondadori, Barcelona.

Abierto a todas horas (2007). Alfaguara, Madrid.

Esplendor y Nada (2006). Lector, Barcelona.

Momentos decisivos (2000). Anagrama, Barcelona.

Demasiadas preguntas (1994). Anagrama, Barcelona.

Cambio de bandera (1991). Anagrama, Barcelona.

Diario de un hombre humillado (1987). Anagrama, Barcelona.

Historia de un idiota contada por él mismo, o el contenido de la felicidad (1992), Anagrama, Barcelona.

Mansura (1984). Anagrama, Barcelona.

Última lección (1981). Legasa, Madrid.

Las lecciones suspendidas (1978). Alfaguara, Madrid.

Las lecciones de Jena (1972). Barral E., Barcelona.

 

Relatos

"Quien se vio", Tres cuentos didácticos (1975). La Gaya Ciencia, Barcelona.

"La venganza de la verdad" (1978). Hiperion nº1, Madrid.

"Herédame" (6 y 7 agosto 1985). El País, Madrid.

"El trencadizo", con grabados de Canogar (1989) Antojos, Cuenca.

"La pasajera" (18 nov. 1990). El País, Madrid.

"La resignación de la soberbia", Los pecados capitales (1990). Grijalbo, Barcelona.

El largo viaje del mensajero (1991) Antártida, Barcelona.

Cuentos de cabecera ("La pasajera" y "La segunda cicatriz") (1996). Planeta NH.

"El padre de sus hijos" (1998). Barcelona, un día, Alfaguara, Madrid.

"La verdad está arriba" (1998). Turia, Teruel.

 

Poesía

Última Sangre. Poesía 1968-2007 (2007). Bruguera, Barcelona.

Poesía 1968 1988 (1989). Hiperion, Madrid.

Farra (1983). Hiperion, Madrid.

Siete poemas de La Farra, con un grabado de A. Saura (1981). Cuenca.

Poesía 1968 78 (1979). Hiperion, Madrid.

Pasar y siete canciones (1977). La Gaya Ciencia, Barcelona.

Lengua de cal (1972). Visor, Madrid.

Edgar en Stéphanie (1971). Lumen, Barcelona.

El velo en el rostro de Agamenon (1970) El Bardo, Barcelona.

Cepo para nutria (1968). Madrid

Premios

1987 Premio Anagrama de Novela.

2000 Premio a la cultura "Sebetia-Ter" del Centri di Studi di Arte e Cultura di Napoli".

2001 Premio a la tolerancia de la "Asociación por la Tolerancia", Barcelona.

2011 Premio González-Ruano de Periodismo

2014 Premio Internacional de Ensayo José Caballero Bonald

2015 Premio Francisco Cerecedo de la Asociación de Periodistas Europeos 

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2019 | c/ Méndez Núñez, 17 - 28014 Madrid | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres